Los huérfanos del ébola

septiembre 30, 2014 · Imprimir este artículo

Los huérfanos del ébola

Personal médico de la Cruz Roja traslada el cuerpo de una víctima de ébola, retirado de una casa en Monrovia./AFP

Personal médico de la Cruz Roja traslada el cuerpo de una víctima de ébola, retirado de una casa en Monrovia./AFP

La epidemia del ébola en África Occidental está dejando a miles de niños huérfanos: al menos 3.700 menores en Guinea, Liberia y Sierra Leona se han quedado si uno de los dos progenitores o los dos por la enfermedad, según estimaciones del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

“Estos niños necesitan urgentemente apoyo y una dedicación especial”, dijo el responsable regional de Unicef, Manuel Fontaine, tras viajar por los tres países más afectados por el mortal virus.

Más de 6.500 personas se han contagiado con el ébola y más de 3.000 personas han muerto, entre ellas numerosos niños. Muchos huérfanos se sienten “indeseados o dejados solos”, señaló Fontaine.

Normalmente los parientes se harían cargo, pero a menudo, “el miedo al ébola es mucho más fuerte que los lazos familiares”.

Desde agosto pasado, Unicef ha enviado 550 toneladas de ayuda a los países con ébola. El cloro para limpiar agua, jabón, guantes y vestidos de protección y máscaras, así como medicamentos, forman parte de ese cargamento. Los cooperantes han organizado además campañas informativas sobre los peligros de contagio.

“El estigma es el principal problema al que nos enfrentamos. Es rarísimo en África que las familias extendidas no asuman el cuidado de los niños, eso muestra el miedo que reina”, afirmó Fontaine.

“Vemos que algunos familiares o vecinos les dan de comer, pero pocas personas quieren acogerlos“, agregó.

Ante esta situación, Unicef intenta crear unidades infantiles para acoger a estos menores huérfanos, y una de las posibilidades sería que los sobrevivientes al virus pudiesen hacerse cargo de ellos.

Lectura recomendada:  La ayuda internacional para combatir el ébola llegó tarde

Precisamente, Sierra Leona organizó un encuentro de sobrevivientes para mediados de octubre en el que se analizará su situación, pero sobre todo, su rol en la lucha contra la epidemia.

Los sobrevivientes sufren el estigma y a menudo no son bienvenidos en sus comunidades; sin embargo, ellos mismos no pueden contagiar más el virus a menos que entren en contacto de nuevo con él.

Unicef y la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideran que estos sobrevivientes pueden ayudar a los niños huérfanos, pueden trabajar en centros sanitarios siempre que cumplan con las mismas normas de protección que una persona no contagiada, y pueden ayudar en tareas de concientización.

Según los datos aportados hoy por Unicef, de los más de 3.100 personas que han muerto por la epidemia, el 15 por ciento eran niños menores de 15 años.

Fuente: Clarín, 30/09/14.

ebola peligro

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.