Millonaria pérdida de JP Morgan Chase & Co.

mayo 12, 2012 · Imprimir este artículo

Wall Street, otra vez bajo la lupa por un «error»

Por Rafael Mathus Ruiz

 

NUEVA YORK.- Wall Street quedó otra vez bajo la lupa de Washington después de que el banco de inversión JP Morgan, la institución que mejor resistió la crisis financiera global, revelara una pérdida de 2.000 millones de dólares por una mala inversión.

La alarmante pérdida fue dada a conocer nada menos que por Jamie Dimon, CEO de JP Morgan, el banco de inversión más grande de Estados Unidos y el que gozaba de mayor prestigio. Dimon dijo que la inversión, una compleja operación financiera, estuvo mal diseñada, mal ejecutada y mal monitoreada, y que hubo «errores, descuidos y mal juicio».

«Sólo porque nosotros seamos estúpidos, eso no significa que todos los demás lo sean», afirmó Dimon, anteayer, en una conferencia telefónica con periodistas, en un intento de blindar el resto del sistema financiero del fiasco de su compañía. De poco sirvió. Las críticas cubrieron al icónico banco y se derramaron a todo el sistema financiero, justo cuando Wall Street libra una brutal batalla con Washington por la letra chica de la reforma que limita el negocio de los bancos, que la Casa Blanca implementó con el fin de evitar los excesos que llevaron a la crisis financiera de 2008, la peor desde la Gran Depresión.

El núcleo de esa reforma es la llamada «regla Volcker«, bautizada en honor del ex presidente de la Reserva Federal (Fed) Paul Volcker, uno de los arquitectos de la iniciativa firmada por el presidente Barack Obama en julio de 2010. Esa regla pone límites a bancos como JP Morgan para realizar inversiones con dinero propio.

Dimon fue una de las voces más críticas de esa regla, al punto incluso de llegar a criticar al propio Volcker. «Paul Volcker ha dicho que no entiende los mercados de capitales», dijo a principios de este año. «El me lo ha probado», fustigó Dimon.

Pero el desliz cometido por su propio banco, que hasta esta semana se preciaba de su pericia para administrar los riesgos inherentes al negocio financiero, les brindó un argumento de oro a los políticos, expertos y activistas, que reclaman una regulación más profunda y estricta sobre Wall Street.

«Tenemos que lidiar con eso. Así es la vida», reconoció Dimon. Esas voces no tardaron en hacerse escuchar. Uno de los columnistas más seguidos en Wall Street, Felix Salmon, de la agencia Reuters, resumió el descreimiento hacia la industria en una frase: «JP Morgan más o menos inventó la administración de riesgo. Si ellos no pueden hacerlo, ningún banco puede. Y ningún regulador razonable puede llegar a confiar en que un banco se autorregule».

«El argumento de que las instituciones financieras no necesitan de nuevas reglas para ayudarlas a evitar comportamientos irresponsables como los que llevaron a la crisis de 2008 es al menos 2000 millones de dólares más difícil de esgrimir», criticó, con ironía, el congresista Barney Frank, cuyo nombre está estampado en la ley de reforma del sistema financiero.

La Comisión de Valores (SEC, por sus siglas en inglés), uno de los organismos encargados de terminar de pulir la «regla Volcker», antes de su implementación, prevista para fines de julio, comenzó a revisar la inversión de JP Morgan, al igual que la autoridad bursátil de Londres, donde se originó la operación.

«Creo que es seguro decir que todos los reguladores están enfocados en esto», dijo ayer la presidenta de la SEC, Mary Schapiro.

Desde que Obama firmó la reforma del sistema financiero, Wall Street desplegó un amplio esfuerzo de lobby para lograr que la letra chica de la «regla Volcker» fuera lo más flexible posible, en un intento de preservar el jugoso negocio de los bancos. El desliz de JP Morgan podría volver inútil y echar por tierra todo ese esfuerzo.

En el ojo de la tormenta quedó un operador de las oficinas del banco en Londres, el francés Bruno Iksil, apodado «la Ballena Londinense» y «Voldemort», por el villano de la saga Harry Potter (ver aparte).

Iksil realizó operaciones de cobertura con credit default swaps (CDS), un derivado financiero que funciona como un seguro, pensado para reducir el riesgo al realizar inversiones.

El valor de esos activos está atado al de un bono, ya sea de un país o de una empresa. Aunque los detalles de la compleja red de inversiones que tejió JP Morgan se desconocían hasta ayer, Dimon dijo que fue pura y exclusivamente un error del banco, que explotó cuando el mercado se movió de manera desfavorable a la operación.

Aunque humillante, la pérdida sufrida por JP Morgan no es catastrófica ni mucho menos. Más aún, no llega siquiera a poner en riesgo las ganancias del trimestre del banco, que alcanzarían los 4000 millones de dólares, luego de un resultado favorable de casi 5400 millones en el primer trimestre de este año.

No hubo, tampoco, un desmadre en los mercados financieros: el S&P 500, el principal indicador de Wall Street, cerró ayer con una leve baja del 0,34%, mucho mejor que la acción de JP Morgan, que sufrió una fuerte caída del 9,28%.

— — — — — — — — — — — — — — — — —

JP MORGAN CHASE & CO

BANCO DE INVERSIÓN

Facturación 2011: US$ 97.234.000
Empleados: 260.157
Presencia mundial: 60 países
Centros de atención: 5.500
JP Morgan, el banco de inversión más grande de Estados Unidos, mantuvo una posición de privilegio en su industria desde que salió ileso de la crisis financiera que estalló en Wall Street en 2008. Ayer, su prestigio tambaleó cuando reconoció una pérdida de US$ 2000 millones por un error..

Fuente: La Nación, 12/05/12.

————————————-

 

La SEC de EE.UU. inició una revisión sobre la pérdida de J.P. Morgan

Por Jean Eaglesham

 

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos o SEC comenzó a revisar las presentaciones de información de J.P. Morgan Chase & Co. relacionadas con la pérdida de US$2.000 millones anunciada el jueves por la compañía, según una fuente al tanto del asunto.

La revisión se encuentra en una etapa inicial y no ha avanzado al estado de una investigación formal, dijo la fuente. Tales revisiones son de rutina luego de que empresas públicas informan pérdidas inesperadas que generan fuertes bajas en sus acciones.

Funcionarios de la SEC están examinando aspectos contables y de divulgación de información relacionados con la pérdida, según una fuente cercana a la situación. Los funcionarios deberán decidir si creen que la pérdida se informó a los inversionistas a tiempo, según la fuente.

No hay directrices concretas sobre cuándo las pérdidas proyectadas por negociaciones se vuelven «materiales» para los inversionistas y, por lo tanto, deben ser informadas. Esto podría dificultar mucho más la presentación de cargos civiles contra J.P. Morgan por parte de la SEC.

La presidenta de la SEC, Mary Schapiro, dijo el viernes a la prensa que es «seguro decir que todos los reguladores están concentrados en esto», informó Fox Business Network. Un portavoz de la SEC declinó entregar comentarios.

Fuente: The Wall Street Journal, 11/05/12.

——————————————————

 

Más información relacionada:

https://www.economiapersonal.com.ar/2012/03/14/la-cultura-toxica-y-destructiva-de-goldman-sachs/

https://www.economiapersonal.com.ar/index.php?s=codicia+contagiosa

 
Más información sobre mercados financieros, fraudes y conflictos de intereses en el libro: Codicia contagiosa de Frank Partnoy (Buenos Aires: El Ateneo, 2003).

 

Lectura recomendada:  Understanding Securities Analyst Recommendations

JP Morgan Chase

JP Morgan Chase es una empresa financiera creada el año 2000 a partir de la fusión del Chase Manhattan Corporation y la J.P. Morgan & Co. (Banca Morgan). Es una de las empresas de servicios financieros más antiguas del mundo. También opera en el mercado de frutas y vegetales en Londres. La empresa, con oficina centrales en New York, es líder en inversiones bancarias, servicios financieros, gestión de activos financieros e inversiones privadas. Con activos financieros de 1,3 billones de dólares, JPMorgan Chase está entre las primeras instituciones bancarias de Estados Unidos.

La unidad de fondos de inversión libre (hedges funds) del banco es la más grande de los Estados Unidos con inversiones por 34 mil millones de dólares en 2007.

En 2004, la empresa volvió a fusionarse con el Bank One de Chicago, incorporando al director ejecutivo de éste último, Jamie Dimon, como presidente y director ejecutivo de la empresa fusionada, al mismo tiempo que se decidió que sería el sucesor de quien era director ejecutivo del grupo en ese momento, William B. Harrison, Jr.. En enero de 2006, Dimon fue finalmente nombrado director ejecutivo y en diciembre también presidente del JP Morgan Chase.

JPMorgan Chase opera como marca del holding. Chase se usa como marca de las tarjetas de crédito y las actividades bancarias minoristas en los Estados Unidos.

JPMorgan Chase & Co. posee varias subsidiarias bancarias en Estados Unidos:

– Chase Bank USA, National Association
– JPMorgan Chase Bank, National Association
– JPMorgan Chase Bank, Dearborn
– J.P. Morgan Trust Company, National Association
– Pier 1 National Bank

Sitio web oficial: www.jpmorganchase.com

 

 

 

 

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.