Misterio chino: por qué se van los capitales

abril 27, 2015 · Imprimir este artículo

Misterio chino: por qué se van los capitales

No hay crisis en China, pero mucho dinero sale. Todo un cambio para un país habituado a ser un gigantesco imán de capitales.

Boom en la bolsa de Shanghai. Subió cerca del 90% en los últimos seis meses.

Boom en la bolsa de Shanghai. Subió cerca del 90% en los últimos seis meses.

Si ahora que no hay crisis sale dinero, ¿qué pasaría si la hubiera?

Una combinación de motivos está impulsando en China los flujos hacia el exterior. Desplome inmobiliario, caída de las ganancias empresarias y el fin de varios años de suba de la moneda dan a los inversores menos motivos para quedarse. Y también la campaña del presidente Xi Jinping contra la corrupción les da más razones a los ricos del país para llevarse parte de su plata afuera.

Todo esto sucede en momentos en que China avanza con iniciativas que facilitan los movimientos de dinero desde y hacia el país. Si bien a mucha distancia de los niveles vistos últimamente en países como Rusia, el goteo de dinero desde China plantea interrogantes sobre qué podría pasar en caso de una crisis financiera doméstica, ya que China está actuando para desapalancar su economía.

china-bandera-03“Tenemos al mismo tiempo una bolsa pujante y salida de capitales, lo cual es contraintuitivo”, dijo Jean-Charles Sambor, director para Asia Pacífico del Instituto de Finanzas Internacionales. “El escenario de riesgo sería tener flujos masivos si lo macro se deteriorara más o la bolsa se desplomara, lo cual crearía una crisis de confianza”.

El gobierno, al menos hasta ahora, descarta ese riesgo. Guan Tao, jefe de pagos internacionales de la Administración Estatal de Monedas (SAFE, en su sigla en inglés), dijo el jueves que los flujos no sorprenden y que las autoridades no están considerando nuevas medidas para restringir los egresos.

Lectura recomendada:  ¿Qué pasa en China?

Un indicador divulgado por la SAFE el jueves mostró un egreso neto de US$23.800 millones en marzo, el mayor en por lo menos un año. Las reservas en moneda extranjera en el último trimestre mostraron el mayor declive del que se tenga registro, alentando versiones de que el banco central ha debido vender dólares para sostener el yuan. En el último trimestre de 2014, la cuenta de capital tuvo su mayor déficit desde 1998.

Algo que aceleraría el egreso sería una corrección fuerte de las bolsas, que indujera a los inversores a buscar seguridad en activos extranjeros. El Indice Compuesto de Shanghai subió cerca del 90% en los últimos seis meses, en los que el banco central redujo las tasas de interés y tomó medidas para reanimar el aumento del crédito.

Otro factor que impactaría sería una suba de tasas de interés de la Fed. Si los rendimientos de los bonos del Tesoro dieran un salto porque la Fed tensara –algo que ya ha ocurrido en ocasiones–, EE.UU. atraería dinero desde economías en desarrollo como China.

Y está el riesgo monetario. En el caso –por ahora improbable– de que se dejara caer mucho al yuan para alentar las exportaciones, eso podría detonar un carry trade estimado en US$1 billón.

Por cierto, no todo el capital que sale del país es “dinero caliente” especulativo. Una buena parte es, de hecho, un indicador del mayor desarrollo económico de China, por ejemplo inversiones en el exterior de empresas que se expanden fronteras afuera.

Fuente: Clarín, 26/04/15.

 

 

.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.