NYSE Euronext controlará la tasa LIBOR

julio 10, 2013 · Imprimir este artículo

La operadora de la Bolsa de Nueva York controlará la icónica LIBOR
Por David Enrich, Jacob Bunge y Cassell Bryan-Low

La tasa interbancaria de Londres, una referencia clave de los mercados financieros, se trasladará de Londres a Nueva York.

La Libor, la tasa de referencia que estaba en manos de la Asociación de Banqueros Británicos (BBA por sus siglas en inglés), está siendo vendida a NYSE Euronext,  el operador estadounidense de la Bolsa de Nueva York, en lo que constituye el último intento de salvar su integridad después de que múltiples bancos reconocieron haberla manipulado.

Aunque la Libor es la base de contratos financieros por miles de millones de dólares y genera ingresos anuales del orden de los 2 millones de libras esterlinas, una fuente cercana indicó que la operación se había realizado por solo 1 libra esterlina, una señal de los estragos causados por el escándalo.

El acuerdo implica que Londres perderá una de las instituciones más estrechamente asociadas con su ascenso en las últimas décadas como centro financiero global. El nuevo dueño de la Libor, en cambio, es la entidad más vinculada a Wall Street.

El pacto es parte de los recientes esfuerzos de operadores bursátiles como NYSE para asumir el control de índices de referencia, como la Libor, y usarlos como plataformas para obtener nuevos negocios en los mercados de derivados. La propia NYSE está sumida en un proceso para ser adquirida por IntercontinentalExchange Inc.,  uno de los mayores operadores de mercados de derivados del mundo. El acuerdo amplía el portafolio de activos icónicos de su presidente ejecutivo, Jeffrey Sprecher. La Libor y otros indicadores de referencia son componentes de los derivados de tasas de interés que se transan en grandes volúmenes en bolsas de EE.UU. y Europa.

Las autoridades británicas empezaron a buscar el año pasado un nuevo dueño para la Libor, tras concluir que la BBA no debería asumir la responsabilidad de administrar una referencia clave del mercado. Después de una competencia para recibir ofertas, una comisión designada por el gobierno escogió la propuesta de NYSE, que asumirá el control oficialmente a inicios de 2014.

Sarah Hogg, quien encabezó la comisión que manejó la venta del índice, dijo que el traspaso del control a NYSE «jugará un papel vital para restaurar la credibilidad internacional de la Libor». Aunque la nueva matriz del índice será estadounidense, la Libor será administrada por una subsidiaria británica y será regulada por la Autoridad de Conducta Financiera, un organismo del gobierno británico.

Las críticas, sin embargo, no tardaron en llegar. «Dista de ser ideal», señaló Bart Chilton, uno de los comisionados a cargo de la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas, un regulador estadounidense. «Siempre que exista un motivo para lucrar al fijar (estos índices), aumentan mis sospechas».

Chilton añadió que hubiese preferido que la Libor quedara bajo la administración de una tercera parte «neutral» y que sería erróneo sugerir que el acuerdo resolverá los problemas que han aquejado a la tasa de referencia. «No me lo trago», dijo.

Algunos británicos lamentaron la pérdida de una institución importante a manos de un centro financiero rival. Tras la venta de la Libor, «los franceses y alemanes se frotarán las manos de felicidad ante la perspectiva de robarle otros mercados financieros a Reino Unido», aseveró John Mann, un legislador del Partido Laborista.

La BBA lanzó la Libor en los años 80 como una forma de que los bancos fijaran tasas sobre préstamos sindicados a empresas. La tasa se determina a partir de las estimaciones diarias de los bancos acerca de cuánto les costaría endeudarse con otros bancos. Con el paso del tiempo, la Libor se transformó en un engranaje omnipresente del mercado financiero y, hoy en día, constituye la base sobre la cual se calculan las tasas para toda clase de productos financieros, desde créditos hipotecarios a derivados.

Las dudas acerca de la confiabilidad de la Libor surgieron en 2008, después de que una serie de artículos publicados por The Wall Street Journal resaltó sus aparentes problemas. Los gobiernos y los bancos centrales, no obstante, se resistieron a regular la Libor y la BBA no logró que los bancos desistieran de sus intentos por manipularla. Recién a mediados del año pasado, cuando Barclays  PLC reconoció haber tratado de manipular el indicador, las autoridades británicas pusieron en marcha un proceso para reformar la Libor.

Parte de ese proceso fue encontrar un nuevo hogar para el índice. Además, la BBA, a instancias del panel regulatorio británico, eliminó algunas variedades de la tasa que eran más susceptibles a ser manipuladas. El gobierno británico calificó recientemente la manipulación de la Libor como un delito.

Martin Wheatley, director de la Autoridad de Conducta Financiera, dijo que espera que NYSE «desarrolle más a fondo la supervisión y el gobierno de la Libor». Por su parte, Finbarr Hutcheson, presidente ejecutivo de la bolsa de derivados NYSE Liffe, observó que la compañía seguirá adelante con el proceso de «restaurar la credibilidad, la confianza y la integridad de la Libor como una referencia global».

—Katy Burne y Jean Eaglesham contribuyeron a este artículo.

Fuente: The Wall Street Journal, 09/07/13.

Lectura recomendada:  Tres ex empleados Barclays se enfrentan a cargos por manipulación Libor

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.