Paraguay avanza en su senda de desarrollo

agosto 18, 2014 · Imprimir este artículo

Paraguay avanza en su senda de desarrollo

paraguay bandera mapaCon una economía de mercado abierta al mundo y a los inversores extranjeros, Paraguay está creciendo a un ritmo excelente, que está entre los más elevados de la región. Por esto, no causa sorpresa el vigor con que, por ejemplo, crece hoy la ciudad de Asunción, en medio de un clima de confianza y renovado optimismo.

Recientemente, Paraguay colocó bonos por mil millones de dólares en el mercado internacional, a 30 años de plazo, con un rendimiento del 6,1 por ciento. El financiamiento externo así obtenido será utilizado sustancialmente para impulsar proyectos energéticos y de infraestructura. Paraguay, cabe apuntar, tiene la misma buena calificación crediticia que países como Hungría, Croacia o Costa Rica.

De esta manera, nuestro vecino se transforma en uno de los llamados países «de frontera» que están recibiendo inversiones desde el mercado internacional de capitales, como Ecuador, que ha colocado bonos a 10 años de plazo, con un rendimiento del 7,95%; o como Kenia, que ha emitido bonos a 10 años, con un rendimiento del 6,87%; o como Costa de Marfil, que lo ha hecho a 10 años, con un rendimiento de 5,62%, o Senegal, cuyos bonos a 10 años tienen un rendimiento del 6,25 por ciento.

La Argentina, entrampada en una disputa no resuelta con algunos de sus acreedores, está, en cambio, en situación de incumplimiento, imposibilitada de obtener financiamiento en el mercado internacional de capitales, en medio de una fuerte caída del nivel de actividad económica y sin el financiamiento requerido por su desarrollo. Así, Paraguay avanza mientras nuestro país está paralizado, en un pantano del que parece empeñado en no querer salir.

Nuestra Presidenta acaba de visitar ese país. Su viaje -es necesario recordarlo- había sido precedido por años de una injustificable política de constante hostigamiento político y económico a la nación hermana que comenzó con su claramente ilegal y humillante suspensión del Mercosur y de la Unasur para permitir así el ingreso de la Venezuela totalitaria de Hugo Chávez.

Lectura recomendada:  Paraguay toma U$S 500 millones al 4,7%

Se trató de un episodio lamentable, que fue seguido de una desaprensiva y agresiva política consistente en edificar toda suerte de trabas a la navegación del río Paraguay que, pese a los reiterados reclamos, no se corrigió generando con ello daños importantes a la economía de ese país.

Como si esto fuera poco, la Argentina mantiene sin designar titular en su embajada en Paraguay, lo que puede interpretarse como otra señal de frialdad.

Por todo esto, el desagradable clima que prevaleció en la recepción paraguaya a la visita de Cristina Fernández de Kirchner debió haberse previsto. También, el fracaso de la que parece haber sido una intempestiva gestión de cobro vinculada a la represa de Yacyretá, que pretendió ejecutar la Presidenta, gestión que, naturalmente, debería hacerse también respecto de la enorme deuda que, desde hace muchos años, Cuba ha acumulado y mantiene con nuestro país, de la que, en cambio, no se habla.

La relación con Paraguay merece una sincera, total y profunda reconsideración con el fin de ser mejorada para regresar a la normalidad que desgraciadamente se extravió como natural consecuencia de la política de conflicto y agresiones económicas puesta en marcha desde nuestra administración. Inicialmente, para congraciarnos a cualquier costo con Hugo Chávez y, luego, por una injustificable expresión de resentimiento y despecho.

En momentos en los que el éxito está acompañando a Paraguay, y cuando la Argentina se encuentra profundamente empantanada en la maraña de desaciertos kirchneristas, este tema no puede quedar relegado.

Fuente: Editorial del diario La Nación, 18/08/14.
———————————————————————

banner seminario on line 01

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.