Ropa perjudicial para la salud

marzo 1, 2012 · Imprimir este artículo

La moda sí incomoda: ropa perjudicial para la salud

Por Melinda Beck

 

En diciembre, Baila Steinman notó por primera vez que se le dormía una pierna. «La tenía entumecida desde la rodilla a la pelvis, al punto de que era doloroso», recuerda la terapista ocupacional de 52 años.

Cuando visitó al neurólogo, éste le preguntó si usaba ropa ajustada o pantimedias con control de abdomen. Steinman no usaba precisamente esto, pero sí le encantan los cinturones anchos. Con eso, el doctor Irving Friedman dio con el problema. Según el médico, estos accesorios pueden comprimir varios nervios, como el cutáneo femoral lateral, que va desde el abdomen a la parte externa del muslo. Friedman dice que a menudo ve la condición, llamada meralgia parestética, en policías que cargan armas en sus caderas y en bailarinas de ballet que usan tutús ajustados. «Cualquier cosa que ejerza presión sobre el nervio lo puede causar», dijo. «Es muy común». Steinman aún usa los cinturones, sólo que de forma más holgada.

Aunque pueda parecer motivo de risas, las prendas y accesorios muy ajustados, demasiado sueltos o pesados, o zapatos muy altos o flexibles pueden resultar en problemas de salud. Claro, las tendencias modernas no son tan crueles como el vendaje de los pies en la China antigua o los corsés de la época victoriana, que podían hasta quebrar las costillas de las mujeres o desplazar órganos internos.

Jeans ajustados

Usar pantalones tan estrechos como palillos cuando tiene piernas gruesas no sólo puede causar la compresión de los nervios, sino que puede interferir con la digestión, como lo anotó la revista Archivos de Medicina Interna en 1993. El internista Octavio Bessa, de Connecticut, escribió que veía entre 20 y 25 pacientes al año que sufrían de dolor abdominal, distensión, acidez y eructos pocas horas después de comer. «El diagnóstico puede hacerse fácilmente en el consultorio al comparar la talla de los pantalones con la circunferencia del abdomen. Usualmente hay una discrepancia de 7,5 centímetros o más». El doctor lo bautizó como el «síndrome de los pantalones ajustados».

Desde entonces, los estilos de los jeans se han vuelto más delgados, y también han sido responsabilizados por dolor en la parte baja de la espalda, infecciones vaginales y una condición llamada lipoatrofia semicircular, que hace que aparezcan lesiones horizontales alrededor de los muslos.

Fajas

Las fajas o bodys reductores que son muy ajustados o muy largos pueden causar compresión de los nervios y problemas digestivos, sin mencionar el dolor que producen donde termina la tela y empieza la piel. Las fajas reductoras para el abdomen pueden también prevenir que los pulmones se inflen completamente, lo que reduce el consumo de oxígeno, causando mareos.

Camisas y corbatas

¿Siente dolores de cabeza u hormigueo alrededor de las orejas, particularmente en la oficina? Los cuellos de las camisas muy estrechos o corbatas muy apretadas pueden reducir la circulación al cerebro y aumentar la presión intraocular, un factor de riesgo para glaucoma, advierten expertos. Las corbatas muy ajustadas también pueden disminuir el rango de movimiento en el cuello y por ende aumentar la tensión muscular en la espalda y los hombros, de acuerdo con un estudio entre trabajadores de Corea del Sur realizado por la publicación Work.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Cornell de 1993, 67% de los hombres compra camisas que son más pequeñas que sus cuellos. Y debido a que las corbatas no se lavan con tanta frecuencia, pueden trasmitir infecciones. Algunos hospitales han sugerido prohibir que los doctores usen corbatas.

Ropa interior

Los expertos en este tipo de prendas dicen que 75% de las mujeres usa una talla equivocada de brasier. Un sostén que es demasiado grande no ofrece apoyo, lo cual puede causar dolores de seno y tensión en la espalda. Uno que sea muy pequeño puede cortar la circulación.

Por su parte, expertos en fertilidad aconsejan a los hombres que quieren ser padres no usar por mucho tiempo shorts bicicleteros ajustados, lo cual aumenta la temperatura de los testículos y reduce la producción de esperma.

Zapatos

Los tacones de más de cinco centímetros han sido culpados de juanetes, deformaciones de los dedos, fracturas por estrés y tobillos torcidos. Otras consecuencias pueden ser protuberancias óseas en la parte trasera del talón, lesiones de los nervios entre los dedos y la muerte de huesos de los pies por falta de circulación. Después de años de usar tacones altos, algunas mujeres han notado que los tendones se vuelven más cortos, lo que hace que se sientan incómodas en zapatos planos.

Y los zapatos muy planos también traen problemas, especialmente los que no tienen un arco de apoyo. El más común es la fascitis plantar, una inflamación de la planta del pie. Las chancletas son peores, ya que pueden causar fatiga en los pies, dolor de músculos y alterar la forma de caminar, lo cual puede causar problemas más serios a largo plazo. Y si se usan con demasiada frecuencia, las botas con forros de piel son ideales para el cultivo de hongos.

Fuente: The Wall Street Journal, 29/02/12.

Lectura recomendada:  Cada vez más cerca de los cien años

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.