De millonario a indigente, por causa de las drogas

agosto 14, 2020

Fue campeón del mundo con un estilo provocador, se hizo millonario al pelear con Oscar de la Hoya, pero cayó en la pobreza y lucha contra su adicción al crack

El nicaragüense Ricardo Mayorga llegó a ganar más de ocho millones de dólares, pero tocó fondo y terminó en la ruina por culpa de las drogas. El esperanzador gesto de su compatriota Rosendo Álvarez, también doble campeón mundial, y el de la leyenda del boxeo Julio César Chávez

Por Daniel Veuthey.

Ricardo Mayorga fue un boxeador exitoso arriba del ring, y también debajo ya que él mismo se encargaba de promover sus combates generando un espectáculo a la hora de dar declaraciones o con actitudes muy polémicas sobre sus oponentes. Antes de cada duelo los insultaba, los golpeaba y amenazaba lo cual generaba muchísimo interés en el público de los Estados Unidos. El éxito a través de su lengua filosa estaba asegurado desde antes de subir al ring y lo confirmaba una vez arriba del cuadrilátero gracias a su potencia y fuerza de golpes.

En el año 2003 dio una de las sorpresas más grandes del boxeo cuando noqueó en tan solo tres asaltos al campeón mundial unificado de peso welter CMB, The Ring y Lineal, Vernon Forrestquien arrastraba un excelente récord de 35 peleas, todas ganadas con 26 victorias antes del límite. El mayor logro del estadounidense hasta ese entonces había sido quitarle el invicto a Shane Mosley, por decisión unánime, que le permitió arrebatarle los cinturones que más tarde expondría ante el centroamericano.PlayTodas la polémicas de Ricardo Mayorga (Video: Noegdallas)

A partir de ese momento todo sería diferente para el apodado Matador, quien hizo numerosas entradas con el tema de Los Fabulosos Cadillacs, el cual lo hacía sentir identificado por su estilo agresivo de pelea. Cory Spinks lo derrotaría en el mismo año que se hizo campeón mundial por decisión mayoritaria y al siguiente año el ídolo puertorriqueño Félix Tito Trinidad le propinó un duro nocaut y decide tomarse un breve descanso.

En el año 2005 le llegó una gran oportunidad, la cual lo catapultó de nuevo a los grandes rivales y escenarios. El 13 de agosto de ese mismo año derrotó al italiano Michael Piccirillo por decisión unánime y se adjudicó la correa del Consejo Mundial de Boxeo en peso superwélter que se encontraba sin dueño. Con un gran apoderado, como en aquel entonces lo era Don King, simplemente tenía la oportunidad de ganarse una buena cantidad de dinero y una pelea sumamente importante.PlayPelea Ricardo Mayorga vs Vernon Forrest

El 6 de mayo del año 2006 Ricardo Mayorga iría tras su primera defensa, la cual sería ante nada más y nada menos que Óscar de la Hoya. Fiel a su estilo, el de Managua, Nicaragua, insultó de pies a cabeza al californiano de sangre mexicana previo al combate. El Golden Boy lo noqueó en tan solo 6 asaltos y se coronó campeón mundial superwélter del Consejo Mundial de Boxeo. Con tan solo ese combate, Ricardo Mayorga se llevaría el cheque más importante de su carrera: se quedó con una enorme bolsa de 2.5 millones de dólares. Se estima que a lo largo de su carrera el Matador obtuvo algo más de 8 millones de dólares, pero en cuestión de años se le iría de las manos por culpa de las drogas.

Hoy, lejos de los grandes escenarios y de las peleas de pago por evento, Mayorga está viviendo una verdadera pesadilla. Recientemente se viralizaron unas imágenes suyas en donde se lo ve demacrado físicamente, víctima de la droga, puntualmente por su adicción al crack. Sin embargo, a través del gesto de su compatriota y amigo Rosendo Álvarez, gran figura del boxeo nicaragüense, su vida volvió a cobrar sentido. Así se gestionó su inmediata rehabilitación en una clínica para adictos.PlayOscar De La Hoya vs Ricardo Mayorga

“Hace una semana atrás la esposa del bicampeón mundial Ricardo Mayorga me llamó y me solicitó ayuda de emergencia. Me dijo que la situación estaba bastante delicada y que por eso acudía a mí. Ricardo me pidió ayuda, se dispuso a someterse a un centro de rehabilitación y a luchar para vencer esta adicción. Quiere ser un ejemplo para sus hijos y enderezar su vida del infierno que está pasando con las drogas”, expresó Rosendo Álvarez en diálogo con Nicolás Jaime, para Boxeo Mundial.

Automáticamente Rosendo Álvarez, quien actualmente se desempeña como promotor de boxeo, se comunicó con el presidente del Consejo Mundial de Boxeo (Mauricio Sulaimán) y Julio César Chávez, máximo ídolo del boxeo en su país y en Latinoamérica. Ambos se mostraron sumamente solidarios con Ricardo Mayorga y se harán cargo de la internación y gastos que conlleva este acto voluntario por parte del nicaragüense.

“Solicité ayuda para Ricardo Mayorga al licenciado Mauricio Sulaimán y también me contacté con el gran campeón mexicano Julio César Chávez. El último domingo me llamó personalmente el presidente del Consejo Mundial de Boxeo y me confirmó que la petición que había solicitado ya estaba confirmada. Ricardo Mayorga tiene el apoyo total del Consejo Mundial de Boxeo y de Julio César Chávez. Los gastos de estadía y rehabilitación correrán por cuenta de Julio César Chávez, mientras que los boletos aéreos correrán por cuenta de Mauricio Sulaimán ni bien se abran los aeropuertos, seguramente a Culiacán, Sinaloa en donde se lo tratará con mucho cariño y amor. Estamos muy contentos y agradecidos”, indicó Rosendo quien en cuestión de horas gestionó todo con mucha preocupación por su gran amigo.

Julio César Chávez vivió algo muy parecido en el pasado. Luego de su pelea ante Edwin Rosario comenzó a consumir cocaína y llegó al punto en donde quiso quitarse la vida. Recapacitó, se rehabilitó y hoy en día cuenta con clínicas de rehabilitación en varios estados de México en donde brinda charlas motivacionales y tiene un sinnúmero de profesionales a su disposición para tratar este gran problema social en la comunidad.

Quién es Rosendo el Búfalo Álvarez, la leyenda del boxeo nicaragüense y campeón de la vida por su ayuda socialPlayBiografía de Rosendo el Búfalo Álvarez

Rosendo Álvarez, más conocido como Búfalo, fue campeón mundial de peso mínimo y minimosca por la AMB. Debutó en el año 1992 y en tan solo tres años se coronó campeón mundial al vencer por decisión unánime al tailandés Chana Porpain, quien hasta ese entonces tenía un récord invicto de 35 peleas. Desde ese momento se esperaban grandes cosas para el centroamericano quien militaba en una época en donde abundaban pesos pequeños de muy buena calidad.

Su gran noche llegó el 7 de marzo de 1998, luego de cuatro defensas exitosas, cuando se midió ante el exitoso Ricardo Finito López. En dicha contienda, que tuvo lugar en la Plaza de Toros en la ciudad de México, unificó ante el local y favorito. En juego estuvieron los cinturones AMB y CMB de peso mínimo. En el segundo asalto de la contienda Rosendo conectó un impresionante derechazo al mentón del mexicano enviándolo a la lona, por primera vez en su carrera, y dejándolo en muy malas condiciones. Este último se reincorporó sentido por el potente golpe y pudo sobrevivir a lo que restaba del asalto, aunque todos los presentes sorprendidos se levantaron de sus asientos preocupados por el localista. En el round número seis se produce un cabezazo accidental en donde automáticamente se detuvieron las acciones fallando la pelea como un empate técnico. Rosendo continuaba siendo campeón del mundo, al igual que Ricardo López. Ese mismo año se produciría la revancha, la cual tuvo cita en el hotel Hilton de Las Vegas. Finito resultó ganador por decisión dividida.

Rosendo Álvarez y Ricardo Mayorga, ex bicampeones mundiales nicaragüenses y grandes amigos

En el año 2000, Rosendo Álvarez ascendió a la división de peso minimosca (108 libras) para disputar el título mundial vacante de la AMB con el colombiano Antonio Bebis Mendoza. El nicaragüense perdió por descalificación en el séptimo round. Un año más tarde, cobró venganza de esta derrota, ganándole el cinturón mundial del peso recién mencionado al mismo Mendoza, en una ajustada decisión unánime en 12 asaltos en el Mandalay Bay Resort de Las Vegas. Luego de cuatro defensas exitosas, en el año 2006 fue derrotado por Jorge Travieso Arce por nocaut en sexto round. Desde ese momento decidió hacer una pelea más en Nicaragua en donde lo descalificaron y finalmente tomó la sabia decisión de retirarse.PlayEl video viral de Rosendo Álvarez con Ricardo Mayorga, quien anuncia su internación para rehabilitarse de su adicción al crack

Rosendo y Ricardo jamás dejaron de estar de estar juntos. Compartieron muchos momentos abajo del ring, tanto familiares como laborales. Rosendo Álvarez y su esposa fueron los últimos managers en la carrera del Matador trabajando de buena fe con su promotora “Búfalo Promotions” en donde Ricardo Mayorga pudo hacer su buen dinero a sus más de 40 años. Por eso, desde hace algunos años, los dos mantienen comunicación. Pues para Rosendo, las malas amistades acabaron con el dinero y la salud del excampeón mundial de boxeo en peso wélter y superwélter. El mismo Rosendo se ha encargado de estar pendiente de la salud del apodado Matador hasta el día de hoy dejando más que claro que sus intenciones son sacar adelante al “campeón” como lo llama el Búfalo. No solo eso, sino que además cumple un rol social vital en el que brinda charlas motivacionales y cuenta su experiencia de vida a los jóvenes de su país, donde es considerado una leyenda no sólo del boxeo, sino de la vida.

Fuente: infobae.com, 14/08/20


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


consulte a un asesor financiero independiente

.

.

Consumir cocaína triplica el riesgo de infarto

agosto 8, 2014

Advierten que consumir cocaína triplica el riesgo de infarto

Dos instituciones científicas españolas analizaron alrededor de 5,5 millones de casos y encontraron el el triple de casos de infarto agudo de miocardio entre quienes usaban esa droga. El riesgo aumenta aún más entre los mayores de 45.

cocaina 01La ciencia suma una nueva alerta en contra del uso y abuso de drogas legales e ilegales. En este caso, un flamante estudio desarrollado por la Universidad de Sevilla y el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla (ambos de España), concluyóque las personas que consumen cocaína tienen hasta tres veces más de posibilidades de sufrir un infarto que las personas que no toman esta sustancia.

Los investigadores analizaron los datos clínicos de 5.475.325 pacientes mayores de 18 años, que habían sido ingresados entre 2008 y 2010. De todas las personas ingresadas, 24.126 pacientes tenían dependencia o abusaban de la cocaína y sumaban un total de 79.076 casos de infarto agudo de miocardio, lo que representa más del triple de infartos por paciente.

Según las conclusiones del trabajo, la franja de edad de 35 y 44 años tiene el doble de riesgo de sufrir un infarto que entre las personas que no consumen esta droga; en la franja de edad de 45 a 54 años, el riesgo se triplica y en la de 55 a 64 años se quintuplica.

«Tras el consumo prolongado de cocaína pueden sufrirse muchos trastornos agudos y aparecer lesiones crónicas, incluyendo cardiopatías tóxicas, que empeoran el pronóstico de estos pacientes», comentó a los medios españoles Miguel Gili Miner, al frente del estudio.

La investigación, publicada en la Revista Española de Cardiología (REC), explica que la cocaína estimula el sistema nervioso simpático aumentando su sensibilidad a la noradrenalina e incrementando así la concentración de adrenalina hasta 5 veces más que los niveles normales, favoreciendo, entre otras cosas, la trombosis coronaria y favoreciendo la agregación de plaquetas.

La cocaína se obtiene de la hoja de coca, Erythroxylum coca, planta cultivada en Colombia, Bolivia y Perú. El polvo blanco resultante se vende, mezclado con lactosa, maicena y otras sustancias, en bolsitas o papeles.

Según datos del 2012, la Argentina es el país de América del Sur que tiene el consumo de cocaína anual más alto de la región, según el informe Mundial de Drogas de las Naciones Unidas (ONU) que presentó en Viena la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE).

Su tasa de prevalencia (consumo de al menos una vez al año), en la población de entre 15 y 64 años, se ubica en un 2,6%, mientras que la media en América del Sur es de un 1%. Además, nuestro país es el segundo país consumidor del continente detrás de Estados Unidos.

La coca actúa directamente sobre el centro de placer del cerebro y produce sensación de bienestar, euforia y energía. Aumenta el deseo y el rendimiento sexual si se toma ocasionalmente, algo poco frecuente por el alto nivel de adicción y dependencia que genera. También reduce el hambre, el sueño y la fatiga, y actúa como anestésico local.

La lista de riesgos para la salud es larga: produce hemorragias nasales, problemas respiratorios, alteración del sueño, irritabilidad, agresividad y problemas cardiovasculares, incluidos infartos. Además, crea una fuerte dependencia psíquica.

El mercado ilícito de la cocaína «tiene un valor de más de 80.000 millones de dólares» en el mundo, según cálculos de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) y la Onudd.
Fuente: Clarin.com, 2014.

 

La marihuana deteriora la capacidad cerebral

agosto 7, 2014

Confirman que la marihuana deteriora la capacidad cerebral.
Por Georgina Elustondo.

Uno de los estudios más amplios sobre los efectos en la salud del uso persistente de cannabis revela que deteroria el coeficiente intelectual y que afecta la memoria y otras funciones mentales. Los daños, aseguran los científicos, son irreversibles.

marihuana 02Se ha instalado y crecido al amparo de discursos que la aseguran inocua. Se dice, de la marihuana, que no genera adicción, que es menos tóxica que el tabaco y que hasta puede resultar beneficiosa en algunas circunstancias. Tres «mitos» que gozan de una controvertida aceptación social y que la ciencia médica refuta a rajatabla. «Nada más alejado de la realidad», enfatizaron desde la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) al difundir que uno de cada cuatro pacientes en tratamiento en centros dependientes del organismo esteban siendo rehabilitados por adicción a la marihuana. Pues bien: una flamante investigación, realizada en Nueva Zelanda, asegura que su uso persistente, sobre todo en adolescentes, deteriora significativamente y de forma irreversible las funciones cerebrales.

La investigación es una de las más amplias que se han llevado a cabo sobre los efectos de la marihuana en el cerebro. Los científicos siguieron durante más de 20 años a un grupo de 1.000 jóvenes y encontraron que los que habían comenzado a usar marihuana antes de cumplir los 18 años -cuando su cerebro estaba aún desarrollándose- mostraban una reducción «significativa» en su coeficiente intelectual.

Un equipo de investigadores, dirigido por la profesora Madeline Meier de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos, analizó el impacto del uso de marihuana en varias funciones neuropsicológicas de 1.037 individuos nacidos entre 1972 y 1973. Los científicos siguieron a los participantes hasta que cumplieron 38 años, realiándoles entrevistas y estudios periódicos. Tomaron en cuenta factores como dependencia de alcohol y/o al tabaco, uso de otras drogas y nivel de educación.

Al evaluar todos los casos, encontraron que los participantes que habían usado persistentemente marihuana mostraban un «amplio deterioro» en varias áreas neuropsicológicas, como funcionamiento cognitivo, la atención y la memoria. Quienes habían usado la droga al menos cuatro veces a la semana, año tras año, durante su adolescencia, sus 20 años y, en algunos casos, sus 30 años, mostraron una reducción en su coeficiente intelectual. La relación, concluyel el estudio, es inapelable: cuanto más fumaba el individuo, mayor la pérdida en el CI.

Uno de los puntos mas importantes del estudio fue demostrar que el daño era irreversible. Al dejar de usarla o reducir su uso no lograron restaurar completamente su pérdida de CI. Es decir, los efectos neurotóxicos son clarísimos y el daño es permanente.

El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Robin Murray, profesor de psiquiatría del King’s College de Londres, explicó que el estudio es «una investigación extraordinaria. Es probablemente el grupo de individuos que ha sido más intensamente estudiado en el mundo y, por lo tanto, los datos son muy buenos. Hay muchos informes anecdóticos de que los usuarios de marihuana tienden a ser menos exitosos en sus logros educativos, matrimonios y ocupaciones. Este estudio ofrece una explicación de por qué puede ocurrir».

Fuertemente adictiva
Según datos del Registro Continuo de Pacientes en Tratamiento de SEDRONAR, en 2005 la marihuana motivó el tratamiento del 25% de los 2.369 pacientes que estaban siendo rehabilitados en 53 centros de todo el país. «Este alto porcentaje desmiente los discursos habituales sobre la marihuana, que insisten en instalarla como una droga que no genera mayores daños sobre la salud. Es mucha la gente que no puede dejarla ni manejarla y que está padeciendo las consecuencias de su consumo», destacó Diego Alvarez, que estaba al frente del Observatorio de Drogas del organismo en ese momento.

«Es un mito que la marihuana no tiene toxicidad. Es una droga con sustancias psicoactivas muy potentes, que impactan sobre el sistema nervioso central y el aparato cardiovascular», agregó la toxicóloga Norma Vallejo. «El uso crónico genera pérdida de interés y del deseo, fatiga, alteraciones de humor, disminución de la capacidad de concentración y depresión del sistema inmunológico. Además, afecta la fertilidad y aumenta las probabilidades de sufrir cáncer, enfermedades pulmonares y psicosis», subrayó. «Muchos aseguran que el porro es menos dañino que el tabaco, y no es así. Su toxicidad es mayor porque se fuma distinto: se retiene más en las vías respiratorias y, en el proceso de fumado, desprende más monóxido de carbono que un cigarrillo».

Los daños que puede generar la marihuana son múltiples y difieren mucho según la persona: como dicen en la jerga, «a cada uno le pega distinto». Pero hay algo que afecta a todos los consumidores por igual: la adicción. «La marihuana genera dependencia física y, sobre todo, psicológica. Como otras drogas, excita y provoca un aparente estado de bienestar porque actúa sobre el sistema de recompensa del cerebro. El mismo, al ser estimulado, pide más», destacó la especialista.

En el caso de la marihuana la adicción no está asociada necesariamente a la frecuencia de consumo. Tiene que ver con las particularidades de cada persona. Para evaluar si hay dependencia se observa si el consumidor desarrolló tolerancia (si el organismo se habituó y debe fumar más para lograr el mismo efecto), si su cotidianidad sufrió cambios (rutinas, hábitos, manejo del tiempo) y si hay manifestaciones que indiquen síndrome de abstinencia: «Si no puede dejar de fumar, si se pone irritable, transpira frío o no puede socializarse ni disfrutar cuando no fuma», explican los expertos.

Los efectos menos conocidos del cannabis
Según diversos estudios de sociedades científicas de gran prestigio internacional, el uso persistente de marihuana provoca pérdida de memoria, reduce el rendimiento y altera las capacidades cognitivas. Puede producir depresión, ansiedad, psicosis y, en el peor de los casos, esquizofrenia.

Los poderes psicotrópicos del cannabis son conocidos por el ser humano desde hace miles de años. Sus ‘propiedades embriagadoras’, como decía Herodoto en el siglo V, se deben fundamentalmente al delta-9-tetrahidrocanabinol (THC), el cannabinoide responsable de sus efectos en el cerebro. Cuando se inhala esta sustancia, el THC llega rápidamente al cerebro a través de la sangre. Sus efectos se sienten a los pocos minutos y pueden durar hasta dos o tres horas.

Una de las consecuencias menos conocidas tienen que ver con los trastornos psiquiátricos. El consumo de porros multiplica por dos las probabilidades de sufrir brotes psicóticos (con más riesgo a mayor dosis). Varios estudios coinciden en que la marihuana podría actuar como desencadenante de estos ataques en personas con una cierta predisposición genética. El riesgo se acentúa cuando el consumo se inicia antes de los 15 años.

A su vez, un informe elaborado por expertos de la Oficina de Control de Drogas de la Casa Blanca (EEUU), advierte de que los adolescentes que fuman marihuana tienen hasta un 40% más de riesgo de sufrir depresión, ansiedad, psicosis (alucinaciones) o algún tipo de enfermedad mental; especialmente en el caso de las chicas. Y aunque no se ha demostrado de una manera estadísticamente significativa que pueda causar esquizofrenia, sí parece que empeora sus síntomas y agrava los ataques.

No es lo mismo usar una droga que ser adicto a ella. Muchos consumidores no se convierten en adictos. Pero vale medir y conocer las consecuencias. Según datos del 2007, en nuestro país más del 6 por ciento de la población consume habitualmente marihuana, una cifra que convierte a la Argentina en el país de mayor consumo de América latina.
Fuente: Clarin.com, 2014.