¿Por qué las alcancías tienen forma de chanchito?

abril 10, 2020

¿Por qué casi todas las huchas o alcancías que utilizamos tienen forma de cerdito?


Por qué casi todas las huchas o alcancías que utilizamos tienen forma de cerdito

¿Qué imaginas cuando piensas en guardar dinero en una hucha? Es muy probable que veas en tu imaginación a un cerdito rosa. ¿Nunca te has preguntado por qué tiene que ser un cerdo? Te contamos por qué utilizamos alcancías con forma de cerdo para guardar nuestros ahorros y desde cuándo.

El ahorro

La gente ha ahorrado dinero desde siempre, es una práctica que empezó mucho tiempo antes de que existieran las entidades bancarias. Durante siglos, las personas guardaban el dinero que ahorraban en su casa. Para ello utilizaban vasijas, frascos, cajas, botes o cualquier tipo de recipiente que tuvieran a mano. Más adelante comenzaron a ocultarlo bajo el colchón.

En muchas excavaciones llevadas a cabo en yacimientos arqueológicos romanos y griegos se han encontrado objetos que la gente empleaba para guardar sus monedas. Por lo general, estaban hechos con materiales baratos. Para recuperar el dinero, el recipiente se tenía que romper. Otra opción era extraer las monedas a través de la ranura de entrada, aunque eso requería paciencia.

La metodología no ha cambiado en las huchas con forma de cerdito actuales. No obstante, hay algunas que tienen un orificio mayor en la parte de abajo, con una tapa,  para cuando se desee vaciarla. La pregunta es: ¿Por qué los frascos, vasijas y cajas que se usaban anteriormente adoptaron la forma de un cerdito? Hay cuatro teorías:

las personas guardaban el dinero que ahorraban en su casa
El cerdo no tendría nada que ver con el origen del recipiente para ahorrar dinero, según una teoría.

1. Nombres confusos

Durante la Edad Media y en la zona de Europa del este, la gente empleaba un material muy barato, que se parecía a una arcilla anaranjada, para fabricar ellos mismos un recipiente donde guardar sus ahorros.

Este material se llamó en inglés pygg, y los tarros o vasijas que se elaboraban con él eran los pygg jars (jarras pygg). Es evidente que existe una clara semejanza entre las palabras pig (cerdo) y pygg (el material).

Tal como comentó la bibliotecaria Megan Cohen en la página Liberty Street Economics, de la Reserva Federal de Nueva York, la expresión pygg jars se convirtió en piggy banks (que significa hucha en inglés) debido a la evolución natural de la lengua inglesa. De esta forma, con el paso del tiempo, el nombre del material se olvidó y pasó a ser el nombre del cerdito.

piggy banks

En Inglaterra, los alfareros que recibían encargos para fabricar huchas durante el siglo XIX, empezaron a darles la forma de cerdito debido a esta peculiar confusión con el idioma. Según cuentan en el portal The Financial Brand, el juego de palabras entre pygg jars y piggy banks llamó la atención de los clientes adultos y también de los niños.

2. Engorden al cerdo

No obstante, no todo el mundo está de acuerdo con la anterior teoría. Otra explicación consiste en que los cerdos eran literalmente las huchas de las personas con pocos recursos.

La gente pobre adquiría un cerdo con la llegada de la primavera y lo alimentaban y “rellenaban” con la comida que sobraba en casa durante unos seis meses. En invierno, cuando ya había engordado, lo sacrificaban y la familia subsistía gracias a él. Por lo tanto, los cerditos como alcancías también representan la necesidad de ahorrar (y de engordar al cerdo) que tenían las familias pobres.

Engorden al cerdo
Otra teoría sugiere que los cerdos reales eran las alcancías de la gente pobre.

3. Cerdos sagrados

La teoría número tres sostiene que las huchas que adoptaron la forma de un cerdo provienen de China. Se sitúa el origen en la dinastía Qing, dentro del período que abarca los siglos XVII al XX. En la cultura china, el cerdo está considerado como un animal sagrado y simboliza riqueza y abundancia.

El cerdo es uno de los animales que conforman el horóscopo chino. Según él, quienes nacen bajo su tutela tienen gustos caros y buenos modales. Por eso también se cree que la gente adoptó la forma del cerdito para diseñar sus huchas y tener a buen recaudo su dinero.

En la cultura china, el cerdo está considerado como un animal sagrado
Horóscopo chino.

4. ¿Desde Indonesia?

Por último, la cuarta teoría hace referencia a que las huchas de cerdito provienen de Indonesia. De hecho, es significativo que algunas entidades bancarias de este país utilizan el símbolo del jabalí o cerdo salvaje.

En Indonesia hay diversos museos que exponen en sus vitrinas figuras imitando la forma de un cerdito (también las hay en otros museos del mundo). Normalmente son de arcilla y se remontan a los siglos XIV y XV. Debido a que siempre se tenían que romper para recuperar el dinero, son muchas las que se tuvieron que recomponer y así aparecen en el museo.

En aquel entonces, eran muy utilizadas las rutas para comerciar entre Europa, Indonesia y China, por lo que hay una alta probabilidad de que las alcancías que adoptaban la forma del cerdo fueran importadas por diversos pueblos.

las huchas de cerdito provienen de Indonesia
Una hucha fabricada en Indonesia en el siglo XV.

No se sabe qué teoría debe ser la correcta, pero lo cierto es que se sigue practicando la costumbre de regalar a los niños una hucha de cerdito para que guarden en ella sus ahorros. Por otra parte, para los adultos es un símbolo que representa con claridad el concepto del ahorro.

Y a ti, ¿te regalaron alguna? ¿Aún la tienes en casa?

Fuente: grandesmedios.com


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:  LinkedIn      Twitter


banner asesor financiero

.

.

Los malos hábitos financieros de los mexicanos

abril 28, 2016

El desafío financiero para los mexicanos del siglo XXI

Por Gustavo Ibáñez Padilla.

En México el 95% de los trabajadores independientes no dispone de un Plan de ahorro para el retiro, lo que plantea un desafío importante para sus familias. El problema se agrava con el paso de los años, ya que se estima que en 2050 un tercio de la población mexicana será mayor de 60 años.

mexico bandera mapaSegún datos estadísticos oficiales, cada día 799 mexicanos cumplen 60 años, lo cual representa al cabo de un año casi 300.000 personas.

Una encuesta privada evidenció que el mexicano promedio muestra cierta desconexión entre sus prioridades de vida y las acciones que toma, ya que coloca al retiro como la cuarta prioridad -después de casa propia, herencia para la siguiente generación y educación de los hijos- pero son muy pocos los que ahorran para su jubilación.

Según datos de la CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), el 57% de los mexicanos ahorra dinero de manera informal; más de la mitad lo hace atesorando en casa; 32% en tandas y el resto lo guardan con familiares o en cajas de ahorro.

ahorrar en el colchonComo podemos ver, estas modalidades de ahorro son riesgosas y poco productivas. Atesorar en el colchón implica riesgos de pérdida o robo y no produce interés. Lo mismo da que sea en la propia casa o con familiares.

Ahorrar en Cajas de Ahorro tiene muy bajo rendimiento y es muy probable que recurramos a dichos fondos en un período corto de tiempo, ya que no hay barreras que dificulten los retiros.

ahorro en tandasAhorrar en tandas es una costumbre muy popular en México, que consiste en reunir a un grupo de personas, quienes al participar se comprometen a aportar un monto fijo cada semana, mes o quincena. En cada periodo, el dinero reunido, se sortea entre los participantes. Los ganadores reciben la cantidad total y ya no participan en los sorteos posteriores, aunque mantienen su obligación de continuar aportando. Al final, todos los participantes terminan recibiendo su ahorro. En Argentina, esta modalidad suele conocerse como Círculo de Ahorro; pero usualmente es organizado por una empresa y no en la modalidad informal como ocurre en México.

La ventaja de ahorrar en tandas es que resulta posible alcanzar nuestro objetivo de ahorro antes (si salimos sorteados al principio) que si lo hiciéramos por separado. Esto significa que también son utilizadas como mecanismo de financiamiento.

El riesgo de ahorrar en tandas es que por ser un mecanismo informal, las personas que ya salieron sorteadas pueden dejar de aportar -en perjuicio de los demás- lo cual sucede con mucha frecuencia. Además, existe el riesgo de que el organizador, que reúne los aportes, desaparezca con los fondos.

Es importante destacar que ahorrar en tandas no implica una inversión, por lo cual no genera rendimientos; y además este sistema informal enfoca a las personas en un ahorro de corto plazo generalmente orientado al consumo y no a la inversión.

Esta realidad de la cultura financiera mexicana muestra la importancia y la necesidad de fomentar y difundir los mecanismos específicos de ahorro e inversión de largo plazo, es decir, los Seguros de Vida y las Anualidades.

anualidadesEs muy accesible a cualquier persona con ingresos diseñar su Plan Personal de Retiro, mediante una póliza de Seguro de Vida con capitalización. También pude recurrirse a las Anualidades (contratos de inversión en una compañía de seguros de vida) para financiar los estudios de los hijos o planificar el retiro. Por supuesto, esto debe realizarse con el asesoramiento de un Consultor Financiero, que optimice el rendimiento de dichos instrumentos financieros.

A fin de lograr los cambios culturales necesarios que permiten crear hábitos financieros saludables, que reemplacen las costumbres perniciosas, es indispensable promover la Educación Financiera de todas las personas y desde la edad más temprana posible. El ahorro y la inversión son demasiado importantes para ser librados al azar y al voluntarismo.

Fuente: Ediciones EP, 28/04/16.

ahorro informal vs ahorro formal

Datos año 2014.

Ahorro informal versus Ahorro formal

mayo 10, 2014