Caminar: Uno de los medicamentos más efectivos

noviembre 29, 2017

Uno de los medicamentos más efectivos

Por Daniel López Rosetti.

Ya no hay duda. Caminar hace bien. En realidad, caminar hace muy bien. Esto es debido a que se trata de un ejercicio físico de orden aeróbico por excelencia. Otros ejercicios aeróbicos son andar en bicicleta sea ésta fija o móvil, hacer natación, remar, y todos aquellos ejercicios en los cuales el movimiento de las masas musculares de nuestro cuerpo es continua de manera tal que el consumo de oxígeno por parte de los músculos es asimismo continuo. Esto excluye otras actividades físicas, que también son muy buenas como para nombrar tan solo una de ellas digamos por ejemplo el fútbol. Claro está que incluimos dentro de los ejercicios aeróbicos las variables de la caminata tal es así el trote o el running.

.

Esta actividad física aeróbica beneficia por distintos procedimientos y mecanismos de orden biológico a todas las arterias y vasos sanguíneos de nuestro cuerpo. Sería difícil enumerar los múltiples beneficios ya que como resulta evidente el beneficio de las arterias garantiza una buena irrigación sanguínea a todos los órganos sobre todo aquellos que podemos considerar órganos nobles, tales como el cerebro, el corazón, los pulmones, etcétera. Es decir, ninguna parte del cuerpo escapa a los beneficios que presupone tener arterias en muy buen estado y con bajo nivel de aterosclerosis. La actividad física en general y la aeróbica en particular ayuda notablemente a controlar el peso corporal, mantener la flexibilidad de las articulaciones, mejora el estado anímico general, mejora claramente el humor, disminuye los efectos negativos de la depresión y podríamos seguir con una serie verdaderamente larga de beneficios. Así como hemos dicho que es particularmente beneficioso para los órganos nobles resulta evidente que esos órganos funcionarán mejor. Por tanto y si consideramos por caso nuestro cerebro es obvio que este funcionará mejor expandiendo lo más posible sus actividades de orden cognitivo tales como la capacidad de concentración, atención, memoria, facilidad en la toma de decisiones, y como ya hemos dicho tendrá repercusión en la mejoría del estado anímico. El corazón es otro órgano muy beneficiado por la actividad física aeróbica. El mantenimiento y buen funcionamiento de las arterias coronarias tendrá como repercusión directa una buena irrigación del músculo cardíaco y en tanto ello de sus funciones. Disminuirá en consecuencia la posibilidad de angina de pecho, infarto agudo de miocardio, arritmias cardíacas, muerte súbita, etcétera. La actividad física aeróbica disminuirá también la presión arterial manteniéndola en niveles adecuados. Ayudará a controlar el metabolismo y con ello el peso corporal disminuyendo la posibilidad de sobrepeso y obesidad. Es particularmente útil también para evitar y/o tratar la diabetes. Mejorará asimismo el proceso respiratorio y la salud de las vías aéreas. Lo propio sucede con nuestro sistema digestivo. Nuevamente, como verá, sería difícil y largo enumerar la infinidad de beneficios que la actividad física aeróbica ejerce sobre nuestro cuerpo.

banner presion arterial dieta saludable

.

¿Cúanto hay que caminar para que sea beneficioso?

La pregunta que seguramente nos haremos a esta altura es sobre la dosis con la que debiéramos administrar este medicamento por excelencia. Ante todo y como siempre es conveniente realizar un control médico adecuado para saber cuál es nuestro estado general y si podemos realizar actividad física y en qué medida. Más allá de ello la inmensa mayoría de las personas pueden realizar una caminata aún dentro de sus posibilidades. Cabe señalar en este sentido que «lo perfecto es enemigo de lo bueno» y que para una persona sedentaria, con el solo hecho de que camine un poco sin duda su estado general va a mejorar. Esta recomendación la realizo tanto para aquellas personas que resultan ser sedentarias como para aquellas que ya realizan actividades físicas tales como el trote o la carrera: «lo perfecto es enemigo de lo bueno».

Aclarado estos conceptos, diría que lo importante es iniciar una caminata a paso normal y durante 30 o 45 minutos diarios, día por medio.Sugiero iniciar la actividad con una caminata de paso normal, para paulatinamente ir aumentando la velocidad. La recomendación final sería realizar una caminata a paso rápido esos 30 o 45 minutos día por medio. Tomando siempre la precaución de utilizar calzado cómodo, tomar un vaso de agua antes de iniciar la actividad, realizar un ejercicio de elongación, y luego comenzar a caminar a paso normal durante unos 50 o 100 m y aumentar posteriormente la velocidad. Esa velocidad no debe llegar al trote, en realidad no es necesario. Simplemente se trata de caminar con rapidez pero sin llegar al trote. Un secreto para saber si la velocidad a la cual caminamos es adecuada para nuestra condición física es cantar algún tema que le guste durante la caminata.

Siempre me gusta mencionar un hecho que notó el médico del correo de Londres hace cientos de años. Él observó que los carteros iban al velorio de los administrativos. Esta observación no puede ser más concluyente, quien camina en términos generales vive más tiempo. Pero la verdad, y lo más importante es que aquel que camina con regularidad simplemente se va sentir mejor mientras la vida continúe. Nunca debemos olvidar que la adecuada gestión de la vida, es la gestión de cada uno de sus momentos, diría que la adecuada gestión de la vida es la gestión del «mientras tanto».

—Daniel López Rosetti es médico clínico, cardiólogo universitario, especialista en medicina del estrés, docente, investigador y divulgador científico.

Fuente: La Nación, 29/11/17.

Más información:

Caminar, para vivir más y mejor

Salud y actividad física

El impacto del estrés en la salud


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


.

.

Salud y actividad física

diciembre 8, 2015

La actividad física y la salud

Según la información difundida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inactividad física entraña un peligro cierto para la salud de las personas, particularmente entre los 30 y los 70 años de edad. Corroborando esa afirmación, numerosos estudios han estimado que, a nivel global, 3,2 millones de personas adultas mueren por esa causa, que ocupa el cuarto lugar entre los variados factores de riesgo que asedian la vida humana.

sedentarismo homero simpsonA estos datos internacionales corresponde agregar que investigadores argentinos han precisado recientemente que la falta de actividad es el antecedente que permite explicar el 17% de los fallecimientos por causas cardiovasculares ocurridos en nuestro país, ya sea por enfermedad coronaria o bien por accidentes cerebrovasculares (ACV) de los que fueron víctimas 7.278 personas en el transcurso del último año.

En este sentido, ha sido el equipo del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria, afiliado a la Universidad de Buenos Aires (UBA), el que ha destacado las dimensiones del problema en el ámbito nacional.

banner presion arterial dieta saludable

Por su parte, Rosana Poggio, cardióloga del Centro de Excelencia en Salud Cardiovascular para el Cono Sur, expuso los resultados del 41er. Congreso de la Sociedad Argentina de Cardiología con respecto a modos de prevenir males de esa especialidad que se cifran en ejercicios, como efectuar caminatas a paso rápido al menos durante cinco días por semana y media hora por cada una de ellas. La mayoría de las personas, sin embargo, no cumplen con ese ejercicio que demanda tan poco esfuerzo y que resulta sumamente beneficioso para la salud.

Eso ha llevado a que el 56% de los Estados que son miembros de la OMS promuevan medidas destinadas a reducir la inactividad física en un 10% en un plazo que alcanza al año 2025.

Es positivo poner en claro que la actividad aconsejada también se cumple a través del trabajo que demanda la acción, es decir, por medio de juegos y de actividades recreativas e, incluso, de la realización cotidiana de las tareas domésticas, diferenciadas de los ejercicios físicos, que constituyen un aspecto metódico, estructurado y repetitivo de la actividad física.

Los beneficios de la actividad física se traducen, además, en una mejora del sistema muscular, de la salud ósea y del funcionamiento cardiorrespiratorio, reduce los riesgos de la hipertensión y de las enfermedades coronarias, como también de caídas y fracturas que suelen resultar muy peligrosas cuando más avanzada es la edad, y es fundamental para el equilibrio energético y el control del peso.

banner no mas dolor de espalda 01

Un aspecto del mundo actual adverso es que los niveles de inactividad han crecido, en tanto que en los países donde el aumento de los ingresos es mayor, se ha tornado más evidente. En esas sociedades, en que prevalecen las labores intelectuales y el sedentarismo, tanto en el trabajo como en el hogar, el 41% de los hombres y el 48% de las mujeres no realizan la actividad física necesaria para la buena salud.

El presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, Roberto Pedro, hizo notar la falta de políticas sanitarias que muevan a la población. Para corregir esa falta, señaló la necesidad de que los profesionales de la salud, las asociaciones científicas y el mismo Estado trabajen en conjunto para reducir el problema del sedentarismo y mejorar la calidad y prolongación de la vida.

Fuente: La Nación, 08/12/15. Editorial.


banner deje de fumar 01

 

.

Nueve consejos para disfrutar más de sus vacaciones

mayo 25, 2015

Nueve consejos para disfrutar más de sus vacaciones

Sus vacaciones de verano podrían costarle un dineral. Sin embargo, buena parte de la diversión ocurre ahora, antes de gastar el dinero.

Esa es una de las observaciones de las investigaciones académicas sobre el dinero y la felicidad. Gracias a esas investigaciones, tenemos una buena idea de cómo exprimirles más placer a los dólares que gastamos. ¿Quiere tener unas estupendas vacaciones? Pruebe estas nueve estrategias.

1. Comience a soñar. Un estudio de investigadores holandeses publicado en 2010 descubrió que las vacaciones incrementaban la felicidad. No obstante, el mayor impulso ocurría antes de que empezara el viaje.

“La mejor parte de las vacaciones es planearlas”, anota David Schkade, profesor de gestión en la Universidad de California en San Diego. “Uno contempla las posibilidades”.

Conforme reflexiona sobre lo que hará en las próximas vacaciones largas, se puede imaginar todos los lugares que podría visitar y todas las cosas que podría hacer y así, en efecto, disfrutar una gama de vacaciones distintas. Un consejo: No se lleve a su cónyuge en un viaje sorpresa. Quizás usted disfrute meses de anticipación, pero su pareja no los gozará.

vacaciones 012. Tome dos, o incluso tres. “Quizás tenga sentido tomarse tres vacaciones más pequeñas en lugar de una grande”, dice Sonja Lyubomirsky, autora de “The How of Happiness” (algo así como El cómo de la felicidad) y profesora de psicología de la Universidad de California en Riverside. “De esta manera, tiene tres períodos de anticipación”.

Las vacaciones no son baratas: el año pasado, los estadounidenses anticipaban gastar US$1.246 por persona, según una encuesta de American Express. AXP +0.61% ¿No está seguro de si le alcanza para tomarse múltiples vacaciones? Podría encontrar el dinero recortando otros gastos, especialmente en posesiones materiales.

Las investigaciones nos dicen que obtenemos mayor felicidad de experiencias que de cosas. Un motivo es que nos acostumbramos rápidamente a una casa más grande y a un mejor auto, por lo tanto nuestra felicidad inicial disminuye rápidamente. En cambio, recordamos las experiencias —como vacaciones— con mayor cariño con el tiempo, a medida que nos olvidamos de los problemas que experimentamos y los puntos positivos figuran con mayor prominencia en nuestra memoria.

3. Dé un poco. Las investigaciones señalan que nos sentimos más contentos si participamos en actos de bondad. Uno puede incorporar esta idea a sus planes de vacaciones uniéndose, por ejemplo, a una organización que construye viviendas en otra parte de su país o incluso en otra parte del mundo.

4. No vaya solo. El tiempo con amigos y familiares es un enorme aportador a la felicidad. ¿Quiere que sus vacaciones sean especiales? Quizás podría invitar a sus hijos adultos o hacer gestiones para ver a viejos amigos en sus viajes.

“El aspecto social es una parte sorpresivamente grande de por qué las experiencias son mejores”, dice Schkade. “Si está en un viaje de negocios y tiene un día para salir como turista, intente pasar tiempo con otra persona o únase a un grupo turístico”.

5. Saboree el momento. Uno puede aumentar la felicidad durante sus vacaciones si se detiene ocasionalmente a “oler las rosas”, aconseja Lyubomirsky. Eso podría implicar hacer una pausa durante su caminata por la sierra o su paseo por París, y valorar lo afortunado que es de estar allí.

6. Trabaje un poco. Debido a los smartphones y las laptops, es difícil escapar del trabajo por completo. Sin embargo, eso no es necesariamente algo malo, siempre y cuando lo separe. Por ejemplo, podría reservar 30 minutos al día para revisar e-mails urgentes de la oficina. Eso le dará un mayor sentido de control, y el tiempo fuera le podría ayudar a valorar más cuando apague su computadora y regrese a sus vacaciones.

7. Tome selfies. Más tarde, puede usar esas fotos para recordar los buenos momentos que pasó y extraer mayor placer del dinero que gastó.

“La gente toma muchas fotos del sitio, pero menos de ellos mismos allí”, dice Schkade. “Ese es un error. Esto hace que sea más difícil acordarse de uno mismo allí”.

8. Prepárese para el regreso. El estudio holandés antes mencionado halló que los buenos sentimientos de las vacaciones se evaporan rápidamente, probablemente porque las personas regresaron de inmediato al estrés de su trabajo.

¿Qué hacer? “Hay dos cosas que podrían funcionar”, me dijo en un e-mail Jeroen Nawijn, uno de los autores del estudio e investigador de la Universidad de Breda NHTV en Holanda. “Una es no reanudar el trabajo inmediatamente después de regresar a casa”, para reducir el estrés de desempacar, lavar la ropa, etc. “La otra es intentar evocar recuerdos del viaje al ver fotos, souvenires (y) publicar cosas en las redes sociales”.

9. Comparta con los demás. ¿No está seguro de si quiere irse de viaje con sus amigos? De todas formas puede compartir sus vacaciones con ellos al invitarlos a cenar cuando regrese. Esto le dará la oportunidad de sacar las fotos de nuevo, entretenerlos con sus anécdotas y obtener un poco más de felicidad de sus dólares gastados en las vacaciones.

Fuente: The Wall Street Journal, 19/05/15.

 

 

.