Tasas de interés cero, el dolor de cabeza de Europa

julio 12, 2012 · Imprimir este artículo

Tasas de interés cero, el dolor de cabeza de Europa

Por Richard Barley

 

LONDRES (EFE Dow Jones) — A veces, se puede tener un exceso de algo bueno. Los bancos centrales están apostando por tipos de interés ultra bajos para reactivar las economías. Pero la decisión del Banco Central Europeo de la semana pasada de recortar los tipos de interés que paga por los depósitos a un día a cero ha provocado que Goldman Sachs Asset Management, J.P. Morgan Asset Management y BlackRock suspendan sus cuotas en los fondos del mercado de dinero europeos. Éste es un hecho preocupante que podría traer mayores consecuencias no intencionadas.

Con este recorte de los tipos de interés de los depósitos, el BCE pretende convencer a los bancos para que inviertan parte de los 791.000 millones de euros que tienen aparcados en el banco central en el mercado interbancario. Pero la medida ha llevado la rentabilidad de los bonos estatales alemanes, franceses y holandeses al territorio negativo. Esto es un problema para los fondos del mercado de dinero, al que suelen recurrir muchas compañías para almacenar su exceso de dinero, al ofrecer mayor liquidez, mayores rentabilidades y una alternativa más diversificada que una cuenta corriente en un banco. Los fondos del mercado de dinero europeos con calificación triple A bajo gestión ascendieron a 522.000 millones de euros en junio, frente a 302.000 millones de euros en junio de 2007, según la asociación institucional de fondos del mercado de dinero.

Pero los fondos del mercado de dinero tienen dificultades para encontrar activos refugio capaces de dar a los inversionistas la rentabilidad prometida después de descontar comisiones. Suspender las nuevas cuotas debería proteger a los inversionistas antiguos del descenso que sufre la rentabilidad cuando se invierte dinero nuevo. Pero poner barreras a la entrada de nuevo dinero no puede ser una solución permanente: los activos que vencen han de reinvertirse, y el vencimiento medio de los activos de los fondos europeos era de entre 29 a 36 días a finales de febrero, según Fitch. Algunas alternativas de activos con mayor rentabilidad, como el papel comercial emitido por los bancos, han perdido calidad crediticia, por lo que no cumplen los requisitos de los fondos monetarios. Si persisten las rentabilidades negativas, los fondos podrían tener que reducir o no aplicar comisiones.

En el pasado, las rentabilidades negativas han sido temporales y han estado asociadas a momentos de pánico, como cuando surgieron los primeros rumores de una salida de Grecia del euro. El recorte de tipos del BCE, junto a la ausencia de pánico, sugieren que las rentabilidades negativas podrían estar generalizándose. Pero también hablan de una gran preocupación por las perspectivas económicas y de un creciente deseo de los inversionistas de buscar valores refugio. Otro recorte de tipos de interés hasta el territorio negativo —algo que muchos consideran imposible— podría enviar una señal aún peor.

Esto es un terrible dolor de cabeza para los responsables de política monetaria. Los fondos del mercado monetario desempeñan un papel vital al canalizar la liquidez por todo el sistema. Unos tipos de interés persistentemente en cero o negativos podrían dejar a los fondos del mercado monetario sin negocio, advirtió Benoit Coeure, miembro del consejo del BCE, en febrero. Esto supondría un duro golpe para un sistema en el que el banco central ya ha sustituido al mercado interbancario; sin mercados de dinero, las compañías probablemente depositarían su dinero sólo en los bancos más sólidos. El BCE corre el riesgo de verse aún más involucrado en el sistema financiero. Esto podría terminar limitando su margen de maniobra.
Fuente: The Wall Street Journal, 12/07/12.

banner CEP 01 click aqui

Lectura recomendada:  Señales de vida en la eurozona

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.