Time is money: El secreto del ecommerce

marzo 5, 2017 · Imprimir este artículo

Time is money: Cómo el ecommerce ayuda a ahorrar tiempo en las compras

ecommerce ahorra tiempo

.

Ecommerce, la era del consumidor voraz

El mundo digital global se ha convertido en la era del ecommerce, la era del consumismo voraz.

Sin duda, si tengo que elegir una frase que de sentido al momento actual sería “El tiempo es oro” de Benjamin Frankling, que allá por el siglo XVIII en su obra “Consejos a un joven comerciante”, destacaba esta premisa por encima del resto. Quizá el inventor del pararrayos no pudo imaginar que esa afirmación tomase tanta fuerza en la actualidad, al igual que tampoco creería que su rostro aparecería en los billetes de 100 dólares actuales.

e commerceUna sociedad inundada de “caminantes” alienados por sus smarthphones incapaces de alzar la vista en un paso de cebra o mirarte a los ojos en una comida familiar. Bienvenidos a una nueva sociedad en la que las quedadas con colegas se han convertido en mesas redondas de whatsapp. Un universo global en el que la comida se adereza con redes sociales, la cena con Google, y el desayuno con mails. No nos queda otra que sucumbir al encanto del click, a la inmediatez del aquí y ahora. Y ese click a nivel comercial me lleva a augurar el fin de las macrosuperficies tal y como las conocemos hasta hoy, para dar paso a un nuevo Godzilla con nombre propio: AMAZON.

Ya lo decía Calderón “afortunado es el hombre que tiene tiempo para esperar” y añadiría: y paciencia suficiente para soportar un heroico día de compras navideñas y no morir en el intento. Hay a quienes se nos hace harto difícil no enloquecer mareado en el tiovivo de los inescrutables pasadizos de un parking cualquiera, de una atestada macrosuperficie cualquiera, en busca de un bendito lugar donde estacionar e iniciar la peregrinación en busca de la compra perdida.

Cómo Ganar con el e-commerce

.

Evolución del Ecommerce

Se acerca la Navidad y la manada se encamina a cubrir el cupo de demandas innecesarias que la sociedad consumista nos vende con continuos e incesantes bombardeos publicitarios multinivel. Es el momento de arremangarnos y buscar entre la multitud el artículos, el deseado, o al menos aquel que está de moda. La aventura de nuestro héroe, las largas e interminables colas, pueden convertirse en una pesadilla provocada por un agujero en el stock, que eche al traste con la adquisición del producto que daba sentido a nuestra épica odisea consumista.

Ante este escenario, la macrosuperficie comercial actual tiene sus días contados. Tendrá que reciclarse o morir a merced del nuevo rey del ecommerce, la nueva gallina de los huevos de oro, su majestad Amazon en cuyos dominios nunca se pone el Sol, cuya larga cola abarca los deseos más insondables y escondidos en lo más recóndito de nuestra mente. Un rey que te permite comparar, valorar y comprar con un solo click a precios competitivos y desde el sofá de casa, miles de productos, recibirlos en tiempo récord y a coste cero incluso en el mismo día. ¿Es el principio de una nueva era, la era del shopping interruptus?. Sin duda, SÍ.

Las compras online siguen su vertiginoso ascenso arropadas por un halo de comodidad,al abrigo de la seguridad de Paypal y de las valoraciones de influencers que nos aportan mayor fiabilidad. ¿Es el fin de largas esperas en colas infumables? ¿Se acabaron nuestros ejercicios de equilibrio cargados como porteadores con decenas de bolsas de papel en busca del coche perdido?. Sin duda el ecommerce, ha llegado a nuestras vidas para quedarse. Remember: Time is Money.

—David Rodrígez Cabrera, Periodista experto en Marketing y Comunicación digital.

Fuente: imf-formacion.com

Más información:

Nuevas Tendencias del Comercio electrónico en 2017

La Entrega inmediata potencia el e-commerce


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Promocione su negocio con el marketing digital

.

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.