Una disputa familiar amenaza al Groupe Louis-Dreyfus

noviembre 12, 2016 · Imprimir este artículo

Una disputa familiar amenaza la estabilidad de uno de los mayores operadores de commodities del mundo

Por Sarah McFarlane, Katherine Dunn y Maarten Van Tartwijk.
Margarita Louis-Dreyfus
Margarita Louis-Dreyfus.

Miembros del reservado clan familiar detrás de Louis Dreyfus, uno de los mayores corredores de materias primas del mundo, están tratando de salir de una compañía que ha llevado su nombre por 165 años.

Insatisfechos con la gestión de la presidenta de la firma, Margarita Louis-Dreyfus —quien ingresó a la familia por vía de matrimonio—, la familia libra una batalla judicial para reducir su participación del 20% a alrededor del 3%, según personas familiarizadas con el asunto y documentos del fideicomiso que custodia la participación familiar en la firma.

Su salida del operador de commodities que abarca desde café a algodón, se halla estancada en un argumento aparentemente técnico sobre quién puede intervenir en la valoración de la participación de la familia en la empresa, según documentos presentados ante un tribunal holandés relacionados con una audiencia celebrada el 21 de junio.

Esto da a Louis-Dreyfus más tiempo para recaudar el dinero que necesita para comprar la parte de la familia. Cargada de deudas, Louis-Dreyfus está buscando un inversionista, según personas conocedoras del asunto. El problema es que lo está haciendo en un momento en que la valoración de la compañía ha sido arrastrada por la caída de los precios de las materias primas.

La batalla judicial enfrenta a una familia en el corazón del mundo de los negocios europeo contra Louis-Dreyfus, quien creció como huérfana en la ex Unión Soviética. El rápido ascenso de Margarita Louis-Dreyfus en la compañía después de la muerte de su esposo, Robert, en 2009, no fue anticipado ni por éste ni por el resto de la familia, dijeron personas conocedoras del tema.

La disputa llega en un momento clave para Louis Dreyfus, una empresa que comercializa cerca de 10% de los productos agrícolas del mundo, según la escuela de negocios de Harvard. Las materias primas han estado bajo presión desde 2011, y años de peleas familiares y de rotación de ejecutivos han afectado a la empresa, dijeron fuentes al tanto.

“Creo que los está obligando a actuar con una mano atada a la espalda”, dijo Philippe de Lapérouse, especialista en alimentos y agroindustria de la consultora HighQuest Partners.

En respuesta a preguntas enviadas por correo electrónico, la compañía dijo que sus socios están “completamente cómodos con las interrelaciones entre los accionistas y nuestro negocio no se ve afectado”. Margarita Louis-Dreyfus declinó hacer comentarios sobre sus relaciones con la familia.

Louis Dreyfus fue fundado en 1851 por Léopold Louis-Dreyfus, un comerciante que vendía trigo francés en Suiza. Sus operaciones ahora se extienden a más de 100 países e incluyen naranjales, buques de carga, refinerías de azúcar y terminales portuarias brasileñas.

En 2006, Robert Louis-Dreyfus se convirtió en accionista mayoritario y presidente. Antes de morir de complicaciones relacionadas con el cáncer, estableció un fideicomiso con sede en Lichtenstein llamado Akira, al que cedió su participación de control en la compañía familiar. El fideicomiso era supervisado por una fundación familiar dirigida por tres llamados “protectores”, que podrían decidir si distribuir o no los ingresos. Louis-Dreyfus nombró a su esposa como uno de esos protectores.

Los otros dos protectores de Akira dimitieron en 2010 después de que la viuda de Louis-Dreyfus los acusara de tener conflictos de interés. La mujer nombró a sus sustitutos, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Louis-Dreyfus declinó hacer comentarios sobre las salidas.

En marzo de 2011, Margarita Louis-Dreyfus fue nombrada presidenta de la junta de supervisión del holding controlante del fideicomiso.

Margarita Louis-Dreyfus, que en vida de su marido había mantenido un perfil bajo, empezó a involucrarse más en el negocio. Mandaba emails a los ejecutivos a todas horas y comenzó a asistir a las reuniones de la junta directiva de Louis Dreyfus, en lugar de asistir sólo a las del holding, de acuerdo con una persona familiarizada con el asunto.

El personal comenzó a verla en las oficinas de la compañía. Según un empleado, su llegada era anunciada por los ladridos de su perrita, una pequeña maltesa llamada Liebchen (“Querida” en alemán) que la acompañaba a sus reuniones con ejecutivos y abogados, dijeron varias personas que asistieron a estas reuniones.

En septiembre del año pasado, miembros de la familia—entre ellos Philippe Louis-Dreyfus, ejecutivo de transporte marítimo, Marie-Jeanne Meyer, presidente de la firma parisina de fondos privados Florac, y Monique Roosmale Nepveu, que asesora a otra compañía de inversión con sede en París—decidieron vender el 16,6% de su participación en la compañía, de acuerdo con documentos de Akira. El grupo vendedor incluye también a Laure Sudreau, una ex abogada basada en EE.UU.

Tanto Akira como los accionistas minoritarios se negaron a comentar sobre el caso.

Pero esta no es la primera vez que la familia se enfrentó en los tribunales con Margarita Louis-Dreyfus.

En marzo de 2011, Margarita Louis-Dreyfus fue nombrada presidenta de la junta de supervisión del holding. Poco después, miembros de la familia demandaron a Akira, diciendo que estaban siendo marginados y se les estaba negando información crítica, de acuerdo con documentos presentados en octubre de 2011. La compañía dijo que los miembros de la junta habían recibido una “cantidad robusta” de información.

El tribunal criticó a Akira por no tener en cuenta los intereses de los inversionistas minoritarios, pero dijo que no había ningún fundamento legal para decidir en favor de la demanda de la familia.

Lectura recomendada:  Bajan las cotizaciones mundiales de los alimentos

Robert Louis-Dreyfus y su familia nunca anticiparon que su esposa, que cuando se conocieron vendía partes para computadoras, podría llegar a dirigir el negocio familiar, según personas familiarizadas con el asunto.

Después del nacimiento de sus tres hijos, la pareja llevó vidas cada vez más separadas. A finales de los años noventa, Louis-Dreyfus inició una relación con Nicole Junkermann, una empresaria alemana dedicada a los deportes y los medios de comunicación, tres décadas más joven que él.

La compañía dijo que Robert Louis-Dreyfus había deseado que su esposa tuviera “una autoridad e influencia muy importantes” en la compañía.

A medida que tomó un papel más activo en el negocio, Margarita Louis-Dreyfus también chocó con ejecutivos, dijeron personas familiarizadas con el asunto. Desde 2011, la compañía ha tenido cuatro presidentes ejecutivos.

Además, dos nuevos presidentes ejecutivos, Mayo Schmidt y Patrick De Maeseneire, ni siquiera llegaron a asumir su cargo, dijeron personas con conocimiento de la situación.

Schmidt y De Maeseneire no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Louis Dreyfus dijo que sólo uno de los presidentes ejecutivos que trabajaron para la compañía durante este período fue reemplazado y que dos fueron nombrados en forma provisional, y que es normal cambiar la gestión al final de un ciclo de commodities.

A medida que miembros de la familia fueron vendiendo, Akira se fue quedado con las facturas. Para mantener a la empresa en manos de la familia, Robert Louis-Dreyfus se aseguró de que el fideicomiso estaría obligado a comprar las acciones de cualquier accionista minoritario que deseara vender. Akira tiene una deuda de casi US$600 millones, según sus cuentas más recientes. Margarita Louis-Dreyfus está buscando un inversionista que financie la última compra de acciones en un momento en que el valor de Louis Dreyfus ha caído.

En 2011, el auge de una década en los precios de muchos productos básicos agrícolas terminó en medio de un exceso de oferta. El algodón y el azúcar, por ejemplo, han caído 68% y 35%, respectivamente, de su cenit de 2011.

Esto ha afectado las ganancias de la empresa.

En marzo, Louis Dreyfus dijo que su ganancia 2015 fue de US$211 millones, 67% menos que el año anterior. La compañía dijo que el descenso se debió a la baja volatilidad del mercado, que succiona los ingresos por operaciones, y otras razones.

Los competidores quedaron mejor parados. La ganancia de 2015 de la estadounidense Cargill Inc. cayó 13%, mientras que la de Bunge Ltd. subió 57%.

A finales de 2009, Temasek Holdings Private Ltd., la compañía estatal de inversión de Singapur, consideró comprar una participación en Louis Dreyfus y valoró a la compañía en alrededor de US$8.000 millones, según una persona familiarizada con el asunto. A fines del año pasado, Temasek consideró nuevamente hacer una inversión, pero su valoración había caído a US$4.500 millones, según esa persona.

Temasek se negó a comentar. Louis Dreyfus declinó hacer comentarios sobre las valoraciones.

Mientras tanto, la familia está impaciente por su pago, estancado por una disputa sobre la valoración, según documentos del caso judicial presentado en junio en Amsterdam y personas familiarizadas con el asunto.

La familia había solicitado que el experto que valore su participación no tenga vínculos con Louis Dreyfus Holdings o con Akira y que la sociedad holding no debería participar en el nombramiento. La compañía no estuvo de acuerdo, y pidió a un tribunal holandés que detuviera el nombramiento de un tasador, según los documentos. En julio, el tribunal falló en contra de la empresa, pero esta apeló y el caso se encuentra ahora en la corte de apelaciones de Amsterdam, según un portavoz de la corte.

“Akira está trabajando en una serie de alternativas de financiamiento y está segura de que será capaz de financiar las acciones put, según sea necesario”, dijo Margarita Louis-Dreyfus en una respuesta a las preguntas enviadas por correo electrónico.

—P.R. Venkat contribuyó a este artículo.

Fuente: The Wall Street Journal, 07/11/16.


Louis Dreyfus logo

El Grupo Louis-Dreyfus (en francés Groupe Louis-Dreyfus) es un conglomerado multinacional francés que se dedica principalmente al procesamiento y comercialización de bienes de consumo agrícolas, petrolíferos y energéticos. Posee y administra buques transoceánicos, desarrolla y opera infraestructuras de telecomunicaciones, además de tener negocios inmobiliarios.

El grupo tiene su sede multinacional en Amsterdam bajo el nombre en inglés de Louis-Dreyfus Holding B.V. La grafía sin guion, Louis Dreyfus, a veces también utilizada, viene de Louis Dreyfus, padre del fundador del grupo, Léopold Louis-Dreyfus, quien adoptó tanto para su familia como para su compañía el nombre resultante de la unión del nombre de pila y del apellido de su padre.

Historia

La compañía fue fundada por Léopold Louis-Dreyfus en 1851. Su nieto Gerard Louis-Dreyfus fue presidente y CEO del grupo hasta el año 2006 y es, a su vez, el padre de la actriz estadounidense Julia Louis-Dreyfus.

Louis-Dreyfus tiene 75 oficinas repartidas en más de 53 países. Las oficinas principales se encuentran en Pekín, Buenos Aires, Londres, París, San Pablo, Connecticut y Tennessee. El grupo se dedica a la exploración y producción de gas natural, petróleo crudo y derivados de la industria petroquímica, a la adquisición y explotación de buques de ultramar, al manejo forestal y fabricación de paneles de madera, al desarrollo y la operación de infraestructuras de telecomunicaciones y a la construcción, administración e inversión en inmuebles.

Las ventas agregadas promedio anuales de los años recientes superaron los U$S 20 mil millones.

Fuente: Wikipedia, 2016.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.