Diez riesgos y recompensas de un cambio lateral de empleo

septiembre 9, 2019 · Imprimir este artículo

Diez riesgos y recompensas de un cambio lateral de empleo

Por Kelly Eggers

 

Tome como ejemplo a Mary Tuuk, una ejecutiva de alto perfil de Fifth Third Bancorp en Cincinnati. El mes pasado hizo un cambio laboral lateral para dirigir las operaciones del banco en el oeste de Michigan desde la ciudad de Grand Rapids, en dicho estado, mudándose desde la sede de la compañía donde era empleada permanente como directora de riesgo del banco. Tuuk, de 46 años, indicó que el nuevo cargo le daría experiencia en materia de ganancias y pérdidas, una destreza esencial si quiere competir para convertirse en presidenta ejecutiva del banco.

Más personas están haciendo cambios de carrera laterales como los de Tuuk en momentos en que el lento crecimiento del empleo, la reducción de costos corporativos y la renuencia de una mayor cantidad de personas de la generación de posguerra a jubilarse están bloqueando el camino de los ascensos tradicionales. Tales medidas permiten que la gente adquiera más destrezas y afiance su sensación de seguridad laboral antes de maniobrar en busca de ascensos.

Los asesores de carrera dicen que los movimientos horizontales son necesarios para avanzar en el seno de una compañía actual, pero advierten que no todos son creados iguales. Hete aquí diez puntos a tener en cuenta antes de decir «sí»:

En qué punto está en su carrera

Cuando uno empieza a trabajar, ganar experiencia en diferentes áreas puede ayudarle a definir su dirección. «En los años iniciales en una compañía, los cambios laterales son importantes porque dan mucha experiencia y conocimiento sobre la compañía, en vez de cambios verticales que pueden no proveer una comprensión plena del negocio», dice Nancy Mellard, líder nacional de CBIZ Women’s Advantage, una organización de relaciones laborales y mentores para mujeres. Se consigue echar raíces en la compañía, a la vez que se exploran las diferentes funciones empresariales para encontrar lo que es correcto para uno.

Expande su red de contactos

Fortalecer sus contactos profesionales siempre es importante, particularmente ahora en que a quién conoce y quién lo conoce puede traducirse en seguridad laboral a largo plazo. Los cambios laterales «permiten expandir tu red interna», dice Lynne Sarikas, directora ejecutiva del Centro de Carreras de MBA de la Universidad Northeastern en Boston. «Uno aprende nuevas cosas, tanto sobre la compañía y sus productos además de adquirir nuevas habilidades».

El hacer que su cara sea conocida a lo largo de diferentes ramas de una organización creará una amplia red de aliados, siempre que uno haga un buen trabajo y procure crear una impresión sólida.

Podría necesitar esa experiencia posteriormente

Si bien la experiencia que uno consiga con un cambio lateral de carrera inicialmente puede parecer que no vale la pena, podría ser crucial posteriormente. «Para evaluar seriamente un cambio lateral, uno necesita pensar acerca de las metas de carrera a largo plazo», dice Sarikas. Si uno está en ventas, por ejemplo, pero necesita comprender la distribución o la producción fabril para llegar al tope, hacer ese cambio lateral puede ser la única manera de ascender. Tener una base más amplia de conocimientos puede convertirlo a uno en candidato más atractivo.

Ofrece un plan de respaldo

Tener experiencia directa en múltiples áreas del negocio puede ser una base de conocimientos comercializable. Puede ofrecer un plan alternativo si uno se queda sin empleo o si la industria de uno se vuelve menos relevante con el tiempo.

Impide que uno se aburra

Especialmente si uno se siente perezoso, aprender una nueva habilidad o trabajo podría ayudar a revitalizar su carrera.

En enero de 2007, Elle Kaplan, presidenta ejecutiva y socia fundadora de Lexion Capital Management, una firma de asesoría financiera de Nueva York, abandonó su empleo en banca de inversión por uno de asesora financiera. «Mi sueldo cayó, y algunos de mis amigos se burlaron de la decisión, por lo que mi ego tal vez también fue golpeado», explica, pero su cambio lateral de carrera fue correcto.

«Tuve un éxito pujante como asesora financiera», dice Kaplan. «A los dos años, mis clientes me exhortaban a irme y crear mi propia firma». Hizo eso, y dice que su actual trabajo le resulta más interesante porque es más consultivo que transaccional.

Los cambios horizontales, empero, no siempre son una buena idea. Estas son las razones por las cuales podría rechazar esa oferta:

Es el tipo equivocado de experiencia

Hacer algo diferente tan solo por ese motivo no es suficiente. «Si no le permite adquirir nuevas destrezas o mejora su experiencia interna, ofrece poco valor para el avance futuro», dice Sarikas. A menos que uno quiera completar un cambio de carrera, asegúrese que toda experiencia que uno pueda conseguir no deje confundidos a gerentes de contratación y reclutadores.

Usted está bajo presión

Nunca es buena idea hacer algo por desesperación. Hacer un cambio de lateral de carrera por la preocupación de que su empleo sea eliminado o lo presiona el jefe no lo ayudará a avanzar.

Haga una excepción si ejecutivos de alto nivel le piden que tome el cambio como un favor, pero asegúrese de comprender plenamente el papel. Algunas compañías que están reduciendo su tamaño alientan a sus empleados a aceptar cambios de cargo, que podrían ser descensos disimulados como cambios horizontales.

Uno ya ha hecho cambios laterales

Algunos gerentes de contratación ven señales de alarma si ninguno de sus cambios de empleo en años recientes ha llevado a ascensos. «En una búsqueda, buscamos tendencias y trayectoria en un perfil ejecutivo», dice Brian McGowan, socio gerente de Aquinas Search Partners, firma de búsqueda de ejecutivos con sede en Atlanta. Asegúrese de adquirir habilidades y competencias relevantes y útiles, por lo que uno parezca estar añadiendo valor en vez de quedar estancado.

Su nivel de vida

Suponiendo que uno está en un empleo bien pago, un nuevo reto que no venga acompañado de remuneración suficiente no vale la pena.

No pierda de vista sus metas

Siempre tenga presente su meta cuando ponderé cómo lo impactará un cambio en la trayectoria de su carrera. «Si un cambio lateral no lo acercará a la meta de su carrera, probablemente no sea un paso prudente», dice Maribeth Gunner, coordinadora de servicios de carrera de Excelsior College en el estado de Nueva York. Trátese de una promoción vertical o horizontal, no pierda ímpetu. «Piense en un movimiento lateral como un paso más en su carrera y tenga un destino en mente», asegura Tom Armour, co fundador de High Return Selection, una firma de reclutamiento para pequeños y medianos negocios. «Entra más fuerte y capaz se haga una persona, más valiosos serán para una compañía».
Fuente: The Wall Street Journal, 27/11/11.

______________________________________________________________________________

Lectura recomendada:  Cómo no hacer nada en el Trabajo

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:  LinkedIn      Twitter

______________________________________________________________________________

sea su propio jefe

.

.

Comentarios

Una Respuesta para “Diez riesgos y recompensas de un cambio lateral de empleo”

  1. Fundacion Argentina de Networking Diez Riesgos y Recompensas de un cambio lateral de Empleo | Fundacion Argentina de Networking on marzo 21st, 2013 12:12

    […] Diez riesgos y recompensas de un cambio lateral de empleo […]

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.