El ébola se esconde en los ojos

mayo 14, 2015 · Imprimir este artículo

El ébola se esconde en los ojos

Un médico, que había contraído la enfermedad en Sierra Leona, generó una severa inflamación en uno de sus ojos varios meses después de curado. Los doctores quedaron en shock al descubrir la causa.

Descubren que el virus del ébola se esconde en los ojos./AP

El virus del ébola.

Por primera vez, se halló ébola en los ojos de un paciente meses después de que el virus fuera eliminado de su sangre.

Se trata de un médico estadounidense, Ian Crozier, de 43 años, quien fue diagnosticado con ébola en septiembre mientras trabajaba con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Sierra Leona.

Fue atendido en la unidad especial para pacientes con ébola en el Hospital de la Universidad Emory en Atlanta, y dado de alta en octubre, cuando el virus ya no era detectado en su sangre.

Dos meses después, Crozier empezó a tener problemas en un ojo. En el izquierdo. Le ardía, tenía sensibilidad a la luz, su visión había cambiado de 20/15 a 20/10, y tenía la sensación de tener algo adentro.

La presión ocular era tan alta que amenazaba su visión. Le diagnoticaron uveítis: una inflamación severa del ojo, pero cuando tomaron una muestra de fluidos oculares quedaron en shock al comprobar que la causa de la inflamación era un virus: el del ébola.

El líquido ocular contenía el virus, pero las lágrimas y el tejido exterior del ojo no.

ébolaEllo indica que el contacto casual con un sobreviviente del ébola no representa un riesgo para la salud, pero muestra que necesitan revisarse por problemas oculares, dijo el médico que lo atendió.

Lectura recomendada:  Los peligros del azúcar

“Crozier todavía no recupera del todo la vista, pero sigue mejorando“, agregó el oftalmólogo.

El doctor Jay Varkey, especialista en enfermedades infecciosas en Emory, dijo que los que cuidaron de Crozier utilizaron equipo protector y durante semanas se revisaban ellos mismos en busca de síntomas de ébola, como medida de precaución.

Los médicos hablaron del caso en la conferencia de la Asociación de Investigación de la Visión y Oftalmología realizada el jueves en Denver, mientras que la revista médica New England Journal of Medicine lo publicó en internet.

Pero ¿por qué el virus se alojó allí? Los ojos son para el virus un reservorio donde esconderse, una parte del cuerpo que está bastante aislada del sistema inmunológico. Una vez allí, el virus se replica, pero no se expande al resto del cuerpo. Es como encontrar la única habitación tranquila en una fiesta, explicaron los médicos.

El ébola ha infectado a más de 26.000 personas desde diciembre de 2013 en el occidente de África. Algunos sobrevivientes han reportado problemas oculares, pero se desconoce qué tan frecuentemente ocurren. También se cree que el virus permanece en el semen durante varios meses.

Fuente: Clarín, 14/05/15.

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.