¿Es saludable la Leche de vaca?

marzo 7, 2017 · Imprimir este artículo

¿Deberíamos seguir tomando Leche de vaca?

La proteína de la Leche contienen todos los aminoácidos esenciales que contribuyen a tener huesos sanos.

.

En estos tiempos, la gente tiene un fácil acceso a una gran cantidad de información a través del internet y de las redes sociales, y aunque el acceso a información es bueno, internet tiene el inconveniente de que no se regula el tipo de información que circula, y es difícil saber si la fuente es seria, o siquiera real.

En términos de la alimentación, el estar siguiendo dietas o recomendaciones de internet sin la asesoría de un experto pueden derivar en un daño a la salud.

Uno de los alimentos que ha sido satanizado sin ciencia que lo sustente es la leche, un alimento que lleva entre 8,000 y 10,000 años formando parte de la alimentación y evolución de la humanidad, la leche y sus productos fueron algunos de los primeros alimentos que tras la domesticación de los animales y la agricultura permitieron forjar la civilización, dejando de ser cazadores y recolectores.

La leche y sus productos son integrados como parte de las recomendaciones alimentarias de la mayor parte de los países alrededor del mundo ya que es un alimento de alto valor nutrimental que ayuda a cubrir los requerimientos diarios particularmente de calcio y de vitaminas A y D, además la proteína de la leche es una proteína muy completa, que contiene todos los aminoácidos esenciales y que es fácil de digerir y aprovechar por el cuerpo [1]. Y a pesar de la preocupaciones que se han puesto en perspectiva debido al contenido de grasa saturada de los lácteos enteros, diversos estudios recientes muestran que el consumo de leche y sus productos es neutral o inclusive benéfica para el control de peso, enfermedad cardiovascular, diabetes, hipertensión y diversos tipos de cáncer [2].

La intención de este artículo es reunir la información de diversos artículos científicos para dar al lector una visión más objetiva del papel que tienen la leche y sus productos en la dieta y la salud.

Partamos del hecho de que la leche o los productos elaborados a partir de ella no son indispensables e insustituibles, sin embargo, son una fuente muy rica de nutrimentos, la cual puede ayudar a complementar la nutrición de muchas personas a lo largo del mundo que no tienen acceso o que no mantienen una buena alimentación.

La leche es una de las mejores fuentes de calcio

Así es, no es la única fuente, pero es una de las mejores. Un vaso de leche aporta cerca de una tercera parte de la cantidad de calcio diaria que se recomienda consumir, y para lograr la misma cantidad de calcio del vaso de leche tendrías que consumir alrededor de 16 tortillas, o alrededor de 5 tazas de brócoli cocido, o alrededor de 13 tazas de Kale crudo o alrededor de 11 huevos grandes [3]. Y es importante saberlo, ya que se estima que 3 de cada 4 mexicanos no consumen el calcio recomendado [4].

La leche no sólo aporta cantidades significativas de calcio, sino que también sus componentes incrementan la absorción de calcio haciendo que el calcio de la leche sea fácil de aprovechar por el cuerpo. El consumo de leche y productos lácteos se ha asociado en diversos estudios con una mayor densidad ósea, lo que significa menor riesgo deosteoporosis. El efecto sobre la prevención de fracturas no está claramente demostrado por estudios prospectivos debido a la dificultad práctica para realizar estudios con el seguimiento suficiente para alcanzar conclusiones sólidas[5].

La leche no sólo es buena para los niños sino también para los adultos y adultos mayores

El calcio es importante para la salud en general, casi cada célula en el cuerpo usa calcio de alguna manera, incluyendo nuestros nervios, músculos, corazón y huesos. Los huesos, además de soportar nuestros cuerpos funcionan como un almacén de calcio. Conforme envejecemos absorbemos cada vez menos calcio de la dieta causando que el cuerpo tenga que tomar más calcio de los huesos para seguir funcionando, al pasar el tiempo este proceso de envejecimiento puede contribuir a la osteoporosis [6]. Así que, aunque la mayor parte de la masa de los huesos se haya obtenido en la adolescencia, es importante consumir calcio suficiente para mantener la masa ósea en la edad adulta.

Condiciones de ayuno, estrés y actividad física que viven los adultos implican un desgaste a los músculos, a partir de los 30 años se inicia un proceso irreversible e inevitable de pérdida gradual de masa muscular que se llama sarcopenia [7], y los aminoácidos ramificados que contiene de forma significativa la proteína de la leche pueden ayudar a preservar la masa muscular[8].

Si bien puede darse el caso de que conforme se avanza en edad ciertas personas puedan tener dificultades en digerir la lactosa, el azúcar natural de la leche, pudiendo presentar molestias gastrointestinales, sin embargo, existen opciones como leches deslactosadas o sin lactosa, yogur y quesos que pueden ser consumidas por estas personas y evitar dichos síntomas.

La leche NO engorda, y de hecho ayuda al control de peso

Existen múltiples estudios científicos, incluyendo estudios recientes publicados en 2016 [9],[10], que muestran que el consumo de lácteos está asociado con un mejor control del peso corporal, mostrando que a mayor consumo se relaciona con menor riesgo de padecer obesidad y sobrepeso.

Está prohibido que la leche tenga antibióticos, y no toda la leche se obtiene tratando a las vacas con hormonas para que produzcan más leche

Comencemos por los antibióticos, los cuales por norma está prohibida su presencia en la leche. La NORMA Oficial Mexicana NOM-243-SSA1-2010[11], que rige la calidad sanitaria de la leche establece que la leche comercializada para consumo humano o que se emplee como materia prima para la elaboración de productos lácteos debe presentar prueba NEGATIVA de antibióticos. Para ello se tienen diferentes controles a lo largo de la cadena de producción para asegurar que la leche no tenga antibióticos.

Y con referencia a las hormonas, existe una práctica permitida de inyectar a las vacas con hormona de crecimiento (STBR) para que produzcan más leche, y a pesar de que se ha mostrado que la leche puede ser consumida con seguridad, hay empresas lecheras que han optado por no emplear dicha práctica, y en vez de ello se ha visto que mantener a las vacas bien alimentadas y relajadas las ayuda a dar más y mejor leche, así que las vacas escuchan música clásica y se mantienen a temperaturas cómodas para estar tranquilas. Cuando hablan del maltrato animal, de hecho, una vaca estresada da muy poca leche lo cual no es algo deseable para los productores, por lo que ponen muchas condiciones para que las vacas estén cómodas, tranquilas y bien alimentadas para dar cantidades óptimas de leche.

Lectura recomendada:  Ataque cerebral: más común en las mujeres

¿La leche provoca acné?

La relación dieta y acné es controversial. Mientras que la leche ha sido uno de los alimentos que se han sugerido como uno de estos componentes de la dieta vinculados con el acné, no hay evidencia concluyente a la fecha que haya mostrado que la leche o sus productos estén vinculados con el acné. En el año de 2013, la Asociación Americana de Acné y Rosácea tras una revisión con un panel de expertos, concluyeron en base a la evidencia disponible que es difícil de apuntar con certeza a cualquier manipulación de la dieta que deba ser indicada para pacientes pediátricos con acné, sin embargo, se debe dar consideración a casos individualizados para llevar a una dieta de bajo índice glucémico (la leche es considerada un alimento de bajo índice glucémico). La educación de los pacientes y padres para romper los mitos del acné es una parte importante del tratamiento[12].

¿Provoca mocos o flemas?

Este parece ser uno de los mitos más antiguos de la leche, y a pesar de que no ha habido algún estudio científico que lo compruebe, se sigue diseminando. No existe ninguna investigación científica que muestre que la leche produzca mucosidad ya sea en las vías respiratorias o en la boca y tampoco empeora los síntomas del resfriado o del asma. Un estudio clínico mostró que el consumo de leche o sus productos no está asociado con un incremento en los síntomas de congestión en vías respiratorias altas y bajas [13]. Estudios han mostrado que el consumo de leche no se asocia con un incremento en las secreciones nasales, tos, síntomas nasales o congestión [14][15]. Algunos doctores dicen que la leche espesa la saliva lo cual podría cubrir la garganta y dar la percepción de más moco, pero en realidad no causa al cuerpo producir moco o flema.

¿Qué hay de las llamadas “leches vegetales”?

Si bien existen como sustitutos las lechadas vegetales como soja, almendra, coco, arroz, etc. Es importante precisar algunos puntos, por lo general la cantidad de proteína tiende a ser significativamente inferior a la que aporta la leche, mientras que un vaso de leche de vaca aporta entre 7 y 8g de proteína, un vaso de horchata de arroz, almendra o coco aportan tan solo 1g, además de que la proteína vegetal tiene una calidad nutricional inferior, también los nutrimentos tienden a ser menos aprovechables por el cuerpo, y como un factor adicional suelen ser adicionadas de azúcar, de forma que no pueden considerarse como un sustituto uno a uno de las características que aporta la leche.

Así es que la respuesta es sí, si deberíamos seguir tomando leche de vaca, puesto que la evidencia científica ha demostrado ampliamente sus beneficios tanto para acompañar el crecimiento de niños y adolescentes como también para ayudar a mantener una buena salud en la edad adulta. Y deberíamos ser más juiciosos en dejar guiar decisiones sobre nuestra alimentación y salud por artículos sin base científicas.  

REFERENCIAS

[1] La leche y productos lácteos en la nutrición humana. Muehelhoff E, Bennet A, McMahon D Editores técnicos. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Roma, 2013.

[2] Prentice A., Dairy products in Global Public Health. Am J Clin Nutr 2014;99(suppl):1212S–6S.

[3] Equivalencias realizadas a partir de información reportada de la Base de Datos Nutrimentales para la Referencia Estándar del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América (USDA), con datos del 23 de Octubre del 2015 (http://ndb.nal.usda.gov/ndb/foods)

[4] Rivera-Dommarco J, López-Olmedo N, Aburto-Soto T, Pedraza-Zamora L, Sánchez-Pimienta T. Consumo de productos lácteos en población mexicana. Resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012. México: Instituto Nacional de Salud Pública, 2014

[5] Reza-Albarrán AA. Osteoporosis. En: Leche y productos Lácteos: evidencias y recomendaciones en la salud y la enfermedad.  Gac Med Mex. 2016; 152 Suppl 1:84-9

[6] Departamennnto de medicina y salud pública de la Unniversidad de Wisconnsin. Consultadoen línea el 21/02/2017: https://www.medicine.wisc.edu/rheumatology/hansenresearchcalcium

[7] E. M. Reijnierse et. Al. Serum albumin and muscle measures in a cohort of healthy young and old participants. AGE (2015) 37: 88

[8] Dreyer H,  Volpi E. Role of Protein and Amino Acids in the Pathophysiology and Treatment of Sarcopenia. Am Coll Nutr. 2005 April ; 24(2): 140S–145S.

[9]  The American Journal of Clinical Nutrition, Dairy consumption in association with weight change and risk of becoming overweight or obese in middle-aged and older women: a prospective cohort study. Disponible en: http://ajcn.nutrition.org/content/early/2016/02/24/ajcn.115.118406.abstract

[10] The European Journal of Clinical Nutrition, Long-term association between dairy consumption and risk of childhood obesity: a systematic review and meta-analysis of prospective cohort studies. Disponible en: http://www.readcube.com/articles/10.1038/ejcn.2015.226

[11] NORMA Oficial Mexicana NOM-243-SSA1-2010, Productos y servicios. Leche, fórmula láctea, producto lácteo combinado y derivados lácteos. Disposiciones y especificaciones sanitarias

[12]Lawrence F, et. al. Evidence-Based Recommendations for the Diagnosis and Treatment of Pediatric AcnePediatrics Vol. 131 No. Supplement 3 May 1, 2013  pp. S163 -S186

[13] Pinnock CB, Am Rev Respir Dis. 1990 Feb;141(2):352-6.

[14] Wüthrich B et al. J Amer Coll Nutr 2005; 24:6:547S

[15] Thieme M. Dairy recommendations for ill pediatric patients. J Pediatr Nurs. 2014 Mar-Apr;29(2):180-1


Tags: hasta cuando tomar leche, leche, leche de vaca

Fuente: sumedico.com

banner presion arterial dieta saludable


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Promocione su negocio con el marketing digital

.

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.