La Europa previa a la gran crisis del 2008 no existe más

mayo 13, 2012 · Imprimir este artículo

La Europa previa a la gran crisis del 2008 no existe más

Por Jorge Castro

 

El triunfo del socialista Francois Hollande en las elecciones presidenciales de Francia ha colocado en primer plano la cuestión de la recuperación del crecimiento económico en Europa, en especial en la Zona Euro en crisis (Italia, España, Grecia y Portugal).

El trasfondo de esta preocupación es la situación recesiva que experimentan algunas de las mayores economías europeas ( entre ellas Italia, España y Francia) y la cuestión que presenta esta recesión es si tiene un carácter cíclico, vinculado a la depresión de la demanda provocada por la crisis financiera, o si, por el contrario, es de naturaleza estructural.

En el primer caso, el problema se presenta por el lado de la demanda, contraída por la restricción financiera, y la respuesta sería un estímulo a su expansión, que requeriría inyectar liquidez en el sistema financiero , y por su mediación en la economía real.

En el segundo, la dificultad surge por el lado de la oferta (producción), que en el capitalismo es el factor decisivo del proceso de acumulación; y lo que allí se advierte es que los parámetros de la producción capitalista, profundamente globalizada, se han modificado irreversiblemente en los últimos 4 años, no sólo por el traslado del eje del proceso de acumulación a los países emergentes, sino también por la irrupción de una nueva revolución tecnológica en Estados Unidos, que abrevia el ciclo del producto e intensifica la competencia a escala mundial.

En este nuevo “modo capitalista de producción” sólo las empresas y actividades hipercompetitivas logran crecer y permanecer en el mercado , integradas a redes trasnacionales de producción y distribución de alcance global.

Esto implica que retomar el crecimiento económico no significa volver a la forma de expansión previa a la crisis de 2008-2009, porque el “statu-quo” entonces vigente no existe más. Su lugar lo ocupa un sistema hipercompetitivo de empresas trasnacionales que acumulan la innovación tecnológica y el incremento de la productividad , y cuyas ganancias récord les proporcionan una extraordinaria capacidad de concentración y reproducción.

En este sistema, más de 30% de sus actores -empresas trasnacionales- provienen de los países emergentes, nuevo eje de la acumulación global, y sobre todo de China, India, Brasil y México.

El resultado es que para recuperar el crecimiento económico, la política de corto plazo se asimila en el mundo avanzado con las reformas estructurales de largo plazo . Corto y largo plazo son sinónimos cuando la prioridad son las reformas estructurales y estas se convierten en el único camino para adecuarse a las nuevas condiciones globales de acumulación.

Los países de la Eurozona en crisis no tienen posibilidad de aumentar su déficit fiscal para incentivar la demanda , por la razón de que los mercados financieros internacionales se niegan a financiar un incremento del gasto público, cualquiera sea su objetivo. Si pudieran aumentar su endeudamiento recurriendo al financiamiento internacional, no habría crisis del euro y el colapso de Lehman Brother’s (15-09-08) en EE.UU. nunca hubiera ocurrido. La idea de que las decisiones económicas responden a una orientación doctrinaria determinada desconoce el papel ineludible de la necesidad. Cualquiera sea la ideología de quienes ejercen el poder político en Europa, hoy no hay posibilidad de incentivar la demanda a través del gasto público.

El lenguaje de la necesidad es el que fija la diferencia entre lo posible y lo imposible, y transforma a la política en el hacer de lo que es necesario. “La política es la arte de conducir lo inevitable”, dice De Gaulle.

Schumpeter sostuvo en El Estado fiscal que el financiamiento de los Estados nacionales dependía del cobro de los impuestos internos.

Ahora ese Estado se ha convertido en trasnacional y está sometido a los mercados financieros internacionales para su funcionamiento . No hay un “statu-quo” al que volver previo a la crisis global de 2008-2009.

 

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.