La locura de los precios en Argentina

noviembre 1, 2016 · Imprimir este artículo

Precios locos: un saquito de marca cuesta igual que un lavarropas

Impuestos, márgenes y costos ocultos. Un auto usado sale casi tanto como un 0km y  una estadía en Cariló,  como una semana en el Caribe.

Por Natalia Muscatelli.

Local de electrodomésticos

Local de electrodomésticos.
.

Comprar un jean de marca por $1.800 o un par de zapatillas por $2.500 o un saquito con tachas de diseñadora de moda ($ 7.800) o un pantalón de lino ( $ 7.200) puede resultar un gasto “exorbitante” si se lo compara con el precio de un electrodoméstico. Por ejemplo, un lavarropas que hoy cuesta aproximadamente unos $ 8.000, o un lavavajillas ( $ 7.500). También el precio de un auto usado puede resultar sumamente caro respecto de otro similar cero kilómetro, como consecuencia de la gran dificultad para acceder a este último. Y hasta un paquete turístico al Caribe hoy puede insumir un costo similar a una estadía en Cariló.

inflaciónEstas aparentes “inconguencias” en los precios de los bienes y servicios aparecen a diario en la vida de los consumidores. Algunas, se enmarcan en ciertas características de la economía local, como la distorsión de precios.

“Cuando una economía está muy cerrada, hay licencias no automáticas o impuestos y regulaciones en exceso, empiezan a gestarse distorsiones que tal vez, no existen en otros mercados del mundo”, explica Fausto Spotorno, de Ferreres &Asociados. Y recuerda una regla que bien puede aplicarse a la economía doméstica: “En los países desarrollados, las cosas son baratas y las personas, (los salarios que implican la elaboración de esos bienes), son caras. En cambio, en los países en desarrollo, (como la Argentina), la ecuación es exactamente al revés”.

El caso más emblemático en cuanto a las distorsiones de precios es el de las tarifas de los servicios públicos, agrega Soledad Perez Duhalde, de abeceb. Si bien, tuvieron un ajuste importante en la nueva gestión de gobierno, tenían uno de los mayores retrasos de la economía. “Entonces, la distorsión en las tarifas sumado al tipo de cambio que se fue apreciando, también dieron lugar a la distorsión en los precios de otros productos”, señala. En muchos casos, lo que sucede es que la demanda convalida esos precios muy altos. O sea, “la gente está dispuesta a pagarlos aunque no lo valgan”, señala la analista.

Lectura recomendada:  Cómo se originó el Dinero

“Al no ser ésta una economía autosustentable, muchas veces, la gente convalida subas de precios en otros bienes como la ropa, los electrodomésticos o el transporte de pasajeros”, dice Spotorno. Y coincide en que el sector energético sigue siendo uno de los más distorsionados a pesar de las subas”.

impuestosSegún Diego Giacomini, de Economía & Regiones, el gran desafío para corregir las distorsiones de precios es “bajar la presión tributaria. El tipo de cambio no es el problema: no está atrasado respecto de los otros países de la región”, dijo. Para Giacomini, los problemas de competitividad mejorarían a partir de una rebaja de unos 8 puntos en la presión tributaria. “La Argentina tiene una presión tributaria 12 puntos mayor al resto de los países, tres veces más de deficit fiscal y todo eso lleva a encarecer el costo de financiamiento y laboral. Y, a su vez, todo esto lleva a encarecer los productos respecto de otros países de la región.

Fuente: Clarín, 31/10/16.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


independencia financiera

.

.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.