Las empresas de Cloud computing de EE.UU. triunfan en Europa

agosto 7, 2016 · Imprimir este artículo

Contra todo pronóstico, las empresas de nube de EE.UU. triunfan en Europa

Por Sam Schechner.

Cuando Enel SpA comenzó a buscar el año pasado una empresa para que administrara sus sistemas informáticos y sus archivos, el gigante energético italiano puso una condición: todos sus datos tenían que quedarse en la Unión Europea.

cloud computing 04¿Qué empresa se adjudicó el contrato? El gigante tecnológico estadounidense Amazon.com Inc., que prometió que la información de Enel sería albergada en una instalación alemana que cumplía con los otros requerimientos de la empresa: “confiable, flexible, ágil y barato”.

Durante varios años se ha acumulado una presión legal y política para que las empresas europeas guarden su información sensible en Europa, en parte para mantenerla alejada de lo que muchos sospechan son intentos de los estadounidenses por acceder a ella. Sin embargo, los esfuerzos para que se adopte la llamada localización de datos, no ha hecho mucha mella en la expansión de los negocios estadounidenses de computación en la nube que operan en Europa.

Detrás de este crecimiento se encuentran las grandes empresas europeas que están trasladando cada vez más sus labores de informática a proveedores externos. Las firmas estadounidenses tienen la escala para ofrecer precios bajos y lanzan servicios y mejoras rápidamente, señalan los analistas.

donde quieras office estilo de vida internet

Las compañías estadounidenses también han construido al menos una decena de nuevos centros de datos en Europa en los últimos años, reduciendo las ventajas de sus competidores europeos, lo cual ayuda a convencer a las firmas del continente que los proveedores de EE.UU. pueden mantener sus datos a salvo.

Las acusaciones hechas en 2013 por el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU., Edward Snowden, de una amplia vigilancia electrónica por parte del gobierno estadounidense y el potencial involucramiento de las firmas tecnológicas provocó un rechazo en Europa y condujo a llamados de defensores del derecho a la privacidad a que se protegieran los datos europeos.

Las empresas estadounidenses minimizaron la escala de su cooperación y dijeron que a menudo protestaban contra las solicitudes de vigilancia.

Desde entonces, los cuatro principales proveedores de infraestructura de la nube en Europa Occidental son firmas estadounidenses y han expandido su participación de mercado en un tercio en la región, alcanzando 40% en 2015, según la firma de investigación IDC.

Amazon, Microsoft Corp. , Google, de Alphabet Inc., e International Business Machines Corp. casi triplicaron su infraestructura combinada de nube en la región a US$2.000 millones para fines de un período de tres años, dijo IDC. En conjunto, las firmas de Europa Occidental vieron un incremento de 86% en sus ingresos durante el mismo período.

“En el papel, las compañías europeas deberían estar en condiciones de aprovechar este crecimiento, pero son menos ágiles”, dijo Jonathan Atkin, analista sénior de RBC Capital Markets. Las firmas de EE.UU. “tienen billeteras más grandes para tomar decisiones de esta envergadura”.

La creciente participación de las firmas estadounidenses en el negocio de infraestructura en la nube de Europa es sorpresiva.

Después de las filtraciones de Snowden, la Information Technology & Innovation Foundation, un centro de estudios respaldado por la industria calculó que las consecuencias del escándalo le costarían a las firmas de computación en la nube entre US$21.500 millones y US$35.000 millones globalmente a lo largo de tres años.

Inicialmente, las compañías europeas parecían listas para aprovechar la situación y usaron el temor a la vigilancia del gobierno estadounidense como una herramienta de marketing. Deutsche Telekom AG vendió “Email hecho en Alemania”. Dos consorcios franceses, incluyendo uno dirigido por Orange SA, promocionaron sus propias “nubes soberanas” con promesas de 150 millones de euros (US$167 millones) en respaldo del gobierno para lanzar estas empresas.

Lectura recomendada:  Sistemas de Gestión de la Información en la Empresa

La presión sobre las compañías estadounidenses aumentó el año pasado, cuando la principal corte del continente hundió un acuerdo de privacidad transatlántico que permitió que las empresas en Europa almacenaran de manera sencilla datos en servidores en EE.UU. No fue sino hasta julio que la UE y EE.UU. completaron un nuevo acuerdo que le daría a las empresas europeas más confianza para almacenar datos con las firmas estadounidenses, aunque los defensores del derecho a la privacidad prometen impugnar el acuerdo en las cortes. Las firmas tecnológicas estadounidenses respondieron a las amenazas a su crecimiento en Europa con más inversiones.

Desde 2013, IBM dice que ha doblado el número de sus centros de datos en Europa a 12, con uno más entrando en funcionamiento en los próximos meses. Amazon, a finales de 2014, abrió una serie de centros de datos en el área de Fráncfort, además de otro conjunto en Dublin. Microsoft abrió tres centros de datos y el año pasado anunció un acuerdo para permitir que sus clientes en Alemania designen a Deutsche Telecom como el administrador en control de sus datos.

“En un mundo post-Snowden, la gente desea saber qué gobiernos pueden acceder a su información y cuándo”, dijo John Frank, vicepresidente de asuntos gubernamentales de la UE de Microsoft.

Google ha seguido un camino diferente y no promete mantener los datos de los europeos únicamente en la UE, indicando que tal localización puede ser ineficiente. La empresa, sin embargo, ha expandido sus centros de datos en Bélgica, Finlandia e Irlanda y está abriendo uno nuevo en Holanda.

Las firmas estadounidenses enfrentan una dura competencia local en un mercado fragmentado. Los gigantes de telecomunicaciones europeos tienen redes que les permiten ofrecer infraestructura de nube competitiva.

El gigante alemán de software para empresas SAP SE compite en el mercado relacionado por servicios corporativos que funcionan sobre la infraestructura básica de la nube, en donde los analistas dicen que provendrá buena parte del crecimiento del negocio de nube.

Aún así, muchas empresas europeas usan a las firmas de nube estadounidenses, incluyendo a la francesa Schneider Electric, BMW AG y Spotify AB.

Enel, por ejemplo, comenzó su proceso de migración a la nube el año pasado, pese a que usar infraestructura europea viene con un costo extra. El costo estándar de albergar datos en Fráncfort es 8% más costoso que las instalaciones más baratas de Amazon, como aquellas en Virginia, dijo la empresa. Aún así, Enel dice que ha ahorrado cerca de 11% en costos de computación y 48% en costos de almacenamiento durante el último año.

“Cuando se trata de escala, economía y automatización de estas grandes empresas”, dijo Jack Sepple, director gerente para la nube de la firma de consultoría Accenture, la cual asesoró a Enel en la migración a Amazon. “Las empresas locales pasan apuros para mantener el ritmo”.

Fuente: The Wall Street Journal, 07/08/16.

Más información:

La Nube: Un cambio de Paradigma

La importancia de estar en La Nube

oportunidades on line
.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.