Las locuras del «sultán» Erdogan

noviembre 6, 2014 · Imprimir este artículo

El palacio de mil habitaciones del «sultán» Erdogan

La nueva sede presidencial de Turquía.Es más grande que Versalles o el Kremlin. Cuesta 615 millones de dólares. Mirá el video y la galería de fotos.

El presidente con el palacio de las mil habitaciones

Más grande que el Kremlin, que Buckingham palace o el mismo Versalles. El nuevo palacio del presidente turco Tayyip Recep Erdogan tiene mil habitaciones y cuesta cientos de millones de dólares. Pero además de todo es «ilegal».

De más está decir que se trata de una obra tan fastuosa como controvertida. El palacio aún tiene detalles pendientes. Para cuando este terminado se habrán gastado en su construcción la friolera de 615 millones de dólares, debió reconocer el mismo ministro de Finanzas Mehmet Simsek.

El complejo Aksaray, o Palacio blanco en turco, de mil recintos, reemplaza la sede histórica, y más modesta, de la presidencia en Ankara.

Con una superficie de 200.000 metros cuadrados, el palacio se levanta en las afueras de la capital, en un terreno que el primer presidente y fundador de la República, Mustafa Kemal Ataturk, adquirió para construir allí una «granja modelo».

Video:
http://www.clarin.com/mundo/presidente-palacio-mil-habitaciones_3_1243705631.html

turquia banderaUna enorme recepción oficial, que debía llevarse a cabo la misma noche de la inauguración, el 29 de octubre, con motivo de la jornada de la República, fue anulada por Erdogan a causa de un accidente ocurrido en una mina al sur del país.

La construcción del edificio, inspirada en la arquitectura de la primera dinastía turca que reinó en Asia menor del XI al XIII siglos, no ha sido acabada.

Los trabajos, en medio de una zona forestal, suscitaron la oposición de los defensores del medio ambiente, porque fueron acelerados pese a una decisión judicial que exigía parar la construcción.

Lectura recomendada:  José Sbatella, ex titular de la UIF, denunciado por proteger a Lázaro Báez

El Palacio Blanco ha causado una enorme polémica en el país eurasiático, no sólo por su carácter ostentoso sino también porque se ha edificado a expensas de una zona verde protegida.

GALERIA DE FOTOS

El Ejecutivo hizo caso omiso de una orden de suspensión de las obras, dictaminada por un tribunal tras una denuncia ciudadana, y el propio Erdogan declaró públicamente que la construcción continuará al margen de lo que dijeran los jueces.

El Colegio de Arquitectos de Ankara ha hecho un llamamiento a todos los políticos a no participar en recepciones en el nuevo palacio, dado que esto «legitimaría» un «palacio ilegal».

Los adversarios de Erdogan también criticaron el traslado, que muestra según ellos la locura megalómana del líder turco. Admirado por sus partidarios tanto como odiado por sus adversarios, que lo acusan de «autoritarismo» y le reprochan «islamizar» el país, Erdogan fue elegido en agosto presidente, luego de haber dirigido el gobierno como primer ministro durante once años.

Fuente: Clarín, 06/11/14.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.