Las opacas finanzas del Vaticano

octubre 16, 2017 · Imprimir este artículo

Turbulencias financieras en el seno del Vaticano

Por Sergio Antequera.

Los conflictos relacionados a las finanzas del Vaticano continúan agravándose, luego de que el exauditor de la Santa Sede, Libero Milone, afirmó en una rueda de prensa que fue despedido en junio pasado debido a que investigaba asuntos dudosos e incómodos relacionados a varios de los integrantes de la sede católica.

Libero Milone fue nombrado auditor en 2015 como parte de la estrategia del Papa Francisco para hacer más transparentes las finanzas de la organización religiosa más influyente del mundo.  En junio de este año, Milone abandonó el cargo con un presunto “acuerdo mutuo”. Sin embargo, el pasado 24 de septiembre, reveló que la iglesia lo amenazó con detenerlo si no firmaba la renuncia.

Milone, quien se desempeñó como presidente de Deloitte Italia, explicó que los estatutos le permiten al auditor general aplicar controles para detectar formas de corrupción y lavado de dinero, pero hay una “maniobra para ralentizar o bloquear la reforma financiera emprendida por el Papa Francisco”.

Según denunció, para poder obtener información sustancial de las finanzas del Vaticano debía exigirla a numerosos miembros de la institución religiosa, los cuales no estaban obligados a darla, gracias a la falta de leyes clara y precisas.

VaticanoEn contraposición, Giovanni Angelo Becciu, sustituto en la Secretaria de Estado vaticana, señaló que Milone espió la vida privada de representantes de la iglesia y traspasó fronteras indebidas, agregando que si Milone no dimitía, hubiera sido procesado por sus actos ilegales cometidos en el desempeño de sus funciones.

El reporesentante del Vaticano, agregó que Milone fue “más allá de sus competencias y encargó a una sociedad externa actividades investigativas sobre la vida privada de personas de la Santa Sede, un delito que ha dañado la confianza depositada en él”. 

La reforma del Papa Francisco creó una trinidad de entes para gestionar y dirigir las finanzas del Vaticano. Dicho triángulo está compuesto por el Consejo para la Economía, liderado por el cardenal Reinhard Marx; el Superministerio de Finanzas, presidido anteriormente por el cardenal George Pell; y el Auditor General, posición la cual ocupaba Libero Milone. Sin embargo, hoy en día solo el cardenal Reinhard ocupa su puesto, mientras que las otras dos ramas están sin representante alguno.

Lectura recomendada:  Perú podría ser incluido en la Lista negra de Lavado de Dinero

Por su lado, el Instituto para las Obras de Religión (IOR), mejor conocido como el banco vaticano, actualmente presidido por Jean-Baptiste de Franssu, maneja millonarias sumas de dinero donde parte del capital son depósitos de aproximadamente 14.960 clientes. Dicho banco se ha visto envuelto en escándalos financieros, como el de Ettore Gotti Tedeschi, el cual había sido nombrado por Benedicto XVI como encargado de dicha institución, para posteriormente ser destituido del cargo y ser acusado de falta de transparencia.

Fraude Millonario

Por otra parte, el IOR señaló un fraude de €17 millones y activara acciones legales en contra de terceros ante la justicia de Malta. La Santa Sede no especificó el esquema fraudulento que afecto su patrimonio, pero aseguró daños significativos a la entidad.

El desconocimiento del operativo explica de manera explícita como el IOR y las ramas financieras del Vaticano están envueltas en barreras de opacidad y de poca transparencia, pues la Santa Sede no indica en qué medida está involucrado el banco religioso.

Fuente: lavadodinero.com, 13/10/17.

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


donde quieras office estilo de vida internet

.

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.