Los riesgos de la ideología de género y la transexualidad infantil

marzo 16, 2017 · Imprimir este artículo

El Colegio Americano de Pediatras desmonta la ideología de género y la transexualidad infantil en 8 puntos

El Colegio Americano de Pediatras, ha realizado un estudio en el que hablan de los peligros de la transexualidad y de la ideología de género, haciendo especial hincapié en la transexualidad infantil.

La ideología de género se basa en la facultad humana de la libertad, que no tiene origen genético
La ideología de género se basa en la facultad humana de la libertad, que no tiene origen genético.
.

El Colegio Americano de Pediatras, encabezado por su presidenta, Michelle A. Cretella; su vicepresidente, Quentin Van Meter y con el apoyo de Paul McHugh, antiguo jefe de Psiquiatría del Hospital Clínico John Hopkins, ha realizado un estudio en el que se abordan los peligros de la transexualidad y de la ideología de género, haciendo especial hincapié en la transexualidad infantil.

El estudio final será publicado a finales de verano, sin embargo, los doctores han adelantado 8 de los puntos fundamentales en los que se basa el estudio. Bajo el título “La ideología de género perjudica a los niños”, el Colegio Americano de Pediatras desmonta, paso a paso, la transexualidad infantil, condenando la normalización de la transexualidad en los colegios y en política como si fuera algo bueno y saludable.

Este estudio se basa puramente en datos científicos y biológicos, dejando claro desde el principio del informe que las ideologías no caben en un documento científico. En este documento, se insta a los educadores y a los políticos a rechazar las políticas de adoctrinamiento que pretenden que los niños abracen de forma natural y saludable el cambio de sexo químico y quirúrgico.

“Lo normal en el diseño genético humano es ser concebido macho o hembra. Este principio es evidente por sí mismo”

A continuación, reproducimos la traducción íntegra del documento y los ocho puntos fundamentales que trata este estudio titulado ‘La Ideología de Género perjudica a los niños‘:

La ideología de género perjudica a los niños

1. La sexualidad humana es un rasgo binario, biológico y objetivo. Los genes ‘XY’ y XX son marcadores genéticos de la salud, no marcadores genéticos de un trastorno. Lo normal en el diseño genético humano es ser concebido macho o hembra. La sexualidad humana está diseñada de manera binaria con la intención evidente de la reproducción y multiplicidad de nuestra especie. Este principio es evidente por sí solo.

Los trastornos del desarrollo de la sexualidad (DSD) y su desviaciones, incluyendo la feminización testicular y la hiperplasia suprarrenal congénita, son médicamente identificables en la norma binaria sexual y es por ello por lo que se reconocen como trastornos del diseño humano.

2. Nadie nace con género. Todo ser humano nace con sexo biológico. El de género (la toma de conciencia y el sentirse masculino o femenino) es un concepto sociológico y psicológico, no una objetividad biológica. Nadie nace con la conciencia de sí mismo como hombre o mujer. Esta toma de conciencia se desarrolla con el tiempo y, como todos los procesos del desarrollo, puede ser descarrilado por las percepciones subjetivas de la infancia; las relaciones; y las experiencias negativas ocurridas desde la infancia. Las personas que se identifican con “la sensación de pertenecer al sexo opuesto” o “en algún punto intermedio”, no forman un tercer grupo sexual, siguen siendo hombres o mujeres biológicos.

3. La creencia de una persona de pertenecer o no a un determinado sexo es, en el mejor de los casos, un pensamiento confuso. Cuando un niño y una niña, biológicamente sanos, creen que son lo contrario a su sexo biológico, se produce un problema psicológico, no físico y, por tanto, debe ser tratado como tal. Estos niños sufren disforia de género. La disforia de género (GD) está reconocida como un trastorno mental en la reciente edición del Manual de Diagnósticos y Estadísticas de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-V).

4. La pubertad no es una enfermedad, pero el bloqueo de las hormonas de la pubescencia puede ser muy peligroso. Bloquear este tipo de hormonas durante la pubertad induce un estado de enfermedad, es decir, provoca la ausencia de pubertad, inhibiendo el crecimiento y la fertilidad de un niño que, antes del proceso, era biológicamente sano.

5. Según el DSM-V, mencionado previamente, el 98% de los varones y el 86% de las mujeres que durante la infancia confunden su género, finalmente aceptan su sexo biológico tras pasar por la pubertad.

6. Los niños que utilizan bloqueadores de la pubertad para realizar un cambio de sexo, necesitarán hormonas del sexo opuesto durante una adolescencia tardía. La utilización de las hormonas sexuales como la testosterona  y los estrógenos del sexo opuesto conllevan riesgos peligrosos para la salud. La ingesta de hormonas puede provocar presión arterial disparada; coágulos de sangre; accidentes cerebrovasculares y cáncer.

7. Las tasas de suicidio son veinte veces mayores en los adultos que usan hormonas del sexo opuesto y/o se someten a una cirugía de cambio de sexo. Incluso en Suecia, que es uno de los países más a favor de la inclusión y normalización de la ideología de género, los suicidios se disparan. ¿Qué persona, compasiva y razonable, desearía condenar a niños pequeños a semejante destino, sabiendo que después de la pubertad, hasta el 88% de las niñas y el 98% de los niños con dudas sobre su género aceptan su realidad física y consigue un estado de bienestar físico y mental?

8. Condicionar la educación de los niños haciéndoles creer que la suplantación del sexo biológico mediante cirugías y productos químicos es algo normal y saludable es abuso infantil. Endosar la ideología de género de forma generalizada y a través de la educación pública y de los políticos confundirá tanto a niños como a padres, lo que provoca que cada vez más niños acudan a las “clínicas de género” para recibir medicamentos químicos que bloquean las hormonas pubescentes.

Lectura recomendada:  Causas de muerte de los Argentinos

Muchos niños elegirán una vida llena de hormonas cancerígenas y de productos químicos tóxicos nada recomendables para la saluda y muchos de ellos elegirán la mutilación quirúrgica, innecesaria, de partes de su cuerpo perfectamente sanas en su juventud.

ideología de género

Etiquetas: cambio de sexo, Centro Americano de Pediatras, ideología de género, John Hopkins, transexualidad infantil

Fuente: actuall.com, 2016.


La Ideología de Género al Servicio del Mal y del Dinero

img_6942

Está de moda denigrar y socavar los fundamentos de la familia, núcleo básico de nuestro tejido social.

En nombre del progreso y frente a una sociedad anestesiada, se implementa su destrucción.

La llamada familia tradicional es el pilar de la civilización occidental y tiene como mandato la materialización fecunda y progresiva  inscripto en el “creced y multiplaos” genésico e impulsado por el mismo instinto de supervivencia de la especie humana.

Así como la globalización económica implica marcos de deconstrucción de estructuras socio- económicas tradicionales y las particularidades culturales  con el objeto de imponer un consumidor universal sobre el modelo “homo economicus”, el liberal-progresismo, siempre en función de lo que pretenden las élites de la Plutocracia Internacional, busca la destrucción de las estructuras familiares tradicionales en favor de un tipo modélico basado en el deseo individual y sin obstructores.

El soporte sintético y dinamizador de dicho proyecto globalista es la llamada ideología de género que, en nombre de la libertad, la igualdad y contra la discriminación, busca disolver gradualmente la diferenciación natural, biologista-genética y conciencial de la existencia  y funcionalidad positiva de los sexos masculinos y femeninos y la edificación de la familia matrizada en ellos.

En búsqueda de modificar lo natural  como modelo normativo y reemplazarla por la arbitrariedad del hombre y sus múltiples pasiones expresadas en “paradigmas”, se conduce  con categorías semánticas y mecánicas propias de la ingeniería social, enfatizando lo sentimental para nublar o anular la lógica de la Verdad; situando  la  imagen y el discurso por sobre la Inteligencia.

Algunos de los propulsores de la totalitaria ideología de género son:

Alfred Charles Kinsey, experto en entomatología, financiado por la fundación Rockefeller, publicó  entre 1948 y 1953 dos trabajos suyos que interrelacionados se conocen como el “Informe Kinsey”.

En ellos pretende señalar como científico e inobjetable el concepto que  los niños son sexualmente activos desde el nacimiento, pudiendo tener relaciones sexuales a cualquier edad y que el incesto o relaciones entre niños y adultos no son malsanos. También enfatiza en que la bisexualidad es la “orientación sexual normal para las personas normales y sin inhibiciones. Las personas somos básicamente  pansexuales”.

Constituyendo la heterosexualidad como “anormal y producto de inhibiciones culturales y de condicionamientos sociales.”

Paul  Gebhard, integrante del equipo colaborativo de Kinsey, admitió que las conclusiones patológicas de Alfred eran resultantes de los estudios realizados con errores metodológicos y con voluntad dirigida a lograr datos conceptuales desprovistos de la realidad objetiva (“El 55 por ciento eran presos. No teníamos bastante personas de fuera de la prisión para hacer la comparación, pero -Kinsey- no comparó, simplemente tomó la muestra de presos que tenía y la uso junto con la muestra de personas con educación por debajo de la Universidad”1

Gebhard también debió reconocer que para dicho estudio se contó con la ayuda de pedófilos.2

Judith Butler, es otra  referente de  la  ideología de género radical. Es becada y sostenida por fundaciones capitalistas tales como Guggenheim, Rockefeller y Ford.

Feminista incorregible, Butler en su  libro base “El Género en disputa.El feminismo y la subversión de la identidad”, publicado por primera vez  en 1990, consideró al sexo como social y no natural, señalando que la antropología no marcó ninguna diferenciación al respecto.

Para Butler y todos los devotos de la ideología de género la sexualidad es una construcción sexual  perfomativa y, por lo tanto, puede ser deconstruida y transgredida de manera indefinida.

Entonces, hoy un niño puede elegir tener el “género femenino” y,  con el paso del tiempo, puede optar por “operarse” para parecerse más –siempre exteriormente-  al sexo femenino  y si ello no le llegara a satisfacer, podría posteriormente cambiarse de “género”  las veces que su capricho, vanidad y patología lo requieran…y su capacidad de dinero lo permita, claro está.

Porque en esta trama dañina para la humanidad,  aparte de personas que quieren dejar de ser hombres y mujeres naturales; más allá de ideólogos e ideologizados y de globalistas que buscan enseñorearse absolutamente en el mundo, están los que recaudan fortunas para agregarles a sus clientes lo que su “satisfacción de género” precisa.

Por ejemplo, y según diversas fuentes serias,  la  intervención quirúrgica de modificación de “sexo” facturaría anualmente en el mundo un poco más de 557.000.000 de dólares, sin contar el costo de los  tratamientos  hormonales y las drogas antes y después de la operación.

Asimismo, según Reaserch and Markets,  los ingresos de la industria de inseminación artificial  fue de  15.5 mil millones de dólares en 2010 y, muy probablemente, en 2017 las ganancias llegarían a 19.2 mil millones de dólares.

En suma, la mentada ideología de género no es más que un caballo de troya para confundir, engañar y dañar a los seres humanos; subvertir y debilitar las comunidades históricas y  querer anular el orden natural para  lograr el objetivo de  supremacismo  del Imperialismo Internacional del Dinero, enemigo de Dios y del Hombre.

————

1-Paul H. Gebhard y Alan B. Johnson: Los datos de Kinsey:. Las tabulaciones marginal del 1938-1963 entrevistas realizadas por el Instituto para la Investigación Sexual  Indiana University Press (22 de mayo, 1998)

2-Judith Reisman, sabotaje sexual: Cómo un científico loco desatado una plaga de la corrupción y el contagio en América. WND Books; 1 edición (20 de julio de 2010).

Fuente: diarioparana.com, 04/06/16.

ideología de género


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner salud y vida EP 05

.

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.