Más formas de Ganar Dinero en YouTube

mayo 9, 2019 · Imprimir este artículo

Cómo Ganar Dinero En YouTube, Todo Lo Que Necesitas Saber Sobre La Plataforma

 Por Carlos González.

Internet, desde hace años, es una ‘plataforma’ interesante para montar un negocio o extenderlo. Entre muchas otras posibilidades que existen, está YouTube. Sí, se puede ganar dinero en YouTube, pero hay mucha información que deberían conocer los que estén pensando en montar un canal en la plataforma y empezar a subir vídeos. Conceptos clave, opciones, cuánto dinero se puede ganar y de qué manera. Y hemos recogido todo lo esencial en un artículo.

¿Cuánto dinero se puede ganar en YouTube?

La horquilla de ingresos que se pueden generar a través de la plataforma YouTube es tremendamente amplia. El mínimo es tan decepcionante como cero euros y, de hecho, es como empieza cualquier canal, en tanto que se tienen que cumplir unos requisitos mínimos para empezar a generar ingresos. El máximo no se puede establecer, pero puede ser de varios miles de euros al mes. Y esto, teniendo en cuenta únicamente los ingresos generados por reproducciones por el sistema de monetización propio de la plataforma, que es AdSense, y que dependerá de múltples factores como, por ejemplo, la categoría dentro de la que encajan los contenidos y, por tanto, el público que los reproduce.

Cómo saber cuánto dinero gana un youtuber

No lo vas a poder saber a ciencia cierta, pero sí puedes ver estimaciones. Hay plataformas, como SocialBlade, que nos permiten revisar datos de estadísticas y analítica de cualquier canal de YouTube. Entre estos datos, efectivamente, podemos ver los ingresosgenerados por un canal. No obstante, esta plataforma tiene en cuenta horquillas típicas de CPM y, en base a esto, conociendo las reproducciones, calcula un mínimo y un máximo de ingresos mensuales –estimado-. Pero ¿es fiable? Es una referencia a tener en cuenta, pero el CPM de un canal de YouTube depende de muchos factores y, entre otros, el público que reproduce los vídeos y la categoría de los contenidos. Además, únicamente se tienen en cuenta los ingresos generados por AdSense.

Qué es el CPM y por qué determina los ingresos de un youtuber

Existen otras formas de explotación de un canal de YouTube, o de monetización de los vídeos. Pero los ingresos básicos de un youtuber son los generados por AdSense, que es el sistema de anuncios de Google; los anuncios de vídeo que aparecen antes, durante y después de la reproducción. Y estos anuncios funcionan, en su mayoría, según un sistema de subasta automatizada que provoca que el precio pagado por el anunciante sea variable; el que más paga es el que aparece.

El CPM es el ‘Coste Por Mil’; es decir, el ingreso medio en euros por cada mil reproducciones. El CPM depende, como decíamos, de la categoría en que encajen los vídeos y, por tanto, el público que los reproduce. Desde el sexo de la audiencia hasta la edad, pasando también por su localización geográfica. Por ejemplo, están mejor pagados los anuncios reproducidos en contenidos de motor que en los de videojuegos. El CPM puede variar incluso de un mes para otro, por la oferta y demanda de los espacios publicitarios.

Por tener una referencia, un CPM de 2,30 euros es posible y, en este caso, estaríamos generando unos ingresos de 2,30 euros por cada 1.000 reproducciones. Es decir, que un canal que alcance las 100.000 reproducciones mensuales estaría generando 230 euros. Pero hay que tener en cuenta que difícilmente el 100% de las reproducciones mostrarán anuncios –por diversos factores- y también que YouTube se queda una parte.

Reparto de ingresos: Cuánto se queda YouTube y cuánto paga a los youtubers

Del total de reproducciones que genera un canal, de forma mensual, sólo una parte de ellos muestra publicidad. Es posible que sea el 90%, por ejemplo, pero difícilmente se alcanzará al 100% por diversos motivos. Uno de ellos es que hay plataformas en las que no se pueden mostrar anuncios; además, hay usuarios que los bloquean con software específico y, por otro lado, desde que un vídeo está recién subido y disponible para reproducir, hasta que se empiezan a mostrar anuncios en él, es habitual que pase algo de tiempo y, por lo tanto, con algunas de las primeras reproducciones no se muestre ningún anuncio.

La relación entre el creador de contenidos y propietario del canal, y la propia plataforma YouTube, está delimitada por el Programa de Partners de YouTube. Existe una relación contractual entre ambas partes, y los detalles de la misma están recogidos por este acuerdo. En él, entre muchas otras cosas, se establece lo siguiente:

“YouTube te pagará el 55% de los ingresos netos reconocidos por YouTube por anuncios mostrados o transmitidos en streaming por YouTube o por un tercero autorizado en las páginas de visualización de tu Contenido o en el reproductor de vídeo de YouTube en conjunto con la transmisión en streaming de tu Contenido.”

Lo anterior quiere decir algo tan sencillo como que el reparto de ingresos generados por la publicidad en YouTube, en lo relativo únicamente a AdSense, es de un 55% para el creador de contenidos y un 45% para YouTube. Es decir, que la plataforma se queda prácticamente con la mitad de los ingresos que genere el canal con las reproducciones. Por lo tanto, del mismo ejemplo anterior en el que estaríamos generando unos ingresos de 230 euros, como creadores de contenido únicamente nos llevaríamos a nuestro bolsillo 126,50 euros.

¿Cuándo y cómo paga YouTube?

La plataforma de contenidos de vídeo en streaming tiene una herramienta de analítica ‘interna’ o privada para los creadores de contenidos o gestores de canales de YouTube. Esta herramienta es YouTube Studio, y es la que muestra entre otros datos los ingresos que está generando el canal. Ahí, el propietario del canal puede comprobar cuánto va a cobrar por las reproducciones de un mes. Cuando termine el mes, la plataforma confirmará de forma automática los ingresos generados y en torno al día 15 del mes siguiente lo añadirá al saldo de AdSense.

Sin embargo, ese dinero no se llega a cobrar hasta aproximadamente el día 20 del mes siguiente al cierre. Es decir, que mayo, por ejemplo, no se vería reflejado en el saldo de AdSense hasta aproximadamente el día 15 de junio, y no llegará a la cuenta bancaria hasta el 20 de junio, aproximadamente. El ingreso se recibe por transferencia bancaria, y todo el proceso se lleva a cabo de forma automática cuando la cuenta de AdSense está ya configurada y el usuario la tiene vinculada a su cuenta de YouTube.

Requisitos para monetizar los vídeos y ganar dinero en YouTube

YouTube ofrece, de forma directa a los creadores de contenidos, varias opciones de monetización de su canal. Para acceder a los pagos hay que ser mayor de 18 años en cualquier caso, o contar con un tutor legal mayor de 18 años que pueda gestionar los pagos. Por otro lado, se exige siempre que se cumplan las directrices de contenido adecuado para los anunciantes al crear los contenidos. Y a partir de aquí, será imprescindible que se alcancen las 4.000 horas de visualización como mínimo durante los últimos 12 meses y se cuente con 1.000 suscriptores como mínimo. Esto último, para que se pueda conceder acceso al Programa de Partners de YouTube.

Una vez dentro del Programa de Partners de YouTube, entonces se activarán los ingresos procedentes de anuncios, con pagos a través de AdSense. Pero además, se podrá acceder a la opción de Miembros del canal al contar con 30.000 suscriptores como mínimo, siempre y cuando no se tenga ningún aviso de incumplimiento de las normas de la comunidad. Y acceder al escaparate de merchandising con un mínimo de 10.000 suscriptores. Para el Super Chat, el requisito es que se viva en un país o una región en que esta función esté disponible. Por otro lado, se generarán ingresos de YouTube Premium siempre que suscriptores con este servicio vean contenidos creados por nosotros.

Los requisitos que impone YouTube para empezar a permitir la monetización de vídeos en su plataforma llegaron, o al menos de una forma más restrictiva, después de importantes polémicas que sufrió YouTube por determinados creadores de contenidos. Con estos requisitos se trata de garantizar el atractivo de la plataforma hacia los anunciantes y que, en cierta medida, sea la propia audiencia la que determine la calidad de un canal. Es decir, que si tienes público y apoyo del mismo, entonces YouTube te concede el acceso a la explotación económica del canal de YouTube con sus propias herramientas.

Cómo configurar la monetización de vídeos en YouTube

La monetización de vídeos de YouTube se configura dentro del YouTube Studio, el panel interno para creadores de contenido. No obstante, hay dos apartados importantes: uno de ellos corresponde a los valores predeterminados para los vídeos subidos, y el otro a la configuración específica para cada vídeo.

Valores predeterminados

En este apartado hay varias opciones a tener en cuenta. La primera es ‘Monetización’, que aparece con el mensaje ‘Obtener ingresos con anuncios’. Al tenerla activada, entonces se habilitarán el resto de opciones de configuración de monetización para ganar dinero en YouTube con los vídeos que se suban. A partir de aquí veremos los Formatos de anuncios y, evidentemente, depende del creador de contenidos que se activen unas, u otras, para generar mayores o menores ingresos. Lo más recomendable, evidentemente, es que se activen todas las posibilidades en cuanto a los formatos publicitarios. E igualmente, que se activen las ‘Pausas para anuncios’, con los anuncios mid-roll colocados de forma automática.

Todos estos valores predeterminados se aplicarán a los nuevos vídeos que se suban. Así, aunque quizá después queramos configurar la monetización del vídeo de forma manual, automáticamente cada vídeo que se suba tendrá esta configuración habilitada de forma predeterminada.

Monetización de vídeos

Además de los valores predeterminados, tenemos opciones de configuración específicas para la monetización de todos y cada uno de los vídeos que se suban al canal. Hay que tener en cuenta que algunas de las opciones únicamente estarán disponibles para vídeos de al menos 10 minutos de duración, lo que explica que algunos creadores de contenidos se esfuercen por llegar, por lo menos, a esta duración.

En YouTube Studio pulsaremos sobre la opción Vídeos, en la barra lateral izquierda, para que se muestren todos los contenidos subidos. Ahora tendremos que pulsar sobre cualquier vídeo, y se abrirá el editor de metadatos específico de ese contenido, pero la opción que nos interesa volverá a aparecer en la barra lateral izquierda, y es la sección de ‘Monetización‘. Pulsamos sobre la misma, y entonces nos encontraremos con la configuración específica del vídeo, en cuanto a la monetización.

Aquí podremos activar o desactivar la monetización, que es la primera opción, y después podremos habilitar o deshabilitar todos y cada uno de los formatos publicitarios. Tenemos las opciones de ‘Anuncios display’, que no se puede desactivar, ‘Anuncios superpuestos’, ‘Tarjetas patrocinadas’, ‘Anuncios de vídeo saltables’ y también Anuncios de vídeo no saltables’. Por otro lado, justo debajo vamos a encontrar las opciones ‘Antes del vídeo’, ‘durante el vídeo’ y también ‘después del vídeo’.

Editor de anuncios de vídeo en YouTube

Para los vídeos subidos que sean de al menos 10 minutos de duración, la plataforma nos dará la posibilidad de colocar, de forma manual, los anuncios de vídeo que se reproducen a lo largo de nuestros contenidos. Esto lo haremos siguiendo los pasos anteriores, pero adentrándonos en una opción en concreto. Dentro de ‘Durante el vídeo’, en los detalles de esta opción, encontraremos el enlace Gestionar en el editor. Tenemos que pulsar sobre el mismo y se nos abrirá el editor de vídeos, el que puedes ver en la captura de pantalla anterior.

Lectura recomendada:  Los hábitos de trabajo de los millennials

El editor de vídeos es algo tan sencillo como un reproductor con la vista previa del contenido y una línea de tiempo en la que se muestran imagen y audio en canales separados. Pero además, en la parte inferior, con un icono parecido al símbolo del dólar, tenemos una barra en la línea de tiempo correspondiente a la monetización. Sencillamente, tendremos que colocar la barra de reproducción en el segundo o minuto que queramos y pulsar, justo debajo, en + pausa publicitaria, para añadir la pausa específica.

Al añadir pausas publicitarias estaremos indicándole a la plataforma en qué momentos exactos queremos permitir que se puedan mostrar anuncios, aunque es posible que no siempre se aprovechen estas pausas. No obstante, cuanta mayor sea la cantidad de pausas, mayores serán los ingresos potenciales. Habría que tener en cuenta también el tiempo de retención promedio de los vídeos, para colocarlas de forma estratégica y que sean consumidas por la audiencia y, evidentemente, no abusar porque se puede perder audiencia por este motivo.

Otras formas de publicidad para ganar dinero en YouTube

Si hablamos de cómo ganar dinero en YouTube, evidentemente hay que hablar de AdSense, que es el sistema que genera ingresos a partir de la propia plataforma. Son los ingresos que se generan con los anuncios de vídeo que aparecen antes, durante y después de la reproducción de un vídeo de forma automática, y servidos por la propia Google. Pero con esta herramienta los ingresos son -casi- insignificantes para la mayoría de los creadores de contenidos. Si realmente queremos ganar dinero en YouTube, entonces hay que explotar el canal y sus contenidos de otras formas, y son las siguientes.

Patrocinio

El formato de patrocinio no es exclusivo de YouTube, ni del vídeo, ni es algo nuevo. Los patrocinios se pueden llevar a cabo de formas muy diversas, de manera puntual o a largo plazo, y al patrocinador hay diferentes opciones que se le pueden ofrecer para que le resulte interesante ‘invertir’ en el canal, en el creador o en el contenido. El aspecto fundamental está en que la audienciainterese al patrocinador por edad, género o localización –entre otros- y que los contenidos o el creador sirvan para dar difusión al producto o servicio del patrocinador.

Se pueden hacer vídeos patrocinados, pagados al completo por una marca; o parcialmente patrocinados, reservando un espacio de tiempo para mostrar un producto o servicio, por ejemplo. En función de las particularidades del patrocinio, y de la audiencia, entre otros factores, el precio a pagar será mayor o menor por parte del anunciante. En este formato publicitario entra lo que se denomina ‘influence marketing’y, evidentemente, depende de la conexión entre el creador de contenido y su audiencia.

Afiliación

A través de terceros, podemos recurrir a la afiliación. Amazon, por ejemplo, ofrece un programa específico. Este sistema de monetización, aplicado a YouTube, consiste en algo tan sencillo como aportar a la audiencia una serie de enlaces a productos; estos enlaces son especiales, obviamente, y están rastreados y asociados a nuestra cuenta. Por cada venta o suscripción que generemos –también para sites de determinados servicios-, estaremos consiguiendo un ingreso fijo –CPA- o bien un ingreso variable en función, por ejemplo, del precio del producto.

Suscripciones de pago

Desde hace algún tiempo, YouTube incluye entre sus opciones de monetización las suscripciones de pago, o ‘membresías’. Si un canal cuenta con al menos 30.000 suscriptores, se activa esta opción y los usuarios pueden pagar una cuota de 4,99 euros al mespara apoyar al creador de contenido. A cambio de esta cuota mensual, el creador puede definir ventajas específicas en su canal como insignias o emojis, por ejemplo, o formas de comunicación más directa, entre otros.

Merchandising

A través de YouTube se puede ofrecer merchandising oficial del canal, siempre y cuando se cuente con un mínimo de 10.000 suscriptores. La propia compañía de Mountain View, a través de su socio TeeSpring, nos da la posibilidad de personalizar diferentes productos como fundas de móvil, camisetas y tazas –entre otros- y venderlos directamente desde el canal, con una sección específica con gran visibilidad.

No obstante, el merchandising ya se vendía en canales de YouTube antes de que fuera apoyado por la plataforma de forma directa y oficial. Hay multitud de compañías que pueden hacer productos personalizados como ropa, utilidades –y demás- y aquí está en manos del creador escoger el precio de venta calculando los costes, y demás, para conseguir cierto beneficio adicional con unos ingresos extra.

Super Chat

El Super Chat es otra de las opciones de explotación económica de un canal de YouTube de forma oficial. Es una opción que se habilita para todos los canales que estén ya monetizados, aunque solo en algunos países –entre ellos sí está España-. Gracias al Super Chat, los suscriptores pueden conseguir que sus mensajes, en las emisiones en directo, estén destacados sobre el resto y que, de esta manera, sea más probable que los lea el creador de contenidos cuando el volumen es elevado. Si son varios los que están pagando por destacar sus mensajes, además de que aparece la cantidad que han pagado, se destacarán en mayor medida los que hayan supuesto un precio mayor, determinado por el propio suscriptor de forma voluntaria.

MCN o Network ¿es necesaria para ganar dinero con un canal de YouTube?

No. Las ‘Network’, MCN de canales de YouTube, son efectivamente redes. Es decir, que detrás de ellas hay una empresa que se dedica a la gestión y administración, de forma parcial, de una determinada cantidad de canales de YouTube de terceros. Si hemos conseguid un canal relativamente grande, por reproducciones mensuales o por cantidad de suscriptores, es posible que nos llegue la oferta de una network para unirnos a su grupo y así disfrutar de unas ventajas, pero siempre con un porcentaje de los ingresosque se quedarán ellos cada mes. Además de que, por las particularidades de la plataforma, pasarán a ser ellos quienes gestionen los cobros de AdSense.

Qué ventajas ofrece a los creadores de contenidos estar en una MCN o Network

Cada network ofrece unas ventajas diferentes, pero parten sobre los mismos principios. Un único canal de YouTube puede ser grande, sí, pero el poder de negociación con anunciantes, para la comercialización de publicidad de venta directa es mayor si se asocian varios de ellos y se ‘venden’ a los anunciantes como una única audiencia. A priori, la capacidad de una network para conseguir campañas publicitarias debería ser mayor. Por otro lado, la gestión de esta cuestión por parte de la network es, en cierta medida, un alivio para el creador de contenidos, que no tendrá que emplear recursos ni tiempo en la gestión comercial de su canal.

La anterior es una de las ventajas, y habría que añadir –en algunos casos- la formación y el apoyo que ofrecen las MCN para adaptarse a las evoluciones de la plataforma en cuanto a criterios y en cuanto a posicionamiento de contenidos –YouTube SEO-, o en cuanto a técnicas de grabación y de edición. También hay muchas MCN que prestan a sus creadores formación para la optimización de sus redes sociales, entre otros.

Otra ventaja adicional es que, al estar dentro de un ‘grupo de creadores’, compuesto por todos los socios de la network, se facilitan las colaboraciones entre creadores de contenidos, algo que bien aprovechado es una herramienta excepcional para el crecimiento del impacto de un canal. Y por supuesto, muchas MCN o network prestan a sus creadores de contenidos recursos como espacios para la grabación de vídeos, o incluso equipo y materiales de grabación y edición, que pueden resultar interesantes. Esto, y recursos de software. o acceso a fuentes de música, para nutrir los contenidos sin sufrir problemas con los derechos de autor.

¿Con cuántas visitas o cuántos suscriptores se puede vivir de YouTube?

Deja de buscar, porque no existe una cifra exacta. Es algo muy variable. El volumen de ingresos no depende únicamente de las visualizaciones, sino también de la audiencia a la que se sirven los contenidos, el tiempo de retención, la categoría en la que encajan los contenidos, y la estacionalidad del negocio publicitario en vídeos online. En definitiva, hay multitud de factores de los cuales depende el volumen de ingresos, y no únicamente de las visualizaciones.

Y en lo relativo a los suscriptores, de la cantidad de los mismos no depende, en absoluto, nuestro volumen de ingresos. Si bien un elevado volumen de suscriptores se puede usar como argumento de negociación en campañas publicitarias de venta directa, no define por sí solo los ingresos que obtendrá un youtuber. Únicamente en caso de que esos suscriptores se acogieran, todos ellos, a la membresía del canal que tiene un precio fijo de 4,99 euros al mes.

Entonces ¿cómo se consigue realmente ganar dinero en YouTube?

Como hemos ido viendo a lo largo de este vídeo, los ingresos por visualizaciones según el modelo de explotación propio de YouTube –con AdSense- hace que solo algunos pocos puedan conseguir ‘un sueldo’ en la plataforma. El volumen de reproducciones con que hay que contar es realmente elevado para que sea por las propias visualizaciones por las que se genere un ingreso significativo. Y prácticamente cualquier youtuber que se ha pronunciado sobre cuánto se gana en YouTube, ha hablado exactamente en los mismos términos. YouTube, como tal, da poco dinero. Y además, se queda una parte tan importante como un 45%; a eso habría que sumarle que, en muchos casos, la MCN o Network se queda otro tanto.

Para ganar dinero en YouTube, hablando en términos de un proyecto rentable o interesante como trabajo, es imprescindible recurrir a las opciones de explotación económica y monetización externas a la plataforma YouTube. Negociar patrocinios completos o parciales y, en definitiva, gestionar el canal de YouTube y sus contenidos, a nivel comercial, en paralelo a la plataforma de vídeo en streaming. De hecho, muchos youtubers no solo explotan a nivel comercial el propio canal de YouTube sino el resto de sus redes sociales, en asociación con esta plataforma, para optimizar sus ingresos.
Fuente: www.adslzone.net, 08/05/19.

______________________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter

______________________________________________________________________________

como ganar dinero con youtube

.

.

Comentarios

Los comentarios estan cerrados.