Ser presidente disminuye la Esperanza de vida

diciembre 18, 2015 · Imprimir este artículo

Ser presidente puede disminuir la esperanza de vida

Los riesgos del poder: Un estudio revela que los hombres en los más alto del poder viven hasta 2,7 años menos y tienen un 23% más de riesgo de muerte que los candidatos que no han sido elegidos. 

El presidente de EE.UU. Barack Obama con menos pelo y más canas, en una imagen del 14 de diciembre de 2015./AFP

El presidente de EE.UU. Barack Obama con menos pelo y más canas, en una imagen del 14 de diciembre de 2015.

Ser presidente del Gobierno puede disminuir hasta 2,7 años la esperanza de vida, según muestra un análisis en el que se ha comparado la supervivencia de 279 líderes del Ejecutivo de 17 países, con la de 261 candidatos no elegidos entre los años 1722 y 2015, publica hoy el diario La Vanguardia.

Estos datos se han obtenido tras medir la edad de cada candidato en las últimas elecciones generales en las que han participado, y tomando como referencia lo que se esperaría en una persona de la misma edad y sexo. Los países analizados han sido Australia, Austria, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, España, Suecia, Reino Unido, y los Estados Unidos.

Así, los datos arrojados en el trabajo, publicado en la revista ‘BMJ’ y recogido por la plataforma Sinc, han mostrado que los líderes electos viven hasta 2,7 años menos y tienen un 23 por ciento más de riesgo de muerte que los candidatos que no llegan a la presidencia.

No obstante, ser diputado no parece ser perjudicial para la salud. Así lo ha comprobado un equipo de investigadores liderado por la Universidad de Surrey (Reino Unido) tras examinar la mortalidad de casi 5.000 miembros de las dos cámaras del Parlamento de Reino Unido entre los años 1945 y 2011.

Lectura recomendada:  ¿Prohibido correr en los recreos?

De esta forma, el trabajo reveló que la tasa de mortalidad de estos políticos es un 28 por ciento inferior a la de la población general y un 37 por ciento inferior en el caso concreto de los lores. Además, la brecha de mortalidad entre los diputados y los ciudadanos se ha ampliado significativamente hasta, al menos, el año 1999.

Además, los investigadores han señalado que la mortalidad entre los parlamentarios conservadores es menor que en los diputados de otros partidos políticos, lo que, según han comentado, puede deberse a diferencias subyacentes en el origen social y, en particular, en la educación.

Finalmente, los resultados han mostrado que los diputados mayores de 60 años elegidos por primera tienen una mortalidad relativamente menor que los diputados que son elegidos cuando son más jóvenes.

Fuente: Clarín, 18/12/15.

trabajo ideal

 

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.