Standard & Poor’s subió la calificación crediticia de Argentina

noviembre 2, 2017 · Imprimir este artículo

Argentina: Standard & Poor’s sube calificación crediticia

Por Axel M. Cardin Poggi.

La noticia esperada, en el momento inesperado

argentinaEl lunes 30/11/17, cuando el mercado estaba expectante a los anuncios sobre el impuesto a la renta financiera que podía llegar a incluir la reforma tributaria, la calificadora crediticia Standard & Poor’s sorprendió a todo el mercado al subir el rating crediticio de Argentina de B a B+ con perspectiva estable. La suba de calificación en sí era esperable, dado que la curva soberana argentina había comprimido todo el spread para su rating crediticio B en comparación a sus compañeros de rating, a quienes le sacó 100 puntos básicos de “ventaja” (Pakistán, que ya es mercado emergente y Nigeria, con mejor calificación que Argentina en Moody’s y Fitch).

Sin embargo, lo que sí fue sorpresivo fue el timing del anuncio, dado que Standard & Poor’s ya nos había subido la nota en Abril y no suele dar más de una suba por año. En el mercado esto era algo que se esperaba recién para 2018, una vez que el gobierno hubiese puesto en marcha todas las reformas que se esperaban. Sin dudas esta noticia le vino como anillo al dedo al gobierno que esta semana estuvo desarrollando el roadshow para colocar internacionalmente tres bonos en euros a 5, 10 y 30 años.

Ahora bien, ¿cómo queda Argentina parada en su nuevo rating crediticio B+? La realidad es que esos 100 puntos básicos de diferencia que le sacó la curva argentina al resto de los países B la colocó a la misma altura que todos los países B+, es decir, que esta suba ya había sido totalmente adelantada por el mercado. La calificadora S&P no hizo más que confirmar algo que el mercado ya creía, y no deberían tardar en seguirla Moody’s y Fitch.

Lectura recomendada:  Standard & Poor's se defiende en medio de las críticas

rfa 0211 1

A futuro debería seguir comprimiendo spreads la curva Argentina si las reformas económicas son amenas para el mercado, que es lo que se espera de momento, a pesar del impuesto a la renta financiera planteado por el gobierno. Recordemos que casi el 90% de los tenedores de bonos son personas jurídicas que ya pagan impuestos sobre las ganancias y no residentes que quedarían exentos del tributo. De esta forma, los movimientos que realicen las personas físicas locales no deberían impactar en mayor medida sobre el rendimiento de los bonos, cómo sí se observaría en instrumentos como plazos fijos, LEBACs y, quizás, otros instrumentos de renta fija en pesos.

Fuente: cartafinanciera.com, 02/11/17.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


consulte a un asesor financiero independiente

.

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.