El 8 de abril 2015, Suiza se convirtió en el primer país en emitir un bono a 10 años con tasa de interés negativa. ¿Qué significa esto? Significa que los inversores están aceptando que les devuelvan menos dinero del que pagaron. El bono en cuestión vence en julio 2025 y paga un cupón anual del 1,5%. La tasa de interés de emisión fue -0.055%, dando un precio de emisión de CHF 115,6. Es decir, que si un inversor mantiene el bono hasta el vencimiento le devolverán CHF 100 más el cupón correspondiente.

suiza-escudoLas tasas de interés de los bonos, tanto al momento de la emisión como en las operaciones posteriores en el mercado, reflejan las expectativas (de inflación, riesgo, recesión, etc.) de los inversores. Una tasa de interés negativa refleja una falta de confianza de que la economía se reactive en el corto plazo. En este caso, el miedo a la deflación sumado a las acciones del Banco Central Suizo para combatir la recesión, influyó en que los inversores aceptaran este nivel de tasas.

El gráfico a continuación muestra la evolución de la inflación (deflación) en el país. Desde hace más de 3 años el promedio mensual de variaciones del IPC (índice de precios al consumidor) resulta deflacionario.

imagen1

Considerando a las tasas en parte como reflejo de las expectativas de recuperación económica, y en parte como medida de riesgo, entonces se puede hacer un análisis comparativo de las expectativas.

Comparando la curva de rendimiento de bonos de la Unión Europea (siguiente gráfico) con la de Suiza, se puede ver que hasta el plazo de 8 años ambas tienen rendimientos negativos (tasas de interés negativa). Esto tiene sentido dado que el miedo a una espiral deflacionaria está presente en ambas zonas.

Lectura recomendada:  Skype y WhatsApp: Más limitaciones en Europa

imagen2

Ni siquiera Japón, que sufre una presión deflacionaria desde hace más años logró colocar bonos a tasas inferiores a cero. Francia e Italia pudieron colocar pero para plazos más cortos, mientras que para Reino Unido la curva es superior a cero para todos los plazos.

imagen3

Últimos comentarios

El Banco Central Suizo estima continuar desalentando las inversiones en francos suizos (a través de tasas de interés negativas) dado que esta moneda se encuentra sobrevaluada. Esto último fue reforzado por la caída en los precios del petróleo y el consenso del mercado de que el franco suizo es una moneda segura para refugiarse ante la crisis.

La inflación estimada es de -1,1% para 2015, y de -0,5% para 2016. Recién para 2017, el Banco Central espera que la inflación sea de 0,4%.

Fuente: Carta Financiera, 12/04/15.