Varosha: Una ciudad fantasma

julio 29, 2020 · Imprimir este artículo

¿Por qué Varosha es una ciudad fantasma?

¿Por qué Varosha es una ciudad fantasma?
 Fotografía del distrito de Varosha desde una playa cercana. 

La ciudad de Famagusta se encuentra al este de la isla de Chipre, en la parte controlada por los turcochipriotas. En esta ciudad se sitúa el distrito de Varosha (en griego) o Kapalı Maraşes (en turco), hoy convertido en una ciudad fantasma a la que solamente los cascos azules de Naciones Unidas pueden acceder. Congelados en el tiempo se erigen los rascacielos y hoteles de lo que fue uno de los enclaves turísticos mediterráneos más codiciados entre los famosos a mediados del siglo XX. Sin embargo, Varosha se ha convertido en el mejor ejemplo de las consecuencias de un conflicto que lleva más de cuatro décadas estancado en el tiempo: la disputa entre Turquía y Grecia por el control de la isla de Chipre.

Chipre ha sido desde hace siglos un punto estratégico en el control del Mediterráneo oriental. La isla ha estado bajo el dominio de todos los poderes que pretendían expandirse por las costas de Anatolia, del Levante y del norte de África. El Imperio otomano le cedió la administración de la isla al Imperio británico a finales del s. XIX y Londres estableció un sistema pseudocolonial de gobierno. Desde principios del siglo XX se empezó a desarrollar en la comunidad grecochipriota un movimiento nacionalista llamado Enosis que defendía la independencia del territorio y su unión a Grecia. Por su lado, desde la llegada de Atatürk a Turquía, el nacionalismo turco comenzó a permear entre las comunidades turcochipriotas. Así, con la declaración de independencia de Chipre —firmada por Reino Unido, Grecia y Turquía— en 1960, dio comienzo una década de tensiones entre los turco y los grecochipriotas que culminó con el golpe de Estado pro griego en 1974 y la invasión de la parte norte de la isla por parte de tropas turcas como respuesta. Desde entonces la isla quedó dividida en dos mitades, constituyéndose la partición en 1983 con la declaración de la República Turca de Chipre del Norte, como explicamos en este artículo.

La llegada del ejército turco a la isla hizo que muchos greco y turcochipriotas abandonaran sus hogares. El distrito de Varosha fue uno de ellos. La declaración de la República Turca de Chipre del Norte, junto con los intentos de las tropas turcas de repoblar el distrito de Varosha con población turca, llevaron al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a emitir una resolución al respecto. En la Resolución 550/1984 del Consejo de Seguridad “se consideran inadmisibles los intentos de poblar cualquier parte de Varosha con personas distintas a sus habitantes y se pide que esta zona se transfiera a la administración de Naciones Unidas”.

Desde que la administración del distrito pasara a la ONU ha habido varios intentos de encontrar una solución al conflicto chipriota para devolver a la normalidad la vida en una isla dividida. El intento más relevante es el que se llevó a cabo con el conocido como Plan Annan —en honor al exsecretario General de la ONU Kofi Annan—. Este plan apostaba por la creación de un Estado federal. Tras varias revisiones del texto y atendiendo a las necesidades de cada una de las partes, el plan se sometió a referéndum el 24 de abril de 2004 entre las poblaciones greco y turcochipriotas. Con una participación de más del 85%, el acuerdo fue aprobado por un 64% de los turcochipriotas pero solamente un 24% de los grecochipriotas dieron el visto bueno, por lo que los esfuerzos no llegaron a ningún lado.

Fotografía del distrito de Varosha desde una de las vallas que lo rodean. 

Desde el fracaso del Plan Annan las negociaciones entre los Gobiernos chipriotas —auspiciados por Grecia, Turquía, la Unión Europea y las Naciones Unidas— se han sucedido pero con menos intensidad. Los intentos de adhesión de Turquía a la Unión Europea sirvieron para fomentar el diálogo entre los dos Gobiernos de la isla. La apertura de partes de la “Línea Verde” —una zona desmilitarizada que divide la isla— y la concesión de derechos de la UE a los turcochipriotas fueron un avance en las relaciones. Sin embargo, la crisis de 2008, junto con la deriva autoritaria del Gobierno turco y los profundos problemas económicos de Grecia, han ralentizado el proceso de diálogo. El último intento por revitalizar las negociaciones se llevó a cabo entre 2015 y 2017 y no se llegó a ninguna conclusión sustancial. Desde entonces el conflicto chipriota sigue en el mismo estado de siempre.

Lectura recomendada:  ¿Comprar una casa es una buena inversión?

Pese a que las relaciones entre las comunidades de la isla son cada vez más fluidas, las disputas territoriales como la de Varosha siguen siendo un obstáculo. La ciudad fantasma al este de la isla es una de las llaves para solucionar la disputa, pero parece no haber voluntad de abrir las puertas a los legítimos herederos de ese lugar.

Fuente: elordenmundial.com, 2019


Varosha es un distrito de la ciudad chipriota de Famagusta, situada en la República Turca del Norte de Chipre (estado de facto). Antes de la invasión turca en Chipre, llevada a cabo en 1974, Varosha era el área moderna y turística de Famagusta. Sus habitantes huyeron durante la invasión y ha permanecido abandonada desde entonces.

En los años 70, Famagusta era el primer destino turístico de Chipre. Para satisfacer el creciente número de turistas, se construyeron nuevos hoteles y grandes edificios. Durante su apogeo, el distrito de Varosha fue no solo el primer destino turístico de Chipre sino, entre 1970 y 1974, uno de los destinos turísticos más populares del mundo, convirtiéndose en el destino preferido de pudientes y famosas personalidades.

Los principales rasgos del distrito de Varosha incluían la Avenida John F Kennedy, que nacía cerca del puerto de Famagusta y recorría el distrito paralela a Glossa Beach. A lo largo de la Avenida JFK había numerosos y conocidos hoteles de lujo, incluyendo el King George Hotel, The Asterias Hotel, The Grecian Hotel, The Florida Hotel y el Argo Hotel que era el preferido de Elizabeth Taylor. El Hotel Argo está situado cerca del final de la Avenida JFK orientado hacia Protaras y Fig Tree Bay. Otra calle principal de Varosha fue Leonidas, una gran vía que partía de la Avenida JFK en dirección oeste hacia Vienna Corner. Leonidas era la principal calle de compras y ocio de Varosha, contando con varios bares, restaurantes y discotecas.

Tras la invasión turca en Chipre, el 20 de julio de 1974 en respuesta al golpe de Estado «pro-griego», el Ejército Grecochipriota retiró sus fuerzas a Larnaca. El Ejército Turco avanzó hasta la Línea Verde, que es el la frontera actual entre las dos comunidades. Horas antes de que el Ejército Turco y el Grecochipriota cruzaran fuego en las calles de Famagusta, toda la población, temiendo una masacre, huyó. Muchos de sus habitantes se refugiaron en el sur, en las ciudades de Paralimni, Deryneia, y Larnaca. Paralimni se ha convertido desde entonces en la nueva capital del distrito chipriota de Famagusta.

Cuando el Ejército Turco tomó el control de la zona durante la invasión, la valló. Desde entonces ha prohibido el acceso, excepto a militares turcos y personal de Naciones Unidas. El Plan Annan hubiera producido el regreso de Varosha al control grecochipriota, pero esto núnca llegó a suceder al ser éste rechazado por los votantes grecochipriotas en el referéndum llevado a cabo en 2004.

La razón por la que Varosha está abandonada se debe a la Resolución 550 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (tomada el 11 de mayo de 1984), que expone que “los intentos de asentamiento en cualquier parte de Varosha por cualquier persona que no sea sus habitantes es inadmisible”. Por lo tanto, las Fuerzas armadas de Turquía no pueden repoblar el área que está bajo su control, lo que ha llevado a un abandono del distrito de Varosha.

La ausencia de población y, por tanto, de reparaciones, hace que los edificios se estén desmoronando poco a poco. La naturaleza está ganando terreno, el metal se corroe, las ventanas se rompen y las plantas extienden sus raíces en las paredes y el pavimento. También se han visto tortugas marinas desovando en sus playas desiertas. Los concesionarios están congelados con antiguos vehículos de 1974 y, años después de su abandono, hay gente que dice haber visto bombillas que aún brillan a través de las ventanas de los edificios vacíos.

Varosha fue analizada por Alan Weisman en su libro El mundo sin nosotros como un ejemplo del imparable poder de la naturaleza.

El cineasta greco-chipriota Michael Cacoyannis describió la ciudad y entrevistó a sus ciudadanos exiliados en la película Attilas ’74, producida en 1975.

Fuente: Wikipedia, 2016.

Ver: Inversiones inmobiliarias

Varosha

«Varosha2013» de Ballantyne108 – Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons – https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Varosha2013.jpg#/media/File:Varosha2013.jpg

.

Comentarios

Una Respuesta para “Varosha: Una ciudad fantasma”

  1. Kangbashi, la ciudad fantasma más grande del mundo | Economía Personal on abril 7th, 2016 19:07

    […] Varosha: Una ciudad fantasma […]

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.