Varosha: Una ciudad fantasma

julio 29, 2020

¿Por qué Varosha es una ciudad fantasma?

¿Por qué Varosha es una ciudad fantasma?
 Fotografía del distrito de Varosha desde una playa cercana. 

La ciudad de Famagusta se encuentra al este de la isla de Chipre, en la parte controlada por los turcochipriotas. En esta ciudad se sitúa el distrito de Varosha (en griego) o Kapalı Maraşes (en turco), hoy convertido en una ciudad fantasma a la que solamente los cascos azules de Naciones Unidas pueden acceder. Congelados en el tiempo se erigen los rascacielos y hoteles de lo que fue uno de los enclaves turísticos mediterráneos más codiciados entre los famosos a mediados del siglo XX. Sin embargo, Varosha se ha convertido en el mejor ejemplo de las consecuencias de un conflicto que lleva más de cuatro décadas estancado en el tiempo: la disputa entre Turquía y Grecia por el control de la isla de Chipre.

Chipre ha sido desde hace siglos un punto estratégico en el control del Mediterráneo oriental. La isla ha estado bajo el dominio de todos los poderes que pretendían expandirse por las costas de Anatolia, del Levante y del norte de África. El Imperio otomano le cedió la administración de la isla al Imperio británico a finales del s. XIX y Londres estableció un sistema pseudocolonial de gobierno. Desde principios del siglo XX se empezó a desarrollar en la comunidad grecochipriota un movimiento nacionalista llamado Enosis que defendía la independencia del territorio y su unión a Grecia. Por su lado, desde la llegada de Atatürk a Turquía, el nacionalismo turco comenzó a permear entre las comunidades turcochipriotas. Así, con la declaración de independencia de Chipre —firmada por Reino Unido, Grecia y Turquía— en 1960, dio comienzo una década de tensiones entre los turco y los grecochipriotas que culminó con el golpe de Estado pro griego en 1974 y la invasión de la parte norte de la isla por parte de tropas turcas como respuesta. Desde entonces la isla quedó dividida en dos mitades, constituyéndose la partición en 1983 con la declaración de la República Turca de Chipre del Norte, como explicamos en este artículo.

La llegada del ejército turco a la isla hizo que muchos greco y turcochipriotas abandonaran sus hogares. El distrito de Varosha fue uno de ellos. La declaración de la República Turca de Chipre del Norte, junto con los intentos de las tropas turcas de repoblar el distrito de Varosha con población turca, llevaron al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a emitir una resolución al respecto. En la Resolución 550/1984 del Consejo de Seguridad “se consideran inadmisibles los intentos de poblar cualquier parte de Varosha con personas distintas a sus habitantes y se pide que esta zona se transfiera a la administración de Naciones Unidas”.

Desde que la administración del distrito pasara a la ONU ha habido varios intentos de encontrar una solución al conflicto chipriota para devolver a la normalidad la vida en una isla dividida. El intento más relevante es el que se llevó a cabo con el conocido como Plan Annan —en honor al exsecretario General de la ONU Kofi Annan—. Este plan apostaba por la creación de un Estado federal. Tras varias revisiones del texto y atendiendo a las necesidades de cada una de las partes, el plan se sometió a referéndum el 24 de abril de 2004 entre las poblaciones greco y turcochipriotas. Con una participación de más del 85%, el acuerdo fue aprobado por un 64% de los turcochipriotas pero solamente un 24% de los grecochipriotas dieron el visto bueno, por lo que los esfuerzos no llegaron a ningún lado.

Fotografía del distrito de Varosha desde una de las vallas que lo rodean. 

Desde el fracaso del Plan Annan las negociaciones entre los Gobiernos chipriotas —auspiciados por Grecia, Turquía, la Unión Europea y las Naciones Unidas— se han sucedido pero con menos intensidad. Los intentos de adhesión de Turquía a la Unión Europea sirvieron para fomentar el diálogo entre los dos Gobiernos de la isla. La apertura de partes de la “Línea Verde” —una zona desmilitarizada que divide la isla— y la concesión de derechos de la UE a los turcochipriotas fueron un avance en las relaciones. Sin embargo, la crisis de 2008, junto con la deriva autoritaria del Gobierno turco y los profundos problemas económicos de Grecia, han ralentizado el proceso de diálogo. El último intento por revitalizar las negociaciones se llevó a cabo entre 2015 y 2017 y no se llegó a ninguna conclusión sustancial. Desde entonces el conflicto chipriota sigue en el mismo estado de siempre.

Pese a que las relaciones entre las comunidades de la isla son cada vez más fluidas, las disputas territoriales como la de Varosha siguen siendo un obstáculo. La ciudad fantasma al este de la isla es una de las llaves para solucionar la disputa, pero parece no haber voluntad de abrir las puertas a los legítimos herederos de ese lugar.

Fuente: elordenmundial.com, 2019


Varosha es un distrito de la ciudad chipriota de Famagusta, situada en la República Turca del Norte de Chipre (estado de facto). Antes de la invasión turca en Chipre, llevada a cabo en 1974, Varosha era el área moderna y turística de Famagusta. Sus habitantes huyeron durante la invasión y ha permanecido abandonada desde entonces.

En los años 70, Famagusta era el primer destino turístico de Chipre. Para satisfacer el creciente número de turistas, se construyeron nuevos hoteles y grandes edificios. Durante su apogeo, el distrito de Varosha fue no solo el primer destino turístico de Chipre sino, entre 1970 y 1974, uno de los destinos turísticos más populares del mundo, convirtiéndose en el destino preferido de pudientes y famosas personalidades.

Los principales rasgos del distrito de Varosha incluían la Avenida John F Kennedy, que nacía cerca del puerto de Famagusta y recorría el distrito paralela a Glossa Beach. A lo largo de la Avenida JFK había numerosos y conocidos hoteles de lujo, incluyendo el King George Hotel, The Asterias Hotel, The Grecian Hotel, The Florida Hotel y el Argo Hotel que era el preferido de Elizabeth Taylor. El Hotel Argo está situado cerca del final de la Avenida JFK orientado hacia Protaras y Fig Tree Bay. Otra calle principal de Varosha fue Leonidas, una gran vía que partía de la Avenida JFK en dirección oeste hacia Vienna Corner. Leonidas era la principal calle de compras y ocio de Varosha, contando con varios bares, restaurantes y discotecas.

Tras la invasión turca en Chipre, el 20 de julio de 1974 en respuesta al golpe de Estado «pro-griego», el Ejército Grecochipriota retiró sus fuerzas a Larnaca. El Ejército Turco avanzó hasta la Línea Verde, que es el la frontera actual entre las dos comunidades. Horas antes de que el Ejército Turco y el Grecochipriota cruzaran fuego en las calles de Famagusta, toda la población, temiendo una masacre, huyó. Muchos de sus habitantes se refugiaron en el sur, en las ciudades de Paralimni, Deryneia, y Larnaca. Paralimni se ha convertido desde entonces en la nueva capital del distrito chipriota de Famagusta.

Cuando el Ejército Turco tomó el control de la zona durante la invasión, la valló. Desde entonces ha prohibido el acceso, excepto a militares turcos y personal de Naciones Unidas. El Plan Annan hubiera producido el regreso de Varosha al control grecochipriota, pero esto núnca llegó a suceder al ser éste rechazado por los votantes grecochipriotas en el referéndum llevado a cabo en 2004.

La razón por la que Varosha está abandonada se debe a la Resolución 550 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (tomada el 11 de mayo de 1984), que expone que “los intentos de asentamiento en cualquier parte de Varosha por cualquier persona que no sea sus habitantes es inadmisible”. Por lo tanto, las Fuerzas armadas de Turquía no pueden repoblar el área que está bajo su control, lo que ha llevado a un abandono del distrito de Varosha.

La ausencia de población y, por tanto, de reparaciones, hace que los edificios se estén desmoronando poco a poco. La naturaleza está ganando terreno, el metal se corroe, las ventanas se rompen y las plantas extienden sus raíces en las paredes y el pavimento. También se han visto tortugas marinas desovando en sus playas desiertas. Los concesionarios están congelados con antiguos vehículos de 1974 y, años después de su abandono, hay gente que dice haber visto bombillas que aún brillan a través de las ventanas de los edificios vacíos.

Varosha fue analizada por Alan Weisman en su libro El mundo sin nosotros como un ejemplo del imparable poder de la naturaleza.

El cineasta greco-chipriota Michael Cacoyannis describió la ciudad y entrevistó a sus ciudadanos exiliados en la película Attilas ’74, producida en 1975.

Fuente: Wikipedia, 2016.

Ver: Inversiones inmobiliarias

Varosha

«Varosha2013» de Ballantyne108 – Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons – https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Varosha2013.jpg#/media/File:Varosha2013.jpg

.

No se enamore de sus inmuebles

febrero 17, 2018

El error que esconde «enamorarse» de una propiedad y no venderla a tiempo

inmueblesLos grandes inversores en el mercado financiero obtienen su rentabilidad mediante una estrategia activa.  Por eso, no suelen enamorarse de una inversión y los activos son comprados y vendidos en forma periódica buscando el mejor rendimiento.

Pero eso no pasa habitualmente con las inversiones inmobiliarias. Generalmente los activos inmobiliarios son adquiridos y se mantienen en cartera por muchos años sin rotarse aunque esto no genera incremento de valor, ya que  está demostrado que solo permite preservar valor,  es decir cubrirse de la inflación.

Según Mariano Capellino, CEO de INMSA, existen determinadas razones que generan ese comportamiento e impide la obtención de una adecuada rentabilidad. Estas son las principales 5 razones:

  1. Culturalmente el activo inmobiliario se ha considerado un refugio de valor, pensando que siempre subirá su precio. Pero está comprobado que manteniendo un inmueble por mucho tiempo, no genera beneficios más allá de cubrirse de la inflación. Según estudios públicos realizados en Estados Unidos, los inmuebles se apreciaron un 3.1% anual en los últimos 100 años, mientras que la inflación creció el 3%. Con lo cual, la apreciación real,  fue de  0.10% anual.  En Argentina, la tasa real fue de sólo 1% descontando inflación, si se consideran los últimos 40 años, período en el cuál existen estadísticas confiables.
  1. A los propietarios le han hecho creer que los precios de los activos inmobiliarios,  principalmente los Premium, nunca caen y siempre suben.  Y esto no es así.  Existen ejemplos muy concretos en que los inmuebles mantienen o pierden valor en determinados momentos del ciclo inmobiliario. Argentina es un claro ejemplo: desde 2010 a la fecha no ha existido prácticamente apreciación de los inmuebles. Si pensamos que es lógico obtener una rentabilidad de más del 10% anual -como sucede con una estrategia activa-, en este período se perdió de apreciar, como mínimo, un 50% el valor del capital.
  1. Se  valida el concepto de priorizar la locación Premium que han implantado los agentes inmobiliarios y desarrolladores que venden activos en estas áreas.  Pero está demostrado que ni siquiera esta clase de activos resiste a las fases de ciclos de contracción y recesión ya que caen también. España nos mostró recientemente esta situación.  Hoy Brickell en Miami muestra también esa situación. En ese caso, la crisis del mercado es tal que los desarrollos en pozo se tratan de vender hasta un 30% más caro que los de igual categoría  terminados y a estrenar y que no pueden ser vendidos.
  1. Para poder rotar rápidamente un inmueble es necesario, como en todo negocio, adquirirlo debajo del valor de mercado, ya que de lo contrario es inviable venderlo ganando dinero y muy difícil lograrlo por las vías tradicionales como son un agente inmobiliario o un desarrollador.  Para hacerlo se necesita adquirirlos en subastas, bancos, administradores concursales, estudios de abogados o financiar desarrollos no cuando están en construcción sino cuando se concibe la idea.
  1. Se piensa  que si un inmueble se aprecia mucho en un determinado momento, esto va a volver a repetirse. Y no es así. Las fuertes apreciaciones generalmente no duran más de 5  años y recién podrán repetirse luego de muchos años. Con lo cual, lo recomendable es vender luego de ese período y no reinvertir como se hizo recientemente.

Pero qué deben hacer los inversores para cambiar su comportamiento. Según Mariano Capellino, existen decisiones claves que todo inversor inmobiliario debe considerar:

  1. Se deben tomar a los activos inmobiliarios como un bien de cambio o un instrumento financiero, lo que implica tener una estrategia de inversión para maximizar el rendimiento. Por eso es importante adquirir activos debajo del valor de mercado y fijar una estrategia de salida, venta del activo, en función a los rendimientos  que  genera  por alquiler y por recuperación del valor cada activo. Y luego de vender, volver a reinvertir en activos que permitan obtener el rendimiento deseado.
  1. Se deben adquirir activos que tengan un fuerte potencial de recuperación de valor y a un precio menor al costo de reposición.
  1. Es necesario que el activo se adquiera por debajo del valor de mercado, ya que los costos de compra y de venta afectan la rentabilidad cuando se decide mantenerlos en períodos cortos de tiempo. Es conveniente comprarlos, mínimo, 15/20% por debajo del valor de mercado y esto generalmente es posible mediante compra en subastas y en bancos con carteras de hipotecas impagas cuando el mercado está en baja, sobreofertado. O financiando desarrollos desde el inicio, cuando el mercado inmobiliario se encuentra en la fase de recuperación del ciclo.
  1. Se deben gestionar operativamente  de manera  eficiente los  activos durante la tenencia   agregándoles valor,  ya sea renovándolos, mejorando el flujo de ingreso en el caso de activos comerciales o creando un proyecto viable en el caso de terrenos.
  1. Timing, Timing, TimingNo es clave comprar la mejor ubicación. Lo importante es identificar mercados y activos que se encuentren en la fase de recuperación del ciclo inmobiliario para asegurarse que tendrán una fuerte apreciación durante los siguientes 3 a 5 años ya que está demostrado que generalmente se abre una ventana de oportunidad de esas características a lo largo de un período de 15 a 20 años en un mercado.

Mediante estas estrategias se logrará el mismo beneficio en el momento de la compra que el que generalmente propone un desarrollador invirtiendo en un proyecto y esperando alrededor de 4 años y con los riesgos que ello implica. En 20 años se podrá multiplicar entre 5 y 10 veces su capital inicial en lugar de duplicarlo si se opta por una inversión pasiva como lo hace la mayoría de los “inversores”

inmuebles compra y remodelación - diseño de interioresSi usted  quiere adquirir un inmueble para vivir, posiblemente pague más de lo que un bien vale y lo mantenga durante muchos años sin importar su valor hasta el momento que lo vende. Pero cuando uno invierte en inmuebles debe considerarlo como un activo financiero y buscar la mejor rentabilidad posible aprovechando las oportunidades del mercado. Esa es la única forma de lograr una adecuada inversión para su capital.

Fuente: apertura.com, 19/07/16.

⇒ Más información sobre Inversiones inmobiliarias

.

Nuevamente: ¿Cuánto vale una casa en Mosul?

noviembre 2, 2016

Reiteramos la pregunta (click en el enlace de abajo para leer):

⇒ ¿Cuánto vale una casa en Mosul?

Una reflexión que debemos hacer cuando las cosas están tranquilas, cuando se complican ya es tarde para hacerlo.


02/11/16

Dos años de infierno y la incertidumbre de no saber dónde van a vivir

La ofensiva sobre Estado Islámico en Mosul provocó la huida de 18.000 personas que necesitan asistencia.

BAZUAIA, Irak (EFE) — Los desplazados iraquíes de localidades liberadas del control del grupo jihadista Estado Islámico (EI) en torno a Mosul, como Bazuaia, se enfrentan ahora a la incertidumbre de dónde vivirán hasta que sus poblaciones recuperen la normalidad y puedan regresar a ellas.

Tras ser liberada ayer por las fuerzas iraquíes, el paisaje que inunda la localidad de Bazuaia es desolador: casas y negocios incendiados, neumáticos quemados en medio de la ruta y ni un alma deambulando por las calles de esta urbe, situada a escasos kilómetros de Mosul.

De fondo se oyen los disparos de los francotiradores de EI, que intentan resistir la ofensiva de las fuerzas iraquíes, que ya han conseguido entrar en la parte oriental de Mosul. En las afueras de Bazuaia, las tropas iraquíes, junto a las kurdas o peshmergas, escoltan un convoy de 52 familias (cerca de 250 personas) que han huido de la localidad, para reubicarlas en otros lugares.

Algunas de esas personas, como Basem, de 26 años, recuerdan cómo fue su vida durante los dos años y medio que su ciudad estuvo bajo el yugo del EI. «Era un infierno, vivíamos en condiciones terribles. Vendíamos todo, nuestra ropa, todo, para comprar algo de comida. Y nos torturaban sin ninguna razón, simplemente porque te afeitabas la barba o llevabas pantalones cortos. Era una situación horrible.»

La desesperación de este joven casado y con tres hijos llegó a su punto máximo hace tres días. «Ya no había comida ni para nosotros ni para nuestros animales, así que decidimos salir para buscar comida. Esperamos que el ejército iraquí nos dé algo», suspira este antiguo mecánico, hoy desempleado.En el asiento del conductor, y con toda la familia metida dentro del auto, Basem reconoce que aún no saben adónde ir.

A su lado, otro hombre de 50 años, que prefiere mantenerse en el anonimato, dice: «Decidimos marchar por si pasaba algo e ir a Erbil para juntarnos con nuestras familias», agrega.

Según un informe publicado ayer por la Oficina de las Naciones Unidas de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), los combates por recuperar Mosul han causado casi 18.000 desplazados que necesitan ayuda humanitaria.

En las áreas liberadas, «la prioridad es la comida», agrega en el documento la OCHA, ya que «la gente ha estado subsistiendo gracias a una dieta de pan y agua». Según la OCHA, se ha atendido a más de 25.000 desplazados, muchos de ellos, en esas zonas recientemente liberadas.

Fuente: La Nación, 02/11/16.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner invertir en la incertidumbre

.

.

 

Kangbashi, la ciudad fantasma más grande del mundo

abril 7, 2016

Ciudad fantasma: la construyeron para un millón de personas y está casi vacía

China. Es la urbe «fallida» más grande de ese país. Mientras que sus avenidas se ven desiertas, los arquitectos chinos planean más construcciones.

 

Kangbashi, la monumental ciudad vacía de China. (REUTERS)

Kangbashi, la monumental ciudad vacía de China.

Puede fallar. Y falló. Fue construída para albergar a más de un millón de habitantes en Ordos, Mongolia Interior, pero allí sólo viven 50 mil personas. Bienvenidos a Kangbashi, la ciudad fantasma más grande de China.

Ordos, la monumental ciudad fantasma y vacía de China. (REUTERS)

La construcción de la ciudad, a unos 23 km de Dongsheng, capital de Ordos, le costó al gobierno chino más de mil millones de dólares, los cuales fueron invertidos «de golpe» a principios de 2003 bajo el lema «construyamos primero que se habitará después».

«El problema con Kangbashi es una mala planificación en términos de la demanda que iba a haber en un lugar tan aislado. Es una clara muestra de los problemas que surgen con este tipo de urbanización planificada», dijo a la BBC Alistair Chan, de la consultora Moody’s Analytics, autor de «El efecto de un colapso del mercado inmobiliario en China».

Ordos, la monumental ciudad fantasma y vacía de China. (REUTERS)

Según el especialista, las ciudades fantasmas son efecto del colapso del mercado inmobiliario de China y «uno de los mecanismos básicos de su modernización».

El origen de la idea. Por sus abundantes reservas de agua, que escasea en Dongsheng, se calculó que Kangbashi sería una ciudad satélite que captaría residentes capitalinos y de otras regiones de China, país que tiene más de 200 millones de migrantes internos.

Ordos, la monumental ciudad fantasma y vacía de China. (REUTERS)

La diferencia entre los 50.000 habitantes reales y el millón proyectado se debe a un cálculo irracionalmente optimista que dista muchísimo de las grandes avenidas sin gente en Kangbashi.

Pero hay alguien que sigue pensando en positivo, Chai Jiliang, relacionista público de la ciudad. «Todo forma parte de un plan estratégico aún mayor. Los arquitectos continúan desarrollando ideas para esta urbe», dijo al diario Daily China.

Fuente: clarin.com, 07/04/16.


Ciudades fantasma que vale la pena conocer

Por Pablo Bizón.

Las carcasas de ciudades y pueblos que fueron habitados y luego abandonados cuentan sus historias a los visitantes.

Bodie, recuerdos de la fiebre del oro en California.

Bodie, recuerdos de la fiebre del oro en California.

De Estados Unidos a Rusia, y de Japón a Namibia, la visita a ciudades y pueblos abandonados marcan una tendencia en materia turística. Quizás el mejor ejemplo sea el de Pripryat, la ciudad cercana al reactor nuclear de Chernobyl, donde los turistas se adentran en una zona radiactiva -con traje especial si así lo desean, aunque no es indispensable si es sólo por unas horas- por unos 100 dólares en grupo o hasta 500 en tour individual. Aquí, una lista de algunos de estos sitios que vale la pena conocer.

La fiebre de los metales
La gran mayoría de las ciudades y pueblos que vieron desaparecer en poco tiempo a sus habitantes son las que surgieron al compás de las fiebres minerales como oro, diamantes o carbón.


Bodie: hay muchos pueblos de este tipo en los Estados Unidos, pero uno de los más atractivos, al menos desde lo estético, es Bodie, en el centro-este de California, casi en la frontera con Nevada. El oro se desdcubrió en 1859, y 20 años después, el pueblo tenía 10.000 habitantes, con ladrones, pistoleros, prostitutas y hasta 65 salones, salas de juego y fumaderos de opio, e incluso un próspero barrio chino. La decadencia comenzó a fines del siglo XIX, y en 1910 sólo quedaban 698 personas. Hoy hay más de 150 edificios bien conservados e incluso reconstruidos, que cada año reciben a unos 200 mil visitantes. En 1962 el lugar fue convertido en Parque Histórico del Estado.

Kolmanskop: otra historia de fiebre minera, aunque con condimentos propios, en el sur de Namibia, sudoeste de Africa. Allí los alemanes descubrieron un gran yacimiento de diamantes y construyeron una ciudad de estilo alemán, con salón de baile, teatro y el primer sistema de tranvías del continente. Con el fin de la fiebre de diamantes, en la década del 50, las casas fueron abandonadas y ocupadas por las arenas del desierto. Los tours para visitarla parten de la cercana ciudad de Lüderitz.

Promesas del este


Hashima: era una más de las más de 500 islas frente a las costa de Nagasaki, sur de Japón. Pero a comienzos del siglo XIX se encontró una gran veta de carbón, y el pequeño y rocoso arrecife se convirtió rápidamente en un complejo industrial con ciudad incluida. El fervor duró casi 90 años. Incluso se le ganó terreno al mar y se protegió a la isla de los tifones con un alto muro de hormigón. En la mina llegó a haber casi 6.000 trabajadores, muchos de los cuales vivían con sus familias, por lo que la densidad de población llegó a 3.460 habitantes por km2. Teatros, escuelas, cines, tiendas, restaurantes, peluquerías, salones de té, gimnasios, templos, de todo queda sólo la carcasa, porque la mina cerró en 1974. Se puede visitar con un permiso especial del gobierno.

Iultin: fue construida por prisioneros en la década de 1930, en uno de los sitios más inhóspitos que se puedan imaginar: en la región de Chukotka Iultinskom, en el noreste de Rusia, cerca del Mar de Bering. La ciudad tomó su nombre de un monte cercano donde se descubrieron yacimientos de estaño, tungsteno y molibdeno. Llegó a tener miles de habitantes, y los últimos en retirarse lo hicieron en 1993. Hoy se puede deambular por sus calles asfaltadas y edificios casi intactos, aunque sólo en verano; en invierno, la ciudad y sus fantasmas yacen sepultados por la nieve.

De Italia a Chipre y el Caribe
Otros pueblos sufrieron alguna catástrofe -natural o provocada por el hombre- o amenaza, y también vivieron un éxodo que dejó intactas sus estructuras, pero vacías de vida.


Craco y Balestrino: son dos pueblos medievales de Italia detenidos en el tiempo. El antiguo Balestrino, pueblecito de arquitectura medieval ubicado en la cima de una colina de la provincia de Savona, fue abandonado por la inestabilidad geológica de la zona. En 1887, un terremoto destruyó algunas construcciones y asustó a muchos habitantes. Los últimos se fueron en 1953.


Pripyat: es la ciudad de Ucrania que fue víctima del estallido de un reactor nuclear de la cercana planta de Chernobyl. Paradójicamente, los 50 mil habitantes de la ciudad estuvieron entre los últimos en enterarse del problema, y el domingo 27 de abril de 1986 fueron evacuados -les dijeron que era por tres días- en 2.700 autobuses, 15 barcos, dos trenes y 300 camiones, más los casi 9.000 que fueron en sus vehículos particulares.

Plymouth: en 1995, el volcán Soufriere Hills entró en erupción sin previo aviso, y todos los habitantes de la capital de la caribeña isla Montserrat -perteneciente al Reino Unido- huyeron hacia el norte. En dos días, los 13.000 habitantes de Montserrat fueron evacuados. Luego unos pocos regresaron, pero no a Plymouth, que se mantiene como testimonio del evento: calles cubiertas de lava solidificada, casas e iglesias semienterradas o cubiertas por cenizas.

Varosha: Desde hace 40 años, altas rejas impiden el paso al que una vez fue el principal centro de veraneo de Chipre, con bellas playas de arena sobre el mar Mediterráneo. Desde fines de los 60, esta playa de la ciudad de Famagusta se convirtió en uno de los destinos de verano más famosos del mundo, recibía a celebridades como Elizabeth Taylor, Richard Burton o Brigitte Bardot, y sus grandes hoteles y edificios de departamentos estaban siempre a pleno. Pero luego fue víctima de uno de los capítulos más increíbles de la disputa por Chipre entre Grecia y Turquía: en agosto de 1974 todo el norte de Chipre, Varosha incluida, fue ocupado por tropas turcas, y más de 45.000 greco-chipriotas huyeron. Hasta hoy, sólo personal autorizado puede traspasar las defensas, y la ciudad se derrumba inevitablemente.

Fuente: clarin.com, 06/08/15.


Más información:

Varosha: Una ciudad fantasma

España: Los Pueblos Fantasma producto de la Burbuja Inmbiliaria

La situación inmobiliaria en China

España: Cómo ser dueño de un pueblo

.