Orden o caos digital

mayo 31, 2021

Cómo vencer al caos digital

La «terapia del orden» llega ahora al universo virtual: crecen las estrategias para mantener los dispositivos limpios y potenciar nuestra productividad personal.

Por Luciano Banchero.
Verónica Singer descarta los files de la computadora con la que trabaja para evitar la acumulación
Verónica Singer descarta los files de la computadora con la que trabaja para evitar la acumulación.

Álbumes de fotos que recopilan vidas enteras de manera voluminosa. Estantes repletos de cassettes y DVD a la espera de una noche de películas. Columnas de discos con surtidos de artistas absolutamente eclécticos. Notas, ideas y contactos almacenados en cuadernos y agendas y nunca más consultados. Objetos que, de a poco, fueron desapareciendo del paisaje de los hogares, a la par de la digitalización progresiva de la vida.

Uno de los grandes beneficios de su migración al espacio virtual es la liberación de los ambientes físicos, pero la otra cara de esta bienvenida depuración es la acumulación y el desorden que vienen como bonus indeseados del almacenamiento casi infinito. El smartphone y la computadora no tienen las limitaciones de una casa o un depósito: quedarse sin lugar en los dispositivos es algo inusual, e incluso llegado el caso es sencillo y accesible conseguir más capacidad, ya sea en formato virtual, a través de la nube, o física, con un disco rígido extra. Y, al menos en principio, el alboroto digital puede parecer más fácil de encarar que el material, ya que no requiere cajas, bolsas de consorcio ni demasiado esfuerzo físico.

Así, caemos en la vorágine: instalamos aplicaciones que tal vez nunca usemos, sacamos decenas de selfies, grabamos videos en HD, acumulamos chats de incontables personas y grupos y jamás borramos nada. Con el tiempo, nos damos cuenta de lo complicado que es encontrar algo que realmente necesitamos entre la «chatarra» virtual y que poner orden entre estas cosas que no podemos tocar (ni ver, en muchos casos) puede ser una tarea más difícil que en la vida real.

Marie Kondo saltó a la fama mundial por el método desarrollado en su libro La magia del orden: allí, la autora japonesa propone tomar todos los objetos materiales de la casa, auditarlos uno por uno y sólo conservar aquellos que «irradien alegría». Lo demás se va. ¿Se puede aplicar este procedimiento a los ítems digitales? La experta asegura que sí: «El principio más importante que hay que seguir es elegir lo que querés tener, no lo que querés tirar. Si te enfocás en los mails, archivos, programas o páginas que más valorás, el proceso va a ser más rápido y efectivo.»

La lógica es: si no lo necesitás, ¿para qué vas a conservarlo? Pero la necesidad personal no siempre va de la mano de la profesional. Verónica Singer es diseñadora gráfica y todo su trabajo pasa por la computadora. «Tengo muchos clientes y cada trabajo implica muchas etapas de ajustes, con idas y venidas y capas superpuestas».

Para ella, la organización digital es indispensable para su productividad: «Si no mantuviera el orden, no encontraría nada y no sabría cuáles son los últimos archivos con los que trabajé». Al terminar la semana, limpia el escritorio de su computadora, descartando los files que ya no sirven y guardando los que sí en su carpeta: materiales, referencias, fases de corrección y artes finales. «Hay clientes que te piden actualizaciones de cosas que terminé hace años. Por eso los proyectos tienen que mantenerse accesibles.»

Además de clasificar sus archivos en la computadora, almacena los trabajos terminados en un disco externo de 2 teras, del que hace copias de seguridad religiosamente. «Nunca es suficiente back up», dice. Con sus cosas personales, en cambio, es menos exigente y opta por subir sus videos y fotos a plataformas en la nube, como Dropbox y Google Drive.

Verónica no descarga música: elige escuchar a través de servicios de streaming. En el otro extremo está Julián Di Pace Herrera, para quien el download de temas es una forma de vida y su orden es imperativo. Julián es agente inmobiliario, estudió producción de música electrónica y despunta el vicio como DJ. Pese a que no es su profesión principal, invierte buena parte de su tiempo en encontrar nuevos sonidos que lo atraigan y adquirir tracks a través de sitios de sellos discográficos, siempre en formatos de alta calidad que ocupan más espacio que un mp3 estándar: su colección ya se aproxima peligrosamente al terabyte.

Rocío Martínez Samarra tiene 64 gigas en el celular, pero asegura que tanto espacio es 'un arma de doble filo'
Rocío Martínez Samarra tiene 64 gigas en el celular, pero asegura que tanto espacio es ‘un arma de doble filo’.

A la hora de hacer un set, tener el tema correcto al alcance es fundamental, por lo que su método de organización se basa en un minucioso análisis sonoro. La primera capa es el género: de una carpeta principal de «electrónica», se desprenden otras dedicadas a ramas como «minimal», «techno» y «house». Luego los categoriza según su intensidad: música para el inicio, desarrollo y cierre de su acto. Por último, ordena los temas por nota musical y velocidad. Esto le permite realizar mezclas «matemáticamente correctas».

Con este nivel de detalle, Julián dice que nunca padeció problemas de organización en sus presentaciones en vivo pero que sí se encontró con un dilema muy propio del orden digital: la repetición de copias. «A veces moviendo archivos podés terminar con un mismo tema repetido varias veces, en un disco externo, un pendrive, el escritorio, un CD… Para evitarlo compro discos externos de mucha capacidad, paso todo a una carpeta y después formateo los otros dispositivos para liberar espacio.»

Para el orden profesional, el back up permanente es una regla de oro: el antídoto contra el miedo de perder todo. En el caso de los archivos personales, sobre todo los que viven en el smartphone, lo más habitual es almacenarlos en la nube, a medida que van comiendo el espacio disponible en la memoria interna del teléfono, o recurrir a la purga: eliminar archivos para hacerse de un puñado de megas.

Hace poco, Rocío Martínez Samarra estaba en una charla y, para no perderse lo que estaba diciendo el docente, quiso sacar fotos a la presentación que se proyectaba en simultáneo. Al encontrarse con que no tenía memoria en el teléfono, se puso a borrar fotos y aplicaciones en un estado de ansiedad que luego percibió que no era necesario pero que no pudo impedir en el momento.

Rocío trabaja en publicidad y la mayoría de sus tareas pasan por el celular, con aplicaciones de edición de video que ocupan mucho espacio. Para no tener que eliminar archivos todo el tiempo, cambió su smartphone de 16 gigas por uno de 64. Pero ahora que no tiene que preocuparse por la falta de espacio, empieza a alarmarse por el exceso: «Tener más capacidad es un arma de doble filo, porque terminás acumulando cosas.»

Hay tantas maneras de ordenar el caos virtual como personas. Para domar la abundancia de elementos digitales, Rocío optó por organizar sus aplicaciones por género (entretenimiento, fotos, videos, redes sociales…) y las fotografías y grabaciones en álbumes jerarquizados cronológicamente. «Cuando me agarra el TOC del orden, va con todo», advierte.

Para bajar el estrés

En el caos digital, no sólo se acumulan los archivos: en última instancia, y contra toda recomendación, podemos optar por ignorarlos, dado que no los tenemos ante nuestra vista. Pero parte del desorden también viene de la mano de las notificaciones que se acumulan de manera incesante: mails, mensajes de texto, chats, noticias, ofertas… todo tipo de alertas que compiten por nuestra atención, dentro del teléfono que revisamos compulsivamente. La necesidad de orden deja de ser apenas algo físico y pasa a ser mental.

El neurocientífico Fabricio Ballarini indica que todos estos pendientes le generan al cerebro un gran consumo de energía: «Tiene que evaluar todos estos estímulos y este control se realiza en distintas regiones. Gastamos toda la energía disponible de golpe y en varias áreas a la vez. Eso produce un embotellamiento y una confusión que nos puede agarrar al terminar el día o cuando llevamos muchas horas saltando de estímulo en estímulo», describe.

Juan Aranovich, fundador del Club Cultural Matienzo y especialista en organización personal, coincide con Fabricio: «El día a día está plagado de estímulos simultáneos a través de diversos canales. Esto hace que la mayoría de las personas se sientan en un estado de ahogo constante mientras corren detrás de las demandas de otros sin llegar a priorizar sus propias tareas. Así pasamos ocho horas frente a la computadora para terminar el día dándonos cuenta de que sólo trabajamos unas dos horas de todo ese tiempo.»

La clave, según Aranovich, es organizarse: encontrar pequeñas estructuras que se adapten a la rutina diaria y nos permitan identificar nuestras tareas y definir las prioridades.

Julián Di Pace Herrera, que trabaja como DJ, plantea que la organización digital es clave para su tarea
Julián Di Pace Herrera, que trabaja como DJ, plantea que la organización digital es clave para su tarea.

«Sacar de nuestro cerebro ese desorden clasificando por urgencia o grado de importancia nos libera -amplía Ballarini-. De la misma manera que pasar a papel o a una app la lista de tareas que tenemos en la cabeza devorando nuestra atención.»

¿Por qué el cerebro se sobrecarga de información? El científico explica que se debe a que procesa todas las tareas con la misma importancia, no tiene manera de filtrarlas. «Todas son tratadas por igual. Por eso es necesario adjudicar un orden y asignarles la prioridad correspondiente.»

Aranovich propone el método de tener pequeños «cajones digitales» donde almacenar toda nuestra información. ¿Los más importantes? Calendario (para citas y acciones con fecha específica), mails ordenados («si el buzón está lleno de cartas, las importantes van a quedar escondidas debajo de publicidades sin sentido»), listado de tareas (en una app para agrupar quehaceres simples y complejos) y administrador de notas (para informaciones varias, como películas para ver, minutas de reuniones, datos bancarios y lo que sea necesario).

«La organización no se trata de tener un nuevo smartphone -dice Juan-. Es más bien encontrar las herramientas que faciliten nuestro trabajo. Si intentamos clavar un clavo con una pinza, no importa si tenemos la mejor pinza del mundo con pantalla táctil y definición 4K: vamos a necesitar un martillo.»

Así, el primer paso es identificar cuáles son nuestras necesidades y luego elegir el método indicado: back ups, ampliaciones de memoria, discos externos, carpetas súper específicas, aplicaciones… En otra palabras: tomar las riendas del caos virtual, en la forma que mejor se ajuste a nosotros.

El siguiente es determinar cómo podemos expandir lo aplicado a otras áreas de nuestra vida. En su libro, Marie Kondo argumenta que limpiar es apenas una herramienta, pero no el objetivo final. Sucede que la limpieza digital es, al igual que la material, una expresión del estilo de vida que queremos tener una vez que logramos que la casa digital esté en orden

Cinco apps muy útiles

Para ponerse manos a la obra a la hora de ordenar

Fences

Diseñada para mantener el escritorio de tu PC más limpio y libre de distracciones

Dropbox / Google Drive

Dos de las mejores opciones para archivar tus fotos, videos y documentos en la nube

Wunderlist

Una app para crear listas de tareas, anotar ideas y proyectos y setear recordatorios importantes

Unroll.me

Para limpiar tu mail desuscribiéndote de todos los newsletters y publicidades que ya no querés recibir

1password

Un administrador de contraseñas para no olvidarlas y quedarte afuera de tu mail y redes sociales

—Producción de Florencia Nijensohn.

Fuente: La Nación, 04/06/16.

banner plataforma de marketing digital integrada 01
caos digital


.
.

Almuerzo de Negocios Junio 2021

mayo 28, 2021

“Coyuntura económica argentina Junio 2021”

Almuerzo Junio 2021.

Lunes 28 de Junio de 2021 – 12:30 a 15:30 hs.
Hotel Emperador.
Av. del Libertador 420. C. A. de Buenos Aires
Expositor : Ing. Gustavo Ibáñez Padilla.
Auspiciado por M&B Business.
Arancel $15.700 (incluye almuerzo).
Informes e inscripción: [email protected]
Cupos limitados.

Análisis de la coyuntura económica argentina Junio 2021.

Ciclo de almuerzos en la ciudad de Buenos Aires, con la exposición del ingeniero Gustavo Ibáñez Padilla, en grupos muy reducidos.

Los participantes recibirán como obsequio un ejemplar del libro Manual de Economía Personal y el archivo PDF del Informe de coyuntura Junio 2021, elaborado por nuestra consultora. Bono de descuento de 20% para próximos almuerzos.

.

escudo ciudad de Buenos Aires

.

.

¿Qué es la Geopolítica?

mayo 18, 2021

La Geopolítica es el estudio de los efectos de la Geografía sobre la Política y las Relaciones internacionales. La geopolítica es un método de estudio de la política exterior para entender, explicar y predecir el comportamiento político internacional a través de variables geográficas.​

Curso: «Geopolítica como herramienta para el Análisis e investigación social», FES Acatlán, UNAM, 2017. Por Rocío Arroyo. Son 6 videos.

Video 01

.

Video 02

.

Video 03

.

Video 04

.

Video 05

.

Video 06. Uso de la Geopolítica en la investigación: https://youtu.be/SnA_DYM1bxc


Ejemplo: Caso de investigación:
América Latina desde un enfoque del sistema-mundo.

Fuente: Rocío Arroyo

______________________________________________________________________________

Más información:

Geoplítica y Religión

Geopolítica en los Negocios

La Geopolítica del Libre comercio

Geopolítica e Inteligencia de Negocios

Ciberespionaje, influencia política y desinformación

______________________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter

______________________________________________________________________________

.

.

La obesidad acorta la vida

mayo 10, 2021

La obesidad puede acortar la vida

.

La obesidad y la obesidad severa pueden acortar hasta en ocho años la esperanza de vida y hasta en diecinueve los vividos en estado de buena salud entre las personas concernidas, según un estudio recientemente publicado.

obesidad 03Conducido por el doctor Steven Grover de la universidad McGill de Montreal, Canadá y publicado en la revista especializada The Lancet Diabetes & Endocrinology, este estudio partió de un modelo matemático realizado sobre una amplia base de datos estadounidense que engloba a miles de adultos de entre 20 y 79 años de edad.

Los resultados fueron claros: cuanto más sobrepeso tiene un individuo de joven, la repercusión en su salud será más importante, según este médico epidemiólogo.

El estudio muestra que la obesidad está asociada a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, incluyendo crisis cardíacas y accidentes vasculares cerebrales (AVC), así como a la diabetes, las que van a reducir considerablemente, en una media, la esperanza de vida y los años de vida en buen estado de salud de los afectados, en comparación con las personas que tienen un peso normal, comenta el doctor Grover.

banner bajar de peso con platos ricos 01

El exceso de peso es definido en función de un índice de masa corporal elevado (IMC: peso dividido por la estatura al cuadrado). El sobrepeso corresponde a un IMC de 25 o más, la obesidad a un IMC igual o superior a 30, y la obesidad severa a un IMC superior a 35.

Las personas con sobrepeso pierden entre 0 y 3 años de esperanza de vida, según el estudio. Los obesos (IMC de 25 a 30) entre uno y seis años, en tanto que los grandes obesos pierden entre uno y ocho años de esperanza de vida. Las pérdidas más importantes de esperanza de vida corresponden a jóvenes adultos, de entre 20 y 29 años de edad.

obesidadAsí, el tiempo de “vida en buen estado de salud” perdido puede alcanzar hasta unos 19 años, tanto en hombres como en mujeres muy obesos.

En este estudio se consideraron la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, pero no así otras patologías (cáncer, problemas respiratorios, etc) que también pueden estar vinculadas a la obesidad crónica. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de casos de obesidad se ha duplicado desde 1980 a la fecha. El sobrepeso afecta en el mundo a aproximadamente 1.400 millones de personas de más de 20 años de edad, entre las cuales más de 200 millones de hombres y 300 millones de mujeres son obesos.

Fuente: www.republica.com.uy, 07/12/14.

.

Cómo mantener joven a nuestro cerebro

mayo 3, 2021

¿Cómo evitar que el cerebro envejezca demasiado rápido?

El envejecimiento del cerebro

Por Inés Moreno González.

El cerebro es un órgano que, al igual que el resto de nuestro cuerpo, envejece con el paso de los años. Si todos deseamos mantenernos más jóvenes no es solo porque nos disgusten las arrugas, sino también para evitar las múltiples enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

Las previsiones indican que en el año 2050 un 25% de la población europea tendrá más de 65 años y el número de personas con más de 80 años se va a triplicar. Pero, ¿existe una fuente de la juventud para nuestro cerebro? Aunque posiblemente nada nos haga retroceder en el tiempo, podemos intentar envejecer de manera saludable y reducir el efecto que tiene el paso de los años.

¿Qué es el envejecimiento?

El envejecimiento podría definirse como el conjunto de cambios que ocurren con la edad y provocan una disminución de nuestras capacidades fisiológicas, motoras y cognitivas. El primario es gradual e inevitable y se produce a lo largo de nuestra vida. El secundario o prematuro, viene desencadenado por el padecimiento de ciertas enfermedades o el abuso de sustancias, y se puede prevenir.

La edad cronológica (la del certificado de nacimiento) indica el tiempo que ha transcurrido desde nuestro nacimiento. Sin embargo, existe también la edad fisiológica, que depende de la condición de nuestro organismo y puede ser menor a la cronológica (si nos cuidamos) o mayor (si tenemos malos hábitos).

El envejecimiento del cerebro

Con la edad, el tamaño del cerebro disminuye, perdemos neuronas y se altera la producción de hormonas y neurotransmisores. Sin embargo, el cambio más importante que se produce es la pérdida de muchas de las conexiones entre las neuronas, unas células de larga vida que no se dividen y, por lo tanto, difícilmente se regeneran.

Otra consecuencia del envejecimiento cerebral es la acumulación de proteínas en forma de agregados que tienden a depositarse tanto dentro como fuera de las neuronas. Esto puede desencadenar el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas relacionadas con la edad, como la enfermedad de Alzheimer o el párkinson.

Conviene aclarar que lo que comúnmente se denomina como demencia senil es un término obsoleto. El envejecimiento no implica necesariamente la aparición de una demencia o pérdida importante de memoria. Si existe una pérdida significativa de la capacidad de memoria y aprendizaje, estaría relacionada con una enfermedad específica y no con el envejecimiento normal del cerebro.

Envejecimiento cerebral
Envejecimiento cerebral

Medidas para frenar el envejecimiento

La dieta es esencial para envejecer de forma saludable. La más recomendada es la mediterránea, que brevemente implica un bajo consumo de carnes y aves de corral, un consumo de bajo a moderado de lácteos, una cantidad moderada de alcohol (vino) y grasas (aceite de oliva), y una alta ingesta de verduras, legumbres, frutas, cereales y pescado.

Se ha comprobado que la dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer fallos cognitivos y enfermedades como el alzhéimer. Además, la restricción calórica o limitación de las calorías que ingerimos puede ayudar a retrasar el envejecimiento.

Además de cuidar lo que comemos, es recomendable dormir 8 horas al día. El mantenimiento de un buen ciclo vigilia-sueño es esencial para muchas funciones cerebrales, por ejemplo para la eliminación de las toxinas del cerebro que se han acumulado durante el día. Mientras dormimos, el espacio que existe entre las neuronas aumenta, facilitando su limpieza y buen funcionamiento. Por lo tanto, mantener un sueño reparador favorece un envejecimiento más saludable.

El ejercicio regular y la actividad física son claves para disminuir los efectos del envejecimiento. Estudios clínicos indican que el entrenamiento físico con intensidad moderada juega un papel neuroprotector, ralentizando la disminución del volumen del cerebro y mejorando su funcionamiento. Concretamente, el ejercicio aeróbico mejora la función cognitiva, no sólo durante el envejecimiento sino también en personas que sufren enfermedades neurodegenerativas.

salud y vida ejercicio físico trotar

Por otra parte, se ha comprobado que aquellas personas que poseen un nivel educativo más alto o que mantienen una cierta actividad intelectual –leer, estudiar o adquirir nuevas habilidades– tienen una menor predisposición a desarrollar demencia. La base de esta neuroprotección está asociada a la formación de nuevas conexiones entre las neuronas.

Otros hábitos saludables también pueden ayudarnos a evitar los efectos del envejecimiento prematuro. Sin ir más lejos, mientras que una ingesta abundante de alcohol corre el riesgo de inducir fallos cognitivos, otras bebidas alcohólicas pueden ser beneficiosas para mantener una buena salud mental . El vino, por ejemplo, tiene un alto contenido en polifenoles, que tienen acción antinflamatoria y antioxidante.

Definitivamente, el tabaco es un hábito que se debe evitar, ya que se ha relacionado con la aceleración del envejecimiento y la aparición de problemas cognitivos y demencia.

Tampoco hay que perder de vista los factores de riesgos relacionados con enfermedades crónicas altamente prevalentes en personas de avanzada edad. El mantenimiento de la actividad e integridad del cerebro dependen, en buena parte, de los vasos sanguíneos que mantienen una buena irrigación. La hipertensión, la aterosclerosis y los niveles elevados de colesterol incrementan las posibilidades de desarrollar fallos cognitivos, ictus y demencia.

A esto se suma que la diabetes y la obesidad afectan al metabolismo de la glucosa y generan resistencia a la insulina. Ambas alteraciones podrían provocar daños crónicos a las neuronas y acelerar el envejecimiento cerebral.

Los trastornos del estado de ánimo tampoco ayudan. La depresión es un desorden emocional muy común en personas mayores y es producida por un desequilibrio en los neurotransmisores, que son las moléculas que usan las neuronas para comunicarse. Este desajuste podría traducirse en un mal funcionamiento del cerebro a largo plazo, lo que aceleraría el envejecimiento cerebral.

En síntesis, la clave para mantener un cerebro sano y joven es la misma que para el resto del organismo. Es decir, hay que mantener una dieta sana, dormir las horas suficientes, evitar el consumo en exceso de alcohol, huir del tabaco y el estrés, realizar ejercicio moderado, y evitar el desarrollo de otras enfermedades o, al menos, mantenerlas bajo control.

Inés Moreno González, Profesora e Investigadora Ramón y Cajal en Enfermedades Neurodegenerativas, CIBERNED, IBIMA, Universidad de Málaga

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Fuente: grandesmedios.com


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

LinkedIn           YouTube          Twitter


.

.