CFK y su socio Lázaro Báez

noviembre 28, 2014 · Imprimir este artículo

Lázaro Báez también estuvo relacionado con Los Sauces

Por Lucía Salinas.

El Caso Hotesur. El hotel boutique de la Presidenta en El Calafate se amplió en terrenos del empresario.

Desde que Lázaro Báez conoció al matrimonio Kirchner en 1987, los vínculos comerciales fueron en constante aumento. La obra pública fue el primer nexo importante que le permitió convertirse al empresario investigado por lavado de dinero en el principal adjudicatario en Santa Cruz: ganó más de 54 obras desde 2004 a 2013 por una suma superior a los $24.500 millones. Pero la relación benefactora del matrimonio presidencial hacia Báez no fue sólo a través de las obras viales, sino que El Calafate fue epicentro de millonarios negocios que hicieron en conjunto.

cfk y lb 01Ahora, la Justicia posó su mirada sobre Los Sauces, el hotel boutique de la Presidenta construido por el arquitecto Pablo Grippo. La casa patagónica de 42 suites y 6 casas es la de mayor lujo en El Calafate.

Los Sauces es el único hotel de los Kirchner que no administró Valle Mitre, una de las empresas de Báez, pero eso no impidió que el empresario y la familia presidencial realizaran negocios allí.

Para que Cristina ampliara su hotel, el de menos ocupación en la villa turística, necesitó obtener más tierra de la que adquirió originalmente por $1,19 el metro cuadrado. La Presidenta declaró en la Propiedad Inmueble de Santa Cruz que pagó $104.449 por la tierra en zona de chacras donde levantó el hotel. Báez le cedió el terreno lindante al hotel inscripto como «Quinta 10A» y la obra de ampliación comenzó meses después de finalizada la transacción. Allí se construyeron las seis casas de aspecto «campestre».

Lectura recomendada:  CFK: Autoelogios y falsedades

El gerenciamiento estuvo a cargo de otro amigo y beneficiado por la obra pública: Juan Carlos Relats, el hoy fallecido dueño del hotel Panamericano, que pagó al matrimonio presidencial más de U$S100.000 por regentear el hotel boutique. En ese hotel recibieron de Báez $1,1 millones en concepto de alquiler de habitaciones, igual que el Alto Calafate, hoy investigado por las irregularidades de Hotesur, otra de las empresas de la Presidenta.

La zona donde se construyó Los Sauces tuvo que rellenarse, y se pavimentaron las calles aledañas para facilitar su acceso. Lázaro Báez contribuyó en esas tareas. «Era una zona inundable y hubo que hacer mucho trabajo ahí», recordó el ex intendente Néstor Méndez, que le vendió la tierra fiscal a Cristina.

En 2009, con su sociedad Valle Mitre, Báez comenzó a gerenciar tres hoteles de la familia presidencial: Las Dunas (antes propiedad del empresario K y vendido después a Néstor Kirchner), La Aldea, de El Chaltén y el Alto Calafate. Báez y los Kirchner tienen una década de negocios y vínculos comerciales y el rubro hotelero fue una pieza clave allí.

Fuente: Clarín, 28/11/14.

.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.