Chocó, creyeron que estaba borracho y lo detuvieron: había sufrido un ACV

septiembre 8, 2017 · Imprimir este artículo

Chocó dos veces, creyeron que estaba borracho y lo detuvieron: había sufrido un ACV

Familiares denuncian que estuvo cuatro horas en una comisaría y nunca le hicieron el test de alcoholemia. El hombre está internado. Chocó dos veces, creyeron que estaba borracho y lo detuvieron: había sufrido un ACV

Julio Pérez está internado y no puede mover el lado izquierdo de su cuerpo tras sufrir un ACV isquémico.
.

Julio Daniel Pérez (56) volvía de la finca de su mamá donde iba cada domingo a cortar el pasto y hacer tareas domésticas. Al llegar a la Plazoleta Dorrego, en San Miguel de Tucuman, perdió el control de su Fiat 147 y chocó contra otro auto.

Fue en ese momento que comenzó a sentirse mal.

Luego de pasarse documentos con el dueño del otro vehículo, que era policía, siguió camino a su casa.

Pero a las pocas cuadras volvió a chocar con otro coche.

Esta vez, en el accidente, intervinieron dos agentes de seguridad vial de la ciudad tucumana, quienes, sin pensarlo, lo detuvieron al creer que Julio estaba borracho.

Chocó dos veces, creyeron que estaba borracho y lo detuvieron: había sufrido un ACV

Julio estuvo una semana en terapia intensiva. Ahora lo pasaron a una sala común.

«Cuando abrieron la puerta del auto mi papá cayó al piso. No podía moverse bien, caminaba con dificultad y le costaba hablar. Entonces los agentes creyeron que mi papá estaba borracho y lo llevaron a la Comisaría 3ª, donde le labraron una contravención», cuenta Federico Pérez, hijo de Julio, a Clarín.

Según denuncia ahora la familia, Julio estaba sufriendo un accidente cerebro vascular, que le afectó todo una mitad del cerebro. «No podía coordinar los pies ni moverse ni hablar», agrega Federico.

«En la comisaría lo tuvieron como cuatro o cinco horas. Cuando fue a buscarlo mi hermano, lo encontró en un pésimo estado. Los policías en lugar de ayudarlo, se burlaban de él. Decían que hacía teatro para zafar de la situación», denuncia el hijo menor de Julio.

Chocó dos veces, creyeron que estaba borracho y lo detuvieron: había sufrido un ACV

El facsímil de la denuncia policial.

Esto ocurrió el domingo 20 de agosto a las seis de la tarde. «Como era tarde y no llega a casa, empezamos a llamarlo al celular. A las 11 de la noche nos contestó un policía de esa comisaría y nos contó la situación. Entonces lo fuimos a buscar», agrega el joven Pérez.

Acompañado por su hijo Pablo y su nuera, Lucía Soria, Julio volvió a su casa pero no podía caminar solo y decía incoherencias.

Lectura recomendada:  Inseguridad Vial: Una mujer murió embestida por un camión

Le dieron una pastilla que toma para la presión, dos veces al día, pensando que se trataba de «un problema pasajero».

«Cuando lo vimos estaba muy mal. Pero no tenía olor alcohol», detalla Federico, quien cuenta que tres horas después de regresar a su hogar, su papá lo llamó por teléfono y le dijo que se sentía muy mal.

«Lo llevamos al hospital de urgencia. Y ahí los médicos nos dijeron que había sufrido un ACV isquémico», relata Alicia Benegas de Pérez, esposa de Julio, a este diario.

Hoy el hombre está internado en el Hospital Padilla. Allí estuvo una semana en terapia intensiva. Ahora lo pasaron a una sala común.

«No puede mover el lado izquierdo de su cuerpo. Habla con dificultad y no se acuerda de nada de lo que pasó. A veces no sabe está perdido y no sabe qué día es. Todavía no sabemos qué secuelas va a tener», se preocupa Alicia.

La familia presentó una denuncia contra los dos agentes viales que lo detuvieron y otra contra la Comisaría 3ª, donde Julio estuvo detenido.

«No le hicieron el test de alcoholemia, no llamaron a una ambulancia, no hicieron nada. Lo tenían ahí tirado en un silla, él les decía que se sentía mal y ellos no le crían y se burlaban», asegura Benegas.

Por su parte, Lucía contó que Julio es el único sustento de la casa.

«Estamos sin trabajo, ya no sabemos qué hacer. Necesitamos ayuda. Ya sea con materiales para que yo pueda trabajar en casa o de artículos para organizar rifa . Por favor, denos una respuesta. No tenemos ayuda de nadie», implora en un texto que preparó para enviar a la Casa de Gobierno.

La denuncia recayó en la fiscalía de Claudio Bonari, quien tendrá que investigar si los policías incumplieron con sus deberes.

Federico, quien aseguró que su papá está vivo de milagro, confiesa: «A mí no me interesa ningún tipo de indemnización. Lo importante es que no le pase lo mismo a otras familias».

Clarín intentó hablar con el titular de la Comisaría 3ª, pero no tuvo respuesta.

Fuente: Clarín, 05/09/17.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


seguro de vida; life insurance

.

.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.