Curiosidades de Buenos Aires

octubre 28, 2016 · Imprimir este artículo

GPS Microcentro porteño: en medio del caos, sorpresas

Por Judith Savloff.

Corrientes 348. La numeración, célebre por el tango "A media luz", no existió hasta 1978, unos 50 años después de compuesto el tango. Gerardo Dell'Oro

Corrientes 348. La numeración, célebre por el tango “A media luz”, no existió hasta 1978, unos 50 años después de compuesto el tango. Gerardo Dell’Oro

Por supuesto que es difícil verlas en medio del caos, entre la multitud de oficinistas apresurados, las majestuosas moles de la City porteña, los “arbolitos” y las tiendas tradicionales –la ex Gath & Chaves y la Galería Güemes, preciosa–.

Florida y Saénz Peña. La gran puerta al corazón del Microcentro porteño. / Maxi Failla

Florida y Saénz Peña. La gran puerta al corazón del Microcentro porteño. / Maxi Failla

Galería Güemes. Un ícono del Art Nouveau local, en Florida 165. / Hernán Rojas

Galería Güemes. Un ícono del Art Nouveau local, en Florida 165. / Hernán Rojas

Es difícil, cierto. Pero que las hay, las hay. Y Diego Zigiotto (1972) es un experto en encontrarlas.

Desde hace más de doce años, Zigiotto investiga esas “cosas raras, insólitas, ocultas” de la Ciudad y las difunde en libros y visitas guiadas.

Publicó el longseller Las mil y una curiosidades de Buenos Aires  (Ediciones B) y otros cuatro libros.

Sucede que, como dice ahora a Clarín, y como ha dicho ya, se dio cuenta de que “los porteños no conocen bien su ciudad”.

Antes de estudiar turismo, fue periodista. Así que lo averiguó básicamente preguntando.

“Lo digo sin pedantería: me di cuenta de que muchos no sabían cuestiones que creía obvias, como dónde está el kilómetro 0″, explica.

“Y después, durante las visitas, que muy pocos habían visto, por ejemplo, la gran escultura que simboliza a Palas Atenea y corona el ex edificio La Prensa, actual la Casa de la Cultura ”, agrega. Léase: una maravilla de 5,5 metros y cuatro toneladas que esculpió Maurice Bouval a fines del XIX en París y que sólo requiere un vistazo para obligarte a hacer zoom.

La fachada, en el 575 de Avenida de Mayo, de claro carácter francés. Unas 30.000 personas se congregaron el día que subieron la farola. (Néstor García)

La fachada, en el 575 de Avenida de Mayo, de claro carácter francés. Unas 30.000 personas se congregaron el día que subieron la farola. (Néstor García)

La figura con farola corona la cúpula y en la mano izquierda lleva un hoja de papel impreso. Representa a la diosa Palas Atenea. (Néstor García)

La figura con farola corona la cúpula y en la mano izquierda lleva un hoja de papel impreso. Representa a la diosa Palas Atenea. (Néstor García)

Sobre ésa pieza y joyitas vecinas, leé GPS Avenida de Mayo: sabores y palacios que hicieron historia

¿No se conoce bien Buenos Aires por desinterés? “No, no siempre –explica–. La valoración del patrimonio es relativamente reciente y aún se enseña poco”.

¿Hay excepciones? “Obvio. La gente te da información. Fue un lector quien me dijo que en el reloj del Edificio Transradio, que tiene los signos del zodíaco, parece que cáncer está representado por una centolla del sur en vez del cangrejo tradicional”.

Ese reloj es uno de los cinco recomendados por Zigiotto para este GPS por el Microcentro porteño.

Pero antes, ¿un tip, Zigiotto, para convertirse en turista en tu ciudad?

“En el colectivo, sentarse al lado de la ventanilla en los asientos que miran para atrás”.

Cambiar puntos de vista suele permitir ver más, entender, dudar. Intrigarse. Sorprenderse. Y, entre corridas, aunque sea por un ratito abrir un hueco para disfrutar.

Sobre las visitas guiadas de Diego Zigiotto, consutar su página web.

Leé las entrevistas a Zigotto “Muy pocos saben que Buenos Aires se llamó La Trinidad ¡hasta 1996!”

y  “El porteño no conoce Buenos Aires”

Además, te pueden interesar las notas El Microcentro cambia la cara con bares al aire libre

y  Diagonal Norte y Florida, una esquina que recuperó su brillo

Posible recorrido:

1) Un faro en la CiudadMira hacia el puerto. Y la esfera que lo corona bien puede evocar un mapa mundi. Sobre todo, porque esta torre, que parece de cuento, pertenece al Edificio Mihanovich, de Nicolás Mihanovich, empresario naviero que llegó al país desde el ex imperio austrohúngaro.

Torre. Del edificio Mihanovich, vista desde Alem y Perón. / Gerardo Dell'Oro.

Torre. Del edificio Mihanovich, vista desde Alem y Perón. / Gerardo Dell’Oro.

El edificio fue construido por el arquitecto croata José Markovich en 1912, como de rentas. Es, básicamente, academicista francés, como muestran su simetría, sus puertas y ventanas rectangulares y la decoración geométrica.

La torre se ve, perfecta, desde Alem y Perón. Pero para observar esos rasgos arquitectónicos sin que se robe una y otra vez la mirada, es mejor dar la vuelta y ver el edificio desde 25 de Mayo 195.

Leé además Las torres de Mihanovich

Y GPS entre tesoros de la City porteña

Lectura recomendada:  Encuesta Elecciones CABA: Carrió 48%, Filmus 19%

2) Pionera. La catedral anglicana San Juan Bautista es el templo de ese credo más antiguo de Sudámerica, dice Diego Zigiotto. Y el no católico más viejo del país.

Catedral Anglicana. Es la más antigua de ese credo en Sudámerica. En 25 de Mayo al 200. / Archivo

Catedral Anglicana. Es la más antigua de ese credo en Sudámerica. En 25 de Mayo al 200. / Archivo

Está en un predio que perteneció al Convento Grande de San Ramón Nonato donado por Juan Manuel de Rosas a los residentes ingleses. La sede actual fue construida en 1830/1 por el escocés Richard Adams. Y las columnas de estilo dórico del frente lo convierten también en pionero del estilo neoclásico local.

Guarda joyas. Un órgano de Bishop, Inglaterra, de 1824; un cuadro que cuenta parte de la historia del lugar en inglés antiguo, y vitrales.

Vitral. En la catedral anglicana, dedicado a las nietas de Guillermo Brown, fallecidas en la epidemia de fiebra amarilla de 1871. / Gerardo Dell'Oro

Vitral. En la catedral anglicana, dedicado a las nietas de Guillermo Brown, fallecidas en la epidemia de fiebra amarilla de 1871. / Gerardo Dell’Oro

“Los vitrales más interesantes conmemoran a tres generaciones de la familia del almirante Guillermo Brown -apunta Zigiotto-. El más cercano al órgano recuerda a su viuda, Elizabeth Chitti. El más triste representa a Jesús con María y Marta, en memoria de sus dos nietas, Helena y Leonora, fallecidas durante la epidemia de fiebre amarilla de 1871”.

Los domingos a las 10.30 hay ceremonias bilingües. En 25 de Mayo 276.

3) Hijo del tango. A media luz, compuesto a mediados de la década de 1920 por Carlos Lenzi y Edgardo Donato e inmortalizado por Gardel, dice: Corrientes tres cuatro ocho/ Segundo piso ascensor…  Y como indica Zigiotto remitiría a un “bulín”. No hay porteros ni vecinos/ Adentro cocktail y amor…  “Pero tal número, el 348, no existía hasta que en 1978 se colocó una placa con esa dirección”, agrega. Es decir, el arte inspiró a la realidad, a un rinconcito célebre del Microcentro. Y hasta lo decoraron con fileteado. No es todo: el mismo tema, A media luz, implicó exactamente lo contrario. ¿Cómo? Saquése la selfie y vaya al ítem 5 para averiguarlo.

Emblemático. El rinconcito de Corrientes cuya numeración apareció primero en el tango "A media luz". / Gerardo Dell'Oro

Emblemático. El rinconcito de Corrientes cuya numeración apareció primero en el tango “A media luz”. / Gerardo Dell’Oro

4) Astros y centollas. Este es el reloj que marca los meses, las estaciones y los signos del zodíaco, además de la hora. Fue diseñado en 1940 por el arquitecto noruego Alejandro Christophersen (1866-1946), igual que el edificio Transradio, al que da la bienvenida.

Haga zoom: “Como me dijo un lector, parece que el signo de cáncer fue representado por una centolla del sur en lugar de un cangrejo, es decir, por un crustáceo local”, advierte Zigiotto.

Contexto. El Transradio, único edificio racionalista del arquitecto noruego Alejandro Christophersen, quien diseñó la Cancillería. / Gerardo Dell'Oro

Contexto. El Transradio, único edificio racionalista del arquitecto noruego Alejandro Christophersen, quien diseñó la Cancillería. / Gerardo Dell’Oro

Astrología. En el reloj del edificio Transradio, en Corrientes y San Martín. / Gerardo Dell' Oro

Astrología. En el reloj del edificio Transradio, en Corrientes y San Martín. / Gerardo Dell’ Oro

El reloj está sobre la ochava del Transradio, parte de la ex sede de las oficinas de la Compañía Argentina de Telecomunicaciones. Por ahí se ingresaba para acceder a los telégrafos.

El edificio es la única obra racionalista de Christophersen, quien construyó el Palacio San Martín (sede de Cancillería), en Retiro, y la Iglesia Ortodoxa rusa, en San Telmo, entre otros edificios clave de la Ciudad. En Corrientes y San Martín.

Sobre el arquitecto Christophersen, te puede interesar Un virtuoso a caballo entre dos épocas

Yapa sobre astrología en la zona:

-Un colorido reloj con los signos del zodíaco se convirtió en símbolo de la casa de baños Colmegna, Sarmiento 839.

-Un inmenso mapa zodiacal caracterizó el hall de entrada de San Martín 108, sede del Banco Provincia.

5) Arte documental.  El tango A media luz  y Gardel ayudaron a crear un casi ícono porteño: Corrientes 348, esa dirección tan buscada por turistas para una foto ( ver ítem 3). “Por otro lado, la mueblería Maple, citada en el mismo tango –Pisito que puso Maple:/ piano, estera y velador– funcionaba en Suipacha casi esquina Viamonte cuando su letra fue escrita”, indica Zigiotto. Es decir, esta vez, el tango, en vez de inventar, documentó. Hoy, en esa dirección, funciona el espacio de arte de la Fundación Osde.

Ex Maple. La antigua sede de la mueblería inglesa, en Suipacha al 600. / Gerardo Dell'Oro

Ex Maple. La antigua sede de la mueblería inglesa, en Suipacha al 600. / Gerardo Dell’Oro

Fuente: Clarín, 27/10/16.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+LinkedInYouTubeFacebookTwitter


Promocione su negocio con el marketing digital

.

buenos aires planetario de noche.

.

 

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.