Estados Unidos: Los fraudes a ancianos alcanzan los 3.000 millones de dólares anuales

noviembre 19, 2018 · Imprimir este artículo

Las pérdidas por el fraude a ancianos estadounidenses alcanza casi los 3.000 millones de dólares anuales

Los ancianos son el foco de los abusos financieros en Estados Unidos. En el 51% de los casos, los autores del delito son desconocidos que buscan en ellos señales de vulnerabilidad, sin embargo, en un 34% de los casos, los delitos vienen de la mano de algún familiar, amigo o vecino. Así lo ha puesto de manifiesto un reciente estudio realizado por MetLife bajo el título ‘Abuso Financiero de Ancianos: los crímenes ocasionales, la desesperación y depredación contra los ancianos de Estados Unidos’. Del informe se desprende que los mayores estadounidenses pierden unos 2.900 millones de dólares anualmente en estos fraudes, lo que supone un 12% más desde la última investigación llevada a cabo en 2008.

Durante el estudio, que ha sido realizado por el MetLife Mature Market Institute, el Comité Nacional para la Prevención del Abuso y Maltrato (NCPEA) y el Centro de Gerontología de la Universidad de Virginia Polytechnic Institute &State University, los investigadores han analizado los informes de los medios de comunicación sobre fraudes contra los ancianos estadounidenses entre abril y junio de 2010, de los que han extraído algunas conclusiones como que los delitos perpetrados por personas ajenas y extrañas a los mayores como autores de los hechos constituyen más de la mitad de los casos (51%), seguido de familiares, amigos y vecinos (34%).

Además, los robos y los delitos clasificados como “fraudes cometidos por extraños” aumentaron de un 9% a un 28% entre 2008 y 2010. También se pone de manifiesto que el 12% de los fraudes se cometen desde empresas y un 4% desde sociedades médicas y que las mujeres tienen casi el doble de probabilidades de ser víctimas que los hombres.

Por último, explica el estudio que la mayoría de las víctimas están entre los 80 y 89 años, viven solas y requieren asistencia en el cuidado de su salud o el mantenimiento del hogar. Si a esto se le suman informes analizados por MetLife sobre el abuso a personas mayores durante la temporada navideña -de noviembre de 2010 a enero de 2011-, se ha demostrado que las pérdidas en dólares producidas por este tipo de delitos, ya sean promovidos por familiares, amigos o vecinos, son mayores que en cualquier otra categoría durante este periodo.

En los abusos llevados a cabo por desconocidos, el escenario más común es cuando la víctima está de compras, conduciendo o gestionando asuntos financieros. Los delincuentes buscan en ellos señales de vulnerabilidad, tales como pegatinas de discapacidad en los coches, bastones o distracción y confusión al andar. En los casos en los que la víctima conoce al delincuente, el perfil más habitual es el de un cuidador, personal de mantenimiento, amigo, un joven o asesor que les roba las tarjetas de crédito, cuentas del banco, activos transferidos y, en general, asalta las redes de protección financiera de la persona mayor.

Fuente: BDS AL / FIDES, 13/09/11.


Fraudes contra personas mayores – ¡No lo permita!

Elaborado por Consumer Action. California. USA.

Introducción

Todos debemos estar atentos a los engaños, pero las personas mayores a veces pueden ser más susceptibles al fraude ya que algunas son confiadas y están dispuestas a creer lo que le dicen. Muchos delincuentes, y hasta amigos y familiares, se aprovechan de la buena voluntad de ellos y los engañan.

Según un informe preparado por MetLife en el 2009, se estima que cada año las víctimas de edad avanzada de abuso financiero pierden por lo menos 2.6 miles de millones de dólares.

Proteja sus bienes

Usted trabajó duro por el dinero y la propiedad que tiene, pero si permite que alguien se aproveche de usted, puede perderlo todo. Aprenda a proteger sus bienes con estas simples reglas:

  • Nunca le diga a nadie que llama por teléfono el número de sus cuentas de banco ni ninguna otra información personal.
  • Nunca permita que un desconocido entre a su casa para obtener información sobre usted o sus bienes personales.
  • Nunca presuma que el desconocido que dice ser de una organización merecedora va a usar el dinero que usted le da para un propósito bueno.
  • Nunca le otorgue un poder a personas que usted no conozca bien.
  • Nunca firme contratos con renglones en blanco. Alguien le podría agregar cláusulas más tarde que podrían causarle daño a usted.
  • Nunca solicite un préstamo hipotecario sin que un tercero informado revise el contrato. Una compañía de crédito deshonesta podría robarle la casa.

Fraudes y engaños

Fideicomiso activo. A veces los maleantes toman una buena idea como el fideicomiso activo y la usan como base para engañar a la gente. El fideicomiso activo es un instrumento legal que le puede ayudar a planificar sus bienes y ahorrarle dinero de impuestos a usted y sus herederos. Usted puede comprar, guardar y vender sus valores en el fideicomiso durante toda la vida, y éste los distribuirá después de su muerte según sus deseos. Estos instrumentos no son apropiados para todo el mundo por lo que debe consultar con un experto si en realidad le conviene a usted. (El fideicomiso activo sólo es apropiado si el valor total de los bienes es mayor al límite testamentario en el estado donde vive, que por lo general es aproximadamente $30,000) Pero tenga cuidado: hay vendedores sin escrúpulos que le cobran miles de dólares a las personas de edad por “fideicomisos activos” que son simplemente formularios sin valor.

DEFIÉNDASE: Antes de aceptar consejo legal o firmar contratos obligatorios, consulte con la barra de abogados del estado donde vive sobre la persona con la que está tratando. Nunca compre servicios legales de vendedores ambulantes o de televendedores.

Apelaciones por emergencias falsas. En este fraude, lo llaman por teléfono sin identificarse y le preguntan, “¿Sabe quién habla?” con la esperanza de que usted piense que es un amigo o pariente. Luego la persona que lo llama dice estar en la cárcel o necesitar dinero desesperadamente. Ha habido muchos que engañados enviaron dinero a un “nieto” o una “nieta”.

DEFIÉNDASE: Nunca le dé información personal a alguien que lo llama por teléfono. Si la persona no se identifica, córtele. Antes de enviar dinero, consulte con su familia para verificar si en realidad es una emergencia.

Fraudes sobre mejoras para su casa. Los estafadores ambulantes presionan y hasta intimidan a los propietarios de bajos ingresos diciéndoles que necesitan mejoras urgentes en la casa, como pavimentación de la calzada de acceso, pintura, techos o reparación de revestido. Luego, el trabajo es de mala calidad, o no lo terminan, pero aún así tratan de cobrarle, hasta llegan a exigir más dinero del acordado. Si el consumidor protesta, lo amenazan con un juicio hipotecario.

DEFIÉNDASE: Trate únicamente con contratistas que tengan licencia y seguro. Llame a la oficina que otorga licencias de contratistas en el estado donde vive para verificar que la compañía tenga licencia y solicite que el contratista le presente prueba de seguro. Consulte las referencias de otros clientes. Obtenga otros presupuestos por el trabajo. Siempre guarde una copia del contrato donde lo pueda encontrar con facilidad.

Fraudes de pirámide. Este es el tipo de fraude de inversiones en el que sus promotores reclutan inversionistas y luego los usan para que recluten a otros. A todos se les promete ganancias fabulosas por su inversión, hasta 20% anual. Los maleantes usan el dinero que reciben de los inversionistas más nuevos para efectuar algunos pagos de intereses a las cuentas de los que invirtieron primero. Éstos a su vez ayudan a reclutar a un número siempre creciente de “inversionistas”. Con el tiempo, los organizadores desaparecen con el dinero. Las pirámides son fraudes que con frecuencia se disfrazan como “clubes de inversión” o “círculos de regalos”, y puede tener que ver con venta de productos o distribuidoras.

DEFIÉNDASE: Cuanto mayor sea la ganancia de una inversión, más riesgo tiene. Cuando una inversión ofrece ganancias muy altas, o rápidas o la oportunidad de “entrar desde el principio” es posible que sea un fraude. Si a usted le ofrecen inversiones dudosas, notifique a la U.S. Securities Exchange Commission y llame a la oficina del procurador general del estado donde vive para registrar una denuncia del vendedor.

Fraude de personal de cuidado. Los asistentes de salud a domicilio, amas de llave y cocineros a veces le roban a las personas de edad avanzada que atienden.

DEFIÉNDASE: Siempre revise los antecedentes y las referencias de las personas que contrata para trabajar en su casa. Observe si el personal de cuidado está gastando más; ¿tienen alhajas o pertenencias nuevas imprevistamente? Si usted le da dinero a una persona de cuidado para que vaya a la tienda, pida el recibo y revise los artículos que compró. Guarde bajo llave en su casa todos los documentos financieros y guarde los artículos de valor irremplazables en una caja de seguridad de banco. Tenga cuidado con las personas de cuidado que traten de aislarlo de sus amigos, que le pregunten sobre su testamento o sus inversiones o que traten de dominarlo o influenciarlo. Si tiene alguna inquietud, hable con un familiar o llame a la policía y a los servicios de protección de adultos.

Solicitudes de caridad. Ciertas solicitudes en nombre de organizaciones policiales o de bomberos y otras sociedades benéficas las realizan firmas profesionales recaudadoras de fondos deshonestas. Pueden ser persistentes y dar a entender que si usted no dona, puede ponerse en peligro. Aunque los televendedores estén actuando en nombre de beneficencias legítimas, con frecuencia la causa sólo recibe una pequeña cantidad de la donación. A veces la persona que llama miente diciendo o dando a entender que son policías. Hay sociedades benéficas falsas que piden donaciones para grupos con nombres parecidos a beneficencias honesta; no se deje engañar por nombres parecidos.

DEFIÉNDASE: Cuando recibe una llamada pidiendo una contribución, pregunte qué parte de su contribución irá directamente a la institución que usted desea ayudar. Antes de donar, consulte a una organización de vigilancia de beneficencias como American Institute of Philanthropy (www.charitywatch.org; 773-529-2300). Si desea apoyar alguna agencia de seguridad local, llame al departamento de policía o de bomberos local para preguntar cómo hacerles una donación directa.

Premios de lotería en el extranjero. “Usted ganó la lotería canadiense. Simplemente dénos la información sobre su cuenta de banco o tarjeta de crédito y le enviaremos el dinero”. Muchos reciben llamadas como esta: todas son falsas. Por lo general, la persona que llama o el correo electrónico dice que usted debe pagar cargos de procesamiento, impuestos o entrega, o dar la información sobre la cuenta de banco para “verificar” su identidad. Usted nunca va a recibir ni un centavo si responde a estas llamadas o correo electrónico, y el dinero que usted mande lo perderá para siempre.

DEFIÉNDASE: Las chances de ganar un premio de lotería, aún los legítimos, son muy bajas. Si usted responde con frecuencia a loterías o concursos, es posible que se le haya puesto el nombre en las “listas de tontos” que se venden a los estafadores. Hasta se pueden comunicar con usted otros estafadores que dicen poder ayudarlo a recuperar el dinero que perdió por un cargo. Todas son mentiras.

Fraudes de trabajos en su casa. Si sus ingresos son bajos, una oferta para trabajar en su casa llenando sobres o alguna otra tarea simple le podría resultar atractiva. No se deje engañar por estafas de trabajo en casa. Si usted responde, le van a pedir que pague por adelantado “materiales de entrenamiento” o equipo. Estas ofertas son completamente falsas. Usted nunca ganará dinero en una estafa para trabajar en casa.

DEFIÉNDASE: Si le interesa ganar dinero extra, consulte con las organizaciones locales de personas de edad avanzada y compañías grandes para obtener información sobre puestos disponibles y programas de capacitación. Aunque algunas empresas prefieren no contratar a jubilados, otras empresas grandes lo prefieren por su experiencia y flexibilidad de horario.

Planes de medicamentos. Las personas de edad avanzada son blanco frecuente de publicidad falsa por correo, televisión radio y periódicos sobre planes de Medicare. Los materiales de venta pueden estar diseñados para parecerse a documentos oficiales del gobierno. Pero si usted envía dinero a estas compañías, por lo general lo que recibe es una tarjeta inútil.

DEFIÉNDASE: Las compañías que ofrecen planes para medicamentos de Medicare no tienen permitido llamar, enviar correo electrónico ni ir a su casa a menos que usted los llame. Si está interesado en los beneficios que están a su disposición como beneficiario de Medicare, visite al sitio de Medicare del gobierno federal (www.medicare.gov). También puede llamar a 800-MEDICARE (1-800-633-4227). (USA)

Fraudes con tarjetas de crédito. Siempre tenga cuidado con sus tarjetas de crédito, hasta cuando se la da al mesero para pagar la cuenta. Ciertos aparatos les permiten a empleados sin escrúpulos robarle la información de su tarjeta de crédito para vendérsela a personas que fabrican tarjetas falsificadas. Los delincuentes también buscan en la basura y otras partes los estados de cuenta y recibos de tarjetas de crédito para crear tarjetas falsas.

DEFIÉNDASE: Siempre que reciba la cuenta revísela y llame a la compañía que emitió la tarjeta inmediatamente si ve algún cargo no autorizado por usted. Antes de tirar los estados de cuenta a la basura, tritúrelos para que los ladrones no obtengan los números de cuenta y los usen para hacer compras no autorizadas. Si la tarjeta de crédito sospecha fraude en su cuenta, es posible que lo llame el departamento de fraudes. La compañía de su tarjeta de crédito nunca le pedirá el número de la tarjeta ni ninguna otra información secreta como la clave o el apellido de soltera de su mamá; si la persona que llama le pide información particular puede ser una señal de fraude. Si la llamada le resulta incómoda, dígale a la persona que lo llama que usted lo llamará al número sin cargo indicado en la tarjeta de crédito. Cuando llame a servicio al cliente, pida que le conecten con el departamento de fraudes.

Fraude de inversiones. A todos nos gustaría ver que el dinero crezca más rápidamente. Esto lo saben los estafadores y lo tratan de convencer para que compre inversiones con promesas de ganancias demasiado altas.

DEFIÉNDASE: Infórmese sobre inversiones. Sepa lo que puede esperar en cuanto a ganancias en el mercado actual. Si las cuentas de mercado monetario y valores del tesoro están pagando 4% o menos, es bastante improbable que cualquier inversión a corto plazo le rinda una ganancia mejor. Es mejor perder una oportunidad que perder los ahorros de toda la vida con una oferta de inversión fraudulenta. Si le ofrecen inversiones dudosas notifique a la U.S. Securities Exchange Commission y llame a la oficina del procurador general para presentar una denuncia en contra de los vendedores.

Robo de identidad. Un delincuente le roba información personal, como el nombre, número de Seguro Social, fecha de nacimiento o apellido de soltera de su mamá, para establecer crédito, apropiarse de sus cuentas financieras o acumular deudas a nombre de usted.

DEFIÉNDASE: Según la ley, las víctimas de robo de identidad no son responsables por el dinero perdido cuando los delincuentes usan sin autorización la información de crédito de ellos, pero a las víctimas les podría resultar difícil y tomarles tiempo probar que hubo fraude. Son tres las agencias de calificación de crédito más importantes que mantienen información sobre su historial de crédito; préstamos, tarjetas de crédito, hipotecas, etc. Solicite copias gratis de sus informes anuales llamando al 877-322-8228. Si vigila su informe crediticio se podrá asegurar que nadie esté usando su crédito. Si desea más información sobre cómo protegerse contra el robo de identidad, visite el sitio Web sobre robo de identidad de Federal Trade Commision (www.ftc.gov/idtheft). (USA)

Fraude de funerales y entierro. Los funerales son caros. Con la esperanza de que los deudos no tengan que vivir la tensión nerviosa de los detalles de un funeral y entierro, muchos hacen los arreglos para pagarlos mientras están con vida. Las funerarias a veces cobran precios altísimos por ataúdes, flores y otros productos comunes y corrientes. En ciertos casos les exigirán aún más dinero a los deudos.

DEFIÉNDASE: La ley federal le otorga el derecho de elegir los servicios funerarios que desea. Las funerarias deben proporcionarles una lista de precios a todos sus clientes. Haga los planes de su funeral y entierro con anticipo, pero antes de pagar por adelantado, pregunte cómo se protegerá el dinero que pagó si la compañía llegara a cerrar sus puertas. En su testamento puede incluir fondos para cubrir los costos del funeral.

Cartas de Nigeria. Este viejo fraude llegaba antes por carta con estampilla nigeriana, pero en la actualidad llega por correo electrónico. El remitente detalla un cuento que comprende grandes cantidades de dinero al que no consiguen acceso y le pide su número de cuenta de banco para que lo pueda ayudar a obtener el dinero. A cambio le prometen a usted una parte; es un fraude total. Si usted responde se le garantiza que va a perder su dinero.

DEFIÉNDASE: Nunca responda a ningún correo electrónico que usted no haya solicitado y que le pida su número de cuenta de banco. Oprima el botón para borrarlo inmediatamente.

“Phishing.” Es el término en inglés que se usa para el correo electrónico, que con frecuencia parece legítimo, que dice ser de su banco, una empresa honesta o una agencia del gobierno. El correo electrónico le pide que “confirme” su número de cuenta y clave electrónica. A veces le advierten que su cuenta puede estar en peligro de cerrarse o de que puede ser víctima de un fraude. Pero son los delincuentes los que envían este correo electrónico y no la compañía cuyo nombre utilizan. A la gente que responde le vacían las cuentas.

Ver : https://www.economiapersonal.com.ar/2010/06/10/evite-el-phishing/

DEFIÉNDASE: Las compañías legítimas nunca envían un correo electrónico pidiendo información sobre la cuenta. Si usted recibe uno, con el nombre de su banco, llame al banco por teléfono para informarles. Nunca oprima la tecla para contestarlo. Borre el mensaje inmediatamente.

Fraudes de cheques falsos. Cuando pone un aviso para vender algo, su problema principal puede ser encontrar un comprador, pero igual de importante puede ser asegurarse que el cheque tenga fondos. Los delincuentes con frecuencia revisan los avisos en busca de víctimas. Un delincuente contesta un aviso y ofrece pagarle usando un “cheque de caja” por una cantidad mayor al precio de venta. Luego le piden que les envíe el resto del dinero por cable o que les dé el dinero adicional y la mercadería a un “embarcador”. El cheque resulta ser falso y usted pierde la mercadería y el dinero.

DEFIÉNDASE: Sospeche de quien quiera darle un cheque por más dinero del que pide para comprarle algo. Inspeccione todos los cheques de caja detenidamente y llame o visite el banco emisor para verificar que el cheque sea válido. Busque al banco por Internet o en el directorio telefónico porque la información de contacto impresa en el cheque puede ser falsa.

Facturación fraudulenta. La gente de edad con frecuencia es blanco de personas de servicio o contratistas que buscan más dinero del que se les debe usando facturas dobles y otros trucos. Pueden mentir y decir que usted se olvidó de pagarles cuando usted sabe que les pagó el total, o le pueden cobrar por trabajos que usted nunca autorizó.

DEFIÉNDASE: Obtenga presupuestos escritos por costos de reparación, tome nota de lo que pagó y pida y guarde los recibos. Pague con cheque o tarjeta de crédito para que tenga un registro del pago. Verifique la reputación de la gente que hace los arreglos con Better Business Bureau antes de hacer un contrato.

Estafas de viajes. Las ofertas fraudulentas de viajes vienen por correo, fax o correo electrónico. Algunos ponen avisos de viajes baratos pero le agregan recargos fuertes. Le podrían ofrecen un hotel tres estrellas pero usted se podría registrar en un cuartucho. Muchos de los viajes gratuitos vienen con la obligación de escuchar ventas de alta presión. Hay promotores que son delincuentes y le sacan el dinero y huyen. Pocos viajes son reembolsables, a pesar de lo que digan los promotores.

DEFIÉNDASE: Usted puede detectar una oferta fraudulenta de viaje por sus precios súper bajos y maniobras de venta de mucha presión. Antes de comprar paquetes de viajes, obtenga una oferta por escrito y consulte con Better Business Bureau, la oficina del procurador general del estado donde vive o con la agencia local del consumidor sobre la compañía. Los paquetes de las compañías de aviación charter no pueden venderse legalmente hasta que el Departamento de Transportación de los Estados Unidos apruebe el registro; por lo que debe consultar con la oficina de charters públicos del DOT en el 202-366-2396. Siempre use una tarjeta de crédito para pagar viajes; así puede protestar el cargo con su tarjeta de crédito si las cosas no salen bien. (Nunca le dé su número de tarjeta de crédito a nadie que lo llame por teléfono.)

Cómo quejarse

El fraude es un delito y debe ser denunciado a la policía y a las agencias policiales como al fiscal local y a los procuradores generales del estado. Si una persona de edad corre peligro inmediato, marque el 9-1-1 o llame a la policía.

Todos los estados tienen leyes que protegen a la gente de edad avanzada del abuso. Sin embargo, las leyes de servicios protectores de adultos del estado varían mucho en cuanto a las situaciones de abuso que abarcan. Para encontrar la mejor forma de denunciar cualquier tipo de abuso de personas de edad, comience por llamar a servicios de protección del adulto. Para encontrar la agencia más cercana llame a Eldercare Locator al 800-677-1116. Para obtener una guía por Internet de todos los servicios de protección del adulto, visite el sitio Web de National Center on Elder Abuse (www.ncea.aoa.gov) y oprima “Adult Protective Services”. (USA)

Protéjase de los fraudes

  • No tenga miedo de decir que no.
  • No tiene que hablar con televendedores; corte si no se siente cómodo o si le confía a la persona que llama.
  • No acepte tácticas de venta de alta presión.
  • Llame a la policía si se siente amenazado.
  • No revele su número de tarjeta de crédito, de cuenta de banco o de Seguro Social a compañías o gente que no conozca.
  • Investigue usted mismo a las beneficencias y otros que le pidan algo.
  • El dinero es de usted; nunca tenga miedo de preguntar adónde va.
  • Antes de invertir, investigue, porque puede perder dinero hasta con inversiones legítimas.
  • Haga que le pongan todos los detalles de los tratos comerciales por escrito.
  • Si parece demasiado bueno para ser verdad, posiblemente lo sea.

Fuente: Consumer Action. California. USA.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner aumente educacion financiera 01

.

.

Etiquetas: FRAUDE CONTRA ANCIANOS – ELDER FRAUD – PROTECCION CONTRA EL FRAUDE

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

4 Respuestas para “Estados Unidos: Los fraudes a ancianos alcanzan los 3.000 millones de dólares anuales”

  1. Cómo mantener el cerebro joven | Economía Personal on abril 17th, 2015 13:39

    […] indicó Blazer. Los adultos mayores pierden unos 3.000 millones de dólares anuales por fraudes financieros cometidos directa o indirectamente, refiere el […]

  2. Con El Cuento Del Tío Le Robaron U$S 80.000 | Economía Personal on marzo 24th, 2016 17:27

    […] Estados Unidos: Los fraudes a ancianos alcanzan los 3.000 millones de dólares anuales […]

  3. Cómo evitar estafas contra ancianos | Economía Personal on noviembre 30th, 2017 19:54

    […] Estados Unidos: Los fraudes a ancianos alcanzan los 3.000 millones de dólares anuales […]

  4. Fraude a Personas mayores | Economía Personal on octubre 8th, 2018 21:16

    […] Estados Unidos: Los fraudes a ancianos alcanzan los 3.000 millones de dólares anuales […]

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.