La autopsia no descartó el asesinato de Nisman

abril 28, 2015 · Imprimir este artículo

El responsable de la autopsia no descartó un crimen en Le Parc

El doctor Roberto Godoy ahora coordina la junta médica. En una carta firmada el 20 de enero, a la que accedió Clarín, se lo aclaró a la fiscal Fein, que había dicho lo opuesto.

La fiscal Fein mintióNo habían pasado ni 24 horas del hallazgo del fiscal Alberto Nisman muerto en el baño de su departamento, cuando la fiscal a cargo de la investigación, Viviana Fein, aseguró en un comunicado que el decano de la Morgue Judicial, institución a cargo de la autopsia de Nisman, le había informado que se descartaba la participación de terceras personas. [NdE: La fiscal Viviana Fein mintió] Eso fue el 19 de enero. Al día siguiente, mediante una nota a la que accedió Clarín, ese decano le aclaró que nunca habló con ella y mucho menos le transmitió tal mensaje. Fein nunca mencionó la nota, pero admitió que no podía descartarse la opción del homicidio. Hoy, 99 días después, la justicia sigue sin definir si el fiscal especial del caso AMIA se suicidó o lo mataron.

Un documento desconocido: la aclaración del doctor Godoy
El 20 de enero, un día después de la autopsia de Nisman, el decano del Cuerpo Médico Forense le escribió a la fiscal Fein para recordarle que él no le había dicho nada que le permitiera sacar conclusiones. “Tampoco manifesté que por los hallazgos necrópsicos, cabe excluir la eventual participación de terceras personas enel hecho de la muerte”, especificó Godoy.

“En mi carácter de decano del Cuerpo Médico Forense, no he mantenido ninguna conversación –verbal o escrita– con usted, durante el día de ayer, vinculada a la autopsia de referencia y, en consecuencia, tampoco manifesté que por los hallazgos necrópsicos, cabe excluir la eventual participación de terceras personas en el hecho de la muerte”, señaló el decano de la Morgue, Roberto Godoy, en el segundo punto del escrito que el 20 de enero presentó a Fein.

En el último ítem de ese mismo texto, Godoy detalló los esfuerzos del cuerpo de profesionales de la Morge por intentar que se aclarara la información. “Con motivo de las expresiones contenidas en el comunicado emitido en la tarde de ayer (por el 19 de enero) así como por los medios de comunicación social, le solicité al doctor Fernando Trezza (director administrativo de la Morgue Judicial) que estableciera comunicación con usted, con la finalidad de esclarecer la información incorrectamente suministrada (…) sin lograr que se atendieran los llamados”.

En su primer párrafo, el comunicado al que alude Godoy decía que “la fiscal Viviana Fein informa a todos los medios de comunicación y a la sociedad en general que alrededor de las 15:00 de hoy recibió el anticipo del resultado de la autopsia realizada sobre el cuerpo del fiscal Alberto Nisman. El decano de la morgue judicial le comunicó a la representante del Ministerio Público que en la muerte de Nisman no hubo intervención de terceras personas”.

Lectura recomendada:  Cristina Kirchner y los fondos buitre

Muchas declaraciones, aclaraciones, marchas y contramarchas sucedieron desde ese cruce de notas. Lo que no ocurrió, en cambio, es que la fiscal Fein o la jueza Fabiana Palmaghini pudieran descartar la hipótesis del homicidio y cerrar la causa; ni confirmar que se trató de un asesinato e iniciar así una investigación criminal. Godoy se encargó de dejar claro en el expediente que de ningún modo podía descartarse la posibilidad de un homicidio.

Esa definición dependerá, en parte, de lo que resuelva la junta médica convocada por Fein y que comenzó a trabajar ayer (ver página 14). Paradójicamente, quien coordina esa junta es precisamente Godoy, cuya participación fue objetada por la querellante y ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado. Según la jueza federal de San Isidro, como decano de la institución que realizó la autopsia oficial, Godoy no garantizaba “imparcialidad”. Ni Palmaghini ni Fein aceptaron sus argumentos.

La importancia de ese grupo de profesionales médicos elegidos por Fein radica en la disputa que existe entre los peritos de la querella y los de la Policía Federal respecto de cómo murió Nisman. Según el informe de los peritos oficiales, el fiscal de la causa AMIA falleció el domingo 18 de enero entre las 8 de la mañana y las 12 del mediodía, y al momento de la autopsia presentaba espasmo cadavérico en su mano derecha, lo que permitiría inferir que fue él mismo quien apretó el gatillo de la pistola Bersa 22 hallada bajo su hombro izquierdo.

Esa es la información que consta en el expediente y la que, por ahora, tanto la fiscal como la defensa de Diego Lagomarsino, único imputado, toman como cierta. Pero el informe de la junta médica podría cambiar ese escenario. Es que el 5 de marzo, Arroyo Salgado junto a sus peritos de parte, Osvaldo Raffo, Julio Ravioli y Daniel Salcedo, presentó su propia explicación de los hechos: determinó que no hubo espasmo cadavérico porque Nisman agonizó, y afirmó que la muerte fue el sábado entre las 20 y la medianoche.

asesinato politicoBasada en este informe, la querella insiste en que a Nisman lo mataron. Para su ex mujer, la data y hora de la muerte del fiscal es “cuando se desconectó, cuando dejó de responder el teléfono y los mensajes de WhatsApp”. Eso sería entre las 19,30 y las 20, y colocaría al asesor informático de Nisman, Lagomarsino, otra vez en la escena del crimen. Es que Lagomarsino dijo haberse ido de Le Parc el sábado después de las 19.

Hasta ahora, esas son sólo hipótesis sin peso en el expediente, que no inquietan a los abogados del informático, Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro. Ellos confían en que no habrá sorpresas para Lagomarsino en la junta médica.

Fuente: Clarín, 28/04/15.

La fiscal Fein mintió

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.