Primeras señales de desaceleración para el mercado inmobiliario
.

Los datos de la cantidad de escrituras registradas en la ciudad de Buenos Aires durante mayo muestran las primeras señales de desaceleración de la actividad inmobiliaria, golpeada por la devaluación del peso. Pero las cifras se siguen manteniendo como las más altas en los últimos diez años, si se toma en cuenta el acumulado de enero a mayo.

En comparación con abril de 2018, las escrituras disminuyeron 1,5% en cantidad y crecieron 12,6% en pesos, de acuerdo al relevamiento mensual del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires. El monto medio de los actos fue de $3,4 millones (unos USD 150.000): creció 52,9% en un año en pesos, mientras que en moneda estadounidense subió 5,5 por ciento.

La cantidad total de las escrituras de compraventa de inmuebles en la Ciudad registró en el quinto mes de 2018 una suba de 15,5% respecto del nivel de un año antes, al sumar 5.982 registros, mientras que el monto total de las transacciones realizadas se elevó 76,6%, con $20.084 millones.

El mercado inmobiliario se desacelera, pero sigue mostrando las mejores cifras en una década, si se toma en cuenta el acumulado de los primeros cinco meses del año.

Sin embargo, los números de mayo muestran un primer indicio de caída en los créditos hipotecarios posterior a la suba del dólar.

En el acumulado de los primeros cinco meses del año, hubo unas 9.387 compras de inmuebles en el ámbito porteño concretadas con créditos hipotecarios: un  crecimiento de 118,3% con respecto al año pasado, cuando el acumulado fue de 4.299 operaciones.

“En la comparación mensual, cabe destacar que por segundo mes consecutivo hay índices negativos. Mayo tuvo una baja de 1,5% respecto a abril, y abril ya había registrado una merma de 1,6% respecto a marzo”, destacaron desde el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires.