Rajat Gupta es declarado culpable de usar inside information

junio 15, 2012

Ex director de Goldman es declarado culpable de usar datos confidenciales

Por Chad Bray, Michael Rothfeld y Reed Albergotti

 

Un jurado federal de Estados Unidos declaró culpable a Rajat Gupta, otrora ejecutivo y miembro de directorios en la cúspide del ámbito empresarial estadounidense, de uso de información privilegiada, lo cual corona la caída de la figura más prominente atrapada en la campaña del gobierno por detener la filtración de secretos corporativos a Wall Street.

Ex director de Goldman Sachs Group Inc. y Procter & Gamble Co., Gupta fue declarado culpable de tres cargos de estafa y un cargo de conspiración por transmitir información confidencial sobre ambas empresas a un fondo de cobertura (hedge fund) que ganó millones de dólares gracias a sus datos. Fue absuelto de dos cargos de fraude bursátil.

Gupta enfrenta hasta 20 años en prisión por cada cargo de estafa y hasta cinco por el cargo de conspiración. Sin embargo, su sentencia probablemente será reducida en forma significativa bajo pautas federales. La notificación de la sentencia está prevista para el 18 de octubre.

Fuente: The Wall Street Journal, 15/06/12.

 

Rajat Gupta

Más información relacionada:

http://www.economiapersonal.com.ar/2011/09/01/goldman-sachs-ofrece-un-menu-para-ganar-con-la-crisis-global/

http://money.cnn.com/2010/09/30/news/companies/rajat_gupta_scandal.fortune/index.htm

 

Inside Information: Danielle Chiesi pagará una multa de 540 mil dólares

julio 14, 2011

Una acusada clave en el caso de Raj Rajaratnam acuerda pagar una multa de US$540.000

Por Jenny Strasburg

 

Danielle Chiesi, una ex-operadora de fondos de cobertura (hedge funds) que a principios de este año se declaró culpable de delitos penales en una gran investigación por uso indebido de información privilegiada, aceptó pagar US$540.000 para cerrar el caso civil en su contra con la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC, por sus siglas en inglés).

La ex-reina de belleza, de 45 años, era una confidente del fundador de Galleon Group., Raj Rajaratnam, quien fue condenado en mayo por uso indebido de información privilegiada.

Chiesi, que fue detenida por agentes federales en 2009, en enero se declaró culpable de tres delitos penales de conspiración para cometer fraude de valores. La sentencia por sus delitos está programada para el 20 de julio en la corte federal de Nueva York, y se enfrenta a más de tres años en prisión.

Su acuerdo civil se dio a conocer el miércoles en una presentación judicial. Su abogado, Alan Kaufman, se negó a hacer comentarios. Antes había dicho que Chiesi no había traficado personalmente la información que se le acusa haber intercambiado con administradores de fondos de cobertura, entre quienes se cuenta Rajaratnam. Un portavoz de la SEC también se negó a hacer comentarios.

En enero, Chiesi dijo que su declaración de culpabilidad en el caso le provocó un “gran dolor”. El hecho impulsó al gobierno a realizar una amplia investigación sobre el tráfico de información privilegiada apuntando a Wall Street y al sector empresario estadounidense. Chiesa, de Binghamton, Nueva York, conoció a Rajaratnam en el verano de 2007, y trabajó con él en el antiguo fondo de cobertura Bear Stearns.

Como parte del acuerdo con la SEC, el gobierno buscó el regreso la devolución de su salario y bonos durante el período que entregó información acerca de las empresas de tecnología. La cantidad que Chiesi acordó pagar representa una significativa porción de su patrimonio neto, según una persona relacionada con el asunto.

Fuente: The Wall Street Journal, 13/07/11.

 

Más información sobre casos de Inside Information:
http://www.economiapersonal.com.ar/index.php?s=inside+information&x=13&y=9

 

Más información sobre casos de Conflictos de Intereses en el mundo financiero:
http://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/29/el-acuerdo-extrajudicial-de-jp-morgan-y-la-sec/

http://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/27/la-crisis-y-los-fraudes-financieros/

http://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/06/sino-forest-un-cuento-chino/

http://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/02/del-petroleo-al-oro-%c2%bfson-los-especuladores-los-culpables-del-exceso-de-volatilidad/

http://www.economiapersonal.com.ar/2011/05/29/conflictos-de-intereses-goldman-sachs-y-abacus-2007/

———————————————–

 

Danielle Chiesi

(Reuters) –

Danielle Chiesi, a former trader who pleaded guilty in the U.S. government’s hedge fund insider trading probe, agreed to pay $540,535 to settle related Securities and Exchange Commission civil charges.

According to a court filing, Chiesi will give up $500,000 representing improper gains, plus $40,535 in interest. U.S. District Judge Jed Rakoff in Manhattan approved the settlement on Monday, the filing shows.

Chiesi pleaded guilty on January 19 to three conspiracy counts for participating in an insider trading scheme with onetime co-defendant Raj Rajaratnam, founder of the Galleon Group hedge fund. A Manhattan federal jury convicted him on May 11.

At her plea hearing, Chiesi tearfully admitted to “crossing the line” by leaking tips about such companies as Advanced Micro Devices Inc and International Business Machines Corp. [ID:nN19229868] Recorded conversations between her and Rajaratnam were played at the latter’s criminal trial.

Prosecutors are seeking a 37- to 46-month prison term for Chiesi, saying she illegally exploited her Wall Street connections and took “active steps” to avoid getting caught.

But Chiesi’s lawyer has asked for leniency, citing the emotional impact of the “toxic relationships” that his client has had with men like Mark Kurland, her boss at New Castle Funds LLC and lover for nearly 20 years.

The lawyer said Chiesi, 45, deserves a shorter prison term than Kurland, who was sentenced to 27 months behind bars after pleading guilty to insider trading last year.

Chiesi is scheduled to be sentenced on July 20 by U.S. District Judge Richard Holwell. Rajaratnam faces sentencing by the same judge on September 27.

The cases are SEC v. Galleon Management LP et al, U.S. District Court, Southern District of New York, No. 09-08811; and U.S. v. Chiesi in the same court, No. 09-01184.

(Reporting by Jonathan Stempel, editing by Gerald E. McCormick and Maureen Bavdek)

———————————————–

 

Informacion Privilegiada (Inside Information): Se entiende por información privilegiada toda aquella procedente del emisor, que no haya sido dada a conocer al público y que de haber sido difundida, hubiera podido influir significativamente en la cotización del valor o valores que se trate. – Está prohibido el uso de información privilegiada.

 

Inside Information: La condena a Rajaratnam le da impulso a otros casos similares

mayo 11, 2011

La condena a Rajaratnam le da impulso a otros casos similares

Por Susan Pulliam y Michael Rothfeld

 

La condena de Raj Rajaratnam es la cresta de una ola sin precedente de casos de uso indebido de información privilegiada que se cree que se acelerarán ahora que la estrategia de usar escuchas telefónicas contra los corredores de bolsa ha demostrado ser un sonado éxito para los fiscales.

Nunca antes ha habido tantos casos de uso indebido de información privilegiada de gran tamaño y desvinculados entre sí presentados ante las cortes por las autoridades.

Tan solo en los últimos 18 meses, EE.UU. ha presentado cargos penales contra 47 gerentes de fondos de cobertura y otros por uso indebido de información privilegiada; Rajaratnam, de Galleon Group, es el acusado número 35 en ser condenado o en declararse culpable.

Con la conclusión del juicio de Rajaratnam, los fiscales preparan una nueva tanda de cargos contra fondos de cobertura, firmas de investigación y ejecutivos corporativos que cree que negociaban con información privilegiada. El mes próximo representa el inicio de otro juicio, esta vez contra los acusados en una presunta red de uso indebido de información privilegiada que estaba conectada con Galleon.

“Este es caso es un hito por cuanto es la primera vez que los fiscales usaron escuchas telefónicas en un caso de uso indebido de información privilegiada”, dice el ex fiscal federal Robert Mintz. “Esta condena sin duda alentará a los fiscales, y podemos esperar más de esta clase de casos en el futuro”.

El miércoles, un ex consultor externo de una firma de redes de expertos se declaró culpable de compartir indebidamente información no pública acerca de la compañía de tecnología donde trabajaba. Un abogado de Manosha Karunatilaka, gerente de cuenta de Taiwan Semiconductor Manufacturing Co., dijo, “Mi cliente está deseoso de dejar esto atrás”.

Es probable que el veredicto de Rajaratnam aliente a Preet Bharara, fiscal federal de Manhattan —quien ha dicho creer que la cultura del uso indebido de información privilegiada está generalizada en Wall Street— a intensificar los métodos de investigación de la fiscalía otrora reservados para casos del hampa y de terrorismo en sus gestiones para procesar de delitos de cuello blanco, dicen abogados.

En un comunicado el miércoles después del veredicto de Rajaratnam, Bharara dijo: “Seguiremos persiguiendo y procesando a aquellos que creen que están por encima de la ley y que son demasiado inteligentes como para ser atrapados”.

Entre esos nuevos casos, dicen los abogados, habrá algunos que son parte de una investigación continuada de firmas de redes de expertos. Esas firmas gestionan conversaciones entre empleados de compañías que cotizan en bolsa —que trabajan independientemente al margen de su empleo principal como consultores de inversión— y fondos de cobertura y fondos mutuos que buscan información interna sobre firmas y industrias.

Desde noviembre, los fiscales han acusado a 12 trabajadores de redes de expertos, consultores y empleados de fondos de cobertura en conexión con presuntas filtraciones de información privilegiada. Varias otras personas están siendo investigadas y se espera que se les presenten cargos, de acuerdo con abogados y personas familiarizadas con el asunto.

De hecho, conforme progresaba el juicio contra Rajaratnam, los investigadores se acercaron a operadores de fondos de cobertura que están usando consultores de redes de expertos para exhortarlos a cooperar con su investigación, dicen personas familiarizadas con la situación. Esas conversaciones ahora podrían acelerarse, dicen abogados.

La condena de Rajaratnam “alentará al gobierno a seguir procesando estos casos, y también probablemente alentará a algunos de estos acusados a comenzar a declararse culpables”, dijo Mark C. Rifkin, abogado bursátil de Wolf Haldenstein Adler Freeman & Herz LLP.

El veredicto de Rajaratnam es un momento distintivo en la campaña sin precedente del gobierno contra el delito de iniciado en Wall Street y en las entorno empresarial de Estados Unidos.

Pero no todos los acusados están declarándose culpables. Al menos uno de los que está disputando los cargos, Zvi Goffer, apareció en el tribunal federal del bajo Manhattan durante el juicio de Rajaratnam para presenciar el proceso por sí mismo. Otro, Michael Kimmelman, recientemente rechazó una ofrecimiento de condena reducida a cambio de confesión o cooperación que le hizo el gobierno, dijo su abogado.

El juicio de Rajaratnam fue el primer caso de uso indebido de información privilegiada en el cual se reprodujeron para los jurados las conversaciones telefónicas grabadas durante las interceptaciones. Al igual que en ese caso, las escuchas telefónicas han desempeñado un papel en varias otros investigaciones pendientes de uso indebido de información privilegiada.

En el juicio de Rajaratnam, los fiscales hicieron escuchar a los jurados las grabaciones del gestor intercambiando datos con sus asociados y aconsejándoles a algunos de ellos cómo cubrir sus pasos para evadir la detección.

El veredicto podría suscitar dudas a futuros acusados que enfrentan evidencias probatorias similares sobre su capacidad de conseguir una absolución ante pruebas semejantes, dicen algunos abogados.

En otro caso reciente de uso indebido de información privilegiada, los abogados de un operador y un abogado acusados en una presunta trama de 17 años también tendrían que hacer frente a grabaciones hechas por un testigo que ha colaborado con el gobierno, Kenneth T. Robinson, quien ha admitido haber actuado como mediador intercambiando datos y efectivo entre sus allegados.

—Jenny Strasburg contribuyó a este artículo.

Fuente: The Wall Street Journal, 12/05/11.

———————————————————-

 

Rajaratnam, de Galleon, es declarado culpable

Por Michael Rothfeld y Chad Bray

Un jurado federal declaró culpable al fundador de Galleon Group, Raj Rajaratnam, de 14 cargos de conspiración y fraude de valores, lo que otorga al gobierno de Estados Unidos una victoria significativa en su apuesta por combatir el uso de información privilegiada en Wall Street y en el sector corporativo del país.

El veredicto del jurado de 12 miembros, tras 11 días de deliberación, pone fin a un juicio que acaparó la atención de los medios y que se inició a comienzos de marzo con la presentación de 45 llamadas grabadas que mostraron cómo el ejecutivo de fondos de cobertura traficaba información privilegiada que le entregaba una red de contactos en importantes empresas estadounidenses.

El juicio puso en evidencia las negociaciones tras bambalinas que llevaba a cabo el otrora prestigioso fondo de cobertura que consiguió acceder a información sensible sobre, entre otras cosas, Goldman Sachs Group Inc. en el punto álgido de la crisis financiera. El gobierno calcula que Galleon se embolsó unos US$63,8 millones en ganancias ilegales y pérdidas evitadas con el fraude.

Rajaratnam, de 53 años, no mostró ninguna emoción ni reacción cuando fue leído el veredicto. Después del fallo, siguió en la sala del tribunal y permanecerá en libertad hasta que se dicte sentencia el 29 de julio.

Todos los miembros del jurado se mostraron serios. Cuando el asistente del juez preguntó al jurado para ver si ese era su veredicto, los últimos miembros dieron un “sí” en voz muy alta.

Leila Gorman González, un miembro del jurado, dijo sobre el veredicto: “Había muchas evidencias”. Añadió que se sentía “aliviada” de que el juicio se hubiera acabado y declinó hacer más comentarios.

El fallo marca uno de los juicios más notorios de un gigante financiero desde las convicciones de Bernard Ebbers y Jeffrey Skilling, los ex ejecutivos de WorldCom y Enron, respectivamente, en la última década.

En el juicio, se llegó a un punto de inflexión cuando los fiscales reprodujeron una grabación que evidenciaba que Rajaratnam recibió información sobre una pronosticada pérdida trimestral en Goldman –la primera como una compañía que cotiza en bolsa— de un miembro de la junta directiva del banco de inversión, Rajat Gupta, quien en aquellos tiempos era considerado un preciado director.

En el juicio declararon ejecutivos de alto perfil, como el presidente ejecutivo de Goldman, Lloyd Blankfein, que testificó para el gobierno sobre la naturaleza altamente confidencial de la información que Gupta reveló a Rajaratnam.

Blankfein dijo que Gupta violó sus obligaciones como miembro de la junta al compartir información confidencial sobre Goldman con Rajaratnam. Gupta no enfrenta cargos penales. A través de su abogado, negó haber hecho nada ilegal.

Abogados de la defensa argumentaron que Rajaratnam cosechó sus ganancias mediante investigación legítima. John Dowd, el abogado principal de Rajaratnam, trató de minar la credibilidad de los testigos del gobierno.

Rajaratnam, quien había dicho a sus allegados que quería encargarse de su propia defensa, acabó por no testificar. El fundador de Galleon podría pasar hasta 20 años en prisión por cada cargo de fraude de valores y hasta cinco años por cada cargo de conspiración.

Un elemento central en la investigación contra Rajaratnam fue el uso del gobierno de grabaciones ocultas, que registraron cómo el ejecutivo y sus informantes intercambiaron información, así como rumores sobre los socios.
Fuente: The Wall Street Journal, 11/05/11.

El fundador de Galleon Raj Rajaratnam a su llegada a la corte en Nueva York.

 

Información relacionada: http://www.economiapersonal.com.ar/2011/04/23/inside-information-el-caso-de-kenneth-robinson/

 

Inside Information: El caso de Kenneth Robinson

abril 23, 2011

Confesiones de un traficante financiero

Kenneth Robinson abusó de información privilegiada para ganar millones en la bolsa

Por Michael Rothfeld, Susan Pulliam y Vanessa O’Connell

 

LONG BEACH, Nueva York — Kenneth T. Robinson sabía que tenía que parar. Pero en una entrevista con The Wall Street Journal, dijo que simplemente no podía dejar de negociar acciones basándose en información privilegiada, lo cual es ilegal.

Era septiembre de 2009, 15 años después de participar por primera vez en un presunto fraude multimillonario considerado uno de los casos de negociación de valores con información privilegiada más prolongados en la historia de Estados Unidos. La confabulación mostraba serias grietas: uno de los dos socios de Robinson en el presunto delito, su amigo cercano Garrett Bauer, había comenzado a gastar a lo grande, pagando al contado casas de millones de dólares.

Durante una década y media, dicen los investigadores, el plan funcionó a la perfección. Robinson, un banquero hipotecario, era el intermediario. Recibía pistas sobre fusiones corporativas de un amigo (el abogado Matthew Kluger) y se las pasaba a otro amigo (Bauer, un corredor bursátil), quien compraba acciones en nombre de los tres.

‘Desearía que todo hubiera terminado y siguiéramos siendo amigos’ . Kenneth T. Robinson, el intermediario en la presunta confabulación para transar acciones abusando de información confidencial.

Este esquema frustró a los investigadores durante años porque no podían determinar dónde obtenía sus pistas Bauer. Los tres hombres recaudaron al menos US$37 millones en el curso de los años, según Judith Germano, fiscal federal en Nueva Jersey.

Pero a finales de 2009, Robinson cometió un error fatal: negoció a nombre propio en vez de hacerlo a través de Bauer. Esa transacción, y otra en 2010 (en la que él y Kluger ganaron la suma relativamente modesta de US$693.000, según los investigadores) ayudaron a las autoridades a atar cabos.

La entrevista con Robinson, realizada el 13 de abril en su casa de Long Island, un suburbio costero de Nueva York, provee una mirada inusual a la mentalidad y la motivación que alentaron el supuesto fraude.

Robinson, de 45 años y padre de dos niños, dijo que nunca pensó que su compra directa de acciones acabaría con sus actividades. “Parecía que no iría a levantar sospechas si no se trataba de millones de dólares”.

‘Estoy esperando que el FBI aparezca en mi apartamento. Todas las noches ando con los nervios de punta’ . Garrett Bauer, amigo que presuntamente negoció acciones a nombre de los otros dos socios basándose en información confidencial.

Involucrarse en el supuesto fraude “fue una estupidez total”, dijo Robinson. No necesitaba el dinero, dijo, pero no pudo resistirse.

La semana del 6 de abril, autoridades federales presentaron cargos por fraude de valores, conspiración y obstrucción de la justicia en contra de Bauer y Kluger, que también han sido acusados en una demanda civil interpuesta por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC).

Robinson se ha declarado culpable de fraude de valores y conspiración. Ayudó a las autoridades a armar su caso grabando secretamente a sus supuestos socios, a quienes consideraba sus amigos.

Su saga es parte de una ofensiva sin precedentes en contra de las negociaciones con información confidencial en Wall Street y el mundo corporativo de EE.UU.

El caso de Robinson ha cautivado a Wall Street porque supuestamente duró mucho tiempo e involucró bastante dinero. Los tres hombres son acusados de traficar con información privilegiada desde 1994 con acuerdos de los que Kluger se enteró a través de su trabajo en una prestigiosa firma de abogados. Los acuerdos incluyeron pesos pesados corporativos, como la compra de Sun Microsystems Inc. por parte de Oracle Corp. y la adquisición de McAfee Inc. por parte de Intel Corp.

‘Mientras G se quede callado, y yo me quede callado, y tú te quedes callado, no creo que encuentren nada’ . Matthew Kluger, abogado y quien presuntamente pasaba la información confidencial, hablando con Robinson sobre Bauer.

Ni Kluger ni Bauer se han declarado ni culpables ni inocentes. Kluger salió en libertad luego de pagar US$500.000 de una fianza de US$1 millón y permanecerá bajo arresto domiciliario. Bauer también salió libre luego que le impusieron una fianza de US$4 millones. Su abogado dijo que Bauer “está esperando la oportunidad de revisar la evidencia del caso y que entonces tomará decisiones sobre su defensa”.

A comienzos de la década de los 90, Robinson y Kluger trabajaron juntos en una firma inmobiliaria y se hicieron amigos. El tráfico de información confidencial tomó forma en 1994, cuando Kluger, entonces estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, hacía prácticas profesionales en la firma de abogados Cravath, Swaine & Moore LLP, aseguran los fiscales. Allí se enteró sobre una próxima fusión y pasó la información a Robinson, según la demanda.

Kluger sugirió que Robinson encontrara un operador que pudiera negociar acciones a nombre de ellos, según la demanda y Robinson buscó a Bauer, quien había sido su colega cuando trabajaba en una firma de valores, dicen los fiscales.

A medida que sus negocios avanzaban, Robinson y Bauer se convirtieron en muy buenos amigos, mientras que Robinson y Kluger sólo hablaban cuando era necesario y a través de teléfonos públicos y celulares que desechaban inmediatamente.

En 2009, el trío hizo su mayor ganancia, dicen los investigadores. Obtuvieron US$11 millones con la compra de acciones de Sun cuando fue adquirida por Oracle. También ganaron US$8,3 millones al comprar títulos del fabricante de software Omniture Inc., adquirido por Adobe Systems Inc., según la demanda.

Ese mismo año, el estilo de vida de Bauer cambió. En agosto de 2009, pagó US$6,65 millones en efectivo por un dúplex de cinco habitaciones en Manhattan con vista al Central Park, según registros inmobiliarios. Meses después pagó US$875.000 al contado por una casa en Boca Ratón, Florida.

Fue entonces, dijo Robinson en la entrevista, que empezó a preocuparse y le dijo a Bauer “que debía parar”.

Si Robinson hubiera seguido su propio consejo, es posible que nunca lo hubieran descubierto. Los investigadores ya sospechaban sobre la legalidad de las negociaciones de Bauer, pero no tenían nada concreto en su contra.

Fue en octubre de 2009 que Robinson recibió la información confidencial que llevó a su caída: Hewlett-Packard Co. iba a comprar 3Com Corp. Robinson —quien dijo que ya había negociado acciones de 3Com por su cuenta— decidió comprar más.

Él y Kluger ganaron casi US$200.000 con esa transacción, según la querella. Robinson esperaba que las operaciones, al no ser de millones, pasaran inadvertidas. Pero alguien notó algo.

Los investigadores ya tenían una lista de allegados de Bauer, que incluía a Robinson, según una fuente cercana al asunto. Cuando Robinson comenzó a negociar antes de acuerdos vinculados a la firma de abogados Wilson Sonsini Goodrich & Rosati PC (donde Kluger había trabajado desde 2005), los reguladores empezaron a sospechar que estaba involucrado con Bauer en la trama, dice la persona.

Funcionarios de la SEC dieron parte al FBI y por más de seis meses esperaron el próximo paso de los sospechosos.

El momento llegó en enero. Bauer compró 1,4 millones de acciones de la compañía de tecnología de video Zoran Corp. con el dato de que pronto se fusionaría con CSR PLC, fabricante de productos inalámbricos. El trío ganó casi US$2 millones con la operación.

Pocos días después, agentes del FBI llegaron a casa de Robinson. Al presentarle las pruebas en su contra, también le dijeron que Bauer había ganado mucho más en el supuesto delito que él y Kluger.

Robinson aceptó ayudar a recaudar pruebas contra sus amigos y el 17 de marzo comenzó a grabar sus llamadas telefónicas, consiguiendo que ambos se incriminaran.

Los fiscales han recomendado una sentencia de hasta 87 meses de prisión para Robinson.
Fuente: The Wall Street Journal, 22/04/11.

Inside information

febrero 18, 2011

De amigo inseparable a informante del gobierno: una historia de fraude y traición en Wall Street

Por Steve Eder, Michael Rothfeld y Jenny Strasburg

Donald Longueuil y Noah Freeman eran como hermanos. Trabajaban juntos como gestores de dinero en el fondo de cobertura SAC Capital Advisors. Patinaban y salían de vacaciones juntos. Y, dicen los fiscales, usaban indebidamente información privilegiada, también juntos.

Los dos hombres se ayudaron siempre entre sí, dicen los amigos, en momentos difíciles – incluyendo un romance fallido- y en otros buenos. Longueuil fue el padrino de boda de Freeman en 2009 y éste iba a devolver el favor este mes cuando el primero contrajera matrimonio.

Sin embargo, en vez de apoyarlo Freeman entregó a su amigo a las autoridades.

Freeman, de 35 años, traicionó a su amigo grabando secretamente sus conversaciones para el gobierno durante una fase crucial en una extensa investigación de tres años de duración que las autoridades dicen podría eclipsar en alcance cualquier otro caso previo de uso indebido de información privilegiada.

Luego de que el propio Freeman fuera descubierto operando con información privilegiada, aceptó grabar secretamente a Longueuil, de 34 años. Lo atrapó diciendo que había destruido los discos de su computadora con pinzas y arrojado los trozos en camiones de basura por todo Nueva York, dicen los fiscales. Las grabaciones generaron cargos por obstrucción de la justicia contra Longueuil. Los investigadores dicen que los discos tenían evidencia de sus operaciones ilegales con información privilegiada.

El lazo roto entre los dos hombres muestra cómo la investigación del gobierno está intentando dividir los cerrados círculos de operadores que comparten información ilegal sobre inversiones, aducen los investigadores, en un ambiente donde la amistad es clave.

Los dos operadores, junto con un tercer hombre acusado la semana pasada, Samir Barai, formaban un “triángulo de confianza”, dijo el fiscal de Manhattan, Preet Bharara, en una conferencia de prensa, compartiendo información de múltiples fuentes entre sí.

Los abogados de Barai, Longueuil y Freeman se abstuvieron de hacer comentarios. SAC, la firma de fondos de cobertura, no ha sido acusada de ningún delito; un portavoz dijo que está “indignada” y que está cooperando con las autoridades.

Entrevistas con alrededor de tres decenas de amigos, parientes, colegas y compañeros de equipo, así información sobre sus registros deportivos, fotos, transcripciones y demandas civiles y criminales presentadas en una corte federal de Nueva York, revelan la profundidad de la relación entre ellos y cómo sus lazos fueron rotos por la investigación del caso de uso indebido de información privilegiada.

Los lazos entre Longueuil y Freeman eran particularmente profundos. Se conocieron por su interés en el patinaje sobre hielo, y ambos compitieron con el Bay State Speedskatin Club del estado de Massachusetts. También esquiaron juntos en los estados de Utah y New Hampshire, dicen sus amigos.

Las mujeres de sus vidas- la novia de Longueuil, P. Mackenzie Mudgett y la esposa de Freeman, Hannah England- también eran amigas, con una historia compartida que se remontaba a cuando integraron el equipo de remo la universidad de Princeton.

Luego de graduarse en la Universidad de Harvard, Freeman trabajó como consultor, entrando al mundo de los fondos de cobertura de Boston en 2001 como analista del negocio de tecnología.

Longueuil se graduó de la Universidad Northeastern y, como su intento de ingresar al equipo olímpico de 2002 en Salt Lake City no tuvo éxito, comenzó a granjearse una reputación como analista del mercado de las comunicaciones inalámbricas.

Fue más o menos en esa época que ambos se conocieron. Durante los siguientes años, los dos hombres estrecharon su relación, manteniéndose en contacto cuando Longueuil se mudó a Connecticut en 2004 para trabajar para Empire Capital, un fondo de cobertura en el que Freeman lo ayudó a conseguir un empleo, dicen personas cercanas a ellos.

Cuando la primera novia de Freeman rompió su compromiso, y su corazón, Longueuil lo ayudó a recuperarse, contó una persona conocedora de la situación.

Freeman confió luego a compañeros de trabajo que no podría haber sobrellevado la situación sin Longueuil. “Necesitaba a Don para que me sacara de la cama esta mañana”, dijo en un momento, contó una fuente.

En 2006 Freeman comenzó a salir con England. Las actividades sociales de ambas parejas frecuentemente giraban alrededor de los deportes. England y Freeman competían en triatlones juntos, Longueuil y Mudgett lo hacían en el mismo equipo de ciclismo en Nueva York.

En ese período, Freeman y Longueuil- junto con el tercer hombre, Barai, que en ese momento trabajaba para la división de fondos de cobertura Tribeca Global Management de Citigroup, comenzaron a compartir información privilegiada y a llevar a cabo operaciones con ella, según demandas criminales y civiles presentadas la semana pasada.

Freeman y Longueuil continuaron usando ilegalmente información privilegiada en 2008, dicen los fiscales, luego de incorporarse a SAC Capital.

Freeman lo hacía desde su oficina en Boston y Longueuil trabajaba en Nueva York para la división Intrinsic de SAC CR.

Mientras tanto, Barai, de 39 años, dejó Tribeca cuando cerró y comenzó con su propio fondo de cobertura. Una de sus primeras contrataciones fue un analista que, según la demanda criminal de la semana pasada, lo terminaría incriminando: Jason Pflaum. Los dos hombres se conocían a través de lazos comunes en Wall Street.

El lanzamiento de Barai Capital Management creó un vínculo entre Barai y Pflaum, dicen personas que los conocen a ambos, ya que la pequeña firma tenía pocos empleados involucrados en las decisiones de inversión.

Barai también presentó a Pflaum contactos de los cuales esperaba obtener información privilegiada, incluyendo algunos que supuestamente utilizó cuando estaba en Citigroup.

Una portavoz de Citigroup dijo que esta firma está cooperando con la investigación.

Pflaum escuchó conferencias telefónicas durante las cuales uno de los contactos, una contratista tecnológica de California llamada Winifred Jiau, supuestamente le dio a Barai y Freeman información sobre el fabricante de semiconductores Marvell Technology Group Ltd, de acuerdo con las demandas presentadas la semana pasada.

El gobierno acusó en diciembre a Jiau del delito de proveer información privilegiada sobre empresas que cotizan en bolsa a gestores de fondos de cobertura.

Los abogados de Pflaum y Jiau no quisieron hacer comentarios.

No hay indicios de que Marvell tuviera conocimiento de los supuestos delitos. La compañía dijo que está cooperando con las autoridades.

En mayo de 2008, Freeman transmitió información que no debía ser pública respecto a las ganancias trimestrales de Marvell de Jiau a Longueuil, dijeron los fiscales en documentos presentados ante la corte.

Las autoridades federales dijeron que la firma de Barai ganó US$820.000 con la información y que la firma de Longueuil obtuvo una rentabilidad de US$1,1 millones.

Además de participar en conferencias telefónicas con Freeman, personas que conocen a Barai dicen que cenó con Longueuil en Nueva York prácticamente una vez por mes, compartiendo pasta y vino en un restaurante de bajo perfil en Manhattan mientras discutían ideas sobre inversiones en compañías de alta tecnología, de acuerdo con una persona que los conoce.

Las vidas de estos hombres parecían estar avanzando por la misma trayectoria, marcada por el éxito en sus carreras y sus vidas personales.

Barai fue objeto de un artículo en una publicación del sector de los fondos de cobertura en la que se destacó que superó la adversidad vinculada con su sordera de nacimiento. Longueuil compró un condominio de 120 metros cuadrados, que le costó U$S1,7 millones en el décimo piso de un costoso edificio en el East Side de Manhattan, y Mudgett se mudó con él, de acuerdo con registros inmobiliarios y electorales.

Y Freeman obtuvo un contrato garantizado de SAC a 2 años, por U$S2 millones a los que sumaban el 20% de las ganancias generadas por su portafolio, dijeron fuentes cercanas al asunto.

Se detuvo en el medio de una media carrera Iron Man y levantó una pancarta en la que le preguntaba England si quería casarse con él, de acuerdo con un artículo que detallaba sus logros atléticos.

England no respondió a las solicitudes de comentarios.

Freeman y Longueuil también mostraban un lado fuertemente competitivo, dicen personas que los conocen a ambos.

Miembros de “Team Pyscho” (Equipo Loco), un equipo de triatlón con el que practicaba Freeman, rechazaron la posibilidad de que se convirtiese en miembro porque no siempre apoyaba a otros con lo que el club describe como un “psycho karma” positivo, de acuerdo con un integrante del club.

Longueuil se ocupa mucho de su salud y mantenía una dieta estricta, y se quejaba repetidamente sobre los inquilinos que fumaban en el balcón del piso debajo de su apartamento, de acuerdo con fuentes al tanto.

A comienzos de 2008, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y fiscales de Manhattan también comenzaron a investigar a Primary Global Research LLC, una empresa de “red de expertos”, o sea una compañía que organiza conversaciones entre empresas de inversión y empleados de compañías que cotizan en bolsa que trabajan por su cuenta como consultores.

Los fiscales dicen que Barai estuvo utilizando a Primary Global para obtener información sobre inversiones de esta manera.

Cinco consultores de Primary Global y tres empleados han sido acusados en el caso presentado por el gobierno. La compañía, que no ha sido acusada de algún delito, no quiso hacer comentarios.

Como parte de la investigación, los investigadores han obtenido grabaciones de los teléfonos conectados a Primary Global y sus consultores, incluyendo un empleado de Advanced Micro Devices Inc (AMD), una compañía de semiconductores.

Pflaum recibió información privilegiada sobre AMD del empleado en 2008 y 2009, de acuerdo con fiscales. AMD, que no ha sido acusada de algún delito, no quiso hacer comentarios.

A fines del año pasado, Pflaum se declaró culpable de fraude con valores y conspiración.

En agosto de 2009, Freeman e England se casaron en una ceremonia en Southport, estado de Maine. Longueuil, con un blazer azul, corbata celeste y bermudas de color khaki combinadas con la indumentaria del novio, se paró detrás de Freeman, sonriendo mientras la novia avanzaba. La fiesta, muestran las fotos del evento, incluyó una cena en la casa de la madre de Freeman y una carrera para los atletas que habían concurrido.

Unos pocos meses después, Longueuil y Mudgett celebraron su propio compromiso en resort de esquí en Vail, muestran fotos del viaje. Longueuil le pidió a Freeman que estuviera a su lado en la boda, planeada para el 26 de febrero de este año.

Pronto sus mundos comenzaron a derrumbarse. Freeman y Longueuil fueron despedidos por SAC- Freeman en enero de 2010 y Longueuil en junio de 2010- “por bajo desempeño”, de acuerdo con un portavoz. En la segunda mitad del año pasado, los fiscales y el FBI estaban acelerando su investigación sobre el uso indebido de información privilegiada.

El FBI y el fiscal federal de Manhattan no quisieron hacer comentarios.

El empleado de Barai, Pflaum,- al que el FBI se había acercado y que comenzó a colaborar con las autoridades- entregó a la agencia en noviembre archivos de computadora de su laptop y de su desktop en la empresa, así como grabaciones de audio que su jefe supuestamente había hecho con Jiau, de acuerdo con una demanda criminal y personas conocedoras del tema.

Unos pocos días después, al caer la tarde del 19 de noviembre, The Wall Street Journal informó que los fiscales federales estaban llevando a cabo una amplia investigación sobre el uso indebido de información privilegiada que se centraba en Primary Global, entre otras.

De acuerdo con la demanda criminal de la semana pasada, esa parece haber sido la primera vez que Barai se enteró de la investigación. Envió a Pflaum un mensaje desde su BlackBerry en el que decía que había leído el artículo 10 veces, y le decía que borrase sus mensajes de BlackBerry, de acuerdo con la demanda.

Orientado por los investigadores, Pflaum abrió la mañana siguiente la puerta para que su jefe potencialmente se incriminase a sí mismo, escribiendo: “Hey. Los borré. No dormí tan bien la noche pasada. ¿Qué más piensas que debo hacer?”.

“Ve a la oficina”, respondió Barai, de acuerdo con una trascripción de la demanda del gobierno. “Destruye todo lo que puedas”.

Pflaum hizo más preguntas. “¿A quién más le hablamos… que pudieran interrogar?”, le escribió a Barai, refiriéndose a los consultores de Primary Global.

Luego de que Pflaum mencionase al empleado de AMD, Barai escribió: “Seguramente (yo) borraría sus notas”.

“Pienso que ya las borré”, respondió Pflaum.

“Bien”, dijo Barai.

Un día después, Barai dijo a Pflaum que dejara su laptop con el portero de su apartamento para que él pudiera recogerla y realizar “un borrado profundo” de sus contenidos, de acuerdo con la demanda del gobierno de la semana pasada.

Barai tomó la computadora y nunca la devolvió. Pero para entonces el FBI ya había visto sus contenidos.

Al día siguiente, el 22 de noviembre, su fondo de cobertura fue allanado por el FBI. Luego fue acusado de fraude con valores y obstrucción de la justicia.

Mientras tanto, Longueuil había entrado en pánico luego de leer el artículo del Journal, dicen los fiscales. Utilizando dos pares de pinzas, destruyó los discos duros en los que el gobierno dice que mantenía información privilegiada, de acuerdo con la demanda de la semana pasada.

A las dos de la mañana, unas pocas horas después de que fuera publicado el artículo, Longueuil dejó su apartamento de Nueva York con otra persona, de acuerdo con la demanda contra él. Caminó veinte cuadras y arrojó los trozos retorcidos de los discos de computadora en cuatro camiones diferentes de basura, de acuerdo con la demanda.

La persona que lo acompañó era su novia, Mudgett, dijeron personas cercanas a la situación.

“Los hechos de la semana pasada han sido personalmente devastadores para mí y mi familia”, dijo Mudgett en una declaración emitida a través de su abogada, Suzanne Jaffe Bloom, una socia de Dewey &LeBoeuf LLP. Mudgett no ha sido acusada de ningún delito.

Freeman, como Pflaum, aceptó cooperar con la investigación. A fines de diciembre, Freeman fue provisto por el FBI con un aparato de grabación escondido y visitó a Longueuil en su apartamento.

Durante la reunión, el lunes 20 de diciembre, Freeman intentó al menos cuatro veces que su amigo admitiese que operaba con información privilegiada, de acuerdo con las transcripciones. “¿Ambos lo hicimos, no es cierto?”, preguntó Freeman, de acuerdo con las transcripciones.

“Sí”, dijo Longueuil.

Freeman luego preguntó a Longueuil si “podría haber un problema” si Jiau describía al FBI la información que les había dado, dice la demanda del gobierno.

Longueuil respondió: ” supongo, ¿pero tienen pruebas de que ella nos la dio?”.

Los investigadores dicen que las declaraciones de Longueuil en la grabación son evidencia suficiente para acusarlo de obstrucción de la justicia.

El 7 de febrero, Freeman se declaró culpable de fraude con valores y conspiración. Al día siguiente, las autoridades detuvieron a Longueuil en su apartamento de Manhattan alrededor de las 5.30 de la mañana.

En la audiencia de Freeman, los investigadores y un juez dijeron que podría viajar en los próximos meses a Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses, donde planea asistir a triatlones con su esposa, incluyendo la misma carrera en St Croix donde Freeman le propuso matrimonio hace tres años.

Mientras hacía esos planes, Longueuil y Mudgett cambiaron los suyos . Dijeron la semana pasada que estaban postergando su boda.

Fuente: The Wall Street Journal, 18/02/11.

Inside information

diciembre 18, 2010

Estados Unidos presenta cargos contra cinco personas por supuesto uso de información financiera privilegiada

 

Las autoridades en Estados Unidos anunciaron el jueves cargos en contra de cinco personas en relación a la supuesta negociación de valores con información privilegiada, un caso que forma parte de una pesquisa de tres años que ha sacudido al mundo financiero.

Los acusados son cuatro consultores y un empleado de Primary Global Research LLC, una firma de Mountain View, California, en conexión con el supuesto traspaso ilegal de información confidencial.

Tres consultores y el empleado de la firma experta en redes fueron arrestados el jueves por la mañana.

Las pesquisas civiles y penales, informadas en noviembre por The Wall Street Journal y que las autoridades dicen podrían eclipsar el efecto en la industria financiera de otras investigaciones anteriores, examinan si múltiples redes que negociaron activos sobre la base de información privilegiada obtuvieron ganancias de decenas de millones de dólares.

Las investigaciones podrían exponer una cultura en el mercado financiero estadounidense donde persiste la negociación con el uso indebido de información privilegiada. La pesquisa incluye el descubrimiento de nuevas formas en las que la información que no es pública se pasa a operadores a través de expertos con lazos en sectores y empresas específicas, dijeron autoridades federales en noviembre.

Un punto de la investigación penal se enfoca en si la información privilegiada fue entregada por analistas y consultores independientes que trabajan para empresas que suministran servicios de “redes de expertos” a fondos de cobertura y fondos de inversión. Estas compañías programan llamadas y reuniones entre operadores que buscan una ventaja para invertir y ejecutivos actuales y anteriores de cientos de compañías.

Entre las “redes de expertos” cuyos consultores están siendo investigados está Primary Global Research, una firma que conecta a expertos con inversionistas que buscan información sobre el sector de la tecnología y de salud, entre otros

Fuente: The Wall Street Journal, 16/12/10.

“National Western Life Insurance Company (NWLI)” Marty Whitman e Insiders son optimistas sobre esta acción

octubre 13, 2011

National Western Life Insurance Company (NWLI)” Marty Whitman e Insiders son optimistas sobre esta acción

Por Insider Monkey

 

Martin Whitman es director fundador y Co-Director de Inversiones de Third Avenue Management, que tiene aproximadamente cinco mil millones de dólares de activos bajo gestión. Las Empresas de gestión de activos dedican importantes recursos a la investigación de acciones. A veces, incluso cruzan la línea para tratar de obtener material de información no pública antes de invertir. Otras veces tienen una ventaja porque conocen sus empresas e industrias seleccionadas mejor que casi todos los demás inversores. Creemos que mediante la imitación de la selección de acciones de los inversores más inteligentes del mundo, los inversores tienen más probabilidades de ganarle al mercado en el largo plazo. (leer más: http://www.insidermonkey.com/blog/2011/10/13/marty-whitman-and-insiders-are-bullish-about-these-stocks/#more-6775 )
Fuente: Insider Monkey, 13/10/11.

——————————————-

 

Más información:

NWL-Annual-Report-2008
NWL-Annual-Report-2009
NWL-Financial-Highlights-2010-09-30
NWL-2010-3Q-Results
NWL-Annual-Report-2010
Análisis-de-Compañía-de-Seguros-NWL-v-2010-12

 

 

——————————————-

 

National Western Life Insurance Company (NWLI)’ Marty Whitman and Insiders Are Bullish About These Stocks

By Insider Monkey

 

Martin Whitman is the founder, Co-Chief Investment Officer, and Portfolio Manager of the Third Avenue Management, which has nearly $5 billion assets under management. Asset Management firms devote significant resources to researching stocks. They sometimes even cross the line to try to obtain material non-public information before investing. Additionally, corporate insiders have material non-public information and they sometimes trade based on such information. Other times they have an edge because they know their companies and industries better than almost all other investors. We believe that by imitating the stock picks of these smartest investors in the world, investors are more likely to beat the market in the long term. (more… http://www.insidermonkey.com/blog/2011/10/13/marty-whitman-and-insiders-are-bullish-about-these-stocks/#more-6775 )
Posted at October 13th, 2011

 

Ex-Barclays Director Faces Prison for Tipping Plumber Friend

julio 13, 2016

Ex-Barclays Director Faces Prison for Tipping Plumber Friend

Plumber made $76,000 from illegal trades, government says McClatchey admits taking cash in exchange for merger tips.

By Bob Van Voris.

inside informationA former Barclays Plc director admitted he tipped a plumber friend about expected merger deals in exchange for cash. The government claimed he also had his bathroom renovated for free.

Steven McClatchey, 58, pleaded guilty Tuesday after prosecutors said he passed information that Gary Pusey used to make 11 illegal trades in companies including Questcor Pharmaceuticals Inc., PetSmart Inc., Emulex Corp. and Omnicare Inc. Pusey, who has pleaded guilty, made $76,000 on the trades, prosecutors said.

McClatchey on Tuesday admitted passing the tips and agreed he got cash from his friend — but he drew the line at the bathroom renovations.

“That’s a little in question,” McClatchey said when asked by U.S. District Judge Katherine Polk Failla in Manhattan whether he received any professional services in return for the tips.

McClatchey and Pusey met several years ago at the Yachtsmen’s Cove marina in Freeport, New York, where they had identical fishing boats that they kept in adjacent slips, according to the Securities and Exchange Commission, which is suing both men. The two became close friends, spending most Saturdays at the marina or, in cold weather, playing pool and watching sports in McClatchey’s renovated garage. In exchange for tips, Pusey gave McClatchey thousands of dollars in cash, which the plumber placed in a gym bag that McClatchey brought to a marina or handed over in McClatchey’s garage, prosecutors said.

The scheme ran from March 2014 to August 2015, prosecutors said.

McClatchey pleaded guilty to conspiracy and securities fraud. He’s scheduled to be sentenced Oct. 25. Under federal guidelines, which aren’t binding on the judge, McClatchey may receive a sentence of 10 to 16 months in prison.

McClatchey worked in Barclays’ investment-banking division and reported directly to the company’s global head of mergers and acquisitions, according to the SEC. He was responsible for putting together a weekly presentation to keep executives abreast of potential mergers involving bank clients.

McClatchey’s lawyer, Steven Kartagener, declined to comment after the hearing.

Pusey pleaded guilty on May 27 to conspiracy and fraud charges. He’s cooperating with prosecutors, hoping to get leniency at sentencing.

The case is U.S. v. McClatchey, 16-mag-03433, U.S. District Court, Southern District of New York (Manhattan).

Source: bloomberg.com, July 12, 2016.

.

.

Asian-Americans: an essential life insurance marketing demographic

septiembre 8, 2016

Asian-Americans: an essential life insurance marketing demographic

As this population grows, so does its buying power.

Agents and advisors looking to serve Asian-American clients would do well to take a tailored, culturally attuned approach. (photo: iStock)

Agents and advisors looking to serve Asian-American clients would do well to take a tailored, culturally attuned approach.

USAIf you’re aiming to expand your presence in certain markets, you could do worse than to direct the lion’s share of your attention to an often overlooked group: Asian-Americans.

Estimated at nearly 20 million, this broad and culturally diverse community — one embracing populations from more than 40 countries and who speak dozens of languages — is impressive by almost any measure.

Just name one benchmark: Household income? Financial assets? Home ownership? Children sent off to college? Asian-Americans surpass (sometimes by a wide margin) statistics for the general U.S. population.

To boot, their numbers and financial clout are growing. That translates into more dollars available to spend on protection products, solutions that Asian-Americans have not, despite a mounting need, adopted as widely as their U.S. peers.

These are among the findings of a 2016 survey by Prudential Financial, “Asian-American Financial Experience.” The focus of an August 25 media briefing hosted by Prudential at the Asia Society in New York City, the study delves into financial challenges the community shares with the larger U.S. population, from funding a secure retirement to managing expenses. Conducted by Harris poll in June, the survey authors polled 2,597 Americans (ages 25-70), about 2,100 of whom self-identify as Asian-Americans.

Agents and advisors looking to serve this community, the survey’s authors stress, would do well to take a tailored, culturally attuned approach to prospecting, planning engagements and client servicing.

“Our survey results show that the need to for a nuanced, culturally acute roadmap to helping Asian-Americans realize their financial goals has never been greater,” the report states. “Companies that take the time to understand and connect with them will be among those best positioned to serve them.”

Best positioned, to be sure, if the connecting happens at the appropriate level, for the Asian-American community is hardly monolithic. The major subgroups — Chinese-, Japanese-, Philipino-, Indian-, Vietnamese- and Korean-Americans have “unique cultural experiences, traditions and histories” the report notes, that influence their financial preparedness, needs and outlook.

Cultural differences

Chinese-Americans, for example, tend to have “higher-than-average” education and asset levels, occupy more professional positions, are “self-described savers,” possess greater knowledge of “debt management and investing” and “own a greater diversity of financial products,” than their survey peers. Pilipino-Americans, in contrast, are more likely than their counterparts to carry higher credit card debt, be employed in “a mix of manual and professional careers,” and plan to work in retirement to supplement income.

The differences extend to financial savviness and access to information. Despite their comparative affluence, Chinese-Americans tend to not leverage the services of insurance and financial service professionals as much as other Asian-Americans.

“Chinese-Americans don’t get a lot of exposure to the information and solutions we offer,” says Hurong Lou, a Prudential advisor and panelist. “In contrast, Korean- and Indian-Americans get a lot more education about investments, insurance and managing risk. For different subgroups, the levels of financial information and education vary.”

More striking than the differences are the commonalities among the groups polled. These shared characteristics — a greater propensity to save for one’s golden years, invest in children’s college education and prepare for financial emergencies — sets Asian-Americans apart from the general population. Consider these survey findings:

    • Twenty-two percent of Asian-American parents surveyed say providing college tuition for their children is “highly important” to them, versus 14 percent of parents in the general population.
    • Twenty-five percent say taking care of family members is a priority, versus 15 percent of the general population.
    • Buying a home also is a top goal for 24 percent of Asian-Americans, versus 17 percent of the general population.
    • Asian-Americans surveyed have a median personal income of $62,000 and median household income of $87,000, versus $42,000 and $62,000, respectively, for the general population.
    • Asian-Americans estimate the value of their household financial assets, excluding their primary residence or a business, at $445,600, on average, compared with $385,500 for the general population. Seventeen percent of Asian-Americans — about one in every six — have at least $500,000 of equity in their homes, compared with 8 percent of the general population.

Differences relative to the general population extend also to financial support and caring for family members. As the report notes:

    • Fully a third of Asian-Americans identify themselves as caregivers for another person — typically a spouse, parent, other relative or special-needs child — compared with 21 percent of the general population surveyed.
    • Seventy percent of Asian-American caregivers say they pay some of the living expenses of the person they’re helping, including 31 percent who pay all those costs. By contrast, 57 percent of caregivers in the general population shoulder some of the living expenses of the person they’re helping, including 28 percent who pay all the costs.
    • Thirteen percent of Asian-Americans have parents or grandparents living with them, compared with 8 percent of the general population. And 20 percent of Asian-Americans provide financial assistance to relatives, versus only 6 percent of the general population.

“What is most striking to me is that Asian-Americans, as a group, provide more financial support to relatives by almost a three-fold multiple of the general population — that’s staggering,” said Srinivas Reddy, a panelist and senior vice president and head of full service investments, Prudential Retirement, at the media briefing. “That says a lot about this demographic segment and their financial priorities.”

(Srinivas is pictured here, to the right of Prudential’s Smriti Sinha. Photo credit: Vladimir Gitt, Prudential Financial. Click on image to enlarge.)

Added Smriti Sinha, vice president of strategy initiation and development for Prudential individual life insurance: “My personal family experience dovetails with that of the larger [Asian-American] population. Actions do reflect our priorities. The community is doing its best to make sure that the extended family is supported and cared for.”

 

Doing without financial assistance

Asian-Americans often are not cognizant of solutions and advice that might put their own finances on better footing. The report observes that fewer than 1 in 5 Asian-Americans (18 percent) work with a financial professional, compared with 26 percent of the general population.

Why the lower rate? Survey participants cite high fees, insufficient assets and a preference to “do it on my own” as reasons for sidestepping advisors. More so than the general population, Asian-Americans also responded that they “have never found someone I can trust.”

The Prudential panelists differed as to the factors underpinning this lack of trust. Moderator Betty Liu, an anchor at Bloomberg Television, cited age as a factor: Older Asian-Americans, she suggested, may be less inclined than digitally-savvy and more culturally assimilated millennials to engaging the services of a financial professional. (Liu is pictured below, first from right. Photo credit: Vladimir Gitt, Prudential Financial. Click on image to enlarge.)

Prudential’s Hurong Lou disagreed, arguing that cultural differences — more pronounced among first-generation immigrants than second- or third-generation Asian-Americans —account for the trust gap. As they become more Americanized, he said, they “let their guard down” making them more approachable.

The personal experiences of Lou (pictured here, first from left) align with the survey findings. Those who work with a financial professional are more likely to have been born in the U.S. (23 percent vs. 16 percent who were not) and to speak English (20 percent, versus 7 percent who do not).

Sinha cited still other factors, including Asian-Americans’ “risk appetite,” “access to financial information” and insurers’ varying levels of success in solving for the community’s financial needs through their “channel of choice.” For the millennial set, that means making online interactions more engaging and streamlined. Older Asian-Americans may, in contrast, prefer the personal touch, engaging with advisors through friends, family members or community organizations.

Prudential’s Lou did the last for one Filipino couple — and the effort paid off handsomely. Affluent doctors, the husband and wife were hesitant at first to work with Lou and his team, believing they could manage assets on their own.

But, said Lou, they “liked us enough” to ask the advisor team to join a Filipino-American association where they were active. Within two months, the couple had fully embraced the Prudential agents — so much so that they organized a party for the team’s benefit and recommended Lou & Co. to friends and family invited to attend.

The fact that Lou, a Chinese-American, was of a different ethnic background proved not to be a deterrent to establishing a trusting professional relationship with the couple. Sinha, responding to a question from Bloomberg’s Liu as to whether advisors need to “look like” the community they serve, echoed the point.

“I think this gets back to authenticity — connecting in a meaningful way with our clients and prospects,” said Sinha. “It can’t just be marketing spiel. True engagement happens over time.”

 

Lacking financial protection

More quality time with the community needs to happen, particularly when the topics of discussion are insurance and annuities. Though a greater percentage of Asian-Americans own stocks than does the general population (29 percent vs. 23 percent), they lag in ownership of protection products.

Fewer than 3 in 10 (28 percent) of Asian-Americans have purchased life insurance outside of work, as compared to 33 percent of the general population. Their adoption rates are similarly lower for:

    • Life insurance purchased outside a place of employment (27 percent vs. 30 percent)
    • Health insurance purchased outside a place of employment (15 percent vs. 19 percent)
    • Fixed and variable annuity ownership (6 percent vs. 9 percent); and
    • Disability income insurance purchased outside a place of employment (5 percent vs. 8 percent)

“For a community that cares so much about family members, the Asian-Americans population is, oddly, the least penetrated in terms of life insurance and protection solutions,” said Reddy. “That’s why it’s so essential to educate and build awareness about our products within the community.”

That community is rapidly growing. According to U.S. Census data, the Asian-American population increased to 6.6 percent in 2014 from 4.5 percent in 2000. Much of the rise is being fueled by first-generation immigrants who now account for a large majority (73 percent) of the demographic group’s nearly 20 million citizens, a number that’s expected to double by 2050.

As their ranks have increased, so has their buying power: up a whopping 180 percent between 2010 and 2014. The life insurance and financial services industry is betting that, in the years ahead, more of their disposable dollars will be allocated to protection products.

“The median net worth of Asian-Americans today is about $100,000 more than that of the general population,” said Prudential’s Reddy. “Given their unmet protection needs, they represent a huge market opportunity for our industry.”

See the charts beginning on next page for additional highlights from Prudential Financial’s “Asian-American Financial Experience” survey.

By a substantial margin, Asian American households tend to be concentrated in the East and the West, where wages (along with living expenses) tend to be higher than they are in the Midwest or the South. (Click on chart to enlarge.)

 

A higher percentage of Asian-Americans than non-Asian-Americans rate several family-related financial goals as very important: having enough life insurance to protect loved ones, helping to take care of parents or other family members, and buying a home and providing college tuition for children. (Click on chart to enlarge.)

 

Though they’re more likely than the general population to own individual stocks, Asian-Americans lag in ownership of some protection products, including life insurance, disability income insurance, fixed/variable annuities and health insurance. (Click on chart to enlarge.)

Not only do Asian-Americans consult a higher number of resources than the general population (5.8 average resources versus 4.1), they also demonstrate a higher propensity to consume information from fewer traditional sources, such as clubs, social media and faithbased resources. (Click on chart to enlarge.)

 

As this chart shows, Asian-Americans outstrip the general population in education levels, but mirror the broader U.S. public in terms of household composition and marital status. (Click on chart to enlarge.)

Source: lifehealthpro.com, Aug 31, 2016.

.

.

Dave Ramsey no entiende el Network Marketing

agosto 17, 2016

Otro nuevo error más del parlanchín Dave

Artículo en español:

Dave Ramsey no entiende el Network Marketing _ Por Eric Worre _ 2016

 

This week Eric Worre takes on Dave Ramsey… Recently during Dave’s radio show he had a woman call in regarding her opportunity in network marketing. Mr Ramsey’s response to this young lady’s questions were filled with misinformation about the profession and Eric Worre is here to set him straight on the truth about Network Marketing …

network marketingIn the radio show, Dave asks this young lady, “Are you sure this is your dream? Are you sure that this is the best entrepreneurial way for you? You know, these network marketers, they make it sound so easy, but it’s hard. It’s hard work… And do you realize that for the rest of your life you’re just going to be recruiting? And is that really what you want to do? Do you want your friends looking at you funny because these network marketers drive everybody crazy? And what about getting stuck with product?” Dave went on to pour cold water all over the hopes and dreams of this young woman, and pigeon holed the Network Marketing profession into his very limited understanding of what it is all about.

This lit a fire under Eric, and he had this to say in rebuttal to Dave Ramsey, and also to the young woman (or any person) looking for an entrepreneur based business or looking for opportunity …

As far as entrepreneurial options, network marketing is the most financially responsible of all choices. The average person in the United States that wants to start a traditional business, spends $65,000 into a business that they know nothing about most of the time, and 90% of those fail over the course of five years. But in network marketing your investment startup is typically $1,000 or less. Also most companies have a 90% buy back policy, so the investment risk on $1000 is now down to $100. Network marketing is the most risk-free when it comes to just the dollars.

Another firing point was Dave told her that “all you’re gonna be doing is recruiting.” Eric offers this advice on how to actually explain it: “All you do is you expand your network and you expand the productivity of that network.” Which, as Eric points out, is exactly the same business model that Dave has followed… he expanded his radio network, he expanded his financial advisor network, and all of those advisors in every state, all over the world are providing advice for Dave within his network, and then giving him a little piece of the pie. The wealthy people in this world build networks, look for networks, and then increases the productivity of those networks. Network marketing is no different. It’s the same.

Eric also continues to provide rebuttal to the “it’s hard” comment, and the “bothering your friends” mentality that Dave and some people might have about the profession. There is a lot of misinformation about the network marketing profession floating around, and Eric sets the record straight on what is real and what to expect.

In conclusion, Eric has this to say — network marketing is not perfect, but it is better if you have an entrepreneurial bone in your body, it’s better. And to Dave Ramsey if he is listening, “You come into my world and talk about network marketing like you know it – I’ve got to call you on it. Sorry, man. And I respect your work, but in this case, you’re off base.” And for the young lady on the radio show, or anyone who is in the profession: “I hope someday we meet and you tell me your story about how you crushed it inside of this network marketing business and you took all the doubters, including Mr. Dave Ramsey, and you proved them wrong.”

* * *

Link to Dave Ramsey radio show episode

* * *

Hear what iconic entrepreneur and billionaire Sir Richard Branson has to say about the potential and future of network marketing … Click here to get access to watch this exclusive interview with Richard Branson and Eric Worre!

Source: networkmarketingpro.com, Aug 17, 2016.

.

.

Página siguiente »