¿Está llegando a su final el auge del oro?

junio 30, 2011

¿Está llegando a su final el auge del oro?

Por Sarah Morgan

 

Para muchos inversionistas, el oro ha sido un bote salvavidas, que mantuvo sus portafolios y sus sueños de jubilación a flote cuando todas las demás inversiones parecían llenas de plomo. Pero luego de tocar su mínimo en cinco semanas el lunes, ¿el oro ya no es la salvación que muchos preveían?

Luego de 10 años de aumentos escalonados, los precios del oro han pisado los frenos repentinamente. El metal amarillo cayó más de US$50 desde fines de la semana pasada, y ahora se ubica alrededor de los US$1.500 la onza troy. Eso marca el fin de una década sin precedentes que elevó los portafolios —o al menos minimizó las pérdidas— para quienes compraron oro en 2001 cuando estaba a poco más de US$272. Quienes invirtieron en el popular fondo que cotiza en bolsa de acciones de oro SPDR en su origen han logrado más que triplicar su dinero. Y durante un tiempo, la demanda parecía insaciable: el fondo SPDR creció todos los años desde que fue creado, y ahora tiene US$59.000 millones en activos, alrededor de 13 veces su tamaño en 2005.

Pero ahora los inversionistas están comenzando a preguntarse si este es un revés temporal o el fin de la era dorada. Los expertos están divididos. Rob Lutts, el director de inversión de Cabot Money Management, una firma estadounidense con US$500 millones en activos, afirma que el ascenso del oro podría continuar si los gobiernos mundiales que tienen problemas de deuda siguen esencialmente imprimiendo más dinero, lo que devalúa sus monedas y fortalece los motivos para comprar el metal precioso como refugio ante la inflación. Las grandes instituciones como fondos de pensiones que buscan proteger su poder de compra «podrían ser el catalizador de un mayor» aumento, sostiene. En cuanto al interés de los inversionistas en el oro, «creo que nos movemos de la aceptación al amor», señala Lutts.

Otros no están tan seguros. Mientras la caída del oro por debajo de los US$1.500 no activa ninguna alarma para los analistas técnicos, los números redondos como esos pueden ser importantes psicológicamente para los corredores, indica Rodney Johnson, presidente de HS Dent. Además, en las últimas semanas, los precios del oro se han estado operando según un patrón de «consolidación» que sugiere que el impulso del activo está comenzando a desacelerarse, señala Johnson. «Si usted invertía por la fortaleza del cambio de precio, eso se acabó», afirma. Es más, dice Johnson, el fin del programa de alivio cuantitativo de la Reserva Federal de EE.UU. esta semana, sumado a la posibilidad de ganancias corporativas más débiles, podría debilitar significativamente los motivos para poseer oro y otros commodities como refugios contra la inflación, ya que el riesgo macroeconómico podría virar hacia la deflación.

Por supuesto, lleva más de una semana determinar una tendencia de largo plazo, señalan los expertos. El oro podría recuperarse pronto. Al menos, la caída debería servir como recordatorio de que el oro es una jugada riesgosa y especulativa en primer lugar, sostiene Mark Matson, el fundador y presidente ejecutivo de Matson Money, una firma de asesoría de inversión que maneja US$3.100 millones. A largo plazo, los retornos del oro no han sido tan sólidos como el reciente aumento podría hacerles creer a los inversionistas, afirma Matson. «Se toman períodos de tiempo cortos y se extrapola que el oro es una gran inversión porque tiene cinco años de ganancias; bueno, eso es ridículo», dice. «Los inversionistas estarían mejor si se alejan de él»
 

The Wall Street Journal, 30/06/11.
——————————————-
Más información sobre el oro:

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/07/soros-esta-vendiendo-su-oro-%c2%bfdeberia-usted-hacer-lo-mismo/

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/05/05/el-precio-del-oro/

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/04/26/la-plata-y-el-oro-en-alza/

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/04/22/en-momentos-de-incertidumbre-mundial-sube-el-oro/

 

La situación en Grecia

junio 30, 2011

El parlamento griego aprueba la implementación del plan de austeridad

Por Alkman Granitsas y Paul Hannon

 

ATENAS (EFE Dow Jones) — El parlamento de Grecia ha aprobado la legislación por la que se aplicará el importante plan de austeridad a cinco años por 28.400 millones de euros, un día después de que en la disputada votación en el parlamento se diera el visto bueno a las líneas generales del plan.

Según el recuento de los votos hecho por Dow Jones Newswires, la medida se ha aprobado con el sí de al menos 151 diputados.

Esta victoria del primer ministro, George Papandreu, allana el camino para que los acreedores internacionales del país sigan adelante con sus planes de un nuevo paquete de rescate a Grecia para evitar la quiebra de la nación. Para los acreedores internacionales de Grecia –la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional–, tanto el plan de austeridad como de la legislación que permitirá su aplicación son condición previa para que Grecia reciba toda nueva ayuda.

La atención se centra ahora en el 3 de julio, cuando se celebrará la reunión de ministros de Finanzas de la eurozona con el fin de intentar elaborar un nuevo plan de rescate de Grecia. Este paquete podría incluir nuevos créditos de la UE y el FMI, además de acuerdos voluntarios de los bancos acreedores del país para ampliar los vencimientos de la deuda helena. Grecia acelerará su programa de venta de propiedades y otros activos estatales.
The Wall Street Journal, 30/06/11.
———————————————-

Los bancos alemanes acuerdan participar en el rescate griego

Por Patrick Mcgroarty

 

BERLÍN (EFE Dow Jones) — Los grandes bancos alemanes han aceptado participar en un nuevo programa de ayuda para Grecia aceptando mayores vencimientos en bonos valorados en unos 2.000 millones de euros que actualmente vencen en 2014, dijo el jueves el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble.

En declaraciones a los periodistas junto con el consejero delegado de Deutsche Bank AG, Josef Ackermann, Schaeuble señaló que el acuerdo también incluye otros 1.200 millones de euros en bonos con vencimiento en 2014 en manos de «bancos malos», o vehículos estatales creados durante la crisis financiera mundial para sacar de los balances de los bancos los activos con problemas.

En total, explicó que los bancos germanos tienen unos 10.000 millones de euros en bonos estatales griegos, pero cerca del 55% de ellos no vencen hasta después de 2020.

«La parte que vencerá en 2014 es relativamente limitada», dijo Schaeuble. «En total, hablamos de una suma en torno a 3.200 millones de euros», señaló.

Schaeuble dijo que el acuerdo, que se basa en una propuesta similar hecha en Francia, ayudaría a los ministros de Finanzas de la eurozona a determinar las líneas generales de un nuevo paquete de ayuda para Grecia. El llamado Eurogrupo se reúne el domingo en Bruselas.

Ackermann reconoció que los bancos y los gobiernos de la eurozona deben cooperar para lograr una «solución cuantificable y sostenible» para los persistentes problemas de deuda de Grecia.

«Estamos seguros de que hay que seguir ayudando a Grecia», indicó.
The Wall Street Journal, 30/06/11.
———————————————-

Por qué los alemanes no apoyan el rescate griego

junio 30, 2011

Choque de culturas: por qué los frugales alemanes no apoyan el rescate griego

Por Laura Stevens

 

BERLÍN — Para comprender mejor la incomodidad de los alemanes con su «obligación» de subsidiar a sus vecinos del sur de Europa, considere el caso del berlinés Niko Strogies.

El matemático de 28 años nunca ha pedido un préstamo, casi nunca usa su tarjeta de crédito y ahorra 10% de su sueldo cada mes. Hace poco compró un auto y lo pagó totalmente en efectivo.

«Nunca he comprado nada sin tener el dinero para eso», dice.

Su conducta, multiplicada por toda la población de Alemania, la mayor economía de Europa, ayuda a explicar los desequilibrios económicos que han fomentado la crisis de la eurozona.

Durante años, la renuencia a derrochar de los consumidores alemanes ha hecho que las compañías germanas dependan de las exportaciones para el crecimiento. Otras economías de la zona euro, entretanto, han tenido que vivir con exportaciones modestas a Alemania. Mientras tanto, el fuerte euro hace que sus productos sean menos competitivos fuera de la eurozona. Además, las bajas tasas de ahorro de los países débiles obligan a una dependencia de inversionistas extranjeros para financiar sus déficits.

Ahora, los frugales contribuyentes alemanes como Strogies han sido obligados a rescatar a otros países europeos donde tomar prestado ha sido una forma de vida. Es uno de los asuntos que está alimentando las tensiones dentro de la zona euro en momentos en que Francia y Alemania comienzan la delicada tarea de tratar de convencer a sus principales bancos de aceptar voluntariamente pérdidas en sus portafolios de deuda griega, país que enfrenta una falta de efectivo pese a que recibió un rescate el año pasado.

La cautela económica, profundamente arraigada en los alemanes, se origina en las ruinosas guerras y en la inflación del siglo pasado. Muchos de los alemanes de hoy son tan frugales como siempre, y ahorraron en promedio 11,5 % de sus ingresos en 2010, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Ese porcentaje se compara con una tasa de ahorro de 5,7% de Estados Unidos el año pasado.

En Irlanda, uno de los países de la zona euro que está recibiendo un rescate, la tasa de ahorro promedio el año pasado fue de 11%, cerca de la de Alemania, pero ese nivel solamente subió luego del shock de la crisis financiera global. Además, se registra luego de años de ahorros mucho más bajos. Mientras tanto, en Grecia, la población gastó 12% más de lo que ganó en 2008, el último año para el cual hay datos disponibles de la OCDE.

«Los alemanes, reacios al riesgo, están preocupados acerca de la conducta económica problemática de algunos de sus países vecinos», dice Thorsten Hennig-Thurau, profesor de la Universidad de Münster, quien estudia los hábitos de los consumidores. Eso, dice, explica la creciente nostalgia de muchos alemanes por su amada moneda antigua, el marco alemán.

Aunque hay algunas señales de que la mejoría en el mercado laboral alemán podría incrementar el gasto de los consumidores, los economistas dicen que los hogares alemanes no están por transformarse en los gastadores que impulsarían el crecimiento de Europa.

Los alemanes también invierten sus ahorros en forma conservadora, y prefieren los depósitos bancarios que ofrecen bajas tasas de interés a las inversiones que ofrecen más rendimiento pero son más riesgosas como las acciones.

Cuando Strogies y su novia, luego de tener un bebé el año pasado, decidieron comprarse un auto más grande, recurrieron a sus propios ahorros para comprarse un Nissan Primera usado por alrededor de 10.000 euros (US$14.200)

«Mis padres me enseñaron que solo puedes pagar con el dinero que tienes», dice. «Creo que eso está profundamente arraigado en la filosofía alemana».

Esa actitud es generalizada, y hace que Alemania sea un mercado difícil para las compañías de tarjetas de crédito.

«La palabra «crédito», en la mentalidad alemana, es negativa», dice Werner Decker, gerente para Alemania de American Express Co.

Una consecuencia de esa cultura: las tarjetas de débito son muchos más comunes en Alemania que las de crédito. La mayoría de los alemanes quieren una herramienta de pago, no una herramienta de crédito», dice Decker.

Los griegos han comenzado a sentir las consecuencias de sus arriesgadas decisiones de gasto en momentos en que la economía griega se tambalea en su peor recesión en más de 15 años.

«Desafortunadamente, nuestra membresía crece todos los días», dice Theodore Thanopoulos, director de un grupo que ayuda a los deudores griegos, la Asociación Panhelénica para la Protección de los Deudores de Bancos y Organizaciones Públicas.

En los últimos cinco años la cantidad de miembros de esta asociación se ha incrementando más de cuatro veces, llegando a 1,5 millones, o casi uno de cada cinco griegos adultos. Eso coincidió con el «boom» del crédito al consumo en Grecia, que llevó a un frenesí consumista cuando los griegos se abalanzaron sobre autos nuevos, casas nuevas y costosas vacaciones en el extranjero.

Ahora muchos griegos están teniendo que recortar sus gastos al mismo tiempo que su gobierno— que se comportó de manera similar— se ve forzado a recortar su enorme déficit fiscal, empujando a la economía a una profunda recesión.

Irlanda, España y Portugal también está sufriendo luego de años de juerga pagada con crédito.

Para aliviar el riesgo de desaceleración en las economías más débiles de la zona euro, dicen los economistas, los países solventes, encabezados por Alemania, necesitan gastar más para ayudar a impulsar las exportaciones de aquellas. Los líderes han pedido al gobierno alemán que impulse el gasto con recortes impositivos.

Pero muchos observadores dudan que eso vaya a dar resultado. Si el gobierno alemán empieza a gastar en estímulos económicos como hizo el de EE.UU, dice Decker, de American Express, «diría que 98% pondría su dinero directamente en sus cuentas de ahorro».
—Alkman Granitsas contribuyó con este artículo.
Fuente: The Wall Street Journal, 29/06/11.

El alivio griego podría ser de corta duración

junio 29, 2011

El alivio griego podría ser de corta duración

Por Richard Barley

 

Los mercados globales se acaban de salvar. Grecia ha votado «si» a más medidas de austeridad, allanando el camino para el desembolso de 12.000 millones de euros (US$17.000 millones) en préstamos de rescate y evitar una cesación de pagos.

A fin de cuentas, la aprobación del proyecto fue relativamente cómoda, con 155 legisladores a favor, incluyendo algunos que habían votado en contra previamente y 138 en contra. Sin embargo, los inversionistas aún no pueden respirar tranquilos. Grecia aún es una fuente de riesgo y la perspectiva global es poco esperanzadora.

Para Grecia, la concentración se desplazará a la implementación, para la cual se llevará a cabo otra votación el jueves. Mientras tanto, el plan francés para extender el vencimiento de la deuda griega es casi una solución estilo Brady para Grecia y aún requiere la aprobación de las firmas de calificación de deuda. Las subsiguientes negociaciones con los gobiernos de la euro zona y el Fondo Monetario Internacional probablemente no serán fáciles. Eso podría significar una escasez tanto de reformas y financiamiento griego.

Al mismo tiempo hay una gran cantidad de evidencia que muestra que la economía global está perdiendo velocidad. La manufactura china está al borde de estancarse, según el índice de Gerentes de Compra de HSBC, incluso el motor de la economía alemana ha bajado sus revoluciones. El sur de Europa está arrastrándose detrás de ellos.

En muchos países en desarrollo, la política fiscal está siendo restringida para reparar sus presupuestos y en muchas economías emergentes las tasas de interés están subiendo para contener a la inflación. El segundo programa de compra de bonos de la Reserva Federal de Estados Unidos, conocido como la relajación cuantitativa, está entrando en su etapa final, potencialmente retirando el apoyo a los activos riesgosos en momentos en que el suministro de bonos del Tesoro se incrementa. El mercado ahora espera que la política de la Fed se mantenga en su lugar hasta bien entrado 2012. El banco de Inglaterra ha sugerido que podría extender su relajamiento cuantitativo.

Sin embargo, en comparación con el fin del primer trimestre, cuando las perspectivas para la economía global eran más optimistas, muchos de los precios de los activos han aguantado el temporal. El índice S&P 500 apenas ha caído 1,9% y el Euro Stoxx 600 ha caído 3,5%. Los diferenciales de bonos corporativos en EE.UU. y Europa apenas están un poco más amplios.

Las señales más obvias de tensión provenientes de la crisis griega podrían reducirse. El franco suizo podría caer frente al euro; los seguros bonos alemanes, estadounidenses y británicos deberían subir y los diferenciales de rendimiento de los bonos españoles e italianos deberían contraerse.

Pero hasta que los inversionistas estén seguros que la desaceleración del crecimiento es apenas un bache en el camino en vez de algo más siniestro, los activos riesgosos podrían tener problemas para obtener ganancias.
Fuente: The Wall Street Journal, 29/06/11.
——————————————————–

Grecia aprueba el plan de austeridad

Por Alkman Granitsas

 

ATENAS (EFE Dow Jones) — El Parlamento griego ha aprobado el polémico plan de austeridad a cinco años que el país prometió acometer a sus acreedores internacionales.

La medida fue apoyada por 155 diputados, mientras que 138 votaron en contra y siete se abstuvieron de votar, dijo el presidente del Parlamento griego.

Aunque los socialistas ganaron en la votación, hubo una defección entre sus filas, de un diputado que fue inmediatamente expulsado del partido. Por otra parte, un miembro del partido de oposición Nueva Democracia votó en línea con los socialistas.

La aprobación de un paquete de recorte de gastos por 28.400 millones de euros y nuevos impuestos fue una de las condiciones para recibir una nueva ronda de rescate para evitar la quiebra de Grecia.

Este resultado supone un alivio para el primer ministro Yorgos Papandreu, que ha tenido que trabajar duro para asegurarse de que los diputados más dudosos de su partido votaban a favor de la medida.

«Tenemos que hacer lo necesario para evitar el colapso del país», dijo Papandreu justo antes de la votación.

Indicó que el fracaso del plan llevaría al país a quedarse sin dinero. Además, advirtió de que no habría un «plan B» en caso de no aprobarse las medidas y de que Grecia sería «vendida» por sus acreedores internacionales.

Grecia se enfrentará a una nueva prueba el jueves, cuando el Parlamento llevará a cabo una votación exhaustiva de la legislación que implementará las medidas de austeridad y un paquete de privatizaciones por 50.000 millones de euros, lo que se espera que sea una mera formalidad.
Fuente: The Wall Street Journal, 29/06/11.
——————————————————–

 

El acuerdo extrajudicial de J.P. Morgan y la SEC

junio 29, 2011

El problema de credibilidad de Jamie Dimon

Por David Weidner

 

Cuando se trata de elegir a uno de los banqueros más capaces de comunicar el mensaje del sector a Washington, Jamie Dimon se ha convertido en el emisario favorito de Wall Street. Está libre de los antecedentes que tienen sus homólogos.

Este mes, fue Dimon quien contradijo públicamente al presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, acerca de reglamentaciones bancarias que Dimon sostuvo eran demasiado onerosas.

«Tengo un gran temor de que alguien escribirá un libro en el que diga que las cosas que hicimos en la crisis demorarán la recuperación», dijo Dimon. Las palabras surtieron efecto. Muchos parecían coincidir y no era simplemente la élite del sector bancario.

El argumento de Dimon de que demasiada intervención gubernamental perjudicará la economía se ajustaba bien al discurso de que fue un error de Washington, no de Wall Street, el que causó la crisis financiera. Dimon no tiene un pensamiento conservador, pero su discurso reciente le ha ganado partidarios en la derecha y, por supuesto, ha recibido la bendición de los grandes nombres de las finanzas.

Es un papel natural para el presidente ejecutivo de J.P. Morgan Chase & Co. Dimon tiene la estatura, la influencia y un banco que no cometió los devastadores errores de sus rivales.

Hasta ahora.

El acuerdo extrajudicial de J.P. Morgan por 154 millones de dólares con la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC, por sus siglas en inglés) por presuntamente engañar a inversionistas de obligaciones de deuda colateralizada (CDO, por sus siglas en inglés) pone de relieve cómo incluso los bancos más honestos de Wall Street sucumbieron a la presión del sector para impulsar las ganancias por medio de prácticas cuestionables.

La pregunta ahora es en qué medida esta nueva revelación perjudicará a Dimon mientras lucha contra fuerzas políticas y regulatorias en Washington. ¿Pasará inadvertido o ignorado el acuerdo como una infracción única o privará a Dimon de su encanto?

Por medio de un portavoz, Dimon se negó a hacer comentarios. Pero cuando se trata del efecto del acuerdo sobre su influencia, la colocación presuntamente fraudulenta de los CDO debería dañar la reputación del banco y la de Dimon debido a la naturaleza consciente de las decisiones.

A medida que los inversionistas comenzaron a perder el entusiasmo por las CDO en 2007, muchos bancos como Citigroup Inc. y Merrill Lynch & Co. se vieron obligados a hacer una rebaja contable de sus activos hipotecarios.

No los pudieron mover.

En cambio, J.P. Morgan y Goldman Sachs Group Inc., siguieron promoviendo paquetes de basura a instancias de fondos de cobertura (hedge funds) como Magnetar Capital y Paulson & Co., incluso permitiendo a las firmas, como ha acusado la SEC, la posibilidad de estructurar tales acuerdos para que pudieran ganar con ellos. Los perdedores fueron fondos de pensión, hospitales e inversionistas regulares a través de fondos mutuos. Sus inversiones fueron prácticamente borradas. Por otra parte, Magnetar, el fondo de cobertura que ayudó a escoger la cartera, hizo una apuesta en contra por un valor nominal de US$600 millones, con la ayuda de J.P. Morgan.

En un mensaje electrónico particularmente revelador, un empleado bancario que trataba de impulsar el malhadado acuerdo, escribió «Estamos tan embarazados con este acuerdo que necesitamos una carretilla para movernos… Programemos la cesárea, ¡por favor!»

Estos banqueros bien pueden haber estado al tanto de que Squared, el trato en cuestión, costaría a los inversionistas —incluso el banco—, pero no está fuera de consideración de que Squared y negocios como ese fueron líderes de pérdidas. Cementaron relaciones con fondos como Magnetar. Ello trajo más negocios y mayores comisiones que con frecuencia compensaban las pérdidas que pueden haber generado los CDO en cuestión.

Debería señalarse que J.P. Morgan encara hasta US$30.000 millones en demandas de inversionistas, reguladores y otras entidades por acuerdos similares. Se calcula que la mitad de ello se debe a tratos suscritos por Bear Stearns Cos., la cual J.P. Morgan adquirió en marzo de 2008.

Que J.P. Morgan sea responsable de la otra mitad da una mala imagen de Dimon, quien famosamente defendió el modelo de supermercado financiero de J.P. Morgan contra los de Bank of America Corp. y Citigroup Inc. aduciendo que, «no es el modelo, es la gerencia».

En el caso de CDO estructurados por fondos de cobertura que apuestan a la baja, es tanto el modelo y la gerencia. Si Dimon quiere tomar crédito por los segmentos del negocio a los que les fue bien —el fuerte departamento de crédito de J.P. Morgan, por mencionar uno— también debe asumir la responsabilidad por los errores.

Pero no son solo los CDO los que socavan a Dimon. El banco ha sido acusado de una multitud de pecados de crisis financiera, incluso documentación de ejecución hipotecaria con «firma robot» y ejecuciones hipotecarias de casas de militares activos.

«J.P. Morgan ha cometido varios errores en los últimos años», dijo Erik Oja, analista de S&P Equity Group. Estos «probablemente han socavado la capacidad de Dimon de influir en la regulación y la promulgación de leyes».

Ya es suficientemente malo que Dimon está defendiendo públicamente un sector cuyos errores son visibles. Peor es que la institución de la cual es responsable realizó prácticas presuntamente fraudulentas. Es el insulto supremo al público y a los inversionistas que la compañía esté tratando de insinuar anónimamente que la compañía perdió dinero en el negocio por el cual firmó el acuerdo extrajudicial con la SEC y que por ende no tenía incentivos para engañar a los inversionistas.

El temor de Dimon de que alguien, algún día escriba un libro sobre la regulación de Wall Street puede estar justificado. Después de todo, las estanterías de libros están repletos de autopistas de la crisis financiera, desde «Too Big to Fail» a «Aftershock» y «A Colossal Failure of Common Sense».

Esos libros dicen la otra parte de la ecuación: la de una economía que fue arruinada por la falta de salvaguardas.

Fuente: The Wall Street Journal, 28/06/11.

Más información sobre casos de Conflictos de Intereses en el mundo financiero:
https://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/27/la-crisis-y-los-fraudes-financieros/

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/06/sino-forest-un-cuento-chino/

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/02/del-petroleo-al-oro-%c2%bfson-los-especuladores-los-culpables-del-exceso-de-volatilidad/

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/05/29/conflictos-de-intereses-goldman-sachs-y-abacus-2007/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

———————————–

Otro caso:

Raymond James to pony up $300M to buy back ARS

B-D agrees to settlement with states, SEC over auction-rate securities; to pay $1.7M fine

By Bruce Kelly

 

As part of a settlement with eight states and the Securities and Exchange Commission, Raymond James Financial Inc. will buy back $300 million in auction-rate securities from clients and pay a fine of $1.7 million.

Advertisement

The states in charge of the settlement are Florida and Texas. Other states involved were Indiana, Missouri, New York, North Carolina, Pennsylvania and South Carolina.

Raymond James has 30 days to extend an offer to repurchase the securities, and the offer must be open for 75 days after that initial bid.

Raymond James’ registered representatives and financial advisers told their customers that ARS were “cash equivalents” and “highly liquid” short-term investments that sported a higher yield than money market accounts, according to the consent order for the dispute.

Raymond James has been dealing with the ARS mess since the winter of 2008, when the market froze for billions of dollars of the securities, leaving institutional and retail clients locked into large cash positions. In August 2008, Raymond James said it was subject to investigations by regulators regarding the ARS sold be its registered reps to clients, who owned about $1.3 billion in paper at that time.

Since then, the firm has been unwinding its position, but the issue of buying back ARS has been a thorn in the side of the brokerage for some time. In March 2009, the firm’s chairman and former chief executive, Tom James, said it was possible that Raymond James could sue an issuer of the securities, Pacific Investment Management Co. LLC, if it failed to buy back the securities from clients.

“These [issuing firms] are going to refinance; otherwise, as I’ve told them, ‘We’re going to sue you guys,’” Mr. James said at the time. “‘You don’t understand. We distributed for you guys, and you haven’t lived up to your obligations.’”

Raymond James, which neither admitted to or denied the allegations, noted that it was fined by the states, not the SEC.

“Raymond James leadership worked diligently to facilitate redemptions by the issuers of ARS,” the firm said in a statement. “Client holdings at the firm were reduced from approximately $2.1 billion in February 2008 to $280 million this month.”

“I am pleased we are able to resolve this issue and provide liquidity to clients who continue to hold ARS in their portfolios,” said CEO Paul Reilly.

The $300 million buyback seems a large sum for Raymond James to pay, considering in May the B-D noted that «any action by a regulatory authority to compel us to repurchase the outstanding ARS held by our clients would likely be vigorously contested by us.”

What’s more, rival Morgan Keegan & Co. Inc. yesterday won a major court victory stemming from its sales of ARS. A federal judge in Atlanta on Tuesday rejected SEC claims that the brokerage, a unit of Regions Financial Corp., misled investors about $2.2 billion in ARS.

In announcing the summary judgment, U.S. District Court Judge William S. Duffey Jr. said “failure to predict the market does not amount to securities fraud.”
Source: Investment News, 30/06/11.

El peso de las deudas sobre la economía global

junio 28, 2011

El excesivo endeudamiento complica la recuperación global

Por Tom Lauricella

 

Dentro de unos días, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) pondrá fin a uno de sus principales programas para reactivar la economía. El esfuerzo, no obstante, ha hecho poco para resolver el problema original: las personas y el gobierno siguen gravemente endeudados.

La incapacidad de los gobiernos y las familias en todo el mundo para reducir su deuda sigue ensombreciendo el panorama de las economías occidentales y la salud financiera de las personas. Las deudas hipotecarias y de tarjetas de crédito de los estadounidenses, por ejemplo, son más altas ahora que hace cinco años, lo que coincide con un deterioro del déficit fiscal del país. Al mismo tiempo, los gobiernos europeos se han visto obligados a concederle miles de millones de euros adicionales en ayuda a Grecia para mantenerla a flote.

Es probable que los coletazos se sientan durante años, en la forma de un crecimiento desigual, una mayor intervención de los gobiernos en los mercados (como la decisión de la semana pasada de los países consumidores de petróleo de liberar más crudo) y frecuentes vaivenes en los mercados financieros.

Círculo vicioso

El problema fundamental es que para revertir la tendencia a acumular deuda se necesita una combinación de recortes de gastos, mayores ingresos o un repunte de la economía, e inflación. Sin embargo, los salarios se han estancado y los precios de las viviendas, el origen de buena parte del problema de deuda en EE.UU. y otros países desarrollados, siguen cayendo.

Mientras tanto, en un círculo vicioso, las empresas no están contratando ni invirtiendo porque saben que los consumidores ya agotaron sus recursos. Los bancos, por su parte, están acumulando efectivo y son conservadores con los nuevos préstamos.

A diferencia de lo que suele ocurrir después de recesiones típicas, limitarse a bajar las tasas de interés no ha sido suficiente para volver a la senda del crecimiento, dicen los economistas. Los esfuerzos de los bancos centrales impulsaron los mercados financieros en el corto plazo —haciendo subir los precios de las acciones y bajando significativamente las tasas de interés— pero no han logrado que los consumidores y los gobiernos reduzcan sus deudas.

Más bien ha ocurrido todo lo contrario. El menor costo de los préstamos ha permitido que individuos y gobiernos demoren la adopción de medidas para cambiar la forma de gastar y ahorrar.

Dadas las dificultades para pagar las deudas, «hay que hacerse a la idea de que a los mercados les va a llevar mucho tiempo ajustarse y que la economía tardará en volver a tener una base sólida», dice Tom Luster, director de investigación sobre bonos con grado de inversión en Eaton Vance Investment Managers.

Carmen Reinhart, investigadora del Instituto Peterson de Economía Internacional, ha dicho que la experiencia de crisis financieras pasadas sugiere que la eliminación de las deudas toma en promedio siete años, y que los niveles de endeudamiento no se reducen significativamente hasta tres años después de una crisis.

Reinhart estudió 15 crisis financieras posteriores a la Segunda Guerra Mundial y encontró que en siete de ellas hubo una recaída en la recesión. Según la investigadora, la actual debilidad económica evidencia una característica del paisaje post-crisis financiera a la que inversionistas y empresas deben acostumbrarse: «La capacidad de absorber shocks que en condiciones normales se podían resistir… es mucho más limitada», sostiene.

Desde el segundo semestre de 2008, ha habido repetidos intentos de bancos centrales y gobiernos de amortiguar el impacto del proceso de reducción de deudas. En EE.UU., estas iniciativas incluyeron la primera ronda de la llamada relajación cuantitativa, programa en el que la Fed esencialmente se dedicó a imprimir dinero a través de la compra de más de US$1 billón (millón de millones) en valores respaldados por hipotecas. Ha habido múltiples rondas de estímulo por parte del gobierno federal. El Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra también recurrieron a programas de flexibilización cuantitativa.

Panorama sombrío

Esta semana, la Fed pone punto final a su segunda ronda de relajación cuantitativa, conocida como QE2, que inyectó US$600.000 millones en los mercados financieros desde fines del año pasado. Desde agosto de 2008, la Fed ha inundado los mercados con casi US$2 billones.

Sin embargo, los consumidores de EE.UU tienen una deuda 37% más alta por tarjetas de crédito, compras de autos y otras responsabilidades no hipotecarias que hace diez años, sin ajustar a la inflación, de acuerdo con la Fed. Eso es 6% menor que el máximo de US$2,6 billones que registró en septiembre de 2008, pero la mayor parte de ese declive ocurrió en los primeros doce meses. En el último año, el crédito a los consumidores ha estado esencialmente invariable en alrededor de US$2,4 billones.

Las cifras son especialmente descorazonadoras cuando se analizan las deudas hipotecarias. Casi 23% de las deudas hipotecarias superan el valor de las viviendas que las originaron, de acuerdo con datos de J.P. Morgan Chase. Mientras tanto, hay todavía más deudas hipotecarias pendientes que hace cinco años, aproximadamente US$9,9 billones, según la Fed. El resultado es que a los consumidores les resulta más difícil conseguir líneas de crédito o vender sus casas.

Bombear dinero al sistema financiero «no elimina la necesidad de que el sector privado también se sanee», observa Dominic Wilson, economista jefe para mercados globales del banco de inversión Goldman Sachs Group Inc. «Seguimos enfrentando los vientos en contra de una economía que pasa apuros para levantarse sin estímulos».

En el frente fiscal, las perspectivas están empeorando. La relación deuda-Producto Interno Bruto en EE.UU. llegará a 100% este año, superando el 62% de 2007, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El centro neurálgico de Europa también está viendo cómo empeoran sus cuentas. Se espera que la relación entre la deuda y el PIB en Alemania llegue a 80% este año, por encima de 65% en 2008. En Francia, ascenderá a 88%, por encima del 64% de 2008, según el FMI.

Fuerte contraste

La Oficina de Presupuesto del Congreso de EE.UU. pronosticó la semana pasada que el volumen de la deuda soberana llegará a su máximo en relación al tamaño de la economía desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Este entorno marca un fuerte contraste con la denominada «Gran Moderación» de fines de la década de los 80 y los 90 cuando los ciclos de alzas y bajas eran menos pronunciados. Esa capacidad de resistencia «tenía mucho que ver con una mayor facilidad para acceder a los mercados de crédito», señala Jason DeSena Trennert, estratega jefe de inversión en Strategas Research Partners. «Sin los beneficios de ese colchón, la volatilidad del crecimiento económico será mayor», advierte.

El desequilibrado desempeño económico se traduce en frecuentes cambios de ánimo muy pronunciados en los mercados. Wilson, de Goldman Sachs, dice que eso es más evidente en los mercados de bonos a corto plazo.
Fuente: The Wall Street Journal, 27/06/11.

No todo lo que toca John Paulson se convierte en oro

junio 27, 2011

No todo lo que toca John Paulson se convierte en oro

Por Gregory Zuckerman

 

El hombre de los US$5.000 millones no puede tener descanso.

John Paulson, el prominente gestor de fondos de cobertura que el año pasado ganó US$5.000 millones con sus inversiones, registró nuevas pérdidas en dos fondos clave de Paulson & Co., grupo que maneja US$38.000 millones.

El fondo Advantage Plus, de US$9.000 millones, perdió alrededor del 15% en lo que va del mes, hasta el 17 de junio, cayendo 20,9% para el año, de acuerdo con un inversionista al tanto del rendimiento.

Mientras tanto, el fondo de Paulson Enhanced Partners, que hasta hace poco atravesaba una racha ganadora, ha perdido más del 8% también en lo que va del mes, hasta el 17 de junio, llevando el crecimiento a apenas un 2% para este año. Ambos fondos perdieron cerca de 1,5 puntos porcentuales en la semana finalizada el 17 de junio.

Las pérdidas representan un revés para la fortuna de Paulson, quien en 2007 y 2008 había obtenido US$20.000 millones en ganancias apostando contra las hipotecas de baja calidad y acciones financieras. A pesar de los sólidos pero no espectaculares rendimientos de Advantage Plus el año pasado, del 17%, Paulson ganó US$5.000 millones para sí mismo en 2010 gracias a las comisiones de los fondos de cobertura y a las apuestas ganadoras en inversiones como el oro.

Este año, Paulson ha sido golpeado en parte por los grandes descensos de sus acciones financieras, como Citigroup y Bank of America, cuyas acciones han bajado un 16% y 19% respectivamente. Los fondos de cobertura también han sufrido cerca de US$500 millones en pérdidas en sus inversiones en la empresa forestal china Sino-Forest Corp., según fuentes cercanas al tema. El precio de la acción de Sino-Forest ha caído un 80% desde fines de mayo, en medio de acusaciones por contabilidad cuestionable, algo que la empresa ha negado.

El lunes pasado, Paulson & Co. informó que había vendido sus acciones de Sino-Forest «debido a la incertidumbre» sobre «la información pública y el estado financiero» de la empresa. Es posible que el momento escogido por Paulson para las ventas no haya sido el ideal. Sino-Forest subió 51% el miércoles, cerrando a 3 dólares canadienses en la Bolsa de Valores de Toronto.

Incluso una de las inversiones estrella de Paulson, como el oro, ha enfrentado obstáculos recientemente.

Pese a que se ha beneficiado con esa gran apuesta, hasta abril su fondo de cobertura dedicado al oro había subido 7,7% en el año, de acuerdo con un inversionista. Paulson ha dicho a los inversionistas que él puso una buena porción de su propio dinero en el fondo del oro, al igual que en otros de sus fondos con distintas clases de oro.

Pero el fondo del oro cayó en mayo, de acuerdo con un inversionista, cerró el mes con un aumento de menos de 2% para el año. Y en lo que va de este mes, algunas de las grandes firmas de inversión en acciones de mineras de oro se hallan en dificultades, incluyendo a Anglogold Ashanti Ltd. y Gold Fields.

Paulson & Co., por ejemplo, mantiene más de 41 millones de ADR de AngloGold Ashanti, una minera de oro sudafricana, de acuerdo con su información pública más reciente, del 31 de marzo. A principios de mayo, la inversión de AngloGold –uno de los mayores de la cartera de Paulson– tenía un valor de mercado de US$2.100 millones. De acuerdo con los precios de cierre del miércoles, la inversión perdió desde entonces US$317 millones de su valor.

Los precios de las acciones de otras dos significativas inversiones de Paulson en minería, Gold Fields y Centerra Gold, cayeron 17% y 10% respectivamente en lo que va de junio, incluyendo una baja de 6,3% de Gold Fields el jueves y un modesto repunte de Centerra en el día.

Al parecer, no todo lo que Paulson toca se convierte en oro.
Fuente: The Wall Street Journal, 27/06/11.

Más información: https://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/06/sino-forest-un-cuento-chino/

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/05/29/conflictos-de-intereses-goldman-sachs-y-abacus-2007/

 

John Paulson, presidente de Paulson & Co. Inc.

La Crisis y los Fraudes financieros

junio 27, 2011

Despues de la crisis financiera ¿habrá justicia?

Por Carlos Fasciolo

Evitar un nuevo carnaval financiero en Estados Unidos requiere de una legislación mas estricta en materia de controles y auditorias de entidades y un cambio en la cultura política de la población, tanto en la dirigencia política y económica como en el apoyo popular.

 

Hace casi dos años el juez Denny Chin, juez de la Corte de Apelaciones de New York, dictaba una sentencia única, ejemplar e insólita: aplicaba 150 años de prisión a un condenado de 71. Bernard Madoff no saldrá vivo de la prisión de alta seguridad de Butner, North Carolina. Tampoco lo hizo para asistir al velatorio del hijo Mark, que se suicidó en diciembre 2010.

Pero, ¿resulta creíble que Madoff haya actuado solo o que nadie percibió su actividad delictiva, que no tuvo cómplices sobornados o actitudes complacientes de autoridades públicas y privadas, para consumar su estafa histórica?

Un nuevo capítulo acaba de conocerse hace poco tiempo, cuando Madoff confirmó que los bancos y los fondos de cobertura habrían actuado en complicidad y “tenían que saber” sobre el fraude a gran escala que se estaba llevando a cabo y además de demostrar una “ceguera voluntaria” frente a lo que estaba ocurriendo.

Mayores clarificaciones deberán seguir a estas. Las investigaciones que se realizan impulsadas por las víctimas de esa colosal estafa de decenas de miles de millones de dólares, ¡una cifra de once dígitos!, apuntan principalmente al JP Morgan Chase Co., HSBC Holding, UBS AG, entre otros, y también debería incluir a muchos funcionarios responsables del control y auditoría de las operaciones financieras que hicieron la vista gorda y flexibilizaron intencionalmente, hasta el absurdo, la escasa legislación al respecto. Concretamente, Madoff fue el principal responsable pero no el único.

Queda aun mucha justicia por administrar y también mucho más por legislar para establecer mecanismos efectivos de control y auditoría de las operaciones financieras que pongan límites al carnaval financiero, responsable también de la burbuja inmobiliaria de Estados Unidos que desencadenó una crisis financiera global.

Es sabido que no se puede dejar al lobo al cuidado del gallinero. No es posible permitir que las instituciones financieras tomen decisiones esperándose que sean responsables en su actuación y dejando a sus criterios el control interno del mercado. Sin embargo, así ocurrió y así lo reconoció el propio Alan Greenspan cuando expresó a fines de 2008 “mi fe en los bancos fue un error”.

Daño colaterales

El exceso del liberalismo económico, que fue un referente para buena parte del mundo, donde la innovación y la audacia superaban a las regulaciones, tuvo un efecto nefasto en la economía y en la vida de las personas durante las últimas décadas. En el caso concreto al que nos referimos, la expresión ¡uy, me equivoque!, la confesión o la disculpa, condenará a 53 millones de personas a incrementar la ya horrible y espantosa masa humana de mas de un mil millones que actualmente viven en la extrema pobreza en el mundo y contribuirá a la muerte de 1,2 millones de niños en los próximos cinco años, según un informe conjunto del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial (Informe de monitoreo global 2010: los objetivos del milenio tras la crisis).

La pregunta lógica y razonada que surge es ¿cuántos cientos o miles de años de condena correspondería aplicar a los culpables de este genocidio social y económico?, y ¿será que el juez de turno se limitará a aplicar un par de miles de años de condena a solo un personaje emblemático del macabro juego de la ruleta rusa en la cabeza ajena?

No resulta una tarea sencilla imponer mayores controles a las instituciones financieras, que encuentra una fuerte oposición en el Congreso tanto de uno como de otro partido mayoritario. De hecho, el mismo Madoff así lo denuncia en su declaración telefónica a la revista del New York Times del 28 de febrero diciendo “la nueva reforma de la reglamentación es un chiste». Los intentos de retornar a la política keynesiana, se ha debilitado con la nueva composición de los miembros de la Cámara de Representantes luego de las elecciones parlamentarias de noviembre pasado.

Lo que se busca, y ansiamos, es el necesario y urgente enfoque mas justo en las políticas de los gobiernos dominantes, que muestre una economía de rostro humano, un capitalismo responsable que sea más coherente entre las declamaciones y los hechos. En ese contexto, la dirigencia del país líder mundial tiene un rol y una responsabilidad trascendental. Es de esperar ahora se generen medidas que impulsen el desarrollo de la economía pero que, al mismo tiempo, impidan y castiguen la irresponsabilidad. Esas medidas requieren un cambio en la cultura política de la población estadounidense, tanto en la dirigencia política y económica como en el apoyo popular.
Fuente: Prensa Económica # 303, Abril 2011.

Más información: https://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/06/sino-forest-un-cuento-chino/

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/06/02/del-petroleo-al-oro-%c2%bfson-los-especuladores-los-culpables-del-exceso-de-volatilidad/

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/05/29/conflictos-de-intereses-goldman-sachs-y-abacus-2007/

La Argentina en la Lista Gris del Lavado de Dinero

junio 27, 2011

UIF, un ciclo que debe concluir

La sanción del GAFI por las falencias de la Argentina en la lucha contra el lavado confirma que su conducción debe renunciar

 

Con una dura medida para el Gobierno, que hizo lo imposible por evitarla o atenuarla, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que lucha contra el lavado de dinero, incluyó a la Argentina en la llamada Lista Gris, integrada por aquellos países con «deficiencias estratégicas», y emitió un comunicado en el que destacó los avances alcanzados, pero exigió que resolviera sin demoras, antes de octubre próximo, los problemas verificados en su sistema de prevención y lucha contra el lavado.

Fueron vanos los esfuerzos de la delegación argentina encabezada por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, por evitar lo que significa una grave sanción, pues figurar en el listado de países con deficiencias estratégicas equivale a la emisión de una alerta internacional sobre las falencias observadas en el sistema para luchar contra el blanqueo de dinero en el país evaluado.

El reconocimiento de los avances obtenidos, así como la sanción de una nueva ley contra el lavado, y el apoyo de algunos países latinoamericanos sólo son meros paliativos.

La sanción es otra señal, la más grave, de que urge remover a las autoridades de la Unidad de información Financiera (UIF), José Sbatella y Gabriel Cuomo, porque, además de la decisión adoptada por el GAFI, están los acontecimientos de pública trascendencia vinculados a la Fundación Madres de Plaza de Mayo y la decisión de dilatar y evitar la investigación de los reportes de operaciones sospechosas (ROS) elevados por el Banco Supervielle y el Banco de Santiago del Estero, respectivamente, a lo que debe sumarse la denuncia efectuada por las diputadas de la Coalición Cívica Elsa Quiroz y Maricel Etchecoin sobre las actividades del apoderado de la mencionada organización de derechos humanos.

En efecto, Sbatella y Cuomo deben concluir su ciclo, en el que completaron un lamentable desempeño, sólo destacable por haber puesto al organismo al servicio de los peores objetivos del gobierno kirchnerista. Tal accionar se materializó en la apertura de investigaciones con meros fines de persecución a empresarios y políticos adversarios del oficialismo.

En oportunidad de la designación de las autoridades, la publicidad sobre los antecedentes profesionales de ambos candidatos daba cuenta de su desconocimiento en la materia, al tiempo que exhibía una trayectoria vinculada a la CGT de Hugo Moyano y al Grupo Fénix, cuya afinidad al oficialismo está fuera de discusión. Destacados técnicos y especialistas alertaron sobre la necesidad de designar funcionarios idóneos e independientes que pudieran encarar un plan institucional para revertir el deterioro de la UIF y alejar la imposición de sanciones por parte del GAFI. Sin embargo, la realidad superó los peores pronósticos.

La gestión de Sbatella y Cuomo se caracterizó por «salir de pesca» contra empresarios y políticos opositores; las delegaciones internacionales concurrentes a congresos y seminarios sobre lavado se hicieron más numerosas y la actividad turística, más intensa. Un capítulo aparte merece el profundo desprecio por preservar los datos delicados de la vida personal de los ciudadanos, al igual que las designaciones de personal teñidas de ideología, en las que prevaleció la pertenencia a La Cámpora por sobre la formación técnica en materia de lavado, fraude fiscal, bancario o corrupción.

Sbatella presume de haber desarrollado en el último año una prolífica actividad, lo que en realidad encubre una cosmética actividad regulatoria, sanciones desmesuradas a los sujetos y publicitados operativos de inspección sobre entidades cuidadosamente elegidas.

Sin embargo, su relato se desmorona al soslayar sin justificación alguna la investigación de la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Dicha organización no sólo recibió cuantiosos fondos estatales destinados a la construcción de viviendas populares -y a la luz de los primeros indicios los habría malversado-, sino también donaciones del exterior transferidas para financiar actividades en defensa de los derechos humanos. La denuncia permaneció en poder de la UIF durante más de un año sin que fuera investigada.

Desde esta columna destacamos la importancia de que oficialismo y oposición hubieran logrado mantener un diálogo institucional en materia de lucha contra el lavado que facilitó la reforma del tipo penal evitando que la Argentina fuera calificada de «país no cooperante» en la materia, con las gravosas consecuencias que ello acarrearía.

La decisión política de evitar sanciones permitió la construcción del consenso parlamentario que exigió que el kirchnerismo aceptara la profesionalización de la UIF y resignara la facultad de querellar solicitada para su titular. Este último requerimiento perseguía alejar el uso político de dicha herramienta, la que quedaría reservada para el Ministerio Público. Al promulgar la ley el Poder Ejecutivo vetó el artículo y restableció la facultad demostrando con ello la imposibilidad del gobierno de Cristina Fernández de anudar y sostener mínimos acuerdos políticos sobre cuestiones de Estado.

Lo cierto es que la decisión del GAFI confirma lo que es bien sabido: el Gobierno no tiene voluntad de luchar contra el Lavado de Dinero.
Fuente: Editorial del diario La Nación, 27/06/11.

Lo barato sale caro cuando se calcula mal

junio 26, 2011

Lo barato sale caro cuando se calcula mal
Por Juan Carlos De Pablo

Las lámparas de bajo consumo utilizan muchos más y peores recursos que las lámparas inventadas por Edison», afirmó Federico A. Nazar en Carta de lectores de La Nación el 8 de junio pasado (ver abajo el texto completo), «porque son más caras, la mayor inversión no se recupera, utilizan más energía cuando se computan el proceso de fabricación y el de desecho, y encima contienen mercurio, un elemento altamente tóxico y volátil».

Para entender más sobre esta cuestión entrevisté al norteamericano Lester B. Lave (1939-2011), profesor en la Universidad Carnegie Mellon y pionero de los estudios sobre medio ambiente. A comienzos de la década de 1970, con ayuda de su alumno Eugene Seskin, utilizando técnicas estadísticas analizó el impacto de la polución del aire sobre el aumento de la tasa de mortalidad en las ciudades de Estados Unidos.

-Usted propuso analizar las alternativas según la evaluación del ciclo vital. ¿Cuál es la idea?

-Una muy simple, pero que con frecuencia se ignora. Que para evaluar alternativas hay que tener en cuenta todos los beneficios, pero también todos los costos.

-Deme un ejemplo.

-En la década de 1990, con Chris Hendrickson y Francis Mc Michael, analicé la adopción (por parte de California) de coches eléctricos que utilizarían baterías con ácido de plomo. Aplicando la técnica de la evaluación del ciclo vital, mostramos que el reciclado de las referidas baterías arrojaría más plomo al medio ambiente que si los autos quemaran gasolina.

-Usted está en contra del progreso.

-De ninguna manera. Estoy en contra de empeorar las cosas cuando, porque no se hace bien el análisis, se cree que se las está mejorando. Mi método de análisis en todo caso fuerza a que quien introduce un nuevo producto, o un nuevo proceso, no solamente haga más económico su uso, sino también el propio proceso de fabricación y la disposición del bien, una vez que finalizó su vida útil.

-Mientras lo escucho, pienso en las actividades mineras.

-Que generan enormes debates entre quienes se benefician por los servicios que demanda la actividad y aquellos que les prestan atención a los productos utilizados para extraer los minerales. Discusión que nunca se tiene que plantear como «blanco o negro» y que con frecuencia, lamentablemente, se vuelve tan pasional y politizada que los argumentos técnicos apenas si se escuchan.

-¿Es usted tan drástico en el caso de las lamparitas?

-No lo estudié, de modo que no puedo opinar en concreto. Pero el planteo realizado por Nazar es un caso nítido de la utilización de mi enfoque. Sería bueno que quienes están en condiciones técnicas de hacerlo revisen sus estimaciones y sus cálculos para ver si es cierto lo que dice. Y si es cierto, sería deseable que las autoridades tuvieran el coraje de dar marcha atrás con la prohibición que afecta a las lámparas «de alto consumo».

-Que decidan los consumidores.

-Pero en este caso tenemos que tener en cuenta que cada uno de nosotros, cuando tiene que comprar una lamparita, piensa en cuánto le cuesta y cuánto le dura cada una de las alternativas, y también cuánto consume de electricidad cada una de ellas.

-¿Y?

-Pero esto no es todo. Porque como en el caso de las estufas de cuarzo y las otras, cuando quien consume energía paga por ella una ínfima parte de lo que cuesta generarla, transmitirla y distribuirla, se inclinará por una alternativa que utilizará muchos recursos. Encima de lo cual, el costo del tratamiento de los desechos recae sobre la comunidad porque el costo para cada uno de nosotros termina cuando tira el producto a la basura.

-Ahora estoy confundido.

-No veo por qué. Todo lo que digo es que, como dice el refrán: «Lo barato sale caro», cuando tanto los consumidores como las autoridades no hacen bien las cuentas. Estamos ante de un caso en el cual cada uno de nosotros y las autoridades tienen que actuar en forma conjunta para que se elija la alternativa que verdaderamente utiliza menos y mejores recursos.

-Don Lester, muchas gracias.

Fuente: La Nación, 26/06/11.

Juan Carlos De Pablo
—————————————————–

 

 

 

Cartas de Lectores. La Nación, 08/06/11.

Lámparas

Señor Director:

«Además del efecto cancerígeno, es increíble que llamen de bajo consumo a focos que cuestan más de siete veces más que los comunes (incandescentes), no sólo porque a lo largo de su vida útil es imposible recuperar el mayor costo (análisis de valor presente neto), sino que si se mide la cantidad de energía empleada desde la obtención de materias primas hasta su disposición, el costo energético es varias veces superior a las bombitas comunes. También se omite que la vida útil es notoriamente inferior a la publicitada en un uso normal porque cada encendido la reduce.

«A esto se le suma que al contener mercurio, un elemento altamente tóxico y que también es volátil, con el tiempo la Argentina estaría importando toneladas de tóxico (más de 40 millones de foquitos por año), que no será tratado y que contaminará las napas, sin contar con accidentes dentro del hogar.

«La irracional prohibición totalitaria de la lámpara inventada por Edison tiene otro costado: el Gobierno y el Congreso han cerrado con una fábrica una fuente de trabajo genuina que exportaba millones de dólares, perjudicando la balanza comercial y dejado en la calle a cientos de trabajadores.

«Llama la atención que ni Greenpeace (promotor notorio de la prohibición), ni las asociaciones de consumidores (excepto la Liga de Amas de Casa), ni el sindicato, ni el Gobierno, ni congresistas han querido hacer algo respecto de estos reclamos. ¿Tanto nos cuesta reconocer el error?

«Pongo a disposición de quien quiera los datos científicos que avala esto. En nombre del pueblo argentino, solicitamos un levantamiento inmediato de la prohibición dictatorial.»

Prof. Federico A. Nazar
DNI 20.537.480
[email protected]

 

Página siguiente »