Lecciones de márketing de Clint Eastwood

marzo 11, 2017 · Imprimir este artículo

Lecciones de márketing de Eastwood o Hitchcock

Por Emelia ViañaMadrid.

A finales del año pasado llegaba al mercado 'Blue and...

A finales del año pasado llegaba al mercado ‘Blue and Lonesome’, el trabajo número veinticinco de The Rolling Stones y el primero en más de una década de la banda que cumple en abril 55 años. En él retomaban sus primeros días como grupo de blues y es esta vuelta a los orígenes lo que les convierte en un buen ejemplo de márketing. Para De Mora, “el grupo formado por Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ronnie Wood es el mejor ejemplo de que las teorías que dicen que el ciclo de vida de un producto es corto, están equivocadas.
.

Mitos de la música o el cine ofrecen destacadas lecciones de gestión y ventas

“La empresa es un organismo vivo, con vida propia, llena de emociones que hay que saber gestionar”. Esta frase, que pronunciaría cualquier experto en gestión empresarial, puede utilizarse también en el cine o la música. ¿Seguro? Se estarán preguntando muchos de ustedes. Pues sí. Cualquier grupo, que necesita una estrategia definida y un líder que sea capaz de ejecutarla, podría caber en esta definición.

“En la compra, el cerebro genera las mismas hormonas que cuandonos enamoramos”

“La mayoría de la gente ve el mundo de la empresa como algo muy alejado, aunque todos trabajamos en una. Hace años decidí que debíamos hacer más cercano este mundo y fue cuando pensé que hay muchos ejemplos de la vida cotidiana que pueden explicar el funcionamiento de una empresa”, reconoce Enrique de Mora, gurú del management, que pone ejemplos de la música o el cine para explicar algunos fenómenos.

“The Rolling Stones demuestra que cuando se tiene clara una estrategia, se sabe lo que se quiere desde los orígenes y se es capaz de adaptarse a las necesidades y los gustos del consumidor, se alcanza el éxito. El concierto en La Habana, el primero de rock en la isla, demostró que son los únicos capaces de unir pasado y presente sobre un escenario”.

Salvador López, autor del libro Rockvolución empresarial, cree que “las organizaciones pueden aprender mucho de las bandas de rock, porque el mundo de la música ha sabido combinar muchas habilidades humanas, muchos talentos más allá de lo musical y, al hacerlo, ha generado enormes fortunas y riqueza”.

El cambio

clint eastwoodLa trayectoria de Clint Eastwood podría valer para explicar precisamente otro aspecto muy usado en el mundo de la empresa. El cambio. Esta palabra mágica, que se ve en el seno de muchas compañías como amenaza y como oportunidad, es una de las que mejor define al estadounidense.

Lectura recomendada:  Estrategia de precios caros

“Eastwood, un actor errático, que parecía que no tenía mucho registro y que triunfó en el estilo spaghetti western, supo darle la vuelta a su carrera y convertirse en un profesional polifacético. Hoy es uno de los mejores directores, productores y actores de Hollywood y es precisamente gracias al sentido de la libertad que tiene. Hace lo que quiere, controla cada momento de su carrera, pero por otra parte siente la necesidad de controlar cada cosa que pasa a su alrededor. No en el sentido fiscalizador de la palabra, sino casi como un valor moral”, señala De Mora, que valora el “todoterrenismo del que hace gala porque toca muchas teclas”.

Eastwood es un ejemplo de que el cambio es una oportunidad. Es actor (empleado), director (directivo) y productor (empresario) y lo es precisamente por el sentido de la libertad que tiene.
.

De Mora, que ha escrito junto a Sara Villegas, el libro Seduce y venderás, cree que la mejor herramienta de márketing es la seducción. Para atreverse a seducir, este experto en gestión, aconseja, parafraseando a Carla Bruni cuando abandonó la moda para dedicarse a la música, que “el fracaso sería no intentarlo”.

Alfred Hitchcock, que también estuvo rodeado de polémica, demuestra que cuando se apela a las emociones se tiene éxito.
.

Para cualquier empresa, el cliente debería ser “el centro del universo empresarial y si sabes seducirlo, te querrá durante mucho tiempo”. Aprender a hacerlo es lo más complicado. Un buen ejemplo de márketing es BMW y su lema Te gusta conducir, un mensaje que apela a las emociones y no a las características del coche.

“En las decisiones de compra y en la fidelidad a un producto o una marca, el cerebro genera los mismos neurotransmisores, hormonas y componentes químicos que cuando nos enamoramos”, asegura De Mora, que estudió Biología. “Apple, Coca-Cola, Google o Harley Davidson son marcas que enamoran. Es su éxito”.

Pero ¿cómo conseguía enamorarnos Alfred Hitchcock? “El director decía que de un buen guión puede salir una buena o una mala película porque no se supiera ejecutar, pero de un mal guión no se puede hacer una buena cinta. La estrategia es el pilar fundamental de una empresa, pero muchas no tienen una definida. Es desde ahí desde donde Hitchcock consiguió entusiasmarnos”.

Fuente: expansion.com


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Promocione su negocio con el marketing digital

.

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.