¿Qué pasa con los bancos en Europa?

julio 11, 2016 · Imprimir este artículo

Hacia una gran crisis bancaria en Europa

Por Miguel Ángel Boggiano.

senal-de-alertaEuropa está en una encrucijada profunda: se acordó una regla estricta para rescates de bancos, que ahora en caso de cumplirla, podría llevar a muchos bancos a la quiebra.  ¿En qué consiste esta regla?

La regla es de sentido común y justa. Indica que si un banco tiene un problema, los accionistas, acreedores y depositantes del banco son forzados a asumir el costo de rescatar al banco. Con este esquema, los accionistas pierden una parte del valor de sus acciones, los acreedores pierden una parte de la deuda que le prestaron al banco y los depositantes pierden una parte del dinero que depositaron en el banco.

De esta forma, el rescate se produce “desde adentro del banco” y no a través de un préstamo extraordinario del estado, en el cual todos los contribuyentes se hacen cargo con sus impuestos de las malas decisiones o la mala fortuna del banco. Se dice entonces que ahora el rescate es un bail-in  y no un bail-out. Esto evita también que el banco corra riesgos desmedidos a sabiendas de que eventualmente será rescatado por el estado (problema de moral hazard).

Todos los bancos europeos atraviesan un mal momento por la tasa de interés negativa fijada por el Banco Central Europeo. Los bancos ganan por la diferencia entre la tasa a la que prestan y la tasa a la que pueden tomar prestado, y la actual situación implica menos ingresos y menos rentabilidad. A raíz de esto, hay dos grandes problemas: el riesgo crediticio que tiene asumido el Deutsche Bank y la alta proporción de préstamos incobrables que tiene el sistema financiero italiano.

A los mercados financieros no les ha gustado esta regla que impone que “cada banco se haga cargo de sus actos”. Esto queda a la vista por el pésimo comportamiento de las acciones de los principales bancos europeos. El índice general de bancos europeos (Euro Stoxx Bank Index) está un 31% abajo en lo que va del año.

Captura de pantalla 2016-07-10 a las 10.22.40 p.m.

.

El Fondo Monetario Internacional advirtió que el Deutsche Bank es el banco que más riesgo está imponiendo al sistema financiero internacional, seguido del HSBC y Credit Suisse. Como si esto no fuera poco, el banco reprobó el test de solvencia de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Las acciones del Deutsche Bank cayeron un 48% en lo que va del año y están en el mínimo de los últimos 30 años. Es muy probable que la acción sea retirada del principal índice de acciones europea, el STOXX 50 Index, lo cual impondrá otra oleada de ventas:

Lectura recomendada:  Brexit: The Movie

Captura de pantalla 2016-07-10 a las 10.21.19 p.m.

El sistema financiero italiano tiene un total de 360 mil millones de euros en préstamos incobrables o de bajo recupero. De este total, 80 mil millones están en manos de Unicredit. Las acciones de Unicredit (el banco italiano más grande en términos de activos), están colapsando y acumulan una pérdida del 63% en lo que va del año:

Captura de pantalla 2016-07-10 a las 10.05.45 p.m.

.

Por último, la Banca Monte dei Paschi di Siena, el banco italiano más comprometido en estos momentos, lleva acumulada una pérdida del 77%:

Captura de pantalla 2016-07-10 a las 10.19.47 p.m.

.

El Brexit no hizo más que intensificar esta mala situación ya que se espera menor crecimiento y un período aún más prolongado de tasas de interés bajas o en terreno negativo.

El primer ministro italiano está presionando para que Alemania acepte torcer las reglas y permitir que el estado italiano aporte 40 mil millones de euros (de dinero de los contribuyentes) para ayudar a los bancos. Incluso se refirió a los problemas más graves que tiene el Deutsche Bank.

Sumando a la presión, el Economista Jefe del Deutsche Bank dijo que Europa necesitaría un rescate de 150 mil millones de euros (nuevamente, con el dinero de los contribuyentes).

Hasta el momento Alemania no ha dado el brazo a torcer. Incluso ha dicho que no hará nada por rescatar a un banco propio, el Bremer Landesbank. Cuando se supo la noticia, los bonos convertibles contingentes de este banco cayeron un 50%.

Conclusión:

Si Alemania y Bruselas no acceden a torcer las reglas, podríamos ver un colapso inminente. Si accedieran, lo más probable sería que dilataran lo inevitable. El camino más fácil indica que torcerán las reglas, aunque no queda claro cuánto tiempo ganen con ello.

Mientras tanto, el S&P500 parece vivir en otro planeta. A no dejarse engañar: el reality check será brutal.

Fuente: Carta Financiera, 10/07/16.

banner invertir en la incertidumbre

.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.