Las Burbujas Financieras

mayo 13, 2022

El peligro de las Burbujas

Por Gustavo Ibáñez Padilla.

Una burbuja especulativa, también llamada burbuja de mercado o burbuja financiera, es un fenómeno que se caracteriza por una subida anormal, exagerada y prolongada del precio de un activo, de forma que dicho precio se aleja cada vez más del valor real del producto.

Atención Inversor: ¡Cuidado con las Burbujas!

Burbuja: Situación en la cual la cotización de un activo es mucho mayor que su valor real. (Ejemplos de Burbujas: Bulbos de tulipán, 1634-1637; Compañía de los Mares del Sur, 1711; Inmobiliaria de Florida, 1923; Crack de 1929; Internet, 2000).

Manual de Economía Personal.

El esquema es siempre muy parecido, un atractivo relato que induce a invertir en algo novedoso que promete una ganancia extraordinaria. Aplica en este caso el refrán “Cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía.”

Ahora, en 2022 las criptomonedas vuelven a darle un baño de humildad al mercado especulativo. Recordemos siempre: «Ningún almuerzo es gratis.»

.


Luego de un baño de humildad…




* * * * *

Un ejemplo:

Viernes, 15 de julio de 2005, último día de cotización de las acciones de Terra, que dejan de cotizar como consecuencia de su fusión con Telefónica.

TerraEl portal de Internet Terra Networks se estrenó en la bolsa el 17 de noviembre de 1999. Ese día la compañía salió a la Bolsa y se colocó entre los inversores minoristas a un precio de 11,81 euros y subió hasta 37 euros al cierre, lo que representó una increíble suba de 213% en sólo un día. La cotización de las acciones alcanzó un máximo de 157 euros, registrado el 14 de febrero de 2000, y luego cayó a un nivel inferior al de su colocación en bolsa en tan sólo diez meses, lo que supuso la desaparición de los ahorros de miles de inversores.

Terra fue uno de los exponentes del fenómeno de las «puntocom» y la Burbuja Tecnológica, cuyo colapso bursátil desencadenó una grave crisis en los mercados financieros y el sector de las tecnologías y las telecomunicaciones.

burbujas bubblesTras tres años de vaivenes, finalmente, en mayo de 2003, Telefónica, que controlaba el 32% de Terra, lanzó una oferta pública de compra (OPA) por el 100% de la firma de Internet, por menos de la mitad del precio con el que la filial había debutado en Bolsa (menos de cinco euros por acción). Esto provocó el rechazo de gran parte de los pequeños accionistas porque Telefónica no ofreció el porcentaje deseado de al menos el 75% del precio de lanzamiento. Desde entonces, el proceso de absorción se convirtió en una batalla campal entre Telefónica y los accionistas minoritarios, que al día de hoy continúan acumulando demandas contra la gigante de la telefonía española.


La importancia del asesor financiero*

Para triunfar en la vida y en los negocios hay que rodearse de buenos asesores, capacitados en diferentes áreas. Consulte siempre con un experto antes de entrar en un negocio nuevo; a la experiencia conviene comprarla de segunda mano. En el campo financiero es donde más necesario resulta contar con el adecuado asesoramiento.

Busque un asesor que tenga suficiente objetividad. Esto resulta difícil, ya que, la mayoría trabaja cobrando comisiones sobre los productos o servicios que venden. Sin embargo, conversando e intercambiando ideas es posible tener noción de los conocimientos e independencia del potencial consultor.

Una vez que lo haya elegido formule adecuadamente sus preguntas, ya que los asesores tienden a recomendar lo que el cliente subconscientemente tiene pensado de antemano.

Tenga presente los intereses particulares del asesor, éstos pueden influir notablemente en sus consejos. Por ello es indispensable que amplíe usted lo más posible sus conocimientos sobre el mundo de las finanzas, a fin de poder evaluar las propuestas que le realicen.

Por último, considere siempre que su decisión es indelegable, es su responsabilidad dar la última palabra antes de tomar una decisión. Los asesores sólo aconsejan.

* Extraído de: Ibáñez Padilla, Gustavo. Manual de Economía Personal. Cómo potenciar sus ingresos e inversiones. Buenos Aires: Dunken, 2004. 4ta ed.

Fuente: Ediciones EP.

Artículo en PDF: El-peligro-de-las-Burbujas

.

En breve publicaremos un nuevo e-Book sobre las Burbujas Financieras, entérese consultando esta web.

— ¡Se ve bien nuevamente!

…..

¡Buscarlo con dedales, buscarlo con cuidado,
perseguirlo con tenedores y esperanza,
con acciones del ferrocarril amenazarlo
y hechizarlo con sonrisas y jabón…!

La caza del snark



.
.

Una historia de la especulación financiera

febrero 8, 2022

Lecturas Recomendadas. Reseña

Chancellor, Edward. Sálvese quien pueda. Una historia de la especulación financiera.

Editorial Granica, Buenos Aires, 2000, 444 páginas.

 

 

La especulación financiera, como nos recuerda el autor, es casi tan antigua como la historia misma, y hay un atractivo perverso en ver cómo, cada tantos años, se repiten los patrones de conducta frente a las perspectivas de grandes ganancias que luego se esfuman con la misma facilidad que aparecieron. Edward Chancellor, cuyos estudios de historia se combinan con la experiencia laboral en un banco de inversiones, reúne las cualidades para escribir una obra de esta naturaleza.

El trabajo aparece estructurado como una serie de estudios de casos, comenzando por la manía de los tulipanes en Holanda a mediados del siglo XVII. El foco de atención se dirige luego a Londres, donde se desarrolla un mercado de valores a fines de esa centuria, y al grandísimo fraude de la Compañía de la Mar del Sur. Un siglo más tarde se produce una nueva ola especulativa basada en los préstamos a las nuevas repúblicas hispanoamericanas y la organización de numerosas compañías mineras para explotar la riqueza de esos países. El quiebre de las compañías y el no pago de los créditos – Chile estuvo representado en ambos rubros, aunque sólo aparece en uno- fue el resultado de esta primera incursión del capitalismo bursátil en los mercados emergentes. Después de pasar revista a la manía ferroviaria en Gran Bretaña en la década de 1840, el autor se detiene en las especulaciones en los Estados Unidos en la segunda mitad del siglo para luego saltar a la crisis de 1929 en Wall Street y sus secuelas. Pese a que las circunstancias son diferentes en cada caso, hay patrones que se repiten, como es el recurso a la deuda para comprar acciones, el optimismo o locura de la muchedumbre e incluso las maniobras fraudulentas.

El autor no deja de resaltar el paralelo con los tiempos más recientes, que es donde parece estar su verdadero interés. Los últimos dos capítulos, que cubren las décadas del 80 y 90, están dedicados a los mercados financieros de los Estados Unidos, con Michael Milken como antihéroe, y a la burbuja bursátil e inmobiliaria del Japón. Pese a la diferencia de mentalidades y de políticas estatales en ambos países reaparecen los paralelos. El colapso de las acciones tecnológicas en el Nasdaq que se produjo después que el libro estaba terminado, habría sido el broche de oro. Aunque el autor no alcanzó a tratarlo, hay abundantes advertencias sobre los peligros que presentaba el mercado al momento de escribir, con lo cual los hechos terminan por validar sus argumentos.

Si bien el autor estima que la especulación debe ser frenada, no se trata de inhibir la actividad de los mercados de valores sino controlar los excesos. En último término, y como dice Chancellor al cerrar la obra, «el péndulo oscila entre la libertad y la restricción económica».
Ricardo Couyoumdjian

*Ricardo Couyoumdjian es profesor del Instituto de Historia de la Universidad Católica de Chile.
**Reseña publicada en la Revista de Libros del diario El Mercurio el 21/07/01.
Fuente: http://www.uc.cl


Rendimientos del Capital

Edward Chancellor. Deusto Ediciones.

Vivimos en una era en la que estallan burbujas que provocan pérdidas de miles de millones a los inversores. Los economistas sostienen que éstas sólo pueden detectarse una vez han explotado y que los movimientos del mercado son impredecibles. Pero Marathon Asset Management, una firma londinense que gestiona 50.000 millones de dólares en activos, ha desarrollado un método sencillo para identificar y evitar las burbujas: seguir el rastro de la inversión. Para el inversor, sea grande o pequeño, la clave está en no invertir en sectores en los que el gasto inversor es excesivo y existe una competición feroz, y en su lugar colocar el dinero allí donde las condiciones competitivas son más favorables y, en consecuencia, los retornos de la inversión son más elevados.Este libro, que recoge los análisis del mercado de Marathon Asset Management, que le han permitido lograr grandes retornos en operaciones poco conocidas y al margen de las fuerzas destructivas del ciclo del capital, ofrece claves para comprender y desarrollar la estrategia del ciclo del capital. Y lo hace a partir de ejemplos reales en sectores que van desde fábricas de cerveza hasta la industria de los semiconductores.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:  LinkedIn           YouTube          Twitter


invertir no es un juego de azar

.

.

El fiasco de We Work

noviembre 28, 2019

El fiasco de WeWork mete miedo a los financistas: por temor a otra burbuja, expertos piden barajar y dar de nuevo

El fiasco de WeWork mete miedo a los financistas: por temor a otra burbuja, expertos piden barajar y dar de nuevo

Los principales players del sector están replanteando estrategias ante catástrofe de la startup de oficinas compartidas y el modelo de inversión desmedida

Por Juan Silvestrini.

 Las aguas del mundo emprendedor y la de los fondos de capital de riesgo siguen muy agitadas. Tras el cimbronazo que representó la catástrofe de WeWork y la especulación sobre el futuro de startups que gastan fortunas pero generan pocos ingresos, como Uber o Cabify, los principales players del sector se están reagrupando y replanteando estrategias.

Es que el caso WeWork caló hondo dentro del sistema: la compañía de oficinas compartidas llegó a estar valuada en casi u$s50.000 millones para luego, a los pocos meses, antes de que se confirmara la postergación de su debut bursátil en Nueva York, desvalorizarse a menos de la quinta parte de esa cifra.

Así, el fondo de inversión japonés Softbank –su principal accionista– se vio obligado a capitalizarla y a encarar un fuerte ajuste que arrancó con el despido de más de 4.000 empleados, como parte de su operativo para reordenar las finanzas e intentar llegar al punto de equilibrio.

El temblor tuvo su réplica en Latinoamérica, región en la que están apareciendo nuevos unicornios con proyección internacional. Más aún, teniendo en cuenta que Softbank destinó u$s5.000 millones para crear un fondo para acelerar startups.

Estos temas fueron abordados en Latin American Ventures Summit, un encuentro para emprendedores y fondos de inversión celebrado en Colombia y del que participó iProUP.

Ventures Summit, Cartagena, Colombia

Ventures Summit, Cartagena, Colombia

«Se nos vendió que existe una fórmula mágica: hagan tecnología, masifiquen, crezcan con un número alto de usuarios y eso, en algún momento, será rentable. Este sistema se  expandió a nivel global pero es muy muy peligroso», explica a iProUP José Torres, Senior Investment Manager del fondo internacional Bamboo Capital, en el marco del encuentro.

En un contexto en el que los grandes fondos de capital de riesgo tienen como estrategia inflar sumas multimillonarias en compañías para propiciarles un crecimiento desmedido, distintos players del sector comenzaron a buscar alternativas para apalancar emprendimientos más sostenibles en el tiempo y atados a objetivos más razonables.

Esto se da en el marco del colapso de algunas de las inversiones más prometedoras del gigante japonés. Carlos Correa, director de nuevos negocios de Rappi, quiere separarse del modelo de inyección de capital desmedido y asegura que son una empresa saludable: «Estamos subiendo nuestra valuación a partir de los números verdes y mejorando la eficiencia de nuestro algortimo».

Por eso, y más allá de disponer de una billetera abultada -con los ceros millonarios del fondo asiático-, en Colombia ya muestra números positivos y en México está cerca del break even (equilibrio entre ingresos y egresos).

«Aceleradoras, incubadoras y company builders, sumado al esfuerzo de corporaciones y multinacionales, se unen con los fondos desde un ejercicio estratégico de innovación abierta y trabajan cada vez más de manera creativa», asegura a iProUP Carolina Durán, directora ejecutiva de Corporación Ventures, organizadora del Latin American Ventures Summit.

A este evento internacional asistieron más de más de 2.500 personas del ámbito del emprendedurismo, los fondos de inversión y el ecosistema de innovación de América Latina para evaluar el futuro de una actividad en ebullición en medio de una región convulsionada. Además, para medir los riesgos de una posible burbuja en la región.

Perspectiva latinoamericana

Este año volvió a ser sumamente fructífero para las startups de América Latina: acapararon una inversión de capital de riesgo superior a los u$s2.000 millones. Es decir, se duplicó por segundo año consecutivo, consignan desde LAVCA. Pero no fue el único logro que consiguió la región:

– Emergieron 19 unicornios (emprendimientos con una valoración superior a los u$s1.000 millones)

– Se realizó la ronda de capital más grande hasta la fecha: iFood, una app de delivery brasileña, captó u$s500 millones 

– SoftBank creó un fondo de venture capital (capital de riesgo) de u$s5.000 millones para invertir en emprendimientos latinoamericanos

«Esta nueva generación, más digital, que usa dispositivos móviles e Internet de forma nativa, ayuda a repensar el futuro», indica Torres. Desde LAVCA revelan que los desembolsos de los venture capital se repartieron en 2019 de la siguiente manera:

– 56% en Brasil

– 21% en México

– 10% en Chile

4% en Argentina

– 4% en Colombia

– 2,4% Perú

– 2,6% en el resto del continente

En el horizonte aparece el fantasma de la burbuja del 2001, las falsas esperanzas y grandes pérdidas de la explosión de las puntocom, que dieron lugar al cierre de gran cantidad de empresas que no contaban con modelos de negocios realistas ni sustentables.

Lo importante es generar negocios saludables

Lo importante es generar negocios saludables

«Desde la visión inversionista, queremos que los emprendedores generen valor real para la sociedad y dejen de pensar a corto plazo. Aquellos que sucumben a esta vanidad de la medición corta no pueden subsistir y dejan irresueltos problemas más profundos que amenazan el negocio. Si esto no está claro los venture capital no ponen plata», plantea Torres.

En esta misma línea, Durán asegura que las startups deben reordenar sus prioridades y, al mismo tiempo, generar impacto y tener sus «papeles en orden» para aprovechar la lenta creación de regulaciones.

«Los emprendedores no van al mismo ritmo que las leyes. Cuando se llega a ese punto, hay que ver que las cosas estén claras para lograr una rentabilidad sostenida», asegura Durán, quien agrega que «tanto los emprendedores como los fondos de inversión tienen la responsabilidad de medir su impacto».

Modelos sostenibles

Global Impact Investing Network revela que, durante 2019, se destinaron u$s228.000 millones en inversiones de impacto en todo el mundo. Sin embargo, los financistas están listos para desembolsar más dinero: unos u$s468.000 millones en 2020. Lo importante, para los grupos de capital, es la diversidad, medir el crecimiento y los resultados.

«El ecosistema está en un momento en el que puede generarse una gran atracción y Latinoamérica está lista para recibir todo el dinero necesario para innovar», suma Durán. Asimismo, asevera que para que una empresa sea valiosa debe crecer y perdurar.

Torres, en tanto, afirma que «para los inversionistas es importante elegir dónde poner la plata, ya que es muy difícil encontrar emprendimientos que crezcan rápido y, a la vez, perduren en el tiempo». «Se generó un vicio en el que el modelo de negocios está puesto más en levantar capital que en tener un esquema rentable», critica.

«Esta interacción entre capital privado, emprendedores y gobierno debe generar un trabajo colaborativo y una comunidad que apueste a la gestión de capital semilla para achicar la brecha social, donde se genere empleo formal y vigencia en el tiempo» asegura a iProUP Carlos Gamba, Coordinador Nacional de Emprendimiento y Fondo Emprender del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) del Ministerio de Trabajo de Colombia.

«Al fin y al cabo -añade-, el emprendedor es un actor político y social». Para Luis Gallo, miembro del Ventures Summit, «en esta nueva era, todas las corporaciones tienen que tener una convergencia entre generar impacto real y retorno».

«Además, los fondos están buscando empresas que tengan compromiso social, climático y empresarial muy importante», indica Gallo a iProUP

En este sentido, desde Bamboo afirman que tanto emprendedores como fondos deben volver a «las bases» y que las startups en las cuales apuestan puedan responder preguntas básicas:

– ¿Cuál es su modelo de negocios?

– ¿Qué problema soluciona?

– ¿Cuál es su durabilidad?

– ¿Quiénes son los competidores?

«Todas las empresas tienen que poder contestar estos interrogantes, incluso antes de hablar de su ‘tecnología disruptiva'», afirman desde la compañía.

Jorge Farfán, director regional del fondo Bamboo, afirma que los emprendedores tienen una «noción equivocada» de lo que valen sus emprendimientos. «El foco es errado, hay que pensar en clave de durabilidad, entendiendo las bases del negocio», remarca ante la consulta de iProUP.

Pero también hace un mea culpa: «Esto pasa porque los inversionistas generan un círculo vicioso. Hay un fuerte FOMO (siglas en inglés de «miedo a quedar afuera») dentro de estos contextos que lleva a poner plata sólo porque otros lo hicieron».

«También tenemos la presión constante de encontrar al ‘próximo unicornio’, pero la estrategia de SoftBank y lo que pasó con WeWork va a cambiar un poco el panorama de cara a lo que viene», completa Farfán.

Los objetivos de los venture capital empezaron a alinearse. Luego de observar cómo el ecosistema tambaleó con los traspié de WeWork y Uber, más la inyección de dinero en forma desmedida, los actores del sector comenzaron a pensar una nueva estructura para evitar una nueva burbuja.

Fuente: iproup.com, 26/11/19.

______________________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:  LinkedIn      Twitter


.

.

El derrumbe del bitcoin

febrero 6, 2019

El valor del Bitcoin ya es inferior al coste de producción en muchos centros de minería y algunos están desconectando sus máquinas

El valor del Bitcoin ya es inferior al coste de producción en muchos centros de minería y algunos están desconectando sus máquinas

Por Enrique Pérez.

El bitcoin ha seguido cayendo y ya se encuentra por debajo de los 3.600 dólares. Una cifra muy alejada de la que teníamos a principios del año pasado pero también un punto de inflexión para esta criptomoneda, ya que según varios analistas el bitcoin se encontraría por debajo de su valor de producción.

Ahora es JPMorgan, una de las empresas financieras más importantes del mundo, quien ha explicado a través de un grupo de analistas liderado por Natasha Kaneva que el coste de producción para minar bitcoins ya es mayor que el valor del propio bitcoin, por lo que ha llevado a una situación donde muchos productores han entrado en pérdidas.

Esta situación, ha llevado a varios centros de minería de bitcoin desconectar cientos de máquinas para lograr recortar gastos e intentar mantenerse en beneficios.

La minería de Bitcoin se concentra en China

La inversión en criptomonedas siempre ha sido un riesgo ya que es un mercado muy cambiante. Pero además de los inversores, también están los centros de minería. Hoy en día, el coste de producción de un bitcoin es muy superior al de hace unos años, donde con un ordenador personal ya se podían conseguir ganancias. Esto ha llevado a que el 71% de los grandes mineros de bitcoin procedan de China, según datos de la distribución ‘hash rate’.

Según los analistas de JPMorgan, «los productores chinos son capaces de pagar muchos menos, con un coste estimado de unos 2.400 dólares por Bitcoin, ya que consiguen energía propia o tienen acuerdos con generadores de electricidad para consumir el sobrante.»

Cap360

Distribución de los grandes centros de minería, según datos del Pool Share.

Si miramos la evolución del precio del bitcoin durante el último año podemos observar una clara tendencia negativa. En otoño del año pasado se encontraba por encima de los 6.000 dólares, pero a principios de año ha bajado de los 4.000 dólares. Un punto que ha asfixiado a muchos productores, salvo aquellos que logren la electricidad a un precio muy reducido.

Con márgenes en muchos casos negativos, algunos productores ya han entrado en pérdidas y han apostado por desconectar su maquinaría. Aquellos con un gran coste de producción serán forzados a abandonar, según los analista de JPMorgan.

Bitcoin

Valor del Bitcoin durante el último año, según Coinmarketcap

En caso que los productores menos eficientes vayan abandonando el negocio, los que se mantengan saldrán beneficiados ya que habrá menos competencia y por tanto más bitcoins por el mismo coste. Este hecho, según JPMorgan, podría hacer bajar el coste marginal del bitcoin hasta los 1.260 dólares. Un punto todavía por debajo del valor actual.

Según el informe de JPMorgan, «incluso en escenarios extremos como una recesión o crisis financieras, hay instrumentos más líquidos y menos complicados para realizar transacciones, inversiones y coberturas«. Por comparar, el bitcoin cayó el año pasado un 74% mientras el S&P 500 lo hizo un 6,2%.

Fuente: m.xataka.com, 04/02/19.

bitcoin burbuja

______________________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter

______________________________________________________________________________

banner toxic assets 03

.

.

La caída del bitcoin

diciembre 20, 2018

Los creyentes del bitcoin esperan su ‘rally’ tras la purga: lo ven en 100.000

Los convencidos del bitcoin siguen esperando un segundo ‘rally’, como ocurrió tras el desplome experimentado en 2014 y esperan que llegue a 100.000 dólares en 2021

Foto: Representación bitcoin. (Reuters)
Representación bitcoin. (Reuters)

Por María Igartua.

19.800 dólares. Esa es la barrera que el Bitcoin rompió tal día como hoy hace exactamente un año después de marcar un hito histórico debutando en el mercado de futuros de Chicago en Estados Unidos. Eran vísperas de Navidad y, al tiempo que las búsquedas se disparaban en Google, la divisa virtual por excelencia y, por extensión sus hermanas menores, se convertían en el tema de conversación de las comidas y cenas típicas de estas fechas, tanto profesionales como familiares.

Frente a los ‘agoreros’ que avisaban de la nueva madre de todas las burbujas surgían cada vez más gurús del nuevo activo de moda creado en 2009 por un tal Satoshi Nakamoto que a día de hoy todavía no se sabe quién es. Jamie Dimon contra Lawrence Summers, Warren Buffett contra John Reed, o Jerry Yang, o Roubinio amas de casa asegurando que sus maridos minaban ether, universitarios, suegros, cuñados, taxistas, periodistas, analistas… Todo el mundo tenía algo que decir sobre Bitcoin. El tema estaba al rojo vivo.

Dos días después, el mercado dio el primer aviso. Un desplome del 20% desde máximos hasta los 11.000 dólares dejando los primeros muertos por el camino. Aún así, muchos inversores lo vieron como una oportunidad y entraron, o aumentaron posiciones… Bitcoin rebotó hasta los 15.925 dólares para volver a caer… El 5 de enero se produjo su último gran rebote, hasta los 16.753 dólares y fue la última vez que la criptodivisa vio los 16.000 dólares.

El año nuevo llegó con un nuevo shock: la mayor plataforma japonesa de negociación de criptodivisas, Coincheck, suspendía la retirada de fondos de sus usuarios provocando que en un sólo día cayeran hasta los 10.500 dólares con los inversores entrando en modo pánico. Mientras se calentaba el debate sobre la necesidad de regulación, un hackeo en una plataforma de Corea del Sur ponía al descubierto los riesgos de seguridad de este dinero virtual.

Han pasado doce meses desde entonces y lo que decían que se trataba de una corrección lógica dentro de la fuerte subida que había experimentado el mercado de criptodivisas en los doce meses anteriores, poco a poco ha ido dando paso al más que probable pinchazo de una burbuja que se ha comparado con la de los tulipanes que se vivió en el siglo XVII en los Países Bajos, cuando se llegó a pagar unos 2 millones de euros actuales por el bulbo más caro de la historia.

Evolución de Bitcoin desde máximos (Bloomberg)
Evolución de Bitcoin desde máximos (Bloomberg)

Así, desde sus máximos históricos, el Bitcoin se ha desplomado más de un 85% y divisas como Ethereum, Ripple o Litecoin han seguido la misma senda. De esta manera, Bitcoin cumple la efeméride de sus máximos en los 3.800 dólares y no parece que vaya a remontar, la menos en el corto o medio plazo.

En este sentido, Jerry Yang, fundador de Yahoo se muestra “un convencido de que la divisa digital puede jugar un papel en nuestra sociedad… pero en estos momentos parece que se está moviendo más por el boom de invertir y ganar que por el uso como moneda de pago en una transacción”. De hecho, ayer mismo se disparó más de un 12% mientras que la volatilidad continúa por las nubes.


Tal es así que los convencidos del Bitcoin siguen esperando un segundo rally como ocurrió tras el desplome experimentado en 2014. De hecho, los que llevan siguiendo la moneda virtual desde sus orígenes están acostumbrados a fuertes desplomes. No en vano, hasta en cinco ocasiones ha entrado en un mercado bajista y, si bien este periodo va camino de ser el más largo, no es el más fuerte que han visto. En 2014 pasó de 1,237 dólares a 111 dólares.

En aquel entonces, basándose en una serie de logaritmos no lineales, predijeron que el 22 de noviembre de 2017, Bitcoin debía alcanzar los 10.000 dólares y solo fallaron por 6 días… los alcanzó el 28 de noviembre. Cuatro años y un 83% de desplome después, esas mismas predicciones lo sitúan en los 100.000 dólares el 16 de julio de 2021.

Fuente: elconfidencial.com, 20/12/18.

bitcoin

___________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter

___________________________________________________________________

banner toxic assets 03

.

.

Bitcoin: ¿Una burbuja a punto de explotar?

febrero 12, 2018

Críticas y reclamos para desactivar la burbuja del bitcoin

EE.UU. y Europa advirtieron sobre los peligros de invertir en criptomonedas. Y analizan nuevas regulaciones. Para Stiglitz, Krugman, Shiller y Roubini, “es un fraude”.

Por Damián Kantor.

Críticas y reclamos para desactivar la burbuja del bitcoin

Regulaciones. Fuertes advertencias de Estados Unidos y Europa a los que quieren invertir en criptomonedas.
.

El futuro del bitcoin y las criptomonedas es incierto. Tras las fuertes alzas y bajas en su cotización, bancos centrales, inversores, grupos financieros, entes reguladores y economistas reclaman medidas para frenar actividades ilegales y especulativas. Incluso Estados Unidos y países europeos reconocen hoy que tomaron el tema a la ligera y que prevén reforzar controles por los riesgos que plantean las monedas virtuales.

El lunes pasado, la SEC norteamericana adelantó que impulsarán en el Congreso regulaciones específicas. Su titular, Jay Clayton, advirtió sobre los peligros que suponen esa clase de inversiones. “Si una oportunidad suena demasiado buena para ser cierta, o si usted se ve presionado para actuar rápidamente, tenga mucho cuidado y sea consciente de que corre el riesgo de perder su dinero”, dijo. Casi en sintonía, entes reguladores de España aconsejaron a las personas prudencia y que “valoren si tiene la información suficiente para entender lo que se les está ofreciendo”.

bitcoin burbujaEsas reacciones provienen de la extrema volatilidad de las criptomonedas. Postulado y publicitado como alternativa al dinero tradicional, de diciembre a la fecha el bitcoin pasó de cotizar US$19.500 a caer por debajo de los US$6.000 para luego subir a US$9.000, con picos llamativamente pronunciados y vertiginosos. Eso trajo consecuencias: primero, Corea del Sureliminó el anonimato en la compraventa de criptomonedas, por sospechas de ilícitos como el lavado. Y posteriormente, 4 grupos financieros (Lloyds Banking Groups, JP Morgan Chase, Bank of America y Citi) decidieron prohibir el uso de tarjetas de créditopara la compra de bitcoins.

A fines de enero, en el Foro de Davos, la premier británica, Theresa May, adelantó la posibilidad de que su país regule la actividad: “Debemos revisar muy seriamente las criptomonedas como el bitcoin, precisamente por la manera en que pueden ser usadas por los criminales”. Se calcula que hay más de 1.500 criptomonedas operativas y cada día se suman más. De hecho, hay una que alude a la jefa de Estado de Inglaterra: el Theresa May Coin, que es tan volátil como el bitcoin y el resto de sus primas.

Las criptomonedas generan muchas suspicacias y son muchos los que advierten sobre su inconsistencia económica y financiera. Por caso, el economista Nouriel Roubini, que predijo con notable precisión la crisis de 2008, consideró que el bitcoin “es la burbuja especulativa más grande de la historia de la humanidad” y que las criptomonedas “son un fraude”. El Nobel de Economía Robert Shiller pronosticó que su precio “va a ir hacia arriba, al igual que el mercado de valores en la década de 1920”, pero aclaró que “llegaremos a 1929 con el tiempo”.

Lanzado en 2009 por un enigmático “Satoshi Nakamoto”, el bitcoin opera en una red cerrada de bloques de códigos encriptados (blockchain), que se comercializa por Internet. Es promocionado por sus impulsores como una “tecnología libre de regulaciones de bancos centrales y gobiernos, cuyo precio se define por la oferta y la demanda”. Sus defensores, verdaderostemplarios de la libertad absoluta de mercado, creen que es una amenaza concreta al sistema financiero mundial y que por eso se lo cuestiona.

Sin complejos de esa naturaleza, varios Nobel de Economía se encolumnaron para descalificar al bitcoin y criticaron sus fundamentos teóricos y prácticos. Joseph Stiglitz, dijo que no cumple “ninguna función útil” y reclamó que se lo prohíba. Paul Krugman describió que es pura especulación y explicó “las burbujas son un esquema Ponzi: mientras todo el mundo siga comprando todo está bien, pero los últimos perderán todo el dinero y nadie asume que pueden ser ellos”.

esquema ponziEn teoría, el bitcoin surgió como sustituto del dinero, para facilitar y abaratar las compras y eludir los costos bancarios en las transacciones internacionales. A 9 años de su salida, muy pocos comercios lo aceptan y su alta volatilidad constituye un verdadero problema, coinciden críticos y defensores. Las posturas se diferencian en que algunos sostienen que las subas y bajas son pasajeras contra la opinión de quienes creen que es una nueva manía enfermiza.

¿Por qué ejerce tanta atracción? Shiller entiende que el bitcoin es una historia “emocionante” y que sus adeptos se consideran que poseen dotes superiores: “Eres rápido, eres inteligente, has descubierto lo que nadie más comprende. Y tiene ese sentimiento antigubernamental y antirreglamentario. Es una historia maravillosa, si fuera verdad”. En el Financial Times, el premio Nobel Jean Tirole sostuvo que “el bitcoin puede ser un sueño libertario pero es un dolor de cabeza real para cualquiera que vea las políticas públicas como un complemento necesario de las economías de mercado”.

En la Argentina, el bitcoin tiene más impacto en las redes sociales que en la vida real. En las plataformas de compraventa locales reconocen que las operaciones son de poca envergadura y que predomina la cautela. Matías Bari, cofundador y CEO de SatoshiTango, dice que los tickets mayoritarios oscilan entre $5.000 y $10.000. “Apuntamos a ese público, pero hay un interés creciente en las empresas por usarlos”, dijo. Sebastián Serrano, de Ripio, distingue otra clase de compradores: “Están los que compran mucho menos que eso, porque lo usan para pagar online, y otro grueso que compran de $10.000 a $40.000”. Y añade que desde el año pasado “hubo fondos que empezaron a invertir sumas más grandes”.

De enero a diciembre de 2017, el precio del bitcoin se multiplicó 19 veces (pasó de US$1.000 a US$19.000). Para Serrano, el derrumbe posterior no tiene que ver con el avance de las regulaciones en distintos países. “No creo que haya sido algún evento regulatorio en particular. Mi explicación es que hubo una gran toma de ganancias. Básicamente, grandes inversores decidieron que era momento de retirarse al llegar a la barrera psicológica de los US$20.000”, interpretó.

Al cierre de esta edición, el bitcoin rondaba los US$8.400. Su futuro es un interrogante, al menos tal como se lo concibió: un contrato anónimo entre privados libre de leyes y regulaciones estatales: la base de toda burbuja especulativa.

Fuente: Clarín, 11/02/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner toxic assets 03

.

.

Sigue cayendo el Bitcoin

febrero 5, 2018

El bitcoin continúa su desplome: cayó por debajo de los USD 8.000 ante la prohibición de un gigante bancario

El grupo británico Lloyds indicó que sus clientes no podrán comprar la criptomoneda con tarjetas de crédito por temor a que la cotización siga en caída y la deuda no pueda ser asumida.

(Reuters)
.

El grupo bancario británico Lloyds Banking Group informó este lunes que ha prohibido a sus clientes comprar bitcoins con sus tarjetas de crédito ante el temor de que queden endeudados por la caída del valor de esta criptomoneda digital.

bitcoin burbujaEsta prohibición, ya en vigor, se aplica a los clientes del Lloyds y de las entidades del grupo, Bank of Scotland, Halifax y MBNA, aunque la medida no se aplica a las tarjetas de débito.

Según los medios locales, muchos británicos han comprado esta criptomoneda cuando cotizó a finales del año pasado a casi 20.000 dólares, aunque su valor ha caído a menos de la mitad en apenas dos meses. Este lunes, su valor rondaba los USD 7.800, manteniendo la tendencia negativa.

Lloyds teme que, si el bitcoin continúa en picada, se vea obligado a hacer frente a las deudas en las que los clientes puedan incurrir por la pérdida de valor de la criptomoneda.

El bitcoin es una moneda virtual no regulada por ningún Estado ni banco central, ya que no valía más que unos pocos centavos cuando fue creada en febrero de 2009 por varios informáticos que se escondían bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto.

En las últimas semanas, ha perdido valor ante cada anuncio de los gobiernos que adelantaban medidas que restringían su comercio. En los últimos días, la prohibición de Facebook para lanzar publicidades de criptomonedas en su plataforma también hizo que el mercado digital de divisas tenga una jornada negra.

Fuente: infobae.com, 05/02/18.

Más información: Los peligros de Bitcoin


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner toxic assets 03

.

.

Los peligros de Bitcoin

febrero 3, 2018

.

Hace poco, mi peluquero me preguntó si debería invertir todos sus ahorros en bitcoines. La verdad es que si los hubiera comprado hace más o menos un año, ahora estaría muy contento. Claro que los especuladores holandeses que compraron bulbos de tulipanes en 1635 también se sintieron muy satisfechos durante algún tiempo, hasta que los precios de los tulipanes se desplomaron a principios de 1637.

La tulipomanía o crisis de los tulipanes fue un periodo de euforia especulativa que se produjo en los Países Bajos en el siglo XVII. El objeto de especulación fueron los bulbos de tulipán, cuyo precio alcanzó niveles desorbitados, dando lugar a una gran burbuja económica y una crisis financiera. Constituye uno de los primeros fenómenos especulativos de masas de los que se tiene noticia. Fuente: Wikipedia, 2018.

¿Acaso será cierto que los bitcoines están formando una burbuja gigante que al final producirá solo dolor? Sí. No obstante, se trata de una burbuja envuelta en un brillante tecnomisticismo y la protege un capullo de ideología libertaria. Si le quitamos toda esa envoltura, quizá podamos aprender algunas verdades de la época que nos ha tocado vivir.

Por si no has escuchado hablar del bitcóin, te diré que es el mejor y más conocido ejemplo de una criptomoneda, es decir, un activo que no tiene forma física, pues solo es un registro digital almacenado en computadoras. Lo que diferencia a las criptomonedas de las cuentas bancarias regulares, aunque también solo son registros digitales, es que su existencia no se conserva en los servidores de una institución financiera específica, sino que son distribuidos en muchos lugares.

Otra diferencia importante radica en que para verificar que tenemos criptomonedas no es necesario demostrar (y por lo tanto, revelar) nuestra identidad. Para verificar la propiedad de un bitcóin se utiliza una contraseña creada con técnicas derivadas de la criptografía —el arte de escribir o resolver códigos— que da acceso a la moneda virtual sin revelar información que no queremos proporcionar.

Parece un muy buen truco. ¿Y para qué sirve?

En principio, podemos efectuar pagos electrónicos con bitcoines. Sin embargo, para hacer pagos electrónicos también podemos utilizar tarjetas de débito, PayPal, así como otras plataformas, y resulta que los bitcoines son un medio de pago lento, inadecuado y costoso. De hecho, incluso los organizadores de conferencias sobre Bitcoin algunas veces no aceptan pagos en bitcoines de los participantes. En realidad, no hay ninguna buena razón para utilizar bitcoines en nuestras transacciones regulares —a menos que no queramos que nadie sepa qué compramos o vendemos, por lo que gran parte del uso real de bitcoines se asocia con las drogas, el sexo y otros artículos del mercado negro—.

Entonces, nos queda claro que los bitcoines no son en realidad efectivo digital. En cierta forma podríamos decir que son el equivalente digital de los billetes de 100 dólares.

Al igual que los bitcoines, los billetes de 100 dólares no son muy prácticos para nuestras transacciones ordinarias, pues la mayoría de las tiendas no los aceptan. No obstante, estos billetes con el retrato de Benjamin Franklin son populares entre los ladrones, los narcotraficantes y los evasores fiscales. Además, aunque la mayoría de nosotros solo veremos estos billetes unas cuantas veces en la vida, hay muchos en circulación —el equivalente a más de un billón de dólares, que es alrededor del 78 por ciento del valor del dinero estadounidense que se encuentra en circulación—.

¿Entonces los bitcoines son una mejor opción que los billetes de 100 dólares ya que nos permiten realizar transacciones secretas sin tener que andar cargando maletas llenas de efectivo? Tampoco es totalmente cierto, porque les falta una característica esencial: un vínculo con la realidad.

A pesar de que el dólar moderno es una moneda “fiduciaria”, puesto que no se respalda mediante ningún otro activo como, por ejemplo, el oro, su valor está garantizado porque el gobierno de Estados Unidos lo acepta, e incluso lo exige, para el pago de impuestos. Su poder de compra también es estable gracias a las medidas de la Reserva Federal, que reduce el dinero en circulación cuando se eleva demasiado la inflación, o inyecta más si quiere evitar la deflación. Además, por supuesto, un billete de 100 dólares representa cien veces el valor de ese dólar tan estable.

Dinero fiduciario: El dinero mercancía basa su valor en la existencia de una contrapartida en oro, plata o cualquier otro metal noble o valores. En cambio, las monedas y billetes fiduciarios tienen valor debido a su declaración como dinero por el Estado y también en el crédito y la confianza (la fe en su futura aceptación) que inspira. Fuente: Wikipedia, 2018.

Por el contrario, un bitcóin no tiene ningún valor intrínseco. Si consideramos esta característica ausencia de un vínculo con la realidad, sumada a los contados usos que tienen los bitcoines en la práctica, podemos decir que se trata de un activo cuyo precio es especulativo casi al cien por ciento y, por lo tanto, de una volatilidad tremenda. Los bitcoines perdieron cerca del 40 por ciento de su valor durante las últimas seis semanas; si el bitcóin fuera una moneda real, esa reducción sería equivalente a una tasa de inflación de alrededor del 8000 por ciento anual.

bitcoin burbujaPor cierto, al no tener ningún vínculo con la realidad, el bitcóin también está muy expuesto a la manipulación del mercado. En 2013 se descubrió que las acciones fraudulentas de un solo individuo al parecer hicieron que el precio del bitcóin aumentara siete veces su valor. ¿Ahora quién está manipulando el precio? Nadie lo sabe. Algunos observadores sospechan que Corea del Norte podría estar involucrada.

Pero ¿qué con las personas que compraron bitcoines casi desde un principio y han obtenido unas ganancias estratosféricas? Bueno, quienes invirtieron con Bernie Madoff también ganaron muchísimo dinero, o por lo menos tuvieron esa impresión, durante un buen tiempo.

Como señala Robert Shiller, el principal experto del mundo en burbujas económicas, las burbujas de activos son como “esquemas Ponzi naturales”. Los primeros que invierten en una burbuja ganan mucho dinero conforme el esquema va atrayendo a nuevos inversionistas, y esas ganancias atraen todavía a más personas. Este proceso puede continuar así varios años, hasta que ocurre algo —la situación real o se agota la reserva de posibles inversionistas— y se termina la fiesta de forma repentina y muy dolorosa.

Además, cuando lidiamos con criptomonedas, interviene otro factor más: no es solo una burbuja, sino que también ha generado una especie de culto, cuyos adeptos se dejan llevar por paranoias y fantasean que los malvados gobiernos les quieren robar todo su dinero (a diferencia de los ciberatacantes privados, que han robado cantidades impresionantes de fichas de criptomonedas). Algunos periodistas que escriben con escepticismo acerca del bitcóin me han dicho que es el tema que genera más correos con expresiones de odio.

Así que la respuesta para mi peluquero es “No, no debería comprar bitcoines”. Todo este asunto va a terminar muy mal y mientras más pronto, mejor.

Fuente: The New York Times, 31/01/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


invertir no es un juego de azar

.

.

Gran volatilidad en el Bitcoin

febrero 2, 2018

El Bitcoin en caída libre, rebota en US$7800 y sube 14% en una hora

Por Victoria Novillo Saravia.

El bitcoin cae 20% en 36 horas
El bitcoin cae 20% en 36 horas.
.
La montaña rusa del Bitcoin tiene a inversores y analistas sin aire. Luego de estabilizarse en US$10.000 tras caer 50% de su máximo histórico a fines de diciembre pasado, ayer retrocedió más de 10% y perforó el piso de los US$9000, considerado por muchos analistas como un punto de inflexión. Hoy perforó también los US$8000, pero a las 11:45 la moneda parecía revivir con una escalada de 14% en la última hora. 

Esta mañana Rodolfo Andrades, presidente de la ONG Bitcoin Argentina, permanecía inmutable. En diálogo con LA NACION, este referente latinoamericano del Bitcoin declaró que no le preocupa la caída de la criptomoneda, porque considera que nada ha cambiado desde diciembre. «En este ámbito no todos están por el precio o la especulación. Disfrutamos si sube, lamentamos si baja pero en realidad no nos importa mucho», dice.

Andrades sigue teniendo fe en el concepto detrás del Bitcoin, y explica que los últimos eventos, como la posible prohibición de las criptomonedas en India o el anuncio de Facebook de prohibir anuncios relativos a éstas puede haber afectado la burbuja de las ICO, que según él, nada tienen que ver con el Bitcoin. «Ningun bitcoiner se imagina que Bitcoin se impondrá sin pelea, así que el hecho de que algunos estados estén tratando de regularla no nos preocupa más que antes sino que creemos que Bitcoin al ser más útil, confiable y eficiente que el sistema tradicional, se impondrá porque la gente que lo entienda lo preferirá. La evolución siempre va hacia la solución mas útil, confiable y eficiente», dice.

A diferencia del presidente ejecutivo de J. P. Morgan, Jamie Dimon, quien calificó al bitcoin como un «fraude», y dijo que eventualmente «explotaría», y del mismísimo Warren Buffet, que declaró que las criptomonedas «llegarán a un mal final», Andrades explica que los bitcoiners no corren ni esperan ganar hoy o mañana, sino que saben que el cambio se va a dar, y que llevará su tiempo. «Desde la ONG tratamos que en Argentina los gobernantes entiendan qué es lo importante y que decidan promover la tecnología permitiendo que cuando sea una realidad estemos entre los países preparados. Y por si no lo hacen, estamos trabajando también con los ciudadanos, las empresas y las universidades», sostiene.

Consultado sobre las perspectivas en medio de semejante volatilidad del precio, Andrades insiste en que no lo sigue mucho, y hasta señala aspectos positivos en medio de dos jornadas negras para los inversores. El especialista explica que tras la caída, hay menos presión sobre los exchanges y podrán instrumentar mejoras como Segwit que hasta ahora no tenían posibilidad por la sobredemanda. «Cada vez que el Bitcoin sube y los medios (gracias) no dejan de hablar de él, hay nuevas oportunidades de que más personas puedan entender lo realmente importante y ser creyentes más allá del precio. Eso genera un nuevo piso cada vez más alto que el anterior.», sostiene. En este momento, dice que está más preocupado por el desarrollo de las Schnor Signatures, y vuelve a minimizar la corrida: «Entran 100 especuladores y quedan 5 que entienden», concluye.

Fuente: La Nación, 02/02/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


independencia financiera

.

.

Facebook contra Bitcoin

febrero 1, 2018

Facebook provocó otro derrumbe del bitcoin: no permitirá avisos de criptomonedas

La criptomoneda vale menos de la mitad del pico que alcanzó a mediados de diciembre, lastrada por la prohibición en la red social y las nuevas regulaciones en la India que mantienen la tendencia negativa.

La cotización del bitcoin se asentó este jueves por debajo de los 10 mil dólares en una nueva jornada negativa para la criptomoneda, que vale menos de la mitad de lo que valía a mediados de diciembre, cuando el furor llegó a bordear los USD 20 mil por unidad.

Desde entonces, el bitcoin ha marcado un sostenido retroceso y, aunque ya había perforado la marca de los USD 10 mil en otros momentos de enero, abrió febrero por debajo de los USD 9.200, en una pérdida de casi 10% en un día.

El precio del bitcoin retornó a valores de fines de noviembre, tras el furor de diciembre

El precio del bitcoin retornó a valores de fines de noviembre, tras el furor de diciembre

Luego de conocerse que Facebook prohibirá los anuncios de criptomonedas en la red social, el valor sufrió un nuevo traspié que afectó a los inversionistas del bitcoin y a otras divisas digitales. Según explicó la compañía, había varios emprendimientos similares que usaban publicidad en la plataforma para aumentar la expectativa por su próximo lanzamiento, sin ofrecer el respaldo necesario.

En un comunicado, Facebook informó que prohibirá toda publicidad que «promueva productos y servicios financieros que con frecuencia están asociados con prácticas promocionales engañosas, como opciones binarias, ofertas iniciales de monedas y criptomonedas», sin especificar si se refería a todas las divisas digitales, pero igual fue suficiente para aumentar la incertidumbre sobre el bitcoin.

Las pérdidas durante 2018 se acentuaron ante cada medida gubernamental que frenaba el avance de su uso, tales como las empleadas en Corea del Sur y China. Este jueves, el Gobierno de la India anunció que tomará «todas las medidas» para acabar con el uso de criptomonedas como método de pago en el país y advirtió que no las considera monedas legales.

En el camino contrario, países como Japón ya las reconoce como medio de pago, y la divisa fue legitimada el pasado diciembre al ser aceptada por vez primera en dos mercados de futuros de los EEUU, lo que aumentó su furor a fines de 2017.

Otras criptomonedas, incluidas Ripple y Bitcoin Cash, también tuvieron descensos porcentuales de dos dígitos, según Coinmarketcap.com, que sigue los mercados.

El bitcoin es una moneda virtual no regulada por ningún Estado ni banco central, ya que no valía más que unos pocos centavos cuando fue creada en febrero de 2009 por varios informáticos que se escondían bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto.

Fuente: infobae.com, 01/02/18.

Facebook contra Bitcoin


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner toxic assets 03

.

.

Página siguiente »