¿Su Familia o su BlackBerry?

septiembre 5, 2013 · Imprimir este artículo

Cuando el ultimátum es su Familia o su BlackBerry

Por Elizabeth Bernstein

Cuando sale a cenar, ¿ocupa su Blackberry un lugar en la mesa? ¿Chequea su esposa el correo electrónico antes de decirles ‘buenos días’ a los niños? ¿Duerme su hijo con su laptop?

Si la mayoría de respuestas a estas preguntas es afirmativa, puede ser el momento de una desintoxicación tecnológica.

Al igual que una dieta estricta que prohíbe todas las comidas procesadas por un tiempo con la promesa de asegurar una buena salud a largo plazo, una limpieza tecnológica significa desconectarse completamente durante un lapso breve para el beneficio de sus relaciones interpersonales.

Pero ojo: al igual que con cualquier otra dieta, no es fácil.

Hace poco, Diane Broadnax, una investigadora clínica de Maryland, se hartó de cómo su familia, cada noche, se dispersaba hacia diferentes computadoras en la casa. Anika, de 4 años, miraba Dora la exploradora en una portátil en la cocina, mientras que Jasmine, de 12 años, jugaba en línea con sus mascotas virtuales. Su esposo, Lonnie Broadnax, de 50 años, se iba al estudio para mirar una película de ciencia ficción mientras ella preparaba la cena a la vez que revisaba su correo electrónico. «Pasaban los días y no conversábamos», lamenta Broadnax.

Una noche en noviembre, le propuso un plan a la familia. Durante una semana, se privarían de todo entretenimiento digital (e-mail, mensajes de texto, Facebook, películas en DVD y videos en línea). Las computadoras y demás artilugios tecnológicos sólo podrían usarse para trabajar o para las tareas de la escuela. Horrorizada, Jasmine dijo que eso no era mucho mejor que ser castigada.

La señora Broadnax insistió. La noche siguiente preparó la comida favorita de su familia (arroz con pollo) y puso velas en la mesa. Pero cuando todo el mundo se sentó a comer, la conversación era rígida. Las niñas respondían con monosílabos a las preguntas de sus padres. Incluso ellos estaban incómodos.

«Todos pensamos: ‘Estamos sentados a la mesa tal como se supone que debemos hacer pero, ¿ahora qué hacemos?'», recuerda Lonnie, un diseñador de páginas web. La cena se volvió tan incómoda que decidieron saltarse la torta de chocolate que Diane había preparado para el postre. Luego Lonnie se sentó a leer un libro. Jasmine se fue a su habitación. Anika jugó con juguetes en la cocina mientras Diane lavó los platos e hizo unas llamadas de trabajo.

adictos a facebookA pesar de que estamos constantemente conectados, nuestros aparatos electrónicos frecuentemente nos mantienen separados. Los mensajes de texto causan malentendidos. Facebook hace que nos pongamos celosos. La televisión nos vuelve perezosos o demasiado cansados para el sexo (hace algunos años, un estudio italiano mostró que las parejas que tienen un televisor en el dormitorio tienen sexo la mitad de veces que las que no lo tienen).

adictos al smartphone 03Algunos terapeutas recomiendan las desintoxicaciones tecnológicas. Sharon Gilchrest O’Neill, de Nueva York, una psicóloga especializada en matrimonios y familias, dice que la tecnología es una distracción para la familia y es difícil de resistir porque es portátil y provee una gratificación instantánea. También es un escape fácil si hay problemas en la relación. «La tecnología debe estar en la lista de las principales razones por las que la gente se divorcia, junto con el dinero, el sexo y los hijos», dice. Ha visto parejas que se comunican casi exclusivamente vía mensajes de texto, e-mails y mensajes de voz. «Tiene que haber algún momento en la semana cuando toda la familia esté junta y se apaga la tecnología», aconseja.

¿Interesado en una limpieza tecnológica? A continuación, algunos consejos de personas que han aprendido de la experiencia:

— Avise con tiempo a su familia. Necesitan tiempo para prepararse mentalmente.

— Clarifique su objetivo. Procure no sustituir la tecnología por otra actividad que lo aísle.

— Despréndase de los aparatos gradualmente. Puede que al principio una semana —o incluso un día— sea demasiado tiempo de desconexión.

— Sea claro respecto a las reglas. ¿Se permitirán las llamadas y los correos electrónicos vinculados al trabajo? ¿Está permitido conectarse a Internet para las tareas de la escuela? ¿Cuál es el castigo para una trampa?

— Utilice la tecnología como herramientas para desconectarse. Recurra a Facebook, Twitter o el correo electrónico para decirles a su familia y amigos que no va a estar conectado.

— Haga de su dormitorio una zona libre de medios de comunicación.

— Una vez superada la fase de desintoxicación, aprenda a evitar perder el tiempo yendo de una búsqueda en Internet a otra, y a otra, y otra. Así puede desperdiciar horas.

— Permita que haya solamente una pantalla en funcionamiento. Por ejemplo, si está mirando televisión, dedíquele toda su atención, en vez de estar mirando al mismo tiempo su computadora o su iPhone.

La familia Broadnax mantuvo su limpieza tecnológica durante cinco días. Entonces, una noche, Diane llegó del trabajo y se encontró a su marido y sus dos hijas jugando una partida de Trivial, moviendo piezas alrededor de un tablero y leyendo preguntas de la pantalla de una computadora. Los tres se estaban riendo. «Aquí estaba la solución casi perfecta», dice. «La familia estaba interactuando con la tecnología. La pantalla estaba ahí, pero no era el centro de atención».

Fuente: The Wall Street Journal. Enero 2011.

Artículos relacionados:

Intoxicados por la tecnología: Perder el enfoque

¿Conectados o Desconectados?

Dejá el teléfono y mirame a mí

Levanta la vista (Look up)


.

banner CEP 01 click aqui

Lectura recomendada:  ¿Es Facebook una amenaza?

Comentarios

Una Respuesta para “¿Su Familia o su BlackBerry?”

  1. El riesgo de adicción a las redes sociales | Economía Personal on junio 23rd, 2017 15:45

    […] ¿Su Familia o su BlackBerry? […]

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.