Información de Criptomonedas al alcance del IRS y la DEA

julio 8, 2020

EL MÁS GRANDE VENDEDOR DE «DÓLARES DIGITALES» TRAICIONÓ A SUS CLIENTES: REVELÓ TODA LA INFORMACIÓN Y HAY PÁNICO EN LA CITY

COINBASE PERDIÓ US$ 214 MILLONES: TRAICIONÓ A SUS CLIENTES Y VENDIÓ TODOS SUS DATOS PERSONALES A LA DEA Y AL GOBIERNO DE EE.UU.

El más grande vendedor de "dólares digitales" traicionó a sus clientes: reveló toda la información y hay pánico en la City

La compañía de criptomonedas Coinbase confirmó nuevas regulaciones del Gobierno estadounidense. Desde ahora, la información personal será compartida con entes gubernamentalesCoinbase acordó la venta de su software de análisis y vigilancia de criptomonedas llamado “Coinbase Analytics” a dos agencias gubernamentales de EE.UU. La nueva exigencia provocó que una marea de clientes se retire de las criptomonedas.

Las dos agencias serán la DEA (Drug Enforcement Administration) y la Internal Revenue Service (IRS). Este software “desnuda” quién está detrás de la compra de criptomonedas: su nombre, su dirección, su edad, sus datos financieros, entre otros datos sensibles. Estas dos agencias tienen alcance no solo en EE.UU. sino a nivel mundial, por lo tanto, otras agencias podrán solicitar datos de transacciones en criptomonedas.

Coinbase cuenta con 14 millones de usuarios regulares y es uno de los exchanges más grandes de Estados unidos. Además, es una de las casas de cambio de criptomonedas más respetadas y reconocidas a nivel mundial. Por esta medida, los clientes dejaron de confiar en Coinbase y comenzaron a migrar a otros exchanges como Binance y Bitstamp: ya retiraron 22.000 Bitcoins y la empresa perdió más de US$ 214 millones en menos de siete días. Una caída récord para la compañía de Exchange cripto.

La compañía intentó calmar a sus clientes con un anuncio oficial: «Esta herramienta solo les ofrece acceso simplificado a los datos disponibles públicamente en la Blockchain. En ningún momento tienen acceso a los datos internos o de clientes de Coinbase», declararon.

Son propuestas ideales para aprovecharlas en cuarentena. Se trata de algunos cursos completos cuya duración promedio ronda las 7 semanas. Por qué conviene aprovecharlos

Luego de un informe oficial, dos tercios de los clientes están insatisfechos con la medida y quieren retirar todo su dinero cripto de Coinbase para cerrar sus cuentas definitivamente.

La compañía negó públicamente vender datos sensibles de los usuarios. Sin embargo, los usuarios desconfían de la seguridad de sus datos.               

Qué es blockchain, la tecnología que llegó para revolucionar las finanzas cripto

El Blockchain (o cadena de bloques) es una base de datos compartida que funciona como un libro para el registro de operaciones de compra-venta o cualquier otra transacción. Es la base tecnológica del funcionamiento del bitcoin, por ejemplo. Consiste en un conjunto de apuntes que están en una base de datos compartida on-line en la que se registran mediante códigos las operaciones, cantidades, fechas y participantes. Al utilizar claves criptográficas y al estar distribuido por muchos ordenadores (personas) presenta ventajas en la seguridad frente a manipulaciones y fraudes. Una modificación en una de las copias no serviría de nada, sino que hay que hacer el cambio en todas las copias porque la base es abierta y pública.

El blockchain es un método para registrar datos, una especie de archivo de Excel. Pero está compartido: existen copias en la Red y en los ordenadores de cada participante en la creación y modificación de ese archivo, al que no puede acceder cualquier persona sin permiso y en el que no se puede borrar información, solo añadir nuevos registros. Esto permite que la colectividad se encargue de proteger los datos que contiene, alertando de posibles faltas de concordancia derivadas de cada actualización. Gracias a ello, se protege la integridad del documento.

La forma en que funciona el blockchain permite que todos los participantes conozcan los movimientos y cambios que se han realizado en el documento, así como su autor. Al basarse en operaciones matemáticas, el blockchain es hasta ahora uno de los métodos más seguros que existen para crear, modificar, compartir y almacenar información, por lo que podría aplicarse a cualquier ámbito que necesitara realizar alguna de esas acciones, sobre todo si en ellas tienen que participan múltiples usuarios.

Fuente: infotechnology.com,07/07/20

blockchain logo

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


consulte a un asesor financiero independiente

.

.

Los peligros del Dinero electrónico

mayo 29, 2020

Dinero electrónico: un instrumento del Estado Policial

Dinero-electrónico-instrumento-Estado-Policial

 

 

Una de las razones por las cuales sabemos que el actual sistema monetario y financiero está condenado a seguir fracasando –hasta su colapso definitivo– es que la institución moneda no nació como una herramienta de control social. De hecho, la violencia la torna inefectiva, si no perjudicial. Por eso Jon Matonis no se cansa de repetir que si el dinero electrónico puede ser utilizado como un medio para identificarnos, escudriñarnos, vigilarnos y censurarnos, pues estamos mejor sin dinero electrónico.

El caso del señor Salah, que Mike Hearn recuerda en el foro de Bitcoin, ilustra muy bien los peligros de un sistema financiero cuyos canales han sido secuestrados por un Estado Policial.

Una de las críticas más comunes que se le hacen a Bitcoin es que, al ser como el dinero en efectivo, no admite el control gubernamental de las transacciones – algo que, según se afirma, es necesario para luchar contra el terrorismo. Si vas a involucrarte en un debate sobre este tema, el siguiente caso puede interesarte.

Sinopsis

Salah et al. V Ministerio de Hacienda es una demanda federal presentada en nombre de Muhammad Salah, ciudadano de los EE.UU. que reside en este país, contra la decisión del Ministerio de Hacienda de designar al Sr. Salah como “Terrorista Especialmente Designado” sin debido proceso ni razones que lo vinculen en modo alguno a un delito penal, y bajo restricciones tan severas que le impiden llevar a cabo las actividades más básicas de la vida.

police state

Estado actual

 

En respuesta a la demanda, y sin intentar defender su previa posición, el Ministerio de Hacienda eliminó unilateralmente al Sr. Salah de la lista de “Terroristas Especialmente Designados”. Después de 17 años de opresivas restricciones sobre su capacidad para realizar las actividades más básicas de la vida, el Sr. Salah y su familia fueron liberados de la carga que el Gobierno de los EE.UU. les había impuesto.

Vale la pena preguntarse: ¿cómo es posible que un supuesto terrorista digno de las sanciones más severas por más de 17 años sea de pronto designado como no terrorista, simplemente en respuesta a una demanda? La calidad (y por tanto la utilidad) del proceso en cuestión es, como mínimo, discutible, sobre todo teniendo en cuenta que el del Sr. Salah está lejos de ser un caso aislado.

¿Y cómo es vivir en los EE.UU. mientras uno está incluido en la lista de “Terroristas Especialmente Designados”?

Como resultado de la designación, Salah ha tenido que vivir bajo restricciones extremadamente severas, privándose de prácticamente todas las transacciones económicas – incluso las necesarias para la supervivencia: Al Sr. Salah no se le permitía conseguir un trabajo, pagar el alquiler, obtener atención médica, o incluso comprar una hogaza de pan.

Al estar obligado a informarles a sus posibles empleadores que él era un “Terrorista Especialmente Designado”, le era prácticamente imposible conseguir trabajo.

Sus familiares y amigos tenían prohibido ayudarlo económicamente.

Tenía prohibida la compra de artículos tan simples como un libro o un periódico, una entrada para un concierto o un evento deportivo, o flores para su esposa.

También tenía prohibido cumplir con su obligación religiosa de hacer donaciones regulares a instituciones caritativas.

Ser expulsado de la economía de manera tan radical es un castigo terrible, incluso una amenaza para la vida. Y cualquier persona que intente ayudarte puede ser acusada de “lavar dinero”, violar las sanciones o ambas cosas.

Fuente: elbitcoin.org, 14/02/13.

Estado Policial


.

Sin libertad monetaria no hay libertades civiles

Por Wendy McElroy.

El monopolio sobre el dinero es la base de los feroces ataques a la privacidad que padecemos, y el principal  instrumento de vigilancia del Estado norteamericano. Como dijo Mark Hubbard: “La civilización es un movimiento que tiende hacia la privacidad – esto es, hacia lo opuesto al Estado policial. La legislación fiscal se ha convertido en la legislación del Gran Hermano“.

El rastreo de fondos es, en gran medida, un medio para facilitar el robo a la población productiva, pero también sirve para identificar y castigar el comportamiento “inaceptable”, como por ejemplo el comercio de ciertas drogas o la disidencia política. De hecho, es criminalmente ingenuo suponer que el gobierno no va a utilizar esa enorme cantidad de información para apuntar contra sus críticos.

Asimismo, el monopolio sobre el dinero le permite al gobierno imponer medidas que castigan y controlan a determinados grupos humanos. Por ejemplo, mientras los bancos funcionen como un brazo del gobierno, seguirán negándose a abrir cuentas a nombre de personas que carecen de identificación emitida por el Estado. De este modo, se les impide a los “sin papeles” llevar a cabo transacciones monetarias que forman parte de la vida cotidiana. Por el contrario, las instituciones financieras contraculturales a menudo sólo requieren un nombre de usuario y una contraseña para depositar fondos.

Big Brother

El monopolio sobre el dinero es una de las condiciones necesarias para el establecimiento de un Estado policial. Al abogar por un mercado libre de monedas, es importante afirmar y reafirmar algo que debería ser obvio: las libertades civiles exigen la existencia de una buena moneda.

Y nada garantiza mejor la calidad de la moneda –o de cualquier otro producto– que la libre competencia.

Fuente: elbitcoin.org, 28/10/12.


.

.

Estafas con criptomonedas, récord en 2019

febrero 11, 2020

Las estafas con criptomonedas superaron los USD 4.000 millones en 2019

El método principal es el esquema piramidal: sólo seis representaron el 92% de total de los fraudes. Según un informe de Chainanalysis, el lavado de dinero, el ransomware, el hackeo, los mercados de la red oscura y el financiamiento del terrorismo son los demás rubros del cripto delito.

PlusToken fue uno de los seis esquemas piramidales que concentraron el 92% de los USD 4.300 millones de estafas con criptomonedas en 2019.
PlusToken fue uno de los seis esquemas piramidales que concentraron el 92% de los USD 4.300 millones de estafas con criptomonedas en 2019.

2019: El año de la estafa piramidal”: así calificó Chainanalysis, una compañía de análisis de blockchain que realiza investigaciones para bancos, empresas y gobiernos del mundo, en su Informe 2020 sobre cripto delito. El estudio encontró que, además, las estafas con criptomonedas crecieron a toda velocidad y llegaron hasta al menos USD 4.300 millones el año pasado, más que las de 2017 y 2018 sumadas, que totalizaron USD 3.000 millones.

Según el informe, “2019 fue el año más importante para los fraudes con criptomonedas hasta el momento. Luego de una caída en los ingresos por estafas en 2018, los timadores triplicaron y más sus ingresos en 2019”, detalló Chainanalysis. Eso implicó millones de víctimas. “La gran mayoría provino de esquemas piramidales”, siguió; no obstante, subrayó que “los scams con extorsión también crecieron significativamente por segundo año consecutivo, casi cuadruplicando si total de USD 22,5 millones en 2018”. Esa clase de estafa representa una proporción pequeña del total pero “son una amenaza aterradora que afecta a gente fuera del ecosistema de las criptomonedas”.

La cifra más impresionante, sin embargo, es que sólo seis esquemas piramidales concentraron el 92% del total de USD 4.300 millones.

PlusToken prometía hacer realidad los sueños y ofrecía ganancias de entre el 6% y el 18% mensuales.
PlusToken prometía hacer realidad los sueños y ofrecía ganancias de entre el 6% y el 18% mensuales.

The Wall Street Journal (WSJ) contó la historia de una víctima de uno de esos seis grandes fraudes. Seo Jin-ho, un agente de viajes de Corea del Sur, escuchó a una colega hablar sobre PlusToken, una plataforma que negociaba bitcoin y otras criptomonedas. Ella estaba entusiasmada: se podía ganar 10% por mes. Seo invirtió, para probar, USD 860. Como sus fondos crecían aceleradamente, su escepticismo cedió. En menos de cinco meses había centuplicado su apuesta inicial.

“Pensaba, ¿para qué voy a dejar el dinero en el banco?”, explicó a WSJ. Iba a conferencias de PlusToken, le contó a sus amigos, con la fe de un converso.

En junio de 2019, cuando Seo sólo había retirado USD 500 de sus USD 86.000 en criptomonedas, las autoridades chinas arrestaron a seis personas que se suponía que administraban PlusToken desde la República de Vanuatu, un archipiélago en el sur del océano Pacífico, por realizar un monumental scam. “El sitio dejó de funcionar”, resumió WSJ. “La gente no pudo sacar su dinero. Seo, y una miríada de otros como él, perdieron el acceso a todo”.

Los seis ciudadanos de China detenidos por las autoridades del país en el caso PlusToken.
Los seis ciudadanos de China detenidos por las autoridades del país en el caso PlusToken.

Entre el silencio de las autoridades tanto de China como de Vanuatu, en octubre un video de YouTube mostró a un hombre, llamado Leo, que se presentó como el director ejecutivo de la plataforma de inversiones en criptomonedas, diciendo: “Todo está bien”. Fue lo último que se supo de PlusToken. Se calcula que robó a sus víctimas unos USD 2.000 millones.

Los datos que recogió Chainanalysis le permitieron “ver que los esquemas piramidales están impulsados por las ganancias relativamente grandes que obtiene una alta cantidad de usuarios”. Detalló: “Se hicieron más de 2,4 millones de transferencias de individuos a esquemas piramidales, una cantidad que se vuelve más increíble cuando se advierte que la información refleja sólo seis” durante 2019. La cifra, además, es una estimación que podría cambiar radicalmente ya que las investigaciones criminales están abiertas todavía: “Algunos informes de medios indican que sólo el fraude de Plus Token llegó a 3 millones de víctimas”.

El trabajo incluyó otros rubros de cripto delito, como el lavado de dinero, el ransomware, el hackeo, los mercados de la red oscura y el financiamiento del terrorismo, y estimó que seguirán evolucionando porque las propias criptomonedas seguirán evolucionando: ya el 35% de los millennials y el 18% de los estadounidenses de todas las edades han comprado criptomonedas; grandes entidades financieras como JP Morgan Chase son parte de la operación y comercios muy populares, como Amazon y Starbucks, permiten pagar en bitcoin, destacó Chainanalysis.

Las transacciones en criptomonedas aumentaron un 13% en 2019 comparadas con 2017.
Las transacciones en criptomonedas aumentaron un 13% en 2019 comparadas con 2017.

Pero si bien “la naturaleza descentralizada, semi-anónima, de la criptomoneda la convierte en una opción singularmente atractiva para los delincuentes”, reconoció, también es de una transparencia inherente: “Cada transacción se registra en un libro contable públicamente accesible. Con las herramientas adecuadas, podemos ver cuánto de toda la actividad con criptomoneda se asocia al delito, observar en detalle los tipos de crímenes que dominan el ecosistema y compartir los resultados con las autoridades y la industria para reducir su impacto”.

Kim Grauer, titular de investigaciones de la compañía de análisis de blockchain, explicó a WSJ que el año pasado se destacó “un enorme crecimiento” en las estafas “que imitan las oportunidades de inversión”. El modo en que sucedió fue porque se volvieron más sofisticadas y más grandes en volumen, y llegaron al público general, donde hay inversores crédulos. Y aunque el valor en dólares de las transacciones en bitcoin se ha mantenido sin cambios, las transacciones aumentaron un 13% en 2019 comparadas con 2017.

Según Chainanalysis, tres tendencias identifican al cripto delito actualmente, a partir de los datos de 2019 y su proyección para este año:

Varios videos en YouTube todavía promueven a PlusToken, que resultó un esquema piramidal.
Varios videos en YouTube todavía promueven a PlusToken, que resultó un esquema piramidal.

1. El cripto delito se comienza a parecer al delito de guante blanco: “Cuando pensamos en delito de guante blanco, probablemente pensamos en un pequeño grupo de ejecutivos que abusan del poder de su posición o utilizan información privilegiada para enriquecerse. Créase o no, el cripto delito funciona del mismo modo en buena medida. Se trata de grupos criminales fuertemente unidos que defraudan a millones en esquemas piramidales descarados o hackers de élite que ingresan a los mercados de intercambio, hallamos que la mayoría de las criptomonedas obtenida mediante actividades criminales va a un segmento pequeño pero poderoso de delincuentes”.

2. El lavado de dinero es clave en estas operaciones: “Es el denominador común entre todas las formas de cripto delito, porque cada delincuente que gana criptomonedas ilegalmente en algún punto necesitará oscurecer los orígenes de sus tenencias para convertirlas en efectivo. Así que a nadie puede sorprender que existan servicios y redes de gran sofisticación diseñados para hacerlo”.

3. Las estafas son la amenaza mayor: “Los scammers se aprovechan de la posición singular que las criptomonedas tienen hoy ante el público: la mayoría de la gente ha escuchado hablar de ellas y muchos creen que tiene el potencial de ganar dinero velozmente. Pero muchas de estas personas, a la vez, desconocen la industria como para no poder detectar un engaño, lo cual los convierte en objetivos perfectos”.

Se calcula que PlusToken robó USD 2.000 millones a las víctimas de su gran timo.
Se calcula que PlusToken robó USD 2.000 millones a las víctimas de su gran timo.

PlusToken “tenía un sesgo futurista en los materiales que el grupo publicaba”, según WSJ, “pero funcionaba como un clásico esquema piramidal”. Las personas abrían cuentas en la plataforma e invertían an bitcoin, ethereum y otras criptomonedas; luego PlusToken supuestamente las movía en su beneficio, y les prometía grandes ganancias.

“Los presuntos criminales organizaron encuentros y conferencias. Presentaron a un hombre ruso, rubio, conocido solamente como Leo, como su director ejecutivo, y trataron de promoverlo como una celebridad. Seo dijo que le dijeron que había sido un desarrollador de inteligencia artificial en Google”, por ejemplo; un grupo de Facebook llamado PlusToken Alliance publicó una foto donde se veía a Leo con el príncipe Carlos en Londres, durante una recepción benéfica.

Leo, presentado como director ejecutivo de PlusToken, sin apellido.
Leo, presentado como director ejecutivo de PlusToken, sin apellido.

“El marketing agresivo dio resultado. Chainanalysis rastreó 180.000 bitcoins, 6,4 millones de ether y 110.000 tether que pasaron por las billeteras de PlusToken. Al calcular los precios en los distintos momentos en que los inversores depositaron los fondos, sumaban unos USD 2.000 millones. Parte de ese dinero parece haber sido pagado a los inversores tempranos, pero Chainanalysis dijo que buena parte fue transferido a billeteras que probablemente pertenecían a los propios operadores”.

Seo se encuentra entre los más de 200 inversores que comenzó una demanda en Seúl contra PlusToken. Otros en el grupo creen que en algún momento sus fondos reaparecerán.

Fuente: infobae.com, 11/02/20.

Más información:

Esquema Ponzi catalán

Ponzi, Madoff, Blaksley: Variaciones de la estafa piramidal

Eugenio Curatola: El Madoff argentino

R. Allen Stanford es condenado a 110 años de prisión

.

.

El Petro, la criptomoneda chavista

enero 16, 2020

Claves de la dudosa criptomoneda que el régimen de Maduro quiere hacer tendencia

Nicolás Maduro, muestra un documento mientras habla durante el evento de inicio del comercio internacional de Petro, la criptomoneda desarrollada por el gobierno venezolano, en Caracas, Venezuela, 1 de octubre de 2018.

Necesitado de un salvavidas para la economía venezolana, el presidente Nicolás Maduro ha ordenado la venta de millones de barriles de petróleo y el cobro de servicios públicos en petros, la criptomoneda que él mismo lanzó hace dos años y que no termina de encajar en la compleja y deprimida economía nacional.

La meta del mandatario pasa por hacer entender a sus conciudadanos, sin tecnicismos ni palabras rebuscadas, qué es el petro, cuánto cuesta cada unidad, o como comprar y vender con este criptoactivo sin garantías de que todo este esfuerzo redunde en una exitosa política económica.

Estas son algunas de las claves de la divisa digital

1. ¿Qué es el petro?

Para algunos expertos, como el economista Luis Oliveros, aunque el petro empezó siendo una criptomoneda en la actualidad no lo es.

“No se mina, no es independiente, la crea un Gobierno (…) Cuando se emitió su waypaper (la partida de nacimiento) decía que era una criptomoneda finita y ahora han cuatriplicado el número de petros original”, explicó a Efe.

Si el dinero físico se imprime por un Gobierno a través de su Banco Central, en el mundo de las criptomonedas el dinero no se crea, sino que está oculto en una especie de mina digital. Así que para obtenerlo hay que “minarlo” y quienes hacen uso de dispositivos informáticos para ello se denominan “mineros”.

Al igual que en una mina real, no se pueden extraer criptoactivos de manera ilimitada.

Es por todo esto que Oliveros prefiere decir que el petro es “una suerte de unidad de cuenta y moneda, incluso un título o bono que emite el Gobierno de Venezuela”.

2. ¿Cuánto vale un petro?

Cuando el petro fue lanzado, en febrero de 2018, su valor estaba anclado al precio del barril de petróleo. Ahora ese valor lo determinan más rubros: crudo, hierro, oro y diamantes.

Según la página oficial del Gobierno para estos asuntos, un petro equivale a 59,05 dólares estadounidenses, poco menos de la cotización del crudo venezolano que según el Ejecutivo cerró la semana pasada en 59,42 dólares.

3. ¿Quién usa petros en Venezuela?

A pesar de que el Gobierno dice que más de 27.000 comercios en el país lo aceptan, el petro no es una moneda de uso extendido entre los venezolanos.

“Hay un financiamiento de petros en la economía venezolana, pero la gente no quiere tener petros, sale a cambiarlos, prefiere tener bolívares”, dice Oliveros.

En diciembre, Maduro anunció el pago de un bono navideño a jubilados y empleados públicos por valor de medio petro.

Para poder usarlos, los beneficiarios debían estar registrados previamente en el sistema de biopago, un método que permite el cobro de bienes y servicios a través de la autentificación biométrica del cliente, es decir, a través de la huella dactilar.

Las máquinas captahuellas que se usan para el biopago pertenecen a la empresa Ex-Clé, la misma encargada del sistema automatizado en las elecciones venezolanas.

Tras aparecer dificultades con la captahuellas, el Gobierno anunció la creación de una tarjeta de débito para su uso exclusivo en petros.

4. ¿Dónde se usará el petro?

Maduro anunció este martes lo que serán las primeras ventas del Gobierno en petros: 4,5 millones de barriles de petróleo y 1 millón de toneladas de hierro briquetado, material que se usa con o en combinación con la chatarra.

En la presentación de su balance anual de 2019 ante la Asamblea Nacional Constituyente, conformada solo por chavistas, Maduro anunció que se cobrarán en petros “todos los servicios (…) del Estado venezolano que actualmente estén cobrando tasas, tarifas y comisiones en divisas”.

Esta nueva medida afectará al Servicio Autónomo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), el Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Saren), el Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual (SAPI) y el Instituto Nacional Espacios Acuáticos (INEA).

También el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) Bolivariana de Aeropuertos (BAER), Bolivariana de Puertos (Bolipuertos), el Instituto Aeropuerto Internacional de Maiquetía (IAIM) y el Instituto Nacional de Canalizaciones (INC).

El mandatario anunció que próximamente se venderá la gasolina a las aerolíneas en petros.

5. Sanciones internacionales.

En marzo de 2018, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió sanciones contra el petro.

En una orden ejecutiva prohibía todas las “transacciones relacionadas con cualquier moneda digital o ficha digital emitida por, para o en nombre del Gobierno de Venezuela”.

6. Consecuencias en el exterior.

La implantación del petro podría frenar, aún más, la compraventa de petróleo, gasolina o cualquier ítem en petros, al igual que sucede ya con transacciones en otras divisas con el Gobierno venezolano debido a las restricciones financieras que le han impuesto otros países que le consideran ilegítimo.

Dice el economista Oliveros que en el caso de la venta de gasolina a aerolíneas puede que haya intercambio o acuerdos “con aerolíneas de países aliados con el Gobierno” y que otras vayan a repostar a otros países y hagan escala en Venezuela “para no tener que usar petros, porque es una unidad de cuenta sancionada”.

7. ¿Qué consecuencias puede tener en Venezuela?

El Gobierno de Maduro se ha empeñado, desde su creación, en impulsar el petro como moneda fuerte en el país en vez del devaluado bolívar y frente al dólar o el euro.

“Parece que va a sustituir al bolívar”, afirma Oliveros, quien pinta al petro como “una especie de CUC”, la moneda convertible de Cuba y al fenómeno que está ocurriendo como una suerte de “reconversión monetaria”.

Aunque para Oliveros “si (el petro) tiene los mismos vicios que el bolívar, no cambiará mucho la economía”.

Fuente: lapatilla.com, 16/01/20.

Venezuela

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:  LinkedIn      Twitter


invertir no es un juego de azar

.

.

Dudas sobre Blockchain

febrero 22, 2019

Cuestionando la cadena de bloques

IMAGE: Tumisu - Pixabay

Durante los últimos años, la cadena de bloques o blockchain ha sido una promesa incuestionable. Partiendo del aparentemente simple principio de que podemos asegurar la inviolabilidad de una transacción distribuyendo su proceso y almacenaje en muchos dispositivos y proporcionando una prueba de su registro obtenida y fijada con un sello de tiempo mediante criptografía, el paper original del desconocido (o desconocida, o desconocidos) Satoshi Nakamoto se convirtió en una de esas obras elevadas a la categoría de los modernos incunables, algo que automáticamente muchos vimos como la solución perfecta, matemática y computacionalmente elegante, y adecuada para todo tipo de sistemas transaccionales.

De la noche a la mañana, y tras el pequeño precio que había que pagar para llegar a entender su mecanismo y funcionamiento, blockchain se convirtió en el nuevo mantra, en el término incontestable, en lo que había que tener en todo proyecto para dotarlo automáticamente de atractivo, en la solución universal. Pero… ¿y si no fuera así? ¿Y si, como en tantas otras ocasiones, una tecnología prometedora sigue el conocido patrón del hype cycle y, tras alcanzar el pico de las expectativas sobredimensionadas, resultase que no es capaz de superar la prueba de una adopción masiva? ¿Podemos cuestionarnos blockchain sin miedo a parecer unos ignorantes o unos tecnófobos?

El conocido tweet de Vint Cerf en julio del pasado 2018 con un diagrama de flujo unívoco que afirma que nadie necesita blockchain debería llevarnos a pensar, y no necesariamente sobre la falacia de autoridad. Las reservas de Vint venían ya de algunos años antes, y el tiempo y la reflexión no habían logrado matizarlas en absoluto, más bien lo contrario.

El pasado 6 de febrero, otra figura legendaria en el ámbito de la seguridad, Bruce Schneier, publicaba un artículo en Wired titulado There’s no good reason to trust blockchain technology, con muchísimo más nivel de detalle que las críticas de Vint, y con una separación mucho más clara entre la base tecnológica como tal, blockchain, y algunas de sus implementaciones concretas como bitcoin. Según Schneier, el concepto de confianza en la cadena de bloques no estaba tan meridianamente claro como algunos pretendían, y además, el algoritmo de consenso era el más caro e ineficiente que habíamos visto en la historia de la humanidad.

En efecto, los usos de cadenas de bloques públicas hasta el momento han desembocado en aberraciones energéticas como la que subyace bajo las especulativas explosiones en popularidad de las criptomonedas, en donde prácticamente el único escenario mínimamente esperanzador tiene que ver con Vitalik Buterin y la posibilidad – o mejor, la necesidad – de reducir el consumo de energía de los mecanismos transaccionales de ethereum en nada menos que un 99%. Pero más allá del consumo energético, que de por sí supondría ya un freno importantísimo a la adopción masiva, resulta que además, Schneier está en lo cierto en lo referente al mecanismo de confianza, y las frases hechas del tipo “in crypto we trust”“in math we trust” o “in code we trust” son simplemente eso, frases hechas que quedan muy bonitas, pero detrás de las cuales se esconde una realidad evidente: las cadenas de bloques, como todo, también tienen vulnerabilidades que pueden ser explotadas.

El resultado de este progresivo cuestionamiento es evidente: en las listas elaboradas por los analistas sobre las tendencias tecnológicas de 2019, la cadena de bloques brilla por su ausencia. Esto, como tal, no quiere decir nada: ni los analistas son infalibles, ni la tecnología es un hit parade. Pero indudablemente, el hecho refleja un cuestionamiento que hasta el momento, en toda la fase de comprensión y en la primera de aplicación de la tecnología de la cadena de bloques que hemos vivido, no había tenido prácticamente lugar. Estamos pasando de un cuestionamiento derivado del “no lo entiendo”, a uno motivado por el “ya lo he entendido, y no me parece interesante”, sea “porque gasta mucho”, “porque el algoritmo de consenso es demencialmente ineficiente”, o “porque el concepto de confianza no es seguro”.

¿Suponen este tipo de problemas una enmienda a la totalidad? Muy posiblemente no, muchos de los elementos, como el de la distribución del registro, la prueba criptográfica o el propio concepto de consenso, tengan seguramente mucho desarrollo que aprovechar en el futuro. Pero en su estado actual, todo indica que la tecnología de la cadena de bloques como tal podría no estar lista para un proceso de adopción masivo, que forzar esa adopción podría tener consecuencias poco recomendables, y que no es suficiente un paperaparentemente brillante y de origen misterioso para poner en marcha un proceso que cambie el mundo tal y como lo conocemos.

De ser una de las tecnologías consideradas clave para el futuro y la solución aparentemente natural y definitiva para todos los sistemas transaccionales, la cadena de bloques está entrando en una nueva fase, en un abismo de desilusión del que no siempre se puede salir. Suficiente como para que algunas compañías que se estaban planteando lanzarse a desarrollos sobre esta tecnología se los replanteen, para que el desmesurado interés inicial se enfríe o para que algunos sean conscientes de que a la tecnología de la cadena de bloques, posiblemente, le hagan falta algunos hervores más.

Fuente: enriquedans.com, 22/02/19.

______________________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter

______________________________________________________________________________

.

.

Dudosa pérdida de U$S 190 millones en criptomonedas

febrero 7, 2019

Murió el dueño de una empresa de criptomonedas y se llevó a la tumba las claves para manejar US$190 millones

El dueño de QuadrigaCX murió y dejó a sus clientes sin sus inversiones
El dueño de QuadrigaCX murió y dejó a sus clientes sin sus inversiones Crédito: Shutterstock

La empresa de criptomonedas QuadrigaCX informó que no puede pagar la mayor parte de los US$190 millones en inversiones de clientes después de que su fundador Gerald Cotten, de 30 años, la única persona que conocía las contraseñas, muriera inesperadamente en India en diciembre pasado.

En una declaración jurada ante el Tribunal Supremo de Nueva Escocia, Jennifer Robertson, la viuda de Cotten, dijo que QuadrigaCX le debe a sus clientes los millones de dólares «tanto en criptomoneda como en dinero fiduciario», mientras que la empresa señalada solicitó protección al acreedor porque dice que «no puede acceder a los fondos almacenados en el almacenamiento en frío», sino solo a una cantidad comparativamente menor en una «billetera caliente» utilizada para transferencias, escribió el medio CoinDesk.

La viuda también dijo que Cotten era «el único responsable del manejo de los fondos y las monedas» y que ningún otro miembro del equipo podía acceder a los fondos almacenados.

QuadrigaCX anunció la muerte de Cotten a mediados de enero, diciendo que había muerto «debido a complicaciones con la enfermedad de Crohn el 9 de diciembre de 2018 mientras viajaba a la India, donde estaba abriendo un orfanato para brindar un hogar a niños necesitados».

Mientras Robertson tiene la computadora portátil de Cotten en su poder, escribió CoinDesk, ella dice que no conoce la contraseña, y un experto técnico reclutado por la empresa no pudo omitir su cifrado. Ella también dice que Cotten «no dejó registros de negocios».

Un artículo del Wall Street Journal de 2017 señaló que a diferencia de las bolsas de valores, que solo facilitan las transacciones, las bolsas criptográficas son especialmente vulnerables porque almacenan criptomonedas para sus clientes. Sin embargo, normalmente las amenazas asociadas con esta práctica son piratas informáticos y otros ciberdelincuentes, en lugar de contraseñas perdidas.

En las presentaciones, Robertson escribió que «necesita con urgencia una suspensión de los procedimientos que le permita a Quadriga y sus contratistas tiempo adicional para encontrar las tiendas de criptomoneda disponibles y también para negociar los giros bancarios disponibles para Quadriga», escribió CoinDesk.

«Esta es una dura lección aprendida», dijo el cliente de Calgary, Elvis Cavalic, a la cadena CBC, y agregó que no había podido retirar US$15.000 en participaciones en octubre de 2018.

Fuente: La Nación, 07/02/19.

______________________________________________________________________________

El hombre que se llevó a la tumba la contraseña de las criptomonedas había firmado su testamento dos semanas antes de su muerte

Gerald Cotten murió en India el 9 de diciembre y su esposa dice que no dejó contraseñas para acceder a los fondos de Quadriga.
Gerald Cotten murió en India el 9 de diciembre y su esposa dice que no dejó contraseñas para acceder a los fondos de Quadriga. Crédito: GERALD COTTEN/FACEBOOK

Suele decirse que las criptomonedas son un área de inversión riesgosa, pero lo sucedido la semana pasada en Canadá le sumó un peligro hasta ahora impensado.

Los inversores en Quadriga, la mayor plataforma de cambio de criptomonedas del país, no pueden acceder a fondos de hasta US$190 millones (incluidos más de US$50 millones en divisas) por culpa de una contraseña.

La clave parecería haber desaparecido junto con el fundador y director de la compañía, Gerald Cotten, quien murió de forma inesperada el 9 de diciembre en India.

El empresario de 30 años era la única persona habilitada para manejar los fondos y monedas, según Quadriga.

Y este jueves, ante la Corte Suprema de Nueva Escocia (Canadá), las autoridades de la compañía aseguraron que eran incapaces de acceder a las reservas.

Las criptomonedas son dinero virtual
Las criptomonedas son «dinero» virtual

De acuerdo con un documento firmado por la viuda de Cotten, Jennifer Robertson, la computadora desde donde su difunto marido hacía negocios «está encriptada».

«No sé la contraseña o cómo recuperar la clave», dijo.

«A pesar de repetidas y diligentes búsquedas, no he podido encontrarlas escritas en ninguna parte», declaró Robertson.

Problemas legales

Fundada hace 5 años, Quadriga se ha visto sacudida por problemas financieros a lo largo del ultimo año.

De acuerdo la cadena de televisión canadiense CNBC, la compañía tenía problemas de liquidez y, a principios de este año, el banco CIBC le congeló fondos cercanos a los US$20 millones.

Y, la semana pasada, en medio de las quejas de clientes por retrasos en los retiros de criptomonedas, la plataforma solicitó protección de sus acreedores.

Canada abrió su primer cajero de criptomonedas en 2013
Canada abrió su primer cajero de criptomonedas en 2013

En total la empresa tiene unos 115.000 usuarios entre los cuales hay desde inversionistas hasta particulares en busca de una opción más rentable que una simple cuenta de ahorros.

Pero los expertos estiman que ahora tienen pocas probabilidades de recuperar sus inversiones.

«He recibido correos y llamadas de personas diciéndome que perdieron todo el dinero de su jubilación», le dijo a CNBC Christine Duhaime, abogada fundadora del Digital Finance Institute.

«Quadriga llevaba mucho tiempo y llegó a ser la principal empresa de cambio en Canadá, así que creo que la gente pensó que su dinero estaba seguro», dijo.

El testamento

La muerte de Cotten fue anunciada en un mensaje publicado por la compañía en su página web y su Facebook.

Allí se detalló que el emprendedor falleció en Jaipur ( India ), donde estaba «abriendo un orfanato para proveer hogar y refugio seguro a niños necesitados».

Su prematura muerte se debió a complicaciones vinculadas a la enfermedad de Crohn, una condición inflamatoria crónica severa.

Pero el periódico The Globe and Mail reportó que el empresario había firmado un testamento el 27 de noviembre de 2018, solo dos semanas antes de su muerte.

La página web de Quadriga ahora tiene un breve mensaje explicando el proceso legal que enfrenta.
La página web de Quadriga ahora tiene un breve mensaje explicando el proceso legal que enfrenta.Fuente: Archivo – Crédito: QUADRIGA

En el documento, Cotten nombraba a su esposa como albacea y ejecutora y, según el periódico, en el mismo se reservaban US$76.000 para el cuidado de los dos perros de la pareja.

Pero el testamento no incluyó detalles sobre como acceder a los fondos de Quadriga en caso de muerte.

Y los usuarios de Quadriga también se quejan de que la plataforma continuó aceptando depósitos incluso después de su fallecimiento.

Esfuerzos en proceso

Qadriga dijo haber contratado a un investigador para ver si se podía recuperar la información.

Pero los esfuerzos hasta el momento solamente han tenido un «éxito limitado en la recuperación de unas pocas monedas», así como alguna de la información contenida en su computadora y su teléfono.

El valor de las criptomonedas se ha desplomado en los últimos meses
El valor de las criptomonedas se ha desplomado en los últimos meses

En un comunicado publicado el jueves pasado, Qadriga dijo que estaba trabajando para lidiar con «asuntos de liquidez, que incluyen esfuerzos para ubicar y acceder a nuestra muy significativa reserva en criptomonedas».

Y la compañía está en una corte de Nova Scotia para una audiencia preliminar sobre el posible nombramiento de la empresa Ernst and Young como un monitor independiente para supervisar los procedimientos.

Por lo demás, los problemas de la plataforma se dan en un contexto turbulento para las monedas digitales, que han visto car su valor significativamente.

Bitcoin, la más famosa de las criptomonedas, llegó a alcanzar un valor de casi US$20.000 en diciembre, pero desde entonces ha caído a menos de US$3.500.

Fuente: La Nación, 05/02/19.

______________________________________________________________________________

Las contradicciones de Gerald Cotten, el hombre que se llevó a la tumba las claves para acceder a USD 150 millones en criptomonedas

Mientras su empresa QuadrigaCX afirma que sus activos estaban almacenados en «billeteras virtuales frías» controladas por su difunto CEO, la blockchain revela que gran parte de los fondos de la empresa permanecen guardadas en otras casas de cambio7 de febrero de 2019

Gerald Cotten, CEO y fundador de QuadrigaCX, falleció el pasado 9 de diciembre por complicaciones relacionadas con la enfermedad de Crohn. (timescolonist.com)
Gerald Cotten, CEO y fundador de QuadrigaCX, falleció el pasado 9 de diciembre por complicaciones relacionadas con la enfermedad de Crohn.

Gerald Cotten tenía sólo 30 años cuando murió el pasado 9 de diciembre debido a complicaciones relacionadas con la enfermedad de Crohn durante un viaje a Jaipur, India, donde planeaba abrir un orfanato para niños necesitados. Cinco años antes, en diciembre de 2013, el canadiense fundó QuadrigaCX, que se convirtió en el exchange –o casa de cambio- de criptomonedas más grande de Canadá.

Con más de 363.000 usuarios registrados, QuadrigaCX custodiaba aproximadamente USD 150 millones en criptomonedas que pertenecían a más de 92.000 clientes activos. Cotten era la única persona que conocía las claves privadas para acceder a los fondos de la empresa, que en su mayoría estaban almacenados en billeteras virtuales sin conexión a Internet para eludir a los hackers.

El problema es que su esposa, Jennifer Robertson, no ha logrado encontrar sus contraseñas ni ningún registro comercial de la empresa, admitió en una declaración jurada presentada ante el Tribunal Supremo de Nueva Escocia el jueves pasado. Robertson y la junta directiva de la compañía también presentaron una solicitud de protección a los acreedores en un intento de ganar tiempo para abordar «problemas financieros importantes» afectando su capacidad de servir a sus clientes, según una declaración en su sitio web.

La declaración jurada de Jennifer Robertson presentada ante el Tribunal Supremo de Nueva Escocia
La declaración jurada de Jennifer Robertson presentada ante el Tribunal Supremo de Nueva Escocia

«Después de la muerte de Gerry, el inventario de criptomonedas de Quadriga ha dejado de estar disponible y parte de él puede estar perdido«, dijo la viuda. «El procedimiento normal era que [Cotten] moviera la mayoría de las monedas a almacenamiento en frío como una forma de protegerlas de los hackers o de otros robos virtuales».

«El ordenador portátil desde el que Gerry llevaba a cabo el negocio de la empresa está encriptado y no conozco la contraseña ni la clave de recuperación. A pesar de las repetidas y diligentes búsquedas, no he podido encontrarlas escritas en ninguna parte», agregó.

El juez Michael Wood concedió a Quadriga una moratoria de 30 días el martes, en un intento de impedir que se iniciara cualquier juicio en contra de la compañía mientras buscan una solución a sus problemas, reportó Canadian Press. También se le concedió protección frente a los acreedores.

Según los informes presentados, Quadriga tiene alrededor de 26.500 bitcoin (USD 92,3 millones), 430.000 ether (USD 46 millones), 200.000 litecoin (USD 6,5 millones), 11.000 bitcoin cash (USD 1,3 millones), 11.000 bitcoin cash SV (USD 707.000) y 35.000 bitcoin gold (USD 352.000).

El certificado de fallecimiento de Gerald Cotten, emitido por el gobierno de la India (CoinDesk)
El certificado de fallecimiento de Gerald Cotten, emitido por el gobierno de la India (CoinDesk)

El argumento de la viuda de Cotten y el directorio de su empresa fue puesto en duda por varios expertos de la industria criptográfica, que sostienen que si QuadrigaCX realmente tiene almacenado los criptoactivos que dice poseer, entonces sus tenencias deberían reflejarse en la blockchain de cada criptomoneda. Una blockchain es un libro contable público que registra todas las transacciones que se hacen en una criptomoneda. Aunque esta no divulga las claves privadas de las billeteras virtuales de QuadrigaCX, sí debería mostrar las claves públicas asociadas a ellas.

«La historia de QuadrigaCX no tiene sentido«, señaló Emin Gün Sirer, profesor de la Universidad de Cornell y codirector de la Iniciativa para Criptomonedas y Contratos. «Lo grandioso de las blockchains es que cualquiera puede auditar, en esencia, cualquier compañía».

«Si los fondos están congelados y la billetera fría es inaccesible, el exchange debería poder proveer las direcciones de las billeteras frías para que sus declaraciones puedan ser verificadas con la ayuda de la blockchain«, añadió Sirer.

La empresa de análisis de blockchains Elementus no logró encontrar ninguna billetera fría almacenado ether, el criptoactivo de la red Ethereum. La firma confirmó que QuadrigaCX hizo transferencias de ether a mediados de enero, más de un mes después de la muerte del CEO de la casa de cambio.

Jesse Powell, CEO de Kraken, una de las casas de cambio de criptomonedas más grandes de Estados Unidos, confirmó el sábado que su empresa «tiene miles de direcciones de billeteras que pertenecen a QuadrigaCX» almacenadas en su plataforma, contradiciendo así las declaraciones de la empresa canadiense de que sus criptomonedas estaban almacenadas en billeteras frías controladas por Cotten.

De todas los ether que supuestamente tenía Quadriga bajo custodia, sólo quedan 1.000 monedas en sus propias carteras, afirmó Max Galka, fundador de Elementus.

«No ser transparente» sobre dónde está exactamente el dinero en una blockchain «es inusual», dijo Christine Duhaime, una abogada canadiense especializada en la lucha contra el lavado de dinero. Aunque las transacciones de mediados de enero identificadas por Elementus podrían haber estado automatizadas, no puede descartarse la posibilidad de que «hay una trama sospechosa en marcha», agregó Galka. 

QuadrigaCX tiene menos de 30 días para recaudar los fondos que le debe a sus acreedores. Ante una hipotética bancarrota o situación de insolvencia, el caso serviría como el segundo colapso más grande en la historia del ecosistema cripto en términos de valor en dólares, detrás del hackeo al exchange japonés Coincheck por más de USD 500 millones en enero del año pasado.

Fuente: infobae.com, 07/02/19.

scam

______________________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter

______________________________________________________________________________

banner toxic assets 03

.

.

El derrumbe del bitcoin

febrero 6, 2019

El valor del Bitcoin ya es inferior al coste de producción en muchos centros de minería y algunos están desconectando sus máquinas

El valor del Bitcoin ya es inferior al coste de producción en muchos centros de minería y algunos están desconectando sus máquinas

Por Enrique Pérez.

El bitcoin ha seguido cayendo y ya se encuentra por debajo de los 3.600 dólares. Una cifra muy alejada de la que teníamos a principios del año pasado pero también un punto de inflexión para esta criptomoneda, ya que según varios analistas el bitcoin se encontraría por debajo de su valor de producción.

Ahora es JPMorgan, una de las empresas financieras más importantes del mundo, quien ha explicado a través de un grupo de analistas liderado por Natasha Kaneva que el coste de producción para minar bitcoins ya es mayor que el valor del propio bitcoin, por lo que ha llevado a una situación donde muchos productores han entrado en pérdidas.

Esta situación, ha llevado a varios centros de minería de bitcoin desconectar cientos de máquinas para lograr recortar gastos e intentar mantenerse en beneficios.

La minería de Bitcoin se concentra en China

La inversión en criptomonedas siempre ha sido un riesgo ya que es un mercado muy cambiante. Pero además de los inversores, también están los centros de minería. Hoy en día, el coste de producción de un bitcoin es muy superior al de hace unos años, donde con un ordenador personal ya se podían conseguir ganancias. Esto ha llevado a que el 71% de los grandes mineros de bitcoin procedan de China, según datos de la distribución ‘hash rate’.

Según los analistas de JPMorgan, «los productores chinos son capaces de pagar muchos menos, con un coste estimado de unos 2.400 dólares por Bitcoin, ya que consiguen energía propia o tienen acuerdos con generadores de electricidad para consumir el sobrante.»

Cap360

Distribución de los grandes centros de minería, según datos del Pool Share.

Si miramos la evolución del precio del bitcoin durante el último año podemos observar una clara tendencia negativa. En otoño del año pasado se encontraba por encima de los 6.000 dólares, pero a principios de año ha bajado de los 4.000 dólares. Un punto que ha asfixiado a muchos productores, salvo aquellos que logren la electricidad a un precio muy reducido.

Con márgenes en muchos casos negativos, algunos productores ya han entrado en pérdidas y han apostado por desconectar su maquinaría. Aquellos con un gran coste de producción serán forzados a abandonar, según los analista de JPMorgan.

Bitcoin

Valor del Bitcoin durante el último año, según Coinmarketcap

En caso que los productores menos eficientes vayan abandonando el negocio, los que se mantengan saldrán beneficiados ya que habrá menos competencia y por tanto más bitcoins por el mismo coste. Este hecho, según JPMorgan, podría hacer bajar el coste marginal del bitcoin hasta los 1.260 dólares. Un punto todavía por debajo del valor actual.

Según el informe de JPMorgan, «incluso en escenarios extremos como una recesión o crisis financieras, hay instrumentos más líquidos y menos complicados para realizar transacciones, inversiones y coberturas«. Por comparar, el bitcoin cayó el año pasado un 74% mientras el S&P 500 lo hizo un 6,2%.

Fuente: m.xataka.com, 04/02/19.

bitcoin burbuja

______________________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter

______________________________________________________________________________

banner toxic assets 03

.

.

La caída del bitcoin

diciembre 20, 2018

Los creyentes del bitcoin esperan su ‘rally’ tras la purga: lo ven en 100.000

Los convencidos del bitcoin siguen esperando un segundo ‘rally’, como ocurrió tras el desplome experimentado en 2014 y esperan que llegue a 100.000 dólares en 2021

Foto: Representación bitcoin. (Reuters)
Representación bitcoin. (Reuters)

Por María Igartua.

19.800 dólares. Esa es la barrera que el Bitcoin rompió tal día como hoy hace exactamente un año después de marcar un hito histórico debutando en el mercado de futuros de Chicago en Estados Unidos. Eran vísperas de Navidad y, al tiempo que las búsquedas se disparaban en Google, la divisa virtual por excelencia y, por extensión sus hermanas menores, se convertían en el tema de conversación de las comidas y cenas típicas de estas fechas, tanto profesionales como familiares.

Frente a los ‘agoreros’ que avisaban de la nueva madre de todas las burbujas surgían cada vez más gurús del nuevo activo de moda creado en 2009 por un tal Satoshi Nakamoto que a día de hoy todavía no se sabe quién es. Jamie Dimon contra Lawrence Summers, Warren Buffett contra John Reed, o Jerry Yang, o Roubinio amas de casa asegurando que sus maridos minaban ether, universitarios, suegros, cuñados, taxistas, periodistas, analistas… Todo el mundo tenía algo que decir sobre Bitcoin. El tema estaba al rojo vivo.

Dos días después, el mercado dio el primer aviso. Un desplome del 20% desde máximos hasta los 11.000 dólares dejando los primeros muertos por el camino. Aún así, muchos inversores lo vieron como una oportunidad y entraron, o aumentaron posiciones… Bitcoin rebotó hasta los 15.925 dólares para volver a caer… El 5 de enero se produjo su último gran rebote, hasta los 16.753 dólares y fue la última vez que la criptodivisa vio los 16.000 dólares.

El año nuevo llegó con un nuevo shock: la mayor plataforma japonesa de negociación de criptodivisas, Coincheck, suspendía la retirada de fondos de sus usuarios provocando que en un sólo día cayeran hasta los 10.500 dólares con los inversores entrando en modo pánico. Mientras se calentaba el debate sobre la necesidad de regulación, un hackeo en una plataforma de Corea del Sur ponía al descubierto los riesgos de seguridad de este dinero virtual.

Han pasado doce meses desde entonces y lo que decían que se trataba de una corrección lógica dentro de la fuerte subida que había experimentado el mercado de criptodivisas en los doce meses anteriores, poco a poco ha ido dando paso al más que probable pinchazo de una burbuja que se ha comparado con la de los tulipanes que se vivió en el siglo XVII en los Países Bajos, cuando se llegó a pagar unos 2 millones de euros actuales por el bulbo más caro de la historia.

Evolución de Bitcoin desde máximos (Bloomberg)
Evolución de Bitcoin desde máximos (Bloomberg)

Así, desde sus máximos históricos, el Bitcoin se ha desplomado más de un 85% y divisas como Ethereum, Ripple o Litecoin han seguido la misma senda. De esta manera, Bitcoin cumple la efeméride de sus máximos en los 3.800 dólares y no parece que vaya a remontar, la menos en el corto o medio plazo.

En este sentido, Jerry Yang, fundador de Yahoo se muestra “un convencido de que la divisa digital puede jugar un papel en nuestra sociedad… pero en estos momentos parece que se está moviendo más por el boom de invertir y ganar que por el uso como moneda de pago en una transacción”. De hecho, ayer mismo se disparó más de un 12% mientras que la volatilidad continúa por las nubes.


Tal es así que los convencidos del Bitcoin siguen esperando un segundo rally como ocurrió tras el desplome experimentado en 2014. De hecho, los que llevan siguiendo la moneda virtual desde sus orígenes están acostumbrados a fuertes desplomes. No en vano, hasta en cinco ocasiones ha entrado en un mercado bajista y, si bien este periodo va camino de ser el más largo, no es el más fuerte que han visto. En 2014 pasó de 1,237 dólares a 111 dólares.

En aquel entonces, basándose en una serie de logaritmos no lineales, predijeron que el 22 de noviembre de 2017, Bitcoin debía alcanzar los 10.000 dólares y solo fallaron por 6 días… los alcanzó el 28 de noviembre. Cuatro años y un 83% de desplome después, esas mismas predicciones lo sitúan en los 100.000 dólares el 16 de julio de 2021.

Fuente: elconfidencial.com, 20/12/18.

bitcoin

___________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter

___________________________________________________________________

banner toxic assets 03

.

.

La revolución Blockchain

julio 15, 2018

Blockchain: la palabra del año

Por Sebastián Campanario.
blockchain

.

Hay granjeros que se dedican a la cría de gallinas, cerdos y vacas; o a producir leche o huevos que luego venden en el mercado. Néstor Di Bello, un licenciado en sistemas que trabajó toda su vida en empresas en las áreas de tecnología, decidió hace dos años ponerse su propia finca en Buenos Aires, pero de un producto algo menos tradicional: Di Bello tiene una granja de criptonomonedas.

Su proyecto, financiado por un fondo de los Estados Unidos, contempló la instalación de decenas de computadoras en el barrio de Villa Ballester para «minar» distintas monedas virtuales (la más conocida es el bitcoin, pero hay centenares con mercados que se van ampliando) y obtener una ganancia en este proceso.

El empresario viajó por Islandia, Canadá y otras mecas de este rubro para poder armar su negocio. En el camino, estudió en profundidad el potencial del blockchain, la arquitectura de programación que está por detrás de las criptomonedas más conocidas y cuyo potencial excede al mundo financiero. Creada hace apenas diez años, esta tecnología de moda apunta, para algunos expertos, a revolucionar para siempre los negocios que se basan en la provisión de «confianza» (escribanos, abogados, contadores, instituciones en general), pero también el entretenimiento, la política, el sistema financiero y el comercio internacional, entre otras áreas. Los más entusiastas aseguran que no hubo una tecnología con un potencial disruptivo tan elevado desde la masificación de internet, hace ya 20 años.

La tecnología blockchain es considerada la más disruptiva de los últimos tiempos
La tecnología blockchain es considerada la más disruptiva de los últimos tiempos.
.

Blockchain es una red global descentralizada, similar a un libro contable abierto, donde se asientan todas las transacciones de bitcoins del mundo. Pero los activos que se pueden certificar en esta arquitectura de software van más allá de esta moneda virtual: pueden ser bienes, servicios, contratos legales y hasta identidades de personas (más de un décimo de la población del planeta hoy no tiene un documento formal), que se «asocian» a un bloque de código que luego se encadena con otros (de allí su nombre: «cadena de bloques»). Cada nodo (punto de la red) puede validar cada transacción y el sistema se considera imposible de hackear (en realidad, los costos de hacerlo son astronómicos y no lo justifican).

Es una de las denominadas «tecnologías exponenciales», de altísimo crecimiento, que genera más entusiasmo, y sus partidarios no se intimidan con la caída dramática que tuvo el bitcoin en 2018, cuando perdió más de la mitad de su valor máximo en pocos meses.

Los empresarios y emprendedores argentinos están viviendo un particular criptorromance con esta nueva tecnología. Buenos Aires está considerado el hub (centro) más potente de América Latina en este tipo de negocios, las rondas de inversión más exitosas del año fueron para este sector vía «ICOs» (ofertas iniciales en monedas virtuales) multimillonarias y el libro Digital Gold, el best seller del periodista del The New York Times Nathaniel Popper sobre el tema, tiene a varios argentinos mencionados, entre ellos Wenceslao Casares, el creador de Patagon, quien en el punto máximo de cotización del bitcoin, de 20.000 dólares por unidad a fines de 2017, llegó a tener un patrimonio personal superior al valor de Mercado Libre, la empresa más cara de la Argentina.

Néstor di Bello, en su granja de criptomonedas
Néstor di Bello, en su granja de criptomonedas.
.

En la literatura sobre innovación se suele hablar del fenómeno de «creatividad de supervivencia» que se da en aquellos países que tuvieron procesos de crecimiento desde un punto de partida muy desfavorable, como Israel, Corea del Sur o Estonia, entre otros. En el caso de la Argentina y las criptotecnologías el «obstáculo inspirador» fue el cepo cambiario de Guillermo Moreno. Al contrario que en países ricos y bancarizados -donde el bitcoin surgió en su momento con ideales libertarios y ciberpunks, asociados a inversiones de alto riesgo-, a nivel local comenzó a utilizarse fuerte para saltar las restricciones de la política económica del kirchnerismo. Por eso, desde su origen, la comunidad local de criptomonedas tuvo los pies sobre la tierra y se constituyó sobre una base más funcional y de búsqueda de soluciones para un problema real, cuenta a LA NACION revista Sergio Lerner, un programador que fue contratado por Gavin Andresen, jefe científico de la Fundación Bitcoin mundial, como auditor del código de seguridad de la criptomoneda.

«La revolución de blockchain tiene hoy cinco motores centrales -explica Lerner-. Los pagos digitales más eficientes, las monedas no gubernamentales con emisión programada, los contratos inteligentes, la eliminación de las barreras de entrada a financiamiento para pequeñas empresas y el crecimiento de los celulares como billetera electrónica».

Lerner saltó a la fama en este ámbito porque «descubrió», en una suerte de trabajo arqueológico criptográfico, las unidades originales de bitcoins de Satoshi Nakamoto, el misterioso creador de la criptomoneda, que fue también su primer minero, diez años atrás. Según sus reglas de base, los bitcoins se pueden obtener por transacción o minándolos (como hace Di Bello en su granja) con poder computacional. Nakamoto posee alrededor de un millón de bitcoins, que nunca se vendieron. Su identidad es un misterio que jamás se reveló y no hay consenso entre los programadores sobre quién es realmente esta persona.

Una tecnología política

Aunque se suele enfatizar que esta nueva «máquina de confianza» llegó para revolucionar los negocios basados en proveer algún tipo de validación externa entre partes (escribanos, contadores, abogados, colegios profesionales, oficinas estatales, etc.), lo cierto es que la onda expansiva de este meteorito excede a los jugadores tradicionales de la economía: empresas tan en la cresta de la ola de la innovación como AirBnB o Uber también aparecen con su modelo de negocios amenazado. Al existir un proveedor de confianza descentralizado cualquiera de nosotros podría intercambiar un vehículo o un departamento en forma temporaria sin tener que pagarle una comisión a una plataforma digital en el medio.

Para el tecnólogo y científico de datos Marcelo Rinesi, » blockchain no es principalmente una tecnología financiera, como se cree. Es una tecnología política y su campo de aplicación es el de los países en vías de desarrollo como la Argentina», sostiene el profesor del Instituto Baikal. Rinesi explica que «el principal problema que ataca blockchain es la confianza en un tercero. Hoy hay millones de personas en todo el mundo que no pueden confiar no solamente en el sistema financiero, sino en las funciones más básicas del Estado. La confianza tarda décadas en construirse, y su escasez tiende a perpetuarse en contextos de incentivos viciados».

En este contexto, blockchain podría significar un «salto de rana» en términos de desarrollo para naciones con baja o nula confianza en las instituciones. En su libro Down The Rabbit Hole, el emprendedor y evangelizador de blockchain Tim Lea cree que esta tecnología puede ayudar a reducir de manera drástica la corrupción entre países. «En teoría, ya puede hacerlo: sus capas son transparentes y auditables; el mayor desafío está en su implementación porque hay muchos intermediarios que viven de esta opacidad».

Sebastián Serrano, CEO de la criptomoneda argentina Ripio
Sebastián Serrano, CEO de la criptomoneda argentina Ripio.
.

¿Un ejemplo concreto? La ONU ya está enviando a campos de refugiados en África la ayuda en ethereum (la segunda criptomoneda más conocida): mediante contratos inteligentes se aseguran de que la plata llegue a los necesitados (cuya identidad se valida con reconocimiento del iris de los ojos), que a su vez solo pueden gastarla en comida, educación y remedios. Ban Ki-Moon, exsecretario general de la ONU, estimó en su momento que el 30 por ciento de la ayuda humanitaria se pierde en el camino hasta los destinatarios finales por costos de intermediación financiera, administrativos, de corrupción, etc.

Se calcula que unas 1.100 millones de personas no poseen una identificación validada en el mundo, lo que las deja afuera de cualquier transacción financiera y perpetúa el círculo de pobreza. «Los sistemas actuales de identificación personal -partidas de nacimiento, documentos, pasaportes- se basan en procesos físicos, lo cual tiene limitaciones inherentes», cuenta la argentina Pía Mancini, especialista en tecnologías políticas y cofundadora de Democracy Earth, una fundación que utiliza blockchain para «devolverle soberanía al ciudadano en decisiones políticas».

Dos años atrás Mancini y su esposo, Santiago Siri, inscribieron a su hija Roma, recién nacida, en blockchain. Fue el primer ser humano que suma sus datos a esta red, de acuerdo al profesor de NYU David Yermack. Si este método se masifica, se equilibraría la cancha para, por ejemplo, las 2000 millones de personas que hoy no tienen acceso al sistema financiero en el mundo porque, entre otras cosas, no poseen una identidad validada. «Tener una voz en este mundo depende del azar de donde uno nació, y eso es inaceptable», explica Mancini.

En la Argentina, a nivel gubernamental, al cierre de esta edición se estaba formando la primera «mesa cripto» en la órbita de la Casa Rosada. La idea es posicionar al país como «el»hub regional en esta materia, y aprovechar los US$10.000 millones de capitales internacionales que -estiman en el sector- hoy están prestos a invertir en este tipo de iniciativas. Entre las alternativas que se barajan están usar como plataforma de «la Argentina, país amigable con blockchain» a la reunión del G-20.

Carambolas a varias bandas

«Lo más interesante no es blockchain a solas, sino lo que empieza a suceder cuando se combina con otras tecnologías exponenciales», dice Pablo De Gregorio, quien desde Earnst & Young está trabajando en varias iniciativas que involucran a la red detrás del bitcoin con empresas grandes y pequeñas.

Por caso, la masificación de sensores conectados a internet («internet de las cosas») permitirá que procesos que hoy tienen muchos intermediarios se realicen mediante contratos inteligentes con cláusulas que se van autoejecutando a medida que se certifican digitalmente. De Gregorio está trabajando este esquema para bodegas (los consumidores podrán tener información diferencial de cada botella, con una trazabilidad perfecta, lo que incrementa el valor intangible de las marcas). Con la misma lógica, un consorcio argentino ya exportó soja a Malasia. Toyota está experimentando con vehículos cuyo software no permite el encendido si el comprador no paga una cuota del crédito preacordado, vía criptomonedas. Suena una práctica poco amable para una marca, pero elimina un costo de intermediación que redunda en beneficios para la fábrica y para el comprador.

Para el comercio exterior, donde llevar una carga de un país a otros requiere en promedio 30 operaciones, esta tecnología se anticipa tan revolucionaria como lo fue la masificación de los contenedores de acero en las décadas del 60 y 70. Según un informe del World Economic Forum de este año, blockchain tiene el potencial de agregar un billón de dólares (un trillion en inglés) al comercio internacional.

En el negocio del entretenimiento, Blockchain es la nueva frontera tecnológica. Max Cavazzani, el creador de Preguntados y hoy dueño de Etermax, una firma candidata a ser el próximo unicornio argentino (empresa que supera los 1000 millones de dólares de cotización), sostuvo en un evento de LA NACION en el Malba que el entretenimiento suele ser la punta de lanza de la disrupción tecnológica, porque puede experimentar con un riesgo menor que en las finanzas (donde hay dinero en juego) o la salud (donde hay vidas comprometidas). «Si uno quiere saber por dónde viene la ola tecnológica, nada mejor que observar al sector de Defensa, a los videogames y al entretenimiento para adultos», recomienda Manuel Beaudroit, uno de los fundadores de Bitex. Estas tres áreas suelen ser pioneras en la adopción de nuevas tecnologías, y las tres están ensayando distintos modelos de negocios apalancados en criptoalternativas.

Blockchain puede, además, revolucionar los consumos culturales masificando los micropagos, que hasta ahora en muchos casos eran antieconómicos porque el costo de transacción que imponen los bancos para adquirir una canción o una nota periodística es mayor al de la compra en sí.

En una producción cinematográfica, un contrato inteligente podría establecer a priori el pago para todas las partes involucradas y ejecutar automáticamente una vez que la película esté estrenada y generando ingresos. Una banda de música con pocos -pero muy fieles- seguidores podría saltearse todo el laberinto de abogados, discográficas y regulaciones de derechos de autor y vender, directamente, 2000 o 3000 copias inhackeables de una canción a sus fanáticos.

Porque blockchain también permite que llegue al mundo digital una característica fundamental del modelo capitalista: la escasez. Por eso se trata de una tecnología que amplifica los puentes entre el terreno digital y el real.

Ponele Blockchain a todo

Al igual que sucede con la inteligencia artificial, la fiebre corporativa por blockchain es tan alta que a menudo se etiqueta con esos nombres a simples programas de software. «Para muchos de los problemas que se pretenden solucionar con blockchain basta con una base de datos convencional», opina Maule Aristarán, un científico de datos que vive en Bahía Blanca e investigó durante años en el MIT. Aristarán es crítico con lo que considera una tendencia exagerada, y coincide con el tecnoescéptico bielorruso Eugeni Morozov en que este esquema se parece mucho a «una solución en busca de un problema».

De hecho, la masificación de blockchain viene hasta ahora más lenta de lo previsto. Para empezar, se trata de una tecnología que necesita reescribirse constantemente millones de veces para no perder la consistencia, lo que la hace muy intensiva en el uso de energía. En la capital de Islandia, Reikiavik, se usa más electricidad para minado de criptomonedas que para consumo de la población. Goldman Sachs estima que este año el minado global de criptomonedas insumirá más energía eléctrica de la que consume la Argentina en el año.

«A pesar de su complejidad conceptual es una tecnología con bajas barreras de entrada: todo pasa por ser creativos con los modelos de negocios y por hacerse las preguntas adecuadas -cuenta Pablo Moreno, experto en transformación de E&Y-. Por eso es una tecnología ideal para que la abrace la Argentina. El problema está en que modifica el equilibrio de poder, por eso cuesta arrancar y cambiar la forma de pensar». Beaudroit coincide: «Se está tocando un centro neurálgico de poder. Entre otros frentes el sistema financiero lleva 500 años instalado, es natural que haya ruido porque hay actores muy poderosos que se ven amenazados».

En noviembre del año pasado una criptoempresa argentina, Ripio, levantó en una ICO 37 millones de dólares, la mayor operación de este tipo para una firma local. Su CEO, Sebastián Serrano, cree que estamos recién en una primera etapa, en una suerte de «Salvaje Oeste» de la nueva tecnología, en la que cuesta cambiar los modelos mentales. Algo similar a lo que sucedió hace 18 años con las puntocom, cuando nacieron las empresas que hoy dominan el mundo, pero también hubo fracasos estruendosos. «Yo no tengo dudas de que dentro de unos años el ecosistema de blockchain va a valer billones de dólares, lo que es imposible es determinar ahora quiénes serán las Amazon, Google o Apple de esta nueva era», afirma Serrano.

En su novela Fiesta, el autor estadounidense Ernest Hemingway describía a un personaje que entraba en bancarrota «primero de manera gradual, y luego de manera abrupta». Para Martín Hagelstrom, un argentino que lidera el centro de iniciativas sobre blockchain en San Pablo de IBM para toda América Latina, «el comienzo es lento porque deben sentarse en la misma mesa jugadores que compiten entre sí y muchas veces se odian, con intereses opuestos. Pero una vez que hay un mínimo estándar, la velocidad de despliegue es muy alta».

Como sostuvo Bill Gates, el dueño de Microsoft: «Tendemos a sobreestimar el cambio a dos años y a subestimarlo de aquí a diez años. No te dejes arrullar por la inacción».

CRIPTOGLOSARIO

  • BLOCKCHAIN. Un libro de contabilidad digital en el que las transacciones realizadas en bitcoin u otra criptomoneda se registran cronológica y públicamente. También se pueden «inscribir» allí otros bienes, servicios, contratos e identidades de personas.
  • BITCOIN. Una unidad de la moneda digital descentralizada que puede ser intercambiada por bienes y servicios. Bitcoin también funciona como una moneda de reserva para el ecosistema de altcoin
  • CRIPTOMONEDA. Una moneda digital en la que las técnicas de cifrado se utilizan para regular la generación de unidades de moneda y verificar la transferencia de fondos, que operan independientemente de un banco central.
  • INITIAL COIN OFFERING (ICO, Oferta Inicial de Criptomonedas). Ocurre cuando alguien ofrece a los inversores algunas unidades de una nueva criptomoneda o criptoficha a cambio de criptomonedas como bitcoin o ethereum.
  • NODO. Es esencialmente una computadora conectada a la red de criptomonedas. Un nodo soporta la red a través de la validación y retransmisión de transacciones mientras recibe una copia de la cadena de bloques completa.
  • ETHER (Éter). Es el token nativo de la cadena de bloques de ethereum, la segunda más popular luego de bitcoin, que se utiliza para pagar tarifas de transacción, recompensas de mineros y otros servicios en la red.

Fuente: La Nación, 15/07/18.

Más información:

La clave no es Bitcoin, es Blockchain


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

La clave no es Bitcoin, es Blockchain

julio 15, 2018

Blockchain para todo: la tecnología que dio vida al bitcoin suma aplicaciones en la economía real

Por Esteban Lafuente y Andrés Krom.
La cadena de bloques ya se usa en procesos o actividades que van más allá de las operaciones con criptomonedas; sectores como la logística, la alimentación, los seguros, el área legal y hasta la gestión de información en el sector público la están empleando; cómo capitalizar las oportunidades de la
La cadena de bloques ya se usa en procesos o actividades que van más allá de las operaciones con criptomonedas; sectores como la logística, la alimentación, los seguros, el área legal y hasta la gestión de información en el sector público la están empleando.
.
Un 3 de enero de 2009 se produjo un evento sísmico en la historia financiera global: nació oficialmente el bitcoin, la primera moneda digital descentralizada. Desde entonces, su historia estuvo marcada por la euforia y el escepticismo. Fanáticos e inversores especulativos llevaron su precio de meros centavos a cifras astronómicas y los popes del establishment financiero resistieron ferozmente su adopción, sobre todo desde los organismos regulatorios de todo el mundo. 

Sin embargo, había un punto de contacto entre los extremistas a uno y otro lado de esta discusión: el potencial disruptor de blockchain, el libro contable en el que se asientan las transacciones realizadas con criptomonedas como bitcoin. «En [el Foro Económico Mundial de] Davos tuve contactos con los jefes de varios bancos centrales. Ellos no quieren al bitcoin integrado a la economía real. Es necesario separarlo de los desarrollos de blockchain. Podría convertirse en una herramienta muy eficiente si dejamos de verla como una parte intrínseca del bitcoin«, ejemplifica a LA NACIONHans-Paul Bürkner, presidente de la consultora Boston Consulting Group (BCG).

A grandes rasgos, el blockchain es una base de datos distribuida, segura y de código abierto, donde pueden almacenarse e intercambiarse todo tipo de valores (desde fotografías, música y arte, hasta dinero y acciones, entre otros) sin la necesidad de intermediarios. Los bloques se vinculan entre sí mediante criptografía y contienen datos de la transacción que no pueden ser alterados de forma retroactiva sin el aval de la mayoría de los nodos de la red. Su invención corresponde al mismo Satoshi Nakamoto al que se atribuye la creación del protocolo bitcoin. «Es un conjunto de bloques que se almacenan en nodos que conforman la red. Es más fácil colaborar que corromper, porque para cambiar la base necesitás el 51% del poder de cómputo de toda la red, y eso implica un nivel de datacenters inimaginable», detalla Agustín Scigliano, líder de Adtomic, la unidad de Performance de Young & Rubicam en Argentina.

Fuente: AFP

El libro de silicio

«Describimos a blockchain como un protocolo de confianza, debido a que es descentralizado, seguro e inmutable; la confianza está integrada en la red», señala Don Tapscott, quien fundó junto a su hijo Alex el Blockchain Research Institute, en Canadá. «Piensen en cualquier situación donde exista un tercero para generar confianza yblockchain tiene la capacidad de disrumpirlo seriamente. También cambiará la forma en que administramos las empresas y los gobiernos», añade.

Existen blockchains públicas, como las que utilizan bitcoin y ether, aunque también han comenzado a aparecer versiones privadas, desplegadas por empresas de distintos verticales. «Hasta ahora lo que se vio fue la aplicación inicial, las criptomonedas, aunque eso es solo la punta del iceberg de lo que esto puede ofrecer a entidades financieras, legales y gobiernos», dice el emprendedor Federico Ast. » Blockchain va a permitir transferir valor a través de Internet de una forma que antes no se podía hacer,sin intermediarios que validen las transacciones«, sentencia el experto argentino, que se graduó en Economía y Filosofía en la UBA y concretó su doctorado en Dirección de Empresas en el IAE Business School.

Diego Gutiérrez Zaldívar, presidente de la Fundación Bitcoin Argentina, coincide en que, hasta ahora, solo se ha visto el inicio del fenómeno. «Por primera vez en la historia tenemos un mecanismo para atesorar y transferir valor sin el control de un ente central«, dice. «El día de mañana nos permitirá tener estatutos de empresas programados en esta tecnología o procesos de gobierno que funcionan de manera automática, asegurados en una red descentralizada sin que puedan ser manipulados o corrompidos», agrega.

Crédito: Shutterstock

Si bien en algunos casos se trata de pruebas piloto o de procesos experimentales, alrededor del mundo ya existen casos de aplicación de la tecnología blockchain en procesos o actividades económicas que van más allá de las operaciones con criptomonedas. Sectores como la logística, la alimentación, los seguros, el área legal y hasta la gestión de información en el sector público son algunos de los que están empleando la tecnología y que, según los analistas, podrían capitalizar mejor las oportunidades de la plataforma en el mediano plazo.

«Todo su crecimiento tiene que ver con poder mejorar procesos o agilizar puntos de fricción en diferentes gestiones que se demoran o generan más burocracia de lo necesario», plantea María Munaro, líder de Blockchain en IBM Argentina, y destaca que la gestión descentralizada del repositorio de información allí almacenado permitela colaboración y acceso ágil por parte de diferentes actores. A nivel global, la empresa conformó un joint venture con el gigante de transporte y logística Maersk para desarrollar tecnología de gestión de datos a nivel global y permitir el trackeo de cada cargamento. «La solución conecta en un único soporte información de envíos o transacciones del puerto de Rotterdam, Houston o Newark, para que todas las partes intervinientes tengan la misma visión del recorrido de las carga», explica Munaro, y añade: «Es un único documento soporte, que no necesariamente llega para reemplazar el sistema que cada empresa pueda tener, en el que cada parte puede ver o acceder y nadie puede acusar al otro de no tenerlo».

A su vez, junto a Walmart y el retailer chino JD.com, IBM implementó una iniciativa que utiliza blockchain para almacenar información de toda la cadena productiva de alimentos (desde los productores hasta la logística, los distribuidores y la disposición en las tiendas) para facilitar el tracking de cada cargamento. De esa manera, lograron reducir la demora en procesos de identificación del historial de los productos de días a unos pocos segundos.

Crédito: Shutterstock

En la minería, mientras tanto, un caso reciente es el de la firma De Beers, especializada en la comercialización de diamantes, recurrió a la tecnología blockchain para llevar el historial de cada una de sus gemas, desde su extracción hasta cada venta entre consumidores, a fin de agilizar el control y consolidar la transparencia sobre el destino y el comercio de las joyas. La dinámica se replica en la industria de seguros, con firmas como Mapfre, que ya exploran la tecnología para integrar los smart contracts que se apoyan en esta plataforma a su esquema de servicios, o en los servicios financieros, que además de encontrar nuevas alternativas en materia de registros de operaciones, promete facilitar el acceso a capital por fuera de la banca tradicional, mediante la gestión de criptomonedas. «Una transferencia internacional hoy, al tener que ir a un ente centralizado, tarda entre 12 y 48 horas. En blockchain demora minutos. Es una herramienta más rápida y más económica», describe Nicolás Kaplun, director de Accenture Argentina.

El carácter descentralizado de la plataforma, además, fue un atributo que aprovecharon startups para desafiar a compañías estrellas de la economía colaborativa, como Uber o Airbnb. «En Internet abundan las empresas que son intermediarios que son patrones, conectan actores y se quedan con una comisión muy grande en relación al valor que aportanBlockchain permite cambiar esa lógica vieja del modelo de Silicon Valley al modelo distribuido, en el que cada usuario que aporta recibe una recompensa por su trabajo», analiza Ast. Steemit, una red social que premia a sus participantes por crear o curar contenidos y utiliza una criptomoneda ( steem) como elemento de pago, o Arcade City, una plataforma de viajes de autos basada enethereum que conecta choferes con usuarios, son algunas de las decenas de herramientas que buscan sacudir el reinado de los jóvenes gigantes.

Crédito: Shutterstock

Si bien aún es acotado, ya existen en diferentes partes del mundo iniciativas que aplican blockchain en el sector público. El año pasado, el gobierno de Georgia recurrió a esta tecnología para el registro y la validación de operaciones de compra y venta de tierras y propiedades. En la Argentina, a su vez, el Ministerio de Modernización implementó el sistema para almacenar los registros contables de las nuevas sociedades por acciones simplificadas (SAS) o los registros públicos de las gestiones virtuales comprendidas bajo la iniciativa Trámites a Distancia.

Los más devotos de esta tecnología, a su vez, proyectan en un futuro el desembarco deblockchain en los procesos electorales, que hoy en grandes partes del mundo encuentran al papel y la urna como elementos indispensables. La propuesta, que podría incluirse dentro de las ideas que apelan al «solucionismo tecnológico» descripto por el analista bielorruso Evgeny Morozov (quien advierte sobre las problemáticas sociopolíticas de la innovación tecnológica), propone reemplazar al sistema actual porsoftware de código abierto basado en blockchain. Uno de los desarrollos está encabezado por los argentinos Santiago Siri y Pia Mancini, creadores de la FundaciónDemocracy Earth junto a Virgile Deville y Herb Stephens. Instalados el Silicon Valley, están trabajando desde 2016 en el desarrollo de una plataforma que promete ser «secreta e incorruptible» y habilitaría a los ciudadanos a votar para elegir representantes, delegar o revocar mandatos, mediante una aplicación denominada Sovereign, que funciona sobre la red de ethereum.

La «burbuja»

Casi como en una parodia, un conjunto de compañías de industrias muy diversas ha visto crecer hasta tres veces el valor de sus acciones simplemente por asociarse al término blockchain. Por ejemplo, el fabricante de bebidas estadounidense Long Island Iced Tea experimentó una suba mayor a 200% en el valor de sus acciones al anunciar que cambiaría su nombre a Long Blockchain Corp. como parte de un viraje en su enfoque corporativo principal » hacia la exploración e inversión en oportunidades que aprovechan los beneficios de la tecnología blockchain«.

Fuente: Archivo

En el caso de Chanticleer Holdings, dueña de algunas franquicias de comida rápida como Hooters y Little Big Burger, entre otras, el valor de la acción trepó 50% cuando lanzó un programa de recompensas sobre un blockchain de la firma Mobivity Mind que emplea una criptomoneda propia ( merit) que los clientes pueden canjear por alimentos.

Para la fintech norteamericana Net Element el alza fue del 300% luego de revelar el lanzamiento de una nueva unidad de negocios especializada en la tecnología deblockchain, mientras que la compañía fantasma británica Stapleton Capital, que todavía no reportó ingreso alguno, duplicó su valor al renombrarse Blockchain Worldwide.

Con todo, a pesar de que la tecnología blockchain se acerca a los 10 años de vida, todavía no existen avances notables en términos de despliegue. «Definitivamente existe una brecha de conocimiento entre los ejecutivos que determinan la estrategia blockchain de una compañía y los empleados capaces de ejecutarla», asevera Don Tapscott, del Blockchain Research Institute. «La mayoría de los ejecutivos simplemente no entiende lo suficiente sobre el tema para guiar sobre cómo se debe usar para transformar sus modelos de negocios», añadió, señalando que «aquellos que tienen una sólida comprensión de la tecnología, generalmente no están trabajando en posiciones que les permitan establecer la estrategia.»

Fuente: AP

En este contexto, el primer paso para organizaciones o empresas exige un diagnóstico sobre el flujo de trabajo y los objetivos a alcanzar, a fin de analizar las ventajas o las oportunidades que podrían capitalizarse ante la eventual aplicación de soluciones basadas en blockchain. «Es una tecnología de moda, entonces muchos quieren implementarla como sea. Pero que haya procesos en una empresa no significa que haya una necesidad real de usarla. Es un punto a tener en cuenta. Es importante que si se utiliza blockchain esté generando verdaderamente un valor», concluye Murano.

El mismo escenario comprende al sector público. «El expertise en blockchain es bajo y eso te demora la implementación», asegura Ast, y añade con respecto a la situación local: «El Gobierno argentino lo tiene muy en agenda porque me han invitado más de una vez a dar charlas a funcionarios públicos. Hay una percepción de que esto puedeayudar a que la administración sea más eficiente y transparente. Es necesario probarla y eso demora un tiempo».

Palabra de expertos

Hans-Paul Bürkner, presidente de BCG

«Blockchain puede convertirse en una herramienta muy eficiente si se dejade ver asociadoa bitcoin»

Federico Ast, emprendedor

«La plataforma permite transferir valor sin intermediarios que validen las transacciones»

Don Tapscott, fundador de Blockchain Research Institute

«Definimos a blockchain como un protocolo de confianza, debido a que es descentralizado, seguro e inmutable»

En números

Datos que ilustran un potencial en los negocios

19.870 Dólares

Es el valor máximo que alcanzó el bitcoin, la más conocida entre las monedas que operan en blockchain. Para los analistas, sin embargo, el potencial de la herramienta no se limita a la gestión de pagos.

51% Seguridad

Los expertos destacan la seguridad de los datos gestionados en blockchain, en tanto que es necesario contar con la mayoría del poder de cómputo de la red para poder modificar la información allí almacenada.

200% ¿Burbuja?

Cuando el fabricante de bebidas Long Island Iced Tea cambió su enfoque corporativo y sumó la palabra blockchain a su nombre (cambió su denominación a Long Blockchain Corp.), su valor bursátil se triplicó.

Fuente: La Nación, 14/02/18.

blockchain


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


independencia financiera

.

.

Página siguiente »