La insólita historia de Jack Daniel

junio 4, 2018

El sorprendente final del exitoso emprendedor al que lo mató el mal genio

Por Carlos Manzoni. 
jack daniel y su whisky
.

Jasper Newton Daniel descubrió pronto el elixir de la felicidad. No se trataba de una de esas pociones mágicas que por su época vendían los buhoneros en el lejano oeste, sino de algo que lo haría famoso en el mundo entero: creó la fórmula del whiskey más vendido en los Estados Unidos y uno de los diez que más factura a nivel global. Pero un madrugón inesperado, mezclado con su proverbial mal genio lo arrastraron a un trágico final.

El hombre nació en septiembre de 1850 (el día exacto jamás se supo) en Lynchburg, un pequeño pueblo con apenas 600 habitantes, cercano a Nashville, la cuna de la música country, en Tennesse, Estados Unidos. Como su familia era muy numerosa (tenía 10 hermanos) fue criado por allegados; hasta que a los siete años quedó huérfano y se fue de su casa. Estuvo primero en lo de un amigo, Félix Waggoner, hasta que se afincó en una granja cercana, propiedad de un ministro luterano de nombre Dan Call.

Allí empezó su buena estrella. Resulta que en sus ratos libres Call se dedicaba a la fabricación de whiskey en un alambique propio, pero un día fue puesto entre la espada y la pared por su congregación. Le dijeron: «Si nos salvas el alma los domingos, no la pierda con tu alcohol el resto de la semana». Fue ahí que el pastor decidió desprenderse del alambique y se lo vendió a Daniel, que ya para entonces era conocido como «Jack» y se las amañaba bien en eso de elaborar whiskey.

Hasta hace un par de años se creía que Jack había aprendido todo de Call, pero se descubrió que fue un esclavo negro de Tennesse, Nathan Green, quien le enseñó un método secreto de destilado. No solo eso, sino que Green trabajó para él después de la Guerra Civil (1861-1865), convirtiéndose en el primer maestro destilador negro en América.

Pero la visión comercial del joven emprendedor pronto lo llevaría más allá de los límites de su condado. En 1866, decidió registrar su negocio, hecho por el que su destilería es considerada la más antigua de los Estados Unidos. ¿Su marca? Jack Daniel´s, una de las más exitosas en el mundo. Tanto es así que hoy el propio pueblo es una extensión de esa destilería, un conjunto de viejos edificios grises, dispersos en una amplia hondonada verde, cuyas primeras construcciones fueron dirigidas por el propio Jack.

Cuenta la leyenda que entre 1860 y 1880 existían al menos 15 fábricas de whiskey en Lynchburg, pero la de Jack era la más cotizada por su sabor. ¿Cuál era su secreto? Dejaba madurar el licor en barriles, suavizándolo con un carbón de arce azucarado que aún se produce en la misma refinería y que lo hace único en todo el mundo. Además, la fórmula incluye una especie de agua «mágica», libre de hierro, que brota de una fuente de piedra caliza original de esa zona.

.

Jack Daniel no tardó mucho en convertirse en millonario. Gastó millones de dólares en su pasión: la música. Formó una banda, la Jack Daniels Silver Cornet Band, que fue el hijo que nunca tuvo y que contaba con los mejores instrumentos del momento, ya que él invirtió fortunas en ellos. Amazing Grace, Tennessy Waltx y Dixie eran las canciones favoritas para sus conciertos políticos, el Día de la Independencia, celebraciones y funerales.

Además, se convirtió en benefactor del pueblo y donó gran parte de su inmensa fortuna a viudas y huérfanos. Eso no es todo: muchas escuelas e iglesias de la región se construyeron gracias a sus donaciones.

Pero el elixir de la felicidad también le permitía a Jack, soltero empedernido, darse la gran vida, mientras su negocio crecía y crecía. Hasta se dio el gusto de abrir dos locales de baile (White Rabbit y the Red Dog), que regaba convenientemente con su whiskey. Era tan exitoso y popular que enseguida contagió a otros y así se multiplicaron las bandas y establecimientos musicales en el lugar. Había cumplido de la A a la Z con el manual del sueño americano. Pero, siempre hay algo que lo arruina todo.

Una mañana de octubre de 1905, Jack madrugó más que lo habitual. Dio unas vueltas por su casa, aburrido, hasta que decidió irse a su oficina más temprano que de costumbre. Su idea era aprovechar para sacar unos documentos de su caja fuerte. Pero no pudo recordar la clave. Para colmo, el que siempre llegaba temprano, conocía la combinación y le sabía las mañas a la caja fuerte era su sobrino, Lem Motlow.

Jack pudo haber esperado a este sobrino. Pero no lo hizo, porque era impaciente y de muy mal carácter: así que intentó como loco abrir la caja hasta que, acobardado y rabioso, le dio una patada tan fuerte que se rompió el dedo gordo. La herida fue tan severa que al cabo de unos días se infectó y le tuvieron que amputar el pie. Esa drástica medida no impidió que la infección se propagara y terminara por matarlo seis años después de aquella aciaga mañana. «Envenenamiento de la sangre», dejó asentado en su certificado de defunción el médico de Lynchburg.

.

Hay un chiste inspirado en su muerte que dice: «No llegues temprano a trabajar, porque la única vez que Jack lo hizo le pasó lo que le pasó». No dejó viuda ni hijos, pero su creación perduró hasta nuestros días y, gracias a su visión, el pequeño Lynchburg es en la actualidad mucho más que un punto en el mapa.

Por esas paradojas de la vida, su pueblo natal es uno de los pocos lugares en el mundo donde no se puede tomar el elixir de Jack (ni ninguna otra bebida alcohólica). Es que, según la legislación del condado de Moore, rige allí la «ley seca»; algo que, de todos modos, no impide que la marca venda hoy 13 millones de cajas en 160 países.

Fuente: La Nación, 03/06/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner toxic assets 03

.

.

Las matemáticas lo hicieron millonario

marzo 17, 2018

El matemático que encontró un fallo en la lotería con el que ganó millones

Durante casi una década, Jerry Selbee compró cantidades ingentes de boletos sabiendo que casi siempre saldría ganando. Así es como consiguió ‘hackear’ el sistema.

por Héctor G. Barnés.

Foto: Marge y Jerry, en una imagen cedida a 'The Huffington Post' por Dawn Tomlinson.
Marge y Jerry.
. 

Hace alrededor de una década, los dependientes de los establecimientos de alimentación del Estado de Michigan tuvieron que acostumbrarse a la fuerza a contemplar una peculiar estampa. Uno de sus vecinos, un varón de alrededor unos 65 años, entraba en su tienda y comenzaba a comprar lotería de una de las máquinas automáticas. No un billete ni dos, ni siquiera 20 ni 30 (lo que sería una cifra muy superior a la que solían adquirir la mayoría de jugadores), sino miles de décimos. Todos los que fuesen posible entre la hora de apertura de la tienda y la de cierre. No era un problema. Al fin y al cabo, este hombre, que había abierto a mediados de los años 80 otra tienda de alimentación semejante, podía llegar a gastarse miles de dólares.

Lo que no sabían los vecinos de la localidad de Evart es que no era una simple excentricidad, sino que la inversión que este misterioso jubilado estaba llevando a cabo le estaba reportando a él y a su red de colaboradores cuantiosas ganancias. A lo largo de los años, un punto negro en dos distintos sorteos les permitiría recaudar alrededor de 27 millones de dólares (unos 21 millones de euros). En la cabeza de Jerry Selbeeel matemático que trabajó para Kellogg y fue capaz de encontrar este fallo en cuestión de minutos una mañana de 2003, cuando cayó en sus manos un boleto con las probabilidades de ganar, no cabía posibilidad de que se tratase de un error. Era tan evidente que, probablemente, las autoridades sabían que nadie caería en la cuenta.

Hizo cálculos y descubrió que, en las semanas de bote, las probabilidades de obtener premio hacían que la inversión fuese siempre rentable

¿Cuál era exactamente el truco, desvelado para el gran público por primera vez en una serie de artículos del departamento de investigación de ‘The Boston Globe’ (sí, los mismos de ‘Spotlight’)? El funcionamiento del bote, en principio no tan diferente al de otros juegos españoles como la Primitiva. El coste de una papeleta de Winfall, en la que había que elegir seis número del 1 al 49, costaba un dólar. Según la cantidad de números acertados (de tres a seis), se obtendría un premio en consonancia. La clave, no obstante, se encontraba en el bote, que se repartía en caso de que tras varias semanas (seis de media) nadie hubiese acertado la combinación ganadora y se hubiesen alcanzado los cinco millones de dólares.

Cuando esto ocurría, la lotería era promocionada a todo trapo para que los jugadores casuales probasen suerte. En lo que pocas (o ninguna) persona había caído es en que, siempre y cuando nadie acertase los seis números, las probabilidades hacían que la inversión fuera siempre rentable para el jugador. Había una posibilidad entre 54 de acertar tres números y 1 en 1.500 de acertar cuatro; en las semanas en las que se repartía el bote, los premios se multiplicaban por 10, de forma que cualquier dólar invertido valía, estadísticamente, más que un dólar. Como ha explicado años después el propio Jerry a ‘The Huffington Post’ en el reportaje definitivo sobre el tema, “simplemente lo multipliqué y me dije ‘vaya, el retorno es positivo’”.

Un juego con truco

El jugador, por supuesto, seguía teniendo más posibilidades de perder que de ganar si compraba un único billete. El truco se encontraba en comprar grandes cantidades de boletos para que todos los aciertos compensasen el dinero que se perdía con las apuestas no ganadoras; cuanto más dinero uno se gastase, más posibilidades había de obtener ganancias, puesto que las estadísticas estaban a su favor. A la larga, era una simple cuestión de estadística. Algo de cajón para Jerry Selbee, un gran aficionado a las matemáticas y a los puzzles lógicos que averiguó con un sencillo vistazo que, en el caso del Winfall, la banca no ganaba.

La siguiente semana, volvió a Mesick. Se gastó 3.400 dólares y ganó 6.300. Una vez más, volvió a probar y obtuvo 15.700 dólares tras apostar 8.000

Lo más difícil, en este caso, era la logística. Al principio, porque Jerry temía contárselo a su mujer Marge, que siempre había estado en contra del juego. Así que decidió probar suerte por su cuenta, después de hacer pruebas con papel y lápiz: la primera vez se gastó 2.200 dólares en una pequeña tienda en Mesick, a unos 70 kilómetros de Evart, donde vivía. La jugada no salió bien y tan solo obtuvo 2.150 dólares; es decir, había perdido 50. Sin embargo, el matemático aficionado sabía que era una mera cuestión de mala suerte; el problema radicaba en que no se había gastado suficiente dinero. Así que la siguiente semana de bote, volvió a Mesick y se gastó 3.400 dólares: ganó 6.300. Una vez más, volvió a probar y obtuvo 15.700 dólares tras apostar 8.000. Había hackeado el sistema.

Con esa cantidad de dinero entre sus manos, no le resultó difícil convencer a su mujer que habían dado con el negocio de sus vidas. Esta se prestó a participar, entre otras razones, porque confiaba plenamente en las habilidades con los números de su marido. El problema era, en todo caso, práctico: solo se podían imprimir 10 boletos a la vez, lo que obligaba a la pareja a pasar horas y horas delante de las máquinas expendedoras y la curiosa mirada de los tenderos que, no obstante, no hacían muchas preguntas cuando veían a Jerry y Marge imprimiendo boletos sin parar. Otra aparente dificultad era ordenar estos tickets y comprobar si tenían premio o no, algo que hacían dos veces por si se habían equivocado. Un trabajo arduo que, no obstante, les mantenía entretenidos en los años previos a su jubilación.

Décimo de Powerball, un juego similar al que el matemático aficionado 'hackeó'. (iStock)
Décimo de Powerball, un juego similar al que el matemático aficionado ‘hackeó’.
.

El sistema funcionaba, así que los Selbee preguntaron a sus hijos si querían unirse. En la primera apuesta perdieron 18.000 dólares, pero los descendientes de Jerry sabían bien que su padre no estaba equivocado. GS Investment Strategies fue el nombre que recibió la empresa fundada por este para administrar el dinero de los jugadores: hasta 25 personas llegaron a formar parte del club, incluidos abogados, trabajadores de una sucursal bancaria y policías. En 2005, las ganancias rondaban los 40.000 dólares. Entonces llegó la primera mala noticia: en mayo de ese año, la Lotería de Michigan cerró el concurso y dejó a la pareja de jubilados sin su principal ‘hobby’ y fuente de ingresos.

No pasaría ni un mes hasta que encontraron una alternativa parecida, eso sí, en el vecino estado de Massachusetts. Se trataba de un juego que funcionaba de forma similar, aunque con pequeñas diferencias como el coste del billete (dos dólares y no uno) o los números a elegir. La logística era aún más difícil que en el otro juego, pero eso no les disuadió de seguir con su plan, esta vez, con base en un motel al oeste del Estado. Era un trabajo intensivo: para contar todos los boletos (que en ocasiones ascendían a 70.000 dólares por sorteo), tenían que trabajar 10 horas durante 10 días. En su apuesta récord, llegaron a gastar 720.000 dólares en un único juego. La banca, a la larga, siempre perdía. Sin embargo, no eran los únicos que habían descubierto este fallo en el sistema.

Yayos vs universitarios

Ya lo contamos en su día: un grupo de alumnos del MIT había encontrado por su cuenta el mismo fallo en el sistema que este par de dependientes. No obstante, su sistema tenía una diferencia fundamental, una línea que Jerry y Maggie no se habrían atrevido a cruzar. No solo gastaban mucho dinero en boletos sabiendo que tenían la estadística de su lado, sino que también forzaban que saliese el bote apostando mucho más dinero. Jerry se enfadó tras conocer las artimañas de sus competidores. “Nos habían sacado del juego intencionadamente”, lamenta años después. El hombre hizo caso omiso cuando le propusieron intercambiar información para no pisarse los unos a los otros.

Jerry se enfadó cuando la prensa le consideró poco menos que un estafador. Él sabía que no estaba reduciendo las posibilidades de ganar de los demás

Fue también el principio del fin. No fue la autoridad lotera la que dio la estacada a este sistema, sino una periodista del equipo de investigación de ‘The Boston Globe’ llamada Andrea Estes, que descubrió el truco en una serie de artículos publicados en verano de 2011, que una vez más, enfurecieron a Jerry porque le presentaba como poco menos que un estafador. Algo que él tenía muy claro que no era: matemáticamente, era consciente de que no estaba reduciendo las posibilidades de ningún competidor. Tan solo estaba aprovechando el azar en su favor. Fue una bomba informativa que pronto llegó a toda la prensa americana y que obligó a las autoridades del Estado a tomar cartas en el asunto.

La última partida jugada por la pareja tuvo lugar en enero de 2012, medio año después de la publicación del primero de los artículos. Desde luego, había sido el negocio de su vida, ya que en nueve años llegaron a obtener 27 millones de dólares (7,75 de ganancias, después de descontar impuestos y los costes del juego), una cantidad que terminaron repartiendo entre todos los socios de GS Investment. Sin embargo, Jerry seguía enfadado por su recién adquirida fama de ‘hacker’ lotero, y no quedó tranquilo hasta que el inspector general de Massachusetts publicó un informe de 35 páginas en el que concedía que nadie había salido perjudicado por la particular estrategia del matrimonio y sus competidores del MIT.

Lo que Jerry demostró es que quien hace la ley hace la trampa, y que muchos de los juegos de azar en los que participamos no están tan bien diseñados como parece… O incluso que estos cambios, en lugar de corromper la competición, pueden ser una manera más justa de administrar el dinero. Porque esa es la última lección de la historia de Jerry y Maggie: que la lotería puede pasar de ser un juego que grava a los más pobres, que son los que suelen participar en esta clase de juegos, para ser una herramienta de redistribución económica… aunque sea tan solo para un puñado de lúcidos matemáticos.

Fuente: elconfidencial.com, 06/03/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

Negocios brillantes de millonarios famosos

enero 27, 2018

Los negocios menos conocidos que hicieron aún más ricas a estas celebridades

Estos famosos han creado imperios comerciales y han sabido invertir su acaudalada fortuna en ideas que se convirtieron en todo un éxito.

Ser famoso suele ser un trabajo de tiempo completo que reditúa grandes ingresos. Pero estos actores, músicos, modelos y atletas se las ingeniaron para incursionar en negocios fuera del rubo en el que desempeñan y allí también lograron éxitos que incrementaron sus fortunas.

dólaresJessica Alba vende productos ecológicos, Kate Hudson hace millones con una marca deportiva y Jared Leto al igual que el rapero Snoop Dogg poseen acciones en Reddit.

Estas son algunos de los famosos que salieron del mundo del entretenimiento y expandieron su poder en las industria minorista, de restaurantes y tecnología.

Gwen Stefani

La estrella de No Doubt tomó su estilo distintivo a la hora vestirse y se lo ofreció al mundo con su marca de bolsos y accesorios llamada L.A.M.B. Estrellas como Reese Witherspoon, Cameron Diaz, Carrie Underwood y muchas más han usado los diseños de Stefani.

Bono

Todos conocen a Bono por U2 y su activismo, pero no tanto por el hecho de que es cofundador de Elevation Partners, una firma de capital privado que invierte en nuevos medios y tecnología. La firma lleva el nombre de la canción de U2 «Elevation». Según Bloomberg, la compañía tiene participación en Facebook, Forbes y Yelp.

Robert DeNiro

Robert de Niro no solo es un extraordinario actor sino que también es un exitoso empresario gastronómico y hotelero. En la actualidad, el grupo empresarial del conocido «rey del sushi», Nobu Matsuhisa, y del protagonista de Taxi Driver cuenta con 33 restaurantes en cinco continentes y una decena de hoteles boutiques en ciudades como Londres y Chicago.

Ellen DeGeneres

No solo es una presentadora con gran suceso sino que también es muy buena haciendo negocios en el mercado inmobiliario. Desde hace años, la actriz junto a su esposa, Portia de Rossi, dedican parte de su tiempo en renovar propiedades para luego venderlas al triple. En 2017, la pareja vendió su mansión de Santa Bárbara, Los Ángeles, por USD 45 millones, una cifra muy superior al precio que pagó por ella hace cinco años: USD 26,5 millones. 

George Clooney

El gigante de bebidas alcohólicas Diageo compró en junio pasado la marca de tequila Casamigos, fundada por George Clooney, por USD 1.000 millones. La bebida de lujo fue creada en 2013 por el actor y dos de sus amigos, Rande Gerber y Mike Meldman. 

Jessica Alba

La estrella del cine fundó Honest Company en 2012, una compañía que vende artículos orgánicos y sin componentes tóxicos para bebés, mujeres y para el hogar. La firma, cuyo éxito llevó a la actriz a la portada de la revista Forbes, tuvo problemas legales el año pasado tras la queja de los consumidores por la mala calidad de los productos. Para paliar las demandas pagó USD 1,55 millones. Pese a ese traspié, en los últimos años, ha generado cientos de millones en ventas anuales, lo que demuestra que fue una gran idea.

Ashton Kutcher

Todavía puede ser conocido por la mayoría como el actor de That ’70s Show, pero Ashton Kutcher se ha ganado un nombre en la industria de la tecnología en los últimos años. Él y Guy Oseary, el antiguo administrador de Madonna, forjaron un vínculo con el multimillonario Ron Burkle y formaron A-Grade Investments. Convirtieron USD 30 millones en USD 250 millones con el apoyo astuto de los niños mimados de Silicon Valley, incluidos Uber y Airbnb.

Jessica Simpson

En 2006, la cantante probó suerte también en el diseño de modas con su propia marca:Jessica Simpson Collection. Con miles de millones en ventas, su popularidad llevó a Sequential Brands Group a adquirir una participación mayoritaria en la marca por un monto no revelado.

Jared Leto

(Snapchat)

(Snapchat)

Jared Leto es un hombre muy ocupado. Es actor, apareció recientemente en la película Blade Runner 2049, y es dueño de un Oscar. También es el cantante principal de la reconocida banda 30 Seconds to Mars. Y además es un exitoso inversor tech: posee acciones de Snapchat, Spotify y Reddit.

Kate Hudson

La actriz  de «Almost Famous» y «How to Lose a Guy in 10 Days» obtuvo un gran éxito con su línea de ropa deportiva Fabletics para la firma JustFab.

Según Bloomberg, la línea de la estrella es la marca de mayor crecimiento en la compañía de indumentaria, con ventas que se triplicaron de USD 50 millones a USD 150 millones en su segundo año.

Mark y Donnie Wahlberg

Los hermanos Wahlberg abrieron la cadena de restaurantes Wahlburgers en 2011, con la primera ubicación en Hingham, Massachusetts, a una hora de la ciudad natal de los Wahlbergs, Boston. La cadena ahora tiene múltiples locales en Massachusetts, Las Vegas y Filadelfia, y una en Coney Island. Pero, como informó Business Insider, se expandirá a 118 ubicaciones en los próximos cinco a siete años.

Funte: infobae.com, 27/01/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


 

Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

Un chico encontró un diamante en un parque (U$S 1 M)

enero 4, 2018

Un chico de 14 años se hizo millonario al encontrar un diamante en un parque

El diamante es de 7,44 quilates; el chico lo nombró «Superman», en honor al superhéroe. 

Kalel Langford con su diamante
Kalel Langford con su diamante.
.
 

Kalel Langford tiene 14 años, es de Arkansas, Estados Unidos. Y desde su último paseo por un parque también es millonario.

Es que Kalel encontró un diamante de 7,44 quilates durante un viaje con su familia al «Cráter de Diamantes», un parque estatal de Arkansas, donde se han realizado hallazgos similares. El hallazgo de Kalel se realizó el 11 de marzo.

«Estaba a sólo unos centímetros de una corriente de agua, con un montón de otras rocas que eran del mismo tamaño», dijo el joven, según informó la revista Time.

«Sólo estuvimos en el parque durante unos 30 minutos cuando lo encontró. Su color era tan oscuro que no estábamos seguros si era un diamante, pero sabíamos que necesitábamos analizarlo», dijo el padre de Kalel, Craig.

Cuando lo analizaron se llevaron una sorpresa. La piedrita que había visto el chico era en realidad un diamante de 7,44 quilates. Contento, Kael le puso un nombre: «Superman», en honor a su superhéroe preferido. Según las estimaciones de tasadores y la familia, «Superman» vale alrededor de 1 millón de dólares.

Fuente: La Nación, 30/03/17.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


sea su propio jefe

.

.

Cómo invierten los millonarios

diciembre 1, 2017

Video.

Fuente: The Wall Street Journal.

 


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


 

Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

¿Estás destinado a convertirte en millonario?

octubre 24, 2017

16 señales de que estás destinado a convertirte en millonario

Por John Rampton.

Convertirte en millonario puede parecer un sueño imposible de alcanzar. A mí me pasó y jamás creí que me fuera ocurrir algo así a mí, pero empecé a leer y a imitar a los emprendedores más exitosos y lo logré.

Volverse rico es mucho más común de lo que puedes creer y es posible que te suceda a ti también si tienes la mentalidad correcta.

Aquí hay 16 señales, que he recolectado entre mis amigos millonarios, que indican que estás destinado a la riqueza.

1. Empezaste a ganar dinero cuando eras joven

Una de las características más comunes que las personas ricas tienen en común es que empezaron a trabajar desde muy jóvenes. Por ejemplo, cuando Mark Cuban tenía 12 años, vendía bolsas de basura con sus vecinos, Warren Buffet ya comercializaba paquetes de chicles con sus amigos cuando era un pequeño de 6 años, mientras que Richard Branson ya vendía periquitos como mascotas cuando tenía 11 años.

Si tenías este espíritu emprendedor desde niño, puedes estar seguro de que conseguirás el éxito porque desde siempre has estado en busca de oportunidades.

2. No te conformas

¿Eras la clase de estudiante que se conformaba con un 8 en la escuela? Los millonarios siempre apuntan a grandes logros. No están satisfechos con ganar un millón, quieren 10.

3. Tienes una mente orientada a la acción

“¿Eres la clase persona que ve una oportunidad y actúa para aprovecharla? Si es así, felicidades, porque es ese tipo de pensamiento lo que te catapultará a la libertad financiera.”, dice Todd Campbell, autor de Your Guide to Better Stock Picks.

“Por ejemplo, está probado que una inversión a largo plazo produce más ganancias que una a corto plazo, pero pocas personas ponen atención a esto y prefieren no crear un buen plan de retiro”.

4. Tienes un sentido de urgencia

Los millonarios no esperan a que llegue el momento perfecto para lanzar sus negocios. Saben que no hay mejor momento que el presente para empezar a generar dinero. Sentarse a esperar a que se den las circunstancias adecuadas es una de las mejores maneras de aniquilar tus sueños.

5. Te enfocas más en ganar que ahorrar

No es secreto que las personas ricas son frugales con su dinero. Saben muy bien ahorrar y gastar con inteligencia, pero también dominan que la mejor manera de generar dinero es invirtiendo.

6. Eres de mente abierta

Nunca sabes cuándo una oportunidad puede presentarse y si cierras tu mente a las inversiones que te lleguen, es posible que estés cerrando la puerta a la fortuna futura.

Cuando inicié mi compañía online, encontré un gran dominio, pero tenía solo tres días para comprarlo por un precio exorbitante. Tuve que mover un poco de mi dinero y convencer a mi pareja, pero al tener una mente abierta, decidimos aprovechar la oportunidad.

Es por eso que las personas ricas siempre tienen una mente receptiva a las nuevas ideas. Tal vez es algo que antes no hubieran apoyado, pero si ven la oportunidad de ganar dinero, lo reconsiderarán.

Como Warren Buffet una vez lo dijo: “Las oportunidades llegan con poca frecuencia. Cuando llueva oro, saca la cubeta, no el dedal”.

Las oportunidades llegan con poca frecuencia. Cuando llueva oro, saca la cubeta, no el dedal

7. Eres capaz de vivir con menos de lo que ganas

Otra característica común entre los millonarios es que son capaces de vivir con menos de lo que tienen. En lugar de presumir su riqueza, manejan automóviles prácticos, tienen casas modestas y no gastan su dinero en cosas inútiles.

Por ejemplo, mi esposa y yo tratamos de ahorrar 50% de todo lo que ganamos y una parte la invertimos. Eso nos generará un buen ingreso en el futuro. Podríamos salir y gastar dinero (y sí, ocasionalmente lo hacemos), pero siempre tenemos en mente la meta a largo plazo.

8. Tuviste un mentor

No es secreto que la compañía que mantienes puede afectar que tan exitoso puedes ser. Piensa en ello por un segundo. Si pasas la mayor parte de tu tiempo con personas negativas o desmotivadas, ¿no te quitarán el impulso para lograr tus metas?

En otras palabras, si quieres ser rico, tienes que empezar a “juntarte” con personas que te impulsen y te enseñen. No solo te mantendrán motivado, puede que encuentres un mentor que te enseñe los secretos para acelerar tu éxito.

Si no conoces un a un millonario, no temas buscarlos a través de redes sociales o correos electrónicos o en un evento de networking.

9. No estás atrapado en el pasado

Los millonarios han superado fracasos, errores, rechazos y miedos y están más ocupados planeando para el futuro que recordando “aquellos viejos tiempos” donde todo era más simple. Han perdido millones en su momento, pero no se han detenido por eso.

10. Fijas metas

Hablando del futuro, los ricos siempre piensan en términos de metas y necesidades.

“No haces un millón de dólares por accidente. Si no es tu meta, entonces seguro no lo vas a conseguir”, escribe Peter Voog, fundador de la Game Changers Academy y quien ganó su primer millón cuando cumplió 26 años.

11. Sabes postergar la gratificación

Jason Hall, escritor y editor de Motley Fool, dice que saber postergar la gratificación es uno de los pasos más importantes para convertirse en millonario.

saber postergar la gratificación es uno de los pasos más importantes para convertirse en millonario

Añade que “en realidad, construir riqueza toma mucho tiempo. Incluso Warren Buffet, una de las personas más ricas del planeta y el mejor inversionista de la historia, generó más del 80% de su fortuna después de cumplir los 50 años”.

12. Sabes cómo maximizar tus fortalezas

“Apesto en 99% de las cosas que hago, pero soy muy bueno en el otro 1%”, dijo una vez Gary Vaynerchuk.

Eso no significa que no debas aprender cosas nuevas, más bien quiere decir que los millonarios saben capitalizar sus fortalezas y se rodean de las personas correctas que puedan complementar sus debilidades.

13. Eres optimista

¿Cuántas personas conoces que se la pasan echándole la culpa a todos y a todo por lo que no han logrado? Te aseguro que ninguna de esas personas tiene las mejores finanzas personales del mundo.

Los millonarios no se quejan o echan culpas. En su lugar, aceptan los retos y buscan maneras de conquistarlos.

14. Aguantas las cosas

Cuando dejas que la opinión de los demás te consuma, permites que el mundo te detenga. En lugar de preocuparse por el “qué dirán”, los millonarios saben aguantar las cosas que les dicen y tienen una mente fuerte.

De hecho, tener una mentalidad resistente es uno de los ingredientes más importantes para ser un emprendedor exitoso ya que te permite soportar la presión y superar los obstáculos.

15. Te mantienes al día con las noticias

Las personas más exitosas del mundo inician sus días poniéndose al corriente de las noticias más importantes. Por ejemplo, Warren Buffet y Bill Gates leen publicaciones como el Wall Street Journal y el New York Times para saber cómo invertir de manera inteligente.

16. Constantemente te estás superando

Tener una educación superior puede determinar muchas cosas, pero no si serás millonario o no. Bill Gates dejó la universidad, pero eso no lo ha detenido. Personas millonarias como Mark Zuckerberg y Jeff Bezos tampoco han dejado que este hecho los detenga para seguir aprendiendo y obteniendo nuevas habilidades.

¿Tienes estas características? Salud por ti, futuro millonario.

Fuente: entrepreneur.com

Más información:

Andrés Moreno: Millonario en Internet gracias al contacto humano

De profesor de matemáticas de secundaria a multimillonario

De homeless a millonario


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


aviso libertad financiera auto 01

.

.

Boris Becker en bancarrota: perdió su Maserati por no pagar las multas

julio 10, 2017

Boris Becker en bancarrota: perdió su Maserati por no poder pagar las multas

La ex estrella de Wimbledon se quedó sin uno de sus lujosos automóviles al no abonar las infracciones por mal estacionamiento.

(Reuters)
.

El ex tenista alemán Boris Becker está pasando por uno de sus peores momentos personales después de que un tribunal británico lo declaró en bancarrota.

Tras darse a conocer una nueva deuda millonaria con su ex socio, Hans-Dieter Cleven, por 41 millones de dólares, ahora fue su lujoso auto, un Maserati, el cual le fue confiscado.

La ex estrella de los 90 aseguró que todos los rumores sobre su quiebra son una mentira, y reconoció ante la prensa alemana que puede cumplir con todas sus obligaciones. Sin embargo, el portal The Guardian confirmó que esta semana le quitaron su Maserati azul por no poder pagar el exceso de multas por mal estacionamiento en Londres.

El lujoso automóvil, que tenía en su poder por un acuerdo de patrocinio, con el cual se lo veía asiduamente por las calles inglesas, tiene un valor de 186 mil dólares.

El ex tenista fue noticia cuando la autoridad se llevó su vehículo

El ex tenista fue noticia cuando la autoridad se llevó su vehículo.
.

Según detalló el medio británico, el ganador de seis torneos de Grand Slam presentó el estado de sus finanzas a un administrador en una reunión privada, en donde se le asignó un subsidio de subsistencia.

Becker, que trabaja como comentarista de televisión durante los campeonatos de Wimbledon para la BBC, fue noticia recientemente por una deuda de USD 41 millones con Hans-Dieter Cleven, su ex socio.

El ex deportista alemán tuvo diversos negocios de los cuales la mayoría fracasó, entre ellos, figuran el Sportgate, New Food AG, un concesionario de automóviles y el programa televisivo Boris Becker TV.

Becker usaba con frecuencia su Maserati

Becker usaba con frecuencia su Maserati.
.

Christian Schommers, el coescritor de la biografía de Becker de 2013, Life Is Not a Game (La vida no es un juego), aseguró que mantuvo el excesivo estilo de vida que solía llevar como deportista,  después de su retiro, y fue lo que lo llevó a donde está hoy en día.

Fuente: infobae.com, 10/07/17.

Más información:

Cinco tips para evitar que los gastos de diciembre nos dejen en bancarrota

bancarrota


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


invertir no es un juego de azar

.

.

Cómo hablar sobre el dinero con los hijos

julio 10, 2017

Qué explicar a los niños sobre el dinero según un multimillonario

Por Thomas Heath.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto a su hijo Barron
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto a su hijo Barron.
.

Hace unos días llamé a un amigo para preguntarle cómo habla con su familia acerca de los USD 500 millones, el jet privado, las tres casas y otras «joyas» que algún día, sus hijos y sus nietos heredarán. Es un hombre que ha trabajado duro y está muy orgulloso de la fortuna que ha amasado a base de persistencia, riesgo e inteligencia.

En vez de responderme a la pregunta, el caballero relató un viaje que hizo junto a sus nietos a la casa de sus padres en el Medio Oeste de Estados Unidos. Su padre era un simple trabajador que había crecido una casa muy humilde, sin recursos económicos y junto a media docena de hermanos.

Les quiso mostrar las raíces modestas de la familia, incluyendo una pequeña cabaña sin baño que visitarían en verano.

Mi amigo me dijo que el mensaje que trataba de dar a sus nietos es que hay que trabajar duro y no hay que dar nada por sentado, «a pesar de que todos ellos han crecido con mucha más riqueza que todos nosotros«. «No todo el mundo tiene la misma suerte», dice.

Al final le pregunté si él y sus nietos usaron su jet privado para hacer el viaje.

Hubo una pausa.

«Por favor no ponga eso«.

(Pixabay)

(Pixabay)

Los multimillonarios trabajan para lograr un equilibro. Quieren vivir bien pero no quieren perjudicar a sus hijos. Quieren que sus hijos estén bien y que no les falte ambición. La gente rica, tanto los que han hecho la riqueza como los herederos, a veces se siente avergonzada por ello. En más de una ocasión, una persona rica me ha pedido que no haga mención de su dinero en mis historias, al igual que me lo pidió el señor que describo arriba.

dólares«El dinero es el último tabú«, explica Marvin McIntyre, directora de Morgan Stanley, que asesora a las familias en sus inversiones. «La gente te hablará de su vida sexual antes de hablar de dinero», manifiesta.

Wilmington Trust, que forma parte de M&T Bank, administra la riqueza de las personas que tienen un gran poder adquisitivo. El asesor financiero fue el autor de un estudio en el que reveló que dos de cada tres encuestados se sentía incómodo al hablar de las herencias.

En la compañía dedicada a los servicios financieros Wilmington Trust, fundada por la familia du Pont hace 114 años, solo el diez por ciento de los encuestados admitió que daba información completa a sus herederos.

Imagen de una sucursal de Wilmington Trust (Pixabay)

Imagen de una sucursal de Wilmington Trust (Pixabay)

Una de las razones por las que los padres no decían a sus hijos cuánto dinero había en la cuenta bancaria era para que esa cifra no acabara con su motivación en la vida.

«Muchos de los que poseen esa riqueza no quieren tener ese tipo de conversaciones», dice Bill LaFond, un asesor de Wilmington Trust. «Hay mucho miedo y eso se refleja en nuestra investigación sobre la desmotivación. ¿Cuándo se lo dices y cómo evitas desmotivarlos?«, se pregunta.

Uno de cada cinco encuestados por la compañía de servicios financieros no habían hablado de dinero con su familia porque no habían decidido cuánto dejar. Cerca del catorce por ciento estaban esperando a que sus hijos fueran mayores. Uno de cada diez no había tenido esa conversación por miedo a que esa riqueza, después de todo, se perdiera. Y uno de cada veinte se limitó a decir: «Ese no es un asunto para los herederos».
Algunas familias, sin embargo, tratan de lidiar con eso a través de la intuición.

«La riqueza no viene con un manual» dijo Raúl Fernández, de 51 años, que se convirtió en millonario a las 29. Ahora Fernández tiene tres hijos, el mayor de los cuales tiene 15. Fernández ni si quiera ha pensado en cómo abordar la herencia con ellos.

«Aún no he decidido cuánto voy a dejar a los niños, cuánto debería ni cuándo ni cómo hablaré con ellos sobre este tema. Va a ser un viaje», relató.

(Pixabay)

(Pixabay)

«En estos momentos estoy tratando de inculcar a mis hijos el mismo concepto de oportunidad y el deseo de ganar que hicieron mis padres conmigo«, insistió.

LaFond habla también de otro tipo de riquezas, cuando se quiere transferir un negocio operativo a través de generación, «algo que es difícil lograr con éxito». Otro grupo son aquellas familias que tienen varias inversiones y que no están ligadas a un solo negocio.

«Todo el mundo tiene que estar listo. Tú, el poseedor de la riqueza, debes estar listo para esa conversación y tienes que estar cómodo el día que la tengas con tus hijos«, finaliza LaFond.

Fuente: infobae.com


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


aviso libertad financiera auto 01

.

.

Andrés Moreno: Millonario en Internet gracias al contacto humano

julio 9, 2017

Se hizo millonario en Internet apostando al contacto humano

Pionero de la enseñanza on line de los idiomas, Andrés Moreno de Open English habló con Infobae sobre el éxito de su empresa y la creación de nuevos proyectos en Argentina.

Andres Moreno (35) no nació en cuna de oro. Sin embargo, toda su infancia gozó de una gran fortuna: la de viajar y vivir en distintos lugares del mundo. Así fue que conoció los países de las Américas, Italia y Eslovenia, entre otros. «Mi pasión por los idiomas viene de esos viajes» destaca Andrés cada vez que cuenta su historia. «Viajar por el mundo sólo te abre la mente a distintas culturas y personas.»

Cuando regresó a su Venezuela natal para cursar estudios universitarios, Andrés ya no era un joven más. Todas aquellas experiencias lo asaltaba en las aulas de Ingeniería con ideas y proyectos de negocios novedosos. Entonces decidió dar el primer paso. Echó mano a sus dos capitales más fuertes: el inglés y la apertura mental desarrollada en esos viajes. Así creó algo que ¿accidentalmente? combina, en su nombre, a estos dos conceptos: «Open English»

Moreno afirmó que la pasión por los idiomas viene de esos viajes (OE)

Moreno afirmó que la pasión por los idiomas viene de esos viajes (OE)

En esta entrevista con Infobae, Andrés Moreno cuenta cómo fue el camino para convertir su sueño en una realidad y estar a cargo hoy de la empresa líder en enseñanza de inglés en América Latina y el mercado hispano en los EEUU. Con más de 500 mil estudiantes, Open English opera en toda Latinoamérica con oficinas en Miami, Bogotá, Sao Paulo, Caracas y Buenos Aires, siendo Argentina su principal mercado, después de Brasil. La empresa – lanzada en Venezuela en 2008 y al resto de Latinoamérica en 2010 – consiguió financiamiento por un total de 120 millones de dólares.

Carismático y aventurero, Andrés quiso seguir ampliando la idea de la educación on line y fundó «NEXT U» , donde ofrece cursos en cuatro formaciones de alta demanda laboral: Web – desarrollo Web, Javascript, comercio electrónico, Big data-; marketing digital; redes sociales y community; móvil – programación Android y programación IOs- ; y emprendimiento y liderazgo.

En el marco de la presentación de la Experiencia Endeavor en Buenos Aires, Andrés presentó la iniciativa solidaria que impulsó junto a Endeavor Argentina y Arbusta. Se trata de una apuesta a la educación en Argentina en la que, junto a sus socios, donó 250 mil dólares que serán destinados a becas de formación que permitan a los beneficiarios acceder a un primer empleo.

– Nos gustaría que nos cuentes tu historia emprendedora. ¿Cómo nace la idea de hacer un proyecto vinculado a la lengua?
-Nací en Venezuela, crecí viajando porque mis padres trabajaban en organizaciones internacionales. Viajé mucho por Latinoamérica, Eslovenia, Italia. Vivíamos un año en cada país. Siempre tuve pasión por los idiomas. Luego volví a Venezuela y, después de 6 años de ingeniería mecánica – y para el infarto de mis padres – decidí dejar la facultad y dedicarme a ser emprendedor. A los 22 años comencé una empresa que se llamaba Optimal, era una compañía que daba clases de inglés en empresas transnacionales. Traíamos a profesores norteamericanos a vivir por Latinoamérica y claro, como eran chicos jóvenes, al poco tiempo andaban «ocupados con otros intereses», querían pasarla bien, y bueno, era toda una situación difícil de manejar, a pesar de que a la empresa le había ido bien, en los números. En 2007 pensamos: «¿Por qué no hacerlo por Internet? ¿Por qué no damos las clases en vivo pero a través de la web?»Ahí fue que surgió el concepto Open English.

A los 22 años comenzó una empresa que se llamaba Optimal (OE)

A los 22 años comenzó una empresa que se llamaba Optimal (OE)

-Pero ese fue sólo el comienzo de un largo viaje… ¿Cómo convertiste la idea en realidad?
-La historia del emprendimiento data de hace 10 años. No vengo de una familia de dinero. Era un simple estudiante de la universidad y, de repente, terminé con más de 20 programadores en mi pequeño departamento de 2 ambientes. Nos quedamos sin dinero y me tuve que ir a San Francisco a buscar plata. En ese momento no había un ecosistema de emprendimiento en Latinoamérica. Allí dormí en un sofá cama más de un año, levantando pequeños cheques de 10 mil o 15 mil dólares para financiar la empresa. Finalmente terminamos el producto los primeros 2 años y luego hicimos algunos avisos en televisión. Así arrancó la empresa.

-Y con un gran aliado para llevar adelante ese proyecto: la tecnología.
-Sí, la tecnología fue el gran diferenciador. Siempre hay escuela de aprendizaje of line, escuelas físicas, donde la gente debe presenciar las clases, estás en un aula llena de estudiantes, te hacés experto en gramática y la gente sabe a la perfección el pretérito pluscuamperfecto del verbo «to be» pero, a la hora de hablar, de hacer una entrevista, no pueden. Eso es lo que le cuesta a la gente. Sentíamos que había una mejor forma de enseñar. La web te da flexibilidad de horarios, pero con la calidad de esa interacción humana. Nunca quisimos utilizar el software y la tecnología para prescindir del elemento humano, sino para hacerlo más accesible. Ese fue el diferenciador.

“Nunca quisimos utilizar el software y la tecnología para prescindir del elemento humano”, afirma el emprendedor (OE)

“Nunca quisimos utilizar el software y la tecnología para prescindir del elemento humano”, afirma el emprendedor (OE)

-¿No se pierde el «cara a cara», la vinculación, el verle los labios al profesor?
-Esa fue quizás la decisión de diseño más importante del producto, hace ya 10 años. En vez de construir una aplicación – como hay muchas y gratuitas, que te enseñan algunas palabras claves que son útiles para aprender el inglés básico – nosotros queríamos al profesor. Hasta ahora no hay una tecnología que sea tan buena como un maestro para ganar confianza, soltar un poco la lengua y empezar a hablar.

-Son muy divertidas las campañas publicitarias que han hecho y también son parte del sello que lo caracteriza. ¿Cómo surgieron las ideas para armarlas?
-Aunque no lo creas – y como éramos un equipo pequeño al principio – quisimos darnos a conocer, pero de una manera distinta. Hace una década tú hablabas de «E learning» y la gente no sabía de qué estábamos hablando. Todavía la gente nos llamaba al call center y dice «Pero cómo ¿Hay un profesor dentro de la computadora?¿Cómo funciona eso?» Aún pasa, aunque mucho menos. Entonces dijimos: «tenemos que estar en televisión». Como no teníamos dinero, un canal nos prestó un estudio por un día. Teníamos que grabar 2 comerciales. Contábamos sólo con una cámara, sin set, sin escenografía, sólo un fondo blanco. Escribir un guión con 2 actores, queríamos que tuviera humor. Adrián Lara, que sale en los comerciales, era un modelo desconocido en esa época, ahora es una celebridad completa en toda la región, tiene su programa de tv en Colombia. Ahí me dijeron «Andrés tú que eres bilingüe, ¿Por qué no actúas como el otro personaje y si la cosa funciona buscamos actores verdaderos»? Y la cosa no sólo funcionó, sino frases como «re-pollo = re-chicken» o «éxit-oooo», y todas las demás, se hicieron famosas y virales. Después de eso no hubo manera de cambiar los actores y ya los seguí haciendo.

-Casi que lo deberían haber pensado como una nueva unidad de negocio y hacer publicidad.
-¡Una agencia de publicidad! ¡Imagínate! (risas)

 Play

-Ustedes abrieron un camino en esto que es la enseñanza de la lengua on line. ¿Cómo hacen para poder seguir siendo número uno?
-Seguir innovando. Por un lado, nos esforzamos por mejorar el producto, siempre y todos los días. Tenemos una compañía que, ya para 2013, había levantado más de 120 millones de dólares de inversión, la más grande para una empresa de educación y tecnología en EE.UU. y una de las más mayores en América Latina. Gran parte de ese capital se invirtió en crear un gran producto de nuevo y mejor.

Seguir innovando todos los días, es la clave de Moreno para crecer (OE)

Seguir innovando todos los días, es la clave de Moreno para crecer (OE)

-¿Cómo se logra ese compromiso para estudiar en la enseñanza a distancia?
-Acá el elemento humano es fundamental. Una de las cosas que aprendimos, muy temprano en el proceso, es que si yo te doy una aplicación, por muy bonita que sea, si no te está esperando alguien del otro lado, lo vas a utilizar un rato y después probablemente vas a dejar de usarlo. Si es nada más contenido estático, uno pierde el interés. Es distinto si tienes un profesor, es como tener un entrenador en el gimnasio que te está esperando porque tenías una clase a las 8 y no llegaste. Eso crea un compromiso, una sensación de «tengo que ir» y disfrutás mucho más de la experiencia.

-¿Piensan expandirse a otros idiomas?
-Por ahora estamos muy enfocados en solucionar las necesidades educativas del latinoamericano. Más que aprender otros idiomas, aparte del inglés, lo que nos estaban pidiendo, sobre todo, era aprender estas nuevas carreras que los empleadores buscan, por eso nos metimos en el tema de Next U. Eso sí, creamos un Open Spanish para que las personas en EE.UU aprendan español.

-¿Cómo siguen?
-Nos hemos diversificado en otras líneas de negocios, como Next U, que brinda la posibilidad de que en cuestión de 6 ú 12 meses puedas adquirir una nueva carrera, una nueva competencia. Todas están alineadas con las áreas de mayor demanda laboral. El objetivo es que más gente pueda conseguir aquellos trabajos que más demandados y entrenarte directamente para hacerlo. Esto no compite con las universidades, sino que las complementa. Puedes tener un título universitario de ingeniería pero yo, siendo casi ingeniero, no sé programar una aplicación, no sé diseñar una página web. Entonces les enseñamos a hacer justamente las cosas que los empleadores quieren.

-¿Y en Argentina?
-Estamos por lanzar algo que nos tiene muy entusiasmados: Open English Junior. Es una plataforma de aprendizaje para niños por Internet. Seguimos innovando y sacando nuevos productos.

Una de sus publicidades divertidas

Una de sus publicidades divertidas

-Los contenidos en Internet, la información, el conocimiento ¿Deben ser pagos o gratuitos?
-Los contenidos que se están haciendo son cada vez más gratuitos. Pero sigue habiendo un valor enorme en lo que es el contacto humano. Por eso, por ejemplo, en Open English ese contacto con el profesor a través del Internet en vivo es irreemplazable. En Next U tenemos expertos en materia de programación, en diseño web y marketing digital; y eso es invaluable. En el tema de educación para niños, tenemos profesores especializados en educación infantil.

Las clases son súper bonitas porque no son en pizarrón un virtual, sino con videos donde aparecen los profesores saltando y bromeando para mantener al niño entusiasmado. Quizás, en algún momento, la inteligencia artificial reemplace al ser humano y ya no necesites a la persona, pero por ahora, creo que todavía es importante.

Datos relevantes

  • Líder en la enseñanza de inglés en el mercado hispano.
  • Clases personalizadas todos los días, 24 horas del día con profesores norteamericanos.
  • Más de 120 millones de dólares en capital de inversión.
  • Más de 500.000 estudiantes.
  • Alrededor de 1500 empleados.
  • Oficinas en las Américas: Miami, Bogotá, Buenos Aires, Caracas y San Pablo.
  • En el 2015 Open English adquirió Next University, una plataforma de aprendizaje online que ofrece programas de certificación en la tecnología digital.

Fuente: infobae.com, 08/07/17.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


estilo de vida internet

.

.

De profesor de matemáticas de secundaria a multimillonario

junio 29, 2017

De profesor de secundaria a dueño de su propia isla privada

Con la reciente compra de su nueva propiedad, un hombre de Florida (Estados Unidos) no solo ha conseguido entrar en el libro Guiness de los récords, sino que también se ha convertido en un personaje inspirador para profesores de todo el mundo.

Mark Pentecost

.

Mark Pentecost, un profesor de matemáticas de secundaria se ha convertido en empresario, compró Little Bokeelia, una isla situada en la costa suroeste de Florida. Con un precio de 14,5 millones de dólares, esta adquisición ha supuesto un récord por una venta residencial en el suroeste de Florida. Esta isla privada de 43 hectáreas cuenta con una villa de estilo colonial español de unos 600 metros cuadrados, con 4 dormitorios y 5 cuartos de baño, un espacio habilitado con bungalós para huéspedes, varios puertos y playas, una pista de tenis y una piscina con una laguna.

Little Bokeelia island

.

Para muchos profesores que se pasan sus clases fantaseando con huir algún día a una isla privada, Pentecost y su mujer Cindy están haciendo realidad su sueño. Y ellos son conscientes. “Todo el tiempo lo celebramos y nos decimos: ‘¡No sé cómo hemos llegado hasta aquí, pero no vamos a volver atrás!’”, afirma Pentecost, fundador y primer ejecutivo de una empresa llamada It Works. “Ha sido una bendición”.

Su historia de ascenso socioeconómico comienza con un modesto objetivo cuando allá por los años 90 era profesor de matemáticas: únicamente quería conseguir un ingreso extra de unos pocos cientos de dólares al mes. Tras un par de años de rotundo éxito en ventas directas, dejó la docencia y finalmente puso en marcha It Works en 2001 para vender envolturas corporales que la gente se enrolla bajo la ropa para adelgazar. Desde entonces, It Works ha ampliado su oferta incluyendo productos para el cuidado de la piel y de nutrición. Se mudó a Florida hace cuatro años, y en los últimos doce meses vendió productos por valor de 456 millones de dólares.

Aun así, “¿quién iba a imaginar que podríamos tener nuestra propia isla?” Esa idea nunca se le pasó por la cabeza hasta que vio Little Bokeelia en un episodio de un programa de AWE TV titulado “Islas privadas”.

Cuando la propiedad salió a la venta en 2012 se interesó, pero le asustaron los 29,5 millones de dólares que pedían por ella. “En ese momento pensé que era más de lo que nos podíamos permitir”, asegura.

Ahora, unos años más tarde, y después de sucesivas reducciones del precio, posee una isla en la que se dice que el explorador Ponce de León hizo pie.

“Somos la prueba de que el sueño americano sigue vivo”, dice Pentecost.

A pesar de todo, él no es el primer empresario de la isla. Charles Burgess, inventor de la pila seca, la compró en 1920 y construyó la villa. De entre los amigos de Burgess que vinieron a entretenerse en Little Bokeelia se destaca Thomas Edison.

Pentecost espera que se le contagie algo del ya clásico éxito empresarial de Edison y Burgess mientras esté en la isla. “Estás viviendo en un lugar donde Edison y Burgess inventaron varias cosas y es imposible no pensar en cómo ser creativo uno mismo”, dice.

No todo su trabajo va a ser vivir en la isla Little Bokeelia. “Me gusta ganar dinero a lo Warren Buffett, pero yo soy más como Jimmy Buffett. Me gusta estar relajado pero haciendo cosas diferentes”.

Little Bokeelia island

.

Sus planes para la isla son un buen ejemplo de esto. Aunque es cierto que planea hacer escapadas los fines de semana con su mujer y sus tres hijos, no va a usar la isla como residencia, sino más bien como un lugar de reunión y relax para sus empleados y socios de negocios.

“Sabemos que es importante trabajar duro”, asegura. “Pero a la vez es necesario tomarse el tiempo para desconectar y recargar energías. Y creemos que la isla va a ser muy útil para ayudarnos a innovar aún más”.

« Página anteriorPágina siguiente »