De modelo millonaria a vivir en la calle

febrero 7, 2019

La historia de la modelo top que fue tapa de Vogue, ganaba millones y hoy vive en la calle

En sus tiempos de esplendor como modelo, Nastasia Urbano cenaba con celebridades del espectáculo, pero un amor le trajo la desgracia
En sus tiempos de esplendor como modelo, Nastasia Urbano cenaba con celebridades del espectáculo, pero un amor le trajo la desgracia.

En los años 80, Nastasia Urbano, nacida en Suiza pero criada en Barcelona, tocaba con las manos el glamoroso cielo del mundo de la moda. Paseaba su belleza particular por las pasarelas de Europa y Nueva York, fue tapa de Vogue, cenaba con estrellas del espectáculo y llegaba a ganar un millón de dólares por solo 20 días de trabajo al año. Pero hoy, por una mala jugada de la vida, su realidad es muy diferente: la exmodelo top vive en la calle y suele dormir en la antesala de los cajeros automáticos.

Urbano, que hoy cuenta con 57 años, comenzó su ascendente carrera en el modelaje en Barcelona, luego de lo cual salió de su país para dirigirse a Milán, donde trabajó con el prestigioso fotógrafo Fabrizio Ferri. Poco a poco fue subiendo escalones en el universo fashion y llegó a salir varias veces en la portada de la emblemática revista Vogue, desde donde saltó a las pasarelas neoyorquinas. «Hacía todas las revistas, le encantaba a todo el mundo. Era muy camaleónica y la gente no se cansaba de mí. Hay modelos que son muy guapas pero que solo tienen un registro. Yo nunca tuve ese problema», relató la modelo a El Periódico de Catalunya.

El hoy y el ayer de la modelo, en la página de Gofundme, donde se pide asistencia económica para Nastasia
El hoy y el ayer de la modelo, en la página de Gofundme, donde se pide asistencia económica para Nastasia Crédito: Gofundme

Con su imagen de modelo top totalmente consolidada, Nastasia se convirtió en la imagen de firmas de la talla de Revlon, Opium o Yves Saint Laurent. «Hice la campaña de Revlon. Todas las ‘top model’ de aquel entonces hacían esa campaña, y yo también la hice. Para la de Opium trabajé con Helmut Newton, y más tarde me contrataron para la de Yves Saint Laurent, que hizo David Lynch», expresó la mujer.

Con el paso de los años, la vida glamorosa de Nastasia empezó a caer en picada
Con el paso de los años, la vida glamorosa de Nastasia empezó a caer en picada Crédito: Instagram

Gracias a su fama y su estilo camaleónico se convirtió en una de las primeras modelos en firmar un contrato multimillonario para anunciar ropa: «Me daban un millón de dólares al año por 20 días de trabajo», contó Nastasia.

Además, al convertirse una celebridad de la moda se codeaba con grandes personalidades estadounidenses como Jack Nicholson, Andy Warhol o Harrison Ford. Cenaba con ellos, «o con Roman Polansky, o con Harrison Ford. Estuve en fiestas con Melanie Griffith, con Don Johnson, con Simon y Garfunkel». Incluso fue invitada a la boda de Madonna con Sean Penn, a la que finalmente no pudo ir porque, ella y su novio de entonces ese día «nos despertamos con tal resaca que no pudimos levantarnos».

El ocaso de una estrella

Pero la suerte de esta mujer terminó cuando se encontraba en la cresta de la ola. Fue en el momento en que conoció al que acabaría convirtiéndose en su marido. Con ese matrimonio desgraciado, ella perdió todo su dinero. El que ahora es su ex se aprovechó de su fortuna desde el primer minuto de conocerla. Así lo relató ella: «Me dejó con lo puesto. Lo único bueno de esa relación han sido mis hijos, pero lo demás fue horrible. Todo lo pagaba con mi dinero. Al segundo día de conocerlo quiso que le comprara un BMW, y yo, como una tonta, le hice el cheque. Estaba enamorada. Si no confías en la persona de la que estás enamorada, ¿en quién confias? Pero él no. Él no me quería».

Una de las portadas de Vogue con Nastasia Urbano
Una de las portadas de Vogue con Nastasia Urbano

A partir de entonces, su vida comenzó a deslizarse cuesta abajo.Tanto es así, que fue deshauciada en tres oportunidades, y actualmente vive en la calle y alterna sus noches durmiendo en sofás de amigos o en los cubículos de los cajeros automáticos de Barcelona.

De vez en cuando, Nastasia consigue algo de dinero haciendo algún trabajo precario, pero todo se le hace más difícil porque desde hace un tiempo padece depresión. Al final de la entrevista con El Periódico, la modelo rompió en llanto y señaló: «Quiero salir del agujero en el que me encuentro. Quiero que mis hijos me vean bien. Quiero recuperarme como persona para estar a su altura, que estén orgullosos de mí».

Como una añoranza de sus tiempos de glamour, Nastasia aseguró que extraña Nueva York. Aseguró que lo extrañaba «día y noche», porque «Nueva York es una ciudad que te hace vibrar, salis a la calle y se te pone la piel de gallina. Aquí, en Barcelona, mi alma se ha ido apagando».

Con el objeto de recaudar fondos para sacar a la exmodelo de su pobre situación económica, los amigos de Nastasia armaron un petitorio en la página Gofundme, un sitio web destinado a causas solidarias.

Fuente: La Nación, 07/02/19.

______________________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter

______________________________________________________________________________

invertir no es un juego de azar

.

.

Aristóteles Onassis: Lecciones de un millonario

octubre 15, 2018

Aprende a vivir como Onassis

El magnate griego llegó a ser el hombre más rico de su época. Todo lo que dijo e hizo le da mil vueltas a cualquier coaching empresarial.

Por José Manuel Ruiz.

onassis

Aristóteles Onassis resumió brillantemente su personal receta para triunfar en la vida. Atiende: “Para tener éxito, mantén un aspecto bronceado, vive en un edificio elegante aunque sea en un sótano, déjate ver en los restaurantes de moda aunque sólo te tomes una copa y, si vas a pedir dinero prestado, pide mucho”. Así, el rico armador griego supo sintetizar en una fórmula tangible todo a lo que aspira sin conseguirlo la jerga abstracta del coaching empresarial.

Nos referimos a esa monserga gris del éxito que incluye cosas del tipo: “El cambio es lo único que tenemos para ser diferentes”. “El fracaso no es el punto final; es el punto de partida del camino correcto”. “Nada grande se ha conseguido jamás sin entusiasmo”. “Tu mejor maestro es tu último error”. Escucha, si lo prefieres, a Elon Musk: “El fracaso es una opción. Si no fallas es que no estás innovando lo suficiente”. El presidente de Tesla Motors ha dicho también que “emprender es como comer vidrio y mirar hacia el abismo de la muerte”. ¿Cómo trasladar este insípido batiburrillo de mantras a nuestras vidas?

Visualizarte comiendo vidrio y mirando al abismo no te llevará muy lejos. Quizá los multimillonarios de hoy no estén siendo de mucha ayuda. Me explico: ¿en qué puede ayudarnos saber que a Warren Buffett le gustan las hamburguesas baratas y que sigue viviendo en la misma casa que compró hace sesenta años? ¿De qué te sirve fijarte en alguien como Mark Zuckerberg, con vaqueros y perpetua sudadera gris, al volante de un fiable pero nada lujoso utilitario? ¿Puede aportarnos algo saber que Jeff Bezos, dueño de Amazon y quinto hombre más rico del mundo, friega los platos de la cena en su casa, tal y como presume de hacer? ¿O que él y su mujer apenas tienen vida social? Imagina el anodino decálogo de sumarios consejos de vida que se desprendería de ellos: almuerza en una cadena de restaurantes de comida rápida, viste camiseta gris todos los días del año, empuña el estropajo antes de irte a la cama y… mastica vidrio.

El mayor defecto del discurso del éxito es la nula concreción del mito emprendedor. La retórica de los negocios se ha vulgarizado hasta extremos de taza de Mr. Wonderful. “El mayor riesgo es no correr ningún riesgo”, te dirán. Parece que baste con repetir eso frente al espejo para desembocar en una espiral de éxito. Pero la realidad es siniestra. Nueve de cada diez startups sucumben antes del cuarto año de vida. El 75% de las pymes no alcanza los dos. Sólo una porción exigua llega a cumplir una década. Con el entusiasmo no llega.

onassisToda la retórica charlatanesca del coaching contrasta con el asequible manual de vida de Onassis, el magnate griego que llegó a ser el hombre más rico de su época. Nació en Esmirna en 1906, ciudad que tras la guerra greco-turca pasó a dominio de Turquía, lo que obligó al padre de Aristóteles, tras perderlo todo, a instalarse en Grecia, donde recompuso la fortuna familiar a través del comercio. Su hijo se fue a Argentina, donde vivió en la buhardilla de un hotel mientras estudiaba finanzas por las noches. Y es que dormir está sobrevalorado: el propio Onassis recomendaba dormir tres horas menos cada noche durante un año y, así, obtener un mes y medio de tiempo extra para perseguir el éxito.

onassis2

Dotado para la persuasión y un fino olfato para conseguir la mejor información, no tardó en labrarse buenos contactos para iniciarse en el negocio del tabaco. De ahí saltó al mundo del transporte marítimo, con osadas inversiones y un matrimonio de interés con la heredera de una de las familias más importantes del sector, Athina Livanos, hija del magnate naviero Stavros Livanos y gran socialité griega del momento. Después vendrían líneas aéreas, bienes inmuebles y un voraz coleccionismo que incluía yates, hoteles, islas, casinos y mujeres (incluyendo a Maria Callas y a Jackie Kennedy). Era el propietario de más de la mitad del Principado de Mónaco, fue dueño del yate más caro y lujoso del mundo (el ‘Christina’, arrendable hoy por 65.000 euros al día) y tuvo su propia isla, Skorpios, en el mar Jónico, donde está enterrado.

Imitarlo es imposible, claro, pero dejó un puñado de interesantes consejos, como los mencionados más arriba, de gran sencillez y válidos hasta para la más miserable de las vidas. ¿Por qué no hacerle caso?

El mejor maquillaje es un ligero bronceado. Onassis lo sabía y para adquirirlo animaba incluso a usar una lámpara. Porque en invierno el bronceado significa sol, y el sol en invierno significa dinero. Y porque quedan muy lejos en el tiempo las sociedades agrarias y el vínculo entre la piel tostada y el trabajo al aire libre, mientras la pálida aristocracia jugaba en los palacios a resguardo del sol. Hoy las clases adineradas y ociosas se broncean, mientras que los empleados de oficina se marchitan bajo tubos de luz fluorescente de oficina.

Poco hay que añadir a la premisa de vivir en un edificio bonito, pese a que hoy se privilegia el chalet en las afueras. Bueno, aquí la cosa está más difícil, con la epidemia de los pisos turísticos y ese montón de buitres (perdón: Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) comprando pisos para arrendarlos de forma usuraria, pero quizá haya todavía algún altillo o palomar reacondicionado o chiscón de portero rehabilitado en alguna finca señorial con portón de carruajes. Todo consiste en una ladina proyección de la propia imagen, en automárketing. Y en rodearse de vecinos potentados.

Ve a sitios de moda, déjate caer por la barra, aunque sólo te alcance para la consumición más barata y la bebas a pequeños sorbos. Allí harás amistades con gente importante, porque la gente con dinero suele estar muy sola. Frecuenta el hábitat de tu clase aspiracional. Por una especie de ósmosis social, nos convertimos en aquellos con quienes pasamos nuestro tiempo. Los ricos se relacionan con otros ricos porque están más cerca.

Y, bueno, si pides dinero prestado, pide mucho. Claro que sí. Ya sabes que si debes al banco cien euros, tienes un problema. Pero si le debes cien millones, el problema lo tiene el banco.

Escucha a Onassis. Era lo contrario de un dios griego, pero no iba sollozando por los rincones, ni lamentando su fealdad y su poca estatura. Nadie es tan feo como piensa, solía decir. No te enganches a los hipopresivos ni consumas botes gigantes de proteína. Haz algo de yoga para no oxidarte y come austeramente en días de trabajo, sin vino ni licores. Espera al final del día para disfrutar de la cena con amigos o con tu pareja. No gastes tu tiempo leyendo sobre vidas ajenas. Es mejor vivir nuestra propia vida y no prestar atención a lo que hacen los demás. Y guarda tus pesares para ti mismo, haz creer a los demás que te lo pasas bien todo el tiempo. Ya lo dijo el actor Antonio Gamero: “Si tienes penas, no se las cuentes a nadie, que les divierta su p…a madre”. Onassis le habría dado la razón.

Fuente: revistagq.com


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner invertir en la incertidumbre

.

.

La triste historia del tercer fundador de Apple

agosto 6, 2018

La historia del tercer fundador de Apple que resignó su parte por USD 2.300: hoy valdría 100 mil millones

Ronald Wayne vive en una casa rodante en un remoto pueblo de Nevada. No tiene ningún producto Apple. Y dice que no se arrepiente.

A la izquierda, Steve Jobs y Steve Wozniak en la célebre foto del garaje donde crearon la firma Apple. Pero falta un tercer fundador, el de la foto de la derecha, Ronald Wayne
A la izquierda, Steve Jobs y Steve Wozniak en la célebre foto del garaje donde crearon la firma Apple. Pero falta un tercer fundador, el de la foto de la derecha, Ronald Wayne.
.

Steve Jobs, Steve Wozniak… y Ronald Wayne.  Sí: la primera compañía de la historia que alcanza un valor de un billón de dólares tenía tres fundadores, no dos.

Pero menos de dos semanas después de que naciera Apple Computer, hoy Apple Inc., en abril de 1976, Wayne vendió su 10 por ciento de acciones en 800 dólares estadounidenses, y un año más tarde recibió 1.500 para que renunciara a sus derechos a presentar demandas contra la firma.

Total: 2.300 USD, equivalentes actualmente a cerca de 10.000 USD.
.

Hoy aquel 10 por ciento de acciones valdrían 100.000 millones USD, lo que convertirían a Wayne en el segundo hombre más rico del mundo, superado únicamente por Jeff Bezos, y un escalón encima de Bill Gates.

«Pero no me arrepiento«, le dijo Wayne a CBS News. «Yo sabía que estaba a la sombra de gigantes, y que nunca iba a poder desarrollar un producto que fuera propiamente mío«.

Para poder fabricar la Apple 1, Jobs y Wozniak tuvieron que vender su minibus VW y su calculadora, pero Wayne temía que si los primeros 50 compradores no pagaban, todos los acreedores iban a emprenderla contra él, el “adulto” del trío

Para poder fabricar la Apple 1, Jobs y Wozniak tuvieron que vender su minibus VW y su calculadora, pero Wayne temía que si los primeros 50 compradores no pagaban, todos los acreedores iban a emprenderla contra él, el “adulto” del trío.
.

De lo que sí se arrepiente, dice, es de haber vendido en 500 USD a principios de los años 90 su copia del acuerdo original de fundación de Apple Computer.  En 2011, alguien pagó 1,6 millones por el documento en una subasta.

Fue Wayne quien diseñó el primer logotipo de Apple, escribió el acuerdo de fundación y el manual de instrucciones de la Apple 1.

El primer logotipo de Apple, diseñado por Ronald Wayne

El primer logotipo de Apple, diseñado por Ronald Wayne.
.

Wayne y Jobs se habían conocido cuando trabajaron juntos en Atari.

¿Por qué decidió salir de la compañía apenas 12 días después de haberla fundado?

A diferencia de Jobs y Wozniak, que tenían 21 y 25 años en aquel momento, Wayne era «el adulto» del grupo, pues le faltaba apenas un mes para cumplir 42.

El super célebre garaje de la casa de Steve Jobs en Palo Alto, California, donde nació la compañía más grande del mundo

El super célebre garaje de la casa de Steve Jobs en Palo Alto, California, donde nació la compañía más grande del mundo.
.

De los tres, era el único que ya había probado suerte en los negocios, y no le había ido muy bien: en 1972 tuvo que cerrar Siand, su firma de fabricación de máquinas de juegos en Las Vegas, que había fundado solo un año antes.

AppleCuando Jobs vendió su VW y Wozniak su calculadora Hewlett-Packard para comprar los materiales de fabricación de la Apple 1, el plan era vender 50 computadoras por encargo, pero Wayne temió que los compradores no pagaran a tiempo y los acreedores se lanzaran contra élLa extrema cautela lo sacó del juego.

A fines de 1976, los millonarios Arthur Rock y Mike Markkula invirtieron un cuarto de millón de dólares en la incorporación de Apple Computer.  Fue poco después cuando Wayne recibió la oferta de renunciar a cualquier demanda contra la compañía a cambio de 1.500 USD. Y la aceptó.

La sede de Apple Inc. en Cupertino, California

La sede de Apple Inc. en Cupertino, California.
.

En los primeros años, las ganancias de Apple crecieron de 775.800 dólares en 1978 a 1.000 millones en 1982, un incremento anual de 533%.  El resto es historia.

Wayne siguió trabajando en Atari hasta 1978. De allí se fue a Lawrence Livermore National Laboratory, y más tarde a una firma de productos electrónicos en Salinas, California.

.

.

.

.

Ronald Wayne hoy, entrevistado en su casa de Pahrump, estado de Nevada, por CBS News

Ronald Wayne hoy, entrevistado en su casa de Pahrump, estado de Nevada, por CBS News.
.

Hoy, a sus 84 años, vive retirado en un parque de casas móviles en Pahrump, estado de Nevada, con su colección de armas y vendiendo sellos y monedas raras.  Los reporteros que lo visitan notan en seguida que no tiene ningún producto Apple. Ni siquiera un iPhone.

Fuente: infobae, 06/08/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

Multimillonarios gracias a Amazon

agosto 4, 2018

Los padres de Jeff Bezos hicieron una fortuna al apostar por Amazon

Por Tom Metcalf. 

Jeff Bezos posa junto a sus padres Jackie y Mike Bezos, que se calcula tienen una fortuna de miles de millones de dólares (Bloomberg)

Jeff Bezos posa junto a sus padres Jackie y Mike Bezos, que se calcula tienen una fortuna de miles de millones de dólares.
.

(Bloomberg)

Puede ser la inversión de capital riesgo más exitosa de todos los tiempos.

En 1995, Jackie y Mike Bezos invirtieron USD 245.473 en el incipiente sitio web de comercio electrónico de su hijo. Fue una gran apuesta, recordó Mike Bezos, el padrastro del fundador de Amazon.com, Jeff Bezos, en el escenario de un evento que se celebró en 2015 en el National Constitution Center de Filadelfia.

.

«Quiero que sepan cuán arriesgado es esto«, manifestó el hijo a los padres, «porque quiero volver a casa para la cena de Acción de Gracias y no quiero que estén enojados conmigo».

Probablemente sea bienvenido a raciones extra de pavo y salsa. La participación de sus padres podría valer casi USD 30 mil millones en la actualidad. Eso los haría incluso más ricos que el cofundador de Microsoft, Paul Allen, la persona que se sitúa en el puesto número 30 de los más ricos según el índice de Billonarios de Bloomberg.

Las acciones de sus padres no han sido divulgadas públicamente desde finales de 1999. Si bien no está claro cuánto aún poseen, el hecho de continuar con las donaciones de acciones de Amazon a sus fundaciones benéficas sugiere que todavía controlan una porción saludable de la segunda compañía más valiosa del mundo.

Han donado USD 595.027 en acciones a Bezos Family Foundation de 2001 a 2016, según documentos disponibles en GuideStar, que recopilan datos sobre organizaciones sin fines de lucro. Las 25.000 acciones con las que obsequiaron en 2016 valieron, aproximadamente, USD 20 millones en ese momento. La fundación se enfoca en la educación para jóvenes.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, durante una conferencia (Getty)

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, durante una conferencia.
.

Si no hubieran vendido o donado nada más, el matrimonio sería propietario de unos 16.6 millones de acciones, o el 3.4 por ciento de la empresa, convirtiéndose en el segundo propietario individual después de su hijo.

Su rendimiento total en ese caso sería de aproximadamente de 12.000.000 por ciento, un rendimiento que haría sonrojar incluso a los expertos en capital riesgo más famosos. La apuesta de SoftBank de USD 20 millones en Alibaba ha devuelto alrededor del 720.000 por ciento desde 2000, según los cálculos de Bloomberg. La inversión de Whatsapp de Sequoia Capital retornó aproximadamente el 36.000 por ciento cuando Facebook compró el servicio de mensajería por USD 22 mil millones en 2014.

.

«Fuimos lo suficientemente afortunados de haber vivido en el extranjero y hemos ahorrado algunos centavos para poder ser unos inversionistas ángel», comentó Mike Bezos, un inmigrante cubano al que también llaman Miguel en Filadelfia. «El resto es historia«.

amazonCompró 582.528 acciones en febrero de 1995, según el informe de 1997. Cinco meses después, Jackie Bezos compraría 847.716 acciones. La familia de Bezos celebró estas acciones a través de cuatro fideicomisos a finales de 1999, según otra presentación. Jacklyn Gise Bezos, en 1996, tenía 8.9 millones de acciones, seguido por Miguel A. Bezos con 4.8 millones de acciones, mientras que la Bezos Family Trust y Bezos Generation Skipping Trust tenían 2.9 millones y 675.000 respectivamente.

Cualquier asesor de riqueza que se precie podría haber presionado a la familia para diversificar sus tenencias, según contó Eduardo Gruener, cofundador de la oficina multifamiliar con sede en Miami GFG Capital.

Después de aplicar patrones históricos de ventas y dar cuenta de las donaciones efectuadas, Jackie y Mike Bezos todavía controlarían USD 10.000 millones de acciones, según un análisis del Índice de Billonarios de BloombergEso está encima de la fortuna de USD 147 mil millones de su hijo, que fácilmente lo hace la persona más rica del mundo. Agregó USD 48 mil millones a su fortuna. Hasta el 30 de julio de 2018, las acciones de Amazon han aumentado un 52 por ciento.

Incluso si se hubieran deshecho de todas sus posesiones en Amazon al precio más bajo posible, aún habrían cosechado alrededor de USD 100 millones.

El informe empresarial también sugiere una ganancia inesperada para los hermanos de Jeff Bezos, Mark y Christina. Cada uno de ellos compró 30.000 acciones de Amazon por USD 10.000 en 1996. Si no han vendido ninguna de esas acciones, sus participaciones valdrían aproximadamente USD 640 millones cada una.

La Bezos Family Foundation no respondió al correo electrónico ni a los mensajes telefónicos solicitando comentarios. Amazon no quiso hacer ninguna declaración.

Amazon, Alphabet y Apple están acariciando el preciado puesto del billón  de dólares de valor de mercado. Es por esta razón que el mundo podría tener innumerables multimillonarios tecnológicos desconocidos. Solo las personas con información privilegiada o los accionistas con participaciones superiores al 5 por ciento deben reportar sus intereses. En el caso de Apple, eso significa que las personas con acciones de hasta USD 46.7 mil millones no estarían obligados a revelar sus tenencias.

El cofundador de Apple, Steve Wozniak, tenía una participación del 7.9 por ciento en 1980, que se redujo con el tiempo ya que vendió participaciones a precios bajos a empleados de nivel medio y acciones dotadas a quienes consideraba que habían sido desfavorecidos. Se cree que su participación restante es de millones en lugar de miles de millones.

O toma el caso de Alphabet de Google. Se informó que un inversor inicial no era otro que Jeff Bezos, que puso USD 250.000 de su propio dinero para el proyecto del motor de búsqueda de internet, en 1998, según revela The New YorkerEsas acciones, valoradas en unos USD 280 millones, valdrían más de USD 8 mil millones en la actualidad.

Eso palidece en comparación con las ganancias potencialmente cosechadas por sus padres, que alcanzaron el premio mayor respaldando a su hijo.

«Los retornos extraordinarios no aparecen a menudo», comentó Gruener, el asesor de riqueza. «Reemplace a Amazon con casi cualquier otro nombre en el mercado y el final puede haber resultado una pesadilla».

Fuente: infobae.com, 04/08/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner asesor financiero

.

.

Las tres familias más ricas del mundo

julio 30, 2018

Cuáles son las 3 familias más ricas del mundo (y quién podría destronarlas)

Los Walton son la familia más rica del mundo
Los Walton son la familia más rica del mundo.

millonarioLos imperios familiares con fortunas heredadas dominaron por décadas el mundo de los multimillonarios en el mundo. Hasta que empezaron a ganar terreno los llamados «self made», aquellos emprendedores que han hecho su fortuna por sí mismos y que surgieron en varios continentes en los últimos años.

En el último ranking elaborado por Bloomberg sobre las dinastías familiares más adineradas del mundo, las primeras son de origen estadounidense. Se trata de los Walton, que controlan la mitad de Walmart; los Koch, con intereses en distintas industrias; y los Mars, dueños de las mayores marcas de chocolates del planeta.

La fortuna de estos tres clanes suma US$340.000 millones, una cifra superior al producto interno bruto (PIB) de países como Colombia, Chile o Perú.

Sin embargo, las listas de riqueza que elaboran tanto Bloomberg como Forbes solo contemplan fortunas conocidas públicamente y no incluyen los recursos de dinastías árabes o de otros fondos que no cotizan en bolsa y de los cuales no se tiene información. Familias como los Rothschild o los Rockefeller tienen recursos que se han vuelto demasiado difusos con el paso de los años como para darles una valoración precisa, dicen los expertos.

1. Familia Walton: US$151.500 millones

El clan Walton es la familia más rica del mundo. Rob, Jim, Alice, Lukas, Christy y Nancy controlan la mitad de la mayor empresa de retail o comercio minorista del mundo: Walmart, fundada en 1962 por Sam Walton.

Las 12.000 tiendas del gigante vendieron US$500.000 millones en 2017, generando cuantiosas ganancias para los miembros de la familia.
Alice Walton es la mujer más rica del mundo por las millonarias ganancias de Walmart
Alice Walton es la mujer más rica del mundo por las millonarias ganancias de Walmart.
.

Su riqueza combinada es superior a la que tienen emprendedores como Jeff Bezos o Bill Gates, y al PIB de países como Costa Rica, Panamá, Guatemala o Ecuador. Alice Walton, la única hija del fundador del imperio, es actualmente la mujer más rica del mundo con US$41.300 millones.

2. Familia Koch: US$98.700 millones

Los hermanos Frederick, Charles, David y William heredaron la refinería depetróleo de su padre. Una intensa lucha por el control del negocio en la década de los 80, hizo que Frederick y William abandonaran el negocio.

Koch Industries, actualmente manejada por Charles y Davis -conocidos como «los hermanos Koch»-, es un gigantesco conglomerado con intereses en el sector industrial, financiero y comercial.

Los hermanos Koch (David y Charles) controlan un gigantesco conglomerado con intereses económicos y políticos
Los hermanos Koch (David y Charles) controlan un gigantesco conglomerado con intereses económicos y políticos.
.

Los hermanos son conocidos en Estados Unidos por destinar una parte importante de su fortuna a financiar candidatos conservadores y causas como, por ejemplo, recortar impuestos, reducir el gasto fiscal y frenar acciones contra el cambio climático.

Analistas los consideran como una «empresa políticamente activa» que suele estar presente de una u otra manera en los pasillos de la Casa Blanca y el Capitolio. A pesar de ser aliados del presidente Donald Trump en muchos frentes, recientemente financiaron una campaña contra los aranceles impuestos por el mandatario a varios países.

3. Familia Mars: US$89.700 millones

Esta dinastía empresarial comenzó cuando Frank Mars vendía dulces en Washington en 1911. La firma, cuyos únicos dueños son la propia familia, vende productos como M&Ms, Milky Way, Mars, chicles y artículos para mascotas bajo las marcas Pedigree y Whiskas, además de comida envasada.

Una de las herederas es la nieta del fundador, Jacqueline Mars, dueña de un tercio del negocio y la segunda mujer más rica del mundo. Graduada en antropología y divorciada con tres hijos, trabajó durante 20 años en la empresa y participó en el directorio hasta 2016.

El posible destronador

Aunque las fortunas familiares han sido históricamente mayores que la riqueza de un solo individuo, esto podría cambiar en cualquier momento. A comienzos de este año Jeff Bezos, el CEO de Amazon, se convirtió en la persona más rica del mundo, con una fortuna estimada en US$105.100 millones.

Jeff Bezos está a punto de destronar a la dinastía familiar de los Walton
Jeff Bezos está a punto de destronar a la dinastía familiar de los Walton.
.

Sin embargo, durante los últimos meses sus recursos han crecido a un ritmo vertiginoso, principalmente por las ganancias que le reporta el servicio Amazon Prime.

Según Bloomberg, Bezos ya cuenta en mes de julio con US$150.000 millones, mientras que Forbes calcula su riqueza en US$148.000 millones. En cualquiera de los dos casos, Bezos está a un paso de superar a la familia Walton, algo que podría convertirlo en la persona que arrebate el trono al histórico clan estadounidense.

Fuente: lanacion.com.ar, 25/07/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


invertir no es un juego de azar

.

.

El joven brasileño que se hizo millonario usando los teléfonos públicos de un aeropuerto

junio 11, 2018

La asombrosa historia del brasileño que se hizo millonario usando los teléfonos públicos de un aeropuerto

La historia del brasileño que se hizo millonario usando los teléfonos públicos de un aeropuerto

Flavio Augusto Da Silva.
.

Un joven de 19 años logró conseguir un trabajo como vendedor de cursos de inglés. Pero había un pequeño obstáculo: las ventas eran por teléfono y en su hogar no había uno de esos aparatos. Sin embargo, decidió que eso no iba a impedir que cumpliera con su propósito.

brasil banderaSe trata de Flavio Augusto Da Silva. El joven vivía en Río de Janeiro y sus padres no podían costear una línea telefónica. Hay que destacar que hace 27 años, en 1991, era un lujo tener una de esas. La instalación de un servicio telefónico costaba unos US$ 960, dinero con el que su familia no contaba. Pero aunque lo hubieran tenido, existía una larga lista de espera de hasta dos años.

Y los celulares también eran prácticamente inalcanzables para la mayoría de la población. Entonces, el reto de da Silva era encontrar una solución a su dilema, para cumplir con su trabajo. Fue entonces cuando se le ocurrió la idea de usar los teléfonos públicos del aeropuerto de Santos Dumont. Básicamente transformaría el lugar en una oficina improvisada.

Hoy en día Da Silva tiene su propia escuela de inglés: “Wiser Education”, que registra alrededor de 113 millones de dólares al año en ventas.  Su fortuna personal es aún más impresionante, unos 300 millones de dólares. El empresario, hoy de 46 años, dijo que, sin duda, encontró su destino en aquel aeropuerto.

usar los teléfonos públicos del aeropuerto de Santos Dumont
El empresario inició su carrera en el aeropuerto Santos Dumont.
.

No hablaba inglés

A pesar de los desafíos de hablar por teléfono en un ruidoso aeropuerto, Da Silva se dio cuenta de que tenía un talento innato para vender cursos de inglés. Sus habilidades le permitieron escalar rápidamente hasta el puesto de director comercial del negocio. No fue sino después de cuatro años en esa empresa que decidió formar su propia escuela.

Una de las razones que lo impulsaron a emprender, es que en la compañía donde trabajaba se negaba a invertir para mejorar la calidad de los cursos. Aseveró que en ese momento se sentía capaz de lograrlo, pues conocía bien el producto. Pero Da Silva tenía dos grandes obstáculos en su camino.

El primero era que, más allá de sus capacidades como vendedor de cursos de inglés, no conocía el idioma, si acaso algunas cuantas palabras. Por otro lado estaba el tema monetario, pues al no poder conseguir un préstamo bancario, tuvo que usar 5.500 dólares de su línea de crédito, pero con un alto interés.

Wise Up
Wise Up tiene 440 escuelas en América Latina.
.

Su apuesta dio en el blanco

Su inversión le sirvió para contratar a 18 personas que desarrollarían todo el material pedagógico de sus cursos, con miras a tener una buena demanda, de lo contrario se iría a la quiebra.

Cuando el material estuvo listo lanzó “Wise Up” al mercado, que estaba dirigido a un público diferente al de otras compañías que operaban en el país. El curso estaba basado en su experiencia. Mientras otras compañías enfocaban sus programas a niños y viajeros que iban a vacacionar al exterior, él pensó en apuntarlo a adultos en busca de trabajo.

El joven empresario contó que para ese año muchas compañías internacionales recién comenzaban a instalarse en Brasil. Entonces, el inglés sería un elemento de importancia durante las entrevistas y proceso de selección.

Aunque en 1995 Brasil pasaba por un difícil momento económico, con tasas de inflación de hasta 148%, la propuesta de Da Silva caló en el público. 1.000 personas se matricularon durante el primer año.

Flavio Augusto Da Silva
Cuando comenzó ningún banco le quiso prestar dinero.
.

En tres años la compañía creció hasta tener una red de 24 escuelas en diferentes ciudades. En 2012 basó su empresa en el modelo de franquicias, lo que le permitió unas 400 sucursales en todo el país.

Y cuando la compañía llegó hasta ese punto, Da Silva sintió que era momento de fijar nuevos horizontes. Se calificó a sí mismo como un “constructor”, pues aseguró que quiere construir proyectos exitosos e inmediatamente proponerse otros desafíos. El emprendedor vendió “Wise Up”, su exitoso programa, a Abril, un grupo brasilero, por 240 millones de dólares.

Inversionista en el fútbol

Su siguiente meta fue el futbol. En el año 2013 pagó 120 millones por el Orlando City, un equipo de fútbol del que pasó a ser accionista mayoritario, justo antes que figurara en la Major League, que es la liga más preponderante en Estados Unidos.

El club aumentó su valor en los últimos años. En la actualidad tiene un valor estimado  de 490 millones de dólares. De hecho, es uno de los equipos más destacados en toda la liga. Entre las razones por las que el multimillonario empresario escogió ese equipo en específico es porque Orlando es la ciudad estadounidense que más visitan los brasileños.

Pero, ¿y “Wise Up”?

Luego de finiquitar la venta, Da Silva se desligó de la que fue su primera empresa. Pero, como estaban perdiendo dinero, los nuevos dueños le hicieron una oferta que no pudo rechazar: vendérsela por menos de la mitad. Por supuesto, Da Silva aceptó retomar “Wise Up”.

Inversionista en el fútbol
Da Silva compró el club de fútbol Orlando City en 2013.
.

Cuando volvió a tomar las riendas, la empresa salió de su estancamiento y en la actualidad tiene unas 440 escuelas; no solo en Brasil, sino también en Argentina, Colombia y México, que son manejadas por “Wiser Education”. Y ya fijó una nueva meta: tener al menos 1.000 filiales en toda América Latina para 2020.

Richard Motta, analista de negocios, aseguró que Da Silva es un “emprendedor audaz” que es capaz de planificar sus pasos con anticipación. Esa técnica es la que hace que sus compañías prosperen rápidamente.

Además de manejar una compañía y un equipo de fútbol, Da Silva también mantiene actualizado su blog llamado “Valuation Generation”, que tiene como finalidad ofrecer consejos a los jóvenes para que comiencen sus propios negocios.

Su trayectoria, enfatizó, es prueba de que todos pueden lograr lo que se proponen. “No me siento mejor que los demás. Solo se trata de aprender cómo hacerlo”.

Fuente: Grandes Medios, 2018.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


independencia financiera

.

.

Sylvia Bloom, la secretaria que donó más de seis millones de dólares a los estudiantes

junio 9, 2018

Sylvia Bloom, la secretaria que donó más de $6.000.000 a los estudiantes

Decenas de estudiantes podrán tener un mejor futuro, gracias a que esta secretaria decidió trabajar duro y vivir sin lujos para donar toda su fortuna.

La secretaria Sylvia Bloom y su marido Raymond Margolies
Sylvia Bloom y su marido Raymond Margolies.
.

USA banderaDonar 6,24 millones de dólares es algo que no se ve todos los días, incluso en la ciudad que nunca duerme, Nueva York. Eso fue lo que hizo Sylvia Bloom, una secretaria estadounidense que, tras amasar su fortuna, la cedió al grupo de servicio social Henry Street Settlement.

La mujer de Brooklyn trabajó durante 67 años para el mismo despacho de abogados, a los 96 se jubiló y al poco tiempo murió. Nadie sabía que en 3 casas y en 11 bancos tenía más de 9 millones de dólares. Bloom nunca mencionó nada sobre el dinero a sus familiares, amigos y compañeros de trabajo.

En más de 125 años de historia, la organización social nunca recibió una donación tan alta de un particular.

Inversiones inteligentes

La fórmula de la secretaria para hacer dinero era sencilla. Con habilidad observaba las inversiones que realizaban los abogados con quienes trabajaba y luego destinaba recursos propios a esos mismos fondos.

Bloom tuvo una vida sencilla, sin lujos ni excesos. Vivió en un apartamento de renta controlada y siempre tomaba el metro para ir al trabajo cada mañana.

Era hija de inmigrantes europeos y creció en Brooklyn durante la Gran Depresión. Para poder sobrevivir a esa época trabajaba durante todo el día y estudiaba de noche.

En 1947 fue contratada por la firma de Wall Street “Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton” que en la actualidad cuenta con más de 1.200 empleados.

En una entrevista concedida al diario The New York Times, su sobrina Jane Lockshin afirmó que su tía se hacía cargo de la vida de sus jefes, “incluyendo sus inversiones personales”. Es decir, cuando su superior decidía comprar acciones, Bloom lo hacía en su representación y luego compraba en nombre propio.

Todo se supo solo después de su muerte. Sus familiares y amigos también recibieron dinero, según la última voluntad de la mujer dada a conocer a través de su testamento.

La secretaria estuvo casada con Raymond Margolies, un bombero de Nueva York quien, después de retirarse, se convirtió en profesor. Sin embargo, su pareja falleció en el 2002. No tuvieron hijos.

De acuerdo a Lockshin lo más probable es que muriera sin saber la fortuna que tenía su esposa. Cuando ella decidió jubilarse se fue a una residencia para ancianos en donde falleció por razones naturales.

Becas para estudiantes

El director ejecutivo del grupo Henry Street Settlement, David Garza, señaló que el dinero será destinado al Programa de Horizontes Universitarios Expandidos, que tiene como misión ayudar a los estudiantes que no cuentan con los recursos suficientes para asistir a la universidad.

Según Garza, cuando se enteraron de la noticia todos en el departamento quedaron asombrados, boquiabiertos y sin poder creer lo que estaba pasando. El donativo fue realizado en febrero y posteriormente se hizo público.

Paul Hyams, compañero de trabajo y amigo de Bloom, dijo que ella pudo vivir gran parte de su vida en una calle tan elegante como Park Avenue, pero nunca lo quiso. Hyams añadió que la mujer nunca habló de dinero, no era pretenciosa y tampoco llamaba la atención.

El deseo de la mujer era ayudar a los demás y así será por las próximas generaciones, al menos entre quienes reciban las becas para hacerse con una carrera universitaria y poder lograr un futuro mejor.

Referencias:

Fuente: cinconoticias.com, 2018.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


independencia financiera

.

.

Jim Ratcliffe, el hombre que transforma en oro lo que otros descartan

junio 8, 2018

Así construyó su millonaria fortuna Jim Ratcliffe, el británico que ‘transforma en oro’ lo que otros descartan

Así construyó su millonaria fortuna Jim Ratcliffe, el británico que 'transforma en oro' lo que otros descartan

.

Jim Ratcliffe tiene una de las fortunas más grandes del Reino Unido. Es conocido por sus técnicas para ganar mucho dinero con lo que otros descartan. Este hombre, nacido en Mánchester, logró hacerse con una fortuna de 28.000 millones de dólares a través del método de compra y venta de unidades que otras grandes empresas ya no querían o necesitaban.

Básicamente los productos químicos y materias primas que están presentes en muchos productos alrededor del mundo fueron creados en su compañía, dentro de unas instalaciones que, en un pasado, pertenecieron a la gigante British Petroleum (BP). Y solo le tomó unos 20 años amasar ese enorme capital.

¿Cómo lo hizo?

Hoy en día Ratcliffe tiene 65 años, pero desde joven tuvo contacto con el mundo de los productos químicos. En 1974 se graduó en la Universidad de Birmingham como ingeniero químico. Durante un tiempo formó parte de BP, para luego saltar a Esso, otra gran industria petrolera. Allí laboró como aprendiz de contador.

Después de obtener un MBA (Master of Business Administration) de London Business School, inició labores en Courtaulds, una productora de telas y productos químicos. Ya para el año 1989 dio un giro a su carrera, cuando se unió a Advent International, una empresa de capital de riesgo estadounidense. Esta última fue un trampolín para Ratcliffe, pues incursionó en el mundo de las negociaciones y adquirió los conocimientos para cerrar tratos exitosos.

Jim Ratcliffe tiene una de las fortunas más grandes del Reino Unido
“Tuve que poner el 100% del capital que tenía en ese momento: la casa, los ahorros e incluso mi esposa e hijos”, contó Ratcliffe cuando empezó el negocio.
.

Una jugada de alto riesgo

Tres años después ya formaba parte de una sociedad, que basó sus negocios en una estrategia que, con el tiempo, se convertiría en muy popular. En 1992 junto con John Hollowood, otro empresario, tuvo la idea de comprar la división de productos químicos de BP, de la que una vez formó parte, en Hyte, Inglaterra. El trato se cerró por 54 millones de dólares.

La recién comprada empresa creció rápidamente. Para 1994 cotizó en la bolsa de Londres y, en esa época, estaba valorada en unos 135 millones de dólares. Ratcliffe calificó la compra como una “jugada de alto riesgo”.

Durante una entrevista concedida a la London Business School, el empresario británico comentó que cuando comenzó su negocio tuvo que poner todos sus bienes “sobre la mesa”. Es decir, tuvo que invertir el 100% del capital que poseía para el momento, lo que incluía su casa y ahorros. “Incluso a mi esposa e hijos”, dijo.

Inspec, que era el nombre de la empresa de Ratcliffe, también adquirió la división de productos químicos de BP en la ciudad belga de Amberes. El oriundo de Mánchester no se conformó y, tras dejar Inspec, formó su propia firma en 1998. Ineos, la compañía naciente, compró el negocio belga por 120 millones de dólares. En la actualidad Ineos vale alrededor de US$ 47.000 millones.

En la actualidad Ineos vale alrededor de US$ 47.000 millones
Jim Ratcliffe logró armar su fortuna en solo 20 años.
.

Tiene presencia en 22 países, con 181 operaciones, lo que genera ventas alrededor de 60.000 millones de dólares; y cuenta con unos 18.500 empleados. El negocio de Ratcliffe es el de las materias primas que se usan en, básicamente, todo: alimentos, medicamentos, embalaje de artículos, teléfonos móviles, muebles y demás.

Ratcliffe avanzó rápidamente en el mundo empresarial gracias a la decisión que tomó de que su empresa, de la cual posee un 60%, no cotice en la bolsa. Esto quiere decir que no tiene que consultar con accionistas una decisión antes de tomarla.

Ineos compró alrededor de 20 operaciones de grandes compañías durante sus primeros 10 años de existencia. Entre las más populares se encuentran BASF, el fabricante alemán de productos químicos; así como la estadounidense Dow Chemical e ICI, del Reino Unido.

Ventas cuadruplicadas

Entre los acuerdos más importantes que ha conseguido cerrar Ineos se encuentra la adquisición de Innovene. Esta es otra de las marcas que Ratcliffe negoció con BP, por alrededor de 6.500 millones de dólares en el año 2005.

Ineos
La petroquímica Ineos está valuada en US$47.000 millones.
.

Las ventas se cuadriplicaron de un día para otro. Ineos pasó a generar ventas de 24.000 millones de dólares, lo que devino en la contratación de más personas, cuya cifra total pasó a ser, en ese momento, de 15.000 personas.

La planta petroquímica y la refinería de Grangemouth, de Escocia, pasaron a ser parte de Innovene. En 2013 esto produjo un escenario de enfrentamientos entre sindicatos, que amenazaban con irse a huelga para exigir salarios y pensiones.

El apodo de “Dr. No”, el villano de James Bond, que le dieron a Ratcliffe, provino de esta disputa. El empresario era conocido por sus firmes técnicas de negociación. Todo el inconveniente llevó a que se anunciara el cierre de la planta petroquímica y se recortaran más de 800 puestos de trabajo.

No fue sino hasta que el sindicato Unite estuvo de acuerdo con la ejecución de un plan de emergencia, que invertiría una cuantiosa suma para mantener la planta abierta, que se revocó la decisión. Los 404 millones de dólares sostuvieron las operaciones de la petroquímica.

A pesar de haber amasado una de las fortunas más grande de Reino Unido, Ratcliffe mantiene su compañía en expansión constante con la adquisición de negocios, como la compra del Sistema de Oleoductos de BP, que distribuye un 40% del petróleo y gas del Mar del Norte. También invirtió en el fracking(fracturación hidráulica), que son técnicas para aumentar la extracción de petróleoy gas del subsuelo.

Land Rover Defender
El magnate de los productos químicos Jim Ratcliffe ideó un plan para resucitar al Land Rover Defender.
.

Por concepto de fracturación hidráulica, Ineos se comprometió a invertir unos 877 millones de dólares. En 2016 generó revuelo en el mundo empresarial cuando hizo un primer envío de gas de esquisito desde Estados Unidos a Reino Unido.

Pero Ratcliffe no se ha limitado a los productos químicos, en 2016 quiso ampliar sus horizontes al mundo automotriz, luego de anunciar la inversión de 810 millones de dólares para la construcción de un nuevo coche inspirado en el Land Rover Defender. Pero esa idea se suspendió.

No obstante, sí incursionó en otro campo diferente: el de la ropa. Ineos compró Belstaff, una compañía que fabrica ropa de motocicletas. Estas prendas de lujo fueron usadas por figuras como Steve McQueen, actor; y modeladas por el famoso futbolista David Beckham. Y, en su diversificación, compró un equipo de fútbol: el suizo FC Lausanne-Sport.

Aunque estos negocios pudieran ser catalogados como desechables, está claro que Ratcliffe considera que tienen algún potencial.

Fuente: Grandes Medios, 2018.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

La insólita historia de Jack Daniel

junio 4, 2018

El sorprendente final del exitoso emprendedor al que lo mató el mal genio

Por Carlos Manzoni. 
jack daniel y su whisky
.

Jasper Newton Daniel descubrió pronto el elixir de la felicidad. No se trataba de una de esas pociones mágicas que por su época vendían los buhoneros en el lejano oeste, sino de algo que lo haría famoso en el mundo entero: creó la fórmula del whiskey más vendido en los Estados Unidos y uno de los diez que más factura a nivel global. Pero un madrugón inesperado, mezclado con su proverbial mal genio lo arrastraron a un trágico final.

El hombre nació en septiembre de 1850 (el día exacto jamás se supo) en Lynchburg, un pequeño pueblo con apenas 600 habitantes, cercano a Nashville, la cuna de la música country, en Tennesse, Estados Unidos. Como su familia era muy numerosa (tenía 10 hermanos) fue criado por allegados; hasta que a los siete años quedó huérfano y se fue de su casa. Estuvo primero en lo de un amigo, Félix Waggoner, hasta que se afincó en una granja cercana, propiedad de un ministro luterano de nombre Dan Call.

Allí empezó su buena estrella. Resulta que en sus ratos libres Call se dedicaba a la fabricación de whiskey en un alambique propio, pero un día fue puesto entre la espada y la pared por su congregación. Le dijeron: «Si nos salvas el alma los domingos, no la pierda con tu alcohol el resto de la semana». Fue ahí que el pastor decidió desprenderse del alambique y se lo vendió a Daniel, que ya para entonces era conocido como «Jack» y se las amañaba bien en eso de elaborar whiskey.

Hasta hace un par de años se creía que Jack había aprendido todo de Call, pero se descubrió que fue un esclavo negro de Tennesse, Nathan Green, quien le enseñó un método secreto de destilado. No solo eso, sino que Green trabajó para él después de la Guerra Civil (1861-1865), convirtiéndose en el primer maestro destilador negro en América.

Pero la visión comercial del joven emprendedor pronto lo llevaría más allá de los límites de su condado. En 1866, decidió registrar su negocio, hecho por el que su destilería es considerada la más antigua de los Estados Unidos. ¿Su marca? Jack Daniel´s, una de las más exitosas en el mundo. Tanto es así que hoy el propio pueblo es una extensión de esa destilería, un conjunto de viejos edificios grises, dispersos en una amplia hondonada verde, cuyas primeras construcciones fueron dirigidas por el propio Jack.

Cuenta la leyenda que entre 1860 y 1880 existían al menos 15 fábricas de whiskey en Lynchburg, pero la de Jack era la más cotizada por su sabor. ¿Cuál era su secreto? Dejaba madurar el licor en barriles, suavizándolo con un carbón de arce azucarado que aún se produce en la misma refinería y que lo hace único en todo el mundo. Además, la fórmula incluye una especie de agua «mágica», libre de hierro, que brota de una fuente de piedra caliza original de esa zona.

.

Jack Daniel no tardó mucho en convertirse en millonario. Gastó millones de dólares en su pasión: la música. Formó una banda, la Jack Daniels Silver Cornet Band, que fue el hijo que nunca tuvo y que contaba con los mejores instrumentos del momento, ya que él invirtió fortunas en ellos. Amazing Grace, Tennessy Waltx y Dixie eran las canciones favoritas para sus conciertos políticos, el Día de la Independencia, celebraciones y funerales.

Además, se convirtió en benefactor del pueblo y donó gran parte de su inmensa fortuna a viudas y huérfanos. Eso no es todo: muchas escuelas e iglesias de la región se construyeron gracias a sus donaciones.

Pero el elixir de la felicidad también le permitía a Jack, soltero empedernido, darse la gran vida, mientras su negocio crecía y crecía. Hasta se dio el gusto de abrir dos locales de baile (White Rabbit y the Red Dog), que regaba convenientemente con su whiskey. Era tan exitoso y popular que enseguida contagió a otros y así se multiplicaron las bandas y establecimientos musicales en el lugar. Había cumplido de la A a la Z con el manual del sueño americano. Pero, siempre hay algo que lo arruina todo.

Una mañana de octubre de 1905, Jack madrugó más que lo habitual. Dio unas vueltas por su casa, aburrido, hasta que decidió irse a su oficina más temprano que de costumbre. Su idea era aprovechar para sacar unos documentos de su caja fuerte. Pero no pudo recordar la clave. Para colmo, el que siempre llegaba temprano, conocía la combinación y le sabía las mañas a la caja fuerte era su sobrino, Lem Motlow.

Jack pudo haber esperado a este sobrino. Pero no lo hizo, porque era impaciente y de muy mal carácter: así que intentó como loco abrir la caja hasta que, acobardado y rabioso, le dio una patada tan fuerte que se rompió el dedo gordo. La herida fue tan severa que al cabo de unos días se infectó y le tuvieron que amputar el pie. Esa drástica medida no impidió que la infección se propagara y terminara por matarlo seis años después de aquella aciaga mañana. «Envenenamiento de la sangre», dejó asentado en su certificado de defunción el médico de Lynchburg.

.

Hay un chiste inspirado en su muerte que dice: «No llegues temprano a trabajar, porque la única vez que Jack lo hizo le pasó lo que le pasó». No dejó viuda ni hijos, pero su creación perduró hasta nuestros días y, gracias a su visión, el pequeño Lynchburg es en la actualidad mucho más que un punto en el mapa.

Por esas paradojas de la vida, su pueblo natal es uno de los pocos lugares en el mundo donde no se puede tomar el elixir de Jack (ni ninguna otra bebida alcohólica). Es que, según la legislación del condado de Moore, rige allí la «ley seca»; algo que, de todos modos, no impide que la marca venda hoy 13 millones de cajas en 160 países.

Fuente: La Nación, 03/06/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner toxic assets 03

.

.

Las matemáticas lo hicieron millonario

marzo 17, 2018

El matemático que encontró un fallo en la lotería con el que ganó millones

Durante casi una década, Jerry Selbee compró cantidades ingentes de boletos sabiendo que casi siempre saldría ganando. Así es como consiguió ‘hackear’ el sistema.

por Héctor G. Barnés.

Foto: Marge y Jerry, en una imagen cedida a 'The Huffington Post' por Dawn Tomlinson.
Marge y Jerry.
. 

Hace alrededor de una década, los dependientes de los establecimientos de alimentación del Estado de Michigan tuvieron que acostumbrarse a la fuerza a contemplar una peculiar estampa. Uno de sus vecinos, un varón de alrededor unos 65 años, entraba en su tienda y comenzaba a comprar lotería de una de las máquinas automáticas. No un billete ni dos, ni siquiera 20 ni 30 (lo que sería una cifra muy superior a la que solían adquirir la mayoría de jugadores), sino miles de décimos. Todos los que fuesen posible entre la hora de apertura de la tienda y la de cierre. No era un problema. Al fin y al cabo, este hombre, que había abierto a mediados de los años 80 otra tienda de alimentación semejante, podía llegar a gastarse miles de dólares.

Lo que no sabían los vecinos de la localidad de Evart es que no era una simple excentricidad, sino que la inversión que este misterioso jubilado estaba llevando a cabo le estaba reportando a él y a su red de colaboradores cuantiosas ganancias. A lo largo de los años, un punto negro en dos distintos sorteos les permitiría recaudar alrededor de 27 millones de dólares (unos 21 millones de euros). En la cabeza de Jerry Selbeeel matemático que trabajó para Kellogg y fue capaz de encontrar este fallo en cuestión de minutos una mañana de 2003, cuando cayó en sus manos un boleto con las probabilidades de ganar, no cabía posibilidad de que se tratase de un error. Era tan evidente que, probablemente, las autoridades sabían que nadie caería en la cuenta.

Hizo cálculos y descubrió que, en las semanas de bote, las probabilidades de obtener premio hacían que la inversión fuese siempre rentable

¿Cuál era exactamente el truco, desvelado para el gran público por primera vez en una serie de artículos del departamento de investigación de ‘The Boston Globe’ (sí, los mismos de ‘Spotlight’)? El funcionamiento del bote, en principio no tan diferente al de otros juegos españoles como la Primitiva. El coste de una papeleta de Winfall, en la que había que elegir seis número del 1 al 49, costaba un dólar. Según la cantidad de números acertados (de tres a seis), se obtendría un premio en consonancia. La clave, no obstante, se encontraba en el bote, que se repartía en caso de que tras varias semanas (seis de media) nadie hubiese acertado la combinación ganadora y se hubiesen alcanzado los cinco millones de dólares.

Cuando esto ocurría, la lotería era promocionada a todo trapo para que los jugadores casuales probasen suerte. En lo que pocas (o ninguna) persona había caído es en que, siempre y cuando nadie acertase los seis números, las probabilidades hacían que la inversión fuera siempre rentable para el jugador. Había una posibilidad entre 54 de acertar tres números y 1 en 1.500 de acertar cuatro; en las semanas en las que se repartía el bote, los premios se multiplicaban por 10, de forma que cualquier dólar invertido valía, estadísticamente, más que un dólar. Como ha explicado años después el propio Jerry a ‘The Huffington Post’ en el reportaje definitivo sobre el tema, “simplemente lo multipliqué y me dije ‘vaya, el retorno es positivo’”.

Un juego con truco

El jugador, por supuesto, seguía teniendo más posibilidades de perder que de ganar si compraba un único billete. El truco se encontraba en comprar grandes cantidades de boletos para que todos los aciertos compensasen el dinero que se perdía con las apuestas no ganadoras; cuanto más dinero uno se gastase, más posibilidades había de obtener ganancias, puesto que las estadísticas estaban a su favor. A la larga, era una simple cuestión de estadística. Algo de cajón para Jerry Selbee, un gran aficionado a las matemáticas y a los puzzles lógicos que averiguó con un sencillo vistazo que, en el caso del Winfall, la banca no ganaba.

La siguiente semana, volvió a Mesick. Se gastó 3.400 dólares y ganó 6.300. Una vez más, volvió a probar y obtuvo 15.700 dólares tras apostar 8.000

Lo más difícil, en este caso, era la logística. Al principio, porque Jerry temía contárselo a su mujer Marge, que siempre había estado en contra del juego. Así que decidió probar suerte por su cuenta, después de hacer pruebas con papel y lápiz: la primera vez se gastó 2.200 dólares en una pequeña tienda en Mesick, a unos 70 kilómetros de Evart, donde vivía. La jugada no salió bien y tan solo obtuvo 2.150 dólares; es decir, había perdido 50. Sin embargo, el matemático aficionado sabía que era una mera cuestión de mala suerte; el problema radicaba en que no se había gastado suficiente dinero. Así que la siguiente semana de bote, volvió a Mesick y se gastó 3.400 dólares: ganó 6.300. Una vez más, volvió a probar y obtuvo 15.700 dólares tras apostar 8.000. Había hackeado el sistema.

Con esa cantidad de dinero entre sus manos, no le resultó difícil convencer a su mujer que habían dado con el negocio de sus vidas. Esta se prestó a participar, entre otras razones, porque confiaba plenamente en las habilidades con los números de su marido. El problema era, en todo caso, práctico: solo se podían imprimir 10 boletos a la vez, lo que obligaba a la pareja a pasar horas y horas delante de las máquinas expendedoras y la curiosa mirada de los tenderos que, no obstante, no hacían muchas preguntas cuando veían a Jerry y Marge imprimiendo boletos sin parar. Otra aparente dificultad era ordenar estos tickets y comprobar si tenían premio o no, algo que hacían dos veces por si se habían equivocado. Un trabajo arduo que, no obstante, les mantenía entretenidos en los años previos a su jubilación.

Décimo de Powerball, un juego similar al que el matemático aficionado 'hackeó'. (iStock)
Décimo de Powerball, un juego similar al que el matemático aficionado ‘hackeó’.
.

El sistema funcionaba, así que los Selbee preguntaron a sus hijos si querían unirse. En la primera apuesta perdieron 18.000 dólares, pero los descendientes de Jerry sabían bien que su padre no estaba equivocado. GS Investment Strategies fue el nombre que recibió la empresa fundada por este para administrar el dinero de los jugadores: hasta 25 personas llegaron a formar parte del club, incluidos abogados, trabajadores de una sucursal bancaria y policías. En 2005, las ganancias rondaban los 40.000 dólares. Entonces llegó la primera mala noticia: en mayo de ese año, la Lotería de Michigan cerró el concurso y dejó a la pareja de jubilados sin su principal ‘hobby’ y fuente de ingresos.

No pasaría ni un mes hasta que encontraron una alternativa parecida, eso sí, en el vecino estado de Massachusetts. Se trataba de un juego que funcionaba de forma similar, aunque con pequeñas diferencias como el coste del billete (dos dólares y no uno) o los números a elegir. La logística era aún más difícil que en el otro juego, pero eso no les disuadió de seguir con su plan, esta vez, con base en un motel al oeste del Estado. Era un trabajo intensivo: para contar todos los boletos (que en ocasiones ascendían a 70.000 dólares por sorteo), tenían que trabajar 10 horas durante 10 días. En su apuesta récord, llegaron a gastar 720.000 dólares en un único juego. La banca, a la larga, siempre perdía. Sin embargo, no eran los únicos que habían descubierto este fallo en el sistema.

Yayos vs universitarios

Ya lo contamos en su día: un grupo de alumnos del MIT había encontrado por su cuenta el mismo fallo en el sistema que este par de dependientes. No obstante, su sistema tenía una diferencia fundamental, una línea que Jerry y Maggie no se habrían atrevido a cruzar. No solo gastaban mucho dinero en boletos sabiendo que tenían la estadística de su lado, sino que también forzaban que saliese el bote apostando mucho más dinero. Jerry se enfadó tras conocer las artimañas de sus competidores. “Nos habían sacado del juego intencionadamente”, lamenta años después. El hombre hizo caso omiso cuando le propusieron intercambiar información para no pisarse los unos a los otros.

Jerry se enfadó cuando la prensa le consideró poco menos que un estafador. Él sabía que no estaba reduciendo las posibilidades de ganar de los demás

Fue también el principio del fin. No fue la autoridad lotera la que dio la estacada a este sistema, sino una periodista del equipo de investigación de ‘The Boston Globe’ llamada Andrea Estes, que descubrió el truco en una serie de artículos publicados en verano de 2011, que una vez más, enfurecieron a Jerry porque le presentaba como poco menos que un estafador. Algo que él tenía muy claro que no era: matemáticamente, era consciente de que no estaba reduciendo las posibilidades de ningún competidor. Tan solo estaba aprovechando el azar en su favor. Fue una bomba informativa que pronto llegó a toda la prensa americana y que obligó a las autoridades del Estado a tomar cartas en el asunto.

La última partida jugada por la pareja tuvo lugar en enero de 2012, medio año después de la publicación del primero de los artículos. Desde luego, había sido el negocio de su vida, ya que en nueve años llegaron a obtener 27 millones de dólares (7,75 de ganancias, después de descontar impuestos y los costes del juego), una cantidad que terminaron repartiendo entre todos los socios de GS Investment. Sin embargo, Jerry seguía enfadado por su recién adquirida fama de ‘hacker’ lotero, y no quedó tranquilo hasta que el inspector general de Massachusetts publicó un informe de 35 páginas en el que concedía que nadie había salido perjudicado por la particular estrategia del matrimonio y sus competidores del MIT.

Lo que Jerry demostró es que quien hace la ley hace la trampa, y que muchos de los juegos de azar en los que participamos no están tan bien diseñados como parece… O incluso que estos cambios, en lugar de corromper la competición, pueden ser una manera más justa de administrar el dinero. Porque esa es la última lección de la historia de Jerry y Maggie: que la lotería puede pasar de ser un juego que grava a los más pobres, que son los que suelen participar en esta clase de juegos, para ser una herramienta de redistribución económica… aunque sea tan solo para un puñado de lúcidos matemáticos.

Fuente: elconfidencial.com, 06/03/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

Página siguiente »