Aumenta la edad de jubilación en Europa

octubre 3, 2019

La edad de jubilación en Europa

La edad de jubilación en Europa

La edad de jubilación aumenta progresivamente en Europa. Por el momento, cada estado miembro de la Unión Europea ha tomado su propio camino en esta cuestión, pero todos convergen en la necesidad de una jubilación más tardía. A continuación, explicamos las claves para entender las diferencias y semejanzas entre las edades de jubilación en Europa y España.

Edades de jubilación en Europa

Bruselas desea más integración política y económica, una meta que pasa también por la edad de jubilación. El progresivo envejecimiento de la población y los estragos de la crisis que se inició en 2008 han llevado a los estados europeos a tomar medidas en materia de pensiones de jubilación. Así es como está la cuestión en los siguientes países europeos:

  • Alemania

La edad de la jubilación ordinaria aumenta desde 2012 progresivamente hasta 2029 de los 65 a los 67 años, en función de los años cotizados. Es posible jubilarse a los 63 años si se ha cotizado durante 45 años.

  • Francia

La edad de jubilación aumentará de manera progresiva hasta alcanzar los 67 años en 2023, a razón de 4 meses por año a partir de julio de 2016. Los nacidos antes de 1952 deben haber cotizado 164 trimestres para disfrutar de una jubilación ordinaria, en función del tiempo cotizado, entre los 60 y 65 años. Para los nacidos a partir de 1955 se requieren 166 trimestres cotizados para acceder a la jubilación ordinaria, según la reforma del año 2011, a una edad entre los 62 y los 67 años (aumento gradual entre 2017 y 2022).

  • Finlandia

En Finlandia existe un mínimo garantizado de la pensión que se obtiene por aportaciones individuales. Para obtenerla hay un requisito del 80% del tiempo de residencia en el país entre los 15 y 65 años, siendo precisamente esta última la edad ordinaria de jubilación para obtener la pensión. De los 63 a los 68 años se puede acceder a la pensión contributiva individual. La jubilación flexible va desde los 63 a los 68 años.

  • Grecia

La edad de jubilación en Grecia, uno de los asuntos más polémicos en la negociación de sus diversos planes de rescate financiero, está ahora en 65 años, que aumentarán progresivamente hasta los 67. El Gobierno heleno permite, sin embargo, acceder a la jubilación a los 62 años para largas cotizaciones. Los años de cotización requeridos para alcanzar la pensión íntegra son 40 desde 2015.

  • Italia

La edad de jubilación ordinaria es de 62 años para las mujeres (con una cotización de 41 años) y de 66 para los hombres (con 42 años cotizados). En 2021 será de 67 años para ambos sexos.

  • Luxemburgo

La pensión íntegra se alcanza con 40 años de cotización. La edad de jubilación se sitúa en los 65 años.

  • Portugal

La reforma de las pensiones en Portugal ha significado que la edad de jubilación suba también progresivamente. La edad de jubilación es de 65 años y pasará a ser de 67 a partir de 2023. Se requieren 40 años de cotización para alcanzar el importe íntegro de la pensión.

  • Austria

Se requieren 45 años cotizados para acceder a la jubilación con el importe íntegro a los 65 años en el caso de los hombres. Las mujeres, a los 60 años, que suben hasta los 65 de forma gradual entre 2024 y 2033. No existe la jubilación anticipada.

  • Bélgica

Los hombres pueden retirarse a los 65 años, mientras que las mujeres lo hacen a los 62. Se requieren 45 años de cotización. Existe la posibilidad de jubilarse anticipadamente desde los 60 años si se ha cotizado 35, sin coeficientes reductores.

  • Dinamarca

La edad de jubilación es de 65 años y, entre 2019 y 2022, aumentará hasta los 67 años. Existe un requisito de 40 años de residencia entre los 15 y 65 años en el país para poder cobrar la pensión.

  • Reino Unido

La edad de jubilación se retrasa en el Reino Unido de los 67 a los 68 años, una medida que entrará en vigor siete años antes de lo inicialmente previsto, entre 2037 y 2039. Se requieren 30 años de cotización para acceder a la pensión básica estatal. No existe la jubilación anticipada.

  • Suecia

Se requieren 40 años de residencia en el país para obtener la pensión garantizada; para la pensión contributiva, 30 años de cotización, y para la pensión premium no existe el concepto de pensión máxima por tiempo de cotización. La edad ordinaria de jubilación oscila entre los 61 y los 67 años para acceder a la pensión contributiva y a la premium. Para la pensión garantizada, la edad son 65 años.

  • España

A partir de 2027 deberán acreditarse 38 años y medio cotizados para jubilarse con 65 años, la actual edad ordinaria de jubilación. Desde 2013 a 2027 se establece la edad de jubilación entre 65 y 67 años, en función de los años cotizados. La jubilación anticipada será dos años inferior a la jubilación ordinaria a lo largo de ese periodo transitorio y acabará establecida en 2027 entre los 63 y los 65 años, en función de los años cotizados.

Aumento de la edad de jubilación. Europa se hace mayor

Tradicionalmente, la edad media de jubilación ha rondado los 65 años. Sin embargo, la esperanza de vida está aumentando. En España, en consonancia con el resto de países de la UE, se sitúa en la actualidad en unos 82 años (84,5 para las mujeres, 78,4 los hombres) y se estima que aumente del orden de 3 a 4 meses por año. Es decir, cada década ganaremos cuatro años de esperanza de vida. ¿Qué significa esto? Que el envejecimiento de la sociedad española y europea será cada vez mayor.

La pirámide de población por edad, como se aprecia en el gráfico, cada vez es mayor en la franja alta, lo que indica que la sociedad se hace cada vez más vieja.

Envejecimiento en Europa GIF

Jubilaciones tardías

Como hemos visto, España es uno de los estados europeos con un retiro más tardío, junto con Alemania, Dinamarca, Italia y Portugal. Entre los países que han tenido que adaptarse a este nuevo escenario están algunos de los que han vivido más duramente la crisis: España, Grecia, Italia o Portugal.

Distintos años de cotización exigidos

Otra de las diferencias entre europeos tiene que ver con los períodos de cotización. A portugueses, luxemburgueses, italianos o ingleses se les exige hoy más años cotizados para acceder a la prestación que en España.

Diferencias de género

Algunos sistemas de pensiones distinguen entre hombres y mujeres para su aplicación. Estados como Italia, Grecia o Austria han establecido tradicionalmente diferencias en cuanto a la edad de acceso a la jubilación según el sexo. Aunque en el marco de las últimas reformas muchos han eliminado estas diferencias, todavía en países como Austria o Bélgica los hombres pueden retirarse a los 65 años, mientras que las mujeres lo hacen a los 60 o 62 años, respectivamente.

Como hemos comprobado, en algunos sistemas de pensiones de la UE se tiene que esperar más para acceder a la prestación que en otros, y es importante conocer estas diferencias si se ha desarrollado la vida laboral en varios países. El trabajador sólo podrá solicitar la pensión en el país donde resida si ha cumplido la edad de jubilación allí. Además, los derechos acumulados en otros lugares sólo se recibirán cuando se cumpla la edad legal de jubilación en ellos.

Fuente: vidacaixa.es, 2019.

jubilacion en crisis

___________________________________________________________________

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:  LinkedIn      Twitter

___________________________________________________________________

independencia financiera

.

.

Los millennials y la jubilación

julio 13, 2018

El 71% de los millennials espera seguir trabajando en su vejez para mantener su calidad de vida

Un nuevo estudio realizado a nivel internacional revela cuáles son las expectativas de esta generación durante su carrera. Se sienten inseguros financieramente y buscan los consejos de sus empleadores.

Los millennials tienen un alto nivel de confianza (83%) en la capacidad de su empleador para brindar buenos consejos financieros

Los millennials tienen un alto nivel de confianza (83%) en la capacidad de su empleador para brindar buenos consejos financieros.
.

Actualmente, los millennials son el mayor segmento de la fuerza laboral y vivirán más, trabajarán más tiempo y cambiarán de trabajo con mayor frecuencia que las generaciones anteriores. Según datos de Universum Global, en el año 2020 los millennials representarán el 50% de la fuerza laboral.

dólarUn nuevo estudio titulado «Healthy, Wealthy & Work-Wise: Los nuevos imperativos para la seguridad financiera» realizado en 12 países por Mercer, consultora global líder en recursos humanos, señala que un 71% de los millennials -una tasa mayor que cualquier otro segmento- espera trabajar después de jubilarse. Sin embargo, la mayoría tiene expectativas más bajas con respecto a las pensiones provistas por el gobierno que las personas mayores.

Inversamente, como todavía están en las primeras etapas de sus carreras, son también los más estresados por las finanzas entre todos los grupos etarios encuestados. No resulta sorprendente que, como nativos digitales, sean los más interesados en herramientas en línea y aplicaciones móviles.

Actualmente, los millennials son el mayor segmento de la fuerza laboral

Actualmente, los millennials son el mayor segmento de la fuerza laboral.
.

Sin embargo, quizás inesperadamente, los millennials tienen un alto nivel de confianza (83%) en la capacidad de su empleador para brindar buenos consejos financieros. Además, los empleadores que ofrecen mejores beneficios de inversión y/o ahorro tienen un impacto positivo entre este grupo etario, lo que resulta en una mayor satisfacción laboral así como en un mayor compromiso y lealtad con la empresa.

Los adultos más jóvenes están sintiendo el estrés de esta incertidumbre: soo una cuarta parte de los jóvenes de 18 a 24 años se sienten financieramente seguros, en comparación con el 55% de los mayores de 65 años. No es de sorprender entonces que los millennials busquen asesoría sólida para el ahorro y estén dispuestos a confiar en sus empleadores y en las herramientas en línea como guía.

Además, el 82% de los millennials encuestados expresó que ahorraría más si supiera más sobre el impacto de esos ahorros en la vejez, según reveló el estudio, que se realizó en 12 países, 7 regiones y contó con la participación de 7.000 adultos mayores de 18 años y 600 líderes en toma de decisiones tanto del sector público como privado.

El ahorro de la mano de la tecnología

El futuro de la seguridad financiera es digital. Herramientas en línea fáciles de usar y efectivas son vitales para ayudar a las personas de todas las edades, especialmente al mayor segmento de la fuerza laboral: los millennials. Son la generación menos segura financieramente en el trabajo y el 80% está dispuesto a utilizar herramientas en línea para ayudar a rastrear y administrar sus datos financieros, de salud y personales, siempre y cuando las herramientas sean fáciles de usar y sus datos estén seguros.

Algunos recursos, sin embargo, no generan el mismo nivel de interés: el 52% de todos los adultos no se siente cómodo con asesores robóticos que brinden asesoría automatizada y la mitad siente lo mismo respecto de los centros de llamadas con asesores financieros, lo que indica que las personas quieren ser tratadas individualmente con orientación y asesoramiento, y no quieren que se les diga qué hacer.

De un modo crítico, las aplicaciones y las herramientas en línea deben ser seguras y fáciles de usar. Aun cuando los grupos más jóvenes están mucho más dispuestos que los mayores a dejar que las aplicaciones contengan datos personales, desconfían más de los resultados y les preocupa la posibilidad de perder datos.

Para aprovechar la tecnología, las herramientas digitales (así como los planes y beneficios) no deben ser iguales para todos y deben ser más que información y modelado básico. La tecnología debe utilizar datos para hacer ofertas más personalizadas y relevantes para los individuos e incluir la capacidad de hacer transacciones en tiempo real.

La industria de la aptitud financiera puede seguir el ejemplo de la revolución tecnológica de la industria del acondicionamiento físico para involucrar a las personas en el ahorro a largo plazo. Al igual que el ejercicio, ahorrar puede ser doloroso. Las personas disfrutan más consumiendo ahora que planificando para más adelante, y trabajar con productos relacionados con el ahorro o planificadores financieros puede ser complicado, confuso y requerir mucho tiempo. Además, es potencialmente riesgoso.

Para transformar el ahorro en una experiencia atractiva para el consumidor en lugar de una experiencia de servicios financieros, debe presentarse no como algo difícil y desagradable, sino como alcanzable e interesante a través de un lenguaje simplificado, herramientas útiles y la capacidad de seguir los avances en tiempo real.

.

Si bien la industria de los servicios financieros debe ayudar a liderar dicha revolución, los empleadores tienen un papel fundamental que desempeñar. Tienen una larga historia y capacidad para brindar productos y servicios seleccionados a sus empleados, así como un interés particular en aliviar las preocupaciones financieras de sus empleados con el fin de obtener significativas mejoras en la productividad. Asimismo, los gobiernos deben ayudar a impulsar la revolución ampliando la cobertura de pensiones y el acceso a productos y programas de ahorro.​

La dinámica y la importancia de los pilares del ahorro para la jubilación deben cambiar para reflejar diferentes sistemas sociales y experiencias laborales. La seguridad financiera no debería ser solo del dominio de quienes tienen acceso a los programas de sus empleadores, de un género sobre otro o de las generaciones mayores en detrimento de las que les siguen. Las empresas públicas y privadas deben unir fuerzas para garantizar que la seguridad financiera esté disponible para todos.

Un mayor conocimiento financiero por sí solo rara vez se traduce en acción; lo que estimula la acción es dar a las personas acceso a herramientas inteligentes, opciones predeterminadas y orientación que puedan ayudarlos a alcanzar el éxito.

Fuente: infobae, 2018.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

Argentina: Rentas vitalicias, un fallo favorece a los jubilados

junio 23, 2018

Rentas vitalicias: un fallo favorece a los jubilados

Por Silvia Stang.

La Justicia dispuso, en segunda instancia, que se debe reestimar el ingreso de un exaportante a una AFJP
La Justicia dispuso, en segunda instancia, que se debe reestimar el ingreso de un exaportante a una AFJP.
.

argentinaUn fallo judicial de segunda instancia determinó que la Anses debe recalcular el ingreso de una persona que cobra bajo la modalidad de una renta vitalicia previsional contratada en una compañía de seguros de retiro, una de las opciones que en su momento se les ofrecía a quienes habían aportado a una AFJP, es decir, a quienes estaban en el régimen jubilatorio de capitalización. La resolución judicial, que implicará calcular el haber inicial como si el jubilado hubiera aportado al régimen de reparto en lugar de capitalizar ahorros, fue firmada por los jueces Luis Herrero y Nora Dorado, de la Sala 2 de la Cámara Federal de la Seguridad Social, en la causa «Cortés, José Raimundo c/Anses s/ reajustes varios».

En la capitalización, algunos jubilados o pensionados cobraban su mensualidad directamente del fondo de la AFJP y otros contrataron una renta vitalicia previsional (RVP): al eliminarse el sistema, en 2008, había 150.000 personas que recibían estos pagos, cuya cuantía se define según cálculos actuariales (se considera el fondo disponible en cada caso y la expectativa de vida). En muchos casos, estos contratos fueron suscriptos para cobrar pensiones por fallecimiento.

consulte a un asesor financiero independiente

La sentencia firmada por Herrero y Dorado dispone que se recalcule lo que cobra el demandante. ¿De qué manera? Los jueces ordenan hacer un cuadro comparativo para cotejar, mes a mes, los montos que efectivamente fueron percibidos, y las cifras que hubieran resultado en caso de calcularse el ingreso según la normativa del sistema de reparto. Y las diferencias deberán ser abonadas por la Anses (hacia atrás y, también, de aquí en más).

Esa fórmula implica, en primer lugar, estimar el promedio de los salarios (actualizados) cobrados en los últimos 120 meses previos al retiro laboral; una vez obtenido ese número, se estima el 1,5%, y a la cifra resultante se la multiplica por la cantidad de años aportados. En el caso del fallo, lógicamente, se ordena hacer esto considerando el período de tiempo que el demandante había hecho aportes a la capitalización (como este sistema rigió durante 14 años, no hubo ningún jubilado «puro», sino que quienes alcanzaron el derecho a esta prestación habían realizado aportes también al reparto).

En su sentencia, los jueces destacan que la renta vitalicia «reviste naturaleza previsional» y que, por lo tanto, «se encuentra amparada por las garantías constitucionales» que se les otorga a tales prestaciones. Además, sostienen que los haberes jubilatorios tienen «carácter alimentario», lo cual les impone a los jueces actuar «con extrema cautela» al analizar el caso.

Más aún, los magistrados recuerdan que la ley 26.425 (la reforma previsional de 2008 que borró la opción por el sistema de las AFJP) estableció que la Anses se subrogaría a «las obligaciones, facultades y derechos» que la ley 24.241 les había asignado en su momento a las administradoras de fondos.

ancianosSin embargo, las rentas vitalicias habían quedado al margen del cumplimiento de varias garantías, lo que fue cuestionado en la Justicia. Así, en 2016 y en la causa «Deprati, Adrián Francisco c/ Anses», la Corte Suprema de Justicia determinó que quienes cobran rentas vitalicias tienen derecho a la movilidad jubilatoria, es decir, a las recomposiciones periódicas (desde este año, trimestrales) previstas por ley para recomponer el valor de las prestaciones frente a los efectos de la inflación. Antes, en 2015, el tribunal supremo había definido también que los rentistas del sistema previsional tienen derecho a percibir el haber mínimo que garantiza la ley. Administrativamente (es decir, sin conseguir una sentencia judicial), la Anses sigue sin reconocer ese derecho, según afirmó el abogado previsional Adrián Tróccoli.

El fallo de la Sala 2 se contradice con otros que habían dictado ya, sobre este mismo tema, las salas 1 y 3 de la Cámara de Seguridad Social. «La Sala 1 sostiene que no corresponde [recalcular el haber] por la teoría de los actos propios», es decir, porque le asigna al rentista la responsabilidad de haber hecho su opción por esa modalidad, en uso de la libertad de contratar.

«Y la Sala 3 dijo que si se accediera a la pretensión del actor se pagaría dos veces por el mismo aporte», apunta el abogado. Sin embargo, agrega, lo que se había pedido era un recálculo para reemplazar un monto por otro, y no una superposición de prestaciones.

Fuente: La Nación, 23/06/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

Los millennials imaginan complicado a su retiro

junio 1, 2018

Los millennials están realmente angustiados por su retiro

Por Maggie Puniewska. Traducido por Laura Castro.

Ilya/Stocksy
.

Más del 60 por ciento de los millennials ni siquiera tienen una cuenta de ahorros para el retiro.

En los últimos años, Meghan O’Dea ha tenido que retirar dinero dos veces de lo que tenía ahorrado en su 401K (plan de retiro). En ambos casos, había estado ahorrando por alrededor de un año, guardando parte de su sueldo en una cuenta que pensó que no tendría que tocar hasta que tuviera por lo menos 60 años. Pero en dos ocasiones fue despedida de empleos asalariados de tiempo completo y no pudo mantenerse a flote sin hacer uso del dinero de su cuenta de ahorros para el retiro.

«Ahora tengo 31 años y me siento culpable por ya no tener ahorros para mi retiro, aunque sé que hice lo mejor que pude en ese momento y tuve que tomar esas decisiones para poder sobrevivir», dice. Ahora tiene que comenzar a ahorrar para su retiro otra vez, y como es una profesional independiente, esta vez tendrá que hacerlo sin la contribución de su empleador.

Como una millennial, O’Dea es parte de una generación que enfrenta un panorama financiero cambiante que hace que sea más difícil ahorrar para el retiro. El costo de la educación universitaria sigue aumentando, los planes de pensiones están casi extintos, y el aumento de la economía de los empleos independiente significa que los trabajadores no sólo tienen que asumir el costo de sus seguros (más una gran parte de los gastos médicos), sino que además deben ahorrar dinero para poder vivir cómodamente durante su retiro sin que sus empleadores contribuyan.

Todo esto significa que la mayoría de los millennials no están ahorrando para la vejez. Un estudio reciente de la Universidad de Missouri analizó los ahorros para el retiro de los millennials y descubrió que alrededor del 63 por ciento de los trabajadores de esta generación en EU no tenían cuentas de ahorro para el retiro. Y algunos grupos estaban peor que otros: alrededor del 82 por ciento de las personas que trabajan por cuenta propia no tienen una cuenta de jubilación, y los saldos de los trabajadores negros son aproximadamente la mitad de lo que tienen los trabajadores blancos.

Incluso cuando los millennials trabajan para un empleador que ofrece un plan de retiro, sólo un tercio de ellos ahorra, según un informe reciente del Instituto Nacional de Seguridad para la Jubilación, y una de las tres principales razones para ello es que «no les alcanza para ahorrar». Cuando tienes que cubrir gastos más inmediatos como el alquiler, los alimentos, los costos de transporte y otras cuentas, ahorrar dinero en un fondo de retiro puede ser todo un desafío porque, a muchos, al final les queda poco o nada dinero.

Ahorrar para la vejez también puede ser un desafío para cualquier persona en sus 20 y 30 años porque la jubilación no es una necesidad inmediata. «Nuestros cerebros generalmente no se sienten motivados por las ideas abstractas, y dado que el retiro es algo muy, muy lejano para los millennials, es menos probable que tomen medidas para alcanzar esa meta», dice Bradley Klontz, profesor asociado de prácticas en psicología financiera de la Universidad de Creighton.

A pesar de que los millennials están a décadas de su retiro, esa etapa de sus vidas ya les está despertando temores y ansiedad. Una encuesta de Bank of America informa que el 21 por ciento de los millennials están preocupados por su retiro, preocupados de que sus ahorros no les alcancen o que tengan que trabajar más allá de la edad en la que esperaban retirarse. Como cualquier tipo de estrés, angustiarse por las finanzas puede llevar a dolencias físicas como dolores de cabeza, aumento de peso o presión arterial elevada, y también puede afectar la salud psicológica, desencadenando insomnio, ansiedad y fatiga, dice Ashley Hampton, psicóloga clínica en Birmingham, Alabama.

O’Dea sintió una gran incertidumbre con respecto a su retiro el otoño y el invierno pasados, y su cuerpo resintió ese impacto. «Estaba tan estresada que me enfermé», dice. «Me preocupa que pudiera estar atrapada en este círculo de ahorrar sólo para después gastarlo todo debido a un suceso inesperado».

Si bien la ansiedad financiera temporal puede motivarnos a realizar cambios útiles, las preocupaciones persistentes pueden llegar a ser devastadoras, dice Hampton. «Las personas pueden quedarse atrapadas en estos ciclos recurrentes, donde lo único que están haciendo es pensar negativamente y donde debido a que creen que no pueden hacer nada, no lo hacen», dice. «Si esto continúa por un período suficientemente extenso, podría conducir a una depresión situacional o a otros trastornos serios del estado de ánimo».

El miedo —como temer que jamás tendrás control de tus finanzas o que te retirarás estando en la pobreza— también puede convertirse en un obstáculo. «El miedo nubla nuestro pensamiento y nuestro juicio», dice Hampton. «Entonces, en lugar de poder tomar una decisión y ver los pasos A, B y C, muchas veces ni siquiera vemos el paso A. Es posible que ni siquiera podamos ver lo que está mal para así poder hacer los cambios necesarios», nos dice. «Por otro lado, podemos tomar decisiones que no son eficientes o productivas a largo plazo sólo porque tenemos la necesidad de sentir que estás tomando medidas al respecto».

Es algo que Jennifer Billock, una trabajadora independiente de Wisconsin que también está luchando por ahorrar para su retiro, experimentó a principios de este año. «Mi cuenta bancaria estaba en números rojos, no podía pagar la hipoteca, me quedé sin víveres y los pagos de mis préstamos estaban vencidos, así que comencé a solicitar empleos de medio tiempo a diestra y siniestra, pero en el fondo sabía que no podría conservarlos», nos dice. «Simplemente sentía que debía hacer algo, incluso sabiendo que ese algo finalmente no funcionaría».

Klontz agrega que algunos millennials pueden haber desarrollado temores con respecto al dinero y su forma de retiro incluso antes de graduarse. Durante la recesión, muchos millennials vieron que los ahorros y la jubilación de sus familias se desmoronaron, y Klontz considera que esa experiencia podría haber dejado cicatrices en ellos. «La pérdida financiera puede ser increíblemente traumática y cuando ves que las personas cercanas a ti luchan de manera excepcional, comienzas a desarrollar creencias acerca de esa experiencia que eviten que esencialmente sigas ese camino, como desconfiar de la bolsa de valores o las instituciones financieras», dice.

«Desafortunadamente, muchas veces esto significa que desarrollas creencias que son demasiado rígidas y que en realidad pueden ser autodestructivas. En este momento, estamos teniendo una de las mayores demandas de acciones que probablemente veremos, pero muchas personas se están quedando afuera porque tienen miedo de participar, a pesar de que las circunstancias son un poco diferentes».

Aunque muchos millennials entienden la importancia de ahorrar dinero para el retiro, algunos simplemente no podrán hacerlo hasta tener más dinero disponible. «Debo más de $100,000 dólares en préstamos estudiantiles y $20,000 en tarjetas de crédito por tratar de manejar mis varios despidos antes de trabajar de tiempo completo en forma independiente», dice Billock. «Para poder siquiera pensar en ahorrar para mi retiro, primero tengo que acabar con parte de mis deudas».

Fuente: infobae, 30/05/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


.

.

Cómo evitar estafas contra ancianos

diciembre 6, 2017

Cómo evitar estafas contra adultos mayores

Las personas mayores y sus familias pierden miles de millones de dólares al año a manos de estafadores desalmados. Aquí puedes aprender cómo ayudar.

Los latinos mayores suelen ser los más afectados al aceptar cambios en sus planes de retiro.
.

Para entender cómo Beth Baker, una independiente y decidida mujer de 87 años, fue engañada y le robaron $65,000 en menos de una semana el año pasado, es importante conocer a su nieto, Will. La señora Baker, una maestra de segundo grado jubilada, habitante de National City, California, se ilumina cuando habla del muchacho de 24 años, el mayor de sus 5 nietos.

Como jugador de fútbol en la preparatoria y posteriormente como graduado de la U.S. Coast Guard Academy, Will hacía sentir a su abuela muy orgullosa. Cuando, a finales del año pasado, la esposa de Will dio a luz a su primer bisnieto, Baker estaba encantada. “Will es precioso para mí”, comenta ella. Así que cuando un hombre le habló por teléfono una mañana en diciembre del año pasado desde un número desconocido, las noticias que recibió le cayeron encima como un cubo de agua fría.

Me dijo que mi nieto estaba en Perú y que estaba en problemas, Baker recuerda. Después puso a otro hombre en la línea brevemente. Pensando que sonaba como Will, Baker ansiosamente preguntó al teléfono. “¿Will?”

Lo que Baker hizo sin darse cuenta fue darle a la persona que llamaba el verdadero nombre de su nieto, que fue hilado rápidamente en una historia. El hombre que llamó dijo que Will había sido invitado a una boda en Perú. Mientras iba manejando, había tenido un accidente en el que había dejado lesionado a un peatón de 7 años.

Después, una persona se puso al teléfono pretendiendo ser el abogado de Will y le dijo que Will estaba en la cárcel y que necesitaba dinero de inmediato; no había tiempo para pensar o cuestionar. “Y dijo que si compartía esta historia con alguien, habría problemas para mi nieto,” Baker recuerda. Baker no había visto a Will en mucho tiempo, pero la historia le parecía plausible.

Así que nerviosa y asustada, siguió las instrucciones del hombre que llamó sin verificar la historia con nadie de su familia. Colgó, manejó a su banco, retiró $5,000 de sus ahorros y compró 10 tarjetas prepagadas de Green Dot MoneyPak de $500 en una farmacia CVS y en un supermercado Ralphs. El contacto llamó de nuevo, como había prometido, y Baker raspó la parte de atrás de las tarjetas y le leyó los números de las mismas. Eso fue todo lo que esa persona tuvo que hacer para obtener un pago de $5,000 prácticamente ilocalizable, supuestamente para pagar los servicios legales para Will.

El hombre llamó poco tiempo después para decir que el niño herido había muerto. Will necesitaba más dinero para evitar una sentencia de 10 a 20 años en prisión. De nuevo, el hombre acentuó la urgencia y la necesidad de guardar silencio. Ante su insistencia, Baker retiró $11,000, compró más tarjetas prepagadas MoneyPak y esperó a que su teléfono sonara. Sonó, una y otra vez, cada llamada detallando un nuevo giro en la historia de Will y otra exigencia. En solo 5 días Baker compró 101 tarjetas MoneyPak prepagadas y envió $65,000, casi la totalidad de sus ahorros líquidos.

Baker casi no dormía, estaba inestable y nerviosa. Dejó pasar una visita a su esposo, en un asilo para ancianos veteranos. Le mintió a su hijo, Jim, el padre de Will, sobre sus actividades. Una vez durante una visita, Jim se dio cuenta de que la uña del pulgar de su madre estaba negra. No le preguntó por temor a avergonzarla. En retrospectiva, él dice, se dio cuenta de que “era por rascar todas esas tarjetas Green Dot”.

Cuando Baker hizo una solicitud a su banco local por un préstamo de $14,000 contra su casa que ya había sido pagada por completo, atrajo la atención de un gerente. Con mucha paciencia y preguntándole, Baker acabó confesando la verdad. El banquero le dijo que la estaban estafando. Llamaron a Jim para confirmar que Will estaba a salvo. “Me sentí tan aliviada,” Baker recuerda.

Jim Baker reportó el crimen a la Unidad de Abuso a Adultos Mayores de la fiscalía de distrito del Condado de San Diego y escribió una carta muy molesta a Green Dot. Él recuerda el incidente con mucha amargura. “Hizo que mi madre se cuestionara su propia salud mental y autoestima,” dijo. “A su edad, eso es difícil de recuperar”.

Una crisis por ocurrir

Beth Baker, de 87 años, de National City, California (en la imagen con su hijo Jim).
Beth Baker, de 87 años, de National City, California (en la imagen con su hijo Jim).
.

La historia de Baker puede sonar increíble. Podrías decirte a ti mismo que no te podría pasar a ti ni a nadie en tu familia. Pero no estés tan seguro. El abuso financiero de adultos mayores, ampliamente definido como el uso ilegal o inapropiado de los fondos, propiedad o activos de personas mayores de 60 años por familiares, amigos, vecinos y desconocidos, va en rápido aumento.

Varían las estimaciones de qué tan frecuente es este delito. Una encuesta de 2010 por la organización sin fines de lucro Investor Protection Trust proyectó que 1 de cada 5 adultos mayores había sido abusado financieramente. Un estudio del año pasado en la revista médica Journal of General Internal Medicine descubrió que el 4.7% de los estadounidenses, alrededor de 1 de cada 20, había reportado que habían sido explotados financieramente en sus últimos años de vida. Este estudio dio una perspectiva: Si una enfermedad nueva afectara a ese porcentaje de adultos mayores estadounidenses, los investigadores escribieron, “sería probable que se declarara una crisis de salud”.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) dice que las quejas de fraude en sus oficinas hechas por personas mayores de 60 años aumentaron al menos en un 47% entre 2012 y 2014. Los adultos mayores son las víctimas predominantes de los esquemas de impostores en que los delincuentes se hacen pasar por oficiales del gobierno u otras figuras de autoridad y demandan que el dinero se debe.

También son afectados por tácticas que involucran premios, sorteos y regalos. La vulnerabilidad de las personas mayores, incluyendo aislamiento, soledad, naturalezas generalmente confiadas, riqueza relativa y, en algunos casos, capacidades mentales en declive, los hacen el objetivo ideal para los artistas del engaño. Aún aquellos cuya cognición está intacta pueden ser persuadidos si están estresados o deprimidos, o si recientemente han perdido a un ser querido.

La cantidad que se pierde a manos de estafadores, ya sea que sean desconocidos o hasta familiares de las víctimas, es enorme, con estimados que van desde casi $3 mil millones hasta más de $30 mil millones anualmente. Y mientras los “baby boomers” envejecen, el banco de víctimas potenciales se expande, con activos maduros y listos para ser robados de sus bolsillos.

En busca de minas de oro

Un consejero financiero sin escrúpulos engañó a Phillip Deeb, de 77 años, de Bradenton, Florida.
Un consejero financiero sin escrúpulos engañó a Phillip Deeb, de 77 años, de Bradenton, Florida.
.

Entre los factores que evitan que los adultos mayores reporten estas estafas está la gran humillación que sienten al darse cuenta de que los han engañado y miedo a represalias por parte de los estafadores que podrían haberlos amenazado para que no hablaran.

Muchos podrían no estar al tanto de que los han estafado. Un estudio de 2011 llevado a cabo en el estado de New York encontró que en un año, solo 1 de cada 44 casos fue reportado.

Las víctimas a menudo se sienten profundamente avergonzadas”, dice Elizabeth Loewy, que encabezaba la Unidad de Abuso a Adultos Mayores de la fiscalía de distrito y ahora es parte del departamento jurídico de EverSafe, un servicio de monitoreo de fraudes de adultos mayores. “Les preocupa que si son vistos como vulnerables, perderán su independencia”.

Además del trauma psicológico, el crimen puede afectar la salud de los adultos mayores. Un estudio de 2009 llevado a cabo con personas mayores de 65 años que participaron en el proyecto Chicago Health and Aging Project descubrió que las personas ancianas sujetas a abuso o negligencia, incluyendo explotación financiera, eran hospitalizadas en un porcentaje mayor que aquellos que no habían sido víctimas.

Muchas de las estafas con las que se engaña a las personas mayores no son diferentes a aquellas usadas con los jóvenes. Pero los criminales se esfuerzan por identificar a las personas mayores (ve “Anatomía de una estafa” más adelante). Un estafador inteligente que logra tener a un adulto mayor en el teléfono rápidamente le sacará información personal.

“Podrían decir que quieren enviar a la persona suministros médicos o que solo quieren verificar su información personal,” dice Hazel Heckers, una abogada de víctimas en el Buró de Investigación de Colorado. “De cualquier forma, les piden su número de Seguridad Social”.

Para crear conexiones personales, usan técnicas de “espejeo”. “Dirán, ‘¿Eres un veterano? ¡Yo también soy veterano!’ “ dice Debbie Deem, una especialista en víctimas del FBI situada en Los Angeles que trabaja con víctimas de delitos financieros, incluyendo a adultos mayores.

Los halagos y las insinuaciones financieras son similares a las técnicas que ha visto que son utilizadas por traficantes sexuales que atraen a niñas muy jóvenes.

“Es una ocupación de bajo riesgo,” dice Jane Walsh, directora de la División de Protección de la Comunidad en la fiscalía de distrito del Condado de Boulder en Colorado.

Un atractivo emocional

Edna Schmeets esperaba darle el dinero de su premio a su familia.
Edna Schmeets esperaba darle el dinero de su premio a su familia.
.

Edna Schmeets, que tiene ahora 86 años, recibió una llamada en septiembre de 2011, el año después de que su esposo falleciera. Un desconocido que dijo ser de una organización llamada “American Cash Awards” le anunció a la esposa de granjero y ama de casa de Harvey, N.D., que había ganado un premio de $19 millones. Todo lo que tenía que hacer era transferir $3,500 por adelantado por el pago de cuotas e impuestos a alguien en Portage, Ohio. No debía decirle a nadie o perdería el premio, le dijo la persona que la llamó. Para Schmeets, que siempre había soñado con dejar una herencia substancial a sus 4 hijos sobrevivientes, 8 nietos y 6 bisnietos, la promesa de una gran suma parecía un regalo divino, y aceptó.

“Son buenos para hablar”, Schmeets dice ahora, preguntándose cómo los estafadores la fueron enredando durante 10 meses. “Pueden prácticamente hipnotizarte por teléfono.”

La persona que llamó, que usaba el alias de Newton Bennett, aumentó sus exigencias. Semana tras semana, Schmeets fue poco a poco convirtiendo en efectivo sus inversiones y retiró prácticamente todo lo que tenía ahorrado. Pidió prestado contra su póliza de seguro de vida. Les dio a los estafadores el número de su tarjeta de crédito y su número de identificación personal para proveer más fondos. Intentó obtener un préstamo sobre el equipo de la granja de trigo y ganado bovino de 640 acres de su familia. El banco local, ya sospechando que podía haber un fraude, se negó.

Su hija, Lisa, que vivía a unas 2 horas de distancia y visitaba a su mamá frecuentemente, recuerda que su madre estaba inusualmente reservada durante ese periodo de tiempo. Y Schmeets hizo algo extraño: abrió cuentas en los 3 bancos de su ciudad y comenzó a transferir dinero entre ellas. Sus hijos se dieron cuenta de que los estafadores le habían dado la instrucción de recibir y depositar cheques de otras víctimas y de enviar el dinero a cuentas de terceros. Sin darse cuenta, Schmeets estaba siendo utilizada por los estafadores para lavar dinero.

Un banquero en Harvey interrogó a Schmeets sobre sus grandes transacciones. “No recuerdo qué cosa le dije”, Schmeets dice, “pero no le dije la verdad porque se suponía que no debía decirle a nadie”. El banquero alertó al hijo de Schmeets, Jeff, sobre el comportamiento extraño de su madre. Sus hijos, quienes no estaban nombrados en la cuenta de su madre, inmediatamente le pidieron que se detuviera. Después informaron a la policía local.

El caso eventualmente fue enviado al FBI y un agente comenzó una investigación. Para cuando Schmeets detuvo su locura, había perdido $297,000. “Cuando el FBI se involucró, fue como si el hechizo se rompiera,” dice Lisa sobre el despertar repentino de su madre. “Decía, ‘Ay, ¡qué barbaridad!’’’, Y después fue muy dura consigo misma. Realmente había perdido todo”.

Realidad alterada

Los expertos dicen que no es raro que algunas víctimas sean engañadas repetidamente, traicionados no solo por estafadores inteligentes sino también por el declive de sus capacidades mentales o por sus necesidades emocionales. Jolene T. de California, vio con impotencia cómo su padre, un plomero retirado y su madre, una enfermera retirada, echaron por el caño los ahorros de su vida de $200,000 y pidieron un préstamo adicional de $50,000 al responder a diferentes ofertas de premios de sorteos, incluyendo una por $2.5 millones de “Global International Sweepstakes”.

Jolene consultó al médico de su padre, esperando que lo declarara incompetente para que ella pudiera tomar el control de sus finanzas, pero el médico no vio señales de declive mental. Legalmente, su padre podía seguirlo haciendo.

“Yo estaba con él en casa y contestaba una llamada,” dice Jolene. “Le decían que hiciera una transferencia del dinero inmediatamente. Él salía corriendo de la casa para enviarlo y yo corría atrás de él. Aún así no podía detenerlo. Estaba tan profundamente metido en esto que no quería creer que era una mentira,” ella agrega. “Se convirtió en un tipo de adicción”.

“Las víctimas con las que trato no verían como desconocidos a estos estafadores,” dice Deem, la especialista en víctimas del FBI. “Para estas personas, son sus amigos”.

Para lograr llegar a las víctimas y alentarlos a detenerse, Deem intenta revelar las contradicciones de las estafas. Pero aún cuando se desenmascara a los estafadores, a algunas víctimas solitarias parece no importarles que están siendo engañados. “Una mujer con la enfermedad de Alzheimer me dijo: ‘Si me quitas esto, ¿qué motivación tendré para vivir?’, recuerda la agente del FBI. Otro dijo: “su voz es como una canción para mí”.

Una violación de la confianza

Ya sea que se tramen a la vuelta de la esquina o del otro lado del mundo, estas intrigas a menudo dependen del establecimiento de confianza. Phillip Deeb, un carnicero retirado de Bradenton, Florida, confiaba en Dennis Cline y por lo tanto, perdió los ahorros de su vida.

En 2006, cuando Deeb tenía 68, respondió a un correo electrónico que promocionaba un suplemento al seguro de Medicare. Le enviaron una lista de agentes de seguros locales y el escogió a Cline para que le vendiera la póliza. Cline rápidamente empezó a buscar a Deeb, haciéndose su amigo e invitándolo a una fiesta durante las festividades. Persuadió al retirado a colocar todos los ahorros de su pensión de $186,000 en una pensión anual y se ofreció a preparar su declaración de impuestos. “Parecía confiable,” dice Deeb, ahora de 77 años. Admite que debió haber revisado las credenciales de Cline.

En 2008 y 2009, el IRS le envió a Deeb notificaciones de la falta de pago de impuestos. Cline dijo que se encargaría de ello. Pero a finales de 2011, el IRS colocó un gravamen sobre las cuentas de Deeb. Aunque Cline le había pedido a Deeb y a su esposa, Mary Jane, que firmaran los formatos de declaración de impuestos, no los había entregado. Deeb le debía al IRS $20,000.

Más o menos al mismo tiempo, Deeb recibió una notificación de cobro de un servicio de televisión de cable que nunca había solicitado. La hija de Deeb, Deneé y su hijo, J.P. decidieron indagar más y descubrieron que Cline había usado el número de Seguro Social de Deeb para programar un servicio en su propia casa. Con muchas sospechas, investigaron más. Descubrieron que Cline había abierto 2 pensiones anuales más. A lo largo del tiempo, había agotado las 3 cuentas, haciéndose pasar por su cliente para retirar los fondos por teléfono gradualmente. Para evitar ser detectado, había arreglado las cosas para que los estados de cuenta y cheques se enviaran a su casa o a la de su padre. El valor de las pensiones anuales había llegado a cero.

Los hijos de Deeb alertaron a la policía. En noviembre de 2012, Cline fue arrestado y un mes más tarde fue acusado de urdir un fraude por más de $50,000, un delito de primer grado. Varios atrasos causaron que el caso se extendiera durante 14 meses. La ansiedad afectó a la pareja. Phil Deeb, en recuperación de una cirugía de páncreas, tuvo varios ataques de pánico, y unos meses después de que el caso terminara, tuvo cirugía de corazón abierto. “El doctor dice que fue por el estrés en su vida”, dice Deneé.

Lisa Chittaro, asistente de la fiscalía de distrito que procesó el caso, estaba preocupada pensando que tal vez Deebs no viviera para ver cómo se hacía justicia. “He visto lo que sucede,” ella dice. “Un abogado defensor de este tipo de casos una vez me dijo, ‘El tiempo que atrasa las cosas es mi amigo’”.

En la lucha por justicia

En búsqueda de ayuda, las familias reportan a la policía local, a las instituciones financieras y a muchas agencias de gobierno y organizaciones sin fines de lucro (ve “Dónde reportar un abuso” en este mismo artículo). Pero las investigaciones y procesamientos a menudo se quedan cortos por una falta de entrenamiento y de coordinación entre varios expertos.

Los investigadores podrían determinar el origen de una llamada o la dirección IP original de una operación por Internet, pero para entonces, los estafadores ya se han ido. Paul Greenwood, abogado de la fiscalía de distrito de San Diego y jefe de la unidad Elder Abuse Unit de la oficina, hace notar que aunque Green Dot haya cambiado el proceso de recargar sus tarjetas a principios de este año para hacer imposible que los estafadores obtuvieran fondos de forma remota, los criminales están usando otras tarjetas en su lugar.

Y los recursos solo llegan hasta cierto punto. “Los funcionarios federales están más interesados en una imagen global, con una red criminal, muchos defensores y millones de dólares,” dice Greenwood. “Si les trajera el caso de Beth Baker, por $65,000, probablemente se reirían de mí”. Aún así, los investigadores tenaces pueden tener éxito.

Mientras revisaba transacciones monetarias sospechosas en su correo, Brian Horne, un inspector postal ubicado en Miami, y Frank Gasper, el agente especial del FBI en Bismark, N.D., que estaba investigando el caso de Edna Schmeets, descubrió que estaban rastreando a la misma persona: Shannon O’Connor de Deerfield Beach, Florida, que estaba recibiendo cheques muy cuantiosos de Schmeets y de al menos otras 3 personas.

Horne y Gasper hicieron equipo y eventualmente fueron a visitar a O’Connor. Ella fue arrestada y cuestionada. “Inicialmente contó un par de historias,” Gasper recuerda. “Pero después de una entrevista de 40 minutos, se dio cuenta de que sabíamos lo que estaba sucediendo”.

O’Connor cooperó y los investigadores armaron las piezas del trabajo de una red de intermediarios en EEUU que recolectaban grandes cantidades de dinero, gran parte proveniente de adultos mayores, y que transferían o enviaban los fondos a Jamaica. Trabajando con las fuerzas policiales de Jamaica, Horne y Gasper identificaron a 32 conspiradores en EEUU y Jamaica. Estimaron que la conspiración había recolectado un total de $5.5 millones de al menos 70 víctimas a lo ancho del país.

Progreso en muchos frentes

A pesar de lo difíciles que pueden ser los sondeos, los expertos en abuso a adultos mayores dicen que han visto cierto progreso en cómo este delito se percibe y maneja. En septiembre pasado, por ejemplo, el Departamento de Justicia lanzó un sitio web (justice.gov/elderjustice) que incluye una base de datos de documentos presentados públicamente que se usan para el abuso de adultos mayores, negligencia y casos de explotación para que la fiscalía pueda compartir estrategias.

La mayoría de los estatutos relacionados con explotación financiera de adultos mayores son a nivel estatal y varios estados han actuado para mejorar estas leyes recientemente. Maine agregó el concepto de explotación financiera a su definición de abuso a adultos mayores. Ohio está considerando una ley para requerir que las instituciones financieras y sus empleados observen casos de sospechas de abuso de adultos mayores para hacer “reportes por mandato” a las autoridades: casi todos los estados ofrecen inmunidad de responsabilidad a aquellos que reporten el delito.

Missouri recientemente autorizó a los corredores de bolsa que sospechan de un fraude a un adulto mayor que se rehúsen a procesar las peticiones de intercambio o transacciones por hasta 10 días. New York está considerando pasar una ley similar para los bancos.

Las instituciones financieras han comenzado a entrenar a su personal para identificar y reportar señales de fraudes a adultos mayores. Wells Fargo Advisors, la división de correduría del gran banco, ahora entrena a todos sus empleados para ser “reporteros por mandato”. Los negocios han creado productos para ayudar a prevenir el abuso (ve “Construye tu propia red de seguridad”).

La coordinación mejorada con países extranjeros ha ayudado. Jamaica, un conocido semillero de estafas de lotería, aprobó una ley en marzo de 2013 que hace más fácil perseguir a los estafadores. Poco tiempo después, Sanjay Ashani Williams de 25 años, un vendedor “en la lista” de Montego Bay, Jamaica, voló a Charlotte, N.C. Había una orden de detención contra él y fue aprehendido. Una de sus víctimas era Edna Schmeets.

El poder de hablar las cosas

Una herramienta poderosa en el arsenal de la prevención de abuso a adultos mayores es el estar al tanto. La publicidad, como la sentencia impuesta a Anthony Marshal por robar millones de los bienes de su madre, la filántropa Brook Astor, está haciendo más visible el tema de los fraudes a adultos mayores. Muchas agencias de gobierno y organizaciones sin fines de lucro ofrecen literatura y sitios web educativos.

Pero los mismos adultos mayores podrían ser los maestros más poderosos. Cuando platican con valentía la historia de lo que les pasó, la gente de su edad los escucha (ve “Actuando por la justicia”).

A finales de abril, en la corte federal de Bismarck, Edna Schmeets se subió al banquillo de los acusados para testificar sobre su sufrimiento ante las manos de los estafadores de loterías. Sabía que vería a Sanjay Williams cara a cara. “Estaba preocupada por su seguridad,” Lisa recuerda. “Pero se portó como una campeona.”

Arreglando lo que está mal

Los casos de fraude a adultos mayores a veces son resueltos pero las víctimas no siempre obtienen lo que les deben. En enero de 2014, Dennis Cline fue sentenciado por defraudar $50,000 o más. Fue enviado a prisión y se le ordenó que pagara $94,442 en restitución a Phillip y Mary Jane Deeb. Pero el Departamento de Correcciones de Florida dice que Cline va atrasado en sus pagos a los Deebs desde que fue liberado en febrero.

Para poder pagar las cuentas, Phil Deeb, que había perdido los ahorros de toda su vida en el fraude, tuvo que regresar a trabajar al mostrador de carne de Publix. Después estuvo demasiado enfermo como para trabajar. “Acaba con tu cuerpo”, Deebs cuenta sobre la experiencia. “Te enfermas más de lo que estabas”.

Edna Schmeets no obtuvo su dinero de vuelta, lo cual la dejó resentida. Pero en mayo, se enteró de que Sanjay Williams había sido encontrado culpable de conspirar para cometer fraude por transferencia o fraude por correo electrónico, conspiración para lavar dinero, y 35 cargos de fraudes por transferencias. Su sentencia está programada para principios de octubre. Enfrenta hasta 40 años en prisión.

Greenwood dice que la investigación de Beth Baker sigue en proceso. Baker no espera obtener de vuelta su dinero y se siente afortunada de que su pérdida no puso en juego su retiro. Al igual que Schmeets, ahora tiene los nombres de sus hijos en sus cuentas bancarias y les permite revisar sus transacciones periódicamente. Dice que está satisfecha si sus palabras pueden ayudar a proteger a otros.

“Estas personas están dispuestas a presentarse en un foro público y hablar sobre algo que les causa vergüenza para ayudar a hacer justicia y detener el fraude,” dice la Asistente de Fiscal Federal, Clare Hochhalter, la fiscal líder contra Sanjay Williams en North Dakota. “Para nosotros, son héroes”.

“No me siento como una heroína,” dice Baker. “Pero estoy agradecida si puedo evitar que engañen a alguien más”.

Personas ordinarias con extraordinario valor

Los adultos mayores a menudo tienen miedo de reportar que han sido explotados financieramente así que mantienen esa experiencia en secreto. Para advertir a otros, estas víctimas hablaron en voz alta. Descubre más en ConsumerReports.org/elderscamsupdate

estafas

1. Un consejero financiero sin escrúpulos engañó a Phillip Deeb, de 77 años, de Bradenton, Florida (en la imagen con su hija Deneé), para quitarle $186,000 antes de que el orden público se involucrara.

2. Con la esperanza de cobrar un premio que pudiera compartir con su familia, Edna Schmeets, de 86 años, de Harvey, N.D., perdió $297,000 a manos de estafadores. Aquí posa con su hija Lisa.

3. Una carta falsa enviada al Padre Michael Ortiz, de 86 años, de San Diego, le informó que había ganado un sorteo de $1.6 millones. Le pidieron al capellán católico retirado del ejercito que hiciera una transferencia de los impuestos por adelantado a una cuenta bancaria en South Carolina. Ortiz pagó $40,000 antes de reportarlo al orden público. Detenido, el criminal finalmente se declaró culpable del delito de abuso financiero a adultos mayores.

4. El Reverendo Al Cadenhead, de 68 años de Mathews, N.C., cedió casi $16,000 en un día a un impostor del IRS. El ministro bautista fue amenazado con ir a la cárcel si no saldaba de inmediato una supuesta cuenta a deber de impuestos, usando tarjetas prepagadas de Green Dot Money Pak para pagar y le dijeron que guardara silencio para evitar más problemas.

5. Una carta que le llegó a Wade Garner, de 62 años, de Los Ángeles, le anunció que podía ganar dinero evaluando el servicio al cliente de tiendas. Después de que Gardner respondió por teléfono, le enviaron un cheque bancario de $3,000 y le dijeron que depositara el cheque y enviara cheques personales por $1,200 a dos desconocidos. Ambos cheques de $1,200 y 5 otros cheques suyos rebotaron después de que el depósito de $3,000 no pasó. Gardner pagó casi $250 en cuotas por cheques sin fondos pero dice que pudo haber perdido mucho más.

6. Pensando que estaba rescatando a su nieto en el extranjero, Beth Baker, de 87 años, de National City, California (en la imagen con su hijo Jim) perdió $65,000 a estafadores antes de darse cuenta de que la estaban engañando.

7. Un contratista se acercó a Marjorie DeGrace, de 77 años (en la imagen con sus nietas Avianna, a la izquierda, y Amanda), en el patio de su casa en Wakefield, R.I., y le ofreció pavimentar su entrada por $3 por pie cuadrado. El trabajador comenzó sin darle tiempo a DeGrace de decirle que no. Pagó $1,000 en efectivo y $8,000 en su tarjeta antes de que sus hijos llamaran a la policía. Su hijo posteriormente midió la entrada y determinó que le habían cobrado $3,600 de más. El trabajador aceptó una orden legal de dejar de operar en Rhode Island y proveer restitución o reparación a aquellos que presentaron denuncias pero DeGrace no ha visto ni un quinto de regreso.

8. Louise Brown, de 68 años, una enfermera retirada de Richmond, Vt., conoció a un hombre a través de un sitio de citas que la encantó a través de correos electrónicos y mensajes de texto. Durante 6 meses, la convenció de enviar $60,000 para lidiar con problemas financieros en el extranjero. El dinero no ha sido recuperado.

Anatomía de una estafa

Las estafas de loterías y sorteos han existido por años, pero aún atrapan a los adultos mayores e individuos jóvenes, a veces por cientos de miles de dólares. Una de las más grandes opera desde Jamaica y varios otros países, incluyendo Canadá, Costa Rica e Israel. Así es como la supuesta lotería jamaiquina puede atrapar a adultos mayores y robarles sus ahorros:

PROTÉGETE

1. Creando la lista. Los estafadores recolectan nombres de adultos mayores de fuentes que incluyen obituarios que mencionan a los familiares que los sobreviven y listas legítimas de correo para personas que han comprado productos que se venden extensamente a adultos mayores. También obtienen nombres de creadores de listas que operan centros de correo masivo de sorteos y que se las proporcionan a los estafadores.

2. Probando las aguas. Se hace un envío de correos masivo, a veces personalizado para cada víctima. Podría ofrecer un producto o servicio atractivo, o mencionar que la víctima es elegible para ganar una lotería o sorteo. Las formas que se devuelven por correo piden información personal como números de teléfono y preguntan si la víctima tiene una tarjeta de crédito. También podrían pedir una pequeña cuota, como por ejemplo, de $20.

3. Concentrándose en los incautos. La estafa podría terminar ahí con la cuota que envían los que respondan. O los estafadores podrían crear una “lista de sorteo” o “lista de incautos” más refinada con la información de quienes respondieron. Podrían usar estas listas ellos mismos o venderlas a otros. Cada nombre en estas listas vale hasta $6 cada uno; los más valiosos son las personas mayores y solitarias y que a menudo tienen una dirección rural.

4. Llamando a los ‘ganadores’. Un estafador, a menudo del extranjero, utilizando un sistema de teléfono que enmascara el origen de la llamada, contacta a un individuo de la lista para anunciar que ha ganado un gran premio. La trampa: tiene que pagar cuotas o impuestos por adelantado, y tiene que mantener la noticia de que ganó en secreto. La persona que llama, entonces, instruye a la víctima para que transfiera o envíe por correo los fondos a la cuenta bancaria de un tercero.

5. Transfiriendo el dinero. El tercero a veces envía el dinero a Jamaica directamente al estafador o pide a otra persona, una “mula” que lo haga. Cada participante se lleva una parte, a menudo el 10%.

6. Extrayendo aún más. Después de que una víctima manda dinero una vez, un estafador llamará más seguido, a menudo varias veces al día, para obtener dinero o solo para hablar. Para desarrollar una relación, preguntará a la víctima sobre mascotas, pasatiempos, nietos y más información personal. Entre más cercano se vuelva a la víctima, más información puede extraer, incluyendo su número de Seguridad Social y números de cuentas bancarias. Esta información puede utilizarse para vaciar cuentas de banco y abrir tarjetas de crédito en nombre de la víctima.

7. Ejerciendo presión. Cuando las víctimas dicen que no pueden pagar más, los estafadores sugieren fuentes de dinero: hipotecas revertidas, cobro de pólizas de seguro de vida, venta de propiedades, disposición de efectivo en tarjetas de crédito. Una víctima que se quiere echar para atrás escuchará que sus ganancias estarán en peligro; hasta podrían amenazarla con lastimarla físicamente, a ella o a su familia.

8. Creando un cómplice. A algunas víctimas les dicen que para cobrar sus ganancias, deben aceptar cheques de otros y mover los fondos a un tercero. Sin saberlo, ayudan a lavar dinero; algunos hasta se convierten en conspiradores de lavado de dinero.

9. Bloqueando el escape. Se sabe que los estafadores rastrean a las víctimas que han cambiado su número de teléfono. Pretendiendo ser un niño preocupado, los estafadores dirigen a un plomero local a visitar a la supuesta madre del niño para cumplir con un servicio solicitado y luego telefonear desde la casa. La madre podría negar que necesita el servicio pero si deja que el plomero haga su llamada desde la casa, el estafador puede usar el número identificador para volver a conectarse.

10. Poniéndose un sombrero blanco. Los estafadores a veces pretenden ser agentes del FBI, con la intención de ayudar a las víctimas a recuperar sus fondos perdidos. Ese servicio, por supuesto, requiere de pagos adicionales.

Construye tu propia red de seguridad

Mantenerse involucrado en la comunidad, saliendo y socializando, es la mejor prevención contra el abuso financiero a adultos mayores. Los estafadores usan el aislamiento de los adultos mayores en su beneficio. El Eldercare Locator en eldercare.gov, te puede ayudar a encontrar una variedad de servicios en tu comunidad. Otros consejos para adultos mayores y para personas que los quieren:

Inscríbete a Nomorobo. Este servicio gratuito de intercepción de llamadas pregrabadas (robocalls) está disponible para clientes con servicio VoIP con proveedores que incluyen a Comcast y Time Warner Cable. Los evaluadores en Consumer Reports descubrieron que es muy efectivo. Revisa nomorobo.com para saber si tu servicio de telefonía lo tiene. O considera un bloqueador de llamadas de listas blancas, un dispositivo que conectas a tu teléfono para bloquear todas las llamadas de números que no programes. Si respondes una llamada de un número desconocido, no presiones el botón para que te conecten con un representante, ni siquiera para decirle que deje de molestarte; solo mostrarás que eres una persona viva y generarás más llamadas. Inscríbete en National Do Not Call Registry (donotcall.gov o al 888-382-1222); no evitará que te llamen los maleantes pero limitarás las llamadas de telemarketing legítimas.

Cancela tus suscripciones a correos comerciales. Puedes hacer un arreglo para tener una prohibición de 5 años a la vez con el servicio de preferencia de correos de Direct Marketing Association (dmachoice.org). Para eliminar las ofertas no solicitadas de crédito, ve a optoutprescreen.com.

Que alguien te ayude a pagar tus cuentas. Crea una cuenta de banco compartida con alguien en quien confíes. Después haz arreglos para transferir únicamente el suficiente dinero cada mes para pagar las cuentas. Conoce a los funcionarios y cajeros de tu banco o cooperativa de crédito local.

Ten cuidado con los contratistas. Nunca contrates a uno sin primero revisar con la junta de licencias de contratistas de tu estado y la oficina local del Better Business Bureau. Pide ver comprobantes de seguros y referencias. No pagues el costo completo por adelantado.

Revisa las acreditaciones de un consejero financiero. Encuentra acciones regulatorias, violaciones o quejas en brokercheck.finra.org

Haz un arreglo para tener una visión limitada de la cuenta. Revisa si tus instituciones financieras pueden mandar estados de cuenta y alertas a una persona de confianza que no tenga acceso a tus cuentas, solo para revisar si hay un fraude.

O prueba EverSafe (eversafe.com), un servicio de paga basado en Internet que consolida todas tus cuentas en un lugar y revisa actividades sospechosas todos los días. Te deja hacer un arreglo para que alguien más reciba estados de cuenta en línea sin tener acceso a tus cuentas. Probamos la versión Essentials, de $8, que generalmente funcionó como lo prometían.

Prepara un plan de emergencia. Podría haber un momento en que no puedas controlar tus propias finanzas por una hospitalización temporal o una discapacidad permanente. Considera cuidadosamente a quién quieres darle el poder notarial. No asumas que la persona más cercana a ti hará el mejor trabajo; podría ser mejor si se lo das a alguien que sea más independiente y seguro financieramente. El documento de poder notarial se puede crear con límites, como asignar a un familiar o amigo para monitorear a la persona con el poder notarial, exigiendo un reporte escrito periódico con las transacciones financieras o asignar poderes notariales conjuntos, que requieren de dos firmas en cada cheque.

Visita a un abogado especializado en leyes para adultos mayores. Este abogado podrá ayudarte a crear un fideicomiso para una o todas tus cuentas. El arreglo te puede permitir controlar tu dinero hasta el momento en que se decida que necesitas ayuda.

PROTEGE A UN SER QUERIDO

Visítalo a menudo, a veces sin avisar por adelantado. Revisa cambios en su comportamiento y señales de que la persona mayor no se está cuidando, incluyendo cambios en su higiene y un refrigerador con poca comida.

Crea una cuenta limitada. Si estás preocupado por las decisiones financieras de tu pariente, crea una pequeña cuenta en un banco local. La cuenta podría, por ejemplo, incluir una tarjeta de débito y una cuenta de cheques con un límite de gastos, por ejemplo, de $300.

En caso extremo, presenta una petición para obtener la custodia o control legal. Esto requeriría de dos exámenes: uno, realizado por un psiquiatra o neuropsicólogo, para juzgar las habilidades cognitivas de la persona mayor; y otro, por un psiquiatra o psicólogo entrenado especialmente, para determinar si la persona mayor está siendo influenciada indebidamente. Para ser influenciado indebidamente no necesariamente deben tener una deficiencia cognitiva, dice Bennett Blum, un psiquiatra geriátrico y forense que se encuentra en Tucson, Ariz. El costo promedio de estos exámenes, él dice, va de $1,725 a $7,200 y no están cubiertos por Medicare ni otros seguros.

La administración del dinero y la mente que envejece

Todos podemos volvernos menos hábiles con las matemáticas del dinero conforme envejecemos. El declive de las habilidades financieras como contar dinero, entender deudas y préstamos, pagar cuentas y tener el juicio para tomar decisiones financieras prudentes, podría ser un indicador temprano de algo más: una leve discapacidad cognitiva por la enfermedad de Alzheimer.

En el envejecimiento normal, las habilidades cognitivas que involucran velocidad, como conocer material nuevo, recordar hechos o cambiar la atención, se vuelven más lentas, señala Bennett Blum, un psiquiatra geriatra y forense de Tucson, Arizona. Otras habilidades, asociadas con el lenguaje y el razonamiento, mejoran.

La forma en que un individuo es afectado depende de su genética, salud, ambiente, actividad física y otros factores. Y el declive podría no ser detectado por años si un adulto mayor se encuentra bien en los demás aspectos de su vida. “Alguien que no está con el adulto mayor a menudo ni siquiera lo reconocerá como tal o asumirá que se debe a una excentricidad,” él dice.

Solo cuando un adulto mayor es engañado para pedir una hipoteca revertida o toma una mala decisión de inversión, como comprar monedas de “oro” de valor cuestionable, se hace evidente el cambio. Las situaciones estresantes, a menudo impuestas por vendedores telefónicos y auténticos estafadores, también pueden sacar a la luz la discapacidad.

Se culpa a la cognición en declive y la demencia por la susceptibilidad de los adultos mayores a ser estafados, pero aquellos con una cognición intacta también pueden ser engañados, posiblemente por otras presiones que los hacen más vulnerables. La pérdida de un familiar, desacuerdos familiares, preocupaciones financieras o una dependencia exagerada de alguna otra persona, todo esto puede contribuir, dice Susan Bernatz, una neuropsicóloga forense de Marina Del Rey, California. “He visto muchos casos que involucran a personas con todas sus capacidades mentales, cuya confianza y dependencia fueron explotadas para la ganancia financiera de otra persona”, comenta Bernatz.

Es importante notar que el declive cognitivo afecta la toma de decisiones financieras de forma diferente entre los diferentes tipos de personalidades. Un estudio publicado en 2014 por investigadores de DePaul University y Rush University Medical Center descubrió que las personas mayores que tienen una fe excesiva en sus habilidades financieras podrían ser más vulnerables que otros a las estafas de dinero. Conforme su cognición decae, el riesgo se incrementa. Además, el reporte dijo, caer en una trampa una vez podría ser insuficiente para evitar que algunas personalidades demasiado confiables sean defraudadas de nuevo.

Llevando de paseo un espectáculo sobre la seguridad

Los miembros del programa de actuación Stop Senior Scams Acting Program, que tienen entre 60 y 97 años de edad, viajan a centros comunitarios para adultos mayores, iglesias y sinagogas para llevar a cabo un espectáculo basado en la educación. El grupo teatral, de Los Ángeles, dramatiza una variedad de estafas que se hacen a adultos mayores, desde la venta de diamantes falsos vendidos por correo hasta ofertas de tiempos compartidos de bienes y raíces inexistentes.

Fundada en 2009 por la directora Adrienne Omansky, los mismos miembros del elenco son víctimas o casi lo fueron de este tipo de engaños y escriben los guiones basados en sus propias experiencias. Después de su espectáculo, los miembros de la audiencia a menudo suben al escenario a compartir sus propias historias o las de alguien que conocen. “Nos cuentan cosas que no le han dicho a su propia familia”, dice Omansky.

En un acto, una “madam” que hace estafas con anillos le dice a 5 buscadores de oro que den seguimiento a los obituarios visitando a viudos ricos. Cada uno visita a su objetivo, pretendiendo ser un amigo de la esposa fallecida, y sale con las manos llenas de dinero, con la canción “Money, Money, Money” de Abba como música de fondo. En otra escena, una mujer la paga $3,000 a 2 agentes de talento falsos.

“Betty White, ¡hazte a un lado que allí voy!” dice orgullosamente mientras los artistas del engaño chocan sus palmas detrás de ella.

El miembro del elenco, Bob Eddy, que casi cayó en el engaño por una intriga de “comprador misterioso” dice que su experiencia con el grupo teatral le ha enseñado una gran lección: “No lo mantengas en secreto”, dice. “Platícale a alguien. No estás solo ni eres el único”.

Iniciativas que podrían ayudar a prevenir el fraude a adultos mayores

En la Conferencia sobre Envejecimiento de la Casa Blanca en julio, el Presidente Barack Obama anunció planes para entrenar a más procuradores para combatir el abuso a adultos mayores, incluyendo la explotación financiera.

El programa será respaldado por el Departamento de Justicia. Esa iniciativa, y posiblemente la primera vez que se menciona la frase “abuso de adultos mayores” por parte de un presidente de EEUU, fue visto por algunos como evidencia de que la explotación de los estadounidenses mayores finalmente se está convirtiendo en parte de la conversación pública. Pero un problema con tantas dimensiones necesita ser abordado en múltiples niveles.

Todas las compañías de telecomunicaciones deberían ofrecer tecnología para bloquear llamadas: Los sistemas permitirían a sus clientes detener las llamadas pregrabadas que a menudo es lo que genera las estafas. (Ciertas compañías ya ofrecen servicios de bloqueo de llamadas para algunos servicios como VoIP (voz sobre protocolo de Internet), y líneas fijas.

Recientemente, las fiscalías generales de 44 estados y el Distrito de Columbia pidieron a cinco de las principales compañías (AT&T, CenturyLink, Sprint, T-Mobile y Verizon) que ofrezcan este servicio. Consumers Union, la división de defensa de Consumer Reports, ha hecho una campaña activa para ayudar; más de 450,000 clientes han firmado la petición ‘End Robocalls (‘Terminemos con las llamadas pregrabadas’) para que las principales compañías de teléfonos provean estas herramientas a los consumidores sin ningún cargo. (Entra a la petición en EndRobocalls.org).

Los estados podrían aprobar los nuevos estatutos dirigidos a civiles: En todos los estados, las víctimas pueden demandar a los estafadores conocidos en una corte civil por fraude, apropiación indebida, incumplimiento de obligaciones fiduciarias y otras causas de acción.

Pero un adulto mayor que fue engañado para quitarle $20,000 por su contador podría no encontrar a un abogado dispuesto a crear una demanda por una suma relativamente pequeña, dice Jane Lee, directora del Financial Crime Resource Center (Centro de Recursos de Crímenes Financieros) en el National Center for Victims of Crime (Centro Nacional para Víctimas de Delitos). Pero en los 5 estados con leyes civiles sobre la explotación financiera de adultos mayores (Arizona, California, Florida, Hawaii y Oregon), las víctimas que demandan pueden recuperar las cuotas pagadas a abogados y obtener indemnización por el triple de los daños, entre otros beneficios. Si esta innovación se copiara a lo ancho del país, más víctimas podrían buscar justicia tanto en cortes civiles como criminales, dice Lee.

Más médicos podrían ser entrenados para detectar las señales de peligro de abuso: Esta evaluación podría convertirse en parte de las revisiones médicas normales. Así como con las sospechas de abuso a menores, los médicos deberían saber en dónde reportar sus preocupaciones. (Actualmente, los profesionales médicos que trabajan rutinariamente con adultos mayores están siendo entrenados para tener esta habilidad en el programa Elder Investment Fraud and Financial Exploitation Prevention Program [Programa de Prevención de Fraude de Inversiones y Explotación Financiera de Adultos Mayores] de Baylor College of Medicine).

Se deberían establecer más grupos de trabajo para lidiar con el abuso de adultos mayores: Las entidades, compuestas por agentes del orden locales y federales, fiscales, instituciones financieras, servicios de protección de adultos y otros involucrados en la protección de adultos mayores, permitirían a los profesionales en una comunidad compartir información más rápidamente, auxiliando en las investigaciones y juicios.

Page Ulrey, fiscal sénior de la oficina de la fiscalía de King County, Washington, sugiere que la oficina de fiscalía en cada estado o condado debería tener a un fiscal dedicado al abuso de adultos mayores. “Estamos tan atrasados en la forma en que nos estamos acercando a este problema,” dice. “No estamos pensando en él como el problema fundamental y urgente que es”.

Dónde reportar un abuso

La página de estafas y fraudes de AARP f(member.aarp.org/money/scams-fraud) ofrece información sobre los más recientes fraudes contra personas mayores.

La Oficina de Protección Financiera de Consumer Financial Protection Bureau para estadounidenses mayores (consumerfinance.gov/older-americans) recibe e investiga quejas de fraudes de los clientes relacionadas específicamente con hipotecas, tarjetas de crédito, bancos, préstamos y más. La página stopfraud.gov/report.html de Financial Fraud Enforcemment Task Force es un primer paso al reportar una estafa. El sitio tiene una gran cantidad de recursos para adultos mayores y familiares.

La Asociación Nacional de Servicios de Protección para Adultos [napsa-now.org/get-help/help-in-your-area] tiene un mapa nacional con ligas a líneas telefónicas para el reporte de abusos por estado.

El Centro Nacional de Abuso a Adultos Mayores [ncea.aoa.gov; haz clic sobre Stop Abuse] tiene directorios por estado de números telefónicos de ayuda y recursos para la prevención de abuso a adultos mayores en los 50 estados y el Distrito de Columbia.

La línea gratuita del Comité Especial del Senado sobre el Envejecimiento (855-303-9470) puede referir a víctimas y familiares hacia recursos para obtener asistencia. O ve a aging.senate.gov/fraud-hotline

Para encontrar más recursos, ve a ConsumerReports.org/elderscamsupdate

ACTÚA

Pide a las principales compañías de teléfonos que brinden a sus clientes de forma gratuita las herramientas que existen disponibles para detener las llamadas pregrabadas, el origen de muchas estafas. Entra a la petición de Consumers Union ‘End Robocalls’ en: EndRobocalls.org

COMPARTE

¿Algún amigo, un familiar o tú, han sido víctimas de una estafa a adultos mayores para robarles dinero o propiedades? ¿Tú o las personas que conoces se defendieron? Comparte la historia con nosotros en nuestra página de Facebook: facebook.com/ConsumerReports

Fuente: eldiariony.com, 02/10/15.


Más información:

Con el Cuento del Tío le robaron U$S 80.000

Estados Unidos: Los fraudes a ancianos alcanzan los 3.000 millones de dólares anuales


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter

.

.

31 de Octubre: Día Mundial del Ahorro

octubre 31, 2017

El 31 de Octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro.

Esta celebración surgió en el año 1924, cuando delegados y economistas de diversos países se reunieron en el Congreso Internacional del Ahorro, el cual se extendió por varias jornadas y finalizó el 31 de octubre, fecha en que se instituyó el Día Mundial del Ahorro, para destacar la importancia del ahorro para la economía personal y global.

chanchito-01El ahorro es la acción de guardar un bien en previsión de lo que pudiera suceder en un futuro, la Real Academia lo define como «reservar parte del gasto ordinario».

El saber ahorrar es fundamental para el desarrollo de la persona desde sus primeros años de vida, por esa razón los padres y los centros de educativos enseñan a los niños la importancia que tiene el ahorro, ya que al practicarlo, el día de mañana se pueden lograr metas y una buena calidad de vida.

¿Qué se hace?

Es un día en el que se fomenta aprender a ahorrar, no malgastar, no comprar todo aquello que no es necesario ni vital para el día a día, comprar en relación con la economía familiar, etc. Los niños también aprenden lo importante que es el ahorro para la familia y a no tirar o romper las cosas que tanto sacrificio les cuesta comprar a los padres. Es común que este día se regalen alcancías para que los pequeños guarden sus ahorros, de manera que aprendan y comprendan lo que es ahorrar.

Si algo es seguro es que nuestro bolsillo y el planeta no protestarán si celebramos el día mundial del ahorro.

Así que, ¡feliz día mundial a todas aquellas personas sensatas con gran capacidad de autocontrol y conciencia ecológica!

Y, ojo, porque hoy es el Día del ahorro, una actividad sana y respetable, no debemos confundir la celebración con tacañería.


Definición de Ahorro

[En Economía] El ahorro es la acción de separar una parte del ingreso mensual que obtiene una persona o empresa con el fin de guardarlo para un futuro, se puede utilizar para algún gasto importante que se tenga o algún imprevisto (emergencia). Existen diferentes formas de ahorrar así como diversos instrumentos financieros destinados para incrementar el ahorro que se pretende realizar.

La hucha (el chanchito) es un recipiente que sirve para almacenar monedas. Culturalmente ha pasado a simbolizar el ahorro.

El afán desmedido por ahorrar puede desembocar en avaricia.

Definición e historia

mep-paperbackbookstanding-aEl ahorro es el excedente de cualquier bien económico al final de un periodo. Existen diferentes tipos de ahorro, así como diferentes instrumentos financieros para poder ahorrar e invertir al mismo tiempo. El ahorro lo pueden realizar tanto personas, familias, empresas e incluso un país entero.

Desde tiempos antiguos ya se manejaba esta actividad, aunque no con bienes económicos principalmente. En Egipto y China se guardaban frutos de las cosechas obtenidas en forma de ahorrar ese bien material a futuro. En 1462 se fundó la primera organización del ahorro, un monte de piedad, para cuidar a los integrantes del robo parcial o total. Por esa época también se comenzaron a crear los Bancos.

Clasificación

El ahorro se puede clasificar en ahorro privado y en ahorro público.

  • El ahorro privado es aquel que realizan las organizaciones privadas que no pertenecen al Estado (básicamente familias, instituciones sin ánimo de lucro y empresas).
    • El ahorro de una empresa privada autónoma, equivale a su beneficio, menos la parte de éste que es repartida a sus propietarios o accionistas en forma de dividendos o participación en beneficios.
    • El ahorro de las familias es igual a la renta disponible familiar menos el consumo privado y los impuestos.
  • El ahorro público lo realiza el Estado, el cual también recibe ingresos a través de impuestos y otras actividades, a la vez que gasta en inversión social, en infraestructura (carreteras, puentes, escuelas, hospitales, etc.), en justicia, en seguridad nacional, etc. Cuando el Estado ahorra quiere decir que sus ingresos son mayores que sus gastos y se presenta un superávit fiscal, el caso contrario conduciría a un déficit fiscal.
  • También se puede ahorrar invirtiendo en diversos activos como pueden ser, bienes inmuebles, instrumentos de inversión o fondos de retiro.
    • Otro tipo de ahorro es el ahorro para el retiro que consiste en que las personas inviertan de forma voluntaria una parte de sus ingresos a su Administradora de Fondos de Retiro y en conjunto con la aportación obligatoria y la aportación voluntaria se dé una cantidad de dinero mayor para el momento de la jubilación de la personas que realiza esto, es importante que las personas estén conscientes de las características que maneja su AFORE debido a que deben escoger la que les ofrezca mejores servicios puesto que es donde depositarán su confianza y su dinero durante sus años laborales. Además es importante que los usuarios de las AFORES conozcan los derechos que tienen y como deben solicitar la pensión al momento de retirarse o en su defecto, su liquidación.

Ahorro en macroeconomía

Ahorro nacional

El ahorro nacional es la suma del ahorro público y el privado. El ahorro nacional viene dado por la diferencia entre la renta nacional o valor del conjunto de bienes producidos y el consumo:

 A = PIB - C \qquad \Leftrightarrow \qquad \mbox{ahorro} = \mbox{PIB} - \mbox{consumo}

De hecho este ahorro puede relacionarse con el consumo nacional (C), la cantidad de bienes exportados (X), la cantidad de bienes importados (M) y la cantidad de inversión (I) en la identidad fundamental de la contabilidad nacional:

 A - I = X - M \qquad \Leftrightarrow \qquad \mbox{ahorro} - \mbox{inversiones} = \mbox{exportaciones} - \mbox{importaciones}

Esta igualdad se deduce de la propia definición del Producto Interno Bruto (PIB) evaluado a precios de mercado

Y = PIB_{pm} + M = C + I + X \,

Ahorro y política económica

El ahorro se encuentra influido y determinado por las políticas económicas que siga un Estado (éste puede afectar las tasas de interés y otras variables que afectan el ahorro). Los cambios en la tasa de interés, por ejemplo, pueden hacer que los ahorradores se sientan motivados o desmotivados a ahorrar. Un aumento en las tasas de interés puede hacer que los ahorradores tengan más razones para disminuir su consumo y ahorrar, o bien puede tener el efecto opuesto. A iguales niveles de ingreso, depende de dos efectos conocidos como efecto ingreso y efecto sustitución. Así como el aumento de las tasas de interés puede incentivar a los ahorristas a consumir menos para ahorrar más, puede suceder que, al ser mayor el rendimiento del ahorro, se pueda cumplir la meta de acumulación prevista destinando una porción mayor del ingreso al consumo presente. Esta alza en las tasas de interés se puede deber, por ejemplo, a las formas en que el gobierno obtiene los recursos para sus actividades. Si el gobierno decide pedir recursos prestados al sistema financiero en una cantidad importante, las tasas de interés subirán.

El ahorro es igualmente importante para el futuro y el presente económico de cualquier nación. La producción de una empresa, por ejemplo, involucra algunos recursos que son limitados, como la tierra. Si ésta quiere mejorar su producción y tiene problemas con recursos limitados, debe buscar cómo mejorar su producción basándose en inversiones (por ejemplo en tecnología o en máquinas). Si la empresa ahorra durante un periodo determinado, tendrá la posibilidad de acceder más fácilmente, a través de créditos, a esas maquinarias o a esa tecnología o a otros recursos económicos. Igualmente, si los bancos tienen más ahorros en las cuentas, tendrán más dinero para prestar y no será necesario que las personas, las empresas o el Estado pidan recursos en el exterior. Esto, en general, facilita e incentiva la actividad económica y el crecimiento en un país.

Política fiscal y ahorro

Toda inversión ha de financiarse con ahorro, que, en su mayoría, procede de la economía nacional, mientras que el ahorro externo se limita, normalmente, a complementar el ahorro interno.

Dentro de la economía nacional, el sector privado es, con mucho, la fuente principal de ahorro. Las transferencias a los hogares, incluidos los pagos de prestaciones sociales, son el cauce principal a través del cual el gasto público afecta a la acumulación de ahorro privado. En este contexto, hay que tener presente que las transferencias podrían tener un efecto negativo sobre el ahorro.

Por ahora, las pensiones constituyen la partida más importante de los sistemas públicos de prestaciones y, de mantenerse las políticas actuales, se prevé un considerable aumento del gasto para el futuro. El retraso de la jubilación efectiva y la introducción de nuevos planes de pensiones basados en mayor grado en el régimen de capitalización conllevarían un mayor nivel de ahorro en relación con el segmento de población de mayor edad, que podría tener un impacto positivo sobre el ahorro agregado.

Con todo, parece razonable llegar a la conclusión de que, a juzgar por la evidencia empírica, los elevados impuestos que financian sectores públicos de gran magnitud suelen afectar negativamente al ahorro y, en consecuencia, a la inversión y al crecimiento. Al igual que los impuestos sobre las rentas del trabajo desincentivan el empleo, los impuestos sobre el ahorro tienden a desincentivar éste y a estimular el consumo. Especialmente los impuestos sobre las sociedades, aunque también otros impuestos sobre las rentas del capital, son probablemente la causa de una disminución del ahorro privado en la medida en que reducen su rendimiento neto.

Ahorro en microeconomía

Propensión marginal al ahorro

La propensión marginal al ahorro (PMA) es el porcentaje que se destina al ahorro de cada unidad monetaria (euro, dólar, peso, etc.) adicional que se recibe. Cuando recibimos una unidad monetaria adicional de renta cuanto de ésta dedicamos al ahorro. Se puede decir que la propensión marginal al ahorro está íntimamente ligada a la propensión marginal al consumo (PMC).

\mbox{PMA} = 1 - \mbox{PMC}\,

Debe recordarse la renta obtenida puede tener dos destinos alternativos y únicos el consumo y el ahorro. Eso significa que cada nuevo euro de renta debe dividirse entre consumo adicional y ahorro adicional. Así, por ejemplo, si la PMC es 0,75, la PMA tendrá que ser 0,25. Comprobamos que la comparación confirma que en cualquier nivel de renta la PMC y la PMA siempre tienen que sumar exactamente 1, ni más ni menos. Así pues, sabemos que siempre y en todo lugar PMA = 1 – PMC.

Fuente: Wikipedia, 2015.

 

.

Ahorrar para el Retiro

junio 29, 2017

Tener ahorros para la vejez, un desafío para personas y países

Varias naciones sostienen planes de retiro individual; en la Argentina podrían ser voluntarios y completar el ingreso de un sistema público; rescatar la confianza es clave.

Por David Feliba.
Tener ahorros para la vejez, un desafío para personas y países

.

«Mi consejo es que hay que hacerse rico antes de hacerse viejo», dice con humor pero sin bromear José Fanelli, especialista del Conicet en temas poblacionales. Explica que la fórmula que echa sombra sobre los mecanismos jubilatorios es simple: una tasa global de natalidad en caída y una expectativa de vida en ascenso. Algunos estudios arrojan indicios. Según la ONU, el 34% de la población europea tendrá más de 60 años en 2050, mientras que en Asia y América latina ese índice se acercará al 25%. En 2015, el promedio global estaba en 12,5%. Y los expertos concuerdan en que ni la Argentina ni la región -ni prácticamente ningún país- estarán al margen de una tendencia general al envejecimiento.

El nuevo esquema demográfico impregna de estrés los distintos sistemas previsionales del mundo. Algunos países profundizaron un mercado de planes de retiro, en los que los ahorros de la persona se acumulan desde edad temprana para complementar luego los aportes hechos a un régimen público. En la Argentina aún queda el mal sabor tras la experiencia con las AFJP. Como con todo en el país, o al menos todo lo relativo al ahorro, resultará providencial recomponer la confianza. A su vez, está claro que, como el Estado gasta cuatro de cada diez pesos en prestaciones previsionales, la discusión no se limita a la esfera privada.

Estas observaciones se dieron en el marco de la Conferencia Latinoamericana de Retiro 2017, que organizaron la Asociación de Aseguradores de Vida y Retiro de Argentina (AVIRA) y LIMRA (entidad internacional). De cara a una revisión integral aún latente del sistema argentino que se prevé para antes de 2019 (según el compromiso incluido en una ley de 2016), ¿qué puede tomarse de las experiencias regionales?

Uno de los aspectos para el análisis es la posibilidad de instaurar sistemas voluntarios de ahorro para complementar lo que pague el régimen público. La producción de seguros de retiro es magra en el país: apenas el 1,5% del total de primas emitidas por la actividad aseguradora. Casi la totalidad se explica por planes colectivos. «Sirve como complemento de la jubilación pero no tiene incentivos fiscales y se usa más como un beneficio de las empresas para un segmento de sus empleados que como herramienta individual. No hay contribuciones voluntarias», explica Fabián Hilsenrat, vicepresidente de Avira.

Según Hernán Raffo, socio de PwC Argentina, para capturar el ahorro de las rentas medias, la industria deberá diseñar algo de muy bajo costo y con fuerte transparencia. La clave, explica, estará tanto en la moneda en la que se nomine como en la portabilidad. «El poder mover el ahorro de una institución a otra hará que las compañías puedan competir por rentabilidad», argumenta.

«En Brasil, los fondos tienen portabilidad», explica Andrea Levy, asesor en Mongeral Aegon. «Cada dos meses uno tiene el derecho a cambiar si no está satisfecho o si decidiera modificar su perfil de riesgo. Se puede ir a otro banco, fondo o aseguradora», agrega.

En su presentación, uno de los ejes que llamó la atención fue el incentivo fiscal: para mantener el ahorro dentro del sistema, el trabajador se beneficia con una reducción del 35 al 10% en el impuesto a pagar al final, siempre y cuando no rescate el capital con antelación.

Explica que es principalmente un negocio de cuentas individuales, adquiridas a través del canal bancario. Allí, los fondos de pensión administran activos por cerca de 800.000 millones de reales. «Es el bloque de negocios más importante en términos financieros», describe Levy. En los últimos años, parte del capital de los trabajadores financió la inversión brasileña en infraestructura.

Cuestión de edad

Pero la realidad llama a las puertas de Brasil, donde la edad promedio de retiro es de 53,2 años y se avecina una dura batalla por una reforma estructural (que ahora se verá cómo se resuelve tras el escándalo que involucró al presidente Michel Temer). Levy describe: «Brasil está envejeciendo, y mucho más rápido que el resto del mundo. Antes éramos un país joven y había mucha gente que pagaba. Eso cambió por tres cosas: soluciones mágicas que estiran la expectativa de vida, mujeres que trabajan cada vez más (y, por ende, una fertilidad que no estará allí para financiar el sistema), y una población que envejece. Debemos pensar en esto, la base se angosta cada año?».

«Hay que planificar estas vidas más largas, ¿no?», dice Alison Salka, vicepresidenta de Limra. «Cuando uno se retira en EE.UU., se espera que viva entre 18 y 21 años más», dice. Da otros datos: habrá en 2050 unos 3,7 millones de centenarios en el mundo. Hoy hay unos 500.000. Japón, el país más envejecido, es un caso emblemático: tendrá para ese entonces una edad mediana de 53,3 años. Ya en el presente, grafica, el mercado de pañales para adultos supera al de pañales para bebes.

Según datos de Limra, en EE.UU. dos de cada tres empleados acceden a un plan de retiro en el trabajo, que complementa una tasa de reemplazo de la seguridad social (ingreso pasivo sobre ingreso activo) de entre 20 y 55%. «¿El factor más importante? La suscripción automática del empleado a partir de una deducción de su salario», dice Salka.

En el modelo chileno mandan las cifras. Carlos Gómez, miembro director del Centro Internacional de Reformas de Pensiones, llama a la previsional como la «madre de todas las reformas». Afirma que los sistemas están «quebrados en todo el mundo» y promueve la creación de un mecanismo de cuentas individuales de ahorro para el retiro.

Explica que desde que se introdujo ese sistema hace décadas (hoy 30 países lo tienen), cayó drásticamente la pobreza, el desempleo y aumentó el ingreso per cápita. «Chile tiene hoy 10 millones de trabajadores capitalistas que formaron capital privado por US$ 200.000 millones o 80% de PBI. Es un sistema que recupera el eslabón perdido entre esfuerzo y recompensa», dice. Todo trabajador chileno tiene una cuenta obligatoria de ahorro, a la que va el 10% del salario. El retorno real promedio de los últimos 36 años, dice, por la inversión de esos fondos que hacen las AFP, fue de 8,3% anual.

Fuente: La Nación, 21/06/17.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


.

.

Los siete errores más comunes sobre la jubilación

octubre 24, 2016

Los 7 errores más comunes sobre la jubilación

Los 7 errores más comunes sobre la jubilación.
Fue el político y militar romano Cayo Mario quien, en tiempos de la República, se convirtió en el padre de grandes reformas en el seno del ejército, entre las cuales se incluye la jubilación. Una pensión a los 45 años para los soldados retirados y una porción de tierra en zona conquistada para el resto de sus días.
.

España tuvo que esperar hasta 1919 para que el gobierno de la época creara el primer sistema público de pensiones. Se fijó la edad de retiro en los 65 años y se estableció, ¡atención!, una pensión de una peseta diaria.

jubilacion-01Lógicamente, un siglo después, las cosas han cambiado mucho. Sabemos que viviremos más años, pero también que la bolsa de gente en edad de trabajar es mucho menor. Si le añadimos que hay que pagar la pensión a un número mayor de jubilados y con prestaciones más altas, el panorama no invita a ser optimista.

Falsas creencias sobre la jubilación

Sin embargo, muchos jóvenes y no tan jóvenes contemplan la etapa del retiro con cierta distancia y despreocupación y, en algunos casos, con una mochila llena de tópicos. Aquí van algunas de las falsas creencias que circulan por ahí:

  1. Un error de base: solemos creer que la preocupación por la jubilación llega a medida que cumplimos años. ¡Y debería ser al revés! Cuanto más joven, más tiempo tenemos para ahorrar y para pensar en planificar un futuro mejor.
  2. Otra falsa creencia es pensar que cuando nos jubilemos necesitaremos menos dinero. Y puede ser justo a la inversa. Probablemente nuestra lista de gastos habituales tras el retiro puede crecer por tener familiares a nuestro cargo como nuestros padres, ayudas a los hijos, gastos que ya no nos cubrirá el Estado…
  3. No solemos tener en cuenta las consecuencias del paso del tiempo. A nadie le gusta imaginar que deberemos asumir hospitalizaciones, intervenciones quirúrgicas y tratamientos médicos tan necesarios como inesperados. En este sentido, más vale prevenir que curar y anticiparse para asegurar la propia salud y la de los nuestros.
  4. Un incremento de la esperanza de vida significa que tendremos más años por delante y, por lo tanto, más tiempo libre y, en consecuencia, probablemente, un mayor gasto en ocio (restaurantes, viajes, cultura, etc.). ¡Una inversión extra que podemos contrarrestar si actuamos con previsión en nuestra jubilación!
  5. Un pensamiento que no por ser muy común deja de estar equivocado. ¿Cuántas veces escuchamos eso de… “¡Total, para lo que me va a quedar de pensión!”? Ese es precisamente un motivo capital para no dejarse llevar por la resignación y empezar a ahorrar cuanto antes. Por ejemplo, diversificando nuestro ahorro.
  6. Según datos del Ministerio de Empleo, hay poco más de diecinueve millones de trabajadores para cubrir las pensiones de ocho millones y medio de personas. Es decir, por cada pensionista hay poco más de dos cotizantes que ven como sus sueldos son cada vez más bajos. Si se mantiene esa media, nadie nos garantiza una pensión digna en el futuro. ¡Hay que actuar!
  7. De momento, la mayoría de personas llegan a la jubilación con una calidad de vida media más que aceptable, pero las previsiones económicas no auguran un futuro alentador. Se prevé que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, conocido popularmente como la “hucha de las pensiones”, se vacíe en un par de años, debido a las dificultades para reducir el déficit estructural.

¿Qué conclusiones podemos extraer de la jubilación?

En definitiva, está claro que no hay que esperar a que pasen los años para pensar en la jubilación. No necesariamente vamos a precisar menos dinero. Ya hemos visto que pueden surgir atenciones médicas imprevistas. Ojalá tengamos tiempo para gastarlo en nuestro ocio, ¡pero hay que tenerlo en cuenta! No podemos resignarnos simplemente con lo poco que nos deje el retiro ni calcular nuestra pensión en función de la población activa. Y sobre todo, y como decía JFK: “No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país”. O mejor, por ti mismo.

Por eso, cuanto más joven, más años tendrás por delante para ahorrar y asegurarte un buen retiro. Y durante las diferentes etapas de tu vida, lo más seguro es estar acompañado por un profesional de confianza que te guíe y te apoye para tomar las decisiones financieras que más se adecuen a tus objetivos y, así, garantizarte un futuro mejor. ¡Ponte en marcha!

Fuente: serfamilybanker.com, 18/10/16.

Más información:

Hay vida después de la jubilación

Cómo internet afectará su jubilación

¿A dónde va la jubilación en la Argentina?


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


.

.

Los malos hábitos financieros de los mexicanos

abril 28, 2016

El desafío financiero para los mexicanos del siglo XXI

Por Gustavo Ibáñez Padilla.

En México el 95% de los trabajadores independientes no dispone de un Plan de ahorro para el retiro, lo que plantea un desafío importante para sus familias. El problema se agrava con el paso de los años, ya que se estima que en 2050 un tercio de la población mexicana será mayor de 60 años.

mexico bandera mapaSegún datos estadísticos oficiales, cada día 799 mexicanos cumplen 60 años, lo cual representa al cabo de un año casi 300.000 personas.

Una encuesta privada evidenció que el mexicano promedio muestra cierta desconexión entre sus prioridades de vida y las acciones que toma, ya que coloca al retiro como la cuarta prioridad -después de casa propia, herencia para la siguiente generación y educación de los hijos- pero son muy pocos los que ahorran para su jubilación.

Según datos de la CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), el 57% de los mexicanos ahorra dinero de manera informal; más de la mitad lo hace atesorando en casa; 32% en tandas y el resto lo guardan con familiares o en cajas de ahorro.

ahorrar en el colchonComo podemos ver, estas modalidades de ahorro son riesgosas y poco productivas. Atesorar en el colchón implica riesgos de pérdida o robo y no produce interés. Lo mismo da que sea en la propia casa o con familiares.

Ahorrar en Cajas de Ahorro tiene muy bajo rendimiento y es muy probable que recurramos a dichos fondos en un período corto de tiempo, ya que no hay barreras que dificulten los retiros.

ahorro en tandasAhorrar en tandas es una costumbre muy popular en México, que consiste en reunir a un grupo de personas, quienes al participar se comprometen a aportar un monto fijo cada semana, mes o quincena. En cada periodo, el dinero reunido, se sortea entre los participantes. Los ganadores reciben la cantidad total y ya no participan en los sorteos posteriores, aunque mantienen su obligación de continuar aportando. Al final, todos los participantes terminan recibiendo su ahorro. En Argentina, esta modalidad suele conocerse como Círculo de Ahorro; pero usualmente es organizado por una empresa y no en la modalidad informal como ocurre en México.

La ventaja de ahorrar en tandas es que resulta posible alcanzar nuestro objetivo de ahorro antes (si salimos sorteados al principio) que si lo hiciéramos por separado. Esto significa que también son utilizadas como mecanismo de financiamiento.

El riesgo de ahorrar en tandas es que por ser un mecanismo informal, las personas que ya salieron sorteadas pueden dejar de aportar -en perjuicio de los demás- lo cual sucede con mucha frecuencia. Además, existe el riesgo de que el organizador, que reúne los aportes, desaparezca con los fondos.

Es importante destacar que ahorrar en tandas no implica una inversión, por lo cual no genera rendimientos; y además este sistema informal enfoca a las personas en un ahorro de corto plazo generalmente orientado al consumo y no a la inversión.

Esta realidad de la cultura financiera mexicana muestra la importancia y la necesidad de fomentar y difundir los mecanismos específicos de ahorro e inversión de largo plazo, es decir, los Seguros de Vida y las Anualidades.

anualidadesEs muy accesible a cualquier persona con ingresos diseñar su Plan Personal de Retiro, mediante una póliza de Seguro de Vida con capitalización. También pude recurrirse a las Anualidades (contratos de inversión en una compañía de seguros de vida) para financiar los estudios de los hijos o planificar el retiro. Por supuesto, esto debe realizarse con el asesoramiento de un Consultor Financiero, que optimice el rendimiento de dichos instrumentos financieros.

A fin de lograr los cambios culturales necesarios que permiten crear hábitos financieros saludables, que reemplacen las costumbres perniciosas, es indispensable promover la Educación Financiera de todas las personas y desde la edad más temprana posible. El ahorro y la inversión son demasiado importantes para ser librados al azar y al voluntarismo.

Fuente: Ediciones EP, 28/04/16.

ahorro informal vs ahorro formal

Datos año 2014.

Cómo internet afectará su jubilación

enero 15, 2016

Cómo la “Internet de las cosas” revolucionará su jubilación 

La Internet de las cosas, donde todo lo que nos rodea, lo que llevamos encima y, muy pronto, lo que llevamos dentro de nosotros comenzará a hablarnos, tiene un enorme potencial para mejorar nuestra calidad de vida después de la jubilación y en la edad más avanzada. Estos servicios tecnológicos ayudarán a muchas personas jubiladas que viven solas, a menudo a cierta distancia de su familia. Sólo considere que más del 40% de las mujeres estadounidenses de más de 65 años viven solas. Para aquellos que cuidan de un familiar mayor, la Internet de las cosas proporcionará ojos, oídos, e incluso una mano adicional a los atareados cuidadores de ancianos.

longevidad-01Imagine un mundo donde todo lo que nos rodea es “inteligente”. Diariamente, esos dispositivos detectan sus movimientos, sus hábitos y sus cambios de comportamiento. Su casa tendrá dos arquitecturas: una, el diseño físico que vemos y experimentamos todos los días, y la otra un diseño cibernético casi invisible de sensores y los proveedores de servicios conectados a Internet que supervisarán, gestionarán y motivarán comportamientos que mejoren su bienestar. Ya en la actualidad hay un sinnúmero de sistemas que brillan o emiten un sonido para recordarle que debe tomar sus medicamentos. Dispositivos “bobos” que sólo mantenían su comida fría o hacían su café a la mañana serán ahora inteligentes, ayudándolo a asegurar que usted esté comiendo y durmiendo bien. Su refrigerador hará un seguimiento de sus hábitos alimenticios y su cafetera podrá alertarlo acerca de cambios en sus hábitos de sueño y su rutina matutina. Conectada a centros de salud, familiares y amigos, su tostadora contará su consumo de carbohidratos al día. Incluso los actuales dispositivos “geek-chick” portátiles serán un vehículo de información fisiológica y conductual a su teléfono inteligente y más allá.

Aunque proporcionará beneficios extraordinarios, la Internet de las cosas también puede agregar nuevos costos en la edad avanzada.

Los gastos futuros en la jubilación han sido generalmente previsibles. Vivienda y transporte son los cargos más altos, con los costos de salud y de atención a largo plazo como variables. La Internet de las cosas va a generar toda una nueva serie de costos que serán tan rutinarios como lo es hoy el costo de la TV por cable, que alguna vez fue un lujo. Hoy, servicios básicos de monitoreo disponibles sin prescripción médica pueden representar hasta US$100 adicionales a su presupuesto mensual. Muy pronto, el precio de cada nuevo aparato del hogar incluirá una cuota de servicio mensual para que uno acceda a toda su gama de funciones. A quienes digan que no van a pagar un peso por esos “adicionales”, pregunte si son propietarios de un teléfono celular con un costo mensual, con una tarifa de servicio digital para las nuevas aplicaciones recién bajadas de la nube. La Internet de las cosas va a crear un nuevo renglón de costos en nuestros presupuestos de jubilación. Estrictamente hablando, estos gastos no formarán parte de su presupuesto de salud ni de teléfono, sino que serán una nueva parte del costo de vivir bien en la vejez.

Otro costo del que se habla poco tiene más que ver con la información y el tiempo que con el dinero. ¿Cómo van a hacer individuos y familias para identificar la mejor oferta de aparatos, sensores y servicios para proporcionar la comodidad y la atención en el retiro? Actualmente no existen asesores certificados para “compras inteligentes” en la vejez ciber-asistida. ¿Quién proporcionará la instalación, la capacitación y el mantenimiento de estos servicios? Los servicios de call center de hoy no serán aceptables para el usuario del futuro de estas tecnologías inteligentes. Los dispositivos equipados con la Internet de las cosas tienen un increíble potencial, pero los adultos mayores y aquellos que los cuidan quieren soluciones integradas, no productos que generen más trabajo.

Finalmente, el Internet de las cosas es en última instancia comunicación, y esta información que es muy personal. Vivir en una “casa inteligente” tiene como precio su privacidad. Los usuarios de la Internet de las cosas deberán determinar si la información íntima que comparten está protegida por organizaciones de confianza. Por otra parte, los servicios que presten estos implementos tecnológicos deberán proveer un valor suficientemente alto de comodidad y cuidado que justifique su costo, tanto monetario como de privacidad.

La vida del jubilado del futuro estará moldeada por la tecnología. Esta proporcionará beneficios increíbles, pero también traerá nuevos costos, tanto financieros como sociales, que deben ser considerados como una nueva parte de la planificación de la jubilación.

—Joseph Coughlin es director del Instituto de Tecnología de Massachusetts AgeLab.

Fuente: The Wall Street Journal, 10/01/16.

banner oportunidades on line 01

 

.

Página siguiente »