Inversión inmobiliaria: Cómo ganar más

diciembre 7, 2018

Cómo potenciar su inversión inmobiliaria

Por Gustavo Ibáñez Padilla.

inmuebles compra y remodelación - diseño de interioresA la hora de invertir una opción frecuente  son los inmuebles. Los bienes raíces forman parte de los instrumentos tradicionales de inversión. Están física y psicológicamente cercanos al inversor y son parte de nuestra cultura financiera.

Los inmuebles son una interesante herramienta de inversión, si se los maneja adecuadamente. En general brindan una adecuada protección contra la inflación y su correlación  con los otros activos es relativamente baja, por lo que son útiles para diversificar una cartera de inversión.

La clave en el mercado inmobiliario consiste en comprar a muy buen precio -es decir aprovechar la imperfecciones del mercado para conseguir un diferencial al momento de adquirir la propiedad- y luego incrementar el valor del bien comprado realizando una inversión en mejoras que generen otro diferencial de valor al momento de la venta.

Comprar barato

Las imperfecciones del mercado de Real Estate permiten que existan oportunidades de comprar por debajo del valor normal de mercado. Los negocios inmobiliarios deben realizarse sólo bajo esta condición: Comprar en una situación de excepción, pagando un precio por debajo del valor usual de mercado.

Veamos algunos ejemplos:

  • Remates públicos: Aquí la venta se realiza sí o sí en una fecha determinada (a un precio base o a veces sin base). Esto brinda oportunidades interesantes. Es necesario contar con dinero en efectivo (generalmente un 30% en el acto y el saldo en un plazo de pocos días). También hay que lidiar con “La Liga”, que suele acaparar las operaciones. Asistir a un remate es una actividad muy educativa para el inversor interesado en el mercado de bienes raíces.
  • Sucesiones: Los herederos de una sucesión suelen precisar liquidar sus propiedades con cierta premura, y la diversidad de intereses de los participantes permiten la oportunidad de negociar condiciones ventajosas de compra.
  • Períodos de depresión inmobiliaria: Son el momento ideal para realizar compras: ¡cuando todos venden! El negocio de los inmuebles posee ciclos de expansión y retracción de carácter sistémico. Esperar pacientemente el momento de baja de los precios es la estrategia más adecuada. Si uno analiza el mercado y su evolución histórica puede detectar los valles más convenientes. Los períodos de perturbación económica –como devaluaciones o crisis institucionales– suelen acompañarse por abruptas caídas de los precios (ej.: Argentina, 2002).

Es conveniente destacar que en el campo de los bienes raíces, el factor más importante es la ubicación del inmueble.

Vender caro

Para incrementar el valor de una propiedad pueden aplicarse diversas estrategias que requieren una relativamente baja inversión. Un ejemplo de lo que hablamos puede verse en el programa Vender para comprar del canal de cable Discovery Home & Health en el cual los hermanos Jonathan y Drew ayudan a propietarios de inmuebles a subir al siguiente peldaño en la escalera de los bienes raíces, comprando y remodelando sus nuevas casas.

Para hacer remodelaciones que impliquen cambios en la construcción es preciso contar con el asesoramiento de un buen arquitecto, que justificará sus honorarios sacando el máximo provecho a nuestra inversión.

Otra opción, no tan difundida y de menor costo, consiste en realizar pequeñas modificaciones para mejorar el diseño de interiores del inmueble. Para explorar esta alternativa -ignorada por muchos- entrevistamos a diversos Diseñadores de interiores en La Plata, a fin de conocer más sobre el tema. Descubrimos entonces que son muchas las opciones para hacer rendir nuestro capital y que por cada dólar empleado en mejorar el diseño de interiores pueden obtenerse -en general- incrementos de valores de la propiedad del orden de 1,20 a 1,50 dólares y en casos excepcionales resultados muy superiores.

casa zurlo barducco

© norteARQ/homify.com.ar

Cuando la propiedad se adquiere con la intención de obtener una elevada renta, una estrategia muy conveniente es el Alquiler Temporario -orientado a turistas, profesionales y personas de altos ingresos-, en estos casos resulta indispensable amoblar y decorar la propiedad con materiales de primera calidad y el mejor buen gusto. Cada dólar invertido rendirá el doble al potenciar la renta obtenida.

dormitorio studio15

© studio15/homify.com.ar

Si desea adquirir una propiedad como inversión o para su uso personal busque el asesoramiento necesario para cada uno de los pasos de la operación. El costo de los asesores debería recuperarse sobradamente con los beneficios que ellos le generarán.

En una operación común pueden intervenir los siguientes asesores: un agente inmobiliario, para conseguir la mejor propiedad al mejor precio (en caso de comprar en un remate conviene contactar previamente al martillero para conocer detalles y conseguir su colaboración); un escribano para realizar todo el trámite notarial de transmisión del dominio (verificación de títulos y deudas, boleto de compra-venta , escritura, etc.); un abogado, para asesorar respecto de cualquier situación jurídicamente compleja o cualquier riesgo potencial; y un consultor financiero (preferiblemente independiente), para colaborar en todos los aspectos referidos a la conveniencia de la operación, su financiación y su impacto en la economía del comprador.

En el caso de realizar remodelaciones es recomendable contar con la colaboración de un arquitecto y de un diseñador de interiores profesional.

La intervención de asesores profesionales potenciará su inversión, maximizará sus beneficios y le evitará cometer costosos errores. Recuerde la máxima: “A la experiencia conviene comprarla siempre de segunda mano”.


Fuentes consultadas:

Gustavo Ibáñez Padilla. Manual de Economía Personal. Cómo potenciar sus ingresos e inversiones. Buenos Aires: Dunken, 2013. 9na ed. –

Inversiones inmobiliarias

https://www.economiapersonal.com.ar/servicios/inversiones-inmobiliarias/

http://www.isftmartilleroslp.com.ar/colegio.html

http://www.capbauno.org.ar/

inmuebles-08

.

Etiquetas: inmuebles, invertir en inmuebles, compra y remodelación de inmuebles, comprar inmuebles, ganar dinero remodelando inmuebles, diseño de interiores, amoblar inmuebles, remodelar casas, remodelar departamentos, diseñadores de interiores en La Plata, La Plata provincia de Buenos Aires, Argentina.

.

.

Planifique sus Finanzas Personales

noviembre 24, 2018

 

Aspectos fundamentales de las Finanzas Personales en nuestras vidas

Por Joan Lanzagorta.

Cuando tenemos claro qué es lo que de verdad queremos en nuestras vidas, cuando hemos construido una visión de futuro que nos da el sentido hacia el cual tenemos que caminar, es hora de dar los primeros pasos.

Enfocar nuestros esfuerzos para lograr eso que verdaderamente queremos alcanzar.

Esto implica hacer exactamente lo opuesto a lo que estamos acostumbrados. Veamos: actualmente, la publicidad nos dice que podemos comprar hoy y pagar después, ya sea a meses sin intereses o con pagos congelados.

Para alcanzar nuestras metas, tenemos que hacer lo contrario: pagar hoy para disfrutar después. Esto significa, simple y llanamente: ahorrar.

Quise ponerlo de esta forma para que nos demos cuenta del paradigma en el que, como sociedad, estamos inmersos. Lo que hacemos ya de manera automática, por impulso. Tenemos que reconocer que ahorrar, hoy en día, en una sociedad consumista como la nuestra, implica romper ese paradigma.

Desde luego, tenemos que hacerlo en equilibrio. No podemos sacrificar el presente para alcanzar el futuro. Porque el futuro se construye en el presente.

El ahorro, visto como pagar hoy y disfrutar después, es un componente en nuestro presupuesto simplemente. El más importante pero no el único. Tenemos que gastar en muchas otras cosas y disfrutar de nuestra vida en el camino.

Sembrar con equilibrio implica hacer que nuestras acciones siempre nos acerquen a nuestros sueños, jamás nos alejen.

Invertir es construir

plan de inversionEl ahorro por sí mismo no es suficiente para alcanzar nuestras metas de mayor plazo. Es necesario invertir.

El peor error que comente la gente es olvidar para qué está invirtiendo su dinero. Se enfocan en los resultados de corto plazo, cuando su meta es de largo, por ejemplo.

Entonces, salen a comprar y vender acciones o divisas buscando las ganancias inmediatas. No tengo nada en contra del trading y reconozco que para algunas personas es una metodología útil. Pero para la gran mayoría de nosotros, simplemente no lo es: no tenemos el tiempo para dedicarnos 100% a operar en los mercados.

Mejor enfoquémonos en nuestro objetivo y veamos la fotografía completa. La inversión más segura en todos los sentidos es un portafolio diversificado que tome en cuenta dos elementos fundamentales: el plazo u horizonte de inversión y el riesgo o volatilidad que podemos asumir sin que se nos vaya el sueño.

Debemos aprender que riesgo siempre hay: siempre. Aún en las inversiones más seguras existe un riesgo importante: la pérdida de poder adquisitivo de nuestro dinero, ya que pagan intereses menores a la inflación y hacen que nuestro ahorro, a la larga, valga menos.

En este sentido, el riesgo no es malo en sí mismo, ya que es parte de la vida. Además, va en relación con el plazo. Lo que es malo es no saberlo manejar o controlar.

Proteger y cuidar

seguro de vida; life insuranceLas tormentas también son parte de la vida. Todos sabemos que, eventualmente, estaremos en medio de una. Por eso, un aspecto fundamental para alcanzar lo que de verdad queremos lograr es protegernos para cuando suceda.

Hay dos elementos para hacerlo: el Fondo de Emergencias, para esas cosas pequeñas que debemos poder manejar, y los Seguros, indicados para los riesgos severos que rebasan nuestra capacidad de hacerles frente con medios propios.

Las finanzas personales son personales.

Así como todos tenemos sueños distintos, también tenemos necesidades diferentes.

No existe un traje que le quede a todo el mundo, por lo cual debemos encontrar una solución que esté diseñada para nosotros, no para alguien más…

Fuente: Banca y Negocios.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter



.
.

Aproveche su Seguro de Vida como activo financiero

noviembre 4, 2018

¿Cómo convertir tu Seguro de Vida en activo financiero?

La compra de bienes mediante deuda es poco inteligente; en cambio, la adquisición de activos –entre éstos un seguro– a través de ahorro es muy valioso.

Por Andrés Arell-Báez.

seguro de vida; life insuranceEn 1953, Walt Disney requería un préstamo bancario, el que nadie le quiso otorgar, para fundar su primer parque de diversiones, el ya mundialmente famoso Disneyland. En 2007, el senador del Partido Republicano de los Estados Unidos John McCaine pretendía obtener un préstamo para financiar su campaña presidencial, pero ningún banco quiso otorgárselo. En ambos casos, el obstáculo más importante era la edad de los solicitantes, puesto que al estar los dos en tiempos de su vida bastante avanzados, las posibilidades del no pago por fallecimiento eran una preocupación legítima. ¿La solución? Usar sus Seguros de Vida como (garantías) colaterales.

Para Andrés Preciado Gutiérrez, fundador y CEO Financial Advisors Planning Group, y quien nos cuenta ambas anécdotas, “un seguro de vida es un activo financiero generador de riqueza en la muerte y de paz en la vida. Pero los seguros de vida están en constante evolución. Tenemos que entender que vienen desde las épocas de las cavernas. En el pasado se le conocía como el ‘padrinazgo’: los hombres que salían a cazar buscaban un padrino que se comprometiera a cuidar a los miembros de su familia en caso de que algo le pasara a él, trato que la contraparte aceptaba, puesto que el cazador era quien traía los alimentos para todos. Hoy, los seguros de vida son una necesidad, un ahorro y una inversión”.

Dos artículos publicados en Forbes México: “Tu gasto hormiga es tamaño elefante, ¿no me crees?” y “5 consejos de una mexicana para que alcances la libertad financiera”, invitan e inspiran a los lectores a ahorrar y generar activos. Andrés Preciado es contundente en ese sentido y complementario a ambas visiones: “Todo el mundo puede ahorrar. Se trata de manejar el dinero, tener prioridades, saber qué se quiere en la vida y organizar su flujo. La adquisición de bienes a través de deuda es algo poco inteligente. La adquisición de activos, entre ellos los seguros, a través de ahorro es muy valioso.”

Y es que, como dice Andrés, el seguro de vida es un ahorro, en su concepción más básica, pero también es una inversión que produce un activo, como en los dos ejemplos citados antes. Pero no es el único y Andrés nos comparte varios:

“Tenemos una empresa farmacéutica, nueva, que lleva un lustro financiando la investigación de un gran científico, con el que esperan lanzar un producto. Hace unos años necesitaba él unos años más de investigación a lo planeado, algo que es muy normal en ese medio. El banco sólo les prestaba si había un seguro de vida para el líder investigador, la persona clave en el proyecto, porque es obvio que sin él no hay nada. Se toma entonces ese seguro como un colateral. Pero podemos ir más allá: en esa misma empresa, la persona podría fallecer y, claro, la compañía no tenía interés en perder todo lo hecho. Para ese caso se adquirió otro seguro de vida para su científico, y si éste no llegara a concluir su trabajo por esta causa, se usaría el dinero del seguro como capital para atraer a otro investigador capaz de continuar el trabajo.”

Pero el seguro de vida, en su funcionalidad clásica es un ahorro para las épocas en que más se necesita. Andrés tiene una visión más compleja: “Cuando yo pienso en seguros de vida, pienso en liquidez, pero una con grandes ventajas: una, es inembargable, y dos, no genera cargas fiscales. Un seguro de vida no tiene impuestos de sucesión. Una de mis clientes, por ejemplo, dejó un seguro de vida para que su fundación –enfocada a atender niños víctimas del conflicto armado– siga una vez que la vida de ella se extinga. Ésa es su pasión y ella quiere estar tranquila sabiendo que después de que ella se vaya, su obra va a continuar y sus niños van a estar bien.”

En estos momentos (2016), el candidato presidencial de Estados Unidos Bernie Sanders constantemente repite la frase: “No es justo que por ir a recibir atención médica salgamos quebrados.” Una situación que es más común de lo que uno podría llegar a creer. En un artículo de El País de España, la columnista Rosa Montero estipulaba: “Hay cerca de 7,000 enfermedades raras. Todas sumadas, afectan a cerca del 7% de la población, lo cual es una cifra abultadísima.” Abultadísima quiere decir 490 millones de personas. “El tratar ese tipo de enfermedades puede llegar a costar una fortuna –nos cuenta Andrés–, y lo peor de todo es que el resultado final, gran parte de las veces, es el fallecimiento. Frente a eso, el seguro de vida se usa para solventar esos gastos descomunales pero inevitables, evitando la bancarrota de la familia.”

Por último, tocamos con Andrés el miedo inherente que tienen las personas a la mala fama de las empresas aseguradoras, a las que se les acusa comúnmente de no pagar cuando deben responder. Frente a esto, nos dio un sano consejo sobre cómo actuar frente a la compra de un activo de este tipo:

seguro de vida familia“Lo más importante a la hora de adquirir un seguro, que es comprar un activo, es revisar los clausulados. El 95% de los problemas que se presentan a la hora de pagar el beneficio del seguro se dan por no haber explicado o no haber entendido bien el clausulado, algo que es responsabilidad compartida: del consultor por no explicar bien y del cliente por no entenderlos a cabalidad. El otro 5% se debe a la falta de sinceridad del cliente, quien busca estafar a la compañía. Si se encuentra una buena compañía aseguradora, con buena calificación de riesgo, con premios que la certifiquen, si el consultor explica bien y el cliente entiende bien los clausulados, las compañías de seguro pagan. Estas compañías están hechas para pagar. Por algo han existido desde siempre. El primer pago de seguros viene desde la época romana. Cuando un soldado fallecía, la República le entregaba denarios a su familia por el servicio prestado. Las caravanas que iban por la ruta de la seda hacían un fondo común para que si alguna era desgraciadamente robada, pudiera recuperar el costo de su carga. Los seguros de vida son matemática pura. Son cálculos, estadísticos, financieros, para pagar cuando toca y para recibir cuando toca.”

Según un estudio de la reaseguradora Swiss Re, publicado por el diario La República de Colombia, en América Latina el 95% de “los pequeños empresarios consideran que los seguros son un gasto y que jamás va a compensar el dinero que se destina a ellos”. Andrés ha fundado una empresa cuyo objetivo es explotar este tipo de activo al máximo, trayendo una nueva visión a la industria, la que ha permitido mantener ventas estipuladas en 500,000 dólares al año. Su invitación es clara: “Adquirir un seguro, verlo como ahorro y explotarlo como activo.”


Columnista invitado: Andrés Arell-Báez es escritor, productor y director de cine. CEO de GOW Filmes.

Fuente: Forbes

seguro de vida; life insurance
.

Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter
.

.

¿Deuda buena o deuda mala?

octubre 24, 2018

¿Cuál es la diferencia entre deuda buena y deuda mala?

deuda buena o deuda mala

.

Muchos gurús de las finanzas personales abrazan una filosofía de evitar cualquier tipo de deuda a toda costa. Apuntan con el dedo a todas las consecuencias negativas de abusar del crédito. Señalan que las grandes y maquiavélicas compañías de tarjetas de crédito se aprovechan de la gente corriente. Las acusan de conducirnos a una vida de esclavitud moderna al servicio de la deuda. Pero lo que nunca te dicen es que existe algo considerado como “deuda buena”.

El crédito, utilizado responsablemente y con moderación, es bueno para la economía en general. Facilita más transacciones y permite una transferencia más ágil de bienes y servicios, que es al fin y al cabo para lo que se ha creado. No obstante, puede ser muy malo para tu salud financiera en caso de abuso. Abusar del crédito es extremadamente fácil debido a que es constantemente ofrecido a nosotros por los bancos y otros prestamistas. Es su forma de hacer dinero, y es bastante lucrativa.

¿Cuál es la diferencia entre “deuda buena” y “deuda mala”?

deuda buena o deuda malaLa buena noticia es que existe una manera fácil de determinar si se trata de buena deuda o mala deuda. La clave es mirar con lupa a qué es la deuda en realidad. Se trata simplemente de gastar tus ingresos futuros en comprar algo hoy. Así, es razonable concluir que el único motivo para pedir prestado contra tus ingresos futuros es utilizarlo para comprar algo que vaya a potenciar esos ingresos futuros. Esto es, invertir.

Por ejemplo, supongamos que utilizas tu tarjeta de crédito para comprar unos zapatos nuevos en Asos. Estás pidiendo prestado ingresos de tu yo del futuro para comprar esos zapatos hoy. No tienes dinero para comprar esos zapatos hoy, así que lo apuntas en la cuenta de tu yo del futuro y te vas tan [email protected] Al fin y al cabo, será solo un problema para tu yo del futuro, ¿verdad?

El problema no es en sí mismo el hecho de que compraste con crédito. El problema es que lo que compraste con crédito no incrementa tus ingresos futuros, que es lo que estas utilizando para pagar esos zapatos. Si por el contrario, utilizases crédito para comprar algo que produzca ingresos en el futuro, tendrías dinero para pagar la deuda más los intereses. La clave es comprar activos que produzcan suficiente ingreso adicional (o incremento de su valor) para devolver la deuda, y aún así tener un remanente que puedas utilizar para lo que te dé la gana. Preferiblemente para reinvertir, y así beneficiarte de la fuerza exponencial del interés compuesto.

Ejemplos de deuda buena

Por ejemplo, supongamos que utilizas crédito para comprar una propiedad para poner en alquiler. Si lo has hecho bien, dicha propiedad te producirá unos ingresos adicionales mensualmente. Por lo tanto, has incrementado tus ingresos futuros al comprar dicha propiedad, a pesar de que no tenías la cantidad total en cash para comprarla. Esa es la diferencia fundamental entre deuda “buena” y “mala”.

Aquí hay unos ejemplos de lo que podría considerarse como deuda buena, siempre que se utilice responsablemente:

  • Hipotecas para propiedades que pondrás en alquiler. Veremos un ejemplo práctico de este caso en el apartado siguiente.
  • Préstamos para tu negocio. Una vez más, como cualquier tipo de deuda, podemos entrar fácilmente en el abuso. Pero si el negocio es exitoso, obviamente utilizar deuda es una manera rápida de potenciarlo.
  • Tarjetas de crédito, pero solo si la pagas íntegramente cada mes a tiempo. Utilizada de esta manera, te permitirá acumular recompensas y descuentos, a la par que mejorará tu historial crediticio.

Beneficios de la deuda buena

Algunos de los beneficios de utilizar deuda sabiamente incluyen construir una buena calidad crediticia, obtener recompensas como descuentos en aerolíneas y cashback, y ventajas fiscales (en interés hipotecario por ejemplo). Pero el beneficio más poderoso del crédito es el concepto de apalancamiento. El crédito funciona como una “palanca” para incrementar el rendimiento de tu inversión por encima de lo que obtendrías solamente con cash.

Por ejemplo, supongamos que compras una propiedad para alquilar por €100.000, pagando el 20% en concepto de entrada, unos €20.000. Esta propiedad en particular puede alquilarse por €600 cada mes. El coste total mensual incluyendo hipoteca, mantenimiento, impuestos y seguros son €400. Tendrías un ingreso neto de €200 cada mes, lo que representa un rendimiento anual del 12% sobre tu capital inicial (€20.000).

Ahora, vamos a comparar este resultado con lo que hubiese ocurrido si, en lugar de pedir prestado el 80% del coste de la propiedad, la hubieses pagado íntegramente en cash. En este caso no tendrías que pagar hipoteca, por lo cual podrías obtener un ingreso neto en concepto de rentas mensuales mucho mayor. Supongamos que ahora obtienes un ingreso neto de €500 al mes. Estás haciendo más dinero, ¿verdad?

Aunque estás haciendo más euros, estás obteniendo un porcentaje de rentabilidad inferior sobre tu inversión inicial. El rendimiento de tu inversión ha disminuido, porque la hipoteca actuaba como una palanca para incrementarlo. En este caso, el rendimiento sin apalancar sería un 6% (€500 por 12 meses, partido por tu capital inicial de €100.000).

El apalancamiento aumenta el rendimiento, pero tambien el riesgo

Antes de terminar pintándote un cuadro color de rosas sobre endeudarse, déjame que te enseñe la otra cara de la moneda. En el ejemplo anterior, te he enseñado cómo el rendimiento de una propiedad en alquiler puede duplicarse gracias al apalancamiento. Aunque esto sea cierto, y un concepto financiero reconocido, deberíamos puntualizar que el apalancamiento funciona tanto hacia arriba como hacia abajo.

La reciente crisis financiera es un ejemplo clásico. Muchos bancos estaban altamente apalancados con instrumentos financieros complejos basados en préstamos hipotecarios. Y cuando la economía se dio la vuelta, acabaron en bancarrota o teniendo que ser rescatados. Esto funciona exactamente de la misma manera a nivel personal.

Resumen

Hemos visto que, contrariamente al sentir general respecto a endeudarse, podemos incrementar nuestros ingresos futuros utilizando deuda buena responsablemente. Como norma general, no deberíamos comprar con crédito lo que no podemos permitirnos solamente con cash. Con la única excepción de inversiones que vayan a potenciar nuestros ingresos futuros.

La deuda puede ser un instrumento poderoso, tanto para bien o para mal. Si decides utilizar deuda buena, utilízala responsablemente y con precaución. Y, en caso de ser necesario, contrata un especialista que te asesore sobre las opciones disponibles que mejor se adapten a tus necesidades y situación personal.

La clave para ahorrar dinero

octubre 23, 2018

Esta es la clave para ahorrar dinero, según la ciencia

Un estudio determina que el materialismo y el impulso por gastar están vinculados con una pésima gestión de las finanzas personales. 

.

Al momento de ahorrar, definitivamente los principales obstáculos son el materialismo y la impulsividad, así lo determina un estudio científico realizado por un grupo de psicólogos de Estados Unidos que descubrió un método que permite mejorar nuestra capacidad financiera.

Contrario a lo anterior, adoptamos mejores prácticas en nuestras finanzas personales cuando tenemos perspectivas más claras sobre el futuro. Así lo concluyó este estudio que fue presentado en Denver (Colorado) ante la Asociación Estadounidense de Psicología este año, de acuerdo con el informe del portal Eurekalert.

dólaresEl resultado está basado en un estudio hecho a más de 700 personas adultas estadounidenses con al menos grado de educación secundaria. El estudio analiza sus comportamientos de gasto y ahorro (materialismo, impulsividad, educación financiera y capacidad de proyectarse en el futuro).

Los psicólogos descubrieron que el impulso al momento de comprar se relaciona con la práctica de equivocadas decisiones financieras, es decir con gastos mayores y ahorro minimizado. Al mismo tiempo, pensar en el futuro de manera objetiva es más determinante que la misma educación financiera cuando se toman correctas decisiones económicas.

Sarah Newcomb, la doctora en filosofía quien presentó el informe, concluye:

“CUANDO CREAMOS EN NUESTRA MENTE IMÁGENES DETALLADAS SOBRE EL FUTURO, CON OBJETIVOS DEFINIDOS, TOMAREMOS MEJORES DECISIONES FINANCIERAS”

Uno de los descubrimientos que más sorprendió a los autores del estudio fue que las personas con mejor capacidad para ahorrar son aquellas que no recurrían a solicitar préstamos, y que a su vez, eran las menos impulsivas al momento de comprar.

Fuente: grandesmedios.com

Más información:

El Ahorro es la base de la Fortuna

31 de Octubre: Día Mundial del Ahorro

Novedades sobre Paraísos Fiscales

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


independencia financiera

.

.

Cómo mantener una relación estable de pareja

junio 7, 2018

“Engorden juntos”: abogados de divorcios nos dicen cómo mantener una relación estable

Por Diego Urdaneta.

pareja estable
.

¿Hay personas que escuchen más quejas y sepan las razones reales por las cuáles parejas se separan, que los abogados de divorcios?

En la era de Tinder, Instagram, Facebook, Twitter y Bumble, nadie tiene el secreto para mantener una relación estable. Nunca había sido tan fácil ligar. Ahora, con sólo ir a la casilla de mensajes directos de cualquier persona que nos parezca sexualmente atractiva, podemos tener una oportunidad.

Soy pésimo para tener compromisos y normalmente saboteo mis relaciones de alguna manera. No sé, es como si hiciera pequeñas cosas cada día para que en algún momento mis relaciones se destruyan.

Pero siempre he sido de los que gustan de buscar expertos para tomar consejos y tratar de dañarlo lo menos posible. ¿Hay personas que escuchen más quejas y sepan las razones reales por las cuáles parejas se separan que los abogados de divorcios? O sea, hasta Ross le pide consejos a su abogado de divorcios en Friends:

Estos abogados diariamente separan uniones que a primera vista deberían de haber sido “eternas”. Así que si hay personas que saben qué no hacer en tus relaciones, son ellos. Acá puedes encontrar un mapa para que veas cuánta gente se divorcia en tu país.

Para hacerle un bien al mundo y tratar de encontrar algunos secretos o consejos para que tu relación no se vaya a la mierda (al menos tan rápido), platicamos con abogados de divorcios para saber cómo mantener una relación estable según sus experiencias.

Haz un inventario de tus bienes

Un consejo para que una relación sea duradera es la partición de gananciales. En este régimen los patrimonios del marido y de la mujer se mantienen separados y cada uno de los cónyuges administra, goza y dispone libremente de lo suyo. Es decir, durante la vigencia del matrimonio opera como el régimen de separación de bienes.

Sin embargo, al finalizar la vigencia de este sistema, por alguna de las causales señaladas por la ley, se regulan las utilidades que cada cónyuge obtuvo, compensándose las ganancias obtenidas por uno y otro, de modo que ambos queden igual de afectados o beneficiados. Cabe mencionar que se entiende por gananciales la diferencia de valor neto entre el patrimonio originario y el patrimonio final de cada cónyuge. Por lo tanto, los gananciales son el resultado de la operación aritmética de comparar el valor del patrimonio de cada uno de los cónyuges en dos momentos específicos: al momento que decidiste casarte (patrimonio originario) y al momentos que decidiste divorciarte (patrimonio final).

En palabras simples: el cónyuge que adquirió bienes de mayor valor debe compensar al que obtuvo menos en caso de divorciarse, para que ambos queden iguales. Así que, para que tu relación sea duradera, propón la partición de gananciales y así por lo menos tendrás la satisfacción de saber que si no funciona y disuelven el vínculo matrimonial, si se hunde uno, se hunden los dos, o por el contrario te queda un montón de dinero que no trabajaste. Ganar, ganar.

—Georgia, 24 años.

Pase lo que pase, divide la cuenta

El matrimonio es una unión civil que implica ciertas responsabilidades con la ley y entre quienes lo contraen. La reciprocidad en socorrerse da principalmente lo que se deriva del matrimonio. Para que eso se mantenga (además de la llama sentimental del amor que lo enciende): hágase el favor y divídase con su pareja y futuro cónyuge la cuenta a la mitad. Una costumbre no es más que un comportamiento que se convierte en hábito de acuerdo con sus periódicas repeticiones. Entonces, hacer de dividir la cuenta una costumbre le permitirá a usted en una posible vida conyugal tener mayor control sobre sus finanzas y previsión sobre la de su cónyuge (que a veces suelen querer gastar de más, sin importar el sufrimiento del bolsillo del otro).

La armonía que surge al pagar en conjunto no tiene precedentes, créanme lo que les digo. Ahora, si el caso es que usted tiene buen poder adquisitivo, y su pareja no (además teme que gaste su dinero) préstenme atención. Recuerdo el cumpleaños de una amiga en el que escuché a una abogada divorciada gritar como consejo de vida para la cumpleañera: “¡Capitulaciones!” Respalde su patrimonio y cuídelo de las garras de las parejas malgastadoras.

—Ivanna, 25 años.

Engorden juntos

El matrimonio es una unión que debe ser siempre en igualdad de condiciones. Para bien o para mal. La inmaculada promesa de quererse en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, debería incluir cuando estén flacos y gordos, también.

La técnica de engordar juntos puede mantener una relación duradera, ambos serán menos atractivos para otras personas, lo que evitará que caigan en la razón número uno de los divorcios: infidelidad. Y, a su vez, sentirán la dicha de haber construido algo juntos, aunque la base sea el colesterol. También hay parejas que se proponen metas para incursionar en el mundo del fitness y deciden ir juntos al gimnasio o seguir un plan de dieta para perder todos los kilos que engordaron desde el matrimonio, esto no es recomendable. Rebajar es más difícil que engordar y la deprivación de comida puede derivar en conflictos, frustraciones e irritabilidad, más o menos los mismos síntomas que cuando estás desintoxicándote de una droga fuerte. Esto, en mi experiencia, puede llevarte a solicitar mis servicios para tu divorcio. Para mantener una relación duradera: engorden en comunión con dignidad.

—Verónica, 28 años.

No hagas capitulaciones

Antes de casarte no hagas capitulaciones, lo tuyo es de ella y lo de la otra persona es de su propiedad. Mi consejo se basa en la simple premisa de mantener contenta a tu pareja desde el punto de vista económico ya que aun teniendo problemas como pareja, es más difícil que se quiera divorciar de ti, por cosas como no mantener la mancomunidad.

—Carlos, 26 años.

Separación total de bienes

En la primera clase de Derecho Civil, como preámbulo para el tema del divorcio, mi profesora dijo una frase que nunca olvidaré: “Si quieres conocer verdaderamente a alguien, divórciate de él”.

El divorcio es la disolución de un vínculo amoroso que conlleva a su vez a la repartición de bienes conyugales. O mejor dicho: agarra tus cosas y yo agarro las mías. Suena fácil, pero al introducir la solicitud de divorcio se abre una ventana de guerra, una verdadera guerra económica. La sociedad conyugal de bienes es el régimen de aplicación tradicional en las legislaciones del mundo occidental, se forma entre los cónyuges por el solo hecho de casarse. Es decir, si los que están contrayendo nupcias no pactan un régimen distinto al momento de la celebración del matrimonio (separación total de bienes o participación en los gananciales), se entiende que se adquiere por el solo hecho de concretarse el matrimonio.

En términos prácticos, la sociedad conyugal consiste en la fusión de los patrimonios de marido y mujer en uno solo, común para ambos (lo tuyo es mío y lo mío es tuyo). Sin embargo, en muchos casos la ley señala que este patrimonio aunque es común, será administrado por el marido (otra vez nos jodió el patriarcado). Así que, si esta idea te molesta y partiendo de la premisa que nunca terminamos de conocer a las personas, te sugiero la figura de la separación total de bienes previo a contraer matrimonio y así no tendrás que repartir todo por la mitad si le amor se termina.

—Georgia, 24 años.

Conoce tu nivel de locura

Una de las primeras cosas al buscar una relación duradera, es saber de qué manera eres estable o si definitivamente tú no tienes remedio y debes buscar a alguien con un nivel alto de tolerancia a tu personalidad. Cada quien es estable a su manera, y como blanco y negro, estable e inestable a su manera. Incluso hay personas que se consideran estables por que toleran el mismo tipo de locuras. Así como hay personas que pueden parecer inestables pero en realidad son compatibles porque toleran el mismo tipo de sin sentidos, por muy raro que parezca.

Por eso como abogado, mi consejo es hacer tu due diligence mental-personal, o en español, pensar en qué cosas te convierten en un volcán hormonal y cuáles te agradan o te dan igual. Para esto es útil hacer una gráfica Hot-Crazy Line, es un gráfico muy sencillo que podrán ver en Youtube, el cual básicamente te explica los niveles aceptables de locura en base a lo increíblemente buena (o no) que este tu opción y su nivel de locura.

Esto no es muy difícil, ejemplos básicos: si no te gusta compartir tu comida no te busques a quien come de tu plato. Si te gusta gente con iniciativa, no escojas alguien que siempre te deje escoger dónde comer. Si te gusta comer como te dé la gana, no te busques a alguien amante del fitness que te juzgue mientras masticas. La comida es un ejemplo fácil pero hay un millón de cosas más.

En conclusión, piensa las cosas que te molestan antes de que te toque aguantarlas y terminen causando que las que te gustan se te olviden.

—Juan Diego, 26 años.

Fuente: infobae.com, 07/06/18.

Más información:

“Hoy la gente habla más de sexo que de la necesidad de ahorrar”


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


Cómo lograr su Libertad Financiera

.

.

El mejor consejo financiero que recibí… o dí

abril 23, 2018

El mejor consejo financiero que recibí… o dí

Por Liz Moyer, Jason Zweig, Ryan Wallerson, Liam Pleven, Leslie Scism, Kirsten Grind y David Benoit.

Los buenos consejos pueden transformar carreras y cambiar la vida de las personas en algo mejor. The Wall Street Journal solicitó a un grupo de personajes que invierten, gestionan, estudian y escriben acerca del dinero que compartieran el mejor consejo financiero que recibieron o dieron en su vida. Entre los entrevistados figuran inversionistas que han ganado miles de millones de dólares para ellos y sus clientes, fundadores y gestores de firmas de valores y premios Nobel que han ayudado a dilucidar las fuerzas que mueven los mercados.

Robert Shiller, premio Nobel de Economía en 2013 y profesor de la Universidad de Yale.

El mejor consejo que recibí provino del asesor de mi tesis de doctorado en el MIT, Franco Modigliani, quien me dijo que comprara cuando el mercado se disponía a tocar fondo a inicios de los 80.

Invertí casi el 100% de mi portafolio en acciones baratas, aunque la mayoría pensaba en ese momento que había que diversificar. Leí con suma atención su trabajo en conjunto con [Richard] Cohn de 1979, ‘Inflación, Valuación Racional y el Mercado”, que argumentaba que las acciones estaban 50% subvaluadas.

Esta sugerencia de inversión produjo otro milagro para mí porque fue la inspiración de un artículo que escribí en 1981 y que fue muy mencionado a la hora de justificar mi premio Nobel. De modo que el consejo de Franco no sólo me dio retornos fenomenales, sino que también me ayudó a obtener el Nobel.

John C. Bogle, fundador de Vanguard Group

La mejor forma de invertir en acciones es a través de un fondo indexado.

Bill Gross, codirector de inversión de Pimco

El reloj interno de un inversionista es crucial para saber cuándo entrar y cuándo salir de los mercados. Si el gallo canta normalmente a las 6 de la mañana, habrá algunos inversionistas que se despiertan pasada la medianoche, demasiado temprano para saber si un mercado están en un máximo o un mínimo. Y para los que se despiertan a las 10 u 11 de la mañana, como un estudiante universitario, es demasiado tarde. Hay que aprender a reconocer cuando suena el reloj interno y trabajar para que lo haga a las 6 de la mañana.

Scott Adams, creador de Dilbert

El mejor consejo financiero que recibí en mi vida fue que le pusiera un precio alto a mi trabajo y ver qué pasa. Los seres humanos no somos muy buenos a la hora de reconocer nuestro valor de mercado. Cuando empecé a dar charlas en distintos eventos no tenía idea cuánto cobrar. Un mentor me dijo que pusiera un precio absurdamente alto. El cliente lo aceptó sin vacilar y me ofreció costear todos los gastos del viaje.

William Sharpe, premio Nobel de Economía en 1990 y profesor emeritus de finanzas en la Universidad de Stanford

Este fue el mejor consejo que recibí, de Armen Alchian, mi mentor en la Universidad de California en Los Ángeles: A la hora de pensar en los mercados hay que asumir que los precios se fijan por las interacciones entre compradores y vendedores y que cada uno trata de maximizar su bienestar. El mejor consejo que ofrecí: en los mercados de valores no hay que esperar que te regalen nada, hay que diversificarse ampliamente y mantener los costos bajos.

Sallie Krawcheck, dueña de 85 Broads, una empresa de redes de contactos para mujeres, y ex alta ejecutiva de Bank of America y Citigroup

No hay que comprar un producto financiero que no se entienda ni comprarlo de una persona que no pueda explicarlo de un modo que se pueda entender. Piense en el estafador Bernard Madoff. Muchas personas no entendían como obtenía los retornos que ofrecía, pero no los ponían en duda porque eran muy buenos.

Maurice ‘Hank’ Greenberg, presidente de la junta de Starr Insurance Holdings y ex presidente de la junta de American International Group

Un consejo que sirve en una era no es uno que se pueda usar para siempre. Sin embargo, daría este consejo: hay que invertir en lo que uno está haciendo, mostrar confianza en lo que se está haciendo. Pero no hay que perder de vista que hay asuntos más amplios que deben ser abordados hoy… temas regulatorios y de política.

John Rogers, presidente del fondo de inversión Ariel Capital Management

Mi entrenador de basquetbol en la Universidad de Princeton, Pete Carril, decía que primero que nada tenía que pensar en los compañeros de equipo. No hay excusa para actuar de forma egoísta y colocarse por encima de sus colegas. Eso ha sido fundamental en mi trayectoria en los negocios: velar por los intereses del equipo y de nuestros clientes, en lugar de los míos.

Carl Icahn, inversionista activista

Cuando los amigos y familiares te dicen que eres un genio, antes de aceptar su opinión, piense por un momento en lo que pensaba valían sus opiniones en el pasado.

Mark Cuban: dueño del equipo de basquetbol Dallas Mavericks

Lo primero es pagar las deudas. Estar libre de deudas vale más que cualquier cantidad que se pueda ganar.

Charles Schwab, presidente de la junta directiva Charles Schwab Corp.

Un amigo me dijo, Chuck, te va mejor como dueño. Atrévete y funda tu propia empresa.

Fuente: The Wall Street Journal – 30/12/2013.

dólares


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


consulte a un asesor financiero independiente

.

.

Educación Financiera: Webinario Gratuito

abril 16, 2018

Cómo iniciar un Plan de inversión Eficaz

.

webinario plan de inversión



registrarme ya

¿Cómo Planificar sus Finanzas Personales? ¿Cómo proteger sus ahorros? ¿Qué opciones tiene a su alcance? Acceso Libre y Gratuito, con inscripción previa. Versión grabada, usted accede en el horario que le quede más cómodo. Este seminario online gratuito le permitirá ingresar facilmente al Mundo Financiero Internacional y conocer los enormes beneficios de invertir con seguridad. Cientos de participantes ya conocen y disfrutan de estas ventajas y beneficios, ¡participe usted también! El webinario es gratuito y se realiza a través de nuestra de Sala de Conferencias virtual. Participe gratuitamente en un seminario online de una hora de duración y además reciba valiosos obsequios: un e-Book titulado Por Qué Invertir en Wall Street, material adicional en formato digital y otros beneficios. ¡Todo esto en forma gratuita y sin compromiso!

BONO ESPECIAL: Quienes asistan a la reunión personal de Diagnóstico Financiero -sin cargo-recibirán como obsequio un ejemplar (en papel) del libro Manual de Economía Personal (168 págs.) Atención: Este Bono es por tiempo y stock limitado, ¡inscríbase ya!

mep-paperbackbookstanding-a

Seminario on line
Cómo iniciar un Plan de Inversión Eficaz

Versión grabada, usted elige cuándo acceder. 

Lugar: Sala de Conferencias virtual.
Expositor: Ing. Gustavo Ibáñez Padilla.

.

El Plan de Inversión Eficaz – Presentación

.

El Plan de Inversión Eficaz – Presentación

.

Si desea saber más consulte aquí .

Más información

 

TemarioLa planificación financiera.  El rol del consultor.  Objetivos, necesidades y recursos.  El horizonte temporal.  El riesgo.  La jurisdicción.  La moneda.  Los instrumentos de inversión.  La cartera de inversión.  La protección financiera.  La planificación sucesoria.

 

Inscripción gratuita:    Click aquí 

ECR Benjamin Franklin inversión en conocimiento fondo blanco

Inscripción gratuita:    Click aquí 

.

El funcionamiento del mercado

noviembre 29, 2017

El funcionamiento del mercado  [1]

Por Gustavo Ibáñez Padilla.

 “La búsqueda de ganancias es la única manera como los hombres pueden atender las necesidades de otros a quienes no conocen.
Friedrich August von Hayek

 

Pero es sólo por su propio provecho que un hombre emplea su capital en apoyo de la industria; por tanto, siempre se esforzará en usarlo en la industria cuyo producto tienda a ser de mayor valor o en intercambiarlo por la mayor cantidad posible de dinero u otros bienes…

En esto está, como en otros muchos casos, guiado por una mano invisible para alcanzar un fin que no formaba parte de su intención. Y tampoco es lo peor para la sociedad que esto haya sido así.

Al buscar su propio interés, el hombre a menudo favorece el de la sociedad mejor que cuando realmente desea hacerlo.

Adam Smith, La Riqueza de las Naciones, 1776.

 

Adam SmithLos mercados son el verdadero núcleo del sistema capitalista. Como postulara Adam Smith, la mano invisible fija los precios, determina cómo se distribuyen los bienes y servicios, y promueve el crecimiento del sistema con beneficios para todos.

Para que los mercados operen en forma perfecta (o ideal) al determinar los precios, deben cumplirse dos condiciones: que haya compradores y vendedores dispuestos a comprar y vender (ninguno de los cuales debe estar bajo ninguna presión especial para hacerlo) y que ambos posean un conocimiento perfecto. Si una de las partes tiene más conocimientos que la otra, gozará entonces de una importante ventaja, que le redituará beneficios a expensas de otros.

wall streetSi bien no existen mercados perfectamente eficientes, los mercados de valores maduros [2] son los que más se aproximan a serlo. 

Los miles de investigadores y analistas que monitorean el mercado incrementan su eficiencia. No es imposible “ganarle al mercado”, sino que es improbable ganarle sistemáticamente. Los estudios ya mencionados demuestran que la mayor parte de los retornos de la inversión, pueden atribuirse a una decisión referida a la asignación de activos o política de inversión.

Entramos aquí en la discusión sobre cuál es la mejor estrategia de inversión: la activa o la pasiva. La administración activa intentará por medio de la selección de títulos valores individuales y del timing del mercado, obtener beneficios que justifiquen los mayores costos de investigación, honorarios, comisiones e impuestos generados por la necesaria mayor rotación  de los activos. La estrategia pasiva se conformará con obtener el rendimiento del índice (o sea el promedio del mercado), pero asegurándose no estar nunca por debajo de él.

Tiene ante usted dos opciones: o encontrar una estrategia activa que lo satisfaga y en la cual confíe o aplicar una estrategia pasiva y buscar el rendimiento del mercado. En cualquiera de los dos casos el piso de su objetivo será la ganancia obtenida por el crecimiento de la economía global. Para su fortuna, más de cuatro mil años de historia económica le garantizan conseguir resultados. Puede tener por seguro que, si se produce una catástrofe mundial que afecte a todos los mercados simultáneamente, es muy improbable que usted pudiera encontrar una mejor inversión que se encuentre exenta del contagio.

 

Notas:

[1] Adaptado de: Ibáñez Padilla, Gustavo. Manual de Economía Personal. Cómo potenciar sus ingresos e inversiones. Buenos Aires: Dunken, 2013, 9na ed. (Primera edición: 2003)

[2] Los de los países desarrollados, fundamentalmente Wall Street.


Versión en PDF: El-funcionamiento-del-mercado


Fuente: Ediciones EP.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


.

.

Los sesgos cognitivos y la Economía Personal

noviembre 15, 2017

Un día en la vida del rey de los sesgos cognitivos

Los errores en la toma de decisiones, que provienen, por ejemplo, de convicciones que se van adoptando en la vida, marcan la economía cotidiana y definen cómo será el futuro.

Por Pablo Mira.

.

Un día normal en la vida de Sesgismundo Biasone empieza con un despertador que suena 15 minutos antes del horario que debería. Metódicamente se despierta, lo apaga y disfruta de otro rato durmiendo. Durante el desayuno evita leer el diario, aplicando la ignorancia estratégica, para que estos tiempos de posverdad no lo confundan. Mientras toma un baño escucha en la radio a su periodista favorito, ese que suele confirmarle cada una de sus posiciones, y se pregunta si no le convendría prestar atención a otras voces para reflexionar mejor sobre la realidad.

dineroPara ir a trabajar, Sesgismundo jamás usa el auto. Está convencido de que conduce mucho mejor que el resto, pero sabe que el resto de los que manejan también piensan lo mismo, así que prefiere no pecar de demasiado confiado en su idoneidad para manejar. Dispuesto a tomar el 132, recuerda el accidente que sufrió la línea el día anterior, pero este hecho saliente no lo paraliza, porque entiende que estadísticamente no es significativo.

Sesgismundo tiene un proyecto en danza: armar un cerramiento en la terraza de su casa y construir una pieza para su hijo mayor, que pide más independencia. Sus intentos de ahorrar para este fin solían fallar debido a sus erróneas previsiones de gastos, sus continuas tentaciones para gastar en cada paseo al centro comercial y la aparición de proyectos menos costosos, que se colaban y se encaraban antes que la reforma de la terraza. Pero un día Biasone (el doctor Biasone, él es contador) descubrió cómo controlarse para ahorrar, al reparar en el chanchito de su hija menor: un agujero de entrada, ninguno de salida… Biasone pensó y se le ocurrió una idea: destinar de manera automática una parte de sus ingresos a un plazo fijo todos los meses. Hoy, Sesgismundo está cada vez más cerca de cumplir su sueño.

Clara, la esposa de Sesgismundo, también tiene planes: quiere reciclar el baño de la casa y consulta al banco por un crédito. Mientras ambos evalúan la propuesta, su marido se entusiasma por lo accesible que parece la cuota mensual. Pero Clara le explica que está fallando en el cálculo y que no importa el valor de la cuota, sino el costo financiero total, que incluye los intereses más todos los gastos del préstamo.

Quien lea estas líneas puede pensar que a Sesgismundo Biasone lo acosan los problemas. En realidad, lo acosan 168 problemas. Sesgismundo es la antinomia del homo economicus, esa construcción hiperracional de la economía tradicional. Sesgismundo, podríamos decir, es el homo fallacious, o el homo sesgus, un hombre acechado permanentemente por todos los errores cognitivos conocidos, que, según reza Wikipedia, suman 168. Pero algo diferencia a Biasone de otros individuos irracionales, y es que él es consciente de sus sesgos y toma acciones concretas para evitarlos.

Lo primero es no desesperar. En la práctica es casi imposible que cometamos al mismo tiempo los 168 sesgos. Una razón inmediata es que muchas de estas fallas se contradicen entre sí. En algunas ocasiones somos demasiado confiados en nosotros mismos (como cuando nos evaluamos como conductores) y en otras somos excesivamente tímidos respecto de nuestras capacidades potenciales (como cuando somos escépticos respecto de nuestras cualidades matemáticas).

Pero además, como Sesgismundo, luchamos contra los errores, porque a la larga esto sería catastrófico para nuestra economía personal y para nuestra vida social. A veces el ajuste lo hacemos solos; a veces nos ayuda nuestro entorno, y otras veces nos protegen el Estado y sus instituciones. El Estado se encarga de establecer reglas de seguridad en el tránsito, de proveer estadísticas confiables, de obligar a las empresas a transparentar la información de sus productos y de exigir a los bancos mostrar el verdadero costo financiero incluido en sus préstamos.

También se encarga de ahorrar por nosotros para la jubilación, mediante los aportes obligatorios, que evitan que los ansiosos gasten todo su dinero antes de tiempo y se queden sin un peso al alcanzar la vejez. El Estado también prohíbe el consumo de sustancias adictivas, tentadoras en el corto plazo, pero decididamente destructivas en el largo.

Gracias a las recomendaciones que da el reciente premio Nobel Richard Thaler en su libro Nudge, en algunos países los gobiernos han establecido algunas políticas que se meten en las decisiones diarias de los individuos, para minimizar posibles sesgos. En Estados Unidos, por ejemplo, algunos estados especifican un tamaño más pequeño para las bebidas dulces, con el fin de desestimular el consumo extra de azúcar de envases más grandes, porque sentimos que debemos agotar su contenido para no “derrochar”.

En busca de nosotros mismos

En toda esta confusión entre racionalidad e irracionalidad cabe preguntarnos, finalmente, quiénes somos. De partida, podemos descartar los extremos: nadie es completamente racional y nadie yerra todo el tiempo. Quizá podamos sacar alguna pista interpretando el “cableado” que nos legó nuestra historia evolutiva.

Por un lado, no todos los sesgos constituyen verdaderos “errores”. La evolución nos dotó de un catálogo de facultades muy ventajosas para la supervivencia, pero sobrevivir no siempre requiere una racionalidad mecánica. Hay atajos lógicos que ayudan, como cuando elaboramos estimaciones aproximadas en lugar de perder el tiempo buscando resultados exactos. Mientras solucionamos ecuaciones para determinar la probabilidad de que detrás de aquella mata se esconde un león, el felino aumenta exponencialmente sus posibilidades de transformarnos en su almuerzo. En consecuencia, no es que venimos “fallados” para este mundo moderno, sino que fue el contexto el que cambió demasiado rápido para lo que veníamos preparados.

Además, los sesgos no se activan en todos los ámbitos. Por ejemplo, no es posible endeudarse para gastar de más si la economía no cuenta con instituciones dispuestas a otorgar créditos. Un país que jamás sufrió devaluaciones traumáticas seguramente no exhiba una psicología de ahorro en moneda extranjera tan obsesiva como la nuestra.

La buena noticia es que algunos investigadores están logrando identificar nuestras limitaciones cognitivas y sus relaciones de una manera un poco más sistemática. En dos trabajos recientes donde conducen múltiples experimentos, los investigadores Victor Stango, Joanne Yoong y Jonathan Zinman intentan basar sobre roca sólida esta miríada de sesgos. Sus resultados indican que los fallos humanos prevalecen por sobre la racionalidad y que no se trata de meras anomalías. Ni los mecanismos de mercado, ni el aprendizaje, ni la plata en juego los corrigen. Los sesgos, además, contribuyen a explicar nuestra economía personal, ya que, según parece, quienes son menos pacientes terminan obteniendo ingresos más bajos.

El acoso cognitivo que sufre Sesgismundo Biasone (y que sufrimos todos) es permanente, pero esto no le impide vivir, relacionarse ni progresar. El antídoto definitivo a estos sesgos no se ha inventado, pero mantener una actitud escéptica de desconfianza hacia las percepciones primarias ayuda mucho. Es este sentido de la racionalidad humana el que los economistas deberían considerar más a menudo en sus modelos.

Fuente: La Nación, 12/11/17.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

.

.

Página siguiente »