La destrucción de Venezuela

noviembre 29, 2018

Aquí está el balance de cuánta riqueza y empresas destruyó el chavismo en 20 años

En 20 años las gestiones de Hugo Chávez y Nicolás Maduro administraron y pulverizaron el 70% de los bienes materiales colectivos generados en los dos últimos siglos.

Por Orlando Zamora.

Vale la pena hacer el recuento de la generación y posterior desaparición de los recursos pertenecientes a 30 millones de venezolanos. ¿Se logró al final del proceso socialista algo significativo con tan colosales recursos?

VenezuelaEsta historia es conocida. Pero hay que volver sobre ella. Y hacerse la pregunta que nos asalta a todos: ¿Funcionó el aparato empresarial creado por Hugo Chávez, Rafael Ramírez y Jorge Giordani? ¿Qué Producen, donde venden sus abundantes productos? ¿Por qué la guerra económica avasalla a la revolución agro industrial socialista? Por el inventario que a continuación se expone, el éxito económico está oculto. No se ve.

Ingresos en dólares por petróleo, deudas, ventas de refinerías y préstamos multilaterales. Todo ascendió a 1.464.098 millones de dólares.

De estos se canalizaron a través del Fonden 143.631 millones de dólares y Fondespa 4.229 millones de dólares. El 60% lo mal utilizó PDVSA, el resto de la economía nacional se ajustó forzosamente al 40%.

Ingresos en bolívares bajo 8 modalidades de bonos

A lo largo de 20 años se emitieron series diversas de bonos en bolívares, que calculados en dólares representaron 243.298 millones de dólares, utilizados para gasto público, Misión Vivienda. PDVSA absorbió la tercera parte de esos ingresos.

IVA y tributos por 23 tipos de impuestos diferentes

Así se generaron bolívares que llevados a dólares representaron 923.364 millones, es la mayor captación tributaria en la historia de la República, se alcanzó en tan sólo dos décadas.

Aparición del fenómeno de emisión inorgánica de bolívares

En 7 años la edición digital de moneda local no soportada en dólares ni en producto económico alcanzó, llevada a bolívares soberanos actuales unos 6.860 millones aproximados. Hoy es fuente sustancial del ingreso gubernamental consolidado.

Oro monetario negociado entre los años 2012-2018

Este es el cálculo: 11.000 millones de dólares. El oro que trajo Chávez con tanto fervor nacionalista ya no existe.

Buques de Conferry

Fuera de servicio se cuentan, El Lilian Concepción, El Tallin, Cacica Isabel, Carmen Ernestina. El mayor general Hebert García Plaza es señalado por la compra irregular por 50 millones de euros de los buques San Francisco de Asís, Virgen del Valle II y Virgen de Coromoto, que nunca prestaron servicios.

Lo que pasó en PDVSA

Esta empresa está intervenida, y ocurre mucho tiempo después de donarle 100.000 millones de dólares al resto del mundo. La pregunta ahora es qué será de la suerte de las 40 empresas que creó en territorio venezolano, las 100 empresas de producción social (EPS) que financió, las 13 empresas mixtas, las 6 caribeñas, las 27 fundadas fuera del país, las 6 mineras. Rafael Ramírez, El ex Zar de PDVSA que tanto reivindica su gestión, “desarrolló” unas 27 empresas para consumar la revolución que le solicitó Hugo Chávez. ¿Qué pasós?

Los 150 hatos ganaderos

Estas unidades de producción de alto rendimiento pasan a la revolución. Entre los cuales destacan Agroflora con 8 filiales, 4 hatos del boliburgués Ricardo Fernández Barrueco, el Piñero, El Maizal, El Cedral, El Frío, Charcote, La Marqueseña, Valle del Turbio. ¿Qué queda de ello?

El sector cafetero

El chavismo se quedó con estas empresas, Madrid, Cafea Fama de América, Colonial ahora Venezuela, CVA café.

El sector Azucarero

Aquí se cuentan por muchas las empresas de la tragedia. CVA Azúcar, Caaez, Río Guanare, Central Sabaneta, De Unare, CVA Monagas, Central Melador, Comuna Cachipo, Río Turbio, Lara, Cumanacoa, Sucre, 15 unidades de etanol, Venezuela, Torondoy, Santa Elena, Santa Clara, Motatán, Cariaco, Pío Tamayo.

Qué pasó en transporte

La mitad o más de los centenares de autobuses rojos chinos yacen sus días en 7 gigantescos cementerios. Unas 100 unidades utilizados en la Copa América de 2007 son chatarras. 1500 jeep donados por PDVSA para rutas populares fueron destruidos por los operadores de ocasión. Conviasa opera un tercio de los 23 aviones al igual que la línea Aeropostal.

El desastre eléctrico

Un inventario rápido: Eleoccidente, Eleoriente, Elecentro, Cadela, Semda, Enelbar, Enelven, Enelco, Seneca, Eleval, Elebol, Calife, Edelca, Caley, Termobarrancas. Todas fusionadas en Corpoelec. Que de 4.000 empleados pasó a 15.000. Y no es capaz de soportar su propia nómina.

En el sector agrícola

El chavismo se quedó con decenas de silos, Agroisleña y 15 sucursales, decenas de frigoríferos.

Cementerio de empresas públicas

Una lista rápida: Venepal, Éxitos, Abastos Bicentenarios, Invepal, Covinpa, Auto Irán-Venezuela, Inveval, Fribarsa, Rialca, Rualca, Enlandes.

El mundo de las cooperativas.

El Inces (Vuelvan Caras) financió 470.000 cooperativas pero sobreviven 17.000.

Qué pasó con las 4.000.000 de hectáreas cultivables

Era el 10% del total de tierras productivas. Una inmensa parte de los beneficiados construyó ranchos precarios de vivienda, pues ese era el fin último de tantas invasiones fomentadas por el Gobierno.

Y los 40 gimnasios verticales amarillos-azul y rojos.

Estaban diseminados a lo largo de la República, sin propósito alguno, construidos por el Ministerio del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno.

Fuente: konzapata.com, 19/11/18.

venezuela hambre


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


invertir no es un juego de azar

.

.

El problema de imagen del Capitalismo

noviembre 27, 2018

 

Por qué el Capitalismo tiene un problema de imagen

Por Charles Murray.

.

El currículum de Mitt Romney en Bain debería ayudarlo a llegar a la Casa Blanca. Ha sido un capitalista exitoso y el capitalismo es lo mejor que jamás le haya pasado a la condición material de la raza humana. Desde los inicios de la historia hasta el siglo XVIII, todas las sociedades del mundo eran pobres, con sólo una delgadísima franja de riqueza en la parte superior. Luego vino el capitalismo y la Revolución Industrial. En todos los lugares donde el capitalismo echó raíces, la riqueza nacional comenzó a aumentar y la pobreza a disminuir. En todos los lugares donde el capitalismo no se instaló, la gente siguió siendo pobre. En todos los lugares donde el capitalismo ha sido rechazado desde entonces, la pobreza ha crecido.

El capitalismo ha sacado al mundo de la pobreza porque le da a las personas la oportunidad de hacerse ricos al crear valor y cosechar las recompensas. ¿Quién mejor para ser presidente del mayor de todos los países capitalistas que un hombre que se hizo rico por ser un capitalista brillante?

Sin embargo no ha resultado así para Romney. «Capitalista» se ha convertido en una acusación. La destrucción creativa que está en el corazón de una economía que crece ahora que considera malvada. Cada vez más parece que los estadounidenses aceptan la mentalidad que mantuvo al mundo sumido en la pobreza durante milenios: si te hiciste rico, es porque hiciste que otra persona se empobreciera.

¿Qué llevó el ánimo de EE.UU. tan lejos de nuestra celebración histórica del éxito económico?

Dos cambios importantes en condiciones objetivas han contribuido a este cambio de parecer. Uno es el ascenso del capitalismo de colusión. Parte del fenómeno involucra el capitalismo de amigotes, por el cual la gente en la cima se ocupa de sus pares a expensas de los accionistas. Si quiere un ejemplo basta mencionar el caso de los «paracaídas de oro», las gigantescas indemnizaciones que se llevan los ejecutivos de las compañías aunque hayan hecho una pésima labor.

Pero el problema del capitalismo de amigotes es trivial comparado con la colusión engendrada por el gobierno. En el mundo actual, las operaciones y resultados de todas las empresas son afectadas por reglas establecidas por legisladores y burócratas. El resultado ha sido corrupción a escala masiva. A veces, la corrupción es al por menor, cuando una empresa crea una ventaja competitiva a través de la cooperación de reguladores o políticos. A veces, la corrupción es al por mayor, lo que crea un potencial para que toda una industria obtenga ganancias que no existirían de no ser por los subsidios o regulaciones del gobierno (como el etanol que se usa para los autos y las hipotecas de intereses bajos para personas que probablemente no las paguen). El capitalismo de colusión se ha vuelto visible y define cada vez más al capitalismo en la mente del público.

Otro cambio en las condiciones objetivas ha sido el surgimiento de grandes fortunas acumuladas con rapidez en los mercados financieros. Siempre ha sido fácil para los estadounidenses aplaudir a quienes se hacían ricos al crear productos y servicios que la gente quiere comprar. Por eso Thomas Edison y Henry Ford fueron héroes estadounidenses hace un siglo, y Steve Jobs se convirtió en héroe cuando murió el año pasado.

En cambio, cuando una gran fortuna se genera al tomar decisiones inteligentes de compra y venta en los mercados, huele a información privilegiada, instrumentos financieros misteriosos, oportunidades que no son accesibles para las personas comunes y corrientes, y engaños. El bien que han hecho estas personas en el proceso de ganar una fortuna es poco claro. Los beneficios de una asignación más eficiente de capital son enormes, pero son realmente, realmente difíciles de explicar de forma simple y persuasiva. Parece ante una gran parte del público que se trata de personas increíblemente ricas que no hicieron nada para merecer su riqueza.

Los cambios objetivos en el capitalismo tal y como es practicado pueden representar gran parte de la hostilidad hacia el capitalismo. Pero no explican la falta de predisposición de los capitalistas que están haciéndose ricos a la antigua —ganando el dinero— para defenderse.

Le asigno esa timidez a otras dos causas. Primero, grandes cantidades de los capitalistas exitosos de hoy son personas de la izquierda política que podrían creer que su propio trabajo es legítimo pero no sienten lealtad al capitalismo como sistema o afinidad con capitalistas del otro lado del espectro político. Es más, estos capitalistas de la izquierda están concentrados donde más cuenta. Los emprendedores más visibles de la industria de alta tecnología son predominantemente de izquierda. Lo mismo sucede con la mayoría de las personas que manejan las industrias del entretenimiento y las noticias. Incluso los líderes de la industria financiera comparten cada vez más las posturas de George Soros. Ya sea que se mida según datos de recaudación de fondos o el código postal de las residencias de los miembros del Congreso, los centros de elite con mayor influencia en el mundo de la cultura están llenos de gente que se avergüenza de identificarse a sí mismos como capitalistas, y se nota en el efecto cultural de su trabajo.

Otro factor es la segregación del capitalismo de la virtud. Históricamente, los méritos de la libre empresa y las obligaciones del éxito estaban entrelazados en el catecismo nacional. Los Lectores de McGuffey, los libros con los cuales se criaron generaciones de estadounidenses, tienen abundantes historias que tratan a la iniciativa, el trabajo duro y la actitud emprendedora como virtudes, pero también tienen la misma cantidad de historias que elogian las virtudes del auto control, la integridad personal y la preocupación por los que dependen de uno. La libertad de actuar y una severa obligación moral de actuar de una cierta manera eran dos caras de la misma moneda estadounidense. Poco de ese espíritu ha sobrevivido.

Aceptar el concepto de virtud requiere que uno crea que ciertas formas de comportarse están bien y que otras están mal siempre y en todos lados. Esa postura abiertamente crítica ya no es aceptable en las escuelas de EE.UU. ni en muchos hogares estadounidenses. A la vez, hemos observado el deterioro del sentido de responsabilidad que en su momento estaba tan extendido entre los estadounidenses más exitosos y la virtual desaparición del sentido de decoro que llevó a los capitalistas exitosos a obedecer estándares de lo que es apropiado que nadie los obligaba a cumplir. Muchas figuras históricas del mundo financiero estaban consternadas ante lo que sucedía durante la etapa previa a la crisis financiera de 2008. ¿Por qué no dijeron nada antes y después de la catástrofe? Los capitalistas que se comportan de forma honorable y con control ya no tienen ni la plataforma ni el vocabulario para predicar sus propios estándares y para condenar a los capitalistas que se comportan de forma deshonrosa y temeraria.

Y así la reputación del capitalismo pasa por un momento difícil y se debe volver a elaborar una defensa del capitalismo basada en sus principios. Tal defensa se ha realizado de forma brillante y a menudo en el pasado, y Capitalismo y Libertad de Milton Friedman es mi versión favorita. Pero en el actual clima político, actualizar el caso en favor del capitalismo requiere volver a anunciar las viejas verdades de formas que puedan aceptar los estadounidenses de todo el espectro político. Este es mi mejor esfuerzo:

Estados Unidos fue creado para fomentar el florecimiento humano. Los medios para ese fin fueron el ejercicio de la libertad en busca de la felicidad. El capitalismo es la expresión económica de la libertad. La búsqueda de la libertad, donde la libertad se define en el sentido clásico de satisfacción justificada y duradera con la vida como un todo, depende de la libertad económica tanto como depende de otras clases de libertad.

La «satisfacción duradera y justificada con la vida como un todo», es producida por una cantidad relativamente pequeña de logros importantes que podemos justificadamente atribuir a nuestras propias acciones. Arthur Brooks, mi colega en el Instituto de la Empresa Estadounidense, ha llamado útilmente a esos logros «éxito ganado». El éxito ganado puede surgir de un matrimonio exitoso, niños bien criados, un lugar valorado como miembro de una comunidad, o devoción a una fe. El éxito ganado también surge de logros en el ámbito económico, que es donde aparece el capitalismo.

Ganarse la vida para uno mismo y su familia a través de los esfuerzos propios es la forma más elemental de éxito ganado. Lanzar una empresa exitosa, sin importar cuán pequeña sea, es un acto de crear algo de la nada que aporta satisfacción mucho más allá del dinero. Encontrar trabajo que no sólo paga las cuentas, sino que también es disfrutado es un recurso crucialmente importante para el éxito ganado.

Ganarse la vida, fundar una empresa y encontrar un trabajo que se disfrute dependen de la libertad de actuar en el campo económico. Lo que puede hacer el gobierno para ayudar es establecer un estado de derecho para que se puedan realizar transacciones informadas y voluntarias. Más formalmente, el gobierno puede hacer cumplir con vigor las leyes contra el uso de la fuerza, el fraude y la colisión criminal, y usar las demandas para responsabilizar a la gente por el daño que les causan a otros.

Todo lo demás que hace el gobierno restringe inherentemente la libertad económica para actuar en pos del éxito ganado.

Soy un libertario y creo que casi ninguna de esas restricciones se justifica. Pero no hay que ser libertario para aceptar la defensa del capitalismo. Usted es libre de postular que ciertas intervenciones económicas se justifican. Sólo debe reconocer esta verdad: cada intervención que levanta barreras para lanzar una empresa, encarece la contratación o despido de empleados, restringe el ingreso a las vocaciones, prescribe las condiciones e instalaciones laborales, o confisca ganancias, interfiere con la libertad económica y suele dificultar que tanto empleadores como empleados ganen éxito. Además no hace falta que sea un libertario para demandar que cualquier intervención nueva tenga el deber de probar esto: logrará algo que la ley y el cumplimiento de las leyes básicas contra la fuerza, el fraude y la colisión no logran.

Las personas con un amplio rango de opiniones políticas también pueden reconocer que estas intervenciones hacen el mayor daño a individuos y las pequeñas empresas. Los grandes bancos pueden, aunque pagando costos altos, hacerle frente a las cargas regulatorias absurdas de la ley Dodd-Frank; muchos bancos pequeños no pueden. Las grandes corporaciones pueden hacerle frente a las innumerables reglas emitidas por la Oficina de Seguridad y Salud Ocupacional, la Agencia de Protección Ambiental, la Comisión de Oportunidades Equitativas de Empleo y sus socios a nivel estatal en EE.UU. Las mismas reglas pueden aplastar pequeñas empresas e individuos que intentan formar una pequeña empresa.

Finalmente, la gente con un amplio rango de opiniones políticas puede reconocer que lo que ha pasado cada vez más durante los últimos 50 años ha llevado a un sistema regulatorio laberíntico, leyes de responsabilidad irracionales y un código impositivo corrupto. Simplificaciones abarcadoras y racionalizaciones de todos estos sistemas son posibles de formas que incluso los demócratas moderados podrían aceptar en un entorno menos polarizado políticamente.

Para ponerlo de otro modo, debería ser posible revivir un consenso nacional que afirme que el capitalismo aboga por los mejores y más esenciales aspectos de la vida estadounidense; que liberar el capitalismo para que haga lo que hace mejor no sólo creará riqueza nacional y reducirá la pobreza, sino que expandirá la capacidad de los estadounidenses para lograr éxito ganado, para buscar la felicidad.

Revivir ese consenso también requiere que regresemos al vocabulario de la virtud cuando hablamos de capitalismo. La integridad personal, un sentido de decoro y preocupación por quienes dependen de nosotros no son «valores» que no son ni mejores ni peores que otros valores. Históricamente, han estado profundamente arraigados en la versión estadounidense del capitalismo. Si es necesario recordarle a la clase media y la clase trabajadora que los ricos no son sus enemigos, es igualmente necesario recordarles a los más exitosos entre nosotros que sus obligaciones no se reducen a pagar sus impuestos. Un liderazgo responsable y basado en principios puede nutrir y restaurar nuestra herencia de libertad. Su indiferencia a esa herencia puede destruirla.

—Murray es autor del libro «Coming Apart: The State of White America, 1960-2010» a investigador W.H. Brady en el Instituto de la Empresa Estadounidense.

Fuente: The Wall Street Journal, 01/08/12.


Capitalismo clientelista

El capitalismo clientelista o amiguista es un término que describe una economía supuestamente capitalista en que el éxito en los negocios depende de una estrecha relación entre los empresarios y los funcionarios gubernamentales. Entre sus expresiones, se puede mencionar favoritismo en la distribución de permisos legales, subvenciones del gobierno e impositivos especiales, por ejemplo.

Se cree que el capitalismo clientelista surge cuando el clientelismo político se mezcla en el mundo empresarial; cuando las amistades interesadas y los lazos familiares entre empresarios y políticos influyen en la economía y sociedad en la medida que corrompe a los sectores públicos en los ideales económicos y políticos.

El clientelismo en la práctica

En su forma más suave, el capitalismo clientelista consiste en una colusión entre los agentes del mercado internacional. [Una colusión es un pacto que acuerdan dos personas u organizaciones con el fin de perjudicar a un tercero.] Aunque posiblemente muestren una ligera competencia entre sí, en la práctica forman una frente ante el gobierno para reclamar premios (a veces en lo que se denomina una asociación profesional o un grupo sectorial). Los recién llegados al mercado pueden tener dificultades para encontrar préstamos o adquirir espacio en los estantes para vender su producto, en los campos tecnológicos, pueden ser acusados de infringir las patentes que los competidores establecidos nunca invocarían entre ellos. Las redes de distribución se niegan a ayudar al negocio nuevo. Dicho esto, todavía habrá competidores que agrietarán el sistema cuando las barreras legales son débiles, especialmente cuando la vieja guardia se ha vuelto ineficiente y deja de satisfacer las necesidades del mercado. Por supuesto, algunos de estos advenedizos pueden entonces unirse a las redes establecidas para ayudar a disuadir a otros nuevos competidores. Entre los ejemplos de estas prácticas se pueden mencionar el keiretsu del Japón de la posguerra, la prensa escrita en la India, el chaebol de Corea del Sur, y las familias poderosas que controlan gran parte de la inversión en América Latina.

Con todo, el capitalismo amiguista generalmente se asocia con un gobierno más intervencionista. En estos sistemas son comunes las leyes y regulaciones intencionalmente ambiguas que, si se cumplieran estrictamente, supondrían un enorme lastre para prácticamente todos los negocios. En la práctica, sin embargo, sólo se aplican de forma errática. La posibilidad de que de repente el peso de la ley caiga sobre un negocio proporciona incentivos para permanecer en el favor de los funcionarios políticos. Los rivales problemáticos que han sobrepasado sus límites pueden pasar a ser de repente objetivos de la aplicación de la ley, lo que podría conllevar penas de multa o la cárcel.

Algunos ejemplos notables son la República Popular China; India, especialmente hasta la década de 1990 cuando la fabricación estaba estrictamente controlada por el gobierno (el «imperio de la ciencia»); Indonesia; Argentina, Brasil; Malasia; Rusia; y la mayoría de los otros estados del ex Bloque del Este. Los críticos afirman que las conexiones con el gobierno son casi indispensables para el éxito de los negocios en estos países. Wu Jinglian, uno de los economistas principales de China y un campeón en la transición hacia el libre mercado, dice que China se enfrenta a dos futuros de marcado contraste: un mercado económico bajo el imperio de la ley o el capitalismo clientelista.

Clientelismo en sectores de la economía

Índice de Percepción de Corrupción elaborado por Transparencia Internacional, 2007.La participación más directa del gobierno puede conducir a áreas específicas del capitalismo clientelista, incluso sí la economía como un todo puede ser saludable. Los gobiernos a menudo de buena fe, establecen organismos gubernamentales para regular una industria. Sin embargo, los miembros de una industria tienen un interés muy fuerte en las acciones de un organismo regulador, mientras que el resto de la ciudadanía es ligeramente afectada. Como resultado, no es raro que los hombres de negocios tengan el control del «perro guardián» y puedan usar dicho poder contra sus competidores. Este fenómeno es conocido como la captura del Regulador.

Un ejemplo de esto en los Estados Unidos fue la Comisión Interestatal de Comercio, que fue establecida en 1887 para regular los «ladrones barones»; en su lugar, rápidamente se controló, y estableció un sistema de permisos que se utilizó para negar el acceso a los nuevos operadores y legalizar funcionalmente el precio de fijación.

Un ejemplo más reciente, en el 2004 sería el caso de las granjas de Creekstone. Después del susto de la vaca loca, Creekstone decidió examinar todas sus vacas por la enfermedad de la vaca loca. Esto les permitiría venderle de nuevo a Japón, que había bloqueado la importación de toda la carne americana que no hubiera sido completamente examinada. Después de que las instalaciones adecuadas habían sido construidas y el personal contratado para hacer tal cambio, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos emitió una orden judicial y se negó a permitir a Creekstone comprar los equipos necesarios para examinar. Esto permitió que los productores de carne más grandes mantuvieran sus costos bajos y no dejaran de ser competitivos a causa de un rival menor. Creekstone demandó a USDA por anular la libre competencia en el mercado. El economista Paul Krugman, comentó que el incidente mostraba que «los imperativos del capitalismo clientelista profesa la fe en el libre mercado,» al menos por el Departamento de Agricultura en el momento.

El complejo industrial-militar en los Estados Unidos es a menudo descrito como un ejemplo del capitalismo clientelista en una industria. Las conexiones con El Pentágono y los grupos de presión en Washington son descritos por los críticos como más importante que la competencia, debido a la naturaleza política y secreta de los contratos de defensa. En la disputa Airbus-Boeing WTO, Airbus (que recibe subsidios directos de los gobiernos europeos) ha declarado que Boeing recibe ayudas similares, que están ocultas en los contratos ineficientes de defensa. En otro ejemplo, Bechtel, afirmando que debería haber tenido la oportunidad de presentar ofertas para contratos determinados, dijo que Halliburton había recibido contratos sin licitación debido a prácticas clientelistas de la administración de Bush.

Gerald P. O’Driscoll, ex vicepresidente del Banco de la Reserva Federal de Dallas, afirmó que Fannie Mae y Freddie Mac se habían convertido en ejemplos del capitalismo clientelista. El respaldo del Gobierno dejó a Fannie y Freddie dominar la suscripción de hipotecas. «Los políticos crearon los gigantes hipotecarios, que luego se volvieron parte de los políticos – a veces directamente, como fondos de campaña; a veces como «contribuciones» para favorecer a constituyentes.»

Creación de este capitalismo en el desarrollo de las economías

En su peor forma, el capitalismo clientelista puede significar la corrupción simple, donde cualquier pretensión de un mercado libre se dispensa. Los sobornos a funcionarios son considerados de rigor y la evasión fiscal es común; esto es visto en muchas parte de África, por ejemplo. Esto a veces es denominado plutocracia (por riqueza) o cleptocracia (por robo).

Los gobiernos corruptos pueden favorecer a un grupo de dueños de negocios quienes tienen estrechos vínculos con el gobierno por sobre los demás. Esto también puede hacerse por favoritismo racial, religioso y étnico; por ejemplo, los alawitas en Siria tienen una participación desproporcionada en el gobierno y los negocios allí. (El Presidente de Assad es alauita). Esto puede explicarse considerando las relaciones personales como una red social. Mientras que el gobierno y los líderes de empresas tratan de lograr cosas diferentes, naturalmente buscan la ayuda de otras personas de gran poder para apoyarlos en sus esfuerzos. Estas personas forman centros en las conexiones de red. En un país en desarrollo, estos centros pueden ser muy pocos, por lo tanto se concentra la economía y el poder político en un grupo pequeño de acoplamiento.

Normalmente, esto es insostenible para los negocios ya que los nuevos negocios afectarán el mercado. Sin embargo, sí los negocios y los gobiernos se entrelazan, entonces el gobierno puede mantener el pequeño centro social.

Puntos de vista políticos

Los críticos del capitalismo incluyendo los socialistas y otros anti-capitalistas, a menudo afirman que el capitalismo clientelista es el resultado inevitable de muchos sistemas capitalistas. Jane Jacobs lo describió como una consecuencia natural de la colusión entre quienes tienen el poder y quienes comercian, mientras que Noam Chomsky ha dicho que la palabra «cronyism» (amiguismo) es superflua cuando se descibre el capitalismo. Dado que los negocios generan dinero y el dinero lleva al poder político, los negocios inevitablemente usaran su poder para influenciar los gobiernos. Gran parte del ímpetu detrás de la reforma de financiación en los Estados Unidos y en otros países es un intento de prevenir que el poder económico sea usado para tomar poder político.

Los capitalistas también se oponen al capitalismo clientelista, pero lo consideran una aberración provocada por favores gubernamentales incompatibles con un mercado libre. A veces es referido como un «estado corporativista». En este punto de vista, el capitalismo clientelista es el resultado de un exceso del estilo socialista en interferencia en el mercado, que requiere grupos de presión empresariales activos para reducir la burocracia. De hecho, algunos han abogado por el uso del término «socialismo clientelista» en lugar de insistir que la única forma de manejar un negocio rentable en estos sistemas es tener ayuda de funcionarios corruptos del gobierno. Estos defensores apuntan a los niveles más altos de interacción entre las empresas y los gobiernos que se consideran más socialistas, llevándolo a su máximo en la forma de nacionalización de industrias. Incluso sí la regulación inicial tenía una buena intención (para frenar los abusos reales), e incluso sí la presión inicial de las empresas fue bien intencionada (para reducir las regulaciones ilógicas), la mezcla de negocios y el gobierno es lo que eventualmente resulta nocivo. En su libro, The Myth of the Robber Barons, Burton W. Folsom, Jr. distinguió entre los que se involucran en el capitalismo clientelista —a los que denomina «empresarios políticos»— de aquellos que compiten en el mercado sin ayuda especial del gobierno, a quien llama «empresarios del mercado.»

Los economistas socialistas han criticado el término como un intento ideologicamente motivado para referirse a lo que según ellos son los problemas fundamentales del capitalismo como irregularidades evitables. El término «capitalismo clientelista» hizo su primer impacto significativo en el ámbito público como una explicación de la crisis financiera asiática. Esta explicación es frecuentemente desestimada por ser una apología de los fracasos de la política neoliberal y las debilidades fundamentales de las dinámicas del mercado. De acuerdo con el economista socialista Robin Hahnel:

«Los funcionarios del FMI, Michel Camdessus y Stanley Fischer se apresuraron a explicar que las economías afectadas habían sido las únicas culpables. El capitalismo clientelista, la falta de transparencia, procedimientos contables que no están basados en normas internacionales, y políticos pusilánimes demasiado rápidos para gastar y temerosos para poner impuestos es donde estaban los problemas según el FMI y los oficiales del Departamento de Tesoro de Estados Unidos. Simplemente no importaba el hecho que las economías afectadas habían sido presentadas como un dechado de virtud en los informes del FMI/World Bank mostrados hacía nada más que un año, el hecho de que la única historia exitosa del neoliberalismo habían sido los países industrializados recientemente que ahora se encontraban arruinados, y el hecho que elrelato que arman el FMI y el departamento del Tesoro no encaja con los hechos dado que las economías afectadas no tenían más capitalismo clientelista, falta de transparencia, y políticos de voluntad débil que docenas de otras economías que estaban al margen de la crisis financiera asiática.»

Fuente: Wikipedia, 2012.

Néstor Kirchner y Cristina Kirchner con su testaferro Cristóbal López. 

.

.

.

.

.

.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


banner asesor financiero

.

.

LinkedIn: los CV se transforman

noviembre 26, 2018

De Minerva a LinkedIn: las hojas de vida se transforman

Presentar los currículos de forma más interactiva le puede dar más visibilidad ante las empresas.

Por.: David Alejandro López Bermúdez.
Desempleo y empleo

Ahora lo que más importa es la precisión y la brevedad al presentar la información.
.

Si bien no existe un modelo estándar para crear un ‘curriculum vitae’ (CV), y los expertos descartan la idea de un formato perfecto, es importante tener en cuenta que hay alternativas útiles para avanzar en los procesos de selección y lograr el empleo soñado.Enlaces con hipervínculos, códigos de respuesta rápida o QR, portafolios digitales y perfiles de redes sociales son solo algunas de ellas.

Antes, en Colombia, las hojas de vida se hacían con base en una plantilla general, conocida como el formato Minerva, que se vendía en las papelerías y en la que se incluían los datos escritos a mano.

Las personas incluían fotocopias de certificados o cartas de recomendación porque la concepción tradicional establecía que cuanto más extenso fuera el CV, más experiencia se tenía y habría mayor probabilidad de ocupar la vacante.

Ahora lo que más importa es la precisión y la brevedad al presentar la información. El foco se pone en la demostración de los logros alcanzados durante la trayectoria profesional y no en la cantidad de años trabajados. Para Mauricio Lee, gerente de recursos humanos de Google Latinoamérica, “una hoja de vida que solo contiene información laboral y académica está incompleta; carece de elementos altamente valorados, como los intereses, aficiones o logros”.

El contenido

Varios expertos coinciden en que la hoja de vida debe ser precisa, simple y directa. Es importante incluir la trayectoria laboral vinculada a los logros, la formación académica y un resumen de las preferencias por desempeñarse en ciertos cargos, destacando las habilidades con las que busca demostrarle al empleador que es apto para la vacante. “No se basa en qué tanto conocimiento tiene una persona, sino en la capacidad de desarrollar habilidades con ese conocimiento”, asegura Ximena Morgan, gerente de Empleos y Educación del portal elempleo.com.

linkedinOtra recomendación de los especialistas es que hay que deshacerse de las frases clásicas como “soy responsable, honesto y trabajador”, porque son cualidades que debería tener cualquier persona que desee ingresar a una corporación.

En cuanto a la trayectoria profesional, no solo se tienen que mencionar los puestos y las empresas en las que se ha trabajado, sino que hay que destacar los retos y los logros conseguidos durante ese tiempo. Según Natalia Palacio, psicóloga y especialista en desarrollo de talento, en este punto, “la información debe ser muy precisa. Cada una de esas experiencias de los retos y los logros debería estar escrita en primera persona”.

Otro elemento fundamental es la formación académica. Lee asegura que una tendencia del mercado laboral es mencionar los conocimientos obtenidos no solo de los estudios universitarios, sino de cursos o diplomados que permiten que la persona complemente su preparación. También considera que en la información personal se deberían agregar los ‘hobbies’, aptitudes, habilidades sociales e intereses. Datos que “permiten a las empresas elegir individuos integrales, es decir, no solo buenos trabajadores, también buenos seres humanos”, concluye.

Personalizado

La inclusión de enlaces que lleven a portafolios digitales, textos archivados, fotografías, premios, proyectos multimedia y redes sociales le permite al empleador identificar las variables que destacan del interesado en la vacante. “El país se está adaptando al cambio digital, pero lo importante es adaptar la hoja de vida al tipo de vacante al que se postula”, indica Daniel Parra, gerente de Permanent Placement de la agencia de empleo Adecco.

“No es lo mismo un currículum de un médico que el de un creativo, porque en el primero es relevante la claridad y el rigor, mientras que en el segundo toma importancia la creatividad a la hora de prepararlo”, señala Silvia Leal, experta en innovación, empleo y transformación digital.

Una sugerencia es que las hojas de vida no excedan las dos páginas ni que estén cargadas con muchos elementos gráficos. En el caso de los roles creativos, señala Lee, “sí es importante adjuntar portafolios y muestras del trabajo realizado. Con perfiles administrativos, la información debería ser más digerible”.

Aprovechar las herramientas digitales es otra de las recomendaciones: “Hablando de las posibilidades que nos trae la tecnología, hay que aprovechar los recursos de formatos, como los videos que permiten causar un impacto muy alto”, afirma Leal.

El país se está adaptando al cambio digital, pero lo importante es adaptar la hoja de vida al tipo de vacante al que se postula.

La importancia de la interactividad

Para Ramiro Luz, gerente regional de LinkedIn para Latinoamérica, las hojas de vida “deben ser flexibles porque hacen parte de un proceso continuo de interacción con las empresas. Las dinámicas de uso cambiaron y ahora las personas se preocupan por el propósito de la compañía en la que quieren entrar a trabajar”.

Esa interacción está dada por la necesidad de establecer contactos y relaciones públicas con el fin de tener referentes u oportunidades en el mundo laboral. Aunque esta conducta es tradicional, como cuando las personas buscan referencias con personas conocidas, profesores o amigos, el ‘networking’ se ha trasladado a las redes sociales con el fin de crear una relación horizontal de alcance global.

“El poder está en cómo tú interactúas con los otros. Ser visible con base en los contenidos que se comparten y compartir contenidos para mi red de contactos. Si ves algo clave, eso te proyecta porque les dice a las personas qué tipos de temas te interesan. Creas una imagen que es potente para la proyección profesional”, indica Luz.

En efecto, en el mercado hay empresas que prefieren que los candidatos ingresen sus datos a sus páginas web y desde ahí realicen ciertas pruebas antes de la entrevista. Aparte de la hoja de vida, con los datos de la persona y su experiencia, otra solicitud común es incluir los perfiles de las redes sociales para mirar a los potenciales empleados en diferentes ámbitos fuera de lo laboral. Para LinkedIn Colombia, esto es fundamental.

Fuente: eltiempo.com, 2018.

Más información:

Más sobre el Networking

Cómo aprovechar Linkedin

Cómo lograr un alto impacto en Linkedin

Las claves de Linkedin para conseguir un mejor trabajo

Linkedin


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


.

.

 

El Network Marketing, motor impulsor de la innovación

noviembre 25, 2018

La Venta Directa como fuerza impulsora para la innovación

Por Alyssa Wolice.

Con frecuencia se dice que los empresarios de pequeñas empresas desempeñan un papel fundamental en la reactivación de la economía de Estados Unidos. Teniendo en cuenta que más de la mitad de los estadounidenses que trabajan, es por cuenta propia o para una pequeña empresa, se entiende por qué el presidente Obama se refirió una vez a la comunidad de pequeñas empresas como «la columna vertebral» de la economía de EE.UU. y «las piedras angulares de nuestras comunidades».

Mientras se habla de la disminución de la capacidad empresarial de EE.UU. en la cobertura de noticias financieras diariamente, los analistas y comentaristas de medios de comunicación a menudo debaten la causa de esta regresión.

Muchos creen que la caída está vinculada a una categoría en la que los EE.UU. se ha quedado atrás de sus competidores extranjeros, presumiblemente, en las últimas décadas: la innovación.

Una búsqueda rápida en Google revela incontables editoriales acerca de los principales factores que contribuyen a una supuesta disminución de la innovación en EE.UU. La evidencia citada oscila entre un aumento en el número de patentes estadounidenses presentadas por inventores extranjeros a una desaceleración en el gasto en investigación en una serie de industrias.

Pero si bien EE.UU. ha sufrido una disminución general de la innovación en la última década, algo llamativo ha ocurrido en la industria de Venta Directa en el mismo período: ha crecido la innovación.

La Venta Directa es a menudo considerada un ejemplo de innovación en EE.UU. en su máxima expresión. Es sabido que un sinnúmero de compañías de Venta Directa se encuentran entre las principales empresas globales de los EE.UU. en categorías tales como la salud y el bienestar, el cuidado personal, servicios financieros, ropa y accesorios y productos educativos. Pero decir que el canal de Venta Directa se erige como un ejemplo de innovación en Estados Unidos es un eufemismo, realmente son los representantes independientes la fuerza motriz fundamental, un componente del renacimiento de la innovación en EE.UU. Aún más, los representantes independientes proporcionan evidencia de que la innovación no es un producto del pasado. De hecho, el espíritu de innovación, así como el espíritu empresarial, la modernización, la creatividad y la visión es lo que ha impulsado a la Venta Directa para disfrutar de un gran éxito.

No sólo es el éxito de la Venta Directa en el mundo globalizado y el crecimiento de las pequeñas empresas en los Estados Unidos sino al mismo tiempo en formas que ningún otro sector puede conseguir, porque la industria también rompe barreras aparentemente insuperables, tales como los crecientes costos de la educación y la formación empresarial y el rendimiento resultante. Y mientras muchos de los principales representantes independientes de hoy han permanecido como tales en sus empresas desde mediados del siglo pasado, sus empresas de Venta Directa, de todas las formas y tamaños, han lanzado productos y servicios sin igual, transformando y mostrando lo que significa promover prácticas respetuosas del medio ambiente, e incluso incorporando tecnologías de alta gama, para ofrecer a los distribuidores herramientas para su negocio de valor incalculable y acceso a la formación, de forma gratuita.

La Asociación de Venta Directa publicó su Informe de Crecimiento y Perspectivas de 2012 en una Encuesta. Según el informe, el porcentaje de las ventas para dos categorías: de bienestar (incluidos los productos de control de peso, suplementos nutricionales, alimentos saludables y bebidas) y servicios (incluidos los servicios públicos y de productos financieros) ha aumentado de forma constante durante los últimos años. Además, la desregulación de la energía ha contribuido al aumento de las ventas en la categoría de Servicios, porque un importante número de compañías de energía han optado por un sistema de negocios de Venta Directa.

¿Qué quiere decir esto? En pocas palabras, esto significa que la Venta Directa está floreciendo y no sólo en una o dos categorías de productos. Por el contrario, las empresas de Venta Directa han tenido un tremendo impacto en las industrias que generalmente son vistas como las que más influyen en el crecimiento económico y la recuperación de la energía limpia en Estados Unidos, servicios de negocios, salud y educación para el bienestar, servicios de telecomunicaciones y tecnologías de Internet.

Mientras Estados Unidos, espera una solución a la falta de mejoramiento de la tasa de empleo, a los crecientes costos de la educación y a la dificultad en el acceso a una óptima formación profesional exigida por las empresas en todos os ámbitos, comprobamos que la Venta Directa ha proporcionado en silencio na respuesta a todo lo anterior. Al ofrecer a hombres y mujeres la igualdad de oportunidades para poner en marcha un negocio independiente en cualquier campo de su elección, la industria de Venta Directa ha empoderado a millones, incluyendo a muchos que se han sentido discriminados a causa de su falta de acceso a la educación superior o capacitación laboral por los elevados costos, o por su incapacidad para cumplir con un horario de trabajo fijo, debido a las obligaciones familiares o personales.

Con un aumento de 5.9% de la Venta Directa en Estados Unidos por un total de 31.6 mil millones de dólares en 2012, con respecto a los $ 29,87 mil millones de dólares en 2011, claramente la innovación no es un término que se define y estudia sólo en los libros de historia en Estados Unidos. Es parte de la realidad actual y se lleva a cabo por un sinnúmero de agentes independientes en todo el país.

DSA logo—Alyssa Wolice es especialista en comunicaciones de la Asociación de Venta Directa de estados Unidos. (Direct Selling Association, DSA).

Fuente: Direct Selling News, 2014.

Más información:

¿Qué es un Networker?

Networkers millonarios

El Networker Profesional

El éxito del Network Marketing

¿Cómo funciona el Network Marketing?

El Networker Profesional, un nuevo paradigma

Siete películas imprescindibles para un Networker

El Marketing de Atracción en el Network Marketing


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


sea su propio jefe

.

.

Ya los robots crean anuncios publicitarios

noviembre 25, 2018

Lexus presenta el primer comercial escrito por una Inteligencia Artificial

Las plataformas de Inteligencia Artificial también tienen vocación artística. Lo descubrimos hace dos años con Sunspring, el primer cortometraje escrito por una IA. Y ahora Lexus lleva las cosas un paso más allá.

La compañía automotriz acaba de presentar el primer anuncio comercial para TV con un guión escrito por una inteligencia artificial. Y debemos decir que el resultado es incluso más innovador que las propuestas escritas usualmente por humanos.

lexus

El video central de la campaña Driven by Intuituion de Lexus fue escrito por la supercomputadora Watson de IBM. Demostrando una vez más el poder de esta plataforma.

La historia, tal como podemos ver tiene un ritmo y desarrollo poco convencional. Aunque resulta efectiva en el balance último.

Para lograrlo Watson analizó los últimos 15 años de comerciales de anuncios de coches y otras marcas premiadas.

Tanto video, como audio y texto. Con especial énfasis en los elementos de inteligencia emocional. Todo para establecer patrones y tendencias, que llevaron a la historia vista ahí arriba.

Como parte del experimento el equipo de producción; junto al director ganador del Óscar, Kevin MacDonald (El Último Rey de Escocia), respetó cada línea del libreto.

Lo que se filmó es exactamente lo que escribió la IA. Y gracias a eso el Lexus ES tiene este anuncio único en su clase.

Fuente: fayerwayer.com, 22/11/18.

.

robot


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


como ganar dinero con youtube

.

.

Bulgaria destierra la ideología de género del país

noviembre 25, 2018

Bulgaria sigue el ejemplo de Hungría y Polonia y acaba con la ideología de género en el país

bulgaria banderaEl Principal tribunal búlgaro ha decidido que un documento de la Unión Europea firmado por Bulgaria en 2011 es inconstitucional por considerar que el “género” de las personas es “una construcción social”. Con esta decisión, Bulgaria sigue el ejemplo de Polonia y Hungría y dice no a las permanentes presiones de las instituciones de la Unión Europea (UE), que imponen la aceptación de la “ideología de género” como un hecho científico y prácticamente indiscutible, cuando solamente se trata de un posicionamiento ideológico de izquierdas.

Así lo ha entendido el Tribunal Constitucional búlgaro que ha rechazado por unanimidad la ideología de género. Tanto es así que todas las mujeres que forman parte del tribunal votaron en contra del documento de la UE. La demanda había sido presentada por la Iglesia Ortodoxa y congresistas que apoyan al actual presidente, el conservador Boyko Borisov.

Los magistrados apuntan un argumento rotundo en su sentencia: “Si en la sociedad ya no hay diferencia entre el hombre y la mujer, la lucha contra la violencia hacia las mujeres se vuelve imposible’’.

Fuente: alertadigital.com, 22/11/18.

Más información:

Ideología de género, Feminismo y Pedofilia

Los riesgos de la ideología de género y la transexualidad infantil

Castigan a un prestigioso físico por criticar la ideología de género

Siete claves sobre la ideología de género

Algunas verdades sobre la Ideología de Género

Absurdo: Prohíben el uso del género como factor de riesgo en los Seguros, en Europa


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


.

.

China emula la innovación de Estados Unidos

noviembre 25, 2018

China disputa con EE.UU. la capacidad innovadora

Por Jorge Castro.

Conectados. China el mayor porcentaje de la población conectados digitalmente.
.

En los últimos 5 años se han creado en China 21.4 millones de nuevas empresas, y 15% de ellas son “start ups” de alta tecnología. En la República Popular surgen 4 millones de compañías por año y 16.600 por día.

China tiene en este momento más de 100 millones de entidades empresarias, y eran 490.000 en 1978, cuando Deng Xiaoping lanzó el proceso de apertura y vuelco al capitalismo.

El surgimiento en gran escala de nuevas empresas revela el extraordinario ejercicio de “destrucción creadora” — núcleo de la acumulación capitalista— que ha realizado la República Popular en las últimas cuatro décadas.

Se trata de la transferencia del capital y el trabajo de los sectores de escasa productividad a los de productividad más elevada, que se realiza mediante la creación de nuevos productos, servicios y mercados, la innovación.

Esta hazaña de “destrucción creadora” es protagonizada por los empresarios, figuras que se caracterizan por el nivel de riesgo que son capaces de asumir para tomar decisiones.

Esta pasión por la “destrucción creadora” era hasta ahora un atributo exclusivo de EE.UU., el rasgo específico de la excepcionalidad norteamericana. Lo notable es que algo semejante ha surgido en China, un país con 5.000 años de historia, con un sistema dominante liderado por el Partido Comunista (PCCh), tras una guerra civil que duró 20 años (1927/1949). El conocimiento histórico combina empatía e ironía, dice Henry Lefebvre.

La destrucción creativa en economía es un concepto ideado por el sociólogo alemán Werner Sombart y popularizado por el economista austriaco Joseph Schumpeter en su libro Capitalismo, socialismo y democracia (1942).

Lo más revelador del proceso chino es el sesgo cualitativo de su desarrollo. La economía digital alcanza a 34,5% del PBI (U$S4.3 billones), y crece 18% anual. El resultado es que 77% del alza del PBI en 2018 es obra del aumento de la productividad de todos los factores (PTF), pura innovación; y también que el producto se duplica cada 10 años: era US$5.4 billones en 2007 y trepó a US$13.9 billones en 2018.

La excepcionalidad norteamericana surge de un hecho histórico estructural: “Es el único país capitalista carente de pasado feudal”, señalaron Karl Marx y Frederik Engels en 1857. De ahí que lo esencial del capitalismo norteamericano no sea la alta tasa de crecimiento económico —5% anual en el segundo y tercer trimestre de 2018—, ni el nivel de consumo, o el poderío militar (el gasto en defensa asciende este año a US$713.000 millones), sino la profunda legitimidad de sus instituciones y el vigor de una cultura volcada hacia el futuro.

La pujanza digital de la economía china y la poderosa opinión pública que representa 804 millones de usuarios de Internet son inseparables de la honda legitimidad nacional y social de su sistema dominante, que es el fundamento de su aptitud especial para la innovación y el gusto por el riesgo.

La pasión por la “destrucción creadora” de la República Popular se despliega en plenitud en los últimos cinco años cuando enfrenta la mayor oportunidad histórica de los últimos dos siglos, que es el surgimiento de una nueva revolución industrial en el capitalismo, la cuarta en la historia del sistema.

Xi Jinping estima que el logro de la cuarta revolución industrial puede llevar a China a realizar su destino, que es convertirse en el “Imperio del Medio” del siglo XXI. “Los 5.000 años de historia china no están en el pasado, sino en el presente”, dice Hegel.

La República Popular se ha convertido en un gigantesco laboratorio de las tecnologías más avanzadas a través de un fenómeno de innovación de masas que parece fraguado por el pensamiento estratégico de Mao Tse Tung.

Esto es lo que le ha permitido a China transformarse en la otra superpotencia de la época en los últimos cinco años, y dejar atrás, en un segundo plano, su condición cuantitativa de la segunda economía del mundo.

Por eso es que disputa ahora con EE.UU. el poder mundial, convertido en sinónimo del dominio de las tecnologías más avanzadas de la nueva revolución industrial, ante todo la decisiva y que atraviesa todo el sistema, que es la inteligencia artificial. Lo cualitativo, no lo cuantitativo, ha transformado a China en una superpotencia.

En estas condiciones, tanto respecto a EE.UU. como a la República Popular, es absolutamente razonable referirse de acuerdo a lo que señalaba Oscar Wilde que “…la naturaleza imita al arte”.

China dispone en el dominio de la inteligencia artificial de una ventaja comparativa excepcional, al haberse convertido en la sociedad más digitalizada del mundo, por encima de EE.UU. Su emisión de informaciones (Big Data) es 60/70 veces superior a la norteamericana.

Los “nativos digitales” nacidos en la República Popular con posterioridad a 1990 superan ya los 300 millones de personas, y su vida cotidiana está completamente digitalizada, lo que incluye el pago de la totalidad de las transacciones a través de Internet. Atrás, como un anacronismo, ha quedado el uso de dinero en efectivo.

Hasta ahora solo EE.UU. adelantaba el futuro. Pero en los últimos cinco años China se le ha sumado.

Fuente: clarin.com, 25/11/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


.

.

Planifique sus Finanzas Personales

noviembre 24, 2018

 

Aspectos fundamentales de las Finanzas Personales en nuestras vidas

Por Joan Lanzagorta.

Cuando tenemos claro qué es lo que de verdad queremos en nuestras vidas, cuando hemos construido una visión de futuro que nos da el sentido hacia el cual tenemos que caminar, es hora de dar los primeros pasos.

Enfocar nuestros esfuerzos para lograr eso que verdaderamente queremos alcanzar.

Esto implica hacer exactamente lo opuesto a lo que estamos acostumbrados. Veamos: actualmente, la publicidad nos dice que podemos comprar hoy y pagar después, ya sea a meses sin intereses o con pagos congelados.

Para alcanzar nuestras metas, tenemos que hacer lo contrario: pagar hoy para disfrutar después. Esto significa, simple y llanamente: ahorrar.

Quise ponerlo de esta forma para que nos demos cuenta del paradigma en el que, como sociedad, estamos inmersos. Lo que hacemos ya de manera automática, por impulso. Tenemos que reconocer que ahorrar, hoy en día, en una sociedad consumista como la nuestra, implica romper ese paradigma.

Desde luego, tenemos que hacerlo en equilibrio. No podemos sacrificar el presente para alcanzar el futuro. Porque el futuro se construye en el presente.

El ahorro, visto como pagar hoy y disfrutar después, es un componente en nuestro presupuesto simplemente. El más importante pero no el único. Tenemos que gastar en muchas otras cosas y disfrutar de nuestra vida en el camino.

Sembrar con equilibrio implica hacer que nuestras acciones siempre nos acerquen a nuestros sueños, jamás nos alejen.

Invertir es construir

plan de inversionEl ahorro por sí mismo no es suficiente para alcanzar nuestras metas de mayor plazo. Es necesario invertir.

El peor error que comente la gente es olvidar para qué está invirtiendo su dinero. Se enfocan en los resultados de corto plazo, cuando su meta es de largo, por ejemplo.

Entonces, salen a comprar y vender acciones o divisas buscando las ganancias inmediatas. No tengo nada en contra del trading y reconozco que para algunas personas es una metodología útil. Pero para la gran mayoría de nosotros, simplemente no lo es: no tenemos el tiempo para dedicarnos 100% a operar en los mercados.

Mejor enfoquémonos en nuestro objetivo y veamos la fotografía completa. La inversión más segura en todos los sentidos es un portafolio diversificado que tome en cuenta dos elementos fundamentales: el plazo u horizonte de inversión y el riesgo o volatilidad que podemos asumir sin que se nos vaya el sueño.

Debemos aprender que riesgo siempre hay: siempre. Aún en las inversiones más seguras existe un riesgo importante: la pérdida de poder adquisitivo de nuestro dinero, ya que pagan intereses menores a la inflación y hacen que nuestro ahorro, a la larga, valga menos.

En este sentido, el riesgo no es malo en sí mismo, ya que es parte de la vida. Además, va en relación con el plazo. Lo que es malo es no saberlo manejar o controlar.

Proteger y cuidar

seguro de vida; life insuranceLas tormentas también son parte de la vida. Todos sabemos que, eventualmente, estaremos en medio de una. Por eso, un aspecto fundamental para alcanzar lo que de verdad queremos lograr es protegernos para cuando suceda.

Hay dos elementos para hacerlo: el Fondo de Emergencias, para esas cosas pequeñas que debemos poder manejar, y los Seguros, indicados para los riesgos severos que rebasan nuestra capacidad de hacerles frente con medios propios.

Las finanzas personales son personales.

Así como todos tenemos sueños distintos, también tenemos necesidades diferentes.

No existe un traje que le quede a todo el mundo, por lo cual debemos encontrar una solución que esté diseñada para nosotros, no para alguien más…

Fuente: Banca y Negocios.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter



.
.

Cómo detectar fraudes con la ley de Benford

noviembre 22, 2018

La ley de Benford: ¿aprender a defraudar o a detectar fraudes?

.
Cambiar demasiados números en documentos financieros puede resultar arriesgado si uno no conoce ciertas matemáticas. Muy a menudo, los números que aparecen en este tipo de documentos siguen cierta regla matemática, llamada ley de Benford o ley del primer dígito significativo. Si uno se olvida de seguir la regla, entonces los números no pasarán ciertos tests estadísticos y es probable que sean examinados con detenimiento por un hipotético agente fiscal. La ley de Benford afirma que si se toman números aleatoriamente y se calculan las frecuencias de sus primeros dígitos significativos, los números con primer dígito significante 1 representarían el 30%, mientras que los números con primer dígito significante 9 representarían el 4.5%. Esta regla se observa en otros muchos conjuntos de números, como las potencias de 2 o los números de Fibonacci.

¿Por qué?

A día de hoy se tienen explicaciones satisfactorias para este hecho y vamos a compartirlas con el lector.

La ley de Benford tiene que ver con la distribución de los primeros dígitos significativos de los números. El primer dígito significativo de un número positivo es el dígito no nulo que aparece más a la izquierda en su expresión decimal. Por ejemplo, el primer dígito significativo de \pi es 3, el de 2371.5 es 2 y el de 0.00563 es 5. Otra manera de definirlo que será útil en nuestra discusión matemática es escribir un número real positivo x como un número m \in [ 1 , 9 ) multiplicado por una potencia de 10:

\[x = m 10^n ~ , ~~ n \in \mathbb{Z}.\]

Entonces el primer dígito significativo de x es la parte entera de m, que se denota por \lfloor m \rfloor. El número m se llama mantisa de x. Afirmamos que si tomamos una colección de números aleatorios y calculamos la frecuencia B(i) del primer dígito significativo i, entonces B(i) es aproximadamente \log_{10} (1 + \frac{1}{i}). Esta fórmula proporciona la siguiente tabla de frecuencias:

Rendered by QuickLaTeX.com

Tabla 1: Frecuencias en la ley de Benford.

Figura 1: Frecuencias B(i) en la ley de Benford.

Demos ahora una breve reseña histórica. El fenómeno fue descubierto por primera vez por el astrónomo Simon Newcombe (1835-1909), quien se dio cuenta de que las primeras páginas de las tablas logarítmicas (correspondientes a dígitos significativos pequeños) aparecían mucho más desgastadas que las últimas páginas. Su descubrimiento fue olvidado y esta ley fue redescubierta por Frank Benford (1883-1948) hacia 1938. Frank Benford reunió decenas de miles de números de distintos orígenes que seguían su ley. La moderna base de datos de Simon Plouffe, que contiene 215 millones de constantes matemáticas también sigue la ley de Benford.

Muchos conjuntos de números que no son aleatorios también siguen la ley de Benford. Este es el caso de la población o la superficie de los países, la longitud de los ríos, etc. Quizá el lector quiera interrumpir la enumeración y empezar a ser escéptico… ¿En qué unidades se miden estas longitudes y estas áreas? ¿Las longitues vienen dadas en millas o en kilómetros? Esto no importa… Si las longitudes de los ríos en kilómetros siguen la ley de Benford entonces ¡las longitudes en millas también siguen la ley de Benford! Un cambio de unidades se corresponde con un cambio de escala. Veremos que la ley de Benford es invariante frente a cambios de escala. Más aún, es la única ley de probabilidad invariante frente a cambios de escala.

Figura 2: Algunos datos que siguen aproximadamente la ley de Benford: superficies de países en kilómetros cuadrados, áreas de países en millas cuadradas y poblaciones de países.

En la introdución se ha mencionado que los números de Fibonacci también siguen la ley de Benford. En cierto sentido, la ley de Benford es subjetiva, ya que depende de la base 10en la que expresamos los números. En una base b con b \neq 10 los dígitos no nulos son los elementos del conjunto \{ 1; ... ; b-1\} y la ley de Benford en base b dice que la frecuencia del primer dígito significativo i es B_b (i) = \log_b (1+\frac{1}{i}). Pues bien: ¡los números de Fibonacci siguen la ley de Benford en cualquier base b! La ley de Benford es invariante frente a cambios de base.

Ya es tiempo de comenzar a dar explicaciones. Para ello se requiere al lector que recuerde sus cursos de probabilidad. O a lo mejor prefiere experimentar por sí mismo antes de leer matemáticas más serias.

1. Invarianza frente a cambios de escala

Consideremos un cambio de escala simple obtenido multiplicando todos los números por 2. Si consideramos los números con dígito significativo 1, todos ellos pasarán a tener como dígito significativo 2 o 3. Es fácil ver que B(1) = B(2) + B(3). De hecho,

Rendered by QuickLaTeX.com

De manera similar se puede comprobar que B(2) = B(4)+B(5), etc. Pero, ¿cómo arreglárselas al cambiar de kilómetros a millas, es decir, multiplicar números por 1,6? Como se ha dicho anteriomente, la ley de Benford es demasiado restrictiva y necesitamos generalizarla. ¿Qué significa que el primer dígito significativo sea i? Significa que su mantisa m pertenece al intervalo [i, i + 1). Por tanto, la ley de Benford es una distribución de probabilidad parcial sobre la mantisa. La ley de Benford generalizada (que llamaremos ley de Benford haciendo abuso del lenguaje) en la mantisa viene dada por una función de densidad en el intervalo [1, 10). Cuando elegimos un número al azar y calculamos su mantisa, obtenemos una variable aleatoria M que toma valores en [1, 10). Podemos decir que sigue la ley de Benford si la función de densidad viene dada por

\[f(x) = \left\{ \begin{array}{ll}  \frac{1}{x \log 10}, & x \in [1 , 10 ), \\ 0, & \mbox{en otro caso.} \end{array}\right.\]

Si P(a \leqslant M < b) es la probabilidad de que a \leqslant M < b entonces se tiene que tener que

\[P( a \leqslant M < b ) = \int_a^b  f(x) d x.\]

Esto es una generalización de la ley de Benford, ya que

Rendered by QuickLaTeX.com

¿Qué significa que una variable aleatoria X en [1, 10) es invariante frente a cambios de escala? Significa que si c es un número real positivo y tomamos la variable aleatoria Y = cX entonces la mantisa M de la variable aleatoria Y tiene la misma función de densidad que la de X. Esto no es difícil de probar en el caso en que X proviene de la ley de Benford, pero hay que distinguir casos en función del tamaño de c. Lo haremos para uno de los casos y dejaremos el resto al lector. Podemos escribir c = m 10^r, donde m \in [1, 10)es la mantisa de c. Como la mantisa de cX es la misma que la de mX, basta considerar el caso c \in [1, 10). ¿Cuál es la herramienta necesaria para probar esto? Puede que el lector recuerde de sus cursos de probabilidad que la función de distribución (acumulada) es muchas veces más útil que la función de densidad para variables aleatorias continuas. La función de distribución de una variable aleatoria M se define como

\[F(x) = P(M \leqslant x).\]

Si X sigue la ley de Benford entonces su función de distribución viene dada por

(1)\begin{eqnarray*} F(x) = \left\{ \begin{array}{ll}  0, & x < 1, \\ \log_{10} x, & x \in [1 , 10), \\  1, & x \geqslant 10. \end{array}\right. \end{eqnarray*}

Por tanto, debemos probar que si X sigue la ley de Benford y M es la matisa de cX, para c \in [1, 10), entonces la función de distribución de M viene dada por (1).

Para ello necesitamos calcular P(M \leqslant z) para z \in [1, 10]M es la mantisa de cX, que toma valores en [c, 10c). Por tanto M = cX, si cX < 10 y cX / 10 si cX \geqslant 10. El primer caso se da cuando z < c. La única posibilidad de que la mantisa de cX esté en [1, c) es que cX \in [10, 10c].Entonces la mantisa de cX es igual a cX / 10. Por tanto,

Rendered by QuickLaTeX.com

como se buscaba. Los otros casos se resuelven de la misma manera.

El recíproco es más interesante…

2. La ley de Benford es la única ley de probabilidad sobre la mantisa invariante frente a cambios de escala

Esta es una afirmación impresionante. Sin embargo, veremos que la demostración no es mucho más complicada que el argumento anterior. Sea X la variable aleatoria que representa la mantisa y toma valores en [1, 10). Busquemos su función de distribución F(x) bajo la hipótesis de que X es invariante frente a cambios de escala; necesitamos calcular

\[F(x) = P(X \leqslant x) = P(1 \leqslant X \leqslant x).\]

Por tanto, tenemos que F(0) = 0 y F(10) = 1. La mayor dificultad de la demostración radica en interpretar qué significa que X es invariante frente a cambios de escala. Como 1 \leqslant X \leqslant x y c \leqslant cX \leqslant cx son el mismo suceso, se tiene que

(2)\begin{eqnarray*} P(1 \leqslant X \leqslant x) = P(c \leqslant cX \leqslant cx) = F(x). \end{eqnarray*}

Como antes, consideramos el caso c \in [1, 10), por lo que cx < 10 (c depende de x). Así, para c \leqslant cX \leqslant cxcX es igual a su mantisa. Como X es invariante frente a cambios de escala, la mantisa de cX tiene la misma función de distribución que X. Por tanto,

\[P(c \leqslant cX \leqslant cx) = F(cx) - F(c).\]

Combinando con (2) se tiene que F(x) verifica

(3)\begin{eqnarray*} F(x) = F(cx) - F(c),~~~ F(1) = 0,~~ F(10) = 1. \end{eqnarray*}

siempre que c \in [1, 10) no sea demasaido grande. Debemos hallar F en la ecuación funtional (3). Veamos cómo hacer esto. Si c = 1 + \varepsilon, entonces

\[F(x) = F(x(1 + \varepsilon)) - F(1 + \varepsilon),\]

que puede ser expresado como

\[\frac{F(x(1 + \varepsilon)) - F(x)}{x \varepsilon} = \frac{F(1 + \varepsilon) - F(1)}{x \varepsilon},\]

ya que F(1) = 0. Si tomamos el límite cuando \varepsilon \longrightarrow 0, reconocemos en cada lado de la ecuación un cociente cuyo límite es una derivada. En el lado izquierdo es \frac{F(x + x \varepsilon) - F(x)}{x \varepsilon}, cuo límite es F'(x), y en el lado derecho \frac{F(1 + \varepsilon) - F(1)}{\varepsilon}, que tiende a F'(1). Por tanto, se tiene la siguiente ecuación diferencial en variables separables:

\[F'(x) = \frac{F'(1)}{x},\]

cuya solución es F(x) = F'(1) \ln x + C. Como F(1) = 0, tenemos que C = 0, y como F(10) = 1, entonces F'(1) = \frac{1}{\ln 10} . Así, F(x) = \frac{\ln x}{\ln 10} = \log_{10} x y con ello hemos terminado.

3. ¿Por qué números de todo tipo de procedencia siguen la ley de Benford?

Theodore Hill dio una respuesta en 1995. Discutamos brevemente su idea. Por supuesto, no todos los conjuntos de números siguen la ley de Benford. Por ejemplo, si se considera la altura en metros de las personas entonces los únicos dígitos significativos que aparecen son, salvo unos pocos casos, 1 y 2. Si se convierten estas medidas a pies (un pie equivale aproximadamente a 30 cm) entonces la ley de distribución de los dígitos significativos varía. Por tanto, este conjunto no es invariante frente a cambios de escala. Supongamos que tenemos un conjunto de números de diversa procedencia y le cambiamos la escala. En este conjunto existen subconjuntos de números con diferente escala. Como este conjunto es grande y los números tienen diferentes orígenes, lo más probable es que diferentes escalas estén presentes. Multiplicar todos los números del conjunto por una constante positiva induce una permutación de las escalas en el nuevo conjunto. Por tanto, podemos esperar que el conjunto se comporte como si no tuviera ninguna escala en particular, luego seguirá la ley de Benford.

Esta explicación es buena para conjuntos de números provenientes de orígenes diversos, pero no explica por qué las superficies de los países o sus poblaciones o las longitudes de los ríos siguen la ley de Benford. Comentaremos explicaciones recientes (2008) para estos casos dadas por Gauvrit, Delahaye y Fewster. Su razonamiento es válido también para conjuntos grendes de números de toda procedencia.

4. Es probable que los conjuntos de números que abarcan diferentes órdenes de magnitud sigan la ley de Benford

Trabajando en base 10 hemos visto que los números positivos pueden ser escritos como
x = m 10^n, donde m \in [1, 10) y n \in \mathbb{Z}. Podemos considerar n como el orden de magnitud de x. Decimos que hay diferentes órdenes de magnitud en un conjunto si aparecen diferentes valores de n para sus elementos. Notar que esta propiedad es invariante frente a cambios de escala. Para simplificar la explicación, supongamos que los números están en el intervalo [1, 10^6). En este caso, los números con dígito significativo 1 son los pertenecientes al conjunto

\[S_1 = [1, 2) \cup [10,20) \cup [100,200) \cup [1000, 2000) \cup [10^4 , 2 \times 10^4 ) \cup [10^5 , 2 \times 10^5).\]

De manera similar definimos los conjuntos S_i para los otros dígitos. Es mejor trabajar con el logaritmo en base 10 de estos números: y = \log_{10} x; así, y = \log_{10} m + n. Probemos ahora que si una variable aleatoria M en [1, 10) sigue la ley de Benford entonces la variable aleatoria Z = \log_{10} M es uniforme en [0, 1). Para ello, basta ver que la funcion de distribución de Z es la de una variable aleatoria uniforme en [0, 1), es decir,

\[F(z) = \left\{ \begin{array}{ll}  0, & z < 0, \\ z, & z \in [0 , 1), \\  1, & z \geqslant 1. \end{array}\right.\]

De hecho, si z \in [0, 1),

\[P(Z \leqslant z) = P(0 \leqslant \log_{10} M \leqslant z) = P(1 \leqslant M \leqslant 10^z) = \log_{10} 10^z = z.\]

Si X pertenece al conjunto S_1, entonces Y está en T_1 = \log_{10} S_1:

Rendered by QuickLaTeX.com

y de manera similar para los demás dígitos. Supongamos que tomar un número aleatorio de nuestro conjunto es una variable aleatoria X que toma valores en [1, 10^6). Entonces Y = \log_{10} X toma valores en [0 , 6). Notar que la probabilidad de que una variable aleatoria pertenezca a determinado conjunto es igual al área bajo la gráfica de la función de densidad sobre el conjunto.Si la función de densidad f de Y sobre [0 , 6) fuera uniforme, como en la Figura 3 (a), obtendríamos lo que queríamos probar. Sin embargo, en la mayoría de los casos no es así, como en la Figura 3 (b). Por eso es tan importante que el conjunto original de números abarque diferentes órdenes de magnitud. Las diferentes partes correspondientes a un dígito significativo dado i se extienden horizontalmente a lo largo de varios segmentos, cuya suma de longitudes es del orden de \log_{10} (1 + \frac{1}{i}) de la anchura total. Por tanto, incluso si la altura de f(x) no es la misma de un segemento a otro, se puede esperar que la altura media sea del mismo orden de magnitud para diferentes dígitos. Cuando esto sucede, los datos siguen la ley de Benford.

(a) función de densidad f uniforme
(b) función de densidad f no uniforme
Figura 3: Las áreas correspodientes a las frecuencias de los primeros dígitos significativos 1, 2, 3 y 4 para diferentes funciones de densidad de Y. Los valores de las correspondientes áreas están reflejadas en la Figura 4.

(a) función de densidad de f
(b) Áreas bajo la curva para los dígitos significativos de f y para la función uniforme
Figura 4: Las áreas correspondientes a las frecuencias de los primeros dígitos significativos 1, 2, 3 y 4 para la función de densidad de la Figura 3(b). A la derecha se puede ver que estos valores están muy cercanos a los obtenidos mediante la ley de Benford en el caso en que Y tenga una función de densidad uniforme.

5. ¿Cómo comprobar si un conjunto de números sigue la ley de Benford?

Si el lector ha tomado cursos de estadística, probablemente haya estudiado el test de bondad de ajuste chi cuadrado. Este test permite comprobar si ciertos datos siguen cierta distribución de probabilidad. Supongamos que que se quiere hacer este test a un conjunto de n números. Necesitaremos construir una tabla, en la que n_i representa el número de números qdel conjunto que tienen como primer dígito significativo i. Por supuesto, n = n_1 + ... + n_9N_i representa el número de números del conjunto que tendrían primer dígito significativo i si el conjunto siguiera la ley de Benford, es decir, N_i = nB(i).

Rendered by QuickLaTeX.com

Tabla 2: La tabla para el test de bondad de ajuste \chi^2.

Se calcula

\[\chi^2 = \sum \limits_{i=1}^9 {\frac{(n_i - N_i)^2}{N_i}},\]

y se busca en la tabla de la \chi^2 la línea que corresponde a 8 grados de libertad. Si se va a hacer un test con un error del 5%, entonces se acepta que los datos se ajustan a la ley de Benford si \chi^2 < 15.51 y se rechaza en otro caso. Este es un método sencillo, pero si se van a hacer tests con estudiantes es conveniente que se familiaricen con los detalles del test y su significado.

6. Invarianza de la ley de Banford frente a cambios de base

Este caso se modela de manera similar a la invarianza frente a cambios de escala, aunque es un poco más complicado, ya que no podemos limitar el trabajo únicamente a la mantisa. De hecho, si x = m 10^n entonces la parte 10^n también debe se convertida a la nueva base. La mayor dificultad radica en expresar en términos matemáticos qué significa que una variable aleatoria sea independiente frente a cambios de base. Omitimos los detalles de este caso.

7. Conclusión

La ley de Benford es fascinante: desafía la intuición, se puede comprobar por uno mismo y también adaptar para una actividad de aula. Lo que solía ser una mera curiosidad es ahora una herramienta estándar para detectar fraudes. Por supuesto, cada vez más evasores de impuestos saben de ella. Pero hay que prestar atención: el primer dígito significativo no es lo único a tener en cuenta. La ley de Benford generalizada nos permite derivar leyes para el segundo dígito significativo, el tercero, etc. El lector uede tratar de encontrarlas por sí mismo: basta pensar en qué uniones de intervalos debe encontrarse la mantisa de un número para que su segundo (tercer, etc.) dígito significativo sea i.

Fuente: blog.kleinproject.org


Cuatro cosas que no sabes sobre la asombrosa Ley de Benford en Auditoría

Por Nahun Frett.

Durante el desarrollo de la Asignatura de Auditoría Interna en el Programa Internacional de Maestría en Auditoría y Gestión de Control realizado entre la Universidad de Valencia de España y UNAPEC de República Dominicana, un estudiante me solicito que hablara sobre la Ley de Benford. Este se ha convertido en un tema común abordado por los expertos de la profesión, debido a que Departamentos de Auditoría Interna innovadores están usando cada vez más la Ley de Benford en la realización de sus pruebas, la cual parte de un criterio poco convencional. Cómo respondería usted a la siguiente interrogante:

¿Es más probable que un número empiece por 1 o por 9?

En principio parecería lógico pensar que cualquier dígito tiene la misma probabilidad de ser el primero de un número, sin embargo esto no es cierto. La Ley de Benford, también es conocida como la Ley del primer dígito o Ley de los números anómalos, asegura que, en los números que existen en la vida real, la primera cifra que se espera que aparezca con más frecuencia que el resto de los números es el 1. Además, según crece este primer dígito, más improbable es que se encuentre en la primera posición.

A continuación presentamos la distribución establecida por la Ley de Benford:

¿No es asombroso?

En mi opinión esta es una de las leyes más “anti-intuitivas” que conozco, debido a que: ¿No es increíble que haya más de un 30 por ciento de posibilidades de que el dígito con el que empieze una cifra sea el número 1?

Muchos auditores internos excepticos, preguntarían:

¿No parece mucho más razonable que para todos los dígitos la
posibilidad sea de 11.11 por ciento (que se obtiene de hacer 1/9)?

No sólo eso, es algo impresionante la escala descendente en que aparecen el resto de los dígitos; ahora bien existen otros puntos importantes que los auditores internos desconocen sobre esta desconcertante Ley:

Uno – La Ley de Benford no fue creada por Frank Benford

Al percatarse de que las páginas de los primeros dígitos en las tablas de logaritmos estaban más desgastadas que las páginas de los últimos dígitos, el astrónomo y matemático Simon Newcomb descubrió, en 1881, que los dígitos iniciales significativos de los números (i.e. excluyendo el cero) no se distribuían de manera uniforme. Dado que estas tablas eran utilizadas por científicos de diferentes disciplinas, Newcomb conjeturó que este fenómeno debía estar presente en bases de datos provenientes de distintos ámbitos de la vida.

Pero fue en 1938, cuando el físico Frank Benford redescubrió el fenómeno en 20 muestras de diferentes fuentes, que se aportó evidencia rigurosa sobre la presencia recurrente de la distribución logarítmica de los dígitos. Entre las bases de datos que mostraban esta frecuencia relativa se encontraban las siguientes: cuentas de electricidad, área de los ríos, peso atómico de los elementos químicos, números de los inmuebles en las calles, número de habitantes en las poblaciones, estadísticas de la liga americana de béisbol, número de defunciones en desastres, etc.

Nota al margen: Este sin lugar a dudas, es un fantástico cumplimiento de la Ley de Stigler, también conocida como la Ley Eponimia de Stigler, la cual es un axioma formulado por Stephen Stigler en 1980, el cual establece que “Ningún descubrimiento científico recibe el nombre de quien lo descubrió en primer lugar”, puede considerarse una manifestación inversa del llamado «Efecto Mateo», con el que la Ley de Stigler está emparentada.

Dos – La Ley de Benford tiene limitaciones

Esta Ley no se aplica a fenómenos que son aleatorios, no se puede usar en la lotería, ni ningún juego de azar cumple Benford. Lamentablemente, no nos sirve para hacernos ricos, debido a que no podría ser útil para predecir los números de la lotería, el resultado de la lotería es totalmente aleatorio, de forma que cada número tiene la misma probabilidad de aparecer.

Lo que necesita es que no sean números al azar. La Ley de Benford se aplica para conjuntos grandes de números que no sean aleatorios. Se usa esta ley cuando uno trabaja con conjuntos de muchos números, que obedezcan a la recolección de datos que provengan de la naturaleza (incluyendo factores sociales). Donde sí la puedes usar:

  • Facturas por servicio de energía eléctrica de una empresa distribuidora de electricidad.
  • Facturas de una compañía telefónica.
  • Pagos por reclamaciones de una compañía de seguros.
  • Facturación diaria por clientes en un hipermercado o una gran tienda por departamentos.

Tres – Su primer uso práctico fue para detectar fraudes fiscales

El profesor de contabilidad y matemático Mark Nigrini en la década del noventa, empleó la Ley de Benford para encontrar fraudes en declaraciones impositivas, basado en el principio de que las desviaciones que presenten los dígitos iniciales en una población de datos, con respecto a un patrón logarítmico esperado, podría sugerir la existencia de irregularidades.

La idea es simple pero poderosa, si a partir del conjunto de datos contables, registrados en los asientos de entradas y salidas, las primeras cifras significativas siguen la Ley de Benford, la declaración no ha sido, probablemente, manipulada. De forma general, se considera que quien maquilla datos de una contabilidad u otro tipo de fraude con datos socioeconómicos tiende a distribuir por inadvertencia los dígitos significativos de forma relativamente uniforme.

La Ley de Benford no brinda una respuesta final con respecto a si han ocurrido irregularidades, pero es útil para guiar al auditor a investigar más las discrepancias.
Lo que hace que la Ley de Benford sea particularmente útil para este tipo de evaluación es que permite realizar análisis sistemáticos y profundos, en forma simultánea, de un gran número de transacciones.

Cuatro – No necesitas adquirir un programa sofisticado de análisis de datos para aplicarla

Solo necesitas tener la información que se va a estudiar en un archivo plano, el cual puedes exportar a una hoja electrónica y luego aplicar la fórmula de la Ley de Benford.
Veamos un ejemplo. En el siguiente link puedes descargar la tabla de la población de todos los municipios españoles en 2006 (obtenida de la página del Instituto Nacional de Estadística):

Haz click aquí para descargar el archivo de Excel.

Usando la función de Excel EXTRAE se aísla el primer dígito del dato de la población en cada municipio. Aplicando las herramientas de análisis de Excel podemos calcular la frecuencia de aparición de cada valor, y vemos en esta población el fiel cumplimiento de la Ley de Benford.

Información importante: La tabla y el cálculo fue tomado del sitio web de la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid.

 Nahun Frett

Es un reconocido conferencista especializado en temas sobre auditoría interna, gestión de riesgo, gobierno corporativo, cambio organizacional, liderazgo y auto-evaluación de control. Motivador nato de equipos multidisciplinarios de auditoría interna, ampliamente solicitado para dictar conferencias y proveer capacitación en cursos, talleres y seminarios. Colaborador de Auditool

Santo Domingo, República Dominicana

Fuente: auditool.org


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


.

.

La Teoría del ciclo, el Value investing y la Escuela Austríaca

noviembre 21, 2018

Escuela Austríaca, teoría del ciclo y value investing

Por Mauricio Ríos García.

Untitled

.

El vínculo entre la Escuela Austríaca de Economía y el Value Investing, o el método de inversión en valor, que les ha permitido a inversores como Peter Lynch lograr rentabilidades anuales promedio de hasta el 29% durante 13 años continuos, o como Warren Buffett, que ha alcanzado rentabilidades anuales promedio del 21% desde 1965 hasta hoy, no es antojadizo. Se ha ido haciendo cada vez más popular con, por ejemplo, la explicación que los austriacos tienen sobre las causas de la Gran Recesión de 2008, la peor crisis económica internacional desde la Gran Depresión, o el hecho de que Buffett haya llegado a ser el hombre más rico del mundo justamente en esa misma época tan adversa.

Esta escuela de pensamiento económico tan poco convencional y la metodología de inversión en valor son complementarias porque la primera se dedica al análisis de fenómenos económicos, al análisis de los procesos y las instituciones que permiten a los individuos convivir en sociedad, mientras la segunda se dedica al análisis del resultado práctico de la manera en que los individuos actúan e interactúan en busca de mutuo beneficio en ese contexto, es decir, de las empresas que se han constituido y se desempeñan en esos entornos mencionados.

No son pocos los autores que han tratado de explicar dicho vínculo,[1] pero los aportes de ambas disciplinas son tan extensas y profundas, que una nueva manera de explicarlo no puede dejar de constituir un aporte igualmente válido.

De los métodos más adecuados y sus aportes más importantes

Entre otros aspectos, algunos de los primeros vínculos entre austriacos y value investors es que ambos asumen el hecho de que el futuro no es predecible y que, por tanto, la incertidumbre que de él deriva es mejor asumida con métodos de análisis cualitativos y de largo plazo, antes que cuantitativos y de corto plazo; identifican ciertos patrones de conducta pautada en los individuos y las empresas que conducen y en las que se desempeñan; saben diferenciar el precio de mercado de las acciones de una empresa y el valor de la misma; e invierten únicamente a largo plazo, dado que las circunstancias que determinan la generación de valor de mercado en una empresa no cambian de la noche a la mañana, ya sea porque el precio de las acciones de la empresa se ha disparado o se ha desplomado.

Por ejemplo, uno de los aciertos y aportes científicos más importantes de la Escuela Austríaca de Economía es el análisis de los fenómenos sociales con la metodología adecuada, es decir, sin caer en los vicios del utilitarismo extremo de la metodología de las ciencias naturales, aquellos a los que F.A. Hayek, uno de los máximos exponentes de esta tradición de pensamiento, calificó como “cientismo”;[2]los fenómenos sociales son, pues, comparativamente hablando, mucho más complejos que los naturales. La Escuela Austriaca ha señalado que, como diría Ludwig von Mises, probablemente el mayor exponente de la mencionada Escuela, que, contrariamente a lo que de manera común se presupone, “la teoría económica no trata sobre cosas y objetos materiales; trata sobre los hombres, sus apreciaciones y, consecuentemente, las acciones humanas que de aquellas derivan. Los bienes, mercancías, la riqueza y todas las demás nociones de la conducta, no son elementos de la naturaleza, sino elementos de la mente y de la conducta humana.”[3]

En este sentido, en su libre y permanente actuar e interactuar, los hombres han dado lugar a la existencia de una serie de instituciones como el lenguaje, el derecho o la familia, que permiten la convivencia en sociedad, pero que no han sido creadas de manera deliberada, sino que han surgido de manera espontánea y evolutiva a lo largo de períodos muy dilatados de tiempo, que son de origen consuetudinario. Por tanto, es comprensible, claro, que toda vez que, por cualquier motivo, se pretende bloquear el funcionamiento natural de estas instituciones, por complejas e imperfectas que sean, o se impide a los individuos actuar e interactuar libre y voluntariamente, se deteriora o lesiona la función dinámica y espontánea de la sociedad.

Pero este comportamiento pautado de los individuos es mucho mejor entendido, a los efectos de este artículo, cuando se lo interpreta desde una perspectiva empresarial. Cuando decimos que cada individuo que actúa lo hace para modificar el presente y conseguir sus objetivos en el futuro, se infiere que esto tiene un componente eminentemente especulativo y empresarial, en el sentido de que está alerta sobre su entorno, se da cuenta antes que nadie sobre una oportunidad para solucionar problemas de personas que ni siquiera conoce a cambio de un legítimo beneficio, y que hasta entonces había pasado desapercibida. Por esto, toda vez que se impide el libre ejercicio de la función empresarial, se diluye la posibilidad de solucionar problemas en la economía de la manera más eficiente posible, y, por tanto, de incrementar la capacidad de generación de riqueza de la sociedad.

La Teoría Austriaca de los Ciclos Económicos

De la misma forma, uno de los desarrollos teóricos más sólidos e importantes que la Escuela Austriaca ha desarrollado a lo largo de su extensa historia de pensamiento, es la Teoría Austríaca de los Ciclos Económicos. Entre otros aspectos esta teoría permite identificar en la manipulación deliberada de una institución de origen espontaneo y evolutivo tan importante como la moneda, la causa detrás de los períodos recurrentes de auge y recesión al menos desde la era de la Revolución Industrial.

De manera más precisa, cuando las tasas de interés crediticio son fijadas arbitrariamente por debajo de los niveles a los que el mercado las establecería en condiciones de libre competencia, se les dice a los empresarios que la cantidad de ahorro previo disponible para la inversión es mayor a la que realmente existe, y que, por tanto, pueden aventurarse a realizar una serie de proyectos de inversión que de otra manera no serían posibles, y que el riesgo y la incertidumbre respecto de la rentabilidad futura de esos proyectos son asumibles. Sin embargo, a pesar de que en el inicio de ese proceso las cifras de crecimiento pueden ser exorbitantes, más temprano que tarde el mercado termina detectando el hecho de que la gran mayoría de estos proyectos no pueden terminarse y que inevitablemente deben ser corregidos y liquidados en forma de recesión económica.

Value investing: ¿plazos mayores al período del ciclo económico?

El conocimiento sobre la causa de las crisis económicas generalizadas no suele ser considerado como determinante para la toma de decisiones de inversión, ni siquiera para los inversores en valor, e indistintamente de si se trata de estrategias de corto plazo o largo plazo. Esto es así porque, por lo general, se piensa que las crisis económicas suceden por un simple devenir de la naturaleza, que pueden suceder prácticamente en cualquier momento, o, peor aún, que el siquiera ponerse a pensar a qué se han debido exactamente suele ser una pérdida de tiempo para evitar que la economía se siga hundiendo, como afirma la gran generalidad de economistas convencionales.

No obstante, aunque ese conocimiento austriaco general sobre el origen de las crisis económicas valide y además refuercen la inversión en valor, tampoco quiere decir que haya quienes sí sean capaces de hacer predicciones en términos de tiempo, espacio y materia, es decir, de afirmar cómo, cuándo, dónde y qué forma exacta tendría una eventual crisis económica generalizada. A lo mucho que un economista o un inversor puede aspirar con una metodología de investigación y análisis adecuada es a hacer predicciones en términos de causa y efecto, que ya es bastante.

Por muy simplista que esto parezca inicialmente, termina siendo mucho más útil, comparativamente hablando, que cualquier otra metodología enfocada únicamente en la cuantificación del riesgo, que además está sesgada justamente por aquel error previamente mencionado de presuponer que las distorsiones del mercado y eventuales crisis económicas tienen causa en un simple devenir de la naturaleza, como la ya clásica Efficient Market Hypothesis de Eugene Fama, el modelo CAPM de Robert Shiller que tradicionalmente se utiliza en Wall Street, incluso la teoría tradicional de Markowitz, por más ajustada que sea, o la Sharpe ratio, por muy bien calculada que esté; miden lo medible y no lo que realmente importa, que es el poder bregar con la incertidumbre inerradicable respecto de lo que depara el futuro.

La idea de invertir a largo plazo no tiene que ver únicamente con, como apuntamos, el hecho de que las circunstancias que determinan la capacidad de generar valor de mercado en una empresa no cambian de la noche a la mañana, sino con que, además, el empresario e inversor debe saber identificar el período de auge artificial, y además ser capaz de abstenerse y no ceder a la tentación de la expansión crediticia o el crédito artificialmente barato, o debe, al menos, ser lo suficientemente perspicaz para abandonar determinada posición de desventaja inmediatamente anterior al inicio de la crisis.

De esta manera se podría decir que la metodología value puede ser considerada como la manera en que un empresario inversor asume los desafíos del entorno económico, tanto durante la etapa de auge ficticio como durante la etapa de liquidación y ajuste en el ciclo económico. Como dice esta frase de Warren Buffett, “be fearful when others are greedy, and be greedy when others are fearful.”[4]

 Malinvestment y mala asignación de recursos

Lo que hace la metodología de la inversión en valor o el Value Investing, con principios muy semejantes a los de la Escuela Austriaca, e imbuida de aspectos muchos más cualitativos para bregar con la incertidumbre en términos empresariales, que cuantitativos para hacerlo casi exclusivamente respecto del riesgo, es identificar también la distorsión que una cantidad artificial excesiva de dinero genera en el mercado, particularmente entre el precio y el valor de los activos.

Cuando una crisis económica generalizada se inicia, el diagnóstico es casi siempre el de la falta de demanda agregada en la economía. Sin embargo, sabiendo que el crecimiento sano y sostenido de cualquier economía está determinado por el ahorro correctamente capitalizado por el mercado en forma de inversión, y no por el consumo, gasto y sobreendeudamiento, se infiere que la demanda de un individuo está directamente limitada por su capacidad para producir bienes, porque cuantos más bienes puede producir un individuo, más bienes puede recién demandar y adquirir al intercambiarlos. Es por esto que la caída sostenida de la capacidad de producir y generar riqueza de un país está directamente relacionada con la caída de su demanda, aunque la Ciencia Económica predominante lo entienda y explique exactamente al revés.

Cuando en una economía se genera inflación de manera deliberada y típicamente a través de la creación de crédito artificialmente barato y la expansión de la base monetaria para estimular la demanda, se distorsionan los precios relativos de los bienes y servicios, alejándolos, ya sea al alza o la baja, de su valor real efectivo de mercado. A este fenómeno los austriacos le llaman malinvestment o mala asignación de recursos, un fenómeno económico eminentemente cualitativo que observa cómo los recursos en determinado sector económico sobreabundan, y cómo en otro son artificialmente escasos al mismo tiempo.

Una empresa que es capaz de mantenerse en el mercado a largo plazo no sólo significa que es capaz de generar valor satisfaciendo una demanda natural y no estimulada, sino que, además, es capaz de atravesar y superar crisis económicas generalizadas, absteniéndose de cometer los mismos errores cualitativos de inversión que la gran generalidad de empresarios ha cometido sobre endeudándose y adquiriendo una serie de activos durante la etapa de la euforia y el auge artificial aparentemente útiles para el negocio, pero que luego inevitablemente deben liquidar. Es cierto, ir a contracorriente del pensamiento común dominante es doloroso incluso físicamente, pero hay que pensar en frío y tener los pies sobre la tierra para no caer en la tentación del dinero fácil.

Es por esto que inversores como Jim Rogers afirman que “if there’s a huge drop, it’s probably a good time to buy. In terms of panic buying or crisis situations, that’s normally the way to play”; o como Sir John Templeton, sosteniendo que “the time of maximum pessimism is the best time to buy, and the time of maximum optimism is the best time to sell.” Ahora bien, ya dependerá de cada inversor si decide tomar posiciones de inversión en condiciones más extremas y con enfoques más agresivos, con la idea de esperar el peor momento económico posible para quedarse con el último centavo que quede en el mercado, como Baron Rothschild cuando dice “the time to buy is when there’s blood in the streets, even if that blood is your own.”

Burbujas de activos, valor subjetivo y utilidad marginal decreciente

Así como sostiene Philip Fisher, “the stock market is filled with individuals who know the price of everything, but the value of nothing.” Para asumir la etapa del ciclo económico en que se depuran errores cometidos durante la etapa del auge insostenible, y se debe enfrentar la liquidación de una serie de activos que no eran necesariamente indispensables, es como si se estuviera preparando para empezar todo nuevo, y en este mismo sentido también es necesario volver a las raíces también de la teoría.

La Teoría Subjetiva del Valor de Carl Menger sostiene que el valor de un bien no está determinado por ninguna propiedad inherente, ni por la cantidad de trabajo requerido para producirlo, sino por la importancia que un individuo le otorga para lograr sus fines. Más aún, en términos más ajustados de inversión, esos fines tienen una limitante sustancialmente económica. También de acuerdo con Menger, la liquidez se explica por la capacidad que tiene una mercancía o un activo de no perder valor conforme se incrementa su cantidad vendida, o todo activo será relativamente más valioso y líquido dónde y cuándo sea escaso que dónde y cuándo sea abundante.

Esto quiere decir que si durante el auge insostenible la gran generalidad del público ha adquirido una cantidad innecesaria de activos de muy mala calidad o con muy poca capacidad de retener valor conforme pasa el tiempo, y de los que en una nueva etapa de ajuste serán muy difíciles de desecharse o de liquidar a precios aún inflados o de burbuja, entonces cuanto más tarde un empresario inversor en limpiar su balance liquidando malos activos, menores oportunidades encontrará para sostener la solvencia de la empresa misma.

Es importante, sin embargo, tener cuidado al momento de hacer valoraciones. Aquella frase atribuida a Henry Ford, que dice que “una empresa que sólo genera dinero es un negocio pobre,” es muy pertinente en este punto, pues no todo activo cuya cotización haya experimentado un comportamiento histórico al alza de manera extraordinaria es sujeto de una burbuja especulativa necesariamente, así como no todo activo relativamente barato es sujeto de compra.

Asimismo, también es muy importante saber si uno ha sido víctima de la inducción al malinvestmentcomo empresario. Por ejemplo, una grúa, un departamento de una o cuatro habitaciones, un centro comercial o una red de tiendas propia, suelen estar caracterizados por contar con una utilidad muy específica o por ser muy indivisibles y específicos, más aún si la actividad o sector económico al que pertenecen fue particularmente solventada con subsidios o políticas de crédito fácil orientadas al estímulo de la demanda, sin responder necesariamente a una demanda real efectiva de mercado. Así como el mismo Buffett sostiene, “only when the tide goes out you know who’s been swimming naked.”

Timing y volatilidad

Entonces llegamos al punto de preguntarse, con todo este conocimiento articulado entre Escuela Austriaca y Value Investing, cuál es el momento más adecuado para entrar en el mercado, o cuando típicamente surge la coloquial pregunta del millón: “entonces, ¿cómo y cuándo puedo forrarme?”

Las crisis económicas suelen empezar primero en el sector bancario financiero, donde el riesgo, la volatilidad y las decisiones apresuradas terminan consolidando el problema generalizado de cometer errores de juicio de inversión. Sin embargo, invertir a largo plazo no sólo que es menos difícil que hacerlo a corto plazo y guiado por las emociones, sino que al evitar toda decisión impulsiva que provoque que los inversores en general abandonen el mercado ante caídas violentas o ante un incremento de la volatilidad inmediata, vendiendo participaciones por su precio o por lo que cotizan, y no por lo que realmente valen, permite identificar este, precisamente, como el momento ideal en que los inversores de largo plazo las compren si ven que generan valor de mercado de largo plazo, y no si existen simplemente como fruto de un estímulo antojadizo y pasajero de la demanda.

Finalmente, sólo así se entiende que esto no se trata ser optimistas o pesimistas respecto del futuro. Con una actitud y mentalidad correcta para asumir los desafíos de una crisis generalizada se puede perder poco, pero con el conocimiento adecuado y la suficiente perspicacia empresarial e inversora para identificar oportunidades extraordinarias de beneficio en el mercado realmente se puede lograr tanto como los mejores inversores de todos los tiempos. Identificar el problema a tiempo y corregir antes que nadie es impagable.

escuela austríaca

[1] Ver Álvaro Guzmán de Lázaro, Value Investing y Escuela Austriaca de Economía, Rankia, 22/08/2009; Fernando Bernad, Bestinver, Value Investing y Escuela Austriaca de Economía, Bestinver Asset Management, Valencia, 27/11/2010; Juan Ramón Rallo, La Escuela Austriaca y el Value Investing: una hoja de ruta, Instituto Juan de Mariana, 17/11/2010; Diego E. Quijano Durán, Vínculos entre la Escuela Austriaca de Economía y el Método de la Inversión en Valor, Procesos de Mercado, Vol IX, N°1, 2012; Francisco García Paramés, La Escuela Austriaca de Economía: un marco conceptual sólido de base, Value School, 02/02/2018. Ver también Mauricio Ríos García, Literatura austríaca para el inversor, riosmauricio.com, 28/12/2016.

[2] Ver F.A. von Hayek, The Pretence of Knowledge, Lecture to the memory of Alfred Nobel, 11/12/1974.

[3] Ludwig von Mises, La Acción Humana, pp.111-112, Unión Editorial, 2010.

[4] Berkshire Hathaway 2004 Annual Shareholder Letter.

Escuela Austríaca, Teoría del Ciclo y Value Investing: Presentación en el VII Congreso Internacional «La Escuela Austríaca de Economía en el Siglo XXI»

@riosmauricio

https://riosmauricio.com

Fuente: independent.typepad.com, 21/11/18.


Vincúlese a nuestras Redes Sociales:

Google+      LinkedIn      YouTube      Facebook      Twitter


invertir no es un juego de azar

.

.

Página siguiente »